"Se pueden arreglar campeonatos enteros, como el de Boca de Ischia." Javier Ruiz árbitro "Ehhehh, eh yo pienso de que ehhehh eeeehh (?)." DAP "No estén cagados." Daniel Passarella

jueves, 31 de marzo de 2011

Ensuciando la cancha

Los Oscarusos, maravilloso premio instaurado por el blog la redó para los mejores vende humo del fútbol

Hay varios personajes en el fútbol que saben jugar sucio, pero cuando hablamos de entrenadores, las palmas se las lleva Caruso Lombardi. Un personaje amado y odiado (aunque con la mayoría termina de la misma forma) en cada paso que dio en el fútbol (desde que dirigió las divisiones del ascenso).

El sábado pasado me sorprendí cuando lo escuché hablar y no pude dejar de admirar su capacidad para estar un paso adelante a la hora de encastrar. Había terminado el partido que empató y no tuvo mejor idea que decir que le robaron. No había visto el partido y me dije ‘ya empezó con la misma canción de siempre’. Resulta que (según lo que afirmaba) le afanaron 3 penales y le expulsaron un jugador injustamente. Hasta ahí puede ser cierto o no y ya me empezaba a preocupar porque solo buscaba exagerar las lágrimas para recibir una compensación la semana siguiente. A estas declaraciones siguió el ‘acting’, renunció Caruso… pero los dirigentes lo convencieron para que no renuncie… y otra vez tuvo todas las cámaras para agregar “me desarmaron el equipo entre lesiones, expulsiones y amarillas… ¿y adivinen con quien juego el próximo partido?”.

Fenómeno, sin tener algo que ver, recibimos un hermoso golpe. Automáticamente escuché a un periodista comentar que lo hacía para tener el domingo a Baldassi de árbitro y que los dirigentes presionen en AFA. Sin dudas, Caruso logró que el árbitro ya ingrese condicionado (como pasó el domingo último con Tigre que fue compensado por un error de la semana anterior) y que cualquier fallo será discutido. Todos conocemos a Baldassi, romperá cualquier jugada peligrosa en el inicio de la misma para no tener grandes quilombos, compensará un poco e inclinará la cancha cuando sea necesario (especialmente para el perdedor y si puede ser hacia el local y más débil mejor).

Es una situación molesta pero son parte de los artilugios por los cuales Caruso Lombarda es contratado. No buscan a una carmelita descalza ni a un entrenador que trabaje las inferiores o tenga un proyecto a largo plazo, su proyecto es muy claro, valerse de cualquier artimaña para conseguir resultados, intentar tener la mayor prensa posible importándole nada el club que lo contrata, buscar hacer negocios rápidos con la compra venta de jugadores, buscar jugadores con hambre de vivir del fútbol y todo un libreto que no llegamos todavía a conocer hasta sus últimas páginas.

Cada uno aprovecha sus virtudes (?), sería bueno que River Plate también luchara en la AFA para no ser perjudicado y que no lo madruguen hasta los entrenadores rivales. Sería bueno ver los resultados de esa labor en la cancha y no en los medios, sería bueno que el fútbol argentino se manejara con valores de justicia.

Por Charro.

miércoles, 30 de marzo de 2011

Y la guita… ¿A dónde va?

Los jugadores no cobran... ¿dónde va la plata? ¿Alguien informará seriamente sobre la gestión?

Cualquier frase dicha en River puede ser descontextualizada y servir para armar un gran quilombo, sin embargo, hay una frase del Pelado Almeyda que pasa a ser muy importante a la hora de empezar a hacernos preguntas. Ayer el Pelado dio una entrevista a Olé donde habló de su idea del retiro, de los entrenamientos, de su visión futbolística, su deseo de seguir jugando y sin escalas pasa a ser entrenador, de Cappa (otra vez sopa), de las presiones, de DAP, de la deuda... y aquí es donde quedó flotando una frase que deja claro el tema. "La deuda existe pero hace un mes y medio hablamos con DAP y nos dijo que aparecería el dinero y se saldría de este inconveniente". Esta aclaración surge de otra declaración suya avisando de la existencia de esta deuda.

Según el Almeyda, los jugadores del club no cobran desde hace 1 o 2 años, lo cual nos ubica desde los inicios del gobierno de Passarella, poco más o poco menos. La primera pregunta que surge es ¿qué cosas no estan cobrando? ¿Sueldo… premios… primas? Quiero imaginar que algo están cobrando porque si no fuera así esto sería exageradamente grave. La siguiente pregunta que me hago es ¿En qué gasta el club la plata? Se supone que el pago al plantel profesional debería estar entre las prioridades. ¿Cuáles son los gastos que impiden que el club pague una de sus prioridades? ¿Por qué arriesgarse a no mantener al plantel feliz y con el único pensamiento de sumar puntos para sacarnos de un momento complicado?

Me interesa saber en qué se gasta la plata. Supongo que una de las prioridades es el pago de sueldos del personal y otro item debe ser el levantamiento de cheques entregados por la gestión anterior (¿y por esta también?). El club tiene varias concesiones importantes que podrían implicar un gasto grande pero según se comenta en el club, la razón para haber cambiado tantas veces la empresa prestadora del servicio de limpieza es la falta de pago a cada empresa que la fue haciendo. ¿Se pagan intereses? ¿Se intenta no asumir más deuda con bancos y no se piden más préstamos? ¿Se le devuelve la plata a quienes la pusieron para traer jugadores?

Me parece muy grave que el plantel no cobre y que nadie sepa adonde va la plata o que el gobierno no haya puesto los puntos sobre las íes. La gestión anterior nos sacó los ingresos de la camiseta, de sponsors, de partidos jugados en verano, de TV y entonces ahora los gastos siguen pero no hay suficientes ingresos porque la suma de ingresos es tal… ¿Por qué el gobierno no puede ser claro? ¿Qué esconde? ¿Da miedo blanquear ilegalidades del gobierno anterior y no actuar en consecuencia? ¿Es imposible mostrar los chanchullos? ¿Es peligroso mostrar ineficiencia y falta de ideas? ¿Se terminan las excusas al poner los trapitos al sol?

Lo que queda claro es que podrán seguir poniendo al club como excusa del déficit (escondiendo la falta de soluciones y preparación para gobernar), podrán seguir excusándose con las atrocidades de la gestión anterior (aunque en algún momento tendrán que mostrar los actos de gestión), podrán mostrar pocos nuevos y buenos contratos con los proveedores (pero también deberán mostrar el uso de ese dinero) pero es fundamental informar y demostrar una actitud y voluntad de acción. No sirve ni alcanza con poner al club o a la gestión anterior de excusa después de 15 meses de gestión.

Se ha perdido un tiempo precioso y se ven ciertas mejoras, demasiados estancamientos y sobre todo una política societaria paupérrima. A la hora del balance, el club no levanta cabeza y eso es peligroso. No se puede esperar eternamente a que se consolide una respuesta política por el fondo fiduciario o la venta milagrosa de algún pibe que terminará dañando el aspecto futbolístico (que también es fundamental levantar).

Por twitter pudimos leer una teoría interesante. El mensaje de Almeyda llega en el exacto momento en que River habría recibido 2 millones por el pase del Enano. De ser cierto, esto sería una demostración de un gran manejo de la diplomacia y la sutileza por parte del Pelado... y del Kaiser si no sale desbocado. Probablemente haya muchas manos esperando golpear el despacho del Kaiser para recuperar dinero y parece que el capitán del plantel quiso largar en punta.

Es un momento expectante, hay que ver como se van dando los hechos pero la realidad es que este plantel necesita cobrar (y se lo merece con creces), se necesitan un par de incorporaciones de calidad para dar el salto al lugar que nunca se debió abandonar, se necesita saldar varias deudas y encaminar definitivamente al club... La voluntad del socio y del hincha están y se demuestra constantemente, la de los jugadores y federados de cada deporte también, hay una pata que aún no está dando respuestas. Sería bueno ver un plan de acción inmediato.

Por Charro.

martes, 29 de marzo de 2011

Ley de oferta y demanda

Cuantas veces esta cola tuvo más de 1000 metros?

Sorpresivamente, ayer lunes, se pusieron a la venta las plateas y para hoy dejaron las populares para ir a Quilmes a ver al millo. Los que tenían la plata y no quisieron sorpresas se apuraron a sacar las entradas ayer y para hoy quedamos quienes haremos el intento por internet. Es muy raro que el martes se pongan a la venta porque habitualmente se venden los viernes pero la realidad es que ya nada sorprende porque siempre se busca que la menor cantidad de gente posible se entere sobre la venta. Así de increíble, se organiza un espectáculo y se intenta que vaya la menor cantidad de gente posible y después se llora que el negocio no rinde.

La primera explicación que darán los reyes de los números tendrá que ver con la oferta y la demanda, cuando en realidad tendrá algo que ver con la historia de la última década. Hace más de 10 años Macri decidió que a su estadio debían entrar los socios y la “negrada” ya no tendría lugar, se hizo un espacio (la tercera bandeja) para que se le vendiera entradas a los extranjeros y a los hinchas que estaban dispuestos a pagar precios de turistas. A partir de esa locura aparecieron los reyes de la seguridad con soluciones mágicas. El inútil y funcional funcionario Castrilli decidió como primera medida que los visitantes salieran antes que los locales (una medida inteligente que se fue degenerando con los años y ahora hay que esperar 40 minutos a que salgan 500 hinchas de Arsenal o AAAJ). Siguió intentando tomar medidas y en algún momento se dio cuenta que no tenía apoyo o que no encontraba soluciones y entonces se le prendió la lamparita con la más gloriosa idea. Si no puedo controlar a las barras entonces que vayan pocos hinchas visitantes y dejemos semi vacías las canchas (solución como la que me dio un comisario a principios de los 90, “dejaría a todos los que van a la cancha a puertas cerradas y que se maten todos”). Solo se permitiría 3 mil visitantes y así se termina la violencia. La policía sigue con su quioquito de 600 a 1300 policías según el encuentro, el organismo de seguridad se atribuye medidas como si fuera eficaz y trabajara, la prensa sigue escribiendo sobre barras, los clubes reciben plata de la TV y la TV se disfraza para no mostrar las canchas vacías.

¿Resultado? ¿Se termino la violencia? No, empezaron las luchas internas en las barras. ¿Van menos barras? No, van algunos más porque hay que ser más fuerte a la hora de las batallas internas. ¿Se buscaron soluciones reales? No, hubo un dirigente que se puso el cartelito y todos felices de haber usado al títere o al estúpido.

Es una cuestión de oferta y demanda. Hay más demanda de lo que se ofrece. Aumentaron el negocio porque aumentó exponencialmente la demanda de entradas y se bajó alevosamente la oferta, por ende, el precio de reventa llega a las nubes (hay partidos que supera los $150 la entrada falsa) y hoy todos los violentos quieren ese negocio (sin contar a los dirigentes que quieren la reventa a extranjeros, que en River calculo que supera largamente el millar por partido). Pero no todo termina en el alza de violencia y negocio. Como se los “identifica” mejor a los barras (los mismos de siempre entre menos gente), ahora se los custodia, se les da el servicio adicional de acercarlos hasta una filial (¿próximamente les pagarán el remis a casa?) o se los protege a la hora de llegar a la cancha. Gran operativo (que paga toda la ciudadanía) para ayudar a las barras mientras el hincha común sigue padeciendo los delirios de todos los corruptos y/o inútiles.

La odisea incluye estar pendiente del día de venta de entrada, tomarse horas para hacer la cola en el club (ahora mejoramos a minutos para comprarla por internet y después otro tiempo para ir al club a retirarla), averiguar si cambiaron horario de partido e ir a cualquier lado donde la policía y dirigencia local harán todo lo posible para jodernos, ver un partido en el que no se jugará al fútbol, hacerlo apretujados porque dan pocas entradas mientras la cancha está vacía, tener caños con 15 cm de diámetro que obstruyen la visión del partido, ver la forma de salir de la cancha sin morir en el intento, rogar que la barra o la policía no haya tenido una mala semana y no se la agarre con uno. ¿Alguien no lo considera una odisea?

Los hinchas de River fueron los primeros en enfrentarse a esta odisea (empezó en la Boca y siguió con todas las canchas), los hinchas de equipos chicos no tienen problemas pero los de Racing empiezan a tenerlo cuando su campaña es buena y lo mismo le irá pasando al resto de los equipos más importantes. La ventaja de los hinchas de River es que estamos bien organizados y así se complican las soluciones mágicas a un problema sin solución. Se intenta cambiar fechas de venta (las redes sociales conspira contra este método), avisar horas antes de la venta (twitter es la salvación), cobrar bonos adicionales (ahora se le está cobrando a los no socios $10), vender por internet (se armó un negociado con Ticketec y me sigue oliendo raro lo que se hace ahora a través de la página de internet), sacar a la venta una cantidad mínima y después se reparte según las necesidades de la barra y dirigencia (hasta que apareció la violencia).

Supongo que seguirán los intentos por oscurecer la venta de entradas porque seguirá siendo un problema mientras cada domingo se quieran entregar 4 mil entradas mientras haya el doble de gente dispuesta a ir de cualquier manera. ¿por qué no hay explicaciones claras del nuevo sistema de ventas? ¿Le pertenece al club o es tercerizado como la mayoría de las cosas? ¿Para quién es el bono injustificado de $10 que se le cobra a los no socios para venderle entradas de local? ¿por qué el gobierno no lo muestra como una buena acción de gobierno en lugar de esconderlo? ¿En alguna parte la colita está sucia? ¿por qué no se hacen esfuerzos para cambiar las medidas policiales absurdas (estadios donde se ponen a la venta solo la mitad de las populares)? ¿Por qué la barra sigue ingresando sin problemas, en cantidad y con banderas que identifican al grupo del Kaiser?

Un problema inventado por funcionarios y que no tiene solución. Medidas que solo crean conflictos en lugar de solucionar. Así escondemos el problema abajo de la alfombra por un rato mientras el problema sigue latente para después rasgarnos las vestiduras.


Por Charro.

domingo, 27 de marzo de 2011

P=F/A

 Exquisita definición de Caruso. Le tocó convertir como suele hacer en los entrenamientos.

El título es tan extraño como el momento que vive River Plate. Esas letras son la definición de presión, y eso es lo que vive el "Mundo River" mientras algunos nos preocupamos por la tabla de los promedios, otros se preocupan por la del campeonato, mientras algunos se esperanzan con que el pasado ilumine el presente otros tenemos el presente entre ceja y ceja esperando a que llegue un futuro espejo del pasado. Mientras ayer festejábamos los goles de River otros preguntaban como estaba el partido de Racing-Lanús ilusionándose con un nuevo campeonato, mientras antes del partido algunos estaban preocupados porque no ganábamos, otros pensaban que teníamos un partido fácil por delante, mientras sufrimos y presionamos para ganar como sea, el equipo debe "jugar" en el Monumental… La mirada del hincha es la consecuencia del último resultado y no parece importar las circunstancias ni el como se llega a los resultados. Este es el presente de River, el vaso está por la mitad y cada uno le da la mirada que quiere.

Sería bueno ver un poco lo que pasa en la cancha para sentirnos con el vaso medio lleno o medio vacío, pero las miradas siempre serán diferentes y tampoco ayudarán demasiado. Como vengo pregonando hace un año, la presión cada vez es mayor y los rivales cada vez son más duros. El rival al que nos enfrentamos ayer nada tuvo que ver con el Newell’s que jugó las primeras 6 fechas, este equipo rosarino corrió, se tiró a los pies del rival, metió en cada pelota y se la jugó como si fuera la última, exactamente lo contrario a lo que venía haciendo. ¿Qué contrapuso River a este juego? Lo mismo. River no se dejó llevar por delante pero tampoco pudo imponer sus ideas y solo intentó empujar al rival, la presión del público más la personalidad de algunos jugadores pudo dar el resultado que no da el juego.

River hoy tiene que decidir con que parte del cuerpo duerme destapado, la frazada parece no dar para taparnos y terminamos corriendo el riesgo de descuidarnos defensivamente o ser inofensivos al atacar. Ayer se jugó uno de los peores partidos del año (equiparable a los de verano) pero la victoria está obnubilando a varios. Ayer River jugó muy nervioso y conciente de la importancia que tenía el partido, sabían que no solo estaban en juego 3 puntos y eso lo sintieron. El nerviosismo los desconcentró y provocó errores. No hubo ideas a la hora de atacar y hubo desorden al defender (ni chicha ni limonada), aunque muchos le caigan a Ferrero y a Diaz por cada gol, creo que fueron los mejores jugadores del partido (fueron los que mejor se cubrieron en los minutos de desorden del primer tiempo), cuando le reclaman a Ferrero que revolea mucho, todos hubiéramos estado felices si hubiera logrado revolear la pelota del primer gol, sin embargo, las dos jugadas de gol rivales vinieron por errores de ambos.

River adolece de lo mismo que casi todo el fútbol argentino, no tiene idea de cómo manejar la pelota, todas las jugadas de gol llegaron por groseros errores defensivos. Carrizo nada tuvo que hacer en el primer gol, Diaz le dio el espacio y el delantero definió por el único lugar que podía entrar es pelota (mérito del delantero ante la falla defensiva). JP demostró porqué todos lo consideramos un grande, cuando, en el único mano a mano del partido, atoró con rapidez e impidió que el delantero definiera. ¿Se podría haber ganado ese partido estando un gol abajo? A la defensa la vi muy jugada, muy de cuchillo entre los dientes pero corriendo detrás del que llevaba la pelota en lugar de cubrir espacios. Ferrari es muy flojo a la hora de defender y Maidana vive pendiente de ese error, Ferrari vive muy pendiente del ataque y se olvida de la vuelta. Me sigue pareciendo que los 5 defensores ayudan mucho a nuestro flanco derecho (cuestión insoluble mientras no aparezca un 4 como no hay en el fútbol argentino). Es increíble (y algo de lo que hablaran jugadores y DT durante toda la semana) que no nos hagan goles durante todo el partido salvo en los minutos posteriores a lo que nosotros convertimos el dichoso y trabajoso gol de la victoria. Alguna solución tendrán que encontrar.

El medio siguió mostrando lo mismo (más aguerrido por las circunstancias) y solo el segundo tiempo nos mostró al Enano un poquito más amigado con el balón y algo menos encaprichado (alguito diría). La gran diferencia estuvo arriba. Caruso es muy diferente a Pavone, Caruso juega a una velocidad diferente pero, para mi, tiene la extraordinaria habilidad (para los tiempos que corren) de definir con justeza y con los ojos bien abiertos, mientras el resto cierra los ojos y le pega fuerte al bulto, él mira y piensa lo mejor para dar la puntada final. La jugada hay que armársela (¿quién lo podrá hacer?), él puede ayudar porque, como si fuera jugador de fútbol de salón, le gusta jugar de primera y en espacios cortos, no le pidas una gran carrera ni sacrificio, pero está ahí para terminarla (esa es mi explicación para que se haya convertido en el goleador histórico de los entrenamientos).
El grupo sigue unido, conciente del objetivo. Gran foto mostrando la bronca de Peratta.

La fecha de ayer fue muy especial, había mucho en juego (como pasó en varios partidos anteriores y volverá a pasar de aquí al final del torneo), es una característica cuando estás caminando tan cerca de la cornisa y de la cima, no podes descuidarte nunca y debes estar muy atento porque un resbalón es peligroso, mirar arriba y olvidarte lo que tenes abajo es demasiado riesgoso pero el desahogo que sintieron todos lo hinchas de River con la pitada final no es casual. La tensión por haber jugado con 2 hombres de más los minutos finales y no haber sabido definirlo, haber jugado 15 minutos toqueteando la pelota en menos de un metro cuadrado junto al banderín del corner (JJ habrá gritado, cuiden la pelota, tóquenla y ellos se pensaron que en lugar de abrirse y hacer correr al rival había que ganar laterales y corners). Otro tema del que tendrán mucho para hablar en la semana, no siempre aparecerá un Schiavi desencajado para ayudarnos con su expulsión y siempre habrá la posibilidad de que nos encajen un gol de suerte si no cerramos el partido.

No es casual tampoco que minutos antes del segundo gol la barra haya empezado a cantar contra los jugadores (misma barra que entra al estadio con banderas grandes con el símbolo de la agrupación de DAP) y que la gente común de la popu tapara esos cánticos con un interminable “soy de River” al que se adhirió todo el estadio. Ese grito salido del alma, es el mismo que sirvió como himno al final del partido cuando todos cantamos “jugando bien o jugando mal…”. Está claro que no estamos jugando bien y está claro que debemos seguir sumando para permitirnos jugar mejor.

Por Charro.

sábado, 26 de marzo de 2011

En busca de puntos para saciar la sed

 3 puntos demasiado importantes. Hoy iremos al Monumental con demasiada expectativa.

Hubo partidos muy buenos contra Newell’s old Boys, sin embargo, los recuerdos que me vienen a la memoria cuando nombro a ese equipo en el Monumental no tienen que ver con el juego sino con hechos muy extraños y dos imágenes. El primero es el partido anormal de Castrilli (como todo lo que hace ese personaje en su vida). No hay mucho para explicar, simplemente todos saben de qué se habla por más que no recordemos el rival, ni el año, ni lo jugadores expulsados, ni nada. No se porqué ese día estaba en la Belgrano y tuve el maldito privilegio de ver como se puede destrozar un partido.La mediocridad de los otros árbitros logró que algunos vean con buenos ojos a este personaje nefasto (más que nada por su puesto de funcionario).

El partido que más recuerdo tiene ver con otra curiosidad. Fue en los años 90, creo que debió haber sido por una Copa y un día de semana a la noche. Se largó una gran lluvia y de pronto no había forma de salir del estadio. Recuerdo ver a la barra de Newell’s caminando por Figueroa Alcorta rumbo a Retiro (no se porqué no venían en micros) con el agua hasta el pecho y llevando sus banderas por encima de la cabeza (después tuvieron una pelea con la barra de River, típica de esos años). Me acuerdo del intento de todos al salir por Quinteros caminando por las plazoletas con el agua hasta las rodillas e intentando subir a los zócalos de los árboles para poder ver un poco mejor lo que pasaba y donde se ponía los pies. Sin dudas fue el gran diluvio que más “sufrí” en una cancha, hasta llegar a Libertador se convirtió en una peligrosa odisea. Hoy diría que fue una locura pero solo fue una de las tantas que hicimos por River Plate.

Espero que lo de hoy esté muy lejos de ser una odisea y simplemente sea un reencuentro del hincha con el equipo y podamos disfrutar de un gran partido de fútbol y la satisfacción de vernos ganadores para la tranquilidad que todos necesitamos.

Acá queda el posteo para todos aquellos que quieran opinar antes, durante y algunas horas después del partido. Nos reencontraremos mañana… si D’s quiere (y ojalá que sea con una sonrisa ganadora). Salud.


Por Charro.

2 tipos únicos

Dos compinches, dos tipos especiales, dos tipos amados y respetados por varias generaciones

Dos personajes únicos y especiales coincidieron en su vida futbolística vistiendo el manto sagrado y fueron artífices de que la banda roja cruzando la casaca blanca se convirtiera en sagrada para millones de argentinos. Estos 2 tipos fueron parte del nacimiento futbolístico y la mística que gobierna a River Plate desde tanto tiempo atrás.

El 24 de marzo, es un día triste para el país y para el pueblo riverplatense lo es más aún porque además es el aniversario de la muerte, en 1969 del maestro del fútbol y de la vida Renato Cesarini, un tipo con códigos amado y respetado por todos quienes tuvieron la buena suerte de tratarlo. Una semana antes, el 17 de marzo es el aniversario del debut del mejor jugador que pisó las canchas argentinas. Para quienes lo vieron al Charro Moreno no quedan dudas de esta afirmación, para quienes no lo vimos, podrán quedar dudas pero lo que es seguro es que fue un fuera de serie que se brindó al máximo y vivió su vida a full pero solo tuvo la mala suerte de no vivir en una mejor época.
Una foto con historia, digna para retratar al mejor jugador de una época.

El Fanfa José Manuel Moreno, era el chico protegido por, nada más y nada menos, La Fiera Bernabé Ferreira. Bernabé se dio cuenta que era un fuera de serie y presionó para que se quedara en el club (aunque nadie quería dejarlo ir, esa tontería ya la habían cometido los bosteros). Moreno estaba dispuesto a cualquier cosa por el fútbol, lo había decidido a los 11 años cuando con un golpe terminaron sus sueños de boxeador y empezaron los de futbolista. En 1935 Liberti habló con el entrenador y entre ambos decidieron llevar al pibe por una gira a Brasil. El DT Hirsch habló con el pibe “no me des trabajo con las ‘milonguerías’, quiero que juegues el fútbol que sabes”, Moreno aceptó pero la idea era que solo se fogueara mezclándose con los profesionales, sin embargo, sorpresivamente, allí llegó el desplante de La Fiera “Morenito tiene que jugar”, tuvo que aparecer Liberti para calmar a La Fiera pero sólo consiguió un “si Morenito puede esperar póngase Ud mi casaca” y simplemente le tiró la camiseta en la cara. Este era el privilegio de ser la Fiera y Liberti no lo hubiera soportado de ninguna otra persona. Esa noche finalmente el ataque millonario frente a Vasco Da Gama fue Moreno, Peucelle, Bernabé, el Nolo Ferreira y Dorado. Ese partido River lo ganó 5 a 1 con un gol del Fanfa. Lo increíble es que Moreno jugó lesionado ese partido y, salvo el masajista, nadie estaba enterado. Pocos días después, el 17 de marzo de 1935, hace su debut oficial con la camiseta millonaria, sin embargo, a los pocos partidos es devuelto a la cuarta especial como castigo por sus continuas aventuras en la noche porteña. Nunca cambió y nunca dejó de brindarle al equipo el toque diferente, era uno de los pulmones gracias a su despliegue interminable, quien brindaba fútbol a sus compañeros gracias a su habilidad insuperable y el goleador gracias a su portento físico y su fuerza para saltar y cabecear.

El Tano Cesarini, había nacido en Italia pero era el típico porteño, conocía la noche como pocos y había sido un buscavidas durante su juventud. Pasó de trabajar en los circos a ser futbolista, de jugar en Chacarita y FCO a ser multicampeón en la Juventud y jugar en la selección italiana. En 1936 decidió desembarcar en Argentina y Liberti vio la inmejorable oportunidad de darle otro lustre al brillo que estaba consiguiendo con Bernabé Ferreyra, Peucelle y los pibes Moreno y Pedernera. 1936/37 marcaron el primer bicampeonato y como correspondía, se retiró del fútbol como un campeón. Automáticamente el presidente le dio la posibilidad de entrenar las divisiones inferiores y el Tano aceptó encantado. Conocía la riqueza que había y fue él quien les dio el alma y la mística campeona, los pibes entendieron el mensaje de un maestro. Junto a Peucelle se dio el gusto de crear la máquina y disfrutar junto a sus amigos del fútbol excelso.
17 de marzo del 35, La Fiera junto a Morenito

Pedernera, Moreno y Cesarini eran amigos, eran tipos de barrio que conocían los códigos del barrio y de las miserias de aquella época, eran gente que no olvidaban sus orígenes y que le dieron la sabiduría del potrero y de la vida. Eran frontales porque no le tenían miedo a nada, tenían ese don encantador del porteño extrovertido, eran felices en medio de la nostalgia tanguera, vivían en la noche de la milonga y disfrutaban con las mujeres que estaban dispuestas a escucharlos y ser encantadas por estos “chamuyadores”. Fueron famosas sus salidas con Troilo, D’Arienzo y Manzi mezcladas con decenas de actrices y bailarinas de la época.
Moreno junto a Tita Merello, una de las tantas amigas de la noche porteña

Moreno se enfrentó constantemente a la dirigencia millonaria y la provocó en infinidad de ocasiones, sufrió todo tipo de castigos y se “autoexilió”, quiso pasar por Racing y se lo impidieron, vistió la camiseta bostera pero apenas la pudo usar unos partidos, tuvo conflictos permanentes pero siempre consiguió el apoyo de sus compañeros y del hincha. Todo el equipo fue a la huelga ante un castigo dirigencial y los 30 mil espectadores que podían ingresar a la cancha de FCO cuando regresó del exilio, se convirtieron en 40 mil que rompieron las rejas y debieron ver el partido dentro de la cancha una vez que se lograron acomodar (prefirieron jugar el partido así antes que armar una peligrosa desconcentración porque afuera había más gente todavía). La locura que persiguió la fama del Charro sólo tiene parangones con la fama de la Fiera o de Alonso, Francescoli, Maradona y Messi en la actualidad.
Rossi, Moreno, Labruna, Loustau, Di Stéfano, Iácono, Vaghi, Grisetti, Reyes, Ramos, Ferreyra... pura música y fútbol

“No creo que exista un hombre que domine los secretos del fútbol como Renato Cesarini. Era una enciclopedia que uno siempre tenía a mano…” fueron palabras de Sívori unos meses después de su muerte.
“Nunca vi jugar regular a Moreno. Siempre lo hizo bien o muy bien…” Nestor Pipo Rossi.
“el más grande, mejor que Pelé, fue Moreno... qué dominio de la pelota, que fuerza, que precisión, que estilo… A Pelé se le ve sudar, Moreno jugaba con el frac…” Walter Gómez
“José Manuel Moreno fue el mejor jugador que vi en mi vida. Y por varios cuerpos. Tenía todas las virtudes; una formidable habilidad, le pegaba con las 2 piernas (no con potencia pero sí con gran precisión), cabeceaba y lo hacía con tanta violencia que parecía que pateaba de voleo, tenía aire de sobra. Jugaba con alegría y era guapo. Casi nada, no?...” Adolfo Pedernera.
“Yo jugaba para las populares porque la gente que ocupa esas tribunas hace muchos sacrificios para ir al fútbol. Ah, y los goles te los cantan desde allá arriba”… José Manuel Moreno.
“El jugador nace en el potrero, pero siempre tiene cosas para pulir. Yo iba a ver a Cherro y Seoane para tratar de evolucionar en le cabezazo; a Zozaya, quien sabía muy bien cómo anular la marcación a presión; a Nolo Ferreira, por el perfil, por sus gambetas, por su prestancia. Todos ellos influyeron en mi juego, como también lo hicieron el húngaro Hirschl y Bernabé, un grande de aquellos…” Moreno
“A mi me gustaba mucho bailar el tango y hasta el día jueves íbamos. Nos encontrábamos con pibas, amigos, nos aflojábamos de los problemas y bailábamos el tango, algo que nos daba una gimnasia bárbara: estabilidad, compás, agilidad, ritmo. No es cierto que nos íbamos de la concentración los días antes de los partidos, eso fue una mentira que se alimentó con los años. Yo siempre fui el primero en llegar a los entrenamientos y el último en irme. No mezquinaba nada en las prácticas, bajaba entre 3 y 4 kilos. Yo siempre respeté mucho al público y la mejor manera de hacerlo era entregarme sin retaceos en cada entrenamiento, en cada partido” Moreno

Dos tipos especiales e intensos que dieron lo máximo por River Plate.

Por Charro.

jueves, 24 de marzo de 2011

En memoria de un gran hombre: Leopoldo Bard

Su libro de 1957. Como dice Daskal "entendió la vida como un compromiso con los demás"

En un día de memoria y reflexión, que nos lleva a los tristes días de hace 35 años, es bueno reencontrarnos con el posteo de Mary Terán de Weiss que fue víctima de otra dictadura militar e intolerancia de nuestro país. Fueron miles de argentinos que vivieron (y lamentablemente todavía hoy nos encontramos con algunas víctimas) las injusticias de la intolerancia y la violencia impartida directamente desde la fuerza del Estado hacia sus ciudadanos. También vamos a aprovechar para recordar el posteo del Eternauta porque su creador, Héctor Germán Oesterheld junto a sus 4 hijas (Marina, Estela, Beatriz y Diana) fueron parte de los miles de desaparecidos que enlutaron la historia de nuestro país durante la última dictadura militar.

Es un día en que también podemos recordar a uno de los fundadores de nuestro club, quien fuera el primer capitán del equipo y primer presidente de la institución. Leopoldo Bard fue, además de una persona comprometida con sus ideas y un hacedor, un gran político. No se limitó a soñar sino que buscó la forma de concretar sus utopías y no se movió de sus principios hasta llegar a hacerlos realidad. Para escribir sobre Leopoldo Bard hay que aprovechar el trabajo realizado por el sociólogo especializado en deporte y socio del club, Rodrigo Daskal.

Fue hijo de inmigrantes judíos llegados desde Europa en la búsqueda de un lugar mejor y como era habitual en estas familias, sufrió un sinfín de carencias durante su niñez. Su realidad lo llevó a tener muchos sueños y en 1905 ya era un ferviente seguidor del partido que se oponía al régimen de la época, la Unión Cívica Radical. En ese año ya había iniciado su carrera de medicina y también ya era dirigente y jugador de un nuevo club de fútbol. Como había dicho en la fundación del club "pongamos toda nuestra fe, todo nuestro ideal en la grandeza del club que ve la luz en el mismo día que ha nacido una nueva y gloriosa nación: el 25 de mayo...", puso toda su energía en engrandecer al club.

Su vida ejemplar continuó durante los siguientes años. Siguió comprometido con el club dando soluciones a los problemas cotidianos pero fue como médico que empezó a sobresalir. Se dedicó a la profesión con pasión, escribió más de 450 artículos, dictó cursos y conferencias (siendo pionero en hacerlo en medios radiofónicos), tuvo sus programas en radio, tuvo cargos y cátedras en la Facultad de Medicina, integró varias asociaciones médicas hasta que en 1947 fue nombrado Director General de Higiene y Seguridad del Trabajo por el gobierno de Juan Perón. Para esos años ya era un erudito en la materia, se había convertido en su especialización u obsesión (al provenir y conocer los sectores más bajos del país, tenía una inclinación por ayudar en un tema fundamental como eran los problemas de higiene y la nula seguridad laboral).
Estos fueron los ideales que guiaron a nuestros primeros dirigentes. Así nació el más grande

Su vida política se inició con la fracasada revolución radical de 1905 y siguió desde la barricada. Fue perseguido por ser un gran orador de barricada pero sus méritos lo llevaron a ser presidente de bloque de diputados nacionales del radicalismo durante 1922 a 1930. Tuvo una destacadísima actuación parlamentaria presentando muchos proyectos progresistas (emancipación y voto femenino, instauración del divorcio, separación iglesia / Estado, nacionalización fuentes de petróleo, la defensa irrestricta a la neutralidad argentina en la primera guerra mundial en nombre de la soberanía y la autodeterminación de los pueblos) además de mantener su agudeza política y de militancia. Peleó por muchos temas tabú en la época, no se callaba y fue un fiel e incondicional seguidor de Hipólilto Yrigoyen desde la primera hora y eso le valió una feroz persecución durante el primer alzamiento militar que sufrió el país. Leopoldo fue buscado y detenido durante 1 mes en 1930 y luego (negándose a escapar y esconderse) es vuelto a encarcelar durante 14 meses donde sufre todo tipo de torturas y aberraciones hasta su liberación en febrero de 1932 cuando debe ser hospitalizado por su débil estado de salud (sus viejos alumnos son quienes lo salvan). La historia argentina conoció a su primera dictadura militar y mostró su primera característica, atacar a quienes pensaban diferente.

Su enorme compromiso con sus convicciones lo llevó por una vida solitaria y la ingratitud de muchos lo alejó de varios lugares. Lamentablemente no hay mucha información de su participación en la política del club después de la primera década de existencia ni tampoco quiso tener una participación activa en la política nacional.Tal vez tengamos buena suerte y nos llegue algún comentario que nos pueda esclarecer sobre más momentos de este fundador de River Plate.
Es un honor haber tenido dirigentes de este calibre que hicieron grande a nuestro club

Una vida ejemplar como la de Leopoldo Bard fue “apagada” por la irracionalidad que traen estos regímenes cívicos / militares alejados de la tolerancia y que solo pueden provocar sufrimiento a través del tiempo a la mayoría de los componentes de la sociedad, ya sea directa o indirectamente.

Ojalá nunca más debamos sufrir momentos de tanta intolerancia y brutalidad que llenan de vergüenza a la Nación. Ojalá hoy todos podamos sentir en nuestros corazones el estar dispuestos a decir nunca más a los personajes oscuros que tanto mal le hacen a la sociedad escudándose en las fuerzas del Estado.

Desde acá el reconocimiento a la gente como Mary Terán de Weiss, Oesterheld y Bard quienes debieron sufrir en carne propia dichas injusticias y a quienes terminaron arruinando sus historias de vida.

Por Charro.

miércoles, 23 de marzo de 2011

Orinar fuera del tarro

El Manneken Pis sabe apuntarle

Si bien los ingleses han inventado el deporte, la mejor escuela de fútbol, a nivel mundial, ha sido creada en River Plate. Y aquí voy a demostrarlo.

Naturalmente la influencia de los sajones fue manifiesta en las zonas portuarias para el desarrollo del football, como se decía en esa época. Allí están los embriones del deporte más lindo del mundo en nuestras tierras. Su posterior desarrollo vio a Alumni como el precursor y Racing con su bien ganado apodo de La Academia, quienes asomaron como los mejores exponentes de la novel disciplina. Según destacan las crónicas de aquel tiempo, su manera de actuar en el field, respondía a un criterio de juego asociado, con una combinación de rústicos defensores en la mayoría de los casos, combativas líneas medias que, una vez recuperado el balón estaban al servicio del pase correcto, mientras los hombres de ataque eran denominados ágiles, tanto los wingers como los insiders, y el centroforward acaso limitado técnicamente, pero de potente shot. Durante el período del Amateurismo, un joven y entusiasta dirigente de River Plate, advertía que el secreto del éxito radicaba en la calidad de los players, en su destreza y en el criterio con que los matchs se disputaban. Puesto en palabras de hoy sería la táctica, que tenía como emblema la posesión de la pelota para superar las líneas adversarias. El dirigente era Antonio Vespucio Liberti. El mejor exponente individual de aquel entonces, Carlos Peucelle. Y Liberti, sin ser Presidente actúo acaso como si lo fuera. Convenció a toda la Comisión Directiva y revolucionó los albores del Profesionalismo en 1931, contratando a Barullo en 10.000 pesos dando origen al mote de millonarios. La mejor inversión de la historia. Por los campeonatos obtenidos en aquel tiempo sumada a la descollante actuación de Peucelle en el semillero, que ofician de cabal demostración.

Barullo era un notable gambeteador, uno de los primeros exponentes del fútbol filigranado. No obstante en 1932 cuando se refrenda el mote con la incorporación de Bernabé, el primer gran ídolo del Fútbol Argentino, hubo otra adquisición algo menos rutilante pero acaso de idéntica valía: Manuel “Nolo” Ferreira, compañero de Peucelle en el Mundial 1930 y de una notable capacidad técnica.

Peucelle fue moldeando su sabiduría futbolística siendo compañero de Nolo. Simultáneamente se iban alojando en la cantera riverplatense los nombres que brindarían la máxima expresión técnica y el brillo en el juego que se haya conocido. Esos nombres eran Adolfo Pedernera, José Manuel Moreno, más tarde Juan Carlos Muñoz, Angel Labruna y por último Félix Loustau. Se venía La Máquina.

Moreno y Pedernera aparecieron en Primera en 1935 como insider y puntero izquierdo respectivamente. La huelga del plantel profesional en 1939 permitió el debut de Muñoz y Labruna el 15 de Octubre. Sin embargo La Máquina nació en primavera, el 21 de Septiembre de 1941, cuando en Avellaneda River Plate goleó a Independiente 4-0. Pedernera pasó al centro del ataque, quedando conformado por Muñoz, Moreno, Pedernera, Labruna y Deambrosi. Al año siguiente apareció Loustau y entonces este quinteto de oro quedó inmortalizado para siempre. Unánimemente se reconoce a este equipo como la mejor expresión de fútbol que se haya visto en cancha alguna, apenas discutible por Brasil ’70 siendo una selección, y contando a su favor con los documentos fílmicos que ofician como aval, en detrimento de los escasos testimonios de aquella época que poco nos acercan a la verdad.

Mientras La Máquina regaba de fútbol las canchas argentinas, Peucelle desde el semillero preparaba a un testigo de ese fútbol y futura estrella mundial: Alfredo Di Stéfano, probablemente el mejor discípulo de Barullo en esto de entender y sentir el juego. El paso de la Saeta Rubia fue efímero con la banda roja, llevándose su futbol primero a Millonarios de Colombia, luego al Barcelona (donde no jugó) y finalmente a Real Madrid con una trayectoria que todos conocemos.

Di Stéfano trasladó a Europa en su juego a Nolo Ferreira, las ideas de Peucelle y el fútbol de La Máquina. Mientras esto ocurría, con suma atención alguien en Holanda tomaba debida nota: Era Johan Cruyff, quien trató de emular “ese juego” desde el Ajax primero y en la recordada Naranja Mecánica de la Copa Mundial ’74. Y el flaco no sólo lo hizo como jugador, también como DT, en el recordado Barca Campeón de la Champions League 93. Cuando Cruyff se fue, dejó la semilla de un estilo, una manera de entender el juego que se respeta a rajatabla en Cataluña, con frutos como Iniesta y Xavi particularmente. Ellos son, en el fútbol moderno lo que alguna vez fueron Moreno y Pedernera. El árbol genealógico del fútbol del Barcelona tiene punto de origen en River Plate.

¿Cómo jugaba La Máquina?. Basaba su juego primero en la tenencia de la pelota (la mejor manera de defenderse) y su posterior circulación (el mejor efecto de distracción al rival). La gambeta era apenas un recurso y cumplidos estos preceptos la forma de llegar al gol: “El gol nace por las puntas”, dice Peucelle en su libro Fútbol todo tiempo y la historia de La Máquina, y agrega: “por los laterales, el gol llega por tres caminos: el centro al primer palo; el pase atrás y por último el centro pasado”. Allí el valor de Muñoz y Loustau, antiguos wines sin tanta responsabilidad defensiva hoy conocidos como carrileros, mientras Moreno y Pedernera entretenían como Xavi e Iniesta y Labruna como Messi o Villa estaba para la puntada final. ¿No vemos acaso esto en el fútbol que practica Barcelona?. Nótese que en el blaugrana cualquiera llega al marcar, y en La Máquina el altísimo promedio de gol de sus integrantes es otra demostración.

Curiosamente por estos días el Ayudante de Campo del Presidente, designado Director Técnico de River Plate, Juan José López, manifestó: “quiero que River se parezca al Inter de Mourinho”. Una barbaridad. Una herejía. Este buen soldado, ha sido resucitado para la parcialidad riverplatense, y no tiene mejor idea que ofender a la historia. Mourinho representa el Anti Cristo en términos futbolísticos. Para muestra basta un botón. La manera en que consiguió hacer ganar al Inter en la última edición de la Champions es por lo menos indecorosa. El título será del azzurro, pero todos recordarán al Barcelona. Jugó a no jugar, y para colmo con futbolistas de real valía. Una declaración de este tenor, ameritaría el despido sin mediar palabras. J.J.López debería saber que la historia riverplatense es considerablemente más rica que la del Inter. No entra en juego aquí, el poderío económico de las últimas décadas. Aparece esta declaración de principios, en un momento en el que está claro que River Plate necesita sumar puntos. Pero desde ya, cuentan las formas. En el plantel de River Plate no aparecen figuras de envergadura ni categoría, capaces de desarrollar un fútbol por lo menos atildado. Es pelotazo a ver que pasa con Pavone. Y el Llanero Solitario está discontinuado. No tiene ni a Toro para que se le arrime. Nuestro equipo juega a no jugar. Hoy se puede aceptar. No hay con qué y existen urgencias. Jugar como lo hace Barcelona es un desafío enorme y no es para cualquiera. El problema, de cara al futuro, es que se pretenda transmitir un estilo impropio. Para colmo a través de quien dirige también las Divisiones Inferiores. J.J.López traiciona la historia e inclusive al fútbol que el mismo jugó. La escuela donde fue forjado y un estilo que le fue inculcado. Esto es orinar fuera del tarro.

Por Sr River Plate


Todas las notas de Sr. River Plate se pueden encontrar sobre la columna izquierda del blog clickeando sobre la imagen mostrada a continuación.



Gracias Caballero del deporte

Con 91 años mantenía una lucidez y memoria envidiables. Deliciosas entrevistas que se pueden ver.

Supongo que ninguno logró ver a este jugador que pasó por River Plate e hizo historia, inclusive hay muchos que no oyeron su nombre y mucho menos conocen sus hazañas. Fue figura en la máquina pero su nombre es opacado por la grandiosidad de sus delanteros, fue campeón con River pero en equipos con grandes figuras que pasaron a la historia, fue uno de los grandes arqueros de la historia del fútbol argentino pero su nombre quedó bajo la sombra de Carrizo y Fillol. Al empezar a conocer su extraordinaria historia se entiende lo grande que fue este personaje que vistió tan dignamente nuestra camiseta, inclusive, sorprende ver lo grande que fue y lo poco reconocido que es popularmente.

José Eusebio Soriano Barco nació el 19 de abril de 1917 en Chiclayo, Perú y destacó desde muy pibe. Sin haber debutado en primera división llegó a ser el arquero de la selección peruana y ese logro permitió que fuera visto por los dirigentes de Banfield, quienes decidieron contratarlo en 1941, allí atajó 2 años, tiempo suficiente para que River Plate decidiera jugarse por entero por su capacidad. Sobresalía por su ubicación, valentía y reflejos y por ello se pagó una suma muy alta para contar con sus servicios. Según los medios de la época fue un adelantado (sin dudas el espejo para el gran Carrizo), salía del arco para “achicar” cuando nadie lo hacía.
Como debía sobresalir para que le pagaran fortunas y "sin querer" ser arquero

Rara historia la de Soriano, que atajó en la selección de su país en un Sudamericano sin ser arquero profesional, se dedicaba a jugar al basket y era ingeniero agrónomo (tenía como 200 personas a cargo para la explotación de la caña de azúcar) pero tenía tantas cualidades como arquero, que de un seleccionado provincial amateur saltó al plano internacional sin escalas hasta que los dirigentes de Banfield fueron muy rápidos y persuasivos a la hora de tocarle el corazón al arquero peruano. Ese amor nunca murió (hay que ver esta entrevista, vale la pena). En tiempos donde no existía la venta de humo hacia los clubes, ni cláusulas que impedían que un jugador enfrentara a sus ex clubes, Soriano decidió poner esta cláusula en su contrato; estaba agradecido con el club del sur y decidió no enfrentarlos mientras atajara en Argentina, aún cuando Liberti se había acercado a él con una oferta imposible de rechazar “le doy esta cifra para que no joda” (tan grande era la cifra que otra vez reaccionó conmovido y cambió de banda), él antepuso su condición. Este tipo de actitudes, la gran personalidad para imponerse aún ante los dirigentes y para anteponer la caballerosidad deportiva antes que las malas mañas, le valió el respeto de todos sus colegas y provocó que sus compañeros lo eligieran como capitán (aunque haya compartido cancha con jugadores como Pipo Rossi, Moreno, Loustau, Labruna…).
 Agasajo al campeón 1945. Labruna y Soriano sostienen la bandera.

El título con River Plate lo convirtió en ídolo de la hinchada, los dirigentes intentaron convencerlo para que se nacionalice (no aceptó esto ni tampoco irse a Colombia para hacerse la América, prefirió retirarse y dedicarse a los negocios) y sus compañeros siempre lo escucharon y respetaron, entre tantas estrellas, nunca dejaron de llamarlo “Don José” y el periodismo pronto le dio el título de “Caballero del deporte” (por su conducta fuera y dentro de la cancha) en lugar del apodo “el divino”, en el campo de juego se sacaba la gorra y colocaba las manos detrás de su espalda para intercambiar ideas con el árbitro tras un cobro dudoso en contra de River (dejando al juez sorprendido ya que si un jugador argentino se acercaba a reclamar lo hacía normalmente de forma agresiva). Todo esto llevó a que sus colegas le solicitaran que fuera parte de la organización de la agremiación (?) de futbolistas y así fue uno de los fundadores (en su casa se hizo la reunión donde se sentaron las bases para crear Futbolistas Argentinos Agremiados), referente y máximo directivo de la institución. 
 Elegancia y determinación. Rasgos inconfundibles

Siempre tuvo claro que para sacarlo de su vida debían convencerlo en todos los aspectos, incluido el monetario. Como ingeniero agrónomo le iba muy bien en Perú pero finalmente la competitividad y la gloria deportiva resultaron grandes motivaciones. Después de su llegada a River, se sorprendió por los sueldos de sus compañeros de La Máquina y ese fue el movilizador para iniciar el movimiento gremial. No le alcanzó con saber que él ganaba unos 2400 pesos mientras sus compañeros apenas llegaban a los 400.

Hace unos días tuvo un accidente que determinó la fractura de su cadera y la Mutual de ex jugadores y socios de River Plate, junto con los Futbolistas Argentinos Agremiados se hicieron cargo para que lo atendieran en el Sanatorio Trinidad.

Como se puede ver, un personaje con principios que sorpresivamente muchos empezamos a conocer a partir de hoy. Nuestras condolencias y QEPD esta persona que transitó tan dignamente por la vida.

Gracias, Caballero del deporte.

Por Charro.

martes, 22 de marzo de 2011

¿Cuándo se adquiere la responsabilidad?

Le pone el pecho a la situación. Dijo que si tapaba la primera se venía la tribuna abajo, tapó la última y nos dio 2 puntos.

La semana pasada estuvo plagada de declaraciones y situaciones picantes. Empezaron DAP y Almeyda dando unas declaraciones que llamaron a la opinión generalizada y terminaron con irrupciones telefónicas abruptas a distintos programas como una reacción de sus frontales personalidades. La semana siguió con las declaraciones de JJ (que enfurecieron a srRP y por ello armó otro interesante posteo), las de JP (que movilizó a Matías a reclamar un posteo) y finalizaron con las de Cappa (que enfurecieron a muchos y ahora habrá que buscar las verdaderas palabras. Si las tenes Matías, ya sabes donde mandarla).

La entrevista a JP fue muy interesante y hay muchos puntos para pensar. Carrizo declara sin casete y es muy franco en sus opiniones con lo cual, si el periodista se comporta como tal, se consiguen muy buenas frases. En todo momento JP Carrizo demuestra la personalidad que tiene. Su primera frase “el timming es una mentira… es la confianza, pasa todo por la cabeza” muestra su confianza a la hora de volver. Piensa que solo es cuestión de hacer bien la primera atajada y ya se agranda para todo el partido. Cuenta que se pusieron de acuerdo con los médicos en decir que volvería en la 8* fecha pero sabiendo que la intención sería estar listo para volver en Sarandí. Le da su apoyo a Chichizola contando las similitudes que tienen y que el pibe está demostrando personalidad. Muestra sus ganas de quedarse en River y de afianzarse en la selección (especialmente después de que Batista dijera que es el arquero que le gusta).

A partir de acá vienen las mejores partes. Cuenta sobre su paso en Europa y lo que le sumó como persona (fue padre y debió bancarse estar en el banco, sentirse excluido, aprender un trato diferente, estar solo en otro país, aferrarse a la familia…) pero en lo deportivo le fue mal (no haber ido al Mundial le jodió mucho). Dice que a la madrugada se ponía a ver los partidos de River en internet (gran mérito despertarse y aguantarse esos partidos del 2009) y por eso quiso volver.

Es maravilloso como se sorprende el periodista y le pregunta “¿querías volver?” (le faltó agregar “pero eras suplente en un equipo que termina 50 puntos debajo del segundo!!!”). Cómo estan mentalizados algunos que se sorprenden que un jugador de las inferiores quiera volver a su casa, que encima es River y no desee jugar en un equipo de tercera categoría (por más que juegue en la A) para enfrentarse 2 veces al año con el Real y el Barsa buscando no ser goleado. Para “justificarse” le muestra la diferencia de trato que hay en los 2 continentes y de la importancia que se le da al jugador en Argentina. Su paso por Europa le dio madurez y le dio más seguridad  sobre que cosas fortalecían sus cualidades como arquero, hoy se muestra más seguro que nunca.

Finalmente empieza a hablar naturalmente de la actualidad de River y compara la mentalización del grupo respecto al presente del club. Piensa que se equivocaron al plantearse buscar ganar el campeonato pasado y plantea que actualmente son más cauteloso y conocedores de la exigencia que tienen. Se reconoce como admirador de Cappa y le echa la culpa al grupo por no haberlo entendido pero expone que Cappa se basa en la confianza al jugador, a la responsabilidad hacia el trabajo y la respuesta de los pibes de ahora, no es la que se merece. La dirigencia y JJ debían estar enterados porque cuenta que JJ pone los límites claramente sin importarle los nombres (también dice que un día bajó DAP a explicar como cambiaban las reglas de comportamiento).

Insiste en que no entendían la propuesta y por eso no pudieron jugar como pretendía el técnico, fisicamente no estaban preparados para lo que deseaba el DT (culpa del jugador dice). No se porqué para la mayoría habla de Lamela (para mi habla de los jóvenes que no son tan tenidos en cuenta por JJ) pero no me da la impresión que sea el punto sobre el que quiere apuntar sino que quiere demostrar que no todo es tan simple como se lo quiere mostrar. Hay un montón de cosas que ve el técnico y el plantel en la semana y no ve el resto.

Así como JP cuenta una anécdota muy jugosa acerca de su relación con los mayores cuando daba sus primeros pasos en el fútbol, la semana pasada escuché a Quique Wolf contando una anécdota sobre algo que le pasó al Pelado Almeyda. Después de jugar uno de los primeros partidos en esta vuelta, se le acercó Lamela y le dijo “Ah!!! Pero vos jugabas bien, en serio!!!”. Los pibes ya no les interesa el fútbol como un deporte en el que deben mejorar para ser mejores sino que es un trabajo donde deben darle herramientas a los representantes para que los lleven a Europa. El horario laboral termina con las prácticas y los partidos, muy pocos se ponen a mirar partidos de rivales o técnicas de otros jugadores o jugadas tácticas o búsqueda del mejoramiento personal... Recuerdo haber visto a Buonnanotte en el gimnasio del club (en esa etapa que había debutado y lo volvieron a la reserva hasta que se formara mejor fisicamente) y el preparador le pedía que hiciera bicicleta. Su esfuerzo era tan grande que cualquier chico de 2 años podía hacerlo más rápido. Como dice JP, cada uno tiene que tomarse su trabajo con la mayor responsabilidad porque sino afecta al grupo pero tampoco podes tener a una persona encima las 24 horas.

Fue una entrevista muy interesante en la que para algunos mandó al frente a sus compañeros, para mi puso sobre el tapete un problema del fútbol argentino actual (los diálogos que se pueden escuchar de jugadores de divisiones inferiores superan las fantasías más aterradoras de cualquier mortal) y le dio la posibilidad al grupo para que tome conciencia de la situación. Cuando las cosas no funcionan tiene que aparecer el grupo y la única forma de que aparezca es tirando todos para el mismo lado.

Carrizo demuestra haber madurado y su personalidad es parte fundamental de su capacidad a la hora de atajar, espero que pueda demostrarlo dentro de la cancha y que sus palabras le sirvan al grupo porque en la cancha se demuestra como un líder y como un guía en la defensa. No habían caído bien su defensa de Ahumada cuando abrió la boca pero así es JP, frontal y sin muchos pelos en la lengua.

Por Charro.

domingo, 20 de marzo de 2011

¿Tenemos con qué?

 Una expresión que se repite en cada hincha de River PLate

Que difícil hablar de River Plate en este momento. El hincha de River Plate llenó Sarandí, nos dieron 8 mil entradas (aunque legalmente se hable de 5500) y la gente esperaba ver una nueva cara del equipo. El deseo de ver a este equipo campeón es permanente, en la tribuna se puede escuchar los insultos a los jugadores que no juegan la pelota hacia delante o a los jugadores que no juegan con la pelota al pie y descargan rápidamente a un compañero, o al jugador que no corre hacia delante en busca de esa descarga, o al jugador que no pone la pierna fuerte o al que encara y no logra pasar él o la pelota entre 12 piernas rivales, o al que no patea al arco o al que es irregular durante el partido o al que no goza de la simpatía del hincha… siempre el que está en el banco es mejor pero a la hora de entrar no justifica su ingreso y entonces vienen las justificaciones o los insultos a los jugadores o al técnico o…

La realidad es que el desconcierto es absoluto. La irregularidad gobierna nuestro presente y la realidad nos muestra demasiado cerca de las cosas buenas y malas. Podemos ver la tabla de posiciones que querramos según el último resultado y podremos ver realidades opuestas. La gente no tiene ninguna intención de mirar la tabla de promiedos, las frases absurdas como “esto es River y hay que ganar…” (como si los jugadores y el cuerpo técnico no quisieran ganar), “que me importa como salieron los rivales, River solo debe pensar en ganar” (como si tuviéramos el mejor plantel y nos pudiéramos dar el lujo de pensar solo en nosotros), “tiene que entrar tal jugador…” (como si en el banco hubiera un fuera de serie que cambiaría la ecuación), “este jugador no puede jugar más en River…” (como si alguno desencajara en la mediocridad del fútbol argentino). Son muchas frases fantasiosas o necesitadas de que algún milagro se produzca y la realidad nos indica que salir de esta situación implica mucho esfuerzo. El promedio se basa en 6 torneos, en los 2 primeros sumamos 41, en los siguientes sumamos 43 y en este, jugado casi el 66% llevamos 40 puntos. Nada es casualidad, nada se consigue sin esfuerzo y este River debe trabajar mucho para seguir mejorando y volver a ser el equipo que solo depende de sí mismo. No es casualidad que los rivales nos respeten y nos ataquen poco o se cuiden, no es raro que los rivales lleguen al Monumental sin la idea de llevarnos por delante (como pasaba hace solo 2 años), llevará mucho trabajo conseguir efectividad en los ataques (hace varios años que no somos un equipo goleador).

Para muchos, River Plate es el más grande, debe llevarse por delante al rival e intentar ganar todos los partidos, para otros, este equipo de River Plate no es superior a la mayoría de los equipos y así se hace muy complicado hacer realidad los deseos. River, justamente por ser histórica e institucionalmente el más grande, debe soportar la presión de la prensa y de los hinchas que desesperan cuando ven que el equipo no consigue los resultados que todos soñamos. El equipo ataca hasta último momento empujado por el grito de la hinchada que no deja de alentar (aún en medio de los propios insultos), el equipo busca pero sin ideas, el equipo intenta pero sin la efectividad suficiente (los 2 últimos partidos nos encontraron con un jugador y una pelota frente al arco y con todas las supuestas facilidades para convertir).

Mi pregunta es, ¿por qué “era obvio” que River iba a volver de su visita a Sarandí con 3 puntos más? ¿por qué perdimos 2 puntos?. En estas últimas 3 fechas nos enfrentamos a uno de los 4 equipos con mejor presente, al subcampeón y al tercero del último campeonato. Más allá del trámite del partido y de la forma de encararlos, ¿River es tan superior a estos equipos? Cuando miramos las 19 fechas del torneo, ¿estos 3 partidos son los que se deben ganar? ¿Se deben ganar todos los partidos de local y empatar de visitante para lograr la media inglesa? Consiguiendo la media inglesa se es casi campeón, ¿estamos para ser campeones? Ya se le ganó a Independiente y todavía debemos enfrentarnos de visitante a GELP y Quilmes que son equipos mediocres e inferiores, ¿ganándoles nos podríamos considerar campeones?

Los partidos hay que jugarlos y nadie le regala nada a un grande como River Plate. Un grande como River Plate debe demostrar superioridad para ganar sus partidos porque su rival da el máximo (porque está la prensa mirándolos, los representantes la posibilidad de decirle a los nietos que le convirtieron un gol a River…), el problema es que este River está lleno de defectos y no le sobran tantas virtudes.

En Sarandí se vio a un Lanzini impreciso y que siente la presión del momento (puntos, prensa y cosas que no salen), de la edad (es muy pibe para semejante responsabilidad), del físico (se enfrenta a jugadores que le pegan y cuerpean con la experiencia para lastimarlo) y de no estar acompañado; Lamela sabe con la pelota pero no tiene a quien dársela. Ambos, de distinta forma, pueden desequilibrar pero se hace difícil hacerlo en soledad o ante tácticas de 10 defensores en canchas mínimas. Pavone lucha y no logra terminar las jugadas, Acevedo bajó su nivel y solo la defensa sigue mostrándose efectiva. Ferrari volvió a la irregularidad de siempre mientras que Diaz, Ferrero, Román y Maidana dan seguridad. Carrizo volvió a demostrar porqué es un grande, se puede equivocar pero a la hora del golpe certero del rival, el arquero responde.

River no fue inferior a Arsenal y éste nos respetó demasiado o se preservó al máximo conociendo sus objetivos. River tuvo un mal primer tiempo en que no pudo tener la pelota (un muy mal primer tiempo de Almeyda) y los pelotazos eran peligrosos. Arsenal tomaba los rebotes y sabían jugar en este tipo de cancha mientras River corría detrás de la pelota o de las intenciones de ellos. El segundo tiempo nos tuvo mejor parados pero la lesión de Pavone complicó los planes y nunca fue punzante. Las lesiones de Román y Pavone dieron la posibilidad de poner a jugadores más ofensivos pero en realidad terminamos siendo más inofensivos. La doble línea de 5 defensores planteada por Arsenal no se soluciona tocando la pelota sin penetrar esas líneas o con pelotazos.

Supongo que las lesiones permitirán armar un equipo más al gusto de Jorge. Espero que FM este para jugar y se rearmará la línea de 4 defensores con el ingreso de Pereyra. Affranchino será la alternativa por Pereyra pero no por Ferrari que deberá clavarse como defensor.

Ahora sí viene una serie importante de partidos contra equipos que están demostrando ser inferiores pero que siguen siendo de cuidado. Estos partidos son los que definirán cuanto sufriremos hasta el final del torneo.

Por Charro.

sábado, 19 de marzo de 2011

¿A dos puntas?

Ojalá se repita el festejo de una victoria... y volvamos a jugar con nuestra camiseta

Siguiendo el consejo de Jorge, y teniendo en cuenta que no hay grandes recuerdos en esta cancha y que por ser sabado no tengo tanto tiempo (?), vamos a dejar un posteo sencillo para quienes quieran ingresar al blog a opinar durante el partido o dejar las impresiones previas y posteriores al encuentro (así suena más como una excusa pero está bueno no encasillarse sólo en los recuerdos).

Son pocos años los que nos obligan a ir al viaducto (una excursión que nunca haría si no fuera por seguir a River Plate) y por eso son pocos los partidos que se jugaron allí, no suele ser una cancha en la que nos vaya bien por sus dimensiones y especialmente porque la historia se remite a nuestros peores años. Este encuentro nos ubica a ambos equipos en una posición complicada a la hora de mirar la tabla de promedios, en una posición expectante (?) a la hora de mirar la tabla general y en una buena ubicación a la hora de mirar la tabla para jugar una copa internacional. Cada uno se puede ubicar donde más le guste...

Siendo un encuentro entre muchos rivales directos, esta fecha pasa a ser muy importante en caso de ganar pero también es la antesala a una serie de partidos que en la previa se podrían denominar más sencillos. Este es un partido muy complicado que nuevamente nos puede dar un envión anímico o complicar la semana. River Plate vuelve a sus semanas de blancos o negros donde es difícil ubicarse en los grises, los resultados nos llevan al éxtasis de vernos fuera de los peligros y candidatos a volver a ser o a la desesperación de vernos cerca del filo del precipicio. Que difícil es ser jugador, dirigente o hincha del millo.

Día raro, fecha de expectativas; cancha chica, pretensiones grandes; un viaje a Sarandí para saber en qué tabla nos paramos mejor y como miramos a los rivales. Ojalá que este encuentro sea recordado como una gran victoria y como el partido donde River Plate empezó a vender sus entradas de visitante desde su página web y sin intermediarios insensibles o colas inhumanas. ¿Será un punto de partida?

Sarandí nos espera…

Por Charro.

viernes, 18 de marzo de 2011

Un simple enojo? La vida en un reality.

 Tomo los entrenamientos como si fueran partidos oficiales...

Todos nos enteramos por las chocantes imágenes que mostró la televisión, de la pelea que tuvo Almeyda con su compañero Mauro Diaz. A partir de ahí, y como no podía ser de otra manera, surgieron las conjeturas, interpretaciones y la bola fue creciendo a medida que cada periodista iba agregando una frase al hecho. Así como ayer salió DAP encabronado, hoy le tocó el turno al Pelado. Almeyda decidió llamar al programa de TyC cuando sintió que estaban magnificando lo sucedido en la práctica y prefirió cortar el avance de la bola de nieve e intentar que no tome un tamaño perjudicial para el plantel. La frase que utilizó para avisar a la audiencia que llamó él y porqué lo hizo fue brutal. "Estoy escuchando lo que dicen y parezco un asesino. Llamé para tranquilizar un poco porque no pasó nada diferente a otras prácticas, la diferencia es que había una cámara."

Desde un principio Almeyda pidió disculpas públicas para su compañero e intentó bajar todos los decibeles. Se dio cuenta que en el plantel tiene una posición de líder y su actitud no se condice con dicho lugar ganado a puro pulmón y sacrificio. Como él dice, la pifió y al mismo tiempo demostró su lado tan humano que lo convierte en tan buen líder. Explicó que estaba enojado por otro tema y que 2 piernas fuertes de Mauro Diaz lo llevaron a reaccionar contra quien no correspondía, por un hecho que no correspondía y en un momento que no correspondía.

Cada opinión emitida por un ex jugador devenido en periodista, minimizaba la acción. Ya sea por el famoso código del fútbol o por conocimiento de las cosas que pasan en un entrenamiento, lo cierto es que el problema con este hecho se agrava porque las cámaras de televisión nos hicieron partícipes de un hecho que para nosotros es grave pero para los jugadores puede ser parte de la rutina.

El Pelado pidió disculpas de todas las formas posibles y explicó porqué reaccionó de esa forma. Para muchos no alcanza (especialmente para los periodistas que necesitan algo de sangre) pero el entrenador se sumó al intento de tranquilizar y minimizar el hecho (gran justificación ese "prefiero que tengan sangre y alma...").

No se si es casualidad que estos hechos (declaraciones altisonantes, enojos del presidente, reuniones por los premios impagos, peleas en entrenamiento, referente que habla sobre las inconductas de los jóvenes...) se produzcan justo después de perder algunos puntos, espero que tengan que ver con la casualidad pero yo sigo esperando que rápidamente salgamos de la peligrosidad del promedio porque la presión de los medios se hará sentir cada semana con más virulencia y será necesaria la tranquilidad dentro del plantel. Es fundamental la unión del grupo (como mostró Chichizola en su agradecimiento de ayer) y no dar alimento a las alimañas de los multimiedos. Hoy Almeyda intentó separar su crítica de la dicha ayer por JP Carrizo pero sonaba muy similar cuando dijo que su enojo se debió a que "A veces me enojo solo porque las cosas no se hacen como se deben hacer. Es una cuestión futbolística, de la seriedad del entrenamiento. Son cosas que pasan, la diferencia es que quedó filmado".

El Pelado demostró ser humano y que se puede equivocar y al mismo tiempo pedir disculpas. Es importante que no haya fisuras en este momento de River Plate y es bueno este resumen de algunas frases dichas por él.

Por Charro.

jueves, 17 de marzo de 2011

“No ensucien a la gente… No vendan amarillismo”

Que manera de encabronarse...

Estos fueron parte de los gritos con los que irrumpió DAP enfurecido en ESPN. Algo muy raro se dio esta semana, el presidente apareció por segunda vez en un mismo medio y en menos de 24 hs. Este milagro se dio en ESPN y acá tenemos la trascripción sintetizada y edulcorada de lo que dijo DAP de su enojo con Sacco y por otro lado de su participación en hablemos de fútbol.

Passarella salió enfurecido por el programa cuando desde el programa dijeron que ya estaba todo arreglado para que Sabella llegue en julio a dirigir a River Plate. Automáticamente apareció el presidente ante el atónito conductor que no podía emitir ni bocadillo ni disculpa. En su enojo dejó varias frases para el recuerdo y el anecdotario: “Vos dijiste que está todo consensuado en River para que venga Sabella, incluso con JJ, ¡una barbaridad!” "Fue lamentable lo que hicieron, ensuciaron a 2 personas..." "No ensucien más a la gente, estamos con River luchando en una situación comprometida y uds. le ponen leña al fuego cuando no es así..." "Me siento tocado y ensuciado por lo que dijeron, mañana me tengo que parar frente a Jota Jota, que hubiera pasado si yo no me enteraba y mañana me paraba frente a JJ..." "Son todas mentiras..ehhh ehhh, le dieron rana podrida (?), no ensucien a la gente..." “dejen de decir payasadas y mentiras” le enrostró a Sacco quien intentó defenderse diciendo que tenían todo chequedo… ¿para que habrá dicho eso? Passarella duplicó el enojo con otra andanada que no logró frenar. "¡Chequeado las pelotas! No mientan" "¿Qué tiene chequeado? Le habrán dado un cheque" "No le digan mentiras a la gente, no hay nada consensuado con nadie..." "Cuando escuché todas estas payasadas me calenté, no por mi, sino por Jota Jota y por Sabella" "No tengo nada para esconder, soy auténtico, siempre fui así. Nunca me llevé bien con la prensa..." "La gente de Estudiantes ahora va a pensar que él se fue para venir a River, escuchen hinchas de La Plata: Son todas mentiras!" "No digas boludeces Enrique, hagan periodismo, dejen el amarillismo..." "Si venía de otro periodista, de esos que quieren que perdamos y dicen ser de River, ni me calentaba, pero como viene de tu programa..." “Perdón por el tono de voz, pero soy auténtico y me caliento..."

Hace mucho que no se lo ve tan enojado a DAP y supongo que tendrá que ver, por un lado con la amistad que lo une con Sabella (y el difícil momento que vive éste por su ida de Estudiantes) y por el otro lado debió juntar bronca por el trato amarillento del “periodismo”. Es una lástima que hayan recortado el audio de esa aparición intempestiva porque estuvo muy interesante, pero por buena suerte alguien posteó estas frases en el foro tu river.

En estos “reportajes” DAP se despachó con varios temas interesantes. Cuando se calmó pudo hablar y Sacco intentó serenar las cosas haciendo una entrevista “generosa” y pidiendo disculpas. Obviamente, después de todo lo anterior, negó que viniera Sabella, dijo que de esta forma nos quitaron cualquier oportunidad de traerlo (¿será este el motivo del enojo?), se ven seguido pero sus charlas son desde la amistad y que le había aconsejado dirigir en el exterior porque aún no ganó tanta plata y este es su momento para hacer la diferencia, "es uno de los mejores entrenadores y no quiere dirigir ahora en el país". Confirmó que en este momento no hay nada concreto por ningún juvenil (lógico que no haya movimientos de mercado en estos meses) pero que habrá que esperar a que se acerque la apertura del mercado de pases pero mientras tanto los chicos deben tener su mente puesta en River y la gente debe disfrutarlos. También defendió a Chichizola diciendo que es un gran arquero de personalidad y condiciones que tuvo un blooper como todos los arqueros lo han tenido pero que si mantiene su cabeza como hasta ahora le depara un enorme futuro. Por último dijo que al equipo le ve pasta para estar entre los 4 primeros y que ese es el objetivo aunque tiene mucho por mejorar. Aprovechó el momento para cerrar su “participación” con un pedido al hincha. Solicitó que sigamos acompañando, pidió tranquilidad que de a poco irá cumpliendo todas sus promesas porque no se puede todo junto “algunos quieren empezar a hacer la casa desde el techo pero se empieza por los cimientos”, su mandato dura 4 años y tiene grandes proyectos que irán consolidando de a poco. “Quiero promover más pibes y una vez que River deje el difícil momento que vive… recién cuando esté en tierra firme pensar en más grande”. “No nos olvidamos que River fue un grande y que deberá seguir siendo un grande, pero en este momento tenemos que bajar un cambio para volver a la senda que el hincha y el socio estan acostumbrados…”

Además de esta participación, había tenido otra más calma en la que pudo “aclarar” que Grondona nunca le pidió frenar la investigación contra Aguilar (si se lo hubieran pedido nunca lo hubiera aceptado) y que ya hay un juicio iniciado por irregularidades. Aclaró que la deuda con el plantel es de 18 millones y no 30 (sigue siendo demasiado), Sobre el aumento dijo que el socio sabía que se necesitaba un aumento y apoyó (?) la medida y volvió a justificarse en las 65 disciplinas que tiene el club. Anticipó que vendiendo a FM y Lamela cambia la ecuación del club (también el presente y futuro del equipo), baja el gasto operativo del club (?) y se pueden pagar deudas que generan altísimos intereses que causan los grandes problemas. Con el dinero en la mano empatamos el gasto operativo (?).

Como podrán ver hay algunas cosas que mi conocimiento me impide entender y supongo que tendremos tiempo para pensar. Por otro lado, ya que estamos en tema, no pude encontrar mucho acerca de las declaraciones de JP Carrizo. Voy a aprovechar para sumar al posteo las declaraciones emitidas en la sección deportiva de Infobae y sumar un poco más del tema amarillismo.

Lamentablemente, conociendo los intereses del medio, me permito esperar más repercusiones del tema y ver las reacciones de los protagonistas. Me parecen afirmaciones muy serias e importantes emitidas por un referente del fútbol argentino actual como para que hayan pasado de largo en todos los medios. Habrá tiempo para hacer un nuevo posteo cuando veamos si todo lo escrito fueron las afirmaciones del arquero (difícil inventar estas cosas) que se contraponen con las sobrias palabras de su reemplazante Chichizola que cuando tuvo los micrófonos enfrente optó por impedir los escándalos. Fue un día de declaraciones fuertes. Caruso también se despachó... pero con las declaraciones de Passarella hay para entretenerse…

Por Charro.

martes, 15 de marzo de 2011

El debut de un ídolo

Bernabé dejaba atrás al defensor y pateaba al arco. Hasta el árbitro (hermosa vestimenta) se paraba a mirar

Ayer se cumplieron 79 años del debut de Bernabé Ferreyra en la primera división de River Plate y nada mejor para recordarlo que algunas frases y situaciones que lo describen. Algunas ya repetidas en otros posteos pero siempre es un buen momento para recordar a un grande que marcó una época, a un club y al fútbol espectáculo. Una de las mayores estrellas de su época pero al mismo tiempo un tipo muy simple, gracioso y generoso.
Bernabé siempre era la imagen para los clásicos. En el Gráfico protegiendo a 3 delanteros en su debut (uno era Charro Moreno)

“Pegame, si querés… pero por lo menos sacate la medallita…” (a un defensor que llevaba una medalla de la Virgen de Luján en el cuello y que se cansó de pegarle)
“Viejo, por favor, repartí un poco. Todas a mí, no…” (al defensor Chiarella que pegaba a mansalva, éste al rato pidió que le cambiaran la marca porque le daba vergüenza).
“La culpa la tiene Watson Hutton por haber inventado el fútbol” (en el vestuario después de un partido en que lo había golpeado demasiado).
 “Para sentir la pelota, para jugarla bien, no hay nada mejor que el pie descalzo” (jugaba con un calzado diseñado especialmente para él)
“Más fuerte!, más fuerte!, más fuerte!” (grito permanente de sus hermanos para hacerlo practicar tiros al arco. Siempre entrenó su tiro y sus hermanos se habían comprometido a convertirlo en el jugador con pegada más fuerte del pueblo).
Un periodista del diario Crítica lo bautizó como La Fiera porque al salir de la cancha escuchó a un pibe que le preguntaba al padre ¿Qué te pareció Bernabé? “Bernabé no es un hombre, es una fiera…”
El glorioso Bernabé casi se llamó Gregorio, su abuelo peleó hasta último minuto para que su sexto nieto llevara su nombre pero finalmente el padre decidió ponerle su nombre (¿las anteriores peleó con su mujer y no tuvo éxito?). ¿Cómo sonaría el grito del estadio si no hubiera sido Bernabé? Gre-go-rio… Gre-go-rio… No suena…
Pedernera contaba “Estábamos en Rosario y en eso se le apersonó Carlos Gardel, nada menos y le dijo: ‘así que vos sos la Fiera…quería conocerte’, y Bernabé le contestó ‘No, maestro, la fiera es usted cuando canta…’”.
 “Antes que el fútbol me deje a mi, prefiero dejarlo yo”. (La tarde de su despedida en el vestuario).
“Como jugador fue excepcional porque por su valentía y sus cañonazos obligaban a los rivales a cuidarlo el doble. A nosotros se nos hacía más fácil jugar. Como hombre valió más aún. Ganó  la plata que quiso pero nunca se preocupó por cuidarla. La dio a manos llenas, sin reclamar nada. Cuando te daba la mano, uno sabía que tenía en él a un amigo para toda la vida” (frase de su amigo José Manuel “Charro” Moreno.
“Me preguntan porque no entro al área? ¿Para qué? Yo le cruzo a Bernabé 3 pelotas y él clava 2…” (el delantero Pedro Lago).
“No le den el costado; márquenlo de frente…” (Fortunato, entrenador bostero… que fácil, no?)
“Minella me dio la pelota, busqué a quien dársela y no encontré a nadie. Avancé unos pocos pasos, volví a buscar y tampoco encontré compañeros desmarcados. Y, ¿qué queres que haga con la pelota? La tiré al arco y fue gol… desde media cancha…” (después de un incomparable gol ante Chaca)
“Le ofrezco la dirección técnica del equipo…” (Liberti a Bernabé)…”Le agradezco pero no puedo…” “Aunque sea acepte el mismo puesto en las divisiones inferiores…” “Mi ciclo en el fútbol se terminó en el partido contra Newell’s. Bernabé no existe más. Llegó el momento de cazar y tomar unos amargos en Rufino…” “Bernabé, ¿que puesto quiere en el club? Usted no se puede ir así…” “Cuando vuelva usted me dice donde el club necesita a alguien y tomaré ese puesto como uno cualquiera porque el Gran Bernabé no existe más…” (luego de unos años se radicó en Buenos Aires y fue un empleado más hasta su jubilación).
Bernabé con Peucelle, gracias a ellos hoy nos dicen Millonarios.

Su debut en la selección fue muy malo pero nunca quiso decir que esa mañana había donado medio litro de sangre para su hermana.
Jugaba sin canilleras ni algodones, quería tener el mayor contacto posible con la pelota. Había hecho fabricar una media especial de seda y sus zapatillas eran de una cabritilla especial (para que fueran más livianos y sintiera los pies desnudos) y los tapones distintos al resto (necesitaba estar firme a la hora de sacar el remate).
Mojaba la pelota y se hacía todo un ritual para que la pelota fuera una bomba cuando se jugaba de local
Quería jugar los días de lluvia porque la pelota pesaba más y duplicaba su potencia
En el contrato exigió que su lugar de residencia fuera Rufino con la exigencia de venir a capital solo los fines de semana. Necesitaba “oxígeno”
Hizo 201 goles en menos de 200 partidos, en 1932 hizo 43 goles (históricamente solo superado por Erico, en ese torneo el segundo hizo 25),
Debe ser el jugador que más gravitó en las recaudaciones en la historia del fútbol argentino.
Iban a verlo desde el presidente hasta la gente de los pueblos cuando las rutas eran de tierra y las distancias se contaban por horas.
Conocía sus limitaciones, no era lujoso ni habilidoso pero con esmero logró destacarse y convertirse en único dentro de la cancha; afuera solo buscaba ser uno más del pueblo de Rufino.
Era noctámbulo y fumador empedernido, salía con Moreno y Cesarini entre otros pero el casamiento lo asentó. Nunca aprovechó su fama y logró vivir en familia y con sus amigos de toda la vida.
Un jugador diferente y único que tuvimos la buena dicha que haya vestido el manto sagrado. Una lástima que no haya la cantidad de imágenes que nos hubiera gustado conocer.

Por Charro.