"Se pueden arreglar campeonatos enteros, como el de Boca de Ischia." Javier Ruiz árbitro "Ehhehh, eh yo pienso de que ehhehh eeeehh (?)." DAP "No estén cagados." Daniel Passarella

domingo, 31 de octubre de 2010

Un día, la más deseada se quedó en el Monumental...

Mucho se trabajó para que quedara en nuestras vitrinas

¿Algún hincha de riverplatense nacido antes de la década del 80 puede olvidar que le pasó el 29 de octubre de 1986?

Yo era un pibe todavía y recuerdo que venía agrandado por el título local que habíamos ganado por escándalo (5 fechas antes ya éramos campeones), el gol con la pelota naranja y la vuelta en la cara de los bosteros, haber eliminado a los bosteros en la primera fase de la Copa, haber pasado a la final de la Copa Libertadores después de un tortuoso desempate frente a un enorme equipo como era el AAAJ de aquella época (encima iba a un colegio de Paternal). Nunca la cancha de Velez había visto sufrir y explotar en una repentina alegría a tanta gente. Los jugadores de AAAJ se habían jurado tener revancha por la Copa del Mundo perdida por penales y los jugadores de River Plate querían pasar a la historia ganando la primera y esquiva Copa Libertadores. Un partido a cara de perros y llena de nervios nos dio el pase a la final. En ese partido debutó un jugador que pocos conocíamos. Ya se había ido a Europa el Enzo y a Centurión lo habían acusado y castigado por consumo de droga, en ese contexto se movió rápidamente el Bambino Veira para encontrar un delantero de área y se jugó por el Búfalo puntano Juan Gilberto Funes.

Era la Copa más deseada y nadie pensaba que en la primera fase solo se había perdido 1 punto frente a bosteros y uruguayos, el sufrimiento de la segunda fase había quedado atrás, ahora todos pensaban en el gran América de Cali. Nadie dejó de ver el partido por TV, así como también muchos se fueron a Colombia. No eran tiempos sencillos para irse por allá (el América nunca pudo esquivar su relación con los narcos y por ello hoy sufre un bloqueo económico apoyado desde USA) y el club estaba tan deseoso como el nuestro por obtener el título que habían perdido por penales el año anterior contra AAAJ. Ese plantel era considerado el más caro del continente, estaba lleno de jugadores extranjeros (Falcioni, Ischia, Gareca, Cabañas…) y figuras colombianas (Willington Ortiz, Anthony de Avila), en ese contexto jugamos el primer partido en Calí y sorpresivamente para todos nuestros “enemigos” trajimos un triunfo desde aquellas tierras. Un triunfo con un gol lleno de la guapeza del Búfalo Funes y un gol desde fuera del área del ídolo Alonso… ¿qué más se podía pedir? No había forma de no ser campeón…

La semana entre el 22 y el 29 de octubre de aquel año debe ser una de las más tensas en la vida de los hinchas millonarios, una tensión que solo esperaba la pitada final para hacer explosión. Así como el 3 de octubre fue uno de los días con mayor cantidad de público en el Amalfitani (tal vez solo igualada por el partido que nos vio campeones en 1975), la noche del 29 fue la que contó con más hinchas en el Monumental; ni siquiera la final de la Copa del Mundo del 78 tuvo tanta gente. El 29 de octubre de 1986 ya no entraba nadie en el Monumental, cualquier lugar era bueno para estar allí, no importaba no poder verlo (muchos se cubrían los ojos ante los ataques colombianos), más de 80 mil almas tenían una esperanza y lo importante era estar, alentar, gritar, llorar junto al pueblo millonario. La conmoción que vivía la gente era parte de esos momentos únicos, esos días que sabemos que pasarán a la historia y que la espera hace tambalear hasta al corazón más sano.

Imposible olvidar el quite limpio y maestro tirándose al piso desde atrás del gran Negro Enrique y su, como siempre, criterioso pase al Búfalo Funes, quien, como era también costumbre, estaba ubicado de espaldas al arco, aguantando la pelota entre los centrales rivales y en un rápido movimiento se encontraba de frente al arco, ganando en velocidad, aguantando la pelota con su cuerpo y definiendo cruzado junto al palo. Misma definición que en Colombia, misma bronca e impotencia de Falcioni, misma felicidad del pueblo millonario que por fin se sabía campeón de América. Imposible olvidar el abrazo interminable con el desconocido de al lado cuando por fin terminó el partido, imposible olvidar las lágrimas rodando por la cara para caer en la boca abierta que no paraba de gritar y agradecer. Una noche de desahogo y de felicidad extrema.

Son momentos únicos que esperamos que pronto se repitan, tiempos de gloria que se reivindicaban con la gloriosa historia del club, momentos en que los mayores miraban al cielo recordando a sus ídolos de la infancia que desde el cielo debían estar sonriendo porque llegaba a nuestras vitrinas la Copa tan deseada y esquiva, tiempos de festejos después de unos años de haber perdido el rumbo, tiempos de desahogo, tiempos para recordar y volver a vivir porque esto fue, es y será River Plate.

Salud y agradecimiento al plantel de los campeones de 1985/86 (y QEPD Juan Gilberto Funes).

Por Charro.

viernes, 29 de octubre de 2010

Jugadores al arco

El momento previo de un gol histórico

La historia de River Plate está plagada de curiosidades, de acontecimientos de absoluta relevancia pero fundamentalmente tiene como denominador común el éxito deportivo. La intención es presentar aspectos de esa historia, que hagan de la misma, un momento didáctico e ilustrativo. A través de este relato los memoriosos podrán repasarla, en tanto los más jóvenes, contarán con la invalorable ocasión de aprenderla y disfrutarla.

Hay algunas particularidades producidas por los imponderables que rodean al fútbol. Se trata de jugadores de campo improvisados ocasionalmente como arqueros. Por lo general se han dado estas situaciones como consecuencia de lesiones de guardavallas en épocas de tono sepia, mientras que en tiempos modernos por la expulsión de los mismos, o habiendo agotado la cantidad de cambios permitidos por el reglamento.

Aquí va la nómina, siguiendo un orden cronológico, de los doce guardametas de circunstancia que tuvieron la responsabilidad de custodiar el arco del Club Atlético River Plate.

El primer caso se produjo el 30 de Abril de 1933 por la octava fecha y en el field de Platense. River Plate venció 2 a 1 al local con goles de Bernabé y Tello. Alineó a: Bossio; Basílico y Cuello; Santamaría, Spitali y Ruscitti; Peucelle, Arrillaga, B.Ferreyra, L.Díaz y Dorado. Vicente Ruscitti ocupó el arco por Angel Bossio.

En la quinta jornada del certamen de 1948 disputada el 16 de Mayo en el Estadio Monumental, hubo división de honores entre River Plate y Racing en dos tantos por bando. Di Stéfano marcó sendas conquistas. El team riverplatense estuvo conformado por: Grisetti; Vaghi y E.Rodríguez; Yácono, Rodolfi y H.Ferrari; Reyes, Moreno, Di Stéfano, Labruna y Loustau. Héctor Ferrari fue el accidental e improvisado guardavalla reemplazando al lesionado Grisetti desde el inicio del segundo tiempo. Era empate parcial 1 a 1.

Poco más de un año después, el 31de Julio de 1949 por la 13º fecha del campeonato y en el Monumental, River Plate venció a Boca por la mínima diferencia con gol de Labruna. Salieron al field, Carrizo; Vaghi y Soria; Yácono, N.Rossi y Ramos; De Cicco, Negri, Di Stéfano, Labruna y Loustau. Alfredo Di Stéfano y Amadeo Carrizo, trocaron sus posiciones desde los doce minutos del segundo tiempo. La Saeta Rubia, guarda como privilegio haber mantenido su ocasional valla invicta

El cuarto caso tuvo lugar el 22 de Octubre de 1950 por la 29º jornada en cancha de Chacarita Jrs. Fue derrota frente al local por 2 a 1 con gol de Labruna. River Plate alistó a: Carrizo; Trillini y Soria; Yácono, Castagno y H.Ferrari; L.E.Castro, O.Coll, W.Gómez, Labruna y Barbeito, quien ocupó el arco desde los 2 minutos del segundo tiempo, con resultado parcial de empate 1 a 1, mientras Amadeo Carrizo a partir de los 20' pasó a jugar de wing derecho.

Por la Copa Suecia de 1958, el 18 de Mayo en Avellaneda, River Plate cayó frente a Independiente por 6 a 1. El único tanto fue señalado por M.A.Rodríguez. Fueron de la partida: Cortéz; Petrillo y Nuín; Mantegari, Magri y Urriolabeitia; De Bourgoing, Zarich, J.Vairo, M.A.Rodríguez y Melón. A los 27’ de primer tiempo se retiró lesionado el arquero Cortéz, ocupando su lugar Héctor De Bourgoing. En el complemento ocupó la valla Oscar Mantegari.

Como visitante en cancha de Huracán el 27 de Septiembre de 1959, River Plate cayó frente a Atlanta por 1 a 0. Se disputaba la 21º fecha del certamen presentando este equipo: Carrizo; Valentino y Nuín; Mantegari, Ramos Delgado y Urriolabeitia; Gómez Sánchez, Leardi, Menéndez, Labruna y Melón. Julio Nuín reemplazó al expulsado Carrizo, desde los 35' de la etapa inicial Además le atajó un penal a De Zanzo. No alcanzó para un resultado mejor, pero lo suyo queda en la historia igualmente como un hito.

El 18 de Julio de 1976, por la Ronda Final del Metropolitano siendo la cancha de Huracán terreno neutral, River Plate igualó en un tanto con Gimnasia (LP). Urquiza señaló para los de la banda roja con este conjunto: Fillol; Zappia, Artico, Urquiza y Raffaelli; D.Crespo, F.Russo y Coudannes; Lazbal, Bianco (O.Labruna) y Bruno (Mareque). Ricardo Lazbal fue arquero improvisado desde los 27' del segundo tiempo por la expulsión de Fillol. Mantuvo su arco invicto.

Más acá en el tiempo, en la décima jornada del torneo 90/91 jugada el 21de Octubre en el Monumental, Argentinos Jrs. superó a River Plate por 2 a 1. Polillita Da Silva marcó para los riverplatenses que formaron con: Miguel; Basualdo, Higuaín, J.A.Sánchez y C.Enrique; Zapata (L.Fernández), Astrada, R.Castillo (J.J.Rossi) y Berti; Medina Bello y R.Da Silva. Fabián Basualdo se vistió de arquero desde los 27' del segundo tiempo, por lesión de Miguel, teniendo una  destacada actuación.

Casi dos meses después, el 21 de diciembre del '90, también en Nuñez, y en la última fecha del certamen, River Plate  pierde 2 a 1 frente a Vélez Sarsfield también con gol del oriental Da Silva. Saltaron a la cancha, Passet; Basualdo, Higuaín, J.A.Sánchez (J.J.Borrelli) y C.Enrique; Zapata, Astrada y J.J.Rossi; Medina Bello, R.Da Silva y Silvani (Berti). Una vez más Basualdo ocupó el arco desde los 44' del segundo tiempo, por expulsión de Passet. Paradójicamente Fillol se despedía del fútbol con una actuación sobresaliente, atajando un penal y privando a River Plate de alcanzar el título de campeón.

La historia volvió a repetirse en la 16º jornada del Clausura '92, más precisamente el 14 de Junio y con otra derrota, esta vez frente a San Lorenzo por la mínima diferencia en Núñez. Actuaron Comizzo; Basualdo, Cáceres, Rivarola y Gordillo (Spontón); Toresani, Astrada (O.Acosta), Claut y Berti; Medina Bello y R.Díaz.
Por tercera vez en su trayectoria Basualdo se transformó en arquero improvisado desde los 44' del segundo tiempo, por expulsión de Comizzo.

El décimo episodio de estas características fue el 6 de Abril 1996 por la 5º fecha del Clausura en Arroyito, donde el local venció por 2 a 1.Ortega marcó la única conquista y River Plate presentó a: Burgos; H.Díaz, C.Ayala, J.Gómez y G.Rivarola; Almeyda, Astrada (Medina Bello), Cedrés y Ortega; Amato (Altamirano) y H.Crespo. Gabriel Cedrés ocupó el arco por Germán Burgos, desde los 44' del segundo tiempo.

El 1º de marzo del '98, por la 4º jornada del Clausura, River Plate golea 4 a 1 al Deportivo Español en el Bajo Flores con goles de M.Gómez, Angel, Salas y Netto. Alistó a Bonano; H.Díaz, C.Ayala, Berizzo y Placente; Escudero (Netto), M.Gómez, Berti (S.Solari) y Aimar; Angel y Salas (Cardetti). El colombiano Juan Pablo Angel las hizo todas: debutó aquel día, marcó un gol y tomó los guantes y el buzo desde los 26’ del S.T. por expulsión de Bonano.

El último jugador de campo cumpliendo el rol de arquero, y con seguridad el capítulo más emotivo de esta historia, data del 28 de Abril de 2002, por la 16º fecha del Clausura. En el Monumental, River Plate venció a Racing por la mínima diferencia. Presentó a Comizzo; Demichelis, C.Ayala y R.Rojas; Coudet (Franco), Ledesma, C.Husaín (Cuevas) y V.Zapata (Raponi); Cambiasso y D’Alessandro; Cavenaghi. En el minuto 90 fue expulsado Comizzo. Martín Demichelis se encomendó a la valla con un tiro libre en contra, mal resulto por Racing, y de cuya jugada siguiente surgió el agónico grito de gol, por intermedio de Cuevas, en una corrida memorable.

Inversamente a un reality show se puede afirmar que hoy son 12, y que en el futuro serán 13. ¿Cuál será el próximo?

Por: Sr. River Plate

Un cambio real

La política nacional debe dejarnos una enseñanza. Hay que buscar y pelear los cambios.

Anoche se aprobó por 120 votos a favor, 20 en contra y 1 abstención, el controvertido y peligroso fideicomiso millonario 1, sobre el que ya hemos escrito los 2 posteos que enlacé y probablemente nos lleve a escribir más cosas (particularmente me gustó mucho lo escrito en el blog de la tradicional) pero también en estos días se dio otro hecho que puede implicar un cambio trascendente en el club.

Por primera vez en más de 10 meses de gobierno siento que un nombre puede hacer un cambio real y positivo dentro de una política errada de gobierno. Justo en estos días tan especiales para el país, vislumbro una persona que puede cambiar una política absurda, estancada y dañina. Será decisión de DAP si le da a Cachito Vigil la autonomía y poder para hacer los cambios.

Hasta ahora pudimos ver muchas más promesas que hechos, hemos visto poca acción y muchas muestras de carácter o poder pero estas deben ser acompañadas por hechos para ser creíbles. En el plano futbolístico se nota una mano diferente pero en el resto se mantienen muchos nombres y actitudes. La promesa de acabar con la joda no se ve cumplida y tal vez, en determinados lugares, se terminó con cierto cambalache para pasar a una mano exageradamente estricta que a veces aprenden a convertirla en firme. La mano estricta e innecesaria, además de ser autoritaria y muchas veces absurda e injusta, irrita. Cuando la mano derecha es dura mientras que la izquierda sigue en la joda, es peligrosamente provocadora.

Nadie podrá negar que se navega por las aguas más peligrosas y turbias pero la falta de movimiento en el timón asusta a cualquiera. Es difícil asegurar si estamos, como dicen muchos, con más de lo mismo (entonces hablaríamos de falta de voluntad de cambio) o si estamos ante un gobierno de manos atada (por la falta de recursos) que busca desesperadamente desatarse para cambiar el rumbo (entonces hablaríamos de casi un año de incapacidad para modificar el desastre). Hoy parecemos un club a la deriva más que un club con un rumbo definido. Mientras el fútbol sigue tomando pocas bocanadas de aire en medio del hundimiento, pocos creen en los resultados de la auditoría y muchos menos en que se hayan terminado los kioskitos. En este panorama, aparecen las 2 medidas del Káiser y sus lugartenientes.

Una de las finalidades para armar el fideicomiso es saldar deudas pero para ello también habrá que eliminar urgentemente el déficit que tiene el club. Como ya hemos visto, la supuesta causa de este déficit se lo atribuyen a las actividades amateurs del club y a que no se pueden autofinanciar.

Esto es una terrible mentira. En ningún momento se ha permitido que los deportes se autofinancien porque todas sus cuentas pasan por presidencia para mezclarse con las pérdidas del fútbol y la razón es muy simple, hay que mezclar las pérdidas con las exenciones que tiene el deporte amateur. Hay que esconder las pérdidas de la pésima gestión que tiene el fútbol argentino y fundamentalmente se debe esconder la plata que se escurre entre barras y negocios non sanctos. De esta forma no extraña que cuando Lábaque ofreció 1 millón de pesos (mitad del presupuesto anual de ese deporte) de Sancor y Banco de Córdoba a condición de que esa plata fuera directamente al pago de haberes de los jugadores, Aguilaucha lo negó porque esa plata debía pasar por presidencia. No extraña que la excusa para esponsorear cualquier camiseta o cancha de cualquier deporte amateur choque con la frase “River no puede tener marcas que no sean de primera” y cuando aparece Sancor caemos en “debe aprobarlo el presidente”. ¿Como se autofinancia si la comisión de tenis consigue la aprobación de vicepresidencia para financiarse a través de una publicidad de una automotriz y luego el presidente la desaprueba a pesar de ya haberse recibido el dinero?

¿Cómo se maneja un deporte si las reglas no son claras?¿Como puede autofinanciarse un deporte amateur si no se les entrega camisetas oficiales, si los jugadores se deben comprar una camiseta no oficial que no se permite que aparezcan marcas ni sponsor, si la cancha aparece sin publicidad y los jugadores (en la mayoría de los casos) deben pagar sus viajes? ¿Como puede el gerente del club (?) plantear números absurdos sobre los porcentajes de recursos que provienen del fútbol y los que vienen del resto del club? ¿Qué gastos corresponden al fútbol y cuales al resto del club? Plantear una división así en algo indivisible, es más que absurdo pero es hacia donde se dirigía la actual gestión.

La decisión de tomar a una persona como Vigil para orientar el deporte del club me llena de esperanza. Habrá que ver si tiene la capacidad política para aislar a gente que solo busca la plata fácil, si podrá plasmar sus ideas sobre todos los deportistas amateur, si podrá encolumnar a la gente del club tras su proyecto y si tendrá la capacidad de manejo que demostró como entrenador de equipos femeninos de hockey para armar equipos de trabajo en todos los deportes del club. Hay muchas variables, hay muchos egoísmos y muchas necesidades en muchos deportes que sobreviven gracias a la pasión de los socios.

Esperemos que DAP le esté dando a Vigil el poder suficiente para cambiar las reglas básicas para el autofinanciamiento y que Vigil encuentre el camino para que cada deporte llegue a los máximos logros deportivos. No hay que olvidar que varios deportes son orgullo a nivel nacional y muchos chicos del club se formaron como deportistas y formaron familias de bien como fue la intención de los fundadores del club. Ampliar estos logros será también muy importante.

Por Charro.

miércoles, 27 de octubre de 2010

Una entradita por favor…

Le limpiaron la cara pero sigue siendo una cancha para otra categoría.

A esta altura solo una persona que no está interesada en el fútbol puede creer que la venta de entradas tiene algo que ver con un tema de seguridad en lugar de un negociado. Mas allá de las creencias políticas, saber que detrás de este desaguisado están personajes como Mauricio Macri y el barra Gamez, dejan a las claras qué hay detrás de la venta de entradas de cada partido.

Esta semana, todos estamos hablando de las entradas del super clásico y la decisión que finalmente se tomó para ese partido donde todos queremos estar. Después de muchas idas y vueltas, se decidió no cobrar un bono compulsivo sino hacerlo en forma voluntaria y con el sorteo de un Volkswagen que supongo que habrá sido canjeado por la publicidad de estar el día del partido en el Monumental. Como dije en anteriores posteos, cuando un dirigente piensa puede conseguir la plata que necesita el club en forma sencilla y sin agredir los bolsillos de los socios ni perjudicar otros sectores del club.

Claro que la ansiedad por el “partido de todos” tapa otra parte de la historia. Antes de ese partido jugamos un partido muy importante y la dirigencia de River está que hecha humos. El domingo debemos jugar en una cancha que ni siquiera da la capacidad para el metegol o las bochas, nos darán 2 mil entradas cuando los bosteros recibieron 8 mil entradas (hoy no tengo dudas que fue gracias a una jugada arreglada entre dirigentes y barras de la bosta y Velez) y jugaron en Parque Patricios.

En River están preocupados porque esta medida implica un grave problema que apenas pueden tapar. No hay forma de eludir el quilombo que habrá por tan pocas entradas. Por un lado, si se ponen a la venta por ventanilla estará clara la cantidad de entradas que se guardan los dirigentes y tendrán que dar explicaciones sobre esa cantidad. Deberán rebuscárselas para hacer entender la cantidad de entradas que se guardan para los barras, para los dirigentes, para las filiales, para los amigos que pusieron plata, para…. ¿Cuántas entradas podrían poner a la venta? Haciendo un gran esfuerzo y haciendo enojar a mucha gente no creo que tuvieran forma de vender más de 500 y esto haría que en 15 minutos se liquidaran las entradas y automáticamente empezaría el quilombo frente a las boleterías. Correrían el riesgo de tener que dar explicaciones de las cosas que pasan con la gran cantidad de filiales que tiene River y que en varios casos es el lugar que legaliza a barras o de los nuevos punteros políticos de la política del fútbol. Ponerla a la venta por Ticketek es un despropósito porque también quedaría clara la cantidad que se pone a la venta y saben que no es del agrado del hincha, por ello es que debieron pensar en otra solución.

La segunda opción pensada es no poner las entradas a la venta; de esta forma volverían a quedar en evidencia. Por un lado pensaron en entregarlas a gusto y piacere de los dirigentes, pensaron que dar algunos números ficticios con números razonables de entrega a las filiales, dirigentes, amigos del poder y barras, podrían hacerlos zafar. Duró poco esa ilusión, alguno entendió que con tan pocas entradas sería difícil justificar la cantidad de barras que estarían presentes y el resto quedaría en evidencia.

Finalmente se pensó en otra alternativa que también tendrá un costo. Se pensó en no ponerlas a la venta y ahora están dudando si exigirle a All Boys que ellos la pongan a la venta tirándole el problema a ellos (no se si es una alternativa viable según los estatutos de la AFA y muchos chillarán por el operativo policial que tendrán que armar con un costo no calculado de antemano) o si directamente exigirle a All Boys que solo vendan entradas a sus socios. Esta medida sería revolucionaria y por ende imposible de conocer su alcance y consecuencia, lamentablemente se hace muy sobre el partido y en silencio impidiendo que la dirigencia de Floresta pueda hacer algo al respecto.

Como se puede ver, ninguna alternativa es buena, la última puede ser la más digna y peligrosa pero sin dudas tampoco traerá alegrías. Tal vez sea hora de que todos enfurezcamos y dejemos en evidencia el negociado mafioso que hay en la venta de entradas de los partidos del fútbol argentino, negocio al que todos los dirigentes quisieron entrar y por eso, mágicamente, los clubes chicos no tienen más localidades en varios partidos del año y pueden tener también acceso al negocio de la reventa. El hincha de River es quien más lo sufre pero ver el clásico entre San Lorenzo y Huracán sin banderas y con mitad de público porque solo dieron 3 mil entradas al visitante y en la local solo entraban socios, muestran el nivel de locura que reina en nuestro fútbol. Medidas así no pueden ser disfrazadas con la excusa de la violencia ni de la incapacidad, son simplemente medidas en busca de la reventa, precios exorbitantes para las plateas y la búsqueda de un público elitista que destruya cualquier folclore futbolístico.

Como única alternativa para este partido se nos ocurre el sorteo de entradas entre los socios que van a la cancha (tiene que haber un registro de los 30 mil socios o más que fueron a la cancha en este torneo) o entre los socios que el viernes retiren su ticket para enfrentar a los bosteros.

En principio, en caso de decidir vender las entradas, no tienen más remedio de hacerlo en forma sorpresiva mañana porque en caso contrario se juntaría con el canje del superclásico. Aunque no se animen a tomar una decisión, ya no hay tiempo para esconderla; por más super clásico y por más sorpresiva muerte de nuestro ex presidente, alguna consecuencia habrá después de esta venta de entradas.

Así estamos… donde hay chanchadas, no hay forma de no ensuciarse.

Por Charro.

martes, 26 de octubre de 2010

River Plate esta en terapia intensiva

El abrazo de Yatasto (?)

ACV. Es el diagnóstico más apropiado. Al igual que personajes de la farándula vernácula estamos padeciendo esta enfermedad que parece estar de moda y tiene dos variantes, isquémicos y hemorrágicos. El primero también llamado infarto cerebral, se debe a la oclusión de alguna de las arterias que irrigan la masa encefálica. Las causas pueden ser por arterioesclerosis o una embolia cerebral que procede generalmente del corazón u otras arterias. El segundo, también denominado hemorragia cerebral tiene origen en la ruptura de un vaso sanguíneo encefálico debido a un pico hipertensivo o a un aneurisma congénito. El cuadro clínico es: pérdida de fuerza en un brazo o una pierna, parálisis en la cara (hemiplejía), dificultad para expresarse, entender lo que se le dice, dificultad al caminar, pérdida de equilibrio o de coordinación, mareos, dolor de cabeza brusco, intenso e inusual o pérdida de la visión en uno o ambos ojos.

Esto parece sucederle a nuestro primer equipo. No hay que ser un experto conocedor de fútbol para advertir los serios problemas imperantes. Pero vayamos por partes como diría Jack El Destripador y un aspecto relacionado al azar. Frente a Gimnasia los palos jugaron en contra. Con Racing lo hicieron a favor. Sin ser alarmistas, empecemos a espiar el futuro. El peor escenario de River Plate sería jugar la permanencia. En principio tanto Quilmes como Olimpo llevan a cuestas el ancla para descender directamente. Sin embargo su sistema de puntuación resulta muy ventajoso en caso de obtener victorias consecutivas. En la 14º jornada del Clausura tendremos que visitar la bombonera con nuestra ancla, a sólo cinco fechas del final del torneo. Un traspié allí y cinco triunfos al hilo de estos equipos nos pondrían en el abismo y con todo el oprobio. Hay que remontar la cuesta ahora.

Regidos por idénticas cuestiones azarosas es justo decir que por fortuna Carrizo, más allá de algunos errores en cancha de Banfield (es humano), aporta la seguridad necesaria. Es el mismo que cumplió un rol fundamental para ganar el título de 2008. Sin embargo, este plantel no posee diez jugadores más con ese rendimiento. Y se nota. Desde que Ferrero fue condenado al banco de suplentes (me pregunto si será el de los acusados por solicitar la deuda que el Club mantenía con él), la última línea no entrega la solidez necesaria. A priori se me ocurre pensar que en su solvencia descansaban los demás. Por tanto los errores se disimulaban. Entonces surge un nuevo interrogante: ¿qué función cumple Ferrari en este conjunto?. No marca, si se proyecta lo hace mal o a destiempo. No pesa en ningún sector del campo. Su tarea es intrascendente, y en este momento la intrascendencia no suma, resta. Como agravante no tiene reemplazante, aunque Luciano Abecasis, de 20 años, sin debutar en la primera de Rosario Central espera su chance (?). El nivel de Maidana, bajo a mi criterio, confirma porqué lo vendió boca, pero más me gustaría saber porqué lo compró River Plate, y Arano… es Arano. En menos de un año hemos visto varios laterales por la izquierda: Orbán, Villagra y Juan Manuel Díaz, adquirido en abultada suma. ¿Todos los problemas están en la banda izquierda de la defensa?. Seguro que no. El problema está en la gestación. River Plate no tiene fútbol. Ni tiene buenos jugadores de fútbol. Por tanto los hombres de ataque encarnan al Llanero Solitario para colmo sin Toro.

Para lo que el entrenador pretende, sin dudas Rojas es el hombre indicado. El problema es que Rojas no es indicado para River Plate. Se nota cuando no juega Almeyda. Jámás fue un jugador dúctil, pero posicionalmente entiende el juego a la perfección. Hace su trabajo como el mejor jornalero. Esto lo transforma en un jugador notable, más aún cuando hasta hace poco tiempo pertenecía a la clase pasiva del fútbol. ¿Pero qué pasa si Almeyda no juega?. Acevedo que siempre fue un jugador claro, de buen manejo, termina tirando pelotazos como contra Gimnasia, y se desdibuja. Pierde claridad y la camiseta le pesa, como a varios. El fútbol es contagio, que puede ser positivo o negativo. Por ejemplo en Barca, un más que discretísimo jugador como Puyol, parece bueno, y todos sabemos que no lo es. Pero en el sano contexto de una idea de juego se destaca. ¿Alguien podrá explicar qué es Ballón?. Cirigliano con su juventud nos entrega algo de frescura, pero él solo no será remedio y además no juega. Affranchino y Pereyra no son ninguna solución. Los chispazos que esperamos de Ortega, mal que nos pese, sentencian que es falso que el Magiclick dure 104 años. Lamentablemente a nuestro último ídolo, ya le pesan los años, acaso las noches y sobretodo la impotencia de querer y no poder. Mientras tanto Buonanotte continúa inmerso en un laberinto difícil de sobrellevar. Dentro de este panorama, los hombres de ataque se anegan en la más absoluta soledad. Funes Mori arrancó la temporada como titular y con dos contrataciones de fuste, justamente en su posición. Juega apurado y resuelve siempre al revés de cómo aconseja la jugada. La presión que siente lo está asfixiando. A Pavone hay que destacarle su temperamento, su afán por ir a todas, debatiéndose generalmente solo frente a la defensa rival. El paralelismo que me viene a la mente, guarda relación con algunos cierres de transmisión de Titanes en el Ring, cuando un luchador de los buenos, era víctima de varios de los malos. En suma, su tarea encomiable por cierto, termina como la de un titán. Pero esto no es catch. Es fútbol. Y el técnico pregona ese mensaje, aunque no logra plasmarlo en el verde césped a través de su once titular. Debemos reconocer que si Cappa tuviera un circo le crecerían los enanos, porque saca a Arano, modifica la defensa y se lesiona Román, jugador que muestra una alarmante falta de jerarquía y no justifica ni por asomo su contratación. Tantos cambios en lo que va del campeonato, más allá de mostrar que no encontró el equipo, exhiben su notorio desconcierto. Sr. Cappa. River Plate no cuenta con los futbolistas adecuados para jugar a lo que usted y todos los riverplatenses pretendemos Advierta que a la propia España campeona del mundo le costó aún con fieles intérpretes. Sr. Cappa. Si esto fuera boxeo, deberíamos caer en la cuenta que este pugilista no tiene golpe de knockout, tiene piel de rana (se corta con facilidad), no utiliza golpes rectos (la menor distancia entre dos puntos es una recta), sino que emplea golpes curvos, cantados, anunciados, que son fácilmente barridos por el rival, y para colmo tiene mandíbula de cristal. Será muy complejo acceder al cinturón ecuménico. Sr. Cappa. Usted no tiene antecedentes ni pergaminos para sentarse en el banco de River Plate. Sin embargo la vida le ha obsequiado una fabulosa oportunidad. Pegue el golpe de timón. Aún está a tiempo, porque River Plate es el Titanic, ya se está debatiendo contra la tempestad, luego le llegará el naufragio y posteriormente un iceberg lo estará esperando.

En la medida que no lo advierta, su final será anunciado. Enrique Santos Discépolo, que interpretó para siempre y como nadie, la esencia del hincha en aquel film de 1951, escribió en 1934 el tango “Quien más quien menos”. Y decía: “¡Reconocerte fue enloquecer! Caricatura de la novia que adoré...” reservándose para el final una sentencia que alcanzaría para describir con absoluta claridad, el cuadro de situación en este presente: “Somos la mueca de lo que soñamos ser”

Por: Sr. River Plate

lunes, 25 de octubre de 2010

Déficit operativo: promesa incumplida


 Ahí arriba dice lo siguiente:

Todo lo que entra y todo lo que sale
Nuestro primer objetivo apenas llegados es que River deje de tener déficit operativo. Equiparar entradas con gastos. Para ello hay un plan escalonado tanto en el área Financiera como en el área de Marketing. La primer área encarada por profesionales de reconocida trayectoria, pondrá al club en disposición por lo menos de no sufrir pérdidas en este tiempo razonable que proponemos
(recordemos que dice 100 días). La segunda, hablamos de Marketing, deberá entregar al club en este período una proporcionalidad de lo que el plan de Marketing completo auspicia como una brillante suma de beneficios económicos para River. Marketing será "la máquina" que comenzará a empujar la economía de River. Inmediatamente se sumarán Fútbol, Publicidad, Eventos y el resto de los componentes de River empresarial.


Esta promesa de campaña inició la serie de posteos titulados Que River Plate se lo demande dedicados a las propuestas que formularon los que llevaron a DAP a la presidencia. La propuesta fue posteada en soledad porque siempre consideramos de vital importancia el tema y trabajar para reducir el déficit hasta conseguir eliminarlo es la tarea más importante que debe encarar la conducción del club. Hace dos años, cuando nació este blog, nuestro quinto posteo fue dedicado al déficit operativo y si lo miran hoy, eso que escribió Charro no perdió vigencia alguna.

Se viene un balance donde el pasivo se incrementó de 140 a 200 millones de pesos y lo más grave, a mí entender, es que las perdidas serían de alrededor de 60 millones de pesos. Es importante recordar que el balance anterior arrojó perdidas por 40 millones. En ninguno de los dos balances hubieron ventas importantes de jugadores por lo que queda claro que ese ingreso extraordinario sigue siendo la única manera de tapar ese maldito déficit operativo. Antes con el dinero de la venta de un jugador se podía levantar una tribuna, hoy solo sirve para tapar agujeros.   

Ya se triplicaron esos 100 días donde se comprometieron a comenzar a solucionar el tema. Si intentaron poner en marcha algo de lo que allí se propone queda en evidencia que el plan fue un rotundo fracaso. Si ni siquiera lo intentaron mintieron descaradamente. De las dos maneras vamos por mal camino.

Por: Enrique

domingo, 24 de octubre de 2010

Necesidades y merecimientos

Ya no hay romance, Cappa no encuentra respuestas y se va cabizbajo

Otra jornada desaprovechada, otro rival al que debíamos ganar, otra ilusión que se cae, otro golpe de realidad. Llegamos al Monumental sabiendo que se debía ganar, el folclore del fútbol dice que Racing es hijo nuestro, un estadio lleno puede empujar al equipo, la gente de River demuestra que el deseo puede más que la realidad, la ilusión y la preocupación siguen intactas con cada presentación, sin embargo, no hubo muchas sorpresas en el Monumental.

El estadio estaba a tope en casi todos sus sectores. Imagino las broncas que saldrán en la semana por la prohibición de poner banderas en el borde de las plateas altas, sin banderas allí parecería desnudo el Monumental pero al mismo tiempo es injusto que no pueda ver el partido la gente que pagó una entrada. Lástima que esto no vale para todos, la gente de los palcos tiene derecho a ser oída y el club paga personal de seguridad para que no ubiquen sus banderas los socios, los socios ubicados en la Sívori media no tienen derecho a ser oídos por las banderas gigantes que ponen en la popular. ¿A esto le llaman el valor del dinero? Esto es tan vergonzoso como ver la comodidad de los hinchas de Racing en la Centenario alta cuando todos recordamos que ellos tienen una popular más chica y hace unos meses solo nos dieron un tercio de popular. Espero que sea una política consensuada con los dirigentes de las otras instituciones para demostrar que River es diferente a los bosteros y que debemos recibir más localidades, de lo contrario hagamos algo para darles a los rivales un corralito y quedarnos nosotros con otros 2 corralitos, dejemos de joder…

Volvamos al partido de ayer. ¿Me encantaría saber cuanta gente pensaba antes del partido que ayer estábamos presentando un buen equipo? ¿No lo veían desbalanceado? ¿Gio Moreno (al igual que Ramirez de Godoy Cruz) pueden jugar con tanta libertad en un equipo que no tiene contención? Como dije, no hubo muchas sorpresas…

Este torneo sigue demostrando que salvo honrosas excepciones, el nivel de los equipos es muy parejo, se ven claramente 4 que son mejores y otros 4 que son peores, el resto puede tener una buena o mala tarde y nada más. Esta es la única razón por la cual sigue habiendo expectativa y preocupación al mismo tiempo. No aprovechamos la oportunidad de ganar de local a nuestros rivales directos y en la próxima rueda deberemos enfrentarlos en sus canchas, no estamos sólidos y perdemos o empatamos con cualquiera pero al mismo tiempo seguimos ilusionados con ganarle a cualquiera.

Ayer el colombiano jugó cuanto quiso y no cuanto pudo, la defensa volvió a cometer los mismos errores y provocó algo insólito en River, el estadio pidió y coreó el nombre de un defensor quien está muy lejos de ser Passarella, Perfumo o Ruggeri, sin embargo, demostró que es un indiscutible titular en este equipo. Hace 6 fechas había una sola seguridad, la defensa estaba firme, hoy la seguridad es otra, ninguna línea del equipo está firme. Hace 2 meses pensábamos que la dupla Maidana/Ferrero nos estaba dando tranquilidad (en este River no es poco), hoy sigo sin saber si Román es tanto menos que Ferrero pero a todos nos queda claro que Ferrero debe volver a su lugar. Ellos se entienden, Ferrero no será 6 ni zurdo pero claramente tiene la inteligencia, el carácter, la voluntad y la voz de mando para suplir cualquier defecto. Ferrero le cubre la espalda a Maidana y le da seguridad para salir a jugársela, Maidana cubre la derecha y Ferrero la izquierda… se tienen confianza, funcionan muy bien y eso no se pudo mejorar con otros intérpretes, ¿para qué insistir con otra cosa? Ante la ausencia de Almeyda, ¿quién tiene la voz de orden en la defensa? Claramente Ferrero se anima. Ferrero no es estrella, se puede equivocar, no es la salida más elegante... pero es tan importante como para hablar de él en lugar de la falta alarmante de fútbol que tiene el equipo.

En 2 meses se desbarrancó la ilusión pero el equipo ganó un delantero de categoría. Hoy River es, por un lado las 2 o 3 manos salvadoras Carrizo, la potencia aguantadora de Pavone y debemos volver urgentemente a la seguridad de Maidana con Ferrero y el pacman Almeyda, a partir de allí tendremos que volver a buscar fútbol y conectar la seguridad con la posible potencia ofensiva.

En este momento no podemos dar tantas ventajas. Cappa sale cabizbajo y está muy golpeado por los tantos frentes de batalla que abrió y por los pocos resultados que logró según su expectativa. River es gigante y no alcanza que haya conseguido 26 puntos en 17 fechas como entrenador, River es diferente y hoy el problema es que dentro del verde césped no hay respuestas.

La única razón por la que no perdió River fue el miedo de otro técnico inflado por sus amiguitos periodistas, Russo tuvo todo lo necesario para ganar y no quiso animarse, River tuvo todo para perder y cambió a tiempo, River apretó y tuvo todo para llevarse al rival por delante pero fracasó en cuanto se fue lesionado Román. El desconcierto fue alevoso, Ferrari de 3 y Cirigliano de 4, Ferrero de 3 y Ballón de 6, Ballón de 3 y Cirigliano de 5, nunca volvimos a hacer pie porque Lamela se diluyó en el cansancio, Rojas no supo ser manija, el Enano sigue chocando y la defensa perdió proyección ofensiva. Me preocupa la falta de respuestas físicas y anímicas.

Así deambulamos, así seguimos sin rumbo. Mientras sigamos sin encontrar los intérpretes, sin encontrar esquemas diferentes para situaciones diferentes, sin rebeldía para hacer cosas osadas, haciendo pruebas durante el partido perdiendo la oportunidad de hacer cambios... seguiremos sufriendo. Perdimos el rumbo, hay que recuperarlo ya.

Por Charro.

viernes, 22 de octubre de 2010

El canje

¿Qué porcentaje se expenderá por ventanilla?

Faltan solo 15 días para que se juegue el superclásico y por eso ya se debería definir la manera en que se hará el canje de entradas, se menciona un supuesto bono adicional cobrado a los hinchas riverplatenses y la cantidad de entradas que se le entregarán a los bosteros.

Primero a lo importante, el canje. Es obvio que lo primordial es que no se repita la payasada del último clásico jugado en el Monumental donde se “fugaron” tantas entradas a la reventa como las que salieron al canje, era el último clásico de la era Aguilar y se estaban llevando hasta las baldozas. Damos por descontado que existirá  cierto recato (?) porque sino todos los análisis posibles pierden sentido.

El canje, en mi opinión debe ser totalmente personal, el ideal sería una sola entrada por persona.  Ultimamente se permitían 2 carnets por persona o los del grupo familiar. Pero sucede que luego del canje es común encontrar socios que poseen 5 o 6 entradas (obtenidas de un mismo grupo familiar) con la intención de revenderlas mientras tanto seguidores habituales se quedan sin entrada o deben pagar por algo que les corresponde sin costo alguno. Por eso considero que lo más justo es una por persona con su carnet y si el grupo familiar completo puede ir a la cancha también puede ir a sacar la entrada,  hacer la cola y el canje.

Para que lo anterior sea viable es fundamental que el canje arranque el sábado 30, de esta manera habrá mucha más gente en igualdad de condiciones para ir a retirar la entrada. No es perfecto, mucha gente trabaja los sábados pero es mucha más a la que le resulta imposible dejar sus tareas un día de la semana.

Respecto al radio pasillo (?) referido a un supuesto bono contribución; estoy con Charro que me hizo cambiar de opinión. Mientras no existan indicios firmes sobre una investigación seria sobre los responsables del vaciamiento durante la gestión pasada, no se le puede exigir más esfuerzo al socio que es el que sufrió a esa gestión vaciadora. La no investigación del pasado es una clara complicidad con los delincuentes que nos dejaron al borde del abismo. Que le vayan a reclamar a ellos por los negociados inexplicables que nos legaron, mientras tanto que dejen al socio tranquilo.

Finalmente el tema sobre el número de entradas para los hinchas y turistas que van a ver Boca. Se sugiere que la dirigencia de Boca estaría dispuesta a entregarle a la parcialidad millonaria las 2 bandejas si en el próximo partido River Plate entrega la Centenario Alta completa. Es un tanto descarado que pretendan que el primer paso lo demos nosotros cuando ellos comenzaron con la restricción hacia nuestro público. De todas maneras no tenemos nada que perder, el Subsef no autorizará a River ocupar espacios de la Centenario Alta y se suma que por algún motivo u otro siempre ingresan muchos más bosteros y turistas que lo establecido. Por todo eso considero que se le debería entregar la cantidad similar a la que nos puedan entregar ellos en la Bombonera bajo el compromiso concreto y firme de la dirigencia de Boca que nos asegure la disponibilidad de las 2 bandejas para dentro de 6 meses.

Por: Enrique  

jueves, 21 de octubre de 2010

Los extranjeros en la historia de River Plate

Domingo Pérez (uruguay), Delem (br), Moacyr (br), Pepillo (españa) y Roberto (br). 4 veces jugó en 1961 esta delantera "extranjera"

Esta cita con el recuerdo tiene como característica principal, un seguimiento por los nombres de los futbolistas extranjeros que actuaron en River Plate. Son hasta aquí 93 y sólo una minoría tuvo una destacada actuación. Vale remarcar en esta cronológica recorrida que el proveedor más numeroso es Uruguay, puesto que 43 futbolistas, poco menos del 50 %, provienen de la vecina orilla. Serán mencionados todos y destacados quienes por su paso triunfal y victorioso dejaron su huella.

Con la llegada del profesionalismo, en la década del '30 actuaron los orientales Pedro Lago, Pablo Dorado, Ismael Martínez, José Lamas, Clotardo Dendi y Juan Bautista Besuzzo. El mulero Lago era un crack. Su apodo responde a las picardías que empleaba para sacar ventajas. También le decían guindado oriental. Tenía gran habilidad e inteligencia. Era el preparador de juego para Bernabé.

También en los años '30 llegaron de Paraguay Benjamín Laterza, de Chile Ascanio Cortéz, de España Leonardo Cilaurren, y de Perú Jorge Luis Alcalde. Hay dos casos especiales: son ellos Renato Cesarini nacido en Ancona, Italia, que durante el amateurismo actuó en Alvear y Ferrocarril Oeste. En 1930 fue contratado por la Juventus, donde ganó cinco títulos. En 1936 regresó a Chacarita y posteriormente pasó a River Plate, mientras que Aaron Wergfiker, surgido desde la cantera, era natural de Brasil. El rusito Wergifker fue uno de los notables. Gran despliegue, manejo y dinámica. Su carrera siguió en Platense. En cuanto al tano Cesarini, para el team riverplatense fue casi tan importante dentro como fuera de la cancha. Un maestro. Veía como pocos el fútbol.

La década del '40 fue el tiempo de los uruguayos Julio Barrios, Joaquín Bermúdez, Avelino Cadilla e Ismael Rivero. También llegaron el peruano José Soriano y dos españoles Serafín Aedo y Gregorio Blasco. Durante este período sólo en 1947, 48 y 49 no hubo jugadores extranjeros en primera división. Cadilla tuvo muy buen rendimiento. Una lesión frustró su carrera. De estos nombres corresponde destacar por su importancia al peruano José Soriano. Un hombre respetado y gran goalkeeper.

La década del '50 arranca con el mejor extranjero de la historia: Walter Gómez, quien llega acompañado de Luis Ernesto Castro, se agregan además Iseo Fausto Roselló, todos uruguayos, y el peruano Oscar Gómez Sánchez. Aquí también hubo tres años '56, 57 y 58 sin la presencia de extranjeros. El botija fue un player fantástico. Fenomenal. Su gambeta endiablada y la extraordinaria habilidad para moverse en espacios reducidos eran algunos de sus atributos. También se trató de un excepcional definidor. Y una frase más, extraída del clamor popular: "la gente ya no come por ver a Walter Gómez".

En la década del '60 proliferaron los futbolistas de otra nacionalidad. Fueron los tiempos del denominado Fútbol Espectáculo. Los resultados altamente negativos. De Brasil llegan (Vladem Lázaro Ruíz Quevedo) Delem, (Fernando Frojuelo) Roberto, (Pinto) Moacir, (Milton Da Silva) Salvador, (Crespo de Castro) Decio, Paulinho de Almeida y (Deraldo Dos Santos) Conceicao. Procedente del Real Madrid (José García Castro) Pepillo, el trasandino Eladio Rojas, los uruguayos Domingo Pérez, Luis Cubilla y Roberto Matosas, el paraguayo Juan Aníbal Bordón y los peruanos Juan Joya y Miguel Angel Loayza. Sólo en 1969 River Plate no contó con jugadores extranjeros en su plantel. Matosas fue pase récord de 1964 con 33 millones. Actuó en todos los puestos de la defensa y medio campo. De excelente ubicación y salida pulcra. Quedó para la anécdota la revisión médica en donde se le detectó una afección cardíaca. Una junta de especialistas determinó luego que estaba sano. Cubilla venía de jugar en Barcelona de España. Hábil, pícaro, difícil de marcar y gran definidor. Uno de los mejores punteros de la época. Los brasileños salvo Delem, no anduvieron. Al peruano Joya no le tuvieron paciencia, pero su connacional Loayza dejó una imagen positiva, por su gran habilidad y guapeza. Tal fue la locura por lo foráneo que en 4 partidos  de 1961 se jugó con una delantera de extranjeros (3 brasileños, un uruguayo y un español), incluido el superclásico de ese año que terminó 2 a 2 con goles de Moacyr y Pepillo.

Durante la década del 70 llegaron un guaraní, Pedro Bareiro y 5 orientales: Jorge Vázquez, Baudilio Jáuregui, Omar Correa, el polifuncional Alfredo De los Santos y Juan Ramón Carrasco. Sólo en el 76 y '77 no hubo extranjeros. Únicamente podemos destacar a Carrasco. ¡Cómo le pegaba!. Algo díscolo. Pero gran jugador.

El Metropolitano y Nacional de 1981 fueron los últimos dos certámenes que River Plate no registró presencia alguna de futbolistas importados. Durante la década del '80 llegaron de la vecina orilla Antonio Alzamendi, Enzo Francescoli, Alberto Bica, Carlos Berrueta, Jorge Villazán, Rubens Navarro, Carlos Saralegui, Jorge Polilla Da Silva, Ruben Polillita Da Silva y Hugo De León. De Paraguay llegaron Enrique Atanasio Villalba y Oscar López Turitich. Por último nos resta mencionar al boliviano Milton Melgar. Con Francescoli y Alzamendi estamos hechos. ¿No les parece?

Los años '90 hasta el presente, muestran jugadores de diversa procedencia. Doce uruguayos: Alfonso Domínguez, Javier Zeoli, Gabriel Cedrés, Leonardo Ramos, Martín Del Campo, Máximo Luca, Daniel Fonseca, Marcelo Sosa, Carlos Diogo, Sebastián Abreu, Robert Flores y Juan Manuel Díaz más el boliviano Ramiro Castillo. Hecho futbolísticamente en River Plate, pero natural de Guatemala, Claudio Rojas. Los chilenos Marcelo Salas, Alejandro Escalona, Cristian Álvarez y Alexis Sánchez. Curiosamente un mexicano: Alberto García Aspe. Procedentes de la tierra de Juan Valdéz, ocho colombianos, Juan Pablo Angel, Mario Yepes, Jersson González, Kilian Virviescas, Jairo Patiño, Juan Carlos Toja, Nelson Rivas, Carlos Valencia (surgido en las inferiores jugó un partido) y otro delantero surgido de nuestras inferiores Radamel Falcao García. Se incorporaron siete guaraníes: Celso Ayala, Pedro Sarabia, Nelson Cuevas, Julio Cáceres, Santiago Salcedo, Miguel Paniagua y Rodrigo Rojas. Por último, proveniente de Perú Josepmir Ballón. Sólo para destacar a Salas, Angel, Yepes, Ayala y Sánchez.

Los hombres que más jugaron son Aaron Wergifker con 203 presencias, Enzo Francescoli, con 198 y Roberto Matosas con 165. En el rubro goles es el príncipe quien está a la cabeza con 123 conquistas, seguido por el botija con 75.

El equipo ideal, y a la antigua, estaría conformado de la siguiente manera: En la valla José Soriano; Nelson Gutiérrez y Cadilla; Carlos Diogo, Matosas y Wergifker; Cubilla, Carrasco, Walter Gómez, Loayza y Francescoli. ¿Qué les parece? Un equipazo.

Noventa y cuatro jugadores procedentes de once distintos países, algunos con un paso casi intrascendente, otros integrando la galería de los grandes… por siempre.

Por: Sr. River Plate

Una mano en el momento decisivo

 Muchos años de sufrimiento para llegar a este gol

Siguiendo con la idea de la ilusión de la ayuda mágica que nunca llega, sería bueno recordar que River vivió a lo largo de sus casi 110 años 2 momentos negros, por un lado la presente década y por el otro los casi 18 años sin salir campeones. Durante esos 17 años hubo muchas veces en que los árbitros pudieron habernos ayudado y sin embargo esto nunca sucedió. En los momentos complicados es donde se ve la mano negra...

Hubo momentos claves que dejan en claro que más allá de la buena o mala labor de los árbitros, hubo una buena mano negra que ayudó a que esta sequía fuera tan larga. Muchas veces nos hablan de incapacidad para materializar en un título la supremacía en el juego, la caída en los últimos partidos, graves errores dirigenciales, soberbia ansiedad de los dirigentes e hinchas y tantos otros imponderables pero hay momentos (como el del domingo pasado) en que no quedan dudas de la mala intención (las palabras de Beligoy hacia Lamela no me dejan dudas). Con esto se quita la responsabilidad de uno mismo (buen tema para otro posteo) pero acá podemos hacer un pequeño recuento de hechos más que extraños que pasaron en la última fecha de un torneo en que River podía salir campeón. No tengo información sobre otros momentos de los torneos ni cuantas cosas pasaban para que River empezara a perder en las últimas fechas de varios torneos. Vamos a los hechos más notorios.

1963. Ultima fecha Independiente gana 9 a 1 San Lorenzo porque éstos deciden jugar de brazos cruzados el partido. Fue tan alevoso lo que hizo el árbitro en contra del cuervo que los jugadores quisieron irse, como no se lo permitieron decidieron quedarse parados y esperar que los jugadores de Independiente los pasaran como postes. Ante cada gol sacaban del medio, se la daban a los del rojo y esperaban. A los jugadores de Independiente también les dio vergüenza y decidieron hacer solo 9 goles. Con este resultado Independiente salió campeón superando a River por un punto
 jugadores de San Lorenzo de brazos cruzados

1968. Se juega por primera vez en el fútbol argentino un triangular de desempate. River, Velez y Racing empataron las posiciones y se decide que River juegue los 2 primeros partidos dándole la ventaja a Velez de saber con qué resultado debe ganar. River le gana a Racing y en el siguiente partido se puede convertir en campeón si le gana a Velez, faltando menos de 10 minutos un jugador de Velez impide el gol de River en la línea. El árbitro Nimo dice que no lo vio porque estaba tapado, en la imagen televisiva se lo ve de frente a la jugada. Sólo él sabe porque no cobró ese penal tan notorio. Luego de este partido, Velez saldría campeón por primera vez gracias a la diferencia de gol durante el año.
La mano que sólo el árbitro no vio

1962. River enfrenta a la bosta sabiendo que no debía perder en cancha de ellos, era la penúltima fecha. El partido está 1 a 0 en contra y se pita un penal a favor de River. Patea Delem y Roma se adelanta alevosamente. Todos lo ven pero el árbitro no se anima a hacerlo patear de nuevo. River será subcampeón por 2 puntos.
 el arquero queda tan adelantado que se debe tirar hacia atras
 cuantos pasos están los pies del arquero de la línea de gol?
observen la posicion del arbitro. Vio el adelantamiento.

1970. River juega en la última fecha y gana su partido. Independiente suspende por lluvia su partido para el lunes y así sabe el resultado que necesita. Debe ganar por 2 goles de diferencia o ganar por la mínima diferencia pero haciendo 3 goles o más. Labruna era el DT de River y esperaba ser campeón. El partido estaba empatado y el árbitro le da un penal a Independiente, si lo convierte acaricia el título. Lo patea Tarabini y ataja Cejas. Se repite el tiro. Vuelve a atajar Cejas pero el árbitro decide que se patee otra vez. En el tercer tiro, Tarabini convierte el gol que será el del campeonato. River Plate es primero con Independiente pero los diablos tienen 43 goles a favor y River 42.
Este árbitro se animó a hacer patear el penal 3 veces en cancha de Racing

Finalmente, no hay que olvidar que River salió campeón del metropolitano de 1975 pero casualmente 3 días antes de la penúltima fecha, el gremio de los futbolistas declara una huelga de jugadores y River debe jugar un partido definitorio frente a AAAJ en Velez con los pibes del club. El gol que está en la primera foto fue el gol del campeonato y 2 días después se levantó el paro permitiendo que los jugadores profesionales de River pudieran festejar el título en el Monumental frente a Racing (era tanta la felicidad que apenas se pudo jugar un tiempo).

Estoy seguro que en todo ese tiempo hubo más manos negras. Estas son las notorias de las últimas 2 fechas de esos torneos. Todos estos fueron momentos decisivos para hacer justicia y lo único que hicieron fue actuar injustamente. Quien quiera seguir esperando la mano salvadora en los momentos decisivos, los que quieran argumentar que River siempre es ayudado por la AFA y por los árbitros que siga soñando y buscando esos momentos decisivos, yo prefiero ser realista y saber que la única mano que llegará será para saludarnos si nos estamos cayendo. Si River no asume que debe sumar los puntos necesarios para salvarse, estamos en el horno.


Por Charro.

miércoles, 20 de octubre de 2010

Asumir la realidad

A veces la realidad es muy dura pero siempre se puede salir adelante

El día que sacaron a los mineros chilenos de su encierro, escuché una muy buena entrevista a un sobreviviente de la tragedia aérea de los uruguayos en la Cordillera de Los Andes. Este sobreviviente contaba que, a diferencia de la tragedia actual, cuando les pasó a ellos, pudieron escuchar por radio cuando dijeron que los declaraban muertos y que abandonaban la búsqueda. Dijo que ese fue el momento más duro pero fue el momento exacto en que tomaron conciencia de que todo dependía de ellos y de nadie más, ya no podían esperar la ayuda de nadie y no les quedaba más remedio que actuar. Ese fue el momento en que dejaron la pasividad y debieron enfrentarse con la realidad. No les quedó otra alternativa que unirse, hacer un plan y seguirlo hasta la salvación. No hay fórmulas mágicas, simplemente hay que dar el máximo para superar la dificultad.

Quedando menos de 30 partidos por jugar, es hora de dejar los absurdos pensamientos de ayudas que nunca llegaron ni llegaran y empezar a pensar en que cada uno haga el esfuerzo mayor para salir de esta peligrosa situación. Como siempre, serán los jugadores quienes tendrán que hacer el mayor sacrificio y jugarse al máximo para salir de este pozo, entregar todo lo que tienen durante los 90 minutos y no ser víctimas de las desatenciones o ser superados en el esfuerzo. Los dirigentes oficialistas tienen que impedir que los árbitros entren con la mentalidad de pitar en contra de River o pensar que es mejor no pitar algo a favor de River porque puede ser discutible. No es posible que no haya habido más de 2 penales (este domingo hubo uno a Pavone) en casi 2 años, no puede ser que en solo 2 canchas nos hayan permitido entrar a la cantidad de hinchas que el estadio permitía. La dirigencia opositora sería bueno que acompañe en el sacrificio en lugar de poner piedras y perjudicar al presidente y al mismo tiempo cumplir con su función y no levantar o bajar el brazo según conveniencias en lugar de discutir y proponer alternativas. La única sensación que dejan es que estamos llenos de corderos.

Los hinchas también somos culpables cuando nos quejamos en la cancha en lugar de alentar, insultamos a un jugador que no nos gusta sin entender que debe sacarnos del pozo, barras que buscan su beneficio, hinchas que buscamos soluciones mágicas y desesperadas en lugar de tranquilizarnos para actuar positivamente…

Es un buen momento para pensar, para estar atentos y para que todos cambiemos nuestro proceder. Muchas cosas se hicieron mal y mucho hay que devolver a su camino original para recuperar la grandeza.

Por Charro.

lunes, 18 de octubre de 2010

La debilidad de la carne

¿Cuántas vejaciones más podremos soportar?

Gustavo Veiga es el periodista que más me interesa leer cuando el tema refiere a los clubes, la dirigencia y sus manejos. Por eso posteamos casi integramente su nota publicada este fin de semana en Página 12 sobre algunas particularidades del fideicomiso de River Plate.

Casi todos los puntos, diría que todos en realidad, que se tocan en esta nota ya fueron incluídos en nuestro blog pero sirve para tener un breve resumen de estos casi 11 meses de gestion de DAP bajo la mirada de un muy buen periodista.

La actualidad de River remite al documental sobre Isabel Sarli Carne sobre carne, estrenado este año. La carne es el rubro de los matarifes que pusieron la plata en el club para comprar jugadores por 10.512.000 dólares. Y el kilo vivo de carne del plantel profesional es el medio con que la recuperarán gracias a la comisión directiva del club, que les garantizó cubrir hasta 12 millones de dólares. Hace diez meses, cuando asumió la presidencia, necesitaba dinero para afrontar la pesada herencia que le dejó José María Aguilar y, además, reforzar un equipo desecho. Transcurrido ese tiempo, el pasivo se incrementó de 140 millones de pesos a casi 200 proyectados al cierre del inminente balance. El ex capitán, técnico y dirigente presentó un fideicomiso como la herramienta indispensable para salir del mal trance y para que los hombres de la carne no perdieran su inversión.

¿Quiénes son los que armaron el mecano del atribulado Ángel Cappa? Carlos Alberto Riusech, el dueño del frigorífico Gorina SA; el vicepresidente 2º de la institución, José Omar Solassi, socio de Faeco SRL y Viande SRL (faenadora y exportadora, respectivamente), y habría un tercer empresario que arriesgó capitales en el fútbol. Las fuentes que confirmaron la operación saben de qué hablan: hasta hoy, los hombres del gremio de los chacinados serían los únicos aportantes a la causa riverplatense. La Anses ya desmintió sumarse mediante un comunicado.

El fideicomiso bautizado Futuro Millonario I se fijó el objetivo de juntar unos 20 millones de dólares. La mitad de esa suma ya la había cobrado River antes de que se aprobara la fórmula de rescate financiero que administrarán el Bapro y Nápoli Sociedad de Bolsa. Las inversiones minoristas correrán por cuenta del banco y las mayoristas por la segunda compañía (desde los 200 mil dólares). A esta última pertenece Juan Nápoli, un socio que pasó por más de una agrupación interna y que fogonea el proyecto: “River debe devolverle el dinero a los inversionistas con recursos activos, como la venta de jugadores. Y en el caso de que no haya venta de jugadores, se activan las garantías: derechos de TV, palcos... Son ingresos seguros”, le dijo al diario Olé hace diez días.

Los vientos de renovación y transparencia que trajo la asunción del Kaiser dejaron de soplar al mismo tiempo que la consultora KPMG comenzaba a demorar los esperados resultados de una auditoría interna. Passarella pasó en River de ser la antinomia de Aguilar, a darle argumentos a sus opositores de que es más o menos lo mismo.

“Ganó con el apoyo del ex presidente”, recuerda otro candidato que salió cuarto en las elecciones: Daniel Kiper. Y aporta el dato de que el actual vicepresidente 1º, Diego Turnes, y el tesorero Luis Renzi, integraron la comisión fiscalizadora que le aprobaba los balances al peor presidente de la historia, hoy deprimido y sin posibilidades de mostrarse en público, al menos entre el público que visita el estadio Monumental. Paga con ello un costo mucho mayor que su alter ego, Mario Israel, corresponsable del desastre económico durante ocho años de gestión. El ex secretario general del club suele mostrarse en la zona de La Imprenta, en el barrio Las Cañitas. Nunca tuvo el perfil alto de su afligido compañero de ruta.


En la AFA le informaron a este periodista que Aguilar ni siquiera aceptó integrar la comisión organizadora de la próxima Copa América. Una actitud prudente. El fallo del juez Alejandro Cilleruelo que el 10 de mayo pasado lo sobreseyó en primera instancia por los presuntos delitos de administración fraudulenta y asociación ilícita –con los Borrachos del Tablón–, todavía no está firme. Lo apeló el fiscal José María Campagnoli, que definió la sentencia como “prematura y tendenciosa”.

Tampoco está firme el fideicomiso pergeñado por la actual comisión directiva, que no votó el puñado de vocales opositores (Matías Patanian, Darío Santilli y Diego Quintas), aunque con alguna ausencia llamativa. Andrés Ballota, del estudio Ballota-Kondratiuk, que asesora a Nápoli Sociedad de Bolsa SA, no se hizo presente el jueves de la aprobación. Ahora resta que convalide esta iniciativa la asamblea de representantes el 28 de octubre, por cuyo filtro deberá pasar también el primer balance de Passarella.

Las garantías con que los empresarios de la carne tendrán a resguardo su inversión de 10.512.000 dólares son: el 10 por ciento de los derechos económicos de 35 futbolistas, hasta cubrir 12 millones de dólares; el 35 por ciento del contrato del Fútbol para Todos; el 50 por ciento de los ingresos por la explotación de los palcos que se construirán en la tribuna Centenario, hasta alcanzar 2,5 millones de dólares; el 40 por ciento del valor de la explotación de los palcos en las tribunas San Martín y Belgrano, hasta 1,8 millones de dólares; el 100 por ciento del contrato con Adidas, hasta 2,6 millones de dólares, y la cláusula que más cuestiona Antonio Caselli, otro de los postulantes a la presidencia vencidos por Passarella; el 40 por ciento de los derechos de formación de varios juveniles promisorios, como Manuel Lanzini, Ezequiel Cirigliano y Federico Andrada. La Línea Etica de River para recibir denuncias contra supuestos negociados como éste no funciona. Varios socios ya se quejaron de su inoperancia en los foros de Internet

Se calcula que si la asamblea aprobara el fideicomiso, donde el oficialismo tiene mayoría, el consentimiento de la Comisión Nacional de Valores para que opere será un trámite. Los inversores cobrarán un 3 por ciento de intereses cada seis meses, en febrero y agosto. Hipercríticos, quienes resisten la iniciativa con que Passarella espera hacer la caja que hoy no tiene ya la comparan con el Fondo Común de Inversión La Xeneize, que Boca aprobó en 1996. “Lo de Macri era un lujo al lado de esta porquería”, señalan.

Faltaría saber quienes son los que resisten la iniciativa invocados en el último párrafo porque la última frase genera escozor. 

Por: Enrique

Mano negra

Pecho y caliente en este caso

Se supone que el arreglo era que la auditoría pasaba a la historia porque sino la mano negra de la AFA nos mandaba al descenso con los arbitrajes. Bueno que alguno le avise a Grondona y Romo que la auditoría pareciera que pasó a mejor vida porque con los arbitrajes nos están matando y la mano negra es la que le cobraron a Funes Mori.


"Tapate la sangre o te echo" Beligoy dixit

El partido fue trabado y mal jugado. River Plate desde la salida de Ferrero perdió totalmente la seguridad en defensa y no es una casualidad porque por ahora la dupla Maidana / Román no funciona. El primer gol de Godoy Cruz es la clara demostración de lo que es una defensa mal parada, que no coordina y no se entiende. Nos quedamos pensando y con bronca por el gol mal anulado a Funes Mori pero 1 minuto antes Carranza erró una jugada de gol clarísima, situación que se repitió en el final de los partidos con GELP y Quilmes que podrían haber transformado sendos empates injustos en derrotas durísimas. En definitiva, la salida de Ferrero es el principal desacierto de Cappa, máxime cuando Almeyda, la otra voz de mando sigue afuera por lesión.

Bien Pavone. Tiene actitud y es una preocupación constante para los defensores rivales, gana las divididas y lo más importante es que tiene olfato de gol. Considero que el andamiaje ofensivo debería estar basado en abastecerlo a él,  un lanzador y que lo acompañe un media punta que juegue libre por todo el frente de ataque, candidatos para esos puestos tenemos con Lanzini, Lamela, Buonanotte y hasta el mismo Ortega que volvió a demostrar que rinde mejor entrando con el partido en desarrollo.

Por: Enrique 

Imagenes: prensa River Plate via RiverPlateNews y La pelota no dobla

domingo, 17 de octubre de 2010

La mamá de Pedernera

Gracias a doña Rosa


"La Máquina de River fue un invento de doña Rosa, la mamá de Pedernera" Carlos Peucelle.


¡Feliz día a todas las mamás!


Por: Enrique

sábado, 16 de octubre de 2010

El placer del silencio o la desinformación

Ojalá que un día Cappa pueda hacer lo que hace Nadal y le de un sinfín de logros

Y… finalmente le cayó la ficha a Cappa. El mundo River es otra cosa, es un mundo aparte. Ser el entrenador de River Plate conlleva un peso enorme muy difícil de soportar y la situación actual del club multiplica este peso, sin embargo, lo más complicado es que nuestro entrenador tiene sobre sus espaladas otras mochilas con peso extra para cargar. Cappa, ya lo escribí en posteos recientes, es apasionado, defiende sus ideas con puro fervor y capacidad dialéctica, pregona un ideal futbolístico, se ubica como menottista, pelea a quien lo enfrente, cada tanto se le suelta la cadena, comete errores que lo dejan en evidencia, mantiene códigos…

Cuando dicen que el técnico de River debe ser del riñón del club se refieren a este tipo de situaciones, Angel Cappa necesita un tiempo para entender y absorber el nuevo eco que tienen sus palabras, los pasillos del Monumental respiran permanentemente y tienen intereses encontrados, los dirigentes no suelen estar muy unidos, cada hincha es un entrenador en potencia y la verdad es que somos muchos y es imposible que todos estén de a cuerdo, no ganar en River es más que un pecado, los buitres siempre merodean y en el caso de Cappa hay que sumarle a las peores fieras de caza que lo miran como la comida más suculenta del momento.

Cappa sabía que lo estaban esperando pero ahora se dio cuenta de esta sobredimensión que tienen sus palabras y acciones como entrenador de River Plate. Unos resultados no positivos implicaron la salida a la luz de un mundo cruel y vengativo que además de ser un huracán, es demasiado amplio como para defenderse, entendió que hubo muchos personajes agazapados a la espera de este momento para abalanzarse con crueldad y saña. Esta semana entendió que cada palabra suya era tomada para iniciarle un nuevo frente de conflicto, así pudo ver como Morán y Borghi terminaron creándole problemas por algunos dichos o acciones suyas sin mala intención, sus luchas con ciertos "entes" del fútbol como Falcioni, Velez, Estudiantes… pasaron a ser guerras dialécticas épicas por sólo decir algún parecer y le saltaron a la yugular tipos sin entidad como Peratta o Carusso Lombardi por su manera particular de ver el fútbol.

Como cordero preparado por los medios y sus seres más nefastos para ser sacrificado, entendió que estaba sufriendo, perdiendo y que el peor damnificado sería River Plate. Cappa, tal vez, hubiera podido defenderse pero a la larga hubieran sido los jugadores quienes hubieran sufrido las consecuencias de una presión permanente sobre el entrenador y, de a poco hubiera minado la credibilidad y la confianza del grupo sobre el técnico. Este ajuste de cuenta cruel lo dejó en medio de una tormenta que le quita mucha fuerza y que no tiene forma de verlo ganador porque a la larga por algún lado iba a sangrar.

La única pregunta que queda por hacerle es saber si su silencio con la prensa por tiempo indeterminado implicará una incomunicación con el hincha, si implicará permanecer dócil a los ataques periodísticos (los mala leches no harán silencio) o si por el contrario implicará que multiplique su presencia en el blog y en la página oficial del club. Esto armará una nueva oleada de ataques pero al mismo tiempo puede significar mantener una comunicación con el hincha.

Ser técnico de River Plate no es para cualquiera y será el presidente que lo eligió quien tendrá que ayudarlo para que se amolde a este mundo y como reacciona cuando se aproximan 2 clásicos y un rival directo. Cappa quiere un poco de paz y tranquilidad en un mundo en conflicto, veremos como hará para aguantarse todos los ataques que seguirá recibiendo pero a los que no sumará más quilombos con sus dichos, habrá que ver si logra mantener el silencio ante las provocaciones que recibirá de personajes como Fantino o algún sicario disfrazado de periodista partidario. La realidad es que hoy solo los buenos resultados podrán ayudarlo y traerle la calma necesaria para trabajar como corresponde.

Por Charro.

jueves, 14 de octubre de 2010

Enhorabuena (?)

El glorioso JP

Dice J.P. Carrizo: "Hay que sumar puntos sea como sea para estar más tranquilos en la tabla de promedios (…). En este primer semestre, lo importante es sumar puntos, llegar a 35, 40 sería muy bueno para estar tranquilos (…)”

Más allá que a esta altura alcanzar 40 puntos es imposible y que 35 puntos es un número demasiado optimista, por primera vez veo que las declaraciones de uno de los referentes del plantel van en sintonía con la realidad del equipo, sumar para salir del fondo de la tabla del promedio.

Hasta ahora ni los dirigentes, con el mamarracho de presupuesto que incluye la obtención del titulo, ni el DT y los a referentes del plantel sumando a algunos hinchas parecen haber comprendido el torneo que está jugando River Plate durante esta temporada. Se confunden las tablas y los rivales cuando se piensa en pelear un torneo con equipos muy superiores y con más rodaje y para peor, la gran estupidez de pensar en clasificar para la copa mirando una tabla anual insólita (otra imposición del presupuesto, clasificar a las semifinales de la Libertadores 2011).

Un temor que siento desde el inicio del torneo es que cuando no existan más posibilidades de pelear por el titulo, algo que iba a suceder inexorablemente pero que parecería que sucedió más rápido de lo esperado, el equipo se caiga psicológicamente y Cappa pierda el norte (?). En las próximas fechas se verá la reacción del plantel. Por lo pronto las declaraciones de Carrizo son un aliciente menor ante el rumor sobre cambios en la conducción técnica pergeñado con el objetivo de minar la estabilidad del grupo.   

El realismo es fundamental, lo debió ser desde el primer partido del torneo pero todavía se está a tiempo, el objetivo es superar los 30 puntos (32 los festejo como un titulo), encontrar una línea de juego, un plantel estable y mientras tanto pelear cada punto a muerte. Parece que Carrizo, que suele ser medio boca floja, lo entendió.

Por: Enrique

El oportuno y necesario cabaret

Oportunistas que ven el negocio en la necesidad ajena siempre habrá

Cuando muchos empezaban a decir que River nunca podría descender y que no había que preocuparse, yo me imaginaba la cantidad de cosas que podrían suceder para acercarnos al abismo. Justamente, como nunca soñamos estar en esta situación, es muy fácil alimentar los miedos y crear las anomalías que dificultan jugar al fútbol de la forma que se pretende. Titular que River está en descenso directo no es lo mismo que escribir River no logra jugar bien, titular Ortega se peleó con Lamela no es lo mismo que escribir que el Burrito se enojó porque no se puede ganar de local, titular que River no levanta cabeza y se hunde en la tabla del promedio no es lo mismo que escribir que River se aleja de la punta.

En los últimos 4 partidos sacamos 3 puntos, no le sacamos diferencias claras a nuestros rivales directos, nos alejamos de la punta del campeonato, los bosteros no perdieron, el Burrito se va puteando en el entretiempo, el entrenador hace movimientos y junto con ellos empeora el rendimiento del equipo, aparecen silbidos y… zas!!! Clinc, caja. Aparece el famoso cabaret que tan bien cae y tanto necesitan los diarios. Hay que agrandar y vender, después habrá tiempo para corregir.

El caldo de cultivo real del párrafo anterior no implica que todo se haya convertido de la noche a la mañana en el purgatorio o algo peor. El Burrito salió puteando… ¿y cómo iba a salir? ¿festejando el empate conseguido? Tiene muchos años en primera división y todos conocemos su forma de ser y sus reacciones, quiere a River y no se conforma con pocas cosas, sabe cuando no juega bien y se enoja con todos. Dicen que puteó a Lamela, no se si será cierto pero es una cuestión lógica de un partido en el que hay mucha presión y hay que conseguir mejores resultados. Lamela soportará sin problemas que lo puteen los hinchas, sus compañeros, un ídolo o los rivales; se nota por su andar en la cancha y porque es un pibe que desde los 12 años le llenaron la cabeza que sería un crack (algo con lo que pocos pueden lidiar). Nadie que haya jugado al fútbol puede decir que nunca haya visto a 2 amigos putearse en algún partido; ¿como no lo van a hacer 2 tipos que son generacionalmente muy diferentes, tienen historias diferentes, que son compañeros y que tienen la presión de responder a millones de personas y de billetes?. Ayer lo escuché a Perfumo diciendo que no hay jugador que en sus comienzos no se haya comido una puteada del jugador experimentado…

No tengo idea si será real que hubo puteadas, supongo que es probable que haya dirigentes disconformes y que les gusten más otros entrenadores, no se si realmente Passarella se fue a los 7 minutos del segundo tiempo por dolores estomacales, no se cuantas cosas de las dichas por algunos mal intencionados del multimierda y otros medios sean ciertos, lo que si tengo claro es que esto no es parte de un cabaret sino que es la reacción lógica de un plantel con muchos pibes y con un entrenador que no tiene la banca de haber jugado en el club, a quienes no les salen las cosas y que están tomando conciencia de la situación angustiante que se vive y que no se puede seguir regalando.

Dentro de toda esta situación molesta, en que le siguen pasando factura a Cappa por sus medidas “anti medios”, lo que realmente debería preocuparnos es si el entrenador, o sea la persona que debe llevar el timón y debe estar capacitado para tomar las decisiones importantes en los momentos cruciales, es la persona indicada para hacerlo.

El supuesto maltrato de Ortega, la supuesta falta de personalidad de Cappa, la supuesta desestabilización dirigencial, la supuesta falta de apoyo del hincha… todo eso, hoy es exagerado y se crea el ambiente para que en el futuro más próximo posible sea realidad.

Mis preocupaciones hoy pasan porque Ortega recupere su nivel y descanse cuando sea necesario, que el entrenador encuentre el sistema y los jugadores para llegar a las soluciones de este mal momento; de esta forma desaparecen todos los nubarrones que crean algunos y que luego dirán ¿viste que llueve? No hay que ser muy genio para saber que si se pierde una seguidilla de partidos habrá un técnico rondando o que habrá peleas en el plantel o que el hincha se enojará.

Acá podemos ver la importancia de ganar y no regalar puntos. Siempre habrá buitres merodeando.

Por Charro.

martes, 12 de octubre de 2010

¿Desequilibrados o confundidos?

Sí Tanque, todos hicimos lo mismo. Una hermosa tarde para el olvido.

Los comentarios de este partido son contradictorios y la mayoría cuentan varias verdades. Podemos empezar diciendo que River mereció ganar, debió ganar, pudo ganar pero también lo pudo perder varias veces en los últimos 10 minutos. Podemos decir que River necesitaba un cambio y otros dirán que fue ridículo sacar a Lamela; el Enano es vertical y vertiginoso, Lamela intentó desequilibrar por izquierda y muchas veces se quedó en el intento. Unos estarán enojados con Funes Mori porque no moja y otros dirán que sigue fabricando situaciones de gol, unos dirán que el Burrito no puede jugar 90 minutos y otros que no hay jugador que cambie ritmos y tenga la imaginación para hacer algo diferente, unos dirán que tuvimos tiros en cada palo, un arquero que sacó una bola del ángulo, tiros mano a mano y de larga distancia…

Todo esto es tan cierto como decir que el segundo tiempo no tuvimos tantas oportunidades como en el primero, que Gimnasia no ganó en los últimos minutos sólo por propia incapacidad, que Carrizo nos salvó 2 puntos de oro, que River quiso ganar y no le importó perder, que los jugadores no tuvieron piernas en los 10 minutos finales para ir y volver, el medio campo no existe y la defensa está desordenada, fuimos sin ideas frente a un equipo que te deja hacer lo que más te gusta y que no tiene idea de cómo atacar, que era la oportunidad para escapar y se desaprovechó, que si este partido valía 6 puntos... perdimos puntos de oro

Así como en las primeras fechas ganamos los partidos pero había síntomas peligrosos en el juego, hoy no perdimos pero hay síntomas muy peligrosos en el entrenador. Al desequilibrio emocional mostrado la semana pasada hay que sumarle la locura de los últimos 10 minutos. Como dialéctica es muy lindo decir que estamos para campeones y que no miramos la tabla del descenso, como cambio para la tribuna es muy lindo ver al equipo con 3 delanteros de área más Ortega y Buonnanotte y sólo 3 defensores pero en la realidad fue un cambio a matar o morir en un golpe, fueron 10 minutos para que quien golpeara primero ganara. Podrá decir con esto que no traiciona el estilo millonario pero en realidad, hoy tuvimos la posibilidad de alejarnos a 5 puntos de GELP y estuvimos a punto de quedar debajo de ellos. Pensar que Estudiantes sacó 12 puntos en los últimos 4 partidos mientras que nosotros sacamos 3 nos muestra la realidad que debemos enfrentar. Pensar que en esos partidos Olimpo no sumó, Quilmes acumuló 3, Gimnasia 4 y Tigre y All Boys 5, nos demuestra la importancia de sumar y lo dolorosos que son los puntos perdidos ante los rivales directos. A equipos con tan poca categoría como los que nos empataron en Nuñez no se le puede levantar la autoestima y darles la posibilidad de “creer” que pueden sumar más que River. Los goles hechos que perdió GELP en los últimos minutos no son tan lamentados porque conocen sus limitaciones y saben que el punto en Nuñez vale oro, en cambio para nosotros, por las mismas razones, tendremos una semana de mierda.

Creo que Cappa debe tranquilizarse, pensar y trabajar mucho en la semana. Teníamos una defensa ordenada y esto desapareció (¿por qué?¿hay una explicación para la salida de Ferrero?), el medio campo está totalmente desequilibrado porque no hay jugadores que quieran recuperar pero al mismo tiempo no se arma juego (todos sabíamos la importancia de Almeyda y seguiré agradecido al Pelado que no se fue en junio), hay oportunidades de gol pero no entran. Sin embargo, lo más peligroso y que más temor da es que algunos pibes se bajonean porque no salen las cosas, se creyeron que estábamos para pelear arriba y les da lo mismo perder o empatar. En el promedio se juega hasta la última fecha y no hasta que quedamos lejos del puntero. La entrega es de 90 minutos porque así lo entiende el rival y si la pelota no entra en el arco rival, en un relajo te embocan. Hay mucho para cambiar y habrá que hacerlo urgentemente porque estamos empezando a bajar el rendimiento en varios aspectos y esto es muy peligroso.

Hay ciertos puntos en los cuales hay que ser claros. De local hay que hacerse fuertes y no se puede permitir perder puntos (menos aún con rivales directos), vienen partidos muy complicados (Mendoza y Floresta, Racing y la bosta de local) y no podemos dejar pasar más oportunidades para sumar de a 3, los jugadores tienen que entender que si no se gana hay que seguir sumando, los partidos duran 90 minutos y si no entra la pelota al minuto 1 hay que seguir intentando otros 89 minutos, a los rivales no hay que darles oportunidades de ganar, hay que mentalizarse en que se debe ganar aunque no salgan las cosas.

Será una semana de mierda en la que espero que el entrenador piense mucho lo que está pasando. No puede ser que se escude en que debe ver los videos para responder si estuvo bien sacado Lamela, ¿para que está el ayudante de campo? ¿Dónde queda su visión del juego? Basta de regalar partidos, River no está para regalar nada...

Por Charro.