"Se pueden arreglar campeonatos enteros, como el de Boca de Ischia." Javier Ruiz árbitro "Ehhehh, eh yo pienso de que ehhehh eeeehh (?)." DAP "No estén cagados." Daniel Passarella

jueves, 30 de septiembre de 2010

Cuestión de peso

El fútbol no empieza en el minuto 1.

Ayer leía que fueron parados 2 árbitros pero ninguno de ellos fue Pompei. La primera lectura que hago al respecto es que le vuelven a mojar la oreja a River Plate y la segunda es que el colegio de árbitros no quiere mostrar que son maleables a la presión de los clubes.

Hace rato que vengo chillando por los arbitrajes (mal que les pese a algunos). Hay varias razones para entender porqué no nos están dando penales a favor (en los últimos años no debemos llegar al penal por año) pero no hay muchas explicaciones para entender porqué nuestros rivales no reciben tarjetas rojas por juego brusco ni por hacer tiempo en forma abusiva y alevosa. Para recibir un penal hay que entrar al área rival y podríamos decir que River no estaba ingresando mucho por esos lugares pero en el Monumental, especialmente, hemos visto decenas de jugadas que fueron penales y en algunas ocaciones fueron jugadas exageradamente claras.

Supuestamente River Plate iba a recibir una gran ayuda arbitral en este torneo. No vi esa ayuda en los otros 2 torneos que arman el actual promedio y tampoco lo veo hoy. El referato en el Monumental tiene una clara directiva, no favorecer a River Plate y hacer un juego sin demasiadas discusiones elocuentes o que no se puedan esconder. Si hay una jugada dudosa que puede llegar al gol, se anula por off side antes de que el jugador llegue solo ante el arquero (esto se puede esconder pero si realmente hubo fuera de juego y se convierte en gol no hay forma de esconderlo), si 10 jugadores se tiran para hacer tiempo está bien porque después se adicionarán 4 minutos (aunque sólo en este tipo de acciones muchas veces se pierden mucho más tiempo), si un jugador se adelanta continuamente 10 metros para sacar el lateral y el árbitro lo hace retroceder y el jugador se vuelve a adelantar otros 5, no merece sanción? (la misma táctica usan para los tiros libres), si hacen continuas faltas y retienen la pelota para que no siga el juego o se haga rápido el tiro libre, no merece sanción?. Estos son simples ejemplos de pésimos arbitrajes no mal vistos por la AFA pero lo del domingo supera todas estas directivas. ¿Si un árbitro dirige a 40 metros puede reconocer si hay falta dentro del área? ¿se puede considerar que ese árbitro dirigió bien?, si un árbitro frena una jugada muy peligrosa por una falta anterior (inexplicable hasta para el más fanático del árbitro Pompei) y la única razón para ello es que el árbitro estaba a más de 40 metros y si el jugador de River llegaba al área rival hubiera estado a 50 metros o más, ¿no es razón para suspenderlo? ¿No es una conducta sospechosa? ¿No es motivo para considerarla como una actuación horrorosa y que no merece dirigir en estas condiciones?

No estoy en desacuerdo con las declaraciones de Cappa aunque no me gusta que esta sea su reacción. El técnico debería estar dando otras explicaciones, darles un tirón de oreja a los jugadores por perder 2 puntos de una forma tan absurda (y ni hablar de la última jugada del partido que casi nos deja sin nada) y luego hablar con el presidente para que presione donde corresponde para que no nos traten de boludos.

Hace rato que vengo diciendo que los dirigentes están ahí para trabajar y para pensar y buscar la forma de que no perjudiquen a River Plate absurdamente. Este es un item donde hay una deuda dirigencial enorme con el club. Nos tocan el culo (mal que le vuelva a pesar a alguno) como a ningún otro club en el tema entradas (nos dieron menos entradas que a cualquier otro club en Independiente y Newell’s y muchas menos de las que podrían haber dado en Velez, Lanas, Banfield… nos van a hacer jugar en Floresta y a los bosteros no…), nuestra cancha tiene lugares vacíos sin necesidad, los visitantes tienen más entradas que en ninguna otra cancha, los árbitros vienen en busca de una polémica que los catapulte como árbitros (aprendizaje tomado del “sheriff”), se maltrata al hincha de River en cualquier cancha…

Es hora de pensar un poco en el hincha y por ende en River Plate. Esta es una de las labores de los dirigentes


Por Charro.

miércoles, 29 de septiembre de 2010

Ole...

 El aliento y la presión debe beneficiarnos...

Como todos los domingos, la fecha deja un montón de cosas para charlar. Esta fecha no fue la excepción y hubo varias cosas para comentar, entre todas ellas, una de las que me dieron más bronca fue la estupidez de gritar “ole” cuando esto nos perjudicaba claramente.

Hay muchas veces que la estupidez se apodera de la masa y prácticamente no hay forma de ir contra la corriente o frenar esa idiotez, ejemplos sobran pero voy a nombrar algunos. La barra de San Martin de San Juan empieza a encender bengalas y fuegos de artificio que provocan una humareda tal que el rival convierte un gol porque el arquero no ve la pelota, hinchas locales gritan UUUUUHHH!!!!! cuando un jugador tira una patada violenta pero que no llega a destino y como consecuencia de ello el árbitro lo expulsa, cantar canciones discriminatorias y de muertes, insultar a los jugadores del propio equipo porque queremos que ganen el partido, cantar por la barra brava cuando adrede salen al mismo tiempo que el equipo al que queremos alentar, “cagarnos” en los minutos de silencio que deberían tener un mínimo de respeto… los casos son varios pero esta semana hicimos un muy boludo.

El domingo, faltando 5 minutos se empezó a gritar un ole de varios minutos que pocas veces tiene sentido. Este domingo, el "ole" comenzó con una jugada simple y genial de Lamela pero se prolongó muchísimo más de lo aconsejable. El goce, a veces puede provocar nerviosismo en el rival y hacer que salga cuando están encerrados y compactos defensivamente (único momento en el cual tiene sentido y es beneficioso) pero en el caso del domingo, sólo provocó enojo en el rival. A veces, como consecuencia pueden ir en busca de una pierna (2 veces lo buscaron a Lamela) o de la reacción de un jugador, pueden presionar y recuperar la pelota y peor aún, puede despertar al rival. Para quien tiene la pelota puede provocar nerviosismo o puede hacer que motivados por el hincha busquen el toqueteo sin medir las consecuencias. En el caso de River, provocó que la pelota retrocediera y finalmente se perdiera tontamente en nuestro campo.

Para el hincha es fácil echar culpas pero a veces deberíamos rever nuestros comportamientos. Tal vez sea buena empezar a auto silenciarnos cuando la masa empieza a hacer cosas contraproducentes.

Por Charro.

martes, 28 de septiembre de 2010

El hincha de River Plate

Hincha Nro 1

"River es noticia siempre. No porque seamos la mitad más uno, sino porque somos el país menos algunos." Ángel Labruna. 

Hoy, 28 de septiembre, es el Día del Hincha de River Plate en honor a la fecha del nacimiento de nuestro hincha número 1, Ángel Amadeo Labruna.

¡Felicidades al país menos algunos!

Por: Enrique

lunes, 27 de septiembre de 2010

Cocodrilo que duerme…

No podemos regalar tantos goles ni  puntos fundamentales ni pueden empatarnos en el Monumental al último minuto.

Y… si. Cuando menos lo esperábamos, nos convertimos en cartera.

Como siempre hay mucho para escribir pero hoy, la única palabra que me logra salir es bronca. Como escribí en el posteo anterior, el resultado se podía analizar de muchísimas formas pero lo único que importaba era sumar de a 3. Hoy podemos decir muchas cosas pero la única realidad es que perdimos 2 puntos muy importantes.

Podríamos hablar del mal timing para el agasajo de las leonas, de la tribuna que volvimos a regalarle al visitante, del horario patético para jugar al fútbol (si este partido se hacía a las 4 o 5, se jugaba a cancha llena), de la pésima pantalla gigante que sigue teniendo el estadio, de la hermosa tarde que tuvo la ciudad… pero lo único que me sale es la bronca por haber despilfarrado 2 puntos ante este mediocre rival.

Como escribí en el anterior posteo, Cappa sintió que era el momento para hacer varias pruebas y la verdad es que la mayoría no resultaron. Se sintió terriblemente la falta de gente por los laterales, decenas de veces (el Burrito logró suplirlo con talento) los jugadores que tenían la pelota se detenían y buscaban descargar hacia los laterales y no tenían con quien jugar, muchas veces Ferrari tenía la pelota y no tenía a quien dársela. En el primer tiempo Quilmes presionó mucho y muy arriba provocando que River debiera jugar todo el tiempo hacia atrás para empezar nuevamente las jugadas. Ballón se quedó a mitad de camino, no fue volante por derecha e intentó ser un doble 5 en un planteo que no lo necesitaba. El cambio de Ortega fue más que acertado, su presencia fue notoria y demostró que el Burrito sigue siendo fundamental aún con las falencias que tiene a sus 36 años. ¿Fue acertado ponerlo en el segundo tiempo y que esté más fresco? No se si su buena actuación tiene que ver con haber entrado en el segundo tiempo pero la realidad es que lo hizo bien. Le dio el vértigo y la audacia que imponía el partido, sus pases punzantes para pasar a una defensa cerrada volvieron a ser efectivos y aunque no lo quieran ver quienes están enojados con el Burrito, Ortega implica una preocupación diferente para los defensores rivales, están en tensión permanente y propensos al error o a desconcentrarse y permitir espacios que antes no se daban.

Román no jugó mal pero Maidana jugó por muy lejos su peor partido con la camiseta de River. Si el partido de hoy lo hubiera hecho alguno de los centrales del año pasado hubiéramos dicho que no jugaron bien y sería más de lo mismo, para un jugador que nos acostumbró a mostrar personalidad, confianza, seguridad, rapidez, concentración, solidez en el mano a mano, salida limpia, inteligencia… el de hoy fue un muy mal partido. Careció de todos sus atributos y no se porqué. Román suele hacer muchos goles de cabeza (tal vez esto lo definió a Cappa a hacer un cambio por el correcto Ferrero) pero en esta oportunidad no le llegó ninguna pelota. Cappa tendrá que hablar mucho para saber que pasó con Maidana.

Irónicamente, nuestros puntos más fuertes del torneo fueron los que fallaron. Maidana no anduvo, Carrizo falló en muchos pases que suele dar a los pies y la última pelota del partido, en cualquier otro partido hubiera terminado en sus manos y no en la red. No se a que se debió semejante desconcentración. Podría decir que se debió a la lesión de Almeyda pero la realidad es que empezaron a fallar desde el principio del partido. 

Justo el día que una agrupación  repartió un muy buen poster de Almeyda vestido de gladiador, el león salió lastimado y esto me da más preocupación que la bronca del resultado. El ingreso de Acevedo pudo haber sido sorpresivo para el reemplazante pero estuvo perdido en el medio campo y también estuvo muy nervioso porque tuvo una falta absoluta de timing en varias jugadas. Parece que tenemos la frazada corta porque así como jugamos nuestro peor partido en las zonas que mejor jugábamos, también nos encontramos con la gratísima sorpresa de un muy buen partido del Tanque Pavone. El delantero demostró rapidez, picardía, conocimiento del puesto, velocidad y fortaleza, mostró grageas de varias cosas prometedoras. Parece que encontramos al delantero que necesitábamos. Por otro lado, Lamela también muestra pinceladas muy interesantes, tiene una elegancia en el juego que se ve muy poco. Espera la pelota, mira y simplemente hace un toquecito que sorprende al rival y normalmente lo deja “pagando” y lo ridiculiza. Fueron algunas pinceladas pero valieron la pena.

¿Qué se puede decir de Funes Mori? Perdió demasiadas oportunidades muy claras, no se puede perdonar tanto. Es más, ante planteos tan cerrados no se puede perder ni siquiera el primer mano a mano y mucho menos perder 5 o más. A favor del pibe, deberíamos decir que él fabricó muchas de las jugadas y que varias las definió como indican los libros… en fin, la realidad es que los goles que no se convierten en un arco… los únicos que no lo sabían fueron nuestros jugadores.

¿Que queda? ¿Pompei? Cappa terminó tan caliente con el árbitro como todo el Monumental (y según dicen toda la dirigencia también). Podrán empezar a discutir si los penales fueron o no (¿es válido que nos cobren un penal a favor?), si las faltas fueron dentro o fuera del área y un montón de boludeces pero otra vez la realidad dirá que lo de la terna arbitral fue impresentable y patético. No pueden exigirle a River retroceder en cada saque lateral y permitir que el visitante esté jodiendo y termine sacando donde quiere, no puede dejar que peguen con alevosía y mirar la tarjeta amarilla para saber si los jugadores visitantes estaban ya amonestados para decidir a quien amonestar, y, fundamentalmente no puede no dar ley de ventaja cuando un jugador de River se va solo hacia el arco para poner una tarjeta amarilla.

¿Qué se puede decir? Simplemente que hoy, no hay un hincha de River que no sienta mucha bronca por la oportunidad de oro de descontar 2 puntos a todos los rivales de arriba y abajo, bronca por la lesión del jugador más importante del plantel, bronca por un partido ganado y que nuestra impericia nos birló 2 puntos. Banquémonos la calentura que nos guiará esta semana…

Por Charro.

domingo, 26 de septiembre de 2010

El valor de un aplauso o una ovación

Un ejemplo de profesional, algo que reclamamos constantemente...

Hoy nos enfrentaremos a Quilmes, un equipo que supo tener momentos de gloria y que este año logró volver a la categoría mayor. Cuando logró el ascenso muchos lo catalogaron como el caballito del comisario y otros como la cenicienta del torneo. Sin importar cual sea su real categoría y sus posibles ventajas, la única seguridad es que hoy hay que sumar 3 puntos.

El envión anímico, la imagen de invulnerabilidad, impedir que sume uno de los equipos que deberá esta abajo nuestro, encontrar el juego que mejor le sentará a nuestros jugadores para el resto del torneo, mantenernos entre los punteros, tener una nueva fiesta en el Monumental… todos son posibles aditamentos que pueden ser muy importantes e interesantes pero nada tan fundamental como sería ir alejándose mentalmente y en los puntos de los últimos lugares del promedio.

En medio de este partido y con la importancia que le damos, se presentará un hecho interesante para quienes seguimos continuamente al equipo. Después de unos cuantos meses volveremos a ver a Paco Gerlo en el Monumental y por primera vez lo enfrentaremos en lugar de defender nuestra camiseta.

Danilo Gerlo fue uno de esos raros casos en que la mayoría lo insultaba por su falta de categoría para jugar con la banda roja, sin embargo, con todas sus limitaciones a cuesta logró ganarse el corazón de muchos a base de sacrificio. Nunca logró ser un jugador exquisito ni tener la categoría para vestir la camiseta que vistieron tantos grandes jugadores, cada vez que llegaba un nuevo entrenador lo separaba y lo dejaba como última alternativa, sin embargo, él no claudicaba y como ave fénix volvía a la primera división y jugaba algunos partidos.

Es lógico, esto se dio gracias a la crisis futbolística que sufrió River Plate pero no podemos dejar de reconocer la entrega y predisposición de un jugador que fue comprado por la dirigencia que habíamos elegido. Ojalá, todas las verdaderas promesas hubieran entregado todo lo que entregó.

Paco es polémico porque junta la entrega por un lado y la falta de categoría, por ello muchos no lo quieren, muchos lo adoran y la mayoría le está agradecido y le cae simpático. Sabiendo esto, desde twitter, riverplate news lanzó una campaña para recibir a Gerlo con un aplauso y muchos blogs hicieron notas sumándose a este pedido. Desde acá yo espero que todos le encuentren el verdadero valor que tendría una ovación o aplauso a Gerlo. Es un agradecimiento y no una valoración a su juego que muchos se ofenderán y otros querrán decir que fue un 9 y un gran defensor y blablabla... De mi parte es simplemente un gracias a un buen tipo que puso todas sus armas en beneficio de River y no es su culpa que algunos dirigentes hayan decidido que eran muchas y buenas armas.

Hoy estaré allí y seré uno de los fervorosos hinchas que lo vivirán y aplaudirán. Gracias Paco.

Por Charro

sábado, 25 de septiembre de 2010

Esa banda sangre (cont.)


En este posteo vamos a agregar dos equipos al listado de clubes que comparten nuestra gloriosa camiseta.

La imagen de arriba corresponde al Centro Cultural y Deportivo el Tanque Sisley, la misma fue tomada el día que ganó el torneo de la Segunda división del fútbol y consiguió el ascenso a Primera. Es un modesto club de Montevideo, fundado en 1955 y con esta es su segunda temporada en primera. Los colores del club son el verde y el negro y "la nuestra" es su tercera camiseta.

El otro club al que haremos mención es el gran Torino Calcio, único club europeo por el cual siento simpatía


La camiseta de arriba es un homenaje hacia River Plate y su solidaridad luego de la tragedia de Superga. La historia es conocida por todos pero de todas maneras recomiendo este muy buen posteo del blog la Pelota no dobla.
El posteo original: acá 

Por: Enrique

viernes, 24 de septiembre de 2010

Ser grande... está en el ADN

La transmisión para conocer nuestro ADN.

En el suplemento deportivo de La Nazion, levantaron expresiones vertidas por Manu Ginóbili en el programa de Metro, “Basta de todo”. En cancha llena escribieron muchos de los comentarios que hizo Manu pero el que más me interesó es justamente el que no pusieron.

En el programa le comentaron a Manu que la semana anterior, Luifa Scola había dicho lo agradecido e importantes que fueron las primeras charlas que tuvieron cuando Ginóbili era un consagrado en Italia y él comenzaba a hacerse camino en España y ya compartían habitación en las concentraciones de la selección. Manu era titular de la selección y Scola iba entrando algunos minutos. La diferencia de edad no es mucha entre ambos pero era el tiempo en que uno era consagrado e idolatrado y el otro era un jugador en camino a ser figura. Manu es un habilidoso, vistoso y virtuoso mientras que Scola es un sacrificado de cerca de 2,05 mts que entrega el alma en cada punto, con estas condiciones, el camino de Ginóbili para ser figura idolatrada fue más rápido.

En la intimidad que logra imponer Matías Martin con sus entrevistados, Scola comentó que fueron muy importantes los ejemplos y las charlas sobre el profesionalismo, la pasión en el juego, el perfeccionismo en los movimientos y en el juego, el aprendizaje y cuidado continuo, los consejos de los mayores hacia los pibes…

Mientras escuchaba esto pensaba en lo que está pasando en River y en lo importante que son en estos momentos Almeyda y Ortega. El ejemplo y respeto que imponen y que se junta con lo que están hablando Carrizo (pareciera que maduró muchísimo desde su segunda etapa en el club), Ferrero, Maidana, Ferrari y Arano. El discurso, la forma y los momentos en que hablan (más allá de todo lo que van charlando y haciendo en la intimidad del grupo) marcan el principal cambio en el equipo.

Supongo que tiene que ver con el ejemplo que viene desde la cabeza del grupo y el ejemplo que se puede transmitir desde allí. La verborragia de Aguilaucha no era creíble para los jugadores y casi que le prohibieron el ingreso a los vestuarios. La entrega de Almeyda da una autoridad y un ejemplo que le quedará para toda la carrera y el resto de sus vidas a todos los pibes que están dando sus primeros pasos. No estaban equivocados quienes saben cuando decían que de este momento de tanta presión se sale con la experiencia de jugadores con un recorrida ya hecho y con el agregado de algunos pibes.

Creo que el mayor cambio de este grupo está en la mentalidad y esto tiene que ver con las palabras de los más experimentados (presidente, técnico y jugadores). Ojalá que siga así por siempre, porque esta fue una característica de River desde siempre, jugadores que dejaban de jugar y luego pasaban a dirigir divisiones inferiores y transmitían lo que era River, jugadores que volvían con la experiencia de tantos años para transmitirla a los pibes…

Era hora de volver a las fuentes. Era hora que se pudiera transferir la mística millonaria de una generación a otra de una forma natural. Era hora que los pibes de hoy y super figuras de mañana mamen la humildad, el desafío y la grandeza que implica vestir la banda roja. Casi perdemos la transmisión...

Por Charro.

miércoles, 22 de septiembre de 2010

El derecho a saber


 El derecho a saber... un derecho básico

Así como en 1931 la profesionalización del fútbol trajo consigo un sin número de cambios en el fútbol argentino, al iniciarse la década del 90, la televisación del fútbol trajo otra enorme cantidad de cambios. A partir del ingreso de la TV al negocio del fútbol, la plata empezó a llover por todas partes. Muchos nuevos ingresos se acercaron al negocio y hoy se pueden ver como algo cotidiano a los sponsors, intermediarios, multimedios, programas partidarios, canales deportivos, barras que ingresan al negocio “invitados” por los dirigentes, cuentas en el exterior, políticos que usan a los clubes como trampolín para su carrera política, gente que ve un camino rápido para engrosar sus cuentas bancarias…

Esta plaga que afecta al fútbol nacional (y mundial por lo que pudimos ver en una nota de la revista Un Caño de este mes), se aprovecha de un par de elementos básicos de la sociedad moderna: la desinformación y la red tejida para saquear y salir indemnes de los delitos que se van cometiendo. El fútbol en general, y River Plate es uno de los mayores exponentes, se convirtió en una vaca lechera de múltiples y extraordinarios ingresos basados en la pasión incontrolable y en la multitud que siente este amor. Con estas premisas no es de extrañar la cantidad de mecanismos y los tentáculos que tiene la dirigencia para mantener el “negocio paralelo”. Se escudan en el silencio y se mueven con rapidez ante la lentitud de los organismos democráticos y legales. Quienes vimos en estos días la película de Piñeyro “The raty horror show” pudimos ver hasta donde llega la manipulación y el desprecio.

En estos días la IGJ dictó una sentencia que puede desarticular una parte fundamental del entramado saqueador que sufren los clubes. Utilizo el verbo PODER porque la IGJ ha decidido entregar al socio un arma muy poderosa para pelear en esta lucha tan desigual pero el tenerla no soluciona en lo más mínimo el problema si no es utilizada por los socios de todos los clubes argentinos.

Gracias a Pragmático, nos llegó al mail con el dictamen favorable de la IGJ tras una larga pelea que tuvieron que dar 5 socios del club (bien vale mencionarlos: M. Marcillo, J. Leone, R. Pardo, M. Bianchi y J Forconi); aquí se puede leer que en septiembre del 2007 pidieron al club detalles sobre transferencias de jugadores desde 2001, composición de la deuda, composición del plantel profesional y amateur, nómina de personal (directo e indirecto), cuentas bancarias en el exterior… pero el club justificó su negativa en los mecanismos laberínticos de la democracia indirecta donde pueden esconderse a sus anchas. En una entrevista dada al programa “La hora de River”, el representante de socios por la agrupación de Kiper, Jorge Leone, cuenta parte de las trabas que se sufren para llegar a algo tan “elemental y lógico” como es la información. Leone, cuenta que en la IGJ está el conocido aguilarista Jorge Carullo e hizo su tarea de entorpecer el dictamen, mientras que ahora hay que esperar la reacción de los dirigentes millonarios (nobleza obliga, reconoce que Daniel Bravo cumplió sin poner trabas el dictamen de la IGJ, aplaudió el interés mostrado por Caselli mientras que a dirigentes opositores como Quintás y Santilli no les interesó el tema).

El dictamen, tiene un vocabulario legal complicado para quienes no lo usamos y se basa en muchas fojas y documentación respaldatoria que nosotros no vemos pero básicamente se puede ver como el inicio de una lucha derivó en un arma fundamental. La desconfianza sobre Aguilaucha llevó a estos socios a mantener una lucha y darnos una herramienta para decir NUNCA MÁS un Aguilar en River Plate.

La sentencia obliga al club a legislar para que todo asociado tenga derecho a ser informado cada vez que lo solicite. Cada transferencia del club, cada contrato… podrá ser observado por cualquier socio y dejar de ser secreto, ya no servirán los arreglos con un multimedio para mentir descaradamente porque la información sobre los manejos “indecorosos” podrá ser visto por cualquier socio y denunciado a través de cualquier medio digital.

El camino elegido por estos socios es ejemplar y puede ser seguido por muchos socios de distintos clubes pero es sólo el inicio de un camino en el que hay que entender que se debe dejar la pasividad para ser parte activa y responsables del presente y futuro de las cosas que amamos. Esta herramienta nos obliga a ser activos, ahora tenemos el derecho y debemos aprender a ejercerlo para ponerle dificultades a la gran cantidad de sátrapas que andan dando vueltas alrededor de los billetes que deja la pasión del hincha.

Desde ya, como socios de River Plate, muchas gracias .

Por Charro y Enrique.

martes, 21 de septiembre de 2010

Sobre el gran Ariel Ortega

¡Crack!

Hace ya algunas semanas que tengo ganas de escribir sobre la actualidad futbolística de Ariel Ortega. Confieso que siento gran debilidad por el Burrito, deseo fervientemente que le vaya bien en la vida y porque entiendo que jugar al fútbol es parte fundamental en ella pierdo objetividad para criticar su rendimiento dentro del campo de juego. En definitiva quiero que le vaya bien a Ortega tanto como a River Plate y por ello me cuesta encontrar el balance ideal para discernir que es lo mejor para el equipo y el jugador.

Hoy salió en Canchallena una nota de Claudio Mauri sobre el presente del Burrito. Me pareció muy interesante compartirla porque considero que da en el blanco sobre el compromiso que viene demostrando y el papel que debería tomar el gran Ariel en este equipo.

La nota: 

Hay una lucha diaria personal en la que Ariel Ortega viene triunfando desde hace un tiempo: la de sentirse futbolista para no dejarse arrastrar por algunas tinieblas que lo acosan fuera de las canchas. Su continuidad en River es un síntoma de que asume su responsabilidad y obligaciones con el debido profesionalismo. Sólo faltó a un entrenamiento posterior a su expulsión frente a Huracán, sin que aparentemente la causa fuera alguno de los excesos que periódicamente marcan su carrera.  

Ortega pone lo mejor de sí para ayudar a rescatar a River del delicado momento deportivo. El estilo y el mensaje futbolístico de Cappa motivan al Burrito y lo comprometen con la causa. Pone el hombro y su actitud no merece mayores reproches. Los hinchas lo veneran sin condicionamientos en cada partido, en el Monumental.  

Su activa participación queda reflejada en la planilla de presentismo. Desde la llegada de Cappa disputó completos ocho partidos; sólo fue reemplazado en otros dos (ante Arsenal, a cinco minutos del final). Comprobada su amplia disponibilidad, queda por determinar si su contribución futbolística es proporcional.  

Ortega tiene una forma de jugar que trae desde los potreros de Ledesma y que no es fácil de preservar a los 36 años, cuando la resistencia física es menor. El Burrito, por personalidad y características, exige continua participación en el juego, quiere tener contacto permanente con la pelota. Nunca le faltó valentía para pedirla. Absorbe la presión en un River con varios pibes.  

Cappa lo sostiene con la pretensión de que haga la jugada o el toque distinto que sirvan para resolver un partido desde el resultado. Eso se hizo realidad contra Tigre, cuando en el final se iluminó y le sirvió el gol a Funes Mori. Sin embargo, son muchas más las veces en que Ortega, en su vocación de retroceder para empezar la jugada, pierde la pelota y genera peligrosos contraataques. Nunca fue un especialista en jugar a un toque, de primera. Lo suyo es el control y la gambeta, pero le cuesta imponerlos porque su físico no lo acompaña en un medio futbolístico en el que la lucha, el roce y el choque están a la orden del día. Nunca le faltarán orgullo y confianza en sus condiciones, lo cual no compensa su progresiva merma en pique y velocidad.  

Para que su aporte sea mayor que el costo que acarrea sus limitaciones, no está de más una reconsideración del papel de Ortega. Una posibilidad es que no siempre tenga que jugar los 90 minutos; otra, que se mueva más cerca del área rival que de la línea central, y una última, que los ataques no deban pasar obligatoriamente por sus pies y se desprenda más rápido de la pelota. Es un tema para que Cappa lo aborde desde su inteligencia analítica y Ortega lo asuma desde la autocrítica.  

Por: Enrique

Así ganan...

El primer super clásico ya tuvo sus buenos condimentos

1931 fue un año convulsionado en el mundo. La gran crisis económica mundial, tuvo coletazos en todos lados y en Argentina fue aprovechada para provocar el primer golpe de Estado cívico-militar. En medio de la decepción por la derrota en la final de la primera Copa del Mundo, los dirigentes del fútbol argentino tomaron la decisión de poner sobre la mesa lo que pasaba bajo la mesa. El 9 de mayo de 1931 se decide la profesionalización del fútbol y esto fue firmado por varios de los clubes importantes, luego, las presiones del gobierno de facto ayudaron a que más clubes firmen el acuerdo. En medio de estas presiones, varios clubes pequeños prefieren mantenerse como amateurs pero hubo 2 clubes que no deseaban la profesionalización y el presidente no pudo aceptar esta decisión. Los 2 clubes fueron Independiente y River Plate, ambos no se deciden a firmar. Ambos sabían como terminaría todo pero tampoco querían firmar en condiciones desfavorables y por eso, mientras tanto, la dirigencia de River hace una jugada rápida y fuerte, contrata a Carlos Peucelle en 10 mil pesos y se lo empieza a llamar millonarios. Un gasto extraordinario para un jugador que haría la diferencia, un jugador como base de una idea futbolísitica y política del club. Peucelle sería el alma del futuro River Plate.

El 31 de mayo empieza el primer torneo profesional gracias a la conformidad dada por River Plate e Independiente. River aprovechó para sumar a un par de jugadores uruguayos sin comprar el pase y entonces Boca se vio obligado a hacer compras de valor importante (hizo una incorporación de ruido con Varallo) porque la rivalidad ya era lo más importante del deporte argentino.

Dieciocho equipos participaron del primer torneo y el "fixture" quiso que el primer partido de la era profesional entre River Plate y Boca se jugara en la última fecha de dicho torneo y que fuera en la Boca. Ese partido se jugó hace 79 años, el 20 de septiembre, estando los bosteros a un punto del puntero San Lorenzo y River 2 más abajo. Este primer partido, como no podía ser de otra manera, despertó una expectativa desconocida, la cancha estaba colmada y en las calles había tanta gente como adentro. El país ya hablaba de esta rivalidad y los jugadores asumieron la importancia del partido. El partido empezó jugando River mejor y por eso pudo convertir el primer gol a los 10 minutos de juego, River mostraba un estilo de juego en conjunto mientras que Boca se dedicaba al pelotazo hacia sus 3 potentes delanteros.

Eran tiempos de protestas constantes, los jugadores se quejaban todo el tiempo y no había medios para mostrar lo que sucedía en la cancha. Con estas características, a la media hora de juego, el árbitro cobró un penal a favor de Boca. El goleador Varallo patea el penal, el arquero da rebote que vuelve a patear el delantero; el arquero logra que le vuelva a rebotar y cuando va a tomar la pelota, Varallo lo sujeta del pie, toma la pelota y la introduce en el arco. El árbitro dice no haber visto nada y todos los jugadores de River le caen encima, a raíz de esto expulsa a un jugador mientras ingresa la policía. Supuestamente, la expulsión debía tranquilizar a los jugadores, sin embargo, ser robados tan alevosamente y frente a los bosteros hizo que nadie se tranquilizara y en medio de la polvareda de tanto tumulto en una cancha “primitiva”, el árbitro no tuvo mejor idea de expulsar a otros 2 jugadores. Nadie sabía que pasaba, salvo los jugadores de River que, en medio de la policía, decidieron retirarse del campo de juego.

Así terminó el primer super clásico profesional, con peleas dentro y fuera de la cancha, gente que excedía la capacidad de la cancha y tumultos en las adyacencias, quejas y expulsiones, inventos y ayuditas de árbitros, jugadores haciendo cosas non sanctas para ganar… nada diferente y muy semejante a lo que vimos que sucedió en el primer superclásico de la historia… como para negar de donde venimos…  


Pocas cosas cambiaron...

Las peleas siguieron en las calles cercanas, se quisieron encontrar las barras pero la policía actuó como aprendió desde tiempos inmemoriales y fue peor el remedio que la enfermedad. Los bastones iban de un lado a otro, los gases les causaron problemas a los vecinos…

300 policías, la remera tricolor y la bandera, algunos cuerpeos, una multitud... 1931


El partido se lo dieron ganado en los tribunales a los bosteros y fue el inicio de varias malas costumbres. Varallo se acostumbrará a jugar sucio (en otros superclásicos fracturará a jugadores a pesar de ser delantero), Boca buscará siempre tener peso en los escritorios, grandes operativos… así empezó la era profesional.

Por Charro.

lunes, 20 de septiembre de 2010

Hay que meterla

 Tiene peso, busca el arco rival y pronto hará goles, esperemos tener más posibilidades para que la pelota entre al arco.

En un fútbol exageradamente parejo solo se triunfa aprovechando las pocas situaciones de gol. En un fútbol apretado y con poca gente con capacidad para romper un cerrojo, es fundamental no dilapidar las escasas situaciones que se van presentando. En un fútbol de pocas situaciones de gol, es un pecado no convertir. En un fútbol de corredores y pegadores, si se tiene gambeteadores y tocadores, es necesario aprovecharlos mientras se tiene la pelota para poner a alguien frente al arco.

Vuelve a verse lo ajustado que son los partidos. Otra vez perdimos por un gol, la misma diferencia por la que perdimos y ganamos todos los partidos. Está claro que se puede perder o ganar cualquier partido como también está claro que no se está jugando bien. Algún partido se juega mejor que otro (como el caso de ayer que se jugó mejor que en tardes anteriores) pero seguimos sin encontrar líneas de juego. Es una lástima desaprovechar las oportunidades que se presentan para acercarnos  a nuestros muchos rivales. AAAJ no podía más en los últimos 15 minutos, de la misma forma que ayer NOB se retrasó e intentó aguantar como fuera, y el como fuera es que River no tenga la inteligencia  para golpear con certeza. Cappa todavía no encontró el equipo y se equivoca mucho en los cambios, sin embargo, también hay que reconocerle que poner a Ballón y Lamela fueron decisiones de él y funcionaron bien.

Este campeonato está hecho para sufrir, no hay más vuelta que darle, una semana fuera de todo, una semana dentro de la promoción y, en una de esas cosas locas que puede tener el fútbol argentino, en unas semanas podamos estar hablando que si ganamos un partido podríamos estar en una copa, ser punteros y que si lo perdemos podríamos estar en zona de descenso. El tobogán es demasiado vertiginoso y no saldremos de él hasta que se consiga alguna solidez y coherencia en el juego. Mientras nuestro juego siga dependiendo de pibes sin experiencia como Lamela y/o Lanzini o pibes intermitentes como Mauro Díaz o Rojas, mientras el Burrito y el Enano no encuentren su nivel pero sigan teniendo muchos minutos de juego en detrimento de los que andan mejor, mientras Caruso y Pavone no encuentren su nivel físico, mientras Affranchino y Pereyra tengan buenos y malos partidos pero no haya recambio, el sube y baja será permanente. Hoy se hace importante encontrar una línea de juego y ver cuales son los mejores intérpretes. Sospecho que la línea de juego no la encuentra el entrenador porque los intérpretes no están en su mejor momento.

Hay ciertas actitudes que este equipo recuperó o reconquistó respecto a la historia de River, tiene protagonismo, maneja la pelota, empuja, quiere ir al arco contrario y no defenderse, la defensa (incluidos el 5 y el arquero) saben manejarse cuando son menos y viene una arremetida, el 5 está en todos lados y el arquero se luce en una o 2 pelotas por partido, sin embargo, nos falta sangre fría ante el arco y nos falta inteligencia al manejar la pelota y hasta cuando decidimos empujar en los últimos minutos.

Hay mucho por mejorar, el problema es que caminamos sobre brasas demasiado peligrosas como para aceptar que necesitamos tiempo, somos los hinchas quienes queremos ver a River jugar como siempre supo jugar y esperamos olvidar ya la pesadilla por la que estamos pasando. 

El título del posteo de Dalmassito de la semana pasada sobre el partido fue "resultado mata actuación", tranquilamente podría ser el título de hoy también. No es fácil, el vértigo nos perseguirá hasta mediados del año que viene y esperemos que por un lado la buena suerte (y la fuerza) nos acompañe y por el otro que no hagamos ninguna cagada. Seguimos al límite.

Por Charro.

domingo, 19 de septiembre de 2010

La copa que nos tienta

Lo que no mata fortalece... será cuestión de probar?

Mientras intento sacarme la bronca por no ir a Rosario y salir de unos días de descanso, me puse a leer lo que pasó en estos días y pude ver cosas interesantes. 

A la hora de motivar a los jugadores, todas las variantes son válidas para un entrenador. A la hora de motivar a los hinchas, todas las palabras suenan dulces. A la hora de actuar quien maneja un grupo, debe ser realista y meticuloso.

Esta semana nuestro entrenador se despachó diciendo que el no mira 2 tablas de posiciones sino 3. Por un lado tiene una tabla atrás que no puede descuidar, por otro tiene la tabla que disfruta encabezar y hay una tercera que es una tentación permanente para quienes amamos la banda roja; hay 3 equipos, además de los campeones, que ingresarán a competir por la copa Libertadores de América del año 2011. De no salir campeones, Cappa quiere participar en la Copa porque según su opinión es el lugar que le corresponde a River.

Nadie duda que tenga razón, el tema pasaría a ser si estamos preparados para algo así. ¿Tenemos equipo suficiente para enfrentar 2 competencias al mismo tiempo y no fallar? Nadie duda que la aspiración de River es competir en todo torneo que se presente e intentar ganarlo pero la realidad actual es que River está muy cerca del fondo de la tabla del descenso y si bien es cierto que si clasificamos para la copa implicaría que nos estaríamos alejando del descenso, también es cierto que empezamos muy atrás como para estar cómodos. Para sentirnos cómodos no podemos contar a los recién ascendidos porque ellos suman diferente y cualquiera que haga una buena campaña nos pasaría por más genialidades que hagamos. Deberíamos tener 4 equipos de 16 muy detrás nuestro para sentirnos cómodos y esto implicaría una muy mala campaña de 4 equipos.

Sabiendo que estaremos mano a mano con unos cuantos equipos, ¿podemos dirigir los esfuerzos a otro torneo? Tomemos en cuenta que el motor de este equipo es Almeyda y él se considera más cercano al retiro que a continuar jugando, esta semana aclaró que seguiría hasta que se rompa (creo que tampoco lo ve muy lejano porque se da cuenta que tiene molestias pero que no tiene intención de menguar el esfuerzo), esto nos deja con un equipo con muchos pibes, con viajes largos, presión continua y en varios frentes, lesiones leves pero constantes que se suelen producir por estrés, pibes que se pueden pinchar si no ven los buenos resultados...

Es muy lindo jugar la copa, es muy alentador soñar con volver al lugar que nos corresponde pero llegado el momento, ¿no será demasiada tentación? ¿No será peligroso arriesgar en el torneo local a cambio de los grandes ingresos que promete la copa? ¿No será peligroso el pensamiento que River Plate no puede descender así que juguemos la Copa? ¿Habrá plata para hacer incorporaciones de peso para soportar 2 torneos al mismo tiempo? ¿Incorporaría River más de 4 jugadores y dejaría alguno sólo para jugar en la Copa?

Son muchas preguntas pero teniendo en cuenta que recién estamos en el primer tercio de un torneo exageradamente parejo, son muchas hipótesis para un momento en que hay que estar concentrados pero al mismo tiempo es una posibilidad que tienta demasiado a la dirigencia que escribió en el presupuesto que llegaríamos a últimas instancias de la Copa y que no compraríamos jugadores.

Es la copa que nos tienta a todos pero nos saca los pies de la tierra…

Por Charro.

viernes, 17 de septiembre de 2010

Mens sana in corpore sano

El mejor momento. La hora de pensar entre todos el mejor camino a seguir

Los tiempos modernos son complicados y River Plate no se escapa a esa realidad, vivimos corriendo tras las emergencias, salvando las urgencias, algunas veces miramos las necesidades pero raras veces pensamos hacia donde ir y como llegar. No es fácil pensar cuando no hay jugadores, cuando no hay plata, cuando no hay recursos, cuando el promedio apremia, cuando los “políticos” piensan en ser un inconveniente en lugar de una solución, cuando la ética y la moral brillan por su ausencia…

Mientras los socios buscamos soluciones para el desbarajuste moral y político, sería bueno que entre todos nos planteáramos que club deseamos para el futuro y nos pongamos manos a la obra en ese camino. Este club nació cuando un grupo de pibes se juntaron para armar un equipo de fútbol ganador, se fueron reuniendo en un lugar para hablar de su pasión, para "jugar", para tener un ratito de paz en medio de una durísima realidad. Así se fueron dando cuenta que pasaban muchas horas juntos y lo disfrutaban, luego fueron creciendo y formaron familias, tuvieron hijos, sus amigos y vecinos del barrio se acercaban y lentamente el equipo de fútbol se transformó en un club con socios que tenían una finalidad en común, armar entre todos un espacio para estar juntos, para disfrutar entre amigos y en familia y donde sus hijos pudieran vivir al aire libre, creciendo sanamente alrededor del deporte.

Los tiempos y las dimensiones cambiaron pero la finalidad sigue siendo la misma, la pertenencia y la pasión no nos ha abandonado. A través del tiempo esta premisa se fue cumpliendo con distintos matices, el motor desde un principio fue el fútbol y muchas veces, por cuidar el motor se descuidó a la familia. Los tiempos modernos ampliaron el problema cuando el motor se convirtió por sí solo en una pieza muy cara y muchos quisieron dejar al auto sin motor para hacer sus propios negocios.

Cuando escuché sobre la posible incorporación de Vigil al deporte millonario me pareció raro, su visión debe ser práctica y entiende las privaciones y necesidades de los distintos deportes amateurs. La aparición de este apellido puede ser una respuesta tranquilizadora a las mentes brillantes que intentan ajustar los cinturones a través del “club” o mejor dicho, de la parte social y amateur del club. Mucha preocupación causó a los departamentos de cada deporte cuando apareció el gerente del club mencionando el gasto que le provocan al club y haciendo unas cuentas muy subjetivas, imparciales e irreales. Echarle la culpa de la falta de sustentabilidad a distintas actividades y poner al fútbol como el gran ingreso de dinero es falaz. Nadie quiere mencionar cuando hablan del gastos (déficit) del club que incluyen sueldos de barras bravas, personal ingresados por favores políticos relacionados con los ingresos del fútbol, impuestos que no paga el fútbol gracias a la función social del club, dinero que cae en agujeros negros que normalmente tienen que ver con el negocio del fútbol… ni tienen en cuenta que los dirigentes impiden la financiación de los deportes con su visión absurda cuando hacen contratos con Adidas pero no le proveen ropa a los deportistas, los obligan a comprar cualquier ropa pero sin imprimir logo o marca del fabricante de la camiseta, no permiten poner publicidades en los campos donde juegan los distintos deportes, no publicitan actividades en el estadio, la página web abandonó a los deportes amateurs del club…

La primera decisión que habrá que tomar es terminar con la dicotomía fútbol/deportes no redituables. El fútbol se ha convertido en un gran negocio que tiene enormes gastos y amplias goteras morales que le provocan grandes pérdidas, sin embargo, también moviliza nuestro estado de ánimo y por eso seguirá siendo siempre nuestro motor. Ambas cosas son parte de nuestro ser. River Plate es indivisible, River Plate es un club atlético, social y deportivo cuyo principal deporte es el fútbol. Tomando esta base habrá que ser inteligentes, no pueden aparecer mentes brillantes haciendo una división del gasto entre el fútbol profesional y el resto del club, deben aparecer mentes brillantes buscando la forma de aprovechar las ventajas y minimizar las desventajas.

El club tiene como misión ser parte fundamental de una sociedad y así como hoy debemos sentirnos orgullosos de que River Plate ya cuenta con una Universidad (con la firma del Decreto 1312/2010 por parte de nuestra Presidenta de la Nación) también debemos buscar la forma de que la acción social y deportiva llegue a todos los rincones del país. Hoy no alcanza con hacer deportes en Figueroa Alcorta y Udaondo, la gente que ama a nuestra institución merece ser contenida con todos sus valores en otros rincones del país. Los desafíos son constantes y es hora de pensar en grande como lo hicieron en 1901 la gente de 2 equipos que quisieron ser más grandes y decidieron llamarse River Plate. Es hora de buscar soluciones para ser una institución del siglo XXI y no limitarnos, es hora de maximizar los recursos y no poner piedras en el camino, es hora de volver a ser líderes y no ver como otras instituciones siguen nuestros ejemplos del pasado, es hora de ponernos una meta y empujar todos juntos.

Hoy River Plate dio un paso muy importante al abrir la Universidad (en la primera etapa, iniciará sus actividades a través de dos Unidades Académicas: Facultad de Educación y Deporte con las Carreras de Profesorado en Educación Física y Licenciatura en Educación Física, y Facultad de Economía y Administración del Deporte con las Carreras de Licenciatura en Administración, Licenciatura en Administración del Deporte y Licenciatura en Marketing Deportivo). Ojalá que los demás deportes se encaminen a brindarnos satisfacciones y le den formación a nuestros chicos y que el fútbol termine de volver a nuestras raíces. Es un buen momento para encarrilarnos al mejor futuro.

Por Charro.

miércoles, 15 de septiembre de 2010

La web ética no funciona

Es una falta de ética presentar algo que no funciona...

Hace unas semanas sacamos un posteo sobre nuestra experiencia al llamar a la línea ética administrada por KPMG. En esta especie de auditoría sobre el auditor (?) indicamos la imposibilidad de efectuar la denuncia a traves de la página web debido a que no funciona correctamente.

Luego de la repercusión que tuvo el posteo Defenestrando a Grinberg, nos llegaron varios mails instando a que presentemos esa información al club. Seguramente ese posteo no contiene nada que no sea sabido por los que ocupan algún puesto de decisión, incluso agregaría a los que se encuentran varios escalones debajo también. Pero se me ocurrió probar nuevamente la tan promocionada línea ética by KPMG como medio para enviarle al club la denuncia.

Por ello, hoy intenté hacer una denuncia nuevamente y el resultado fue el mismo que el de hace unas semanas. El trámite queda paralizado en el momento donde se pide continuar con la denuncia, en cambio si uno clickea salir, esa orden es inmediatamente correspondida.

Sabemos que el 0800 recibe las denuncias, pero una telefonista las toma y listo, allí termina la cosa. En cambio, en la web existe (si funcionara) un apartado que solicita una cuenta de email para recibir un seguimiento de lo denunciado, punto fundamental para saber que medida se tomó respecto al hecho irregular. Creo que ese es el punto clave y por eso no es casualidad que la web no funcione, se desea evitar que exista un seguimiento sobre lo denunciado.

Si alguno tiene ganas podría hacer la prueba y ver si consigue otro resultado, de mi parte no hay mucho más para agregar sobre este fracaso 2.0.

Por: Enrique  

martes, 14 de septiembre de 2010

Conducción y espíritu de campeones

  Vikinga y leona campeona. Felicitaciones!!!!

Este sábado fue especial para el deporte argentino. Ver en un mismo día como 2 deportes de bajo presupuesto se mantenían en la elite mundial nos emocionó a muchos. Ambos deportes son ejemplo del espíritu competitivo, del sacrificio por un logro personal y grupal y de como se puede y debe trabajar en grupo y a muy largo plazo porque rinde sus frutos con enormes resultados.

La consagración de las leonas y el quinto puesto del básket (que muchos quieren comparar con el resultado mundialista del fútbol y poca comparación tienen), no empezó hace un mes sino hace más de 1 década (en el caso del básket podríamos decir hace 25 años con el nacimiento de la liga nacional, por eso, antes de llamarse la generación dorada se los nombraba como los hijos de la liga).

El básket dio una generación magnífica fruto de un inmenso trabajo y sacrificio que logró suplir la clara desventaja de altura que tiene nuestra selección pero lamentablemente no tuvo un trabajo continuado por lo cual costará muchísimo mantener un nivel de elite. La versión mejorada de este trabajo monstruoso lo entregó el hockey femenino. En 1997 el entrenador "Cachito" Vigil se puso como meta armar un equipo de elite, dar el salto entre un equipo que llega a los mundiales y puede ser sorpresa a convertirse en un equipo que siempre juega con los mejores y puede ganarles tranquilamente. Desde ese entonces hasta hoy han pasado 3 entrenadores y ya hubo una renovación parcial del equipo, la “generación dorada del hockey” ya tuvo algunos reemplazos muy importantes que permitieron mantener el nivel pero a su vez, al ser un cambio paulatino, se logró mantener la mística, el hambre y la experiencia que hubo antes de conseguir tantos títulos internacionales de primerísimo nivel (hoy escuché a Retegui decir que tienen todo el trabajo programado hasta el 2016).

Dentro de este logro tan importante estuvo la arquera de River, Laura Aladro y también podemos nombrar a la defensora Ivana Dell’era que ganó el Champion Trophy hace unos meses, al entrenador de la selección, “Chapa” Retegui, como conocido hincha de River..
Se emocionó... nos emocionó

El hockey en River tuvo también una historia complicada para pisar fuerte dentro del club. A fuerza de sacrificios empezó en la última categoría jugando siempre de visitante y muy rápidamente subió las 6 categorías para llegar a la primera división. Los pasos tan agigantados hicieron que no pisara fuerte en primera y tuvo su primer traspié volviendo a la B. En ese momento (pocas fechas antes del descenso) se tomó la buena decisión de iniciar un nuevo proceso y se contrató a Vigil (el padre de este proceso de las leonas). Su personalidad es muy especial y se brinda por entero a cada nuevo desafío que acepta tomar. No fue la excepción su trabajo con las vikingas (nombre que identifica a las jugadoras de hockey de nuestro club) y por eso hoy ya competimos con éxito en la primera división.

Más allá de las felicitaciones para todas estas personas de River que tienen algo que ver con el título obtenido por las leonas y todas aquellas personas que desde su apoyo dirigencial, económico o solidario ayudan a nuestras jugadoras a estar en esa elite, también espero que sea cierto que Vigil se hará cargo del departamento deportivo del club. De ser cierto, esto sería un cambio gigantesco y muy prometedor para River por varios motivos. Primero porque sería tener a una persona que sabe sobre el deporte de alta competencia, porque tiene experiencia y es una voz respetada, porque podría dar un diagnóstico y encaminar un proyecto a mediano y largo plazo, porque no se rinde ante la adversidad, porque sabe obtener lo mejor del deportista, porque podría hacerle entender a los dirigentes cuales son las necesidades del deportista, porque es un apasionado.

River es un club deportivo que pretende ser el mejor en todo pero que sólo el amor de sus socios logra mantener por cierto tiempo a algunos deportes entre los mejores. El manejo dirigencial es sólo hacia el fútbol y por eso los amateurs se encuentran rogando camisetas, zapatillas, lugares para entrenar, permisos de horarios, se impide el sponsoreo de canchas o camisetas por razones contractuales pero al mismo tiempo no se les brinda la ropa, deben comprar ropa pero sin poner marcas (con lo cual deben pagarlas los padres), padres que pagan todos los gastos para sus hijos mientras las camionetas solo son usadas para llevar barras o dirigentes a los partidos de fútbol… en lugar de ayudar solo ponen trabas.
Un trabajador que puede devolvernos lo que en algún momento se perdió...

Ojalá que Vigil pueda cumplir la función y tenga el poder para realizar todo según su planificación y que pronto podamos ver muchos deportistas participando en distintas selecciones, que sigan sumando medallas para nuestro club y que le den la posibilidad a los hijos de nuestros socios de formar buenas personas y grandes deportistas.

Por Charro.

lunes, 13 de septiembre de 2010

Sumar sufriendo

 Orgullo de tener este capitán, el cuchillo entre los dientes siempre

A esta altura supongo que ya nadie duda cual será una de las premisas de este campeonato. Se sufrirá para conseguir cada punto pero se peleará con todas las armas que tiene el equipo. Cappa dice que aún no tiene definidos 2 puestos, yo creo que no tiene definidas más cosas. No las tiene definidas porque no tiene respuestas dentro de la cancha pero al mismo tiempo lo debe tranquilizar el compromiso que tiene este grupo con el equipo que dirige.

Llegamos al Monumental sabiendo cómo se presentaría la tarde pero no sabíamos cuales serían las respuestas. Era un día especial, una tarde de fuerte y frío viento mezclada con las sensaciones de un acto en memoria de Walter Paz. Mucha bronca, mucho ánimo para armar un buen adiós en uno de sus lugares más queridos, mucha emoción como antesala de un partido que hubiera querido ver, un aplauso del estadio como respuesta a la prohibición de la AFA para hacer un minuto de silencio para recordarlo (lo escribo y no puedo creer lo ridículo de la medida de la AFA)…

Como se está haciendo costumbre, el Monumental estaba lleno y expectante, esta vez en algunas zonas no se estaba tan apretados, mucho debió tener que ver la apertura de un sector de la Centenario alta para los hinchas de River. Nos vamos avivando, ya se consiguió que uno de los corralitos fuera para el local, ahora hay que ir por uno más (especialmente frente a los bosteros, hay que tener una respuesta a las localidades que ellos nos dan y dejar de hacer el ridículo de darles 2 corralitos para que luego nos tomen el pelo trepando a los otros 2 corralitos). Con este escenario salió el equipo, con una camiseta negra que no decía mucho (pensé que era la de entrenamiento con alguna inscripción de Walter Paz), sería bueno que los diseñadores de Adidas se enteren que nuestras camisetas deben tener una banda roja o volver a la tricolor... en fin.

Hoy todos sabíamos que sería un partido chivo, fundamental, “de 6 puntos”, apretado, peligroso… Sabíamos muchas cosas y todas se cumplieron. Salieron a no jugar, a hacer tiempo, a complicar el trabajo y a aprovecharse de la permisividad del árbitro. River salió a buscar el partido y volvió a demostrar limitaciones, hoy buscó la solución en Rojas y tampoco la encontró, la buscó en Caruso y tampoco llegó, seguimos dependiendo de la fortaleza defensiva para empujar y encontrar por insistencia más que por virtud sacar la diferencia que se ve en el juego.

Carrizo sigue haciendo la diferencia a la hora de dar seguridad al equipo, cada vez que aprietan a los defensores o que nos ahogan dejándonos sin salida, todos saben que atrás está JP y se lo busca para que él fabrique la salida más segura y clara. Su seguridad y nuestra necesidad de él no se limita a esa atajada espectacular por la cual se lo denomina un gana partidos, también se la da a sus compañeros que lo escuchan constantemente. La atajada de ayer significó 3 puntos, ¿alguien duda que un gol a mitad de segundo tiempo, sin que el rival hubiera hecho demasiado, hubiera significado una derrota segura? A mi gusto sigue siendo determinante la personalidad arrolladora de Ferrero y Maidana, pueden equivocarse pero no dudan; van, empujan, molestan al delantero rival y no lo dejan en paz, el delantero debe hacer un gran partido para dejarlos atrás. Algo similar se puede decir de Arano y Ferrari, corren más y muestran menos seguridades y calidad a la hora de defender, cometen muchos errores defensivos pero vuelven a dejar todo y no dan respiro, la sensación es que se los puede encontrar en cualquier sector de la cancha y en cuanto se pierde la pelota son los primeros en llegar a su posición. Más allá del rendimiento resultan confiables para el entrenador. Almeyda es increíble, solo pido que D’s lo proteja para terminar este año y el que viene sin ningún inconveniente, está jugando con algunas molestias y problemas físicos, sin embargo, nada lo detiene y sigue siendo la figura, el león que comienza el ataque o la defensa, la fiera que muestra el temple de este equipo. Gracias pelado.

Obviamente los problemas siguen arriba. No hay fútbol, no hay peligro, no hay goles. Ganamos y perdemos por lo mínimo, lógico cuando hay una defensa seria y un ataque que no encuentra variantes. Ayer, a un equipo cerrado y lleno de “avivadas” se lo empujó y hubo algunas situaciones peligrosas que marcaron una clara superioridad pero a la hora de repasar, fue mucho el tiempo que se tuvo la pelota y pocas las jugadas claras de gol. En estos altibajos hay que mencionar el permanente aplomo de Funes Mori, se equivoca mucho pero él fabrica cada una de esas oportunidades en las que erra, molesta todo el tiempo al rival y ahora convierte goles importantes. Lamela demostró algunas cosas, estuvo nervioso pero me sorprendió su actitud para pelear la pelota, es habilidoso y rápido, habrá que ver como evoluciona y si ya está en capacidad de ser una alternativa para este equipo.

La superioridad del primer tiempo fue un clásico del River pre-Aguilar, uno estaba cómodo esperando que llegara el gol porque sabíamos que era más raro no hacer ese gol que recibir un gol de carambola. La situación post-Aguilar nos llevó a ver un partido de clara superioridad como una situación llena de tensión y preocupación. El segundo tiempo nos encontró con 4 situaciones peligrosas en contra y algo dormidos (típica situación en la que hace unos años nos hacían un gol y se terminaba el partido), los sofocones llevaron al equipo a atacar y se convirtió en un partido peligroso de ida y vuelta, los nervios son para todos. La tribuna sabía que era un partido fundamental para las 2 tablas y el equipo sabe que se tiene que hacer fuerte de local. Se nos dio el resultado pero aún no se nos da jugar bien. Nos damos el lujo de dejar de lado por un tiempito el paladar exquisito y aceptamos hambientos estos 3 bocados que nos dejan satisfechos.

Teniendo en cuenta lo que éramos hace unos meses, teniendo en cuenta lo que necesitamos para respirar sin ahogarnos, teniendo en cuenta que esto recién empieza y es fundamental sacarnos la presión y ponérsela a los otros, teniendo en cuenta que empezamos a jugar los partidos chivos, teniendo en cuenta que logramos los objetivos primarios (sacarle los 3 puntos a nuestros rivales directos en los partidos que los enfrentamos), teniendo en cuenta que somos líderes junto a Estudiantes y Velez (indiscutiblemente los 2 mejores equipos del torneo), podemos decir que hasta ahora se consiguió muchísimo más de lo esperado pero falta muchísimo para llegar a ser el equipo que los jugadores, cuerpo técnico, dirigentes e hinchas queremos.

No era fácil conseguirlo, pero esta semana respiramos un poco más tranquilos. Chau descenso directo, chau promoción, bienvenido el liderazgo... sigamos con este buen sueño y despiértennos cuando termine el campeonato.

Por Charro.

sábado, 11 de septiembre de 2010

Distintas ópticas sobre el presupuesto

Un cuento de ciencia ficción


La intención de este posteo es hacer un breve resumen sobre las discrepancias y coincidencias entre los fiscalizadores opositores y oficialistas respecto al Presupuesto 2010/2011 que fue aprobado recientemente.

La principal crítica del bloque opositor es que este presupuesto continúa la línea de la pasada administración. Dicen que se sigue considerando al presupuesto como una mera obligación burocrática y no una herramienta de gestión. De todas maneras lo aprobaron aduciendo que prefieren dejar de lado discrepancias y aspectos técnicos para lograr y apoyar la actual gestión. 

Según el oficialismo el principal objetivo es reducir el déficit operativo y esto se conseguiría con un 32% de incremento de los recursos ordinarios y un 7,3% de incremento en los egresos, ¿Cómo lo piensa hacer? Abajo hacemos un repaso de las consideraciones que tuvieron en cuenta para presentar el presupuesto que diagramaron.

Recursos:

Tanto opositores como los oficialistas concuerdan en que resulta razonable que habrá un importante aumento del ingreso especialmente en lo relativo a cuotas sociales y venta de entradas y en menor medida por  la transferencia de jugadores.

Los oficialistas destacan que en el pasado presupuesto el 67% de los recursos provenían de la venta de jugadores y en el actual se consideró solamente un 8,3% (la oposición lo considera muy positivo, especialmente por la preservación de juveniles), mientras que el grueso de los recursos se obtendrá de la TV, cuotas sociales, publicidad, abonos, venta de entradas, etc.

Las discrepancias se centran en la hipótesis sobre los logros deportivos. Mientras que desde el oficialismo se basan en la capacidad del plantel para manejar la hipótesis que River Plate alcanzará las semifinales de la Copa 2011 (si quedamos afuera en esa instancia es fracaso ehh!) y la obtención del Clausura 2010, los opositores observan esto como una falta de “prudencia contable”. La respuesta a esta mirada pesimista, como la describen los oficialistas, dice que si no se lograsen estos objetivos futbolísticos, ni venta importante de jugadores (¿y el 8,3% qué presupuestaron es un adorno?), el superávit no saldría de su senda positiva y se reduciría a $ 441.154 pesos.

Con respecto a otros recursos, se presupuestó un incremento en los ingresos del museo (92%) y el alquiler del estadio. En ambos casos los opositores advierten que no tienen los elementos necesarios para evaluar sobre estas estimaciones. Los oficialistas tampoco lo aclaran.

Gastos o egresos

El principal egreso es el relativo a los sueldos del personal con el 59,7% ,de los cuales el 39,6% de ese rubro corresponde al salario del plantel profesional y el cuerpo técnico. La principal crítica de la oposición es que a pesar de la reducción del plantel, el costo es el mismo de antes, lo que sugiere un aumento del 25% en este rubro. Otra crítica es que no se han devengado sumas en concepto de “previsión por despidos”.

Con respecto a los gastos de mantenimiento y administrativos se proyectó una reducción del 7,66% del gasto, cosa que la oposición no observa como realista debido a la inflación del país. Se reducirán los costos financieros un 34%, la oposición no sabe como se hará aunque “festeja” la medida y también desde la oposición sostienen que lo presupuestado para incorporar jugadores no alcanza para sumar ni 4 a préstamo.

El oficialismo, para presentar como coherente todo lo expresado arriba, compara este presupuesto con los anteriores. Que es más o menos como decir “durante tanto tiempo se aprobó la bazofia que presentaba el gobierno anterior, así que con esto no nos rompan las bolas” 

Inversiones:

Se destaca la inversión en los palcos de la platea Centenario con respecto a las obras y una reducción del 33% en la adquisición de jugadores.

Coincido con algunos planteos de  los fiscalizadores por la minoría y en otros no. Por ejemplo, no coincido con que la reducción del plantel profesional deba significar una disminución del costo del mismo. Pero lo que me parece más sensato después de leer esta información es lo que se menciona al inicio. El presupuesto es un mero formalismo burocrático y no una herramienta de gestión.

Fiscalizadores por el oficialismo: Emilio Dojas, Pedro, Boldrini, Juan Rainero, Mario Sirman, Fernando Mosquera y Esteban Milano.

Fiscalizadores por la minoría (oposición): Rafael Pereyra Aragón, Roberto Machtey, Augusto Coronel, Hernán Córdoba.
Este posteo se basa en la información que nos envió muy gentilmente Pragmático y que también puede encontrarse en este blog.

Por: Enrique

viernes, 10 de septiembre de 2010

Violentos de guante blanco

Mientras las plateas altas estaban vacías, en la popular la gente intenta respirar

El lunes me enteré por los blogs y twitter que había fallecido un hincha de River en la cancha de Velez pero esta noticia, después de haber corrido largamente por la web, llegó a los diarios del martes en un mínimo espacio.

Walter Paz, un pibe de 18 años, no fue, ni será nombrado demasiado por los medios salvo que los hinchas de River hagamos presión. Su muerte no fue provocada por la violencia social sino por el “infortunio”, en su muerte no se puede acusar a los “inadaptados sociales” sino que se debe hurgar entre los “dueños del circo”; estas serán las razones por las cuales todos intentarán que Walter Paz quede en el cielo y ya no logre cambiar nada en la tierra.

Cada acto de violencia es descrito con lujo de detalles y se inventa todo el morbo imaginable obviando la génesis de esos actos. Hablar de “violencia en el fútbol”, es una forma de eludir el problema social general del país pero básicamente es una forma sencilla de eludir lo que se esconde detrás del “negocio del fútbol”. Para muchos la violencia empieza y termina en unos centenares de delincuentes que se aprovechan de todas las ventajas que brindan los dueños del negocio quienes a su vez se aprovechan de la pasión que no disminuye a pesar de todas las trabas a las que se nos somete.

Hoy, aunque parezca muy ridículo, la pasión popular es contraproducente al negocio de unos cuantos vivos y poderosos. Hoy, para ir a la cancha hay que enfrentar el maltrato de dirigentes de clubes, de policía, de barras, de leyes gubernamentales, de medios de comunicación y del resto de la sociedad que acusa al fútbol de los males sociales.
La reja separa popular de platea, o mejor dicho, popular apretujada de popular cómoda

Pretender ir a ver a River implica pasar una noche sin dormir para hacer una cola para sacar una entrada, pagar una cuota social, después de horas bajo la lluvia ver como un grupo arma escándalo 40 minutos antes de empezar el expendio de las entradas, entender que a la dirigencia no le importa nada estos “sacrificios” por una pasión que no conoce límites (es muy sugestivo que se hable de ticketek y empiecen los líos, otra vez los negocios de alguien se anteponen al bien común), darse cuenta que este destrato podría ser mucho más sano si armaran las colas en un lugar cerrado y se repartieran números para luego esperar la hora de vender la entrada, saber que esta presión por una entrada se debe a que una dirigencia cobarde entregará 6 mil entradas en lugar de 15 mil a precio razonable, llegar a una cancha donde la policía arma un dispositivo para pegar con sus bastones, encontrarse con policías de ojos hinchados, húmedos y rojos que tienen órdenes de mantener "buen comportamiento" a fuerza de golpes indiscriminados y a mansalva, ver un operativo policial que arma un embudo para que haya desmanes y ansiedad en el hincha con el objetivo de justificar un operativo gigantesco, policías haciendo cola antes de la desconcentración del público para cobrar un adicional y mientras hacen la cola obstruyen la salida de 10 mil personas pudiendo provocar desmanes, llegar a una tribuna repleta (sobrevendida) mientras se pueden ver otras tribunas vacías, haber pagado $100 por una platea en la que nadie se puede sentar porque en realidad es una popular donde la gente no está tan apretujada, barras bravas que esperan enfrentarse con otros para mantener un negocio… nadie pregunta porqué pasan estas cosas, estas cosas no son, ni provocan violencia.

Hoy lamentamos una muerte que las organizaciones que rodean al fútbol quieren esconder porque no pueden justificar en la violencia social, los hinchas serán quienes mantendrán en la memoria a este hincha muerto en una cancha de fútbol. Los hinchas serán quienes exigirán respuestas, los hinchas serán quienes intentarán hacer un minuto de silencio en memoria de Walter Paz aunque la dirigencia no lo promueva, serán los hinchas quienes preguntarán porqué no llegó la ambulancia, porqué no había médicos ni primeros auxilios en un sector donde había 5 mil personas apretujadas, los medios de comunicación hacen silencio por complicidad, la dirigencia de River hace silencio por complicidad, la policía hace silencio por complicidad, la dirigencia de la ciudad hace silencio porque no controla un cuerno de lo que pasa en una cancha, la AFA no dice nada porque no puede justificar los permisos que le da a los locales para manejar las entradas como quieren y Velez esconderá todo para no tener que responder sobre lo que hacen por cagones cada vez que enfrentan a un equipo con convocatoria. Todos esconderán que por un reparto mafioso de la plata que da el fútbol, después no quieren gastar en las cosas imprescindibles para un espectáculo público.
La popular cómoda de $100 y a la derecha la popu y a la izquierda la zona de coima o para dirigentes. Siga la joda.

Poco cambiará este domingo, dirigentes inescrupulosos seguirán haciendo negocios obviando las necesidades de los hinchas, la policía hará negocios aprovechando la violencia que no intentarán desarmar sino apenas controlar, los medios seguirán buscando morbo o haciendo programas como el de Fantino para vender sin importarles el fútbol, las barras seguirán peleando por un botín mientras que en el Monumental estará faltando una persona. Una persona sobre la que tenemos conocimiento gracias a los blogs y twitter, un minuto de silencio que se hará a pesar de la inoperancia de nuestra dirigencia que no le exige a la dirigencia de Velez respuestas a su inoperancia y soberbia, una persona que todos conoceremos y que no pasará al olvido como ocurrió hace unos años en la misma cancha cuando Enrique vio la misma situación antes de empezar un partido. Ese día tampoco hubo respuesta de los primeros auxilios del Amalfitani y todo siguió igual. Es otra muerte absurda.

Que el domingo haya gente en las tribunas es parte del milagro de la pasión, que el domingo la gente se queje por la muerte de un hincha en una cancha de fútbol será otro milagro que se lo deberemos a la movilización que haya fuera de los organismos y medios convencionales. Son muchos los que quieren matar la pasión en el fútbol, serán muchos los que sigan muriendo en las canchas, pero algo es seguro, seguiremos alentando en todos lados. Se piensan que la pasión se controla? El domingo hubo un gran enfrentamiento con la policía en la tribuna de Velez y según me dijeron se debió a que había gente de River que no había tenido entradas. Señores, la pasión no se controla, solo dificultan que se exprese.

QEPD Walter Paz, quien ahora nos mirará desde el cielo.

fuente fotos La página Millonaria
Por Charro.

jueves, 9 de septiembre de 2010

Desmenuzando a Grinberg

Copy and paste del Balance 2007/2008 del CARP

"Luego, ese jugador (Belluschi), es vendido por el Olimpiakos a Porto, que le vende el porcentaje que ellos tenían, que era la mitad del jugador, y no incluye el porcentaje de remanente de River. Ese porcentaje remanente sirvió para poder cancelar una deuda original con el Locarno que era muy superior al valor de este 15 por ciento (...) la deuda real que mantenía River a ese momento era de arriba de tres millones de dólares y el 15 por ciento era de un millón novecientos mil dólares mas o menos" Esto dijo Héctor Grinberg (el que tenga ganas lea esto y/o esto es un poco engorroso pero esclarecedor)

Volviendo al tema que nos compete (?) hagamos las cuentas (regla de tres simple): si el 15% de Belluschi equivale a U$S 1,9 millones significa que el 100% del pase es U$S 12,7 millones de dólares (más o menos como dice Grinberg, total ¿qué son 100 lucas verdes?). Por más datos, el Porto adquirió el 50% en poder del Olympiakos en Euros $ 5 millones. Eso significa que el pase de Belluschi excede largamente los Euros $ 7 millones de la clausula, en definitiva el excedente a repartir sería de como mínimo de U$S 3 millones del cual a River Plate le correspondería el 15%.

Pero claro, River Plate no participará jamás de ese reparto porque ya dilapidó, para pagar vaya uno a saber que cosa, el porcentaje que le correspondía junto con los derechos que esta propiedad le asignaba.

Servido en bandeja para KPMG...

Por: Enrique

martes, 7 de septiembre de 2010

No aclares que oscurece...


Nos toma por pelotudos...

Como ya sabemos desde hace un tiempo, salieron del club unas cartas documentos a Aguilar, Israel y Grinberg por el supuesto faltante de dinero de una transferencia. (noticia anticipada y mucha anterioridad en este blog por el Sr. River Plate)

La historia se inicia cuando River Plate le vende al Locarno el 50% del 80% del pase que le había adquirido unos meses antes a Newell´s. Como ya hemos visto previamente, en las transferencias donde aparece involucrado el Locarno de Suiza de Pinhas Zahavi, siempre surgieron agujeros y zonas grises donde el que dejó de ganar es River Plate (terminar esquilmado para ser preciso).

La historia continúa en 2009 cuando Belluschi es transferido al Porto de Portugal desde el Olimpiakos griego. Según la actual comisión directiva que encabeza DAP, por esa operación a River Plate le deberían haber ingresado 3,9 millones de Euros en concepto del porcentaje que aún mantenía el club sobre el jugador. Ese es el dinero reclamado y por el que se giraron las cartas documentos para obtener alguna respuesta sobre el destino del dinero. 

Un intento de respuesta mediática vino de la mano del Héctor Grinberg. Aunque se encarga de aclarar que en ese momento ya no estaba en funciones de tesorero, la operación la conoce con lujo de detalles y parece que lo que debe omitir también.

Esto explica Grinberg:

“River compra el 80 por ciento de Belluschi en cuatro millones de dólares a Newell´s y vende el 50 por ciento de ese porcentaje en una primera operación en seis millones de dólares al grupo Locarno un mes y medio después, o sea que ya es una ganancia importante en esta primera venta, con lo cual conserva el 40 por ciento del jugador”

“Luego se vende el 50 por ciento del jugador al Olimpiakos de Grecia con lo cual River queda con un porcentaje del 15 por ciento, vende el 25 por ciento de su parte y el otro socio el otro 25 por ciento. River y Locarno, entre los dos, venden 25 por ciento cada uno y les queda el 15 por ciento a cada uno. Luego, ese jugador, es vendido por el Olimpiakos a Porto, que le vende el porcentaje que ellos tenían, que era la mitad del jugador, y no incluye el porcentaje de remanente de River. Ese porcentaje remanente sirvió para poder cancelar una deuda original con el Locarno que era muy superior al valor de este 15 por ciento”

“Está en discusión la deuda, pero la deuda real que mantenía River a ese momento era de arriba de tres millones de dólares y el 15 por ciento era de un millón novecientos mil dólares mas o menos si alguien lo comprase al valor que había sido hecha la transacción original. No hubo una transacción de dinero como para que alguien se lo pueda quedar en el bolsillo como dice el informe, simplemente lo que se hizo fue cancelar una operación con ese porcentaje con ventajas, con muchos beneficios, desde el punto de vista económico”.

Todo muy lindo ¿no? No, Grinberg nos falta el respeto, nos trata de alelados. La respuesta no es esa, la respuesta para saber si hubo o no una defraudación es conocer de donde surgen las múltiples y millonarias deudas con el Locarno. Para colmo intenta convencernos que fue positivo perder el 15% de Belluschi para saldar una deuda que no aclara de donde surge.

Grinberg dice suelto de cuerpo que River Plate tenía una deuda superior a los U$S 3 millones con el Locarno. Es obligatorio que aclaren el origen de esta deuda. Esa es la respuesta que nos deben y si la misma no resulta satisfactoria Passarella debe comprometerse a enviar a estos tipos ante la justicia. . 


Fuentes: 

Por: Enrique

Ni desesperación ni desesperanza, simplemente conciencia.

Los jugadores y los hinchas debemos demostrar el temple que nos saque de esta situación

A muchos le cayó la ficha, muchos se sorprenden por ver a River Plate en el descenso directo según la tabla del promedio del día 6-9-10. Esperemos que sea una fecha para la historia negra del club y que sirva como recordatorio de todas las cosas que no hay que hacer para llegar a este punto y que sea solo por esta única semana.

Lamentablemente no creo que sea así. Desde la primera fecha empezamos estando 8 puntos abajo del más cercano y no había casi forma matemática para eludir la situación actual si 2 equipos ascendidos sumaban algunos puntos. Podría haber pasado en la primera fecha y esto, hoy no se ve tan catastrófico gracias al buen comienzo que tuvimos pero la posición podría haber parecido peor porque hoy estamos a 4 de Tigre y junto a GELP. En 2 semanas podríamos estar fuera de la promoción y soñando con un título o mantenernos en esta zona de descenso directo. Hace mucho que venimos hablando de esta situación, es el problema al que nos enfrentamos y enfrentaremos y al que no podemos responder con esquizofrenia.

La esquizofrenia nos viene persiguiendo hace varios años, cuando teníamos un equipo menos que mediocre y que nos ilusionaba con alguna situación sorpresiva (pasar una fase de copa o estar bien posicionados antes de un superclásico) pero la realidad rápidamente nos llevaba a la desazón. Ahora la situación es algo inversa, la realidad de una de las 2 tablas de posiciones es muy dolorosa pero con un equipo que no es inferior a los equipos que están en situación similar en esa tabla. Hoy podemos ver el vaso medio lleno o medio vacío. La situación no es sencilla como muchos la querían hacer ver (River no se puede ir, nos salvamos antes de jugar) ni estamos a un paso del abismo (faltan 33 fechas para terminar y tenemos a 6 equipos para descontarles 8 puntos o menos y además la esperanza de que a por lo menos 2 de los 3 ascendidos no le vaya tan bien). Una de las situaciones que más me preocupaba para este torneo era la presión y el morbo de la prensa por resaltar que River estuviera último faltando 35 fechas, ahora está pasando y habrá que ver como reacciona el equipo. Esta situación puede ser el peor rival al que nos enfrentemos, tal vez que los pibes se enfrenten a los temores y las presiones pueden ser más peligrosos que un Arsenal en el Monumental.

Nadie quiere llegar a situaciones extremas y por el momento todo sigue dependiendo de River. En este momento hay que alentar y demostrar que se puede empujar al equipo. Hoy es fundamental ser la reserva anímica que empuje al equipo cuando esté decaído y no ser la bolsa de plomo que impida que jueguen mejor.

Hoy hay que mirar con preocupación la tabla pero sin olvidar que el objetivo principal sigue siendo el mismo, sumar más de 30 puntos. A este ritmo (10 puntos en 5 partidos) el objetivo se puede conseguir, por eso, esto depende de River siempre y cuando seamos conscientes de ello. La dirigencia no puede dejarse manipular como se hizo en Velez (vergonzoso ver 2 tribunas vacías mientras la gente de River se amontonaba en la tribuna y conozco casos de gente que fue a la tribuna local, la muerte de una persona debería hacer que se exijan más entradas y que nos dejen de usar como ganado), no podemos anteponer los deseos de AFA a las necesidades del equipo (entrenar 3 días en gimnasio en lugar del Monumental para cuidar el césped para el partido de España) ni podemos dejar que "gente" le diga las barbaridades que le dicen al Enano; urgente hay que activar los mecanismos para impedir estas locuras y hacer que el equipo se enfoque a jugar lo mejor posible.
 
Hoy está claro. Magicamente no se sale de esta situación, de nada sirve mentirse. Todos debemos entender desde nuestro lugar que River Plate necesita de todos nosotros haciendo lo mejor por el equipo. Todos debemos aportar para que los jugadores brinden todo dentro de la cancha y de esta forma sumemos los puntos que necesitamos sin sufrir exageradamente.

Por Charro.