"Se pueden arreglar campeonatos enteros, como el de Boca de Ischia." Javier Ruiz árbitro "Ehhehh, eh yo pienso de que ehhehh eeeehh (?)." DAP "No estén cagados." Daniel Passarella

sábado, 31 de octubre de 2009

¿Las entradas donde están?

Inadaptados exigiendo su derecho

La policía impide el paso de los socios al club


Recomiendo leer el posteo de Política en River sobre los preparativos para darle color al Monumental en el ultimo superclásico, tarea organizada por la Subcomisión del Hincha mediante el apoyo de cientos de hinchas anónimos.

Estos hinchas invierten tiempo y trabajo de manera totalmente desinteresada por River y no solo para un partido al año, el Sábado vi como un grupo se pasó casi toda la tarde pintando el paredón de la calle Sáenz Valiente o todos los que se ofrecieron a pintar el estadio y podemos encontrar varios ejemplos más.

En contraposición a lo escrito arriba me generó mucha bronca la actitud de muchísimos socios que abusaron del derecho de canjear sus entradas (y de los familiares) con la idea instalada que cada socio tiene el derecho a una entrada y con ella hace lo que le plazca. No estoy para nada de acuerdo con esta afirmación, estoy convencido que quien tiene derecho a su entrada es aquel socio que quiera concurrir al partido.

Si la primera afirmación fuese valida, el carnet sería transferible y si yo no quisiese ir al próximo partido contra Lanús le “alquilo” mi carnet al mejor postor y también podría hacer lo mismo con el carnet de pileta y venderle el día a un sueco acalorado por el verano porteño (quedaría en su ética si se hace la revisión médica o no). Estos ejemplos demuestran la falacia de los que revendieron su entrada al dicho de “yo con mi entrada hago lo que quiero”. Agregando un hecho que no es menor, muchos lograron canjear las entradas de todos sus familiares (conozco casos de hasta 8 entradas) para revender mientras tanto muchísimos socios se quedaron sin la suya. La culpa de esto claramente es de la dirigencia pero por lo menos la actitud de estos socios es un acto de completa falta de solidaridad.

Durante la semana escuché a uno que canjeó sus entradas, las puso a la reventa pero él entraba a la cancha porque al estar cercano a algún candidato “chapeo en la puerta” y entro sí o sí, otro que deja su 4x4 en el estacionamiento que terminó arrastrándose para vender la entrada de sus hijitos a $100, otro que no pudo vender su platea Belgrano e iría el domingo a Udaondo a intentar venderla y si no quedaba otra entraba a la cancha.

Como muestra de la cantidad de socios que tuvieron esta actitud había que ingresar a Mercado Libre y ver la cantidad de páginas que aparecían cuando se buscaban entradas para el superclásico. Existen casos de socios que les vendieron entradas a otros socios que no llegaron a canjearlas (¿con qué cara?) y otros que directamente al tomar un poco de conciencia les dieron de sus entradas a socios que no habían conseguido. Inicialmente todos se creyeron que aparecería un turista medio alelado que le dejaría 200 euros por entrada y nunca contemplaron que competían con el aparato oficial.

La solución para este tema es simple, debería existir un doble control y exigir tanto la entrada de canje como el carnet, pero obviamente jamás van a instrumentar una medida que perjudique sus negociados. Por eso no tengo fe de que esto cambie en el futuro cercano, ya me veo dentro de un año a las 2 a.m. esperando en una cola por un derecho obtenido con solo tener la cuota social al día.

Por: Negro Enrique

viernes, 30 de octubre de 2009

Mauro +10

¡Gracias por la magia Mauro!

Ganamos de visitante luego de 17 fechas (aquella vez en Rosario con goles de Galmarini y Fabbiani) con momentos de buen fútbol en el cajón de la Paternal donde núnca habíamos ganado. Pero lo más increíble fue la entrada de Mauro Rosales coronada con el gol del triunfo (4to en River en casi 80 partidos).

Luego del partido y más tranquilo por su notable actuación Mauro formuló las siguientes declaraciones: "¡qué la chupen, que la sigan chupando!".

Por: Negro Enrique

PD: notable la cantidad de gente de River y el aliento durante los 90 minutos

jueves, 29 de octubre de 2009

El amor después del amor

y ahora... que elijo?

Como suele pasar en la vida, después de un gran movimiento acostumbra venir la tranquilidad. Pasó un superclásico que nos tenía a todos muy preocupados. Había que ser inconsciente o un negado de la realidad para no sentir temor a una goleada. No son muchos los superclásicos en los que uno se siente impotente de antemano (recuerdo el de Merlo contra Basile en el que sentí algo similar), ni siquiera partidos que se jugaron con juveniles dieron ese temor. Después de la exaltación y la adrenalina de un gran momento viene el bajón y el replanteo. Relajación y meditación.

Hace meses que los hinchas de River estamos esperando. Esperábamos encontrar un equipo, esperábamos jugar contra los bosteros, esperábamos ganar, esperábamos jugar bien, esperamos encontrar un delantero que meta la pelota en el arco y se convierta en un buen número 9, esperamos encontrar un defensor que nos de seguridad y que no lamentemos cada ataque rival, esperamos sumar puntos, esperamos que no se nos cruce por la cabeza pensar en los promedios, esperamos que se vaya la maldición de River y esperamos que no vuelva nunca más, básicamente estamos en la dulce espera.

Unos partidos antes de la excitación del superclásico, empezó a extrañarme algo que no había pasado ni siquiera en los últimos años. Fuimos a Sarandí (no es una cancha que le guste a la mayoría de los hinchas podría ser la excusa) y se conseguían entradas, lo mismo pasó en Parque Patricios (fue día de la madre y previa a la bosta) y ahora nos encontramos con la misma situación frente a Argentinos Juniors (a media semana y tarde). ¿Está pasando algo o son simples coincidencias?

Hemos pasado por muchísimos duros momentos en estos tétricos 8 años de gestión de Aguilar, Israel y compañía pero siempre se puso el pecho y la espalda para apoyar a River. ¿Qué está pasando? Creo que en esta última semana hemos podido entender algo muy duro para quienes amamos a nuestro club y al mismo tiempo no cerramos los ojos y pensamos. Para muchos es un golpe duro, es como perder la última luz de esperanza. Se venía perfilando hace unas semanas pero en estos días tuvimos varias firmas juntas para confirmarlo. La lamentable discusión Avila con Caselli padre, la denuncia de los seguidores de Avila, el aberrante canje de entradas para el superclásico, la implicancia de la unión D’onofrio con Avila, Quintás y compañía, las denuncias y conformación del grupo de Pasarella. Todo, nos hace llegar a las mismas conclusiones. Los candidatos son lamentables (hace rato que no sobresale alguien elogiable), el oficialismo estuvo buscando durante meses acoplarse al candidato que mejor posicionado quedara y busca permanecer en el poder, habiendo tan poco candidato diferente, se buscará usar la misma táctica que en la elección anterior (armar dos listas que sumen la mayor cantidad de votos y así tener un poder hegemónico), la oposición genuina no encuentra la forma de hacer frente a un aparato que reparte y despilfarra favores y plata por todos lados.

La desesperanza es uno de los sentimientos más negativos y eso sentimos hoy. No es solo el fútbol. El fútbol se puede arreglar haciendo las cosas medianamente bien, el dinero y recursos tendrán que ser bien utilizados y se puede salir del pozo y llegar arriba (la cima del fútbol argentino está muy bajo), pero lo que será imposible es que un dirigente inescrupuloso acompañado por delincuentes pueda hacer las cosas bien y hacer lo que el club necesita. River perdió credibilidad y respeto de sus contrincantes, esto no se gana solo sumando puntos en fútbol, se logra demostrando que se es el mejor. Quien discutía que River era el más grande? De la boca para afuera se puede hablar pero todos reconocían la grandeza de River. Hoy todos reconocen al chanta que nos dirige y no somos creíbles (como ejemplo valen las palabras de Fabbri, Garcé y tantos otros que se escucharon en estos meses). No es fácil, faltan menos de 40 días y debemos tomar aire para votar lo mejor posible y estar preparados para no volver a ser estafados por los buitres que sobrevuelan los lugares que tienen mal olor. River debe recuperarse y solo lo logrará de la mano de sus hinchas. Los hinchas que no cierren los ojos a la realidad sino que la enfrenten y mantengan los principios que nos hicieron grandes.

Ahora nos toca madurar.


Por Charro.

martes, 27 de octubre de 2009

El sinvergüenza de Aguilar



Actualizamos este posteo con el audio original de las palabras de Alejandro Fabbri sobre la protección del grupo Clorín hacia José María Aguilar.

lunes, 26 de octubre de 2009

Pasó el superclásico y nos dejó sabor a poco

El Muñeco y su 2do golazo a Boca de tiro libre en el año

Antes del partido muchos firmábamos el 0 a 0 y sin embargo no nos gustó el 1 a 1. Nadie quería mencionar el verdadero miedo, sólo saber que Boca no era un gran equipo nos permitía mantener alguna esperanza.

La realidad del domingo fue que vimos un muy buen primer tiempo, con un River que por momentos encontró el juego perdido. Astrada logró darle una identidad a este equipo, saben a que juegan y saben lo que buscan. Astrada se encontró con un equipo con ciertas características y logró amoldarse y hacer que jueguen. Se logró armar una defensa un poco más concentrada y un equipo bastante más compacto. Seguimos dependiendo de algunos jugadores que no pueden aguantar un partido. Para Gallardo es mucho jugar 90 minutos, a Ortega y Almeyda les cuesta pero ponen el alma para terminar enteros y a Buonanotte se lo obliga a jugar en un espacio que tiene muchísimo roce y movimiento por lo cual tampoco logra estar entero todo el partido. Así y todo, por lo menos, la visión a futuro no parece tan negro sino de no descuidarse y de buscar urgente sumar puntos.

Como siempre hay que emocionarse con la fiesta de las tribunas. La gente llegó con la única intención de alentar y sacarnos la mufa de los últimos tiempos. Podrán decirnos que somos amargos pero es la estupidez de quien no va a la cancha o de quien se ve superado constantemente, nadie hace tantas cosas como hace River. Ayer, los papeles, banderas, camisetas… increíble, nadie falló.

Tan buenas fueron las cosas buenas como lógicas las malas. Acercarse al Monumental significaba ver infinidad de grupos de gente extranjera. El Monumental estaba “sobrecargado”, la sobreventa o permiso de ingreso sin entrada fue enorme, suponemos que se debió al vergonzoso canje de entradas. No hubo pasillo o boca de acceso que no estuviera totalmente desbordada.

Ya hablamos de la cantidad de extranjeros que consiguieron entradas (incluidos grandes grupos organizados por agencias, como los grupos que debieron salir desde un hostel por su cuenta), sin embargo creo que fue más bochornoso ver la tribuna visitante. Los bosteros prácticamente no permiten que vayan hinchas de River al chiquero, en esa tribuna había por lo menos 8 mil personas y supongo que me quedo corto. Una animalada permitida por una dirigencia que todo le chupa uno y la mitad del otro. Haber cerrado el club es otra muestra de ese desinterés por el socio y de su ruptura en la relación. Nos cagan con el canje y encima impiden que nos reunamos en nuestro club para comer y hacer la previa en familia riverplatense. Otra locura. Algún día pagarán.

Un día muy importante que no dejó de lado la lucha política interna y se vieron colas por una camiseta de Hugo Santilli, peleas en las tribunas y gente que se creía dueña de algún espacio de la platea porque ahí es donde siempre se ubicaron sin importarles que era un partido diferente. Esto también es River hoy. El mundo del revés.

Por: Charro

domingo, 25 de octubre de 2009

Nueva disciplina en River, Paracaidismo

un poquito más a la derecha y caigo bien parado en esta mierda...

Estamos en una semana sorprendente. Pensábamos hablar toda la semana del partido del domingo y terminamos hablando de otras cosas.

Empezamos hablando de uno de los hechos más aberrantes cometidos por esta dirigencia contra el socio (ya no es poco afirmar algo así), las razones por las que faltan entradas para el superclásico es denigrante y ahora sumamos que nuevamente el club estará cerrado (suponemos que es por orden de la dirigencia temerosa de encontrarse con los socios); seguimos con las sorpresas en estos días cuando escuchamos la pelea entre Avila y Caselli padre. Una pelea muy similar a las peleas de vedettes de las tardes porteñas en los programas de chimentos que a la confrontación política y de ideas. El toque final, sorprendente e inaudito, llegó ayer cuando la agrupación política de Avila, los seguidores que armaron su postulación decidieron atacarlo con la artillería más gruesa argumentando una traición.

Desde este blog venimos peleando contra la idea del personaje que por el solo hecho de tener plata mágicamente soluciona todo por amor a River, dejando su dinero y su habilidad para hacer dinero. La realidad siempre nos habló de paracaidistas que en ningún momento parecieron filántropos sino soberbios y caprichosos lobbistas que no aceptan un no.

El caso de Avila, quien supuestamente medía muy bien en las encuestas es muy paradigmático. Es un candidato que no conoce el club, todos lo cargaban porque preguntaba desde, donde estaban los baños, hasta para que servían ciertos espacios verdes. Sus detractores supieron usar la palabra paracaidista para señalarlo y sus seguidores no escuchaban ni veían, se contentaban con enaltecer y mantener arriba a una “figura” pública y exitosa no contaminada por la política de River. El problema es que la política del club no difiere de la política nacional y la figura pública no es tan exitosa como parecía.

Es una pena que por distintos motivos políticos y de oportunidad no se pudieron hacer los posteos sobre Clorín donde se podía ver el accionar de este “empresario” que no es más que un lobbista con el contacto justo en el momento correcto y los valores morales necesarios para accionar. Lamentablemente la ceguera o la ambición política de algunos llevó a este personaje a posicionarse entre los candidatos a presidente. Un candidato fuera de lugar desde la lógica pero ubicado allí por la desesperación que vive la actualidad millonaria. Su accionar político dentro del club nunca existió. Se tomó su tiempo para decidir su participación pero el empuje de unos socios lo llevó a mantener el nombre aunque estuviera con pocas ganas de ingresar a la política grande. Lentamente se fueron agotando y enojando algunos socios que vieron en él al “salvador” y ofendidos se fueron alejando. Su apoyo estaba en un grupo de gente que lo posicionaba desde una buena página de internet en la cual mostraban sus ideas (las de esos socios) y se privaba del apoyo societario. Un trabajo muy moderno y muy impersonal aunque parecía muy efectivo.

El punto culminante de este trabajo parece ser su unión a D’onofrio. No sabemos como y hasta donde llegó su acuerdo con Quintas (seguido por la agrupación Caravana Monumental que siempre lo detractó), por todos lados hablan de su pedido de dinero para acompañar a un candidato. La lógica en un principio fue que ya no tenía tiempo y a la larga iba a mostrar la hilacha con su desconocimiento del club, entonces formalizó su alianza con Quintás y ACM. Luego la lógica que seguimos nosotros, es que este candidato nunca quiso mostrarse ni hacer política porque no tiene carisma ni habilidad. Aprovechó su alianza estratégica con Quintás para acercarse al verdadero candidato del oficialismo. Escuchando los nombres que se mencionan, ya a nadie le quedan que hay 2 candidatos que se llevan todo el actual aparato político de la institución; por un lado D'onofrio y por el otro Pasarella. Esto se hará evidente al ver las listas y nada importará las supuestas peleas entre ambos.

Sin embargo es único lo que provocó esta jugada de Avila. Parece que estar unido a D’onofrio marca la ruptura con toda la gente que lo apoyó desde el inicio de su camino electoral. El posicionamiento de candidaturas tiene el difícil trabajo de ubicar a los seguidores, según se supo, Avila solo negoció por plata para él y negocios a futuro pero dejó en banda a sus seguidores que tantas horas le dieron. La página de internet que lo posicionó para que negociara su ubicación en la lista (siendo su primer negociado en River), decidió abandonarlo y pegarle sin piedad.

No recuerdo en ningún ámbito político una ruptura como la de hoy. En la página oficial de Avila apareció un video de él festejando un título de la bosta, en su página de facebook se leen frases que lo denostan como persona y el miércoles pudimos oír el ataque virulento de parte de Caselli. En ningún momento Avila se defendió de los dichos pero entró orgulloso en el cabaretismo (no se podía esperar nada mejor teniendo en cuenta donde se presentó, un programa de Feinmann con Elio Rossi...). Escuchar las acusaciones de Avila y de Caselli daban vergüenza ajena acusándose de maltrato a mujeres, borracheras crónicas, apropiación de casas de desaparecidos...

Estos son los candidatos que supimos conseguir y serán, desde algún lugar, los sucesores de Aguilar. Pobre River, que nos espera?

Por Charro


jueves, 22 de octubre de 2009

Hasta el minuto final

Cuando el gato no está, las ratas bailan

El robo no para. Cuando se sabe que el fin es irremediable, surgen los más bajos y peores instintos de conservación. Son los últimos días en los que se saltarán los límites que impone la sociedad y se encontrarán las personas capaces de cualquier cosa con tal de no perder. Es un momento determinante, es cuando surgen las personas que tras las sombras arreglaran las maldades, los arreglos sucios para beneficio de unos pocos. Es la prueba para ver quien es capaz de hacer la peor felonía y para imponerla hacia el futuro. Lentamente fueron provocando el letargo del hincha de River mientras se iban llevando pedacito a pedacito a nuestro club. No cualquiera es capaz de robar tan impunemente algo tan cercano al corazón de millones de seres. Pocos son capaces de animarse y menos de realizarlo.

Aguilar hizo este trabajo, Traversone, Alvarez, Israel, Castro… un sin número de personajes casi desconocidos para la mayoría pero que actuaban descaradamente haciendo el robo para la corona. Personas capaces de lo inimaginable para que los grandes ingresos del club se desviaran y llegaran a cuentas bancarias que nada tenían que ver con River. Nadie olvida los negocios gastronómicos de varios de estos personajes que tanto daño nos hicieron.

Ayer escuchamos otro nombre que se incorporará a esta lista. El tesorero Besteiro salió a explicar lo inexplicable. River tiene 79 mil socios (versero) y sacó a la venta 32 mil entradas (versero). No hay capacidad para albergar a todos los socios (versero)… River no tiene la culpa de los inescrupulosos que venden su entrada (versero). Extrañamente ningún medio habló de canje de entradas sino de venta. Apenas cancha llena se jugó y se hizo eco de esta realidad.

Este es el último gran robo de este grupo de delincuentes, algunos deberán retirarse y otros simplemente están buscando reubicarse y muestran sus habilidades. Besteiro está mandando un mensaje, es capaz de operar de esta forma cínica para llegar a un aberrante robo hacia miles de socios de River. Pone la cara en beneficio del “robo para la corona” e intenta tapar lo evidente con la complicidad de los medios comprados o inútiles, más la ayuda de los partidos políticos que encuentran en el reparto de entradas el poder para mantener a algunos socios a su lado, más los grupos que intentan esconder este accionar para algún día tener el zartén bajo el brazo. No es casual que ya se lo este ubicando en los primeros lugares en la lista de D’onofrio, misma lista en la que ubican al anterior tesorero que se fue hace unos meses para ubicarse con mejor perspectiva en una lista.

No hay explicación para la noticia del día. Hinchas de River cortaron la avenida disgustados por no tener entradas. Falso. Cortaron Figueroa Alcorta furiosos por los despojos continuos. Insisto sobre el derecho de los socios a tener una entrada a cambio de la cuota paga. ¿Si no hay capacidad como puede ser que se hayan vendido plateas? ¿Por qué no se avisó que podría surgir un problema así? Juegan con el sentimiento del socio y del hincha preocupándose solo por inflar sus bolsillos. Antes lo hacían con grandes cifras a las escondidas golpeando indirectamente al hincha, hoy lo hacen descaradamente frente a todos y dañando directamente a los socios.

Espero, supongo, que nos encontramos ante la última gran estafa del ciclo más nefasto en la rica historia de nuestra institución, una etapa que será recordada por la complicidad, la cobardía y estafadores de guantes blancos que contaron con el beneplácito del poder nacional y deportivo. Una etapa llena de desilusiones y personajes que nunca debieron llegar a una institución como River. Nombres que debieran estar en la lista negra del club y ser parte de un NUNCA MAS.

Por Charro

miércoles, 21 de octubre de 2009

El delito nao tem fim

Si sos hincha de River te vamo’ afanar… hasta el 5... hasta el 5 no vamo’ a parar

Faltan 45 días y no dejan de sorprendernos. ¿Cuál es el límite? ¿Hasta dónde y hasta cuándo? ¿Por qué buscan nuestro límite?

Sin descaro joden con las cosas más sagradas. Arruinaron a River, lo dejaron moribundo y buscan zafar con el futuro presidente. Parecía que solo buscaban acomodarse con su poder y mantener cierta inmunidad después del vergonzante desfalco que sufrió el club con la complicidad de buena parte de los políticos del club, sin embargo ahora demuestran que no tienen límites. Nada es suficiente, están cebados, quieren más, pueden más, se les permite más, la palabra ‘basta’ no existe. BASTA DE COMPLICIDADES!!!!

Después de mucha incertidumbre se decidió hacer el canje el martes 20 a partir de las 6. Supuestamente era un canje. Como socio de River, tenemos derecho a ver todos los partidos de local y en el partido contra los bosteros se suma la obligación de canjear el carnet por una entrada para saber cuantas localidades se podrán poner a la venta.

A la tarde, nos encontramos con la novedad que no había más localidades para cambiar. El Monumental tiene capacidad para más de 50 mil personas de River (si tuviéramos un mejor gobierno y la policía ayudara un poco, este número se elevaría a casi 60 mil) y hoy en menos de 10 horas se entregaron las 40 mil entradas. Lo peor de todo no es solo la gente ilusionada, que paga su cuota todos los meses y que no pudo ir por estar trabajando y de pronto se encontró con la novedad. Lo peor es la hipocresía con la que se trata el tema. Mi cálculo alocado es que esta gente se hizo con más de 10 mil entradas que serán vendidas a un promedio de 500 pesos (no me extrañaría que el número se duplicara). EL SILENCIO DE LA PRENSA ES ATROZ!!!!!

En cualquier idioma, salvo en el club atlético River Plate de Aguilar, Israel y compañía, a esto se lo llama delito, fraude, robo… en este River se callan la boca y se reciben favores políticos. Hace meses se escuchaba que Ticketek vendía entradas, en internet se conseguían entradas, los candidatos políticos entregaban entradas pero en las ventanillas se dijo que ya no había más. De las 50 personas que pregunté y vi por el club, más de 20 no consiguieron entradas. Porcentaje animal. Es otro brutal avasallamiento de los derechos del socio, otra desquiciada jugada de la dictadura de Aguilar. No tienen derecho a hacerle esto al socio, solo para llenarse los bolsillos aprovechando la última oportunidad de juntarse con dinero fresco. Es tal la codicia que deliraron con cobrar 25 pesos en concepto de una entrada al museo. ESTAN LOCOS!!!!!

La gente está furiosa, no se soportará una derrota y estos delincuentes se llevan la plata de las entradas y dejan a miles de socios enfurecidos viendo el partido más importante del año en sus casas? NO TIENEN LIMITES.

Ya no les falta nada. Están abriendo el camino para que la próxima CD pueda robar y actuar con impunidad. El hincha de River está permitiendo todo, ya no saben donde meternos el dedo porque nosotros nunca dijimos acá no. ¿No hay un fiscal que pida la lista de los socios que recibieron las entradas? ¿No se podría publicar para que la gente vaya a decir que está en esa lista pero nunca recibió la entrada? ¿Hasta cuando señores? ¿Qué están esperando? ¿Hasta que haya una masacre no se detendrán? ESTAMOS INMERSOS EN UN SISTEMA MAFIOSO.


Por Charro

lunes, 19 de octubre de 2009

Clarín y Aguilar, unidos para saquear


Multimedio nefasto y desinformador


Extracto de una charla de Alejandro Fabbri en la UBA sobre José María Aguilar.
Yo trabajo en el ex monopolio mediático, hace 20 años que estoy en Torneos. TyC Sports pertenece 50 % a Clarín y 50 % a Torneos y Competencias (no es un canal, es una empresa productora que además produce los programas de Fox y tiene relación con Direct TV)

TyC es manejado económicamente, políticamente y gerenciado por el grupo Clarín. Si me pongo a hablar del monopolio por TyC me rajan al otro día, uno sabe hasta donde puede avanzar y donde debe limitarse.

En TyC y en el grupo Clarín hay una censura velada, una política empresarial de no criticar al presidente de River, al sinvergüenza de Aguilar. Podemos decir que Macri es homosexual, Comparada narcotraficante y los dirigentes de Lanús todos chorros pero de Aguilar, tratemos de no decir nada, nadie sabe por qué.
En este blog siempre escribimos sobre la connivencia entre nuestra dirigencia y el periodismo, especialmente los del grupo Clorín, es muy bueno escucharlo de parte de un periodista del grupo.

Fuente Deportivo Fútbol Show (vía el foro de La Página Millonaria)
Escuchar el minuto 12 aproximadamente:



Por: Negro Enrique

domingo, 18 de octubre de 2009

Por fin…

Este Rodríguez era un loco...

Entre tantas malas noticias esta semana apareció una que por lo menos nos renueva las esperanzas para que alguna vez se llegue a investigar con rigurosidad el vaciamiento de River.

Aunque el motivo de la remoción de este juez es un tanto confuso (tal vez Matías un asiduo comentador de este blog nos lo pueda explicar mejor). Resulta que la Sala IV de la Cámara Penal consideró que el juez se pronunció "sin fundamentos suficientes" para que la causa de “la batalla de los quinchos” siga abierta. Al ser la 7ma vez que le decretan la nulidad de un fallo decidieron apartarlo de las causas que pesan sobre la barra y sobre los dirigentes de River.

Por un lado resulta una grata noticia que hayan apartado a un juez que a nuestro criterio jamás investigó seriamente a la dirigencia de River, por otro lado la causa por la que lo apartaron es contraria a lo que nos parece correcto. Ahora esperamos que las causas caigan bajo la orbita de un juez mucho más comprometido.

Fuente: acá

Por: Negro Enrique

viernes, 16 de octubre de 2009

Un lanzamiento bomba

¿y si se postulaba él?

Así como el tener dinero no garantiza que una persona no robe, la locuacidad no implica cumplir con las promesas de campaña ni vanagloriarse por presentarse con seriedad significa que no vaya a ser un chanta. Escuchar a D’Onofrio no convence pero se le deben reconocer algunos puntos inteligentes a su favor.

Su personalidad lo tenía congelado en las preferencias cuando arrancó la carrera por la presidencia y supo apoyarse en varios pilares para elevarse lentamente en las preferencias. Primero tuvo un muy fuerte apoyo económico externo, luego inició el contacto con las filiales y grupos que pudieran serle útiles. Cuando parecía que se le desarmaba la estructura por su personalidad poco comprometida, actuó con rapidez y se vieron los primeros gastos reales de campaña, surgió el empapelado de la ciudad para hacer conocer su rostro y finalmente materializó la mejor jugada política de esta elección presidencial. Así como Santilli en 1983 prometió la vuelta de Alonso y Labruna, Dávicce prometió liberar al club de las barras en 1989 y Aguilar prometió seriedad y transparencia; D’Onofrio nos promete recuperar el brillo futbolístico con Francéscoli de manager.

Ayer Rodolfo D’Onofrio hizo efectiva su candidatura a presidente, llenó Obras, juntó micros desde distintos puntos, fuerte operativo policial y sanitario. La presentación del estadio me recordó a esos mítines políticos yanquis de los demócratas y republicanos que vemos por TV y en el cine. Cámaras por todos lados, mucho C5N (del amigo Hadad), grandes pantallas, banderas adornando las paredes, grúas con cámaras que se dirigían por encima de las cabezas de los presentes, mucho personal de seguridad privada, el toque final de la explosión silenciosa de papeles blancos y rojos sobre D’Onofrio y el Enzo, todo muy yanqui…

Tan yanqui que mientras el personal de seguridad miraba el suelo para que no se les pase ni una hormiguita, por detrás se le coló un elefante. Un par de imbéciles hicieron explotar 2 bombas de estruendo apenas el Enzo subió al escenario con la intención de empañar el acto. Un poco de pánico, algunos hasta abandonaron el lugar, corridas por Av. Libertador, la gente de seguridad y seguidores del candidato (identificados con camperas) muy nerviosos, hasta que lograron atrapar a uno de estos idiotas y lo mostraron como a un trofeo durante un buen rato sobre un costado del estadio. Por un lado averiguar quien estuvo detrás de esas bombas es primordial y por el otro esperemos no sea el puntapié inicial para una campaña sucia que hasta ahora se había logrado eludir.

Volviendo al Enzo, fue la emoción de ver salir al ser amado después de 10 años. Todos esperábamos ese momento y esperábamos un recibimiento lleno de cariño pero espontáneamente el ambiente se pobló de emoción y verlo salir despertó los sentimientos de sus apariciones por el túnel del Monumental, era el repentino contraste entre sus salidas con las salidas en las décadas del ‘80 y ‘90 con las que tenemos ahora cada domingo.

Enzo quiso ser simple y sincero y lo logró hasta cuando dio una respuesta sobre Ramón Díaz, donde expresó claramente que es un técnico que no está entre sus preferidos. Dijo que nunca tuvo problemas con él, que jamás le formó un equipo, que era injusto decirlo pero que no está de acuerdo con su forma de manejar los grupos. Repitió que no hay salvadores y ni él, ni Ramón, ni nadie lo fue (se apoyaron en la por entonces poderosa estructura de River). Habló muy bien de Astrada y se mostró complacido por su actitud de agarrar a River en este momento

Otra frase llamativa que repitió en 2 momentos muy diferentes fue la de “credibilidad en el vestuario”. La frase se refería a lo que necesitan los jugadores pero no hablaba del cuerpo técnico, hablaba de los dirigentes y la primera vez lo señaló como una de las ausencias de estos 8 años. Los 2 conceptos en los que más hicieron hincapié fue en los grupos de trabajo y en la seriedad de un trabajo de mediano plazo sin promesas incumplibles ni salvadores inexistentes. Sin dudas, Enzo le da credibilidad, una inmensa cantidad de votos y un seguro toque de seriedad a un plan integral de preparación de juveniles tanto en lo físico como en lo técnico, gracias al conocimiento y sentimiento que tiene de sus años como jugador en América y Europa.

Habrá que ver si estas cosas le alcanzan a un candidato que a muchos nos recuerda al fallido Fernando de la Rúa, que mucho no dice y lo que dice parece pautado, que no enfrentó a la actual conducción habiendo sido la oposición dentro de la comisión. Hoy sigue mostrando la connivencia con el oficialismo cuando su frase principal es “hay que mirar hacia delante y dejar el pasado de lado”.

Por: Charro

jueves, 15 de octubre de 2009

10 goles 10




Para levantar un poco el ánimo iniciamos estos posteos que nos sirven para reencontrarnos con buenos recuerdos. Seleccionamos los goles que más gritamos en la cancha. Obviamente que con algo tan subjetivo no nos pusimos de acuerdo en un orden pero estuvimos bastante de acuerdo en el top 10. Para cualquiera que quiera agregar algún gol que hayamos olvidado o que hayan gritado más que estos goles, pueden sumarlo en los comentarios.

  • El gol de Pipino Cuevas a Racing que nos dio prácticamente el campeonato pero además fue un deshago increíble. Expulsión de Comizzo, Demichelis se calza los guantes y se para bajo los palos del arco para hacer su mayor esfuerzo ante un tiro libre muy peligroso para cualquier arquero. La pelota rebota en la barrera y Ricky Rojas tira un largo pelotazo para Pipino que logra hacer un gol memorable.
  • Los goles de Crespo en la final de la Libertadores. Segunda copa en casa pero con los nervios de tener que ganar. Fue un gran deshago también, inolvidable el regalo de Córdoba para el esfuerzo del burrito Ortega y el centro milimétrico de Escudero a la cabeza de Crespo.
  • El gol de Funes en la final de la Copa ‘86. Primera copa y ganada en casa. Veníamos con el buen resultado de Colombia pero nada ni nadie nos sacaba la presión y la necesidad de ganar por primera vez una copa Libertadores. El golazo de Funes fue un alivio, otro gran desahogo, el quite previo y pase gol del Negro Enrique sintetiza el fútbol de River, calidad y actitud.
  • El gol de Celso Ayala a Boca en el 3 a 3 del Monumental. Uno de los partidos más increíbles que nos tocó ver frente a los bosteros. Es el partido que recuerde con mayor diferencia a favor de ellos. Si a los 30 minutos del primer tiempo nos decían que perdíamos solo 3 a 0, firmábamos. Era una paliza memorable hasta que logramos tener la pelota y con el ímpetu se los llevó por delante. Aún lamentamos las 2 últimas pelotas que no entraron (especialmente la de Gancedo), que podrían habernos dado el triunfo más grande sobre los bosteros.
  • El gol de “vaselina” de Rojas a la bosta. Una exquisitez, selló un 3 a 0 en la bombonera y un jugador que a todos les caía bien por su sacrificio por el equipo. Una gran tarde.
  • Nasutti a los bosteros en la copa libertadores en cancha de River sin público visitante para llegar a los penales. Más allá de que los penales no nos dieron el resultado a favor, ese gol también nos hizo explotar. Fue uno de esos gritos que salen de más allá del alma.
  • Falcao contra Botafogo, Copa Sudamericana 2007. El clima estaba muy caliente y todos querían matar a alguien. Aguilar había decidido impedir que la gente pasara por el hall central haciendo algo absolutamente ilegal y peligroso, hizo que toda la San Martín alta saliera por una sola de las escaleras en lugar de las 3 habituales. Una locura total como la del mulo Castro saliendo a gritárselo a toda la Sívori baja y pateándonos porque Falcao había convertido un gol para mantenernos con vida a pesar de todos los desaguisados de esta conducción.
  • Trotta en el minuto 50 de chilena a Newell's que casi nos aseguró un campeonato que matemáticamente se confirmó a los pocos días.
  • Gol de Francescoli de tiro libre frente a Ferro en una tarde de diluvio. Una tarde extraordinaria con un golazo en el ángulo que pocos vieron porque la gran mayoría se había ido a causa del diluvio. Pocos nos animamos a quedarnos a pesar de estar empapados y como recompensa tuvimos esa joya que nos acercó a otro título.
  • El golazo de Salas contra San Pablo para poner el 2 a 1 y definir la Supercopa del ‘97 a nuestro favor.
Quedaron afuera por poco un gol del Enzo a Talleres en el minuto 53 que también nos acercó a un título que peleábamos frente a San Lorenzo (recordar a Silas en vivo diciendo gol de Diver, Francéscoli). Los goles de Ortega acariciando la pelota por encima del arquero en sus reapariciones en River (frente a San Lorenzo y en este torneo frente a Chaca, ambos en Núñez). Los golazos de Salas frente a Vélez en el Monumental el día del diluvio para asegurar el Apertura '97.

También recordamos como grandes festejos el gol de Ameli a Chaca en el minuto 50 de un partido que hicieron tiempo de la forma más vergonzosa que recuerde, muy similar a uno de Carucha Corti frente a Racing de Córdoba. El de Ortega a Quilmes con la mano (por Ortega, por el último minuto y por los hinchas de Quilmes que me caen pésimo). El penal convertido por Ferrari frente a Chicago (el penal más largo de la historia), fue tan roñoso el intento por impedir ese gol que terminamos festejando como si fuera el gran gol del año. El golazo del Mencho Medina Bello frente a Estudiantes para definir el torneo 89/90.

La realidad es que tenemos mucho para recordar y por eso muchos goles importantísimos quedan afuera.

miércoles, 14 de octubre de 2009

Basta de todo

Mafalda es de River y está tan preocupada como nosotros

Cuando se está en el mundo al revés, todo carece de lógica y se pierden los códigos. El domingo Diego Quintás, un dirigente oficialista y cercano a nuestro presidente, ingresó al vestuario a increpar jugadores. ¿Se les fue la paciencia a los dirigentes? No, se les escapó la tortuga. Saquearon más de lo que se podía. Se llevaron hasta lo que no podían llevarse.

Estos jugadores traídos por la actual dirigencia nunca fueron increpados ni visitados por un dirigente por una sencilla razón. ¿Con qué cara se pueden presentar? Ni siquiera los cararrotas de Aguilar e Israel pudieron ir. A Hugo Santilli se lo puede escuchar constantemente como cuenta decenas de anécdotas sobre sus charlas en los vestuarios. Es un lugar privado de los jugadores y cuerpo técnico pero los dirigentes van a festejar y principalmente a dar su apoyo y dar vuelta la situación en las malas. Aguilar nunca podrá contar estas anécdotas porque ningún jugador lo quiso ver en las malas. ¿Con qué cara se presenta un tipo que te roba parte del sueldo y que estafa al club? ¿Les dice esfuércense como hago yo?. La respuesta inmediata de los jugadores ante la inoportuna visita de un dirigente a quien le toca responder por el momento futbolístico, institucional y económico que vivimos, fue agarrarse a las trompadas. Ahora, el santo que levantó la mano o se borro para impedir el saqueo, sufre como los hinchas de River… Un chiste de pésimo gusto para el momento que vivimos.

Al día siguiente nos encontramos con un posteo en el foro de River, pasando los números celulares de varios jugadores de este plantel comprado por estos dirigentes. ¿Y los celulares de los dirigentes de la CD donde están? Casualmente cuando un dirigente se enoja con los jugadores aparecen los números de los jugadores… es una bajeza más del momento caótico que vive River. ¡¡¡Pusieron los número de los celulares!!!

Encima todavía falta. Los dirigentes tienen un miedo atroz por lo que pueda pasar luego del superclásico. La bomba nuclear millonaria puede ser mortal. Hace 3 años que sufrimos un terrible hervor en una olla a presión y está a punto de explotar. Es urgente una fecha de elección y, básicamente, es indispensable que el gesto de grandeza que debió haber dado Aguilar hace, por lo menos 2 años, lo de ahora. Para enfrentar la violencia no hay nada peor que el miedo. Esta dirigencia está cagada porque sabe las cagadas que hicieron. El partido del 25 tendrá probablemente un record de operativo policial, sabemos cuales serán las órdenes y sabemos como pueden estar los ánimos. Es un cóctel explosivo al cual, 10 días antes ya podemos responsabilizar a Aguilar y compañía.

Aguilar se vanagloria de haber capeado los pésimos momentos y haber mantenido el poder. Lo que no se da cuenta, es que habrá un efecto residual. Me da la impresión que será el primer dirigente de fútbol autoexiliado. Es tarde, pero ya no soportamos más. Es hora que se vaya.
Aunque crean que este grito es para los jugadores, en realidad esto es para los dirigentes que nos dirigieron en estos 8 años.

¡VÁYANSE Y NO VUELVAN MÁS!

Por: Charro

martes, 13 de octubre de 2009

¿Hasta cuándo?

Levántate y anda River

¿Cuándo vamos a decir basta? ¿Por qué aguantar todos los garrotazos? ¿Cuándo es el momento de ser responsable y no dejar todo en manos de otros? ¿Cuándo dejaremos de quejarnos y empezaremos a actuar?

Esta actualidad es una vergüenza. Es indigna de River, de su historia y de su gente. El equipo hace rato perdió su identidad, no hablo de este partido porque no se le puede echar la culpa al técnico por este partido. Hablo desde los últimos partidos de la primera etapa de Astrada hasta hoy, nunca hemos tenido una identidad definida. Deambulamos por las canchas argentinas dando lastima. Perdimos la identidad con el fútbol histórico de River porque ya no hay jugadores con la calidad suficiente para llevar adelante esa idea futbolística que identificó a cualquier equipo de River de la historia. Se podía jugar bien o mal pero se atacaba, se tocaba, se jugaba al fútbol; a veces salía otras no, unos equipos fueron grandiosos y otros no llegaron a hacerlo bien. En estos últimos 4 años, nunca jugamos a nada, salvo unos 10 partidos con Simeone que por lo menos intentó defenderse bien y esperar alguna genialidad adelante.

Son una vergüenza los jugadores. Llevan la camiseta de River gracias a los representantes que tienen y su relación con los dirigentes. No hay explicación para muchos nombres que visten nuestra camiseta. Exceptuando los veteranos que salieron de nuestras inferiores y los más chicos que intentan hacer sus primeras armas en la primera división, el resto son una vergüenza para la historia. Nassuti y Musacchio se fueron y quedaron Sánchez y Cabral, ¿Quién me lo explica? Se fue Strahman y Falcao y no hay delanteros. El partido este se debió jugar ayer con el Keko Villalva pero se fue para jugar 2 partidos amistosos previos al mundial sub 17.

Son una vergüenza los dirigentes de la CD, el presidente y sus consejeros más cercanos (Israel, Ramiro Castro…). Son los principales responsables de este presente y nadie los hace responsables. Son los que hicieron los negociados y ya arreglaron un futuro limpio y tranquilo sin necesidad de pasar por los tribunales, solo este hecho ya merece estar todos en el hall central. Mientras Miele, Comparada, Portell, López, Macri y varios más hicieron canchas o remodelaron buena parte de su estadio y aún así se sabe que algo se llevaron (los socios en varios casos se lo hacen saber a pesar de los logros). En River siguen estando al frente de la institución haciendo sus negociados y últimos arreglos para blanquear su futuro junto al nuevo presidente. En River se irán diciendo que no pudieron con el déficit operativo, que hicieron un museo y pintaron el estadio. En 7 años y medio fundiendo al club, ¿cuanta plata se llevaron si estando realmente fundidos, lograron pintar y hacer más del 50% del museo en menos de 6 meses?. Estando fundidos, los candidatos a presidente gastarán más de 20 millones de pesos… ¿cuanta plata recauda realmente River si gastan anticipadamente esta plata? (todos sabemos que luego la pagará River y con intereses)

Son una vergüenza quienes participan de la política de River sin llegar a la toma de decisiones. Nadie se atreve a enfrentar al aparato. Nadie se anima a pelear desde abajo y sin apoyo económico. Nadie habla de valores sino de participación. Desde diversos grupos se escucha decir que Lancioni tiene razón pero apoyan a otros grupos para llegar a participar en la política de River, aún cuando saben que solo legitiman a quienes nos están destruyendo.

Son una vergüenza los socios plenos que solo hacen alguna actividad y piensan que tienen un country cerca de casa y no les importa como se mantiene. Van, hacen deportes y listo, mala leche si el “mesías” no hace lo que prometió.

Son una vergüenza los socios y los hinchas que vamos a la cancha y alentamos a rabiar los 90 minutos… ¿y después?... chillamos, nos enojamos, puteamos a los que juegan mal… ¿y después?... volvemos a ir a la cancha, la llenamos y alentamos sin parar durante 90 minutos… ¿y después? Nada. ¿Y la crítica? ¿Y la autocrítica? Ayer terminó el partido y menos de 300 hinchas se acercaron a perder unos minutos más de su tiempo a putear a los verdaderos culpables. Había 40 mil hinchas de River y casi todos se fueron a sus casas y esperar que la semana que viene se haga un milagro.

Pensamos que todo se arregla solo. ¿Para que hacer lío?, a joderse por votar a este inútil. La culpa es de los 3 mil tarados que votaron a este corrupto…

Señores, tuvimos muchos momentos para abrir los ojos pero los dejamos seguir. Nos robaron y no hicimos nada, nos saquearon y los dejamos, nos quitaron los derechos como socios y lo permitimos, destruyeron nuestro presente y parte del futuro y lo aceptamos, se batieron records negativos únicos en la historia y miramos mientras se reían en nuestras caras. Nos contentamos diciendo que somos los mejores hinchas pero somos los tontos que dejamos que River sea el equipo que menos suma en los últimos 3 torneos.

¿Cuándo nos despertaremos y empezaremos a quejarnos? ¿Cuándo ya sea irreversible el descenso? ¿No es hora de comprometerse? Cada uno desde su lugar, pero es hora de decirle basta a esta dirigencia que a Aguilar y compañía le llegó su hora y que entienda que el futuro gobierno debe cambiar. Así no va más. No esperen a que explotemos.

Por: Charro

lunes, 12 de octubre de 2009

Astrada conducción

Revista Barcelona del 25/09

Hoy se inicia una nueva era de Astrada como DT de River. Esperamos que con la experiencia adquirida haya afinado un poco el ojo para elegir refuerzos y especialmente que haya aprendido que ser tan permeable a los intereses de los directivos lo perjudicó a él como profesional y le provocó un gran daño a River.

Si a partir de ahora no aparecen más noticias similares a la de Barcelona (parece en joda, no lo es) habrá un indicio que Astrada está haciendo bien parte de su trabajo, el resto se verá en la cancha.

Por: Negro Enrique

jueves, 8 de octubre de 2009

Lo que viene, lo que viene...

Dirty deeds done dirt cheap (Trabajos sucios a precio bajo)

Hacemos este posteo a partir del interesante resumen en versión podcast (?) aparecido en Cancha Llena de parte de Marcelo Gantman y Raúl Rivello sobre las futuras elecciones en River.

Como todos sabemos, la fecha de esta elección está influenciada por la cantidad de recitales que brinde AC/DC, confirmadas las 2 primeras fechas el 2 y 4 de diciembre (ya tengo entradas), se confirmaría la fecha del 6 y existen posibilidades concretas para otro recital el 11, por lo tanto Passarella tendría asegurada su participación y se disiparían las dudas sobre los inconvenientes estatutarios de su candidatura.

Pero lo más interesante de este resumen es la parte que hace mención sobre las alianzas, la información es la siguiente:

De la totalidad de los candidatos existentes, a las elecciones llegan solamente: Antonio Caselli, Hugo Santilli, Rodolfo D´Onofrio, Daniel Passarella y la dupla Lancioni / Kiper (aquí estaría una alianza).

Todos estos candidatos, exceptuando a Lancioni y Kiper, se reúnen o se reunieron con Aguilar, quien les brindó información (¿cuál será?) y les confirmó que se aparta definitivamente de la política riverplatense (no hay que alegrarse, ya sabemos que el gordo es mitómano).

Por el lado de la alianza entre Quintás y Ávila decidirán si se suman a Hugo Santilli o Rodolfo D´Onofrio; por otro lado y como venimos diciendo a Cavallero no lo quiere nadie.

Passarella decidirá si se presenta recién 20 días antes de la elección, sí las encuestas lo ubican 1ro o 2do se presenta y pelea por la presidencia sino se baja. Con esto demuestra que es un hombre de gran convicción, si se baja me gustaría ver a las lacras que lo acompañan como hacen para escabullirse en otras listas.

Caselli se presenta solo salvo que en las encuestan mida muy bajo, si es así se presentaría junto a un representante de las filiales (¿Mazulla?).

La mejor noticia es que AC/DC seguirá sumando fechas en el Monumental.

Cickear acá para escuchar el Podcast, la información referida en este posteo se encuentra entre los minutos 2:15 y 6:30.

Por: Negro Enrique



miércoles, 7 de octubre de 2009

Presente Negro

¿¡Loeschbor, Talamonti!? nahh dejate de joder...

Volvió Leonardo Astrada y por primera vez(*) llega un técnico donde el principal desafío no es el de sacar campeón a River sino tal como él mismo lo manifiesta, el objetivo será el de sacarnos del pozo. Para ello deberá conseguir inmediatamente muchos puntos, principalmente para alejar al equipo de la novedosa preocupación de mirar la tabla de promedios y también por una cuestión personal, ya que las nuevas autoridades seguramente evaluarán su desempeño apenas asuman en diciembre.

Deberá lidiar con un oficialismo apático y en retirada, con su gente terciando en la contienda electoral, intentando acomodarse en la gran cantidad de listas disponibles y preocupados por tapar las huellas que pudiesen comprometerlos judicialmente en el futuro. Por eso les cayó como un balde de agua fría la renuncia de Pipo Gorosito, los obligó a salir del letargo y desviarse un poco de sus intereses por algo “tan intrascendente” como el presente de River. Gorosito pegó el portazo consciente que la dirigencia solo pretendía de él que se quede hasta fin de año. Seguramente Pipo haya usado su renuncia como una venganza por el nulo apoyo que obtuvo de ellos.

Se dice que hubo consenso entre los candidatos para la llegada del Negro, no creo en nada esto, habrá habido cierto consenso entre los candidatos relacionados con el oficialismo, pero seguramente si Astrada no obtiene resultados en estos meses ninguno se hará cargo de esta designación y el Negro será nada más que parte de la herencia recibida.

Con esta nominación veremos como queda el panorama de los candidatos y sus promesas de técnicos. Habrá que seguir las reacciones de los que declararon, Santilli y Caselli, que ya tenían un compromiso de Ramón Díaz, una carta muy fuerte de cara a las elecciones. No van a perder tan fácilmente esta carta, promediando estas 12 fechas si los resultados no acompañan plantearán la irrupción apenas asuman del ciclo Astrada para reemplazarlo por Ramón.

Si Astrada y todo River tienen la suerte de enderezar el rumbo, esto beneficiará claramente a aquellos que mencionaban a Bielsa como su técnico ideal. Ya tendrán allanado el camino de nombrar a un técnico de menor valía luego de haber ilusionado a mucha gente con un técnico de imposible llegada. Se evitarán así los primeros reproches de la gente que mirará cada acción del nuevo gobierno con una lupa y en parte neutralizarán a los promotores de Ramón

El Negro Astrada asume en un momento delicadísimo, con un presente deportivo paupérrimo, en medio de una contienda electoral y con nula paciencia del hincha. Astrada no tendrá margen de error, mucho menos podrá repetir errores de su anterior paso. Tiene que haber aprendido que no puede aceptar las imposiciones dirigenciales (para colmo imposiciones de parte de una banda de alelados que solo velan por sus intereses particulares), tal vez su intempestiva salida de Rosario Central sea una muestra que esto ya lo aprendió.

Aunque todos sabemos que los problemas de River son muy profundos y van mucho más allá del cambio de un técnico, esperamos que el Negro se ilumine y acierte en el diagnóstico de este plantel enfermo, que enderece el rumbo y con ello colaborará en parte para que River retorne al camino de la grandeza.

Por: Negro Enrique

(*) Alguna vez lo escuché al Bambino Veira decir que cuando firmó para River en 1985, Hugo Santilli le mencionó la necesidad de alejar a River del riesgo del descenso, no hace falta aclarar como terminó esa historia.

Política en River, diabólica tentación

De tanto escarbar en la basura, caí en la tentación de Megan Fox

La desazón y desorientación que vive River futbolísticamente se suma al plano institucional. La visión política que guió a River en estos últimos 25 años se valió de un River grande para el vaciamiento, desmantelamiento y probable privatización de un River desesperado. A raíz del consenso, esta política se llevó a cabo con gran rapidez y facilidad pero como somos un club social y deportivo resulta mucho más difícil de ver y creer. Es muy probable que cuando queramos darnos cuenta ya haya explotado la nueva situación y poco podamos hacer.

Aguilar surgió muy fortalecido en el 2000 cuando a Dávicce se le presentó un proyecto privatizador y muchos vieron en él a un líder capaz e inteligente. Hizo una ferviente defensa de un club popular, familiar, social y solidario que embelesó a los dirigentes. Era un líder joven, carismático con palabras lindas de solidaridad y lucha contra la corrupción. La dirigencia de más alto nivel lo conocía porque anteriormente había actuado con vehemencia en defensa de situaciones muy confusas pero era más fácil alinearse con alguien que les dejaría rapiñar un poco o al menos les permitiría subir unos escalones en el poder. Finalmente a cambio de esta carroña permitieron la llegada de Aguilar. Todos los políticos de River estuvieron subordinados a su poder y se sorprendieron con el goteo de plata que permitió alcanzar a varios grupos. Sin embargo, este mentiroso tenía planes propios. Aprovechó los temores de la gente de River para hacer un proyecto de beneficio personal. No permitió la privatización pero manejó al club como si fuera propio y las ganancias y solidaridad se perdieron en alguna cuenta en Suiza y varios paraísos fiscales más.

Los políticos de River conocen a la perfección los defectos de la política millonaria y se aprovechan apuntando al corazón del hincha que se encuentra desprotegido porque siempre tiene adelante el sentimiento. El hincha de River está enamorado y, por ende, está en situación de inferioridad respecto a los políticos que nos usan friamente porque se dejaron vencer por el dinero y ya no sienten la camiseta ni la historia. Los hinchas somos parte de un amor que solo quiere sentir y pocos quieren pensar y ver la realidad. Es más fácil esperar que aparezca un líder que mágicamente nos haga campeones del mundo.

La forma de hacer política hoy es sencilla; es clientelística, se aprovechan del sentimiento, del deseo de figurar y del deseo de ser parte de la toma de decisiones, así, con poco, logra mantener a la gente ciega del proyecto mayor. No tenemos nada que envidiar a la política nacional. El pancho y la coca se llaman entrada de favor, el puntero es el encargado de una filial o agrupación, grandes grupos económicos intentan monopolizar los negocios, se paga para ser candidato (el odio de Caselli hacia Aguilar nace en la plata que puso para ser vice y terminó en un puesto menor), se omite el pasado y todos se conocen, se da ingreso a grandes grupos económicos que intentan monopolizar los negocios que genera el amor a River… Nuestra política es más casera y desconocida pero el botín es cada vez más generoso y su proceder más sombrío y violento. Los políticos buitres descubrieron en la década del 80 la forma de ganar y saquear, en los 90 disfrutaron las mieles del 1 a 1 y se empalagaron con títulos y algo que a pocos les importa pero que hoy sufrimos. En esta década hicieron su ingreso al club los capitales golondrinas que cegaron a la dirigencia corrupta y se aprovecharon de la dirigencia pasiva. Los socios se emborracharon con títulos logrados desde los 80 hasta el 2000 pero ya nada fue igual. Como un virus maligno e inteligente, lo malo fue apoderándose de lo bueno y lentamente fueron tomando a cada político que buscaba el bien del club y los cansaron, asediaron y los aniquilaron o aislaron como si fueran parias. Hoy la torta de ingresos es suculenta y muchísima gente logra llevarse porciones importantes pero al ver la dimensión de la torta, la avaricia los supera y buscan una porción más grande. La torta cada vez es más grande pero entre la ambición de los que tienen el cuchillo y que ven su oportunidad única, los desesperados que están con la cucharita y pretenden tener el cuchillo, los inútiles que meten el dedo con gula; no hay forma de alimentar a tantos rapiñeros. Cada sector del club tiene un “kioskito” y gente que se lleva algo. Hoy son mirados como bichos raros los socios que estan en algún deporte amateur y no obtienen alguna ventajita (llevarse camisetas, entradas, un vuelto…).

En los tiempos de sálvese quien pueda por el capitalismo ultra salvaje, es difícil sacar a los buitres y sanguijuelas de un plato tan rico. En estos tiempos (especialmente en nuestro país) el bien común parece una utopía. La situación actual lleva a mucha gente a participar de distinta manera. Se van formando movimientos entre gente que dice querer al club. Estos grupos van creciendo a través del conocimiento que tiene el socio de ellos y finalmente se encuentran como una fuerza en cuanto al caudal de votos pero sin posibilidad de actuar. ¿Cual es la solución? Unirse al candidato con mayor peso. De esta forma pasan a ser parte de la estructura del candidato y logran legitimar a una persona que no hará nada de lo que promete pero tiene los apoyos necesarios para seguir con el vaciamiento. Ya tienen un poderoso apoyo económico que espera entrar para llevarse cuantiosa y rápida plata, apoyo dirigencial que tiene conocimiento del entramado político y apoyo de las agrupaciones que le sumarán votos...

Desde la política interior que se vive en el club se pueden ver acuerdos de gente que se dicen opositores pero vota sin descaro a favor de medidas perjudiciales con el único objetivo de ser el próximo dueño de la caja. Esta administración fue un asqueroso ejemplo del manejo absolutista del poder, basado en el dinero corrupto y el apoyo violento. La degradación fue tal que todos se dejaron llevar por estos personajes incapaces y soberbios que pretendieron y lograron adueñarse del club. Ahora, se escucha a los candidatos hablar de un modelo agotado pero nadie habla del daño que implicó estos años de sangría. Nadie habla de culpables sino de mirar al futuro y esto se debe a que la cúpula de los candidatos participó del saqueo. Nadie habla de sacar a los crápulas que nos dejaron donde estamos, porque necesitan de estos siniestros personajes para llegar al poder y mantenerse. Todos hablan de cambio pero sin cambiar. Espero que no intente llegar el modelo privatizador.

Es hora de anteponer las necesidades del club a las apetencias políticas y económicas de los candidatos pero lamentablemente la dirigencia millonaria no está preparada todavía para ese gesto de grandeza por River y su gente. Habrá que esperar a que la gente con ganas de hacer no se una al actual modelo político y se anime a formar una nueva identidad basada en nuestro glorioso pasado.

Por Charro

lunes, 5 de octubre de 2009

Adiós


Sabíamos que no había vuelta atrás pero eso no quita el dolor. Finalmente hoy se fue y nos dejó con un sabor amargo. Tantos buenos momentos, tantas experiencias, tantos sentimientos… que su ida me dejó mal. Así salí hacia Boedo… perdón, al bajo Flores.

Cantábamos en las tribunas y antes de empezar el partido, un respetuoso silencio, exceptuando a la estúpida barra Butteler, le dijo adiós a la querida Negra Sosa. El día de hoy es uno de esos días que recordaré que estaba haciendo cuando me enteré de su muerte y recordaré todo el día de hoy. ¿Que pasó? ¿Más de lo mismo? casi. Es más o menos igual pero diferente. ¿Cómo se explica?

Dejamos la cancha recalientes como se está haciendo una costumbre, puteamos como siempre a Cabral y al ogro, desde el banco se volvieron a cometer errores, los cuervos no gritaron en todo el partido pero sobre el final volvieron a llevarse la alegría e hicieron carne otra vez las inconscientes palabras del olvidado Ahumada “silencio atroz”. No importa que los hinchas de River seguíamos cantando mientras nuevamente nos íbamos masticando bronca. ¿Cuantos domingos de estos tuvimos en los últimos 4 años? Seguro que fueron más de los que hubo del 75 al 2000.

¿Por qué fue un domingo diferente? Hubo otra actitud, los pibes demostraron que ellos pueden sacarnos un poco del pozo. El Keko sin cuerpo y sin edad tiene el cambio de ritmo y el toque rápido y permanente, Buonanotte al encontrar a alguien en quien apoyarse y con quien tocar vuelve a ser movedizo y a tener algo de peso, Bou aún tiene un casco en la cabeza pero con ganas y corriendo logró ganar varias pelotas e impedir la salida limpia del rival (primer paso para que no nos lleguen con tanta facilidad). Hoy todo el equipo raspó (algo que venía reclamando desde la primera fecha cuando Banfield nos ganó cada pelota con actitud), con el ejemplo de Almeyda hasta Archubi se tiró al piso y ganó pelotas.

Es el mismo equipo pero un poco diferente. Con este equipo no podemos esperar demasiado pero con esta actitud en 90 minutos y sin estupideces como la de Cabral, podemos esperar sumar puntos (y ojalá sean más de los que perdamos).

Claro, hay más diferencias, Gorosito también se fue. A él creo que nadie lo extrañará. Era un técnico categoría Aguilar y así nos fue. Fue una apuesta y así salió. El gordo siguió robando mientras River se desangra en los últimos puestos, esto no cambiará.

Esta semana, mientras nos enterábamos de una forma muy extraña que Pipo se iría hoy sin importar el resultado, también salió a hablar el vicepresidente del club. El vicepresidente Julio Macchi en un acto de sincericidio dejó en claro que somos gobernados por unos ineptos y que 25 personas de la comisión directiva los dejaron actuar sin ponerles las más mínima oposición. Una banda de inútiles que encima quieren limpiar culpas en estas elecciones.

Primero dijo que estaba sorprendido y que ningún directivo sabía nada. Muy extraña actitud de Pipo. ¿De qué estaba podrido Pipo? ¿Por qué esa actitud con los dirigentes? Algo habrán hecho… Sin embargo la excusa se lleva todas las palmas: "La principal falla fue pensar que River se recupera naturalmente, que River se regenera solo y sale para adelante”. Como dijo Zuttion, podría interpretarse como "creímos que se podía afanar total River es tan grande que igual iba a seguir estando arriba", pero el problema es que si además de corrupto sos un inútil. Esta gente parece que nunca entendió que si las cosas se hacen mal, lo más probable es que salgan mal. Si las cosas no se hacen y se dejan a la deriva, lo más probable es que se vaya hacia cualquier lado menos hacia el que se debe ir.

Me sigo preguntando ¿Cómo hicimos para aguantarnos a esta gente durante estos últimos 3 años? Lo que es seguro es que en todo el club no hubo un político (líder) con los huevos para activar los mecanismos institucionales para echar a esta gente

Hoy tuve un adiós doloroso, otro adiós que no me hizo sentir nada y espero muy ansioso poder decir un adiós y hasta nunca al maldito pelícano que un día puso sus pies en el glorioso River Plate.

Por: Charro

domingo, 4 de octubre de 2009

Banda de improvisados

La basura se recicla...

“Creímos que River se regenera solo y sale para adelante” (Julio Macchi, filosofo contemporáneo)

Esa fue la respuesta del vicepresidente de River en medio del dialogo con Perfumo en su programa de Radio Nacional del día viernes ante la pregunta: “¿Cuál es la principal falla que ha tenido la dirigencia durante estos casi 8 años de gestión?“

Cualquiera de nosotros, en nuestra actividad profesional / laboral, que diese esa respuesta ante un fracaso sería inmediatamente y justificadamente despedido.

Este Sr. que fue presidente de la bolsa de comercio de Buenos Aires y presidente del Banco Ciudad, ¿aceptará esta respuesta de alguno de sus empleados? Lo que creo es que se trata de un vago e improvisado que nos toma por infradotados.

Debemos dejarnos de obnubilar por los cargos que detentan estos tipos porque al fin y al cabo uno nunca sabe como los consiguieron y si en realidad estamos tratando con un oportunista.

River no necesita improvisados oportunistas por más sean exitosos empresarios, necesita gente idónea, seria, con ideas y que demuestren pasión por conducir a River.

Por: Negro Enrique

P.D.: en un rato salimos para la cancha con una horrible sensación de derrota, sumada a la preocupación de lo que se comenta sobre la interna de la barra, esperemos tener hoy una grata sorpresa.

viernes, 2 de octubre de 2009

Otra vez la barra...

Se reinició la guerra interna de los borrachos del tablón

Hay noticias que pasan por alto. Una noticia espectacular quedó en la tapa de los diarios de esta semana pero fue rápidamente olvidada por los medios que hoy están más preocupados por mantener su poder que por informar.
No pude dejar de reírme cuando leí que Di Zeo y parte de la barra brava de la bosta encarcelada gozaba de ciertos privilegios (lcd, celulares, prostitutas, comida especial…) mientras todos saben las luchas internas que se registran en esa barra y que llegaron a límites increíbles aunque fueran tapados (combi explotada, madre inundada en nafta, hijo secuestrado, personas con heridas de bala…). Pensar que habían contratado a un especialista europeo de operativos de seguridad en el fútbol para que diagnostique una solución argentina.

A esta noticia se sumó otra noticia igual de alarmante pero muchísimo menos difundida, en River se reinició otro capítulo de la lucha de poder en los borrachos del tablón. Hoy pocos mencionan que esta lucha fue iniciada gracias a la labor de nuestra dirigencia. Un gran polvorín que fue alimentado con un crecimiento desmedido y que para liquidarlo no tuvieron mejor idea que tirarle nafta.

Aguilar los tuvo en el club como mano de obra amedrentadora (no hay que olvidar las últimas elecciones, las votaciones de los balances y el continuo accionar ante la queja de los socios), pensó que los tenía amaestrados y cuando sintió cierta amenaza política o que se le empezaban a escapar de las manos, decidió dividirla enemistando a los 2 jefes.

Aguilar abrió la caja de Pandora y hoy la barra está en un interludio en el que un bando se quedó con el poder pero otros grupos se saben cerca de poder arrebatarlo. Como siempre decimos, el botín es muy grande y son varios los que tuvieron poder y se quedaron en el camino por motivos diferentes pero mantienen ciertas relaciones con el poder.

Durante la semana pasada se venía escuchando sobre posibles enfrentamientos (la banda del oeste se siente muy fuerte y muchos hablan que está apoyada por un candidato). Este enfrentamiento se dio en Vicente López y otra vez se quiso tapar. No fue un combate aislado, fue un combate con consecuencias. Intenté averiguar y me dicen que los bandos están tratando de “posicionarse” antes de las elecciones. Vaya uno a saber que significa esto pero lo único que me queda claro es que se viene una escalada de violencia que tiene a claros perdedores. Perderemos los hinchas que vamos a alentar a River y que no nos importan las internas de los violentos que protegen sus negocios. Perderá River por todo lo que significa tener a grupos violentos en su interior. Los grupos en conflicto están apoyados por distintos dirigentes y estos vuelve a cometer los errores pasados creyendo que los pueden manejar.

En medio de una campaña sucia y con mucho dinero de por medio (otra vez los billetes como motor de estos grupos), sería bueno que los dirigentes se den cuenta que darle dinero y poder a estos grupos solo implicará un aumento de violencia que a nadie beneficia. A estas alturas, queda como algo anecdótico entender porque la barra se ubicó en la tribuna Sívori Media en lugar de estar en la popular (la última explicación que obtuve fue que la policía no quería problemas y ante posibles choques en la popular prefirió aislar a la barra). Estar allí para cubrirse de la leve lluvia es ridículo y buscar amedrentar a los socios disconformes con la conducción del club sería otro hecho lamentable que reforzaría el divorcio que hay hoy entre buena parte de los hinchas y la barra. No se cuanto de todo esto es fantasía y cuanto es realidad pero es seguro que hubo un enfrentamiento y vendrán otros porque nadie quiere frenar el negocio que promueve esta violencia.

Por: Charro

jueves, 1 de octubre de 2009

Once Almeydas (*)

(*) UNDICI ALMEYDAS, así decía una bandera cada vez que jugaba la Lazio

Otra vez, las valientes y silenciadas palabras de Garcé volvieron a tomar dimensión gracias a una nota hecha a Francéscoli. Enzo salió a decir que una de las razones para el mal momento era la “falta de vestuario”. En otras palabras decía que faltan líderes, esos jugadores experimentados y con varios años de rodaje donde deben apoyarse los jugadores de menor experiencia especialmente cuando las cosas no salen bien.

Como dijo el Chino, esta comisión desarmó al equipo de jugadores nacidos en el club. El objetivo fue cambiarlos por jugadores de poco carácter que no se rebelaran ante el daño que se le hace a River y que no reclamen si algún dirigente se queda con parte de sus sueldos, que soporten estos manejos turbios porque jamás imaginaron jugar en un equipo grande y mucho menos en River. Con esta realidad, River se quedó sin jugadores con la categoría para sostener el peso de la camiseta que vestían.

Este cuadro de situación empezó a cambiar este año cuando volvió Gallardo, aunque sus continuas lesiones imposibilitaron que agarre la manija y las cosas finalmente empezaron a enderezarse con Ortega, a pesar de la resistencia de la dirigencia, su habilidad más el amor mutuo con los hinchas, lo convirtieron en la voz preocupada por la situación de River.

A 2 meses de las elecciones ya no es tan preocupante encontrar estas voces rebeldes y por eso llegó la gran sorpresa de estos meses. Envueltos en un River devaluado, sin incorporaciones y con un “casting” que lindaba con la falta de respeto (aunque yo insisto que fue peor la práctica de traer jugadores viendo solo un video y así llegaron una larga decena de burros que no hubieran pasado un casting), llegó Almeyda.

Después de 4 años casi sin jugar fue víctima de todas las cargadas y entre tantos desatinos de esta conducción todos creímos que era un desatino más. Hoy es fácil decir que fue la mejor incorporación pero creo que muy pocos deben haber imaginado que sería el nuevo líder gracias a su entrega, criterio y juego. Hace 4 años, cuando volvió de Europa, dijo que jugaría en River y cuando tuvo todo acordado y estaba en las oficinas del Monumental listo para firmar desistió de la idea. Estoico se bancó que le dijeran “loco” pero el tiempo le dio la razón. Ese día se encontró con un contrato que tenía un importe muy superior al pactado y él no aceptaba el robo para la corona. Así, desilusionado, abandonó el fútbol gritando que estaba podrido de la suciedad que giraba alrededor del fútbol.

Siempre guardo mi opinión sobre los jugadores que vuelven al club. Me gusta que vuelvan aunque a veces sea una decepción, pero en el caso particular del Pelado (tenía obviamente las mismas dudas que todos solo que no usaba el sarcasmo para referirme al Pelado) esperaba que ayudara en el punto más débil de todos. River carece de personalidad y solo jugadores de la talla de Ortega, Gallardo y Almeyda podrán hacerle entender a los chicos de 17 a 22 años como salir adelante en este momento. Sin embargo, así como dentro de la cancha el Pelado es muchísimo más de lo que esperábamos, fuera de la cancha también se reveló como un fuera de serie.

En estos días pudimos leer que Almeyda graba todos los partidos de River, revisa las jugadas, habla con el cuerpo técnico para dar alguna opinión sobre posibles cosas para mejorar, habla con los pibes para tranquilizarlos y hasta habla con los dirigentes para mejorar la actual situación. Él dice que quiere salir campeón, también dijo que este equipo no está preparado para serlo, de todos modos hace lo posible para acercarlo a esa meta. Dijo, antes de debutar en esta nueva etapa, que su alegría más grande era volver y tener alguna posibilidad de entrar otra vez al Monumental; esto ya lo cumplió con creces. Espero que pronto se le cumpla su otro deseo.

Gracias Almeyda, sos un ejemplo más allá de cómo salgan las cosas y ojalá te siga llegando el reconocimiento que tanto mereces. Salud, campeón.

Por: Charro