"Se pueden arreglar campeonatos enteros, como el de Boca de Ischia." Javier Ruiz árbitro "Ehhehh, eh yo pienso de que ehhehh eeeehh (?)." DAP "No estén cagados." Daniel Passarella

jueves, 30 de junio de 2011

Refundación

¿Existe actualmente gente con visión de futuro? 


"Si el perro es manso,
come la bazofia y no dice nada;
le cuentan las costillas con un palo,
a carcajadas." Patricio Rey

Hace un año venimos pidiendo que termine pronto la pesadilla y hoy apenas parece haber empezado. Estamos en la B, en posible convocatoria, sin plantel y los peores buitres de la política nacional y millonaria picotean al muerto.

Por otra parte están tramando en AFA que sean muchos los años que River ande penando en la B. La "amenaza" de Grondona crece, ya de pedir silencio pasó a fechas de suspensión (en connivencia con Macri) y el último fantasma que está mostrando es la quita de puntos. Todo en su habitual estilo mafioso: "No creo que se le quiten puntos a River...". Igualito a cuando no creía que juguemos la promoción... Quizás espera que la oposición en River quite a DAP y se le ponga a su disposición. Lo peor es que desde adentro parece haber ganas de ir a besarle al anillo de Todo Pasa.

En estos días tristes de la vida de River se habla de refundación. Los hinchas piden la refundación. La Página oficial habla del comienzo de la refundación. Todos queremos un renacer del Más Grande.

Sería conveniente pensar un poco más estas palabras. ¿Desde dónde refundar a River? ¿Para qué? ¿Volver a ser que cosa? ¿Cuál River? ¿el de los últimos años? ¿el qué quiere la AFA, calladito y aprendiendo de Ellos?
No se el resto del blog pero yo veo un solo punto de partida para una refundación. Valores, valores, valores.
Solo si estamos de acuerdo en que nos vamos a cimentar en ciertos valores podremos refundar River. De nada servirá volver el año que viene a primera si estamos en convocatoria, le debemos millones al padrino y el plantel le pertenece a Paco Casal, Sívori u otro representante. Ya vimos a Central en el espejo retrovisor, en un panorama así estaríamos mirándonos en el subibaja de Huracán.

Dado este panorama nefasto River debería contraatacar desde el otro extremo. ¿Me dan 20 fechas? ok, juego en Racing. Pero a la mínima bengala, a la mínima piedra que cae en una cancha River presenta una demanda en el comité, en el tribunal de penas y si hace falta en la justicia ordinaria. Así sea una piedra en contra de Almirante justo cuando Almirante es rival directo. Vamos por la justicia TOTAL convenga o no convenga deportivamente. Y a escupirles el asado a todos. Todos los clubes van a tener que soportar la pureza deportiva millonaria. Nos van a odiar y van a conspirar para hundirnos. No importa. A aguantar, y a que se note en todos lados cuando nos roban. Hasta que sea tan vergonzoso que los mafia empiecen a caer. Dejaríamos cosas en el camino, ya lo creo, perderíamos socios, actividades, quizás algo de patrimonio.

River con sus pibes, sin empresarios nefastos, sin publicidad si se van las marcas, jugando fútbol de toque y gambeta. Que ninguno pida una amarilla, que nadie proteste un fallo venga lo que venga, que no se les ocurra hacer un gol con la mano y que si hacemos un penal digan "yo Sr. Juez, lo bajé al Indio Bazán Vera, yo. Cobre penal." Sería una revolución en el Fútbol Argentino. ¿Se bancan que sea River el mártir que encare esa vuelta al espíritu amateur?

Solo desde una filosofía así se podrá refundar River, si no será un mero slongan como el de la página oficial del lunes. Un nuevo River que sea sólo buen fútbol, sólo caballerosidad deportiva, sólo justicia. Cachito Vigil deberá ser el padre fundador de ese nuevo River Plate, con el espíritu de Las Leonas que cuando les cobran algo en contra corren hacia su arco y se ponen a defender la siguiente bocha.

¿Te animas River Plate? A mi, parafraseando a Nietzche que se lo invocó esta semana: "Denme un para qué y seré capaz de cualquier como"

Magyar

miércoles, 29 de junio de 2011

Golpe tras golpe

Un campeón resiste los golpes


Voy de a poco. Mucho se habló de la actitud del Gobierno Nacional en estos días. Rumores hay, a montones. Y según lo que piense cada uno del gobierno, puede “comprar” un rumor: que nos mandan al descenso para mostrar que no hay impunidad, que nos salvan para no dejar la televisación de nuestros partidos en manos del multimedio, que les conviene una cosa, que les conviene otra. No tiene sentido extenderme, todos escuchamos las cosas. Vamos a lo concreto: nos fuimos al descenso, y en menos de 24 horas se anunció que los partidos de River irán por televisión abierta y que quien tiene los derechos (T&C) lo negociará para que todos podamos verlo. El otro dato concreto de la realidad es que Aníbal Fernández declaró que “Hubo 50 mil personas, de las cuales 49.800 fueron a divertirse o de alguna manera con su tristeza pero respetando al otro. Ninguno hizo ningún desmán, ni los chicos, ni los jóvenes, ni las mujeres, ni los hombres que fueron ver a su equipo a jugar al fútbol y le echamos la tinta a estos 300 tarados que fueron los que provocaron este tipo de cosas”. Más allá de los problemas matemáticos del contador (¿49.800+300=50.000?), parece una contradicción decir eso y agregar que “se tomarán las sanciones que correspondan, igual que lo hemos hecho con otras instituciones” y poner como ejemplo a Nueva Chicago. Pero es claro que el gobierno quiere que nos quiten puntos, esa e la postura de Blanco (dependiente de Garré) en el Consejo de Seguridad.

El gobierno porteño (léase, Macri) tira la piedra y esconde la mano. El Jefe de Gobierno declara públicamente que la culpa es del gobierno nacional que no supo garantizar la seguridad. Y eso es real. Pero no menos real es que por atrás, trata que sancionen a River. En el Consejo de Seguridad el Director de Eventos Masivos del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires Hugo Marcéese pidió las 20 fechas de clausura. Y no nos olvidemos que Macri tiene como funcionario a Santilli Jr., y ayer vi por TV al otro Jr (el hermano) tratando que corra sangre… especialmente la sangre de Passarella, así le deja el sillón libre a él o al papá… Y no nos olvidemos: mientras el GCBA permitía los recitales en la cancha de Boca, siempre puso trabas a los que se hicieron en River. De esa forma, nos dejaban sin plata.

La Policía también hace de las suyas. En principio, el operativo fue pésimo. Y los que liberaron zonas, fueron ellos. Me refiero al vestuario del árbitro, y a varias zonas aledañas a la cancha en donde permitieron los destrozos. No dudo que en la fuerza hubo gente que actuó de la manera correcta, pero los que estuvimos en la cancha notamos que hubo deliberadamente mala intención (y no sólo mala organización) en el operativo policial. No es casual: la Ministra Garré hace cambios en la fuerza, y los uniformados siguen su costumbre: dejan que se armen quilombos en cada chance que tienen para después presionar al poder político. Y nosotros en esto somos los patos de la boda. Si quisieron endosarle o no un muerto a alguien es algo que no sabemos a ciencia cierta. Lo que sí no hay dudas es que hubo más que negligencia: hubo dolo en el accionar policial. Hasta Pezzota lo dijo: “la policía no me cuidó”.

La AFA nos quiere bien muertos. O sea, lo peor posible sin que se le arme un desastre. Grondona sigue con sus mensajes mafiosos avisándole a DAP que si habla… Tiene en la manga la quita de puntos, que es algo que debe disponer la AFA y nadie más. Seguramente jugará con eso tratando que no se sepa más sobre su culpa y la de su socio José María Aguilar. No tiene sentido explayarse en todas las que nos hacen desde la calle Viamonte. Todos lo sabemos.

El sindicato de árbitros (SADRA) tampoco es inocente. En principio, porque apaña a un pésimo árbitro como Pezzota, así como apañó a tantos otros. Y no olvidemos que su Secretario General es Marconi, con enormes vinculaciones políticas (hasta tuvo cargos y fue candidato en varias elecciones). Tal es así que el SADRA fue una creación en la década del 90 para quitarle poder al otro sindicato (la AAA), apañado por el menemismo… y por Grondona. Ahora Marconi denuncia lo que denuncia, y todos sabemos que es verdad lo de la apretada a Pezzota. Lo que no pueden explicar es por qué decidió jugar el segundo tiempo, por qué cobró un penal que podría haber dejado pasar… y por qué en el segundo tiempo no cometió los groseros errores en contra de River que cometió en el primero. Un tipo al que le piden que cobre un penal y lo cobra, y después sale a denunciar es poco serio. Bah, Pezzota es poco serio, pero hizo el trabajito que le encomendó Don Julio: robo a Quilmes contra Olimpo, arbitraje nefasto y parcial contra River el domingo pasado. Y si revisamos el archivo, seguro que no lo resiste.

Passarella sigue con su autoritarismo y su ceguera. Le dijeron “Andate o te vas a la B”, y él se quedó. El resultado está a la vista. Ojo, no digo que debió irse como le dijeron desde Viamonte. Pero le faltó picardía, se creyó que se los comía crudos a todos. Y aún si tuviera razón en que nos mandó a la B la AFA (yo creo que ayudó, pero no tiene toda la responsabilidad), entonces hay que decir que subestimó a Grondona. Como subestimó todo lo que no salía de su cabeza. Ahora quiere resistir, y sigue mandándoselas: nombra a Almeyda, impone sus posturas, no consulta, no escucha… Y apaña en su directiva a los tipos que negocian con la barra. Los que están filmados apretando a Pezzota. Peor las cosas no se pueden hacer.

La oposición casi en su totalidad busca la salida de DAP para hacerse con su lugar. Realmente noto pocos con intenciones de colaborar, de ayudar, de poner el hombro en este momento. Me van a decir que DAP igual no los escuchará; puede ser. El tema es que si perdés las elecciones, te la tenés que bancar. A mí no me gustaron Alfonsín, Menem, De la Rua ni Kirchner. Pero los cuatro ganaron en buena ley y lo peor que puede hacer un opositor es desestabilizar. Y muchos van más allá: aliarse para eso con los que destruyen a River es imperdonable. Perdonen que ponga a todos en la misma bolsa, estoy seguro que hay gente que no lo merece. De todas maneras, queda claro que me refiero a los que vemos en los medios, no al socio o al militante de alguna agrupación que está caliente con Passarella.

De la barra brava, qué decir. Si nunca quisieron el bien de River, lo que hacen ahora es lo mismo que hicieron toda la vida: lucrar con sus negocios. Lo demás, poco les importa.

Los medios también juegan su partido. En especial el Grupo Clarín, que deseaba tener a River en su pantalla, aunque parece que se va a quedar con las ganas. Olé siempre fue un diario pro-Boca (valga la redundancia), y tiene un jefe que se dice hincha de River pero en realidad siempre fue hincha del dinero. Farinella es un tipo que criticó a Aguilar cuando sólo le quedaban 6 meses de mandato y a Mario Israel una vez que se fue del club. Siempre los apañó, y ahora culpa a Passarella de todos los males, porque DAP se negó a bajarle el billete que JMA le bajaba. Es vox pópuli, Alejandro Fabbri confesó que en el multimedios estaba prohibido hablar mal de Aguilar. Otros medios también juegan su partido, pero ninguno tiene tantos intereses como este.

En fin, lo que vemos es que todos quieren sacar rédito. En el medio, nosotros, los hinchas destrozados por el descenso y desesperados por lo que se puede venir. De buena fuente, las 20 fechas de clausura estaban ayer consensuadas en el Consejo de Seguridad (y las querían el gobierno nacional, el de la ciudad y la AFA), pero una voz de muy arriba las paró. Por eso no se definió, parece que una mujer teme la reacción que pudiera haber a esa noticia (y hace bien).

Mi pensamiento es claro: todos están tratando de ajusticiarnos. Por distintos motivos, a todos les conviene que nos castiguen, aunque algunos tienen más pruritos que otros y algunos nos quieren dar con todo más que otros. Pero a todos le venimos bien, porque bajar a un grande siempre es tentador… y cuando el grande está caído (todos sabemos) hay muchos que hacen cola para pegarle en el piso.

Creo que ante todo debemos tener calma. Vamos a escuchar muchísimas cosas en estos días, muchos globos de ensayo, muchas operaciones políticas y mediáticas, muchas bombas que se verán reflejadas en la realidad, muchas bombas que nunca ocurrirán, va a haber de todo. Y tenemos que serenarnos, por nuestra salud. Pero eso no quita que hay que estar atentos. Después de lo del domingo, todos saben que para cagarnos no pueden juntar de nuevo a 50.000 hinchas de River. Por eso es que van a tratar de desmovilizarnos primero y destrozarnos después.

Por suerte, estoy seguro que somos muchos los que nos uniremos ante nuestras diferencias para defender a nuestro glorioso River. Porque a pesar del dolor, de las lágrimas, hoy más que nunca A RIVER LO QUIERO.

Por: Matías

Con los códigos de la mafia

Esta vez se equivocó, todo no pasa. Enemigo público número 1 junto a Aguilaucha

A esta altura, es difícil no encuadrar el descenso de River Plate en la realidad política nacional. Estamos hablando de un hecho traumático para una gran parte de la sociedad y otra gran parte de la sociedad utiliza este hecho para sus conveniencias políticas. Son tan HDP que ni siquiera nos dejan hacer el duelo tranquilos. Pensaba que esta semana no haríamos posteos y que podría dejar caer algunas lágrimas pero la verdad es que nos siguen enfureciendo y provocando. Demasiada gente se regocija en nuestro dolor y demasiada gente es cupable de estos sentimientos. Sinceramente habrá que capitalizar este momento y no olvidar ni perdonar jamás. River Plate no debe dejar de recordar este dolor. Los hechos se van sucediendo tan deprisa que a nadie le importa que se juegue en 2 días la copa américa. Tantos son los hechos que hasta cuando escribo ya hay otros nuevos temas que salen a la luz.

Empecemos por uno de los hechos más importantes de esta semana. El mensaje que mandó el Padrino el lunes fue muy claro y nadie parece querer mencionarlo. La defensa que impone este tránfuga sobre su títere tiene alguna razón de ser y la presión que ejerce sobre nuestro presidente es inaudita.

Que significa la frase “A pesar de que la B Nacional es un torneo muy complicado y competitivo, la manera de volver a Primera no es ningún misterio. Tiene que pasar el tiempo, hay que callarse y escuchar. Con orden, haciendo las cosas bien, se puede volver a Primera"

El descaro de este hombre es fenomenal y no hay que leer entre líneas, lo deja clarísimo “callarse y escuchar”. Así como su anterior amenaza había sido “las cosas se dan como se tienen que dar… el descenso no es la muerte de nadie… Este chico es nuevito como dirigente y tendrá que tener su tiempo… ya se va a curar… que se ponga un anillo como el mio, TODO PASA… hay gente malagradecida a la que ayudas y después te traicionan”

Nosotros no lo quisimos aceptar pero este tipo tiene el poder y el descaro de chuparle todo un huevo y demuestra su poder con acciones y sin piedad. No conforme con las medias tintas, esta vez quiso ser más claro. Ante la amenaza permanente de mostrar los resultados de la auditoría, el Padrino decidió apuntar todos sus cañones al corazón del Káiser. Parece que al amenazar DAP con mandar a juicio a Aguilaucha, debieron saltar algunos resortes del código mafioso o los intereses económicos de algunos socios. Ya sea por solidaridad, necesidad o protección, Grondona actuó y ahora manda el mensaje bien claro… el torneo de la B es muy difícil y si no te callas y escuchas no vas a volver, el tiempo pasa y yo decido cuando volves. De hecho, la quita de puntos va a ser decidida por la AFA. Alguien cree casual la decisión de poner a Lousteau frente a los bosteros o a Pezzota en el partido definitorio (en un comentario, apenas se lo eligió dije que este sería nuestro mayor problema). Grondona tiene sus árbitros incondicionales que siguen sus directivas y está claro que Pezzota debía salvar a Olimpo frente a quilmes y ahora ayudar a Belgrano. Como dijo el árbitro Ruiz, esto no se hace en lo evidente sino con las pequeñas acciones. El mal arbitraje de Pezzota se nota en lo evidente de su perjuicio hacia River pero la orden de Grondona se nota a lo largo de 6 torneos. Hay que mirar la forma en que se dirigió a Arsenal y a River en los últimos 6 partidos y podremos ver como digita todo.

El problema de la pelea entre DAP y Grondona, es que en el medio está River Plate. Ambos están usando a River para doblegar al contrincante. Sin embargo no son los únicos que se quieren beneficiar con la lucha. A esta altura también está claro que River Plate es parte de la lucha entre el gobierno nacional y la oposición. La liberación de zonas para las agresiones, la apertura de una puerta para ingrese gente a la zona más cercana a la cancha, la liberación del vestuario del árbitro, la provocación policial a los hinchas cuando salían tranquilamente y con evidente dolor… marcan a las claras una actitud policial, un conflicto entre el gobierno y la cúpula de la federal que no es la primera vez en que se ve perjudicado el fútbol. Las luchas no terminan en esto, también hay que nombrar la tarea del multimierda pidiendo sangre constantemente, pidiendo mayor dureza contra River e inventando todo lo posible. Macri desde la ciudad no es ajeno a todo esto y pone su otro granito como también lo pone Hadad con su C5N. Todos se disputan el poder e intentan generar el caos que le de la posibilidad de cambiar el presente que los tiene como derrotados. Todo vale, exigir castigos que nada tienen que ver con los antecedentes sobre casos similares o igualar este hecho con otros que nada tienen que ver; mentir descaradamente para conseguir más ventas o más descontento.

En este momento River es el señuelo para que alguno de un mal paso y quede mal parado, para conseguirlo le van pegando a River Plate. Hoy los medios están pidiendo quitar 30 puntos, jugar 20 partidos de visitante, jugar partidos sin público, que no cobre los 30 millones de pesos sino 4 (cuando estatutariamente el primer año en la NB se cobra igual que en primera), que no vaya el público visitante a ningún partido (a esta altura pienso que económicamente le conviene a River pero provocará grandes problemas de violencia)… sería bueno que River iniciara una investigación sobre el árbitro que nos está denunciando y sobre los jefes del operativo que permitieron tantas barbaridades y se desligue de los delincuentes que arrasaron con el club enojados porque ya no cobraran las ganancias que hay en primera división.

Todos buscan sus réditos. Los clubes de la A lo buscaron y los del Nacional B lo harán ahora. Insisto en que abrieron la caja de Pandora y nadie sabe donde terminará esto. Buscan ponernos de rodilla y nosotros lo permitimos. DAP no quiere escuchar ni ser ayudado y no le importa que River reciba cachetazos, mientras que mucha oposición le sigue el juego a Grondona y no tienen problema para ponerse en 4.

Estamos jodidos, entre el autismo y la entrega. ¿Qué nos deparará el futuro si no reaccionamos?

Por Charro.

martes, 28 de junio de 2011

¿Este es el camino elegido?

Una decisión apresurada que esperemos que salga bien. Buena suerte Pelado.

Apenas habían pasado 24 horas del momento más conmocionante de nuestra historia y el presidente se reunió con su gente para cerrar filas y tomar su primera decisión. Eligió como nuevo DT para le momento más complicado de nuestra historia al “Pelado” Almeyda.

Nadie puede negar hoy que los tiempos cambiar. En 1972 el equipo no salió campeón por un afano impresionante y el presidente dijo que él no ponía plata para que no nos caguen. River era el mejor y debía demostrarlo en la cancha sin los artilugios de los otros. Automáticamente la gente se lo recriminó y Kent decidió dejar su puesto. 40 años después un presidente desciende por primera vez de categoría y la respuesta del presidente es “de acá solo me sacan con los pies para adelante”.

DAP viene demostrando que lo que exhibió como mayor virtud (no ser político), es en realidad parte de su mayor defecto. No es político y no sabe hacer política, con el agravante de que es soberbio y entonces no escucha tampoco a los que hacen política. Pretender tomar decisiones solo en este momento tan difícil y particular demuestran que no logra tener la humildad para escuchar a sus colegas. Debería apoyarse en el sufrimiento del hincha para dejar de hacer mal las cosas.

Cuando hay que tomar calma y dejar pasar algunas horas para asumir que ya no estamos en primera división, tomó la decisión de contratar al Pelado. Desde ya que todos le deseamos la mejor suerte y el mejor torneo posible pero también está claro que la mayoría no lo ve a este momento tan complicado como el momento para hacer pruebas. Todos amamos la actitud que tuvo el Pelado y todo lo que hizo en esta vuelta. Sería una gran alegría que pudiera llevarnos a primera, sin embargo, vuelve a ser una jugada de muy alto riesgo y no pareciera ser el momento para hacer algo así. Esto asusta, no por la decisión sino por la forma y la rapidez. Es una jugada de riesgo y que patea el tablero. Una jugada como la de Cappa que podrían ser viables en otro momento pero ahora… Cuando trajo a Cappa poca gente estuvo a favor, quería ser el único artífice de la salvación y le salió mal.El problema es que no muestra autocrítica y vuelve a tomar decisiones rápidas y poco meditadas y consensuadas. Pareciera que jugamos constantemente a la ruleta rusa.

Al ser tan personalista en sus decisiones, corre el riesgo de empecinarse en sus errores. Hace oídos sordos cuando necesita el consejo, cierra sus ojos a la presencia de otras voces que se le acercan. La amenaza de Grondona (que de todas formas intenta frenar cualquier investigación contra Aguilaucha) fue brutal y necesitará el apoyo de todo el club si quiere enfrentarlo (este tema merecerá otro posteo).

Esperemos que pueda oír y que les permita a todos los jugadores que quieren volver para dar una mano. Es genial la velocidad con la que salieron Cavenaghi, Garcé, Domingo, Chori Domínguez, Fabbiani, el Burrito a decir que daban una mano desinteresada. Claro que la medalla principal se la lleva Lux, el arquero pidió volver a dar una mano y vendrá a reconciliarse con DAP. Después de todo lo que se dijeron, que venga a pedirle perdón y pedirle que dejen de lado los rencores por el bien del club, me parece que es el tipo de gestos que estábamos esperando. Cuando empezamos a escuchar que casi todos los jugadores que no eran del club se van a ir, es bueno saber que se puede contar con los jugadores que se criaron en el club. Esta es la actitud que estábamos esperando y al fin llegó.

Hoy decían que varios de estos jugadores es más que probable que se queden (de la misma forma que será casi imposible mantener a las compras de estos años) y puedan cumplir el sueño de todos nosotros de tener figuras en el plantel. Por otro lado, la necesidad de equilibrar cuentas, significa que debamos vender jugadores (en el programa de Fantino dicen que Pereyra está vendido en 4 millones de euros y el Benfica vuelve por FM pero ofrecería solo 3 millones.

Mis saludos al Pelado y esperemos que sea un torneo en paz, con un rápido resultado deportivo.

Por Charro.

lunes, 27 de junio de 2011

Golpe al corazón

Hoy nos dieron el golpe de gracia pero resurgiremos como el ave fénix

Golpe durísimo el de hoy. El partido, la impotencia, la convicción de que nos querían castigar y nosotros hicimos todo lo posible para darles el gusto, la locura, la furia y el dolor desatados tras el partido, todo transformó a este día en uno de los más tristes de nuestras vidas. Tanto es así que muchos no caímos aún. Tanto que pensé en no escribir y tirarme en la cama hasta que la pesadilla termine.

Después de leer el posteo de Dalmassito, me queda claro que sólo los hinchas de River Plate podemos entender el dolor que se siente hoy. Por mi cabeza pasan los recuerdos con mi viejo, tantas tardes de alegría y tristeza por ganar o no algún partido o algún título, sentarnos a compartir una transmisión de radio mientras mi viejo hacía que le costaba ganarme al ajedrez o mientras supuestamente me escuchaba mientras practicaba lectura o alguna vez que lo esperé hasta que llegara a casa después de trabajar para festejar algún triunfo en un día de semana. Estos son los recuerdos que nos marcan a muchos hinchas de River Plate. Para muchos, esto es simplemente fútbol, una pelotita que patean unos pataduras y no pueden entender las lágrimas de la gente desconsolada; gente a la que la única reflexión que les queda es “el descenso no es la muerte de nadie”

Lamentablemente, para el sentimiento de los hinchas de River Plate, sí es la muerte de alguien. Es un hecho antinatural que fue tapa en el mundo entero y que nos hermanó con gente de todo el mundo (saludos para la gente de todas las filiales que lo sufren desde la lejanía y especialmente para Santiago y gente como él que no deben poder con su bronca). Hablando con Enrique me contaba que Nietzche utilizó la frase “dios ha muerto” como forma de hacer entender que la idea de un D’s ya no era necesaria. Para muchos hinchas de River Plate, nuestro club es una entidad superior, casi perfecta; un lugar que aglutina lo mejor, que nos da todo y al que le damos todo. Un lugar que nos une con nuestros amigos, un lugar donde ponemos nuestro corazón y la familia puede sufrir y festejar junta. River Plate era el legado de unos jóvenes que tuvieron los ideales como los tiene cualquiera de nosotros y tuvieron el orgullo de llevarlo adelante. Un refugio de millones de personas que se unen en un mismo sentimiento.

En estos meses, algunos comentarios eran “esto es River” y recién en estos últimos días me di cuenta porque me molestaba esta frase. La verdad es que, esto que nos dejaron, no es River Plate. Nosotros, como hinchas, como enamorados de nuestros colores, seguíamos viendo la camiseta y seguíamos pretendiendo lo mismo de nuestros jugadores, nuestros dirigentes y nuestro club. Cuando se fue el delincuente que tuvimos como presidente pensamos que se llevó la plata y nos hizo un agujero enorme pero ahora debemos darnos cuenta que se llevó al River Plate que nosotros conocimos.

Hoy, tarde, nos dimos cuenta que este equipo no era River porque no tenía la categoría para jugar los momentos calientes, estos dirigentes no son River porque no tienen la picardía ni conocimiento para afrontar un momento complicado, esta barra no es River porque destruyen nuestro club, cobran por pegarle a la gente y se enfrentan por un botín sin importarles un carajo el club. Este River que nos dejaron es una cáscara vacía a la que nosotros quisimos seguir viendo como la recordábamos.

Es cierto que para nosotros podrá o no seguir siendo el mismo River. Podremos sufrir en el Nacional B siguiendo al equipo y haciendo los viajes con amigos, podremos seguir haciendo sacrificios por nuestros queridos colores como si nada hubiera pasado pero… ya nos marcaron a fuego con un dolor indescriptible. Hoy nos dieron el acta de defunción de esa deidad que teníamos y habrá que empezar de nuevo con nuestro amor porque sino es así, estamos perdidos y condenados a ser un club mediocre con una masa impresionante de hinchas enfervorizados.

Muchas veces hablamos de refundación. Supongo que será la hora de unirnos todos y buscar la forma de volver a ser quienes fuimos. La hora de cambiar este presente para construir un futuro digno de la historia de nuestro club. La hora de comprometerse cada uno desde el lugar que puede. Comprometerse a buscar el bien del club y no a chuparle la sangre. Comprometerse a hacerse socio y a votar el día de las elecciones. Comprometerse a preguntarle a las agrupaciones que es lo que quieren para el club y averiguar como lo consiguen. Comprometerse a no cerrar los ojos y a que no nos hagan callar porque el silencio y la vista gorda solo benefician a quienes quieren llevarse todo sin costo alguno.

El virus ya lo contrajimos y no supimos detectarlo, el golpe ya fue recibido y nos dejó en el suelo, ahora hay que darle un sentido a este sufrimiento y hacer algo tan glorioso como lo que tuvimos. Es hora de hacer nacer nuevamente a River Plate y eso se logra entre todas las personas de bien y con amor por la institución; no hay otro camino.

Por Charro.

domingo, 26 de junio de 2011

Una vigilia diferente

Angel, aliéntanos desde el cielo y ayudanos...

Que semana de sensaciones únicas! Una semana que nunca olvidaremos. Un partido que quedará grabado en nuestros corazones. Una fecha que esperemos poder recordar como el día en que River Plate resurjió del largo letargo impuesto por una dirigencia estafadora.

La cantidad de enseñanzas que nos está dejando esta situación es impresionante y hoy es el día en que esperemos ver sus frutos. El amor incondicional transmitido por los hinchas es único, hemos logrado vencer el desánimo que se nos intentó introducir desde los medios hace una semana y hoy pudimos demostrar que aún estamos de pie.

Miles de personas hicieron lo imposible por estar acompañando al equipo. Centenares de personas mostraron fervorosos su amor al paso de las combis que llevaron al equipo hasta el Monumental. El acompañamiento fue permanente y de aliento, papelitos, banderas, camisetas para mostrar el amor ilimitado. El equipo llegó hasta el Monumental y la locura se trasladó al hotel donde está el equipo de Belgrano, a esta hora, la manifestación es con bombos y bombas de estruendo (al mejor estilo de los partidos de copa continental) pero sin ningún tipo de desórdenes aunque la policía está preparada.

Todos intentamos poner nuestro granito de apoyo para que el equipo se sienta protegido esta tarde. Roguemos que esta tarde todo salga bien y podamos sentir el alivio que hace tanto tiempo perdimos. Ojalá esta noche podamos descargarnos y podamos dormir con la tranquilidad de haber pasado el momento más difícil.

Que D’s oiga el ruego de millones de personas y podamos tener una jornada de paz y alegría.

Salud River Plate.

Por Charro.

sábado, 25 de junio de 2011

Un poco de catarsis

 El domingo habrá que ir con todo el repertorio. Aliento permanente.

En estos días estamos conmocionados. Pasan muchas cosas. Banderazos, broncas, amenazas, desubicaciones, rumores, de todo. La semana que viene, por otro lado, veremos si el comunicado de ayer de DAP fue una amenaza a Grondona, un abrir el paraguas por las dudas, un intento desesperado de despegarse, una cuestión de instinto de autoconservación o supervivencia, o un nuevo bleff.

No quiero criticar a nadie. Personalmente no estoy de acuerdo con algunas cosas que veo, pero mi opinión tiene poca importancia acá y ahora. Por otro lado, en este momento cada uno hace lo que puede. Quiero decir, no actuamos “como debemos”, ni siquiera “como queremos”… sino apenas “como podemos”.

Pero lo que quiero decir ahora es otra cosa. Lo que quiero expresar es que (casi) nadie habla de fútbol. Y como dije ya el miércoles, Belgrano es un buen equipo, pero perfectamente “ganable”. Es decir: creo que son menos que nosotros, y no dudo que si el partido del domingo fuera la cuarta o quinta fecha de un campeonato cualquiera, los 3 puntos se quedarían en casa.

Por eso es que en un poseo anterior hice un comentario acerca de levantar anímicamente al equipo: lo futbolístico no se remonta en 3 días, pero lo anímico sí. Y por eso (aunque algunos anónimos me insulten) no me parecen conveniente las amenazas a los jugadores. Noten que ni hablo de ética sino de conveniencia. Hacerles saber cosas es imprescindible; amenazarlos es contraproducente. Si anímicamente el equipo de una vez por todas saca coraje, el milagro no estará tan lejos. Si se apichonan como hasta ahora…

El domingo haré lo que humildemente creo que todos deberíamos hacer. El domingo estaré alentando, desde el minuto 1 y sin enloquecer a los jugadores si pasan 10, 15, 20, 25 minutos sin poder abrir el marcador. Y espero que seamos 60 mil en la cancha, y miles en la puerta, en los alrededores, en cada calle, en cada bar. No todos podremos estar en el Monumental, pero sí todos podemos ser partícipes de un día que (pase lo que pase) no será un día más en nuestras vidas ni en la vida de nuestro River. Hay que hacer sentir la presión, pero de una manera inteligente; no invadiendo la cancha para pegarle una patada voladora a Arano o prepotear a Román. Hay que presionar a los rivales, al árbitro, a los jueces de linea, a los neutrales y a todos los que se les ocurra, incluyendo periodistas, policías, gobernantes, dirigentes, y mafiosos (perdón, quise decir “dirigentes de AFA”).

Presionar no es linchar; es PRESIONAR. Que a todos les pese la situación. Que los delanteros de Belgrano se caguen en las patas si se encuentran frente a Carrizo y la tiren afuera. Que los defensores se pongan nerviosos y pifien o se lo hagan en contra. Que el arquero se distraiga en medio de la caldera y se le escurra la pelota de las manos. Que Pezzotta piense dos o tres veces ante de pitar algo en nuestra contra. Que los jueces de linea sufran cada vez que nos tengan que levantar la banderita y (asustados) se apuren en cobrar cuando atacan ellos. Que los Marcelo Araujo piensen dos veces antes de hacer un chiste sobre nuestro presente, temerosos de la gente que los rodea. Que los pseudo periodistas partidarios sufran pensando que no nos vamos a olvidar que durante muchos, muchísismos años fueron complacientes (cuando no cómplices) de lo mismo que ahora critican. Que los policías recen que nos salvemos del miedo que tengan. Que los gobernantes nos ayuden a zafar temiendo lo peor, el desastre y el caos que pueda ocurrir después de las 5 de la tarde. Que los maf… digo, que los dirigentes de AFA teman el desborde que podría seguir a nuestro descenso y el caos que se los puede llevar puestos.

Y que nuestros jugadores sean 11 ó 14 gladiadores. Que entren a la cancha sedientos, que sean leones heridos en busca de sangre, aves de presa buscándole la yugular al rival. Con laminada penetrante, la actitud combativa, la intención de jugar al fútbol y de dejar todo. Que salgan decididos, sabiendo que el milagro es posible. Que ataquen y atraquen al rival, para que cuando las 11 camisetas celestes se acomoden en el verde césped, ya están perdiendo al menos 1-0. Que salgan embebidos en el clamor de la gente, con inteligencia pero también con enjundia. Que arrinconen de entrada al rival, que lo metan primero en su campo, después en su área y finalmente en su arco. Que sean luchadores que no se den por vencidos ni aún vencidos. Que jueguen por la camiseta, por el prestigio que les queda. Que entren a la cancha convencidos que hay un solo resultado posible.

Porque muchos creen que ganar por dos es imposible. Hagan como aquellos viejos guerreros, que como no sabían que hacerlo era imposible, fueron y lo hicieron.

Por Matías

viernes, 24 de junio de 2011

¿Nos hundimos en la desesperanza o intentamos?

La policía no supo actuar ante una manifestación de 600 personas en el Monumental, esperemos que el domingo no deban actuar.


Mierda! Hablas con alguien y duele, miras cualquier cosa en la TV y duele, lees los comentarios y duele, ves una manifestación y duele, ves el partido y duele, intentas dormir pero como es imposible sigue doliendo. El domingo nos jugamos muchísimo pero la mancha ya está hecha, el cachetazo de realidad ya lo recibimos y habrá mucha tela para cortar en el futuro. La frase “ni olvido, ni perdón” se grabó a fuego. Es tristísimo ver hasta donde caímos, la barra entrando a la cancha y manejando nuestro futuro deportivo, los dirigentes hablando tonterías y sin actuar, los jugadores y el cuerpo técnico sin la menor reacción, la gente enceguecida en la desesperación y la desesperanza… ¿No estamos haciendo todo lo posible por anunciar nuestra muerte?

Creo que nadie había tomado la real dimensión de lo que podría pasar el domingo. Nadie previo la alternativa de no tener a River Plate en primera división. Nosotros nos dejamos llevar mansamente hacia el matadero sin creer que alguien pudiera matar al toro reproductor. Los hinchas no quisimos creer, los dirigentes pensaron que era imposible y la dirigencia nacional ni pensó en este tema. Nos robaron, nos vaciaron y ahora venía algo folklórico, pero nadie dimensionó el sentimiento del hincha de River Plate, todos pensaban en unos cuantos loquitos que se la tendrían que bancar y ahora estan viendo el dolor de millones de personas que, en muchos casos, ni siquiera pisaron alguna vez la cancha. Esto afecta desde la esposa que ve sufrir a su esposo y a sus hijos hasta el tipo que no entiende de fútbol pero ve el sufrimiento de su amigo. Nadie lo entiende, todos pensaban que era una tontería, pero todos chocan con el sentimiento inexplicable de la multitud millonaria. Se hablan muchas pavadas en los medios pero la realidad está en lo que pasa en el corazón del hincha de River Plate.

Yo tengo una mirada muy apocalíptica de lo que podría pasar el domingo si ocurriera lo peor, las imágenes de hace unas semanas en Canadá no me parecen extrañas, la palabra estado de sitio puede sonar a imposible, pero la furia que se está empezando a desplegar nadie sabe hasta donde llegará. Que juguemos el domingo en el Monumental después de lo que pasó en Córdoba es ilógico si hablamos de castigos merecidos pero pasa a ser lo más lógico cuando vemos la furia contenida en los hinchas. No quiero imaginar el domingo sin público en el Monumental porque muchos de los 50 mil hinchas que habitualmente vamos, estaríamos dando vueltas por la zona y muchos otros estarían en bares a lo largo del país. Una cargada o un festejo puede significar el principio del caos. A mi modo de ver no habría forma de contener el pandemonium que se abriría. Basta con leer la furia y desesperación con que nos expresamos en los blogs y foros para entender lo que podría pasar. Una simple palabra puede ser motivo de pelea por la “increíble” irritabilidad imperante.

En esta furia y desesperación estamos olvidando un “pequeño” hecho fundamental. El domingo jugamos un partido en el Monumental contra un equipo muy inteligente pero inferior. Un partido en el que debemos ganar y convertir los goles que tanto nos costó convertir en todo el año pero es un partido aparte. Un partido en el que tendrán que jugar algunos pibes pero Ferrari y Almeyda estaran al costado del campo apuntalándolos. Un partido en el que la mayoría no tiene confianza pero que debemos ganar, un partido en el que se cometerán errores pero habrá que seguir empujando. Es a cara o cruz y de la misma forma que las 60 mil personas podrían presionar a nuestros jugadores, es seguro que presionaremos a los jugadores de Belgrano. ¿Por qué vamos a estar muertos antes de jugar?

El domingo no alcanzará con las 60 mil almas dentro del estadio, necesitamos que haya otras 60 mil almas dando vueltas en los alrededores del estadio, que los jugadores de Belgrano entiendan que juegan contra River Plate, que todo el mundo entienda el apoyo que tiene River Plate aún en los peores momentos.

Hay muchos que hoy quieren escupir la bronca que no supieron escupir en los últimos 10 años, muchos que no quisieron decir nada contra Aguilaucha y que ahora ven la caída libre. Sería bueno que guarden todo esto para la semana que viene (especialmente si aún estamos en primera división) y que este domingo estemos todos junto a River Plate, ya sea en el Monumental, en las cercanías o en un rezo permanente hasta la finalización del partido.

Ojalá que el domingo no se abra la caja de Pandora.

Por Charro.

jueves, 23 de junio de 2011

El peor escenario

Una manera de hundirnos un poco más...

¿Alguien puede creer lo que nos está pasando? ¿Hay alguna forma de despertarse de esta agonía/pesadilla? ¿Tanto daño junto se puede hacer? ¿Tantas cosas juntas pueden estar tan mal? ¿Hay una persona que todavía cree que no hay una posibilidad de que nos vayamos y que nos salven?

Cuando empezamos este torneo el descenso era una alternativa si no se hacían bien las cosas. Se hicieron mal y ahora tenemos todos los números. Recién hoy todos tomaron conciencia de lo que puede pasar. La reacción de hoy de la barra entra en las vergüenzas del fútbol argentino, hoy se está decretando la destrucción total del club en casi todos los ámbitos. En lo económico estamos hundidos y recibir menos plata podría ser un golpe de estrangulación (?), en lo deportivo peor no se puede estar, tenemos una dirigencia corrupta, el quiste de una barra sicaria, carecemos de poder a pesar de la estructura y la historia, enceguecimiento y furia en el hincha… ¿que más nos falta?

El dolor que sentimos los hinchas es indescriptible, no hay forma de que nos sigan pegando y sin embargo seguimos recibiendo golpes. Gente amiga fue a Córdoba y no podían creer lo que pasaba cuando entraron esas personas. La TV no quiso mostrar los gases lacrimógenos que se tiraron cuando se estaba reanudando el partido, hubo gente que salió de la cancha y hubo gente caída afuera, un hincha fue con la gorra de DAP (esa que tiene el símbolo del gallo) y lo molieron a golpes (no la barra sino la propia gente de River). Así estamos perdidos como institución.

¿Con este escenario que se puede esperar? Sigue siendo un dolor insoportable el resultado deportivo pero duele el alma ver todo lo que rodea a River Plate. Estamos pagando un precio altísimo por no haber reaccionado contra Aguilaucha y haberle permitido que nos siguiera dañando. En lo deportivo se podría decir que no estamos muertos, estamos perdiendo 2 a 0 el primer tiempo y solo necesitamos empatarlo pero… empiezo a preguntarme ¿para qué? ¿Esto es River? Estan muy equivocados, esto es una mala copia que nos dejaron y nosotros nos tragamos que sigue siendo el original. Aguilaucha nos robó la institución que teníamos y DAP no hizo nada por recuperarla.

Que maldición! Cuanto dolor! Ya no se en que idioma pedirle a D’s para que haga milagros con River Plate, el problema es que ya no sabemos cual sería el milagro.

Por Charro

miércoles, 22 de junio de 2011

Es el primer tiempo...

Alentemos desde donde estemos y el domingo sigamos...

Cuantos nervios!!! Cuanta incertidumbre. Este es el momento para decir: “Vamos River, carajo!!!”.

Va a ser un partido en el que ninguno va a regalar ni un centímetro del campo de juego en el primer tiempo, se van a estudiar al máximo y recién en el segundo empezarán a apretarse un poco. JJ se juega por un planteo que le costará muchísimo implementar en el Monumental. D’s quiera que sea el planteo necesario para ganar este partido.

En este momento solo importa rezar por el equipo y confiar en que salgan bien las cosas, roguemos para que nuestro arquero haga lo mejor que sabe hacer, que los defensores cierren bien todos los circuitos y que nuestros delanteros puedan marcar cuando se den las oportunidades.

Esperemos que todos nuestros jugadores terminen bien el partido y puedan hacer lo mejor posible en el Monumental. Las entradas están casi agotadas y habrá que intentar poner más localidades en venta.

Ahora, con los nervios de punta, alentemos al equipo desde donde estemos. Buena suerte River Plate!!!.

Por Charro.

Unidos contra viento y marea

Centenares de ratas salen a la luz. No habrá que olvidar a cada personaje que puso el dedo en medio de la herida.

Muchas cosas estan muy mal, muchas cosas se hicieron muy mal, muchas cosas se siguen haciendo mal pero la realidad es que jugamos un partido de 180 minutos determinante para nuestro futuro y si en este momento no estamos unidos, nos devorarán los de afuera.

Hoy quise romper un poco la veda televisiva que estaba teniendo porque imaginaba lo que podía llegar a ver. Vi 15 minutos de C5N a la mañana y eran alevosos los títulos, escucho a Matías Martin y cuenta que no puede creer la cantidad de video graphs y cargadas con las que se estaban despachando en ese canal. Veo un informe en la tele y son alevosos los títulos de Clorín y Olé durante estos 3 días (solo usan las palabras miedo, descenso y derrota, pareciera que juega el último de Albania contra el Barsa), a estos grupos se suman los personajes de TyC (con Farinella a la cabeza, increíble) y empiezo a darle la razón al informe que estaban poniendo.

Mientras los hinchas de River decían que a nadie le conviene que River deje la A y que todos nos apoyarían, la realidad demostró que todos pueden sacar su ventaja de tener a River en el Nacional e hicieron todo lo posible por tenernos allí. Lo más evidente se ve en el multimierda, ellos tienen los derechos de la televisación del nacional B, es un hermoso regalo recibir a River sin pagar casi nada y encima sin poder ir de visitante (sumado a Central, los ayudaría muchísimo), de ahí la feroz campaña (que se multiplicará en los próximos días, especialmente si hay una ayuda para River o si Belgrano no logra ganar). Lo de Hadad (que alguna vez dijo ser de River) viene por una venganza personal, puso muchísima plata y staff de su canal en la campaña de D’onofrio como para que ahora no intente recuperarla rapidamente.

En medio de estas campañas, el gobierno nacional tampoco hace nada porque le alcanza con haber puesto el fútbol para todos, ya comprobamos como es el beso de Judás (a esta altura no me extrañaría que Grondona quisiera equilibrar el enojo del multimierda dándole a River y de paso destruir a su enemigo DAP) y ahora podemos escuchar a la gente de otros equipos disfrutando por nuestra situación. Hoy es el sueño de todos los hinchas del Nacional poder enfrentar a River (todavía me suenan las palabras del presidente de Boca Unidos cuando estuve en Corrientes y debían jugar contra Central “lo jugaremos a muerte porque es el partido más importante de nuestras vidas, es para entrar en la historia”). No hablemos de las millones de personas que no tienen idea de lo que es el fútbol y disfrutan del morbo de ver el sufrimiento ajeno (que no entienden y mucho menos pueden valorarlo).

Con todas estas contras deberá enfrentarse River Plate, pero no está solo. Centenares de hinchas le estan haciendo el aguante permanente a los jugadores, el aliento es continuo y las 24 horas, en el hotel y en el entrenamiento. Estamos solos pero sabemos que somos muchos. Nos quieren descender pero debemos poner el pecho y rebelarnos. Basta de ser dóciles ante el destino que nos quieren imponer.

Basta de entregar una popular de 15 mil personas e impedir que vayan los hinchas de River a la Centenario, basta de ser generosos con el visitante que nos maltrata cuando vamos a su cancha. El domingo no habrá que llenar solamente el Monumental, tendremos que ser decenas de miles fuera del estadio para que el equipo visitante sepa que se enfrentará a 50 mil almas dentro del estadio y otras 50 mil o más fuera del Monumental.

Estamos solos pero debemos ser más que las ratas. Es cierto que lo que no mata fortalece, es cierto que no habrá que olvidar esta daga que nos clavaron, pero en estos 180 minutos habrá que demostrar quien es River Plate... y esto es una tarea de todos.

Por Charro.

martes, 21 de junio de 2011

CULPABLES

 En la crisis de River Plate se pueden poner decenas de fotos y nombres. Hay demasiados culpables.

Es la búsqueda que como fiscales debemos hacer los riverplatenses. ¿Quiénes son los autores materiales e intelectuales, del peor momento deportivo e institucional de River Plate?. ¿Qué pensaran en algún lugar del cielo, los fundadores de nuestra divisa?. ¿Y aquellos que los sucedieron y forjaron el destino de grandeza?. Imagino a Leopoldo Bard dándole una merecida cachetada a Aguilar. Y al gordo Liberti enseñándole la puerta de salida a Passarella.

El mundo del fútbol está minado de frases hechas. Por ejemplo, y para este tiempo de River Plate las siguientes: “Este es el resultado de tres temporadas”, o “el descenso no es la muerte de nadie”. Utilizando estas sentencias como disparadores es hora de balances. Si bien es cierto que este aciago momento es la cosecha de tres temporadas, existen múltiples responsables y corresponde hoy más que nunca darles la notoriedad que merecen. Porque esta historia está llena de traidores. Se considera traición renegar con dichos o acciones (voluntarias o no), un compromiso de lealtad hacia una idea, asociación, o grupo de pertenencia. La mafia aniquila a sus traidores sin contemplaciones. Es considerada la peor ofensa que se puede cometer contra la organización. Para fortuna de los traidores riverplatenses, el amor de los hinchas es incondicional, puro, genuino, auténtico. Eso pone a salvo sus vidas, por no tratarse de un grupo mafioso de hinchas salvo, claro está, los asalariados del tablón, que responden a partir de la recompensa pautada. Pero ellos no son hinchas. Son mercaderes.

El primero de los responsables es José María Aguilar, Presidente de tres campeonatos de estos seis. Tras la insípida conquista del Clausura ’08, decidió conjuntamente con Simeone la salida de unos de los mentores de aquel título: Ariel Ortega. Su salida fue por lo menos indecorosa para el último gran ídolo riverplatense. El declive definitivo del peor Presidente de la historia de nuestra Institución había comenzado, luego de contrataciones de poca monta durante toda su gestión, transferencias millonarias de genuinos productos del semillero y derrotas coperas llenas de oprobio. El Cholo fiel a su estilo, se escapó (igual que en Estudiantes). Allí se encendió la primera señal de alarma: River Plate inéditamente salió último en una competición local. Gorosito fue su reemplazante, que tras su discreto primer certamen, debió marcharse tras la gira por Canadá, a sabiendas de que no habría refuerzos. Su final era anunciado, entonces ya con las elecciones encima, Aguilar contrató a Astrada, rey de los perdedores (luego fundamentaré), condicionando al ganador del escrutinio. El Jefe (otro que se escapa), cobró hasta el último centavo tras su despido telefónico en Tucumán. Un agradecido. Bien puede decir que River Plate le dio todo.

El día 6 de Diciembre de 2009, por 6 votos ganó el 6. No me agrada para nada la junta de esos números. Todos saben porqué. No parecen ser un buen presagio. Este hombre, que dos años antes se fue por la puerta de atrás como DT, habiendo sido por dos temporadas el Primer Ministro de Aguilar, llegaba a la Presidencia sin hablar, inyectándose ketchup y escurriendo una camiseta. No debatía porque nadie sabía de fútbol como él. Prometía una auditoría que no fue más que un fraude y sonajero electoral. Prometía comunicarse desde su página web de campaña, que prontamente desapareció. Prometía refuerzos de categoría y con pasado riverplatense. Se jactaba de ser el único capaz de lograrlo. Y así llegaron Canales, Rojas, Díaz y Abecasis. Un caradura. Trajo a Cappa y se lo cargó en un rato. Advirtiendo que la Promoción era un hecho tangible para River Plate, contrató a Carrizo y Pavone. Seamos realistas. River Plate no paga, por eso ambos exigieron dinero adelantado, y además porque Vélez, que sí tiene dinero y paga, no necesitaba ni un arquero ni un 9. Sino se los hubiera llevado. Ya lo tiene a Silva, que Passarella decidió no contratar por la gestión de Canales. Bien por el que tanto sabe de fútbol. Para las Divisiones Inferiores hablaba de un proyecto y allí ubicó a J.J.López que no tiene antecedentes que ameriten su asunción a dicho cargo. Lo reclutó luego para la Primera División, en señal clara de que no existía proyecto alguno para la cantera. Y para el semestre definitivo llegó Bordagaray, que no sabemos que es porque no jugó. “Es una apuesta a futuro” se dijo, pero el futuro llegó para River Plate… hace rato.

En suma, queda claro que el padre de esta criatura es Aguilar, pero Passarella adquiere mayor responsabilidad aún por ser su fiel continuador. Porque prometió y no cumplió. Porque jugó con nuestros sentimientos. Porque tuvo tres campeonatos para revertir la situación. Porque en lugar de “hablar” con Grondona a solas, mostrando esa ridícula hombría que se precia de tener (me pregunto cuando se peleó con alguien, porque en esa historia de Mar Chiquita, estaba Pizzarotti), lo hizo como un llorón. Y River Plate que somos nosotros no llora. Sufre. Por tanto no nos representa.

“Como duele River Plate” decía el Escribano Julián William Kent. Y me preocupa la casi nula reacción tras la derrota con Lanús, no hubo pueblada en el hall. Recuerdo algunas por menos de esto que estamos viviendo. Estamos mal. Alguna vez expresé que River Plate era el Titanic. Lamentablemente o me equivoqué. Estamos camino al abismo. River Plate necesita conducción. Pero el que manda más en River Plate está en etapa de decadente latin lover con damas equivocadas. No cambia más, ni tan siquiera sabiéndose casi un sexagenario. El hombre está hecho un pavo   ne   cesita replantearse las cosas y en lugar de usufructuar su cargo para sus correrías, debería abocarse a las funciones para lo que fue elegido. Ah! Y también se cargó a Ortega, que de civil en la cancha es más que cualquiera de los que juegan.

Los jugadores tienen desde ya su cuota parte al cabo de estos tres años. Sin categoría salvo excepciones. Y son lo peor que tiene el fútbol. En el plantel algunos ya marcan que el DT es piedra por sus descensos de otrora. Buena manera de cargar las culpas en otros. Y en River Plate los nombres mufas son varios a través de la historia.

Pero en realidad yo creo más en la escisión que existe entre ganadores y perdedores. Si bien ganaron mucho y lo festejamos, Passarella, J.J.López y Fillol, estuvieron en la cancha en la final del Nacional ’76. El único que faltaba era Alonso, que además ganó la Copa y dio la vuelta olímpica en la bombonera. Esto lo diferencia de aquellos. El Beto es ganador. Ellos no. Y por lo general tiene frases desacertadas producto de no haber encontrado su lugar en el mundo, que es lo mismo que decir en River Plate. Que me perdone Baglietto, pero en el fútbol la historia la escriben los que ganan. Y no hay otra historia, salvo la que escriben los perdedores pero que nadie lee. Y se gana jugando al fútbol como manda la tradición riverplatense.

Hoy el Presidente del Club Atlético River Plate nada menos, debería dejar de lado su ya insoportable soberbia. Salir del encierro, consultar con hombres que aporten su experiencia, y acabar de una buena vez con sus jodas. Eyectar a J.J.López de su cargo, bajar a dirigir al equipo, convocar a los “bustos” vivientes como Alonso y Amadeo a concentrar con estos jugadores para que les enseñen qué es vestir la casaca de la banda roja. Que les hablen del prestigio ganado y de la mácula que le están haciendo a su historia. Que vengan tipos ganadores. Basta de perdedores como Astrada, Berti y Hernán Díaz que han pasado 10 años de sus vidas perdiendo clásicos.

Y Dios mediante, el lunes 27, ya más tranquilos, replantearse las cosas. Passarella en su intimidad debería advertir su falta de luces para semejante cargo que ostenta. No es una frase golpista ni mucho menos, pero quizás llegó la hora de retirarse a cuarteles de invierno. Y llamar a elecciones por el bien de River Plate. De mi parte, no seré testigo de estos dos próximos lances futbolísticos. Mi corazón no lo resistiría. No sé de qué modo lograré evadirme de los mismos. Tal vez el cine sea una buena opción. Con un resultado adverso me prometo ser como esos hombres que nada saben de fútbol y que nos preguntamos para qué carajo viven. No hablo más de Fútbol. Y si bien es cierto que el descenso no es la muerte de nadie, en mi caso sí. Habrá muerto el sanguíneo y visceral hincha de River Plate.

Por SrRP

lunes, 20 de junio de 2011

50%+50%=100%

Este es uno de los más peligrosos animales carroñeros. River tiene muchísimas hienas alrededor

Sigo sin entender como los hinchas de River Plate le seguimos dando de comer a tantos HDP que andan dando vuelta alrededor de nuestra institución. La mayoría de estos sicarios atentan contra nuestro querido club y viven de la carroña que intentan producir.

La tapa del diario deportivo del multimierda hizo gala de otra tapa para recordar y no olvidar. Salir al día siguiente del día más triste (hasta hoy, por eso hay que hacer todo lo posible para mejorarlo) de nuestras vidas deportivas con una tapa provocativa y falaz, demostrativa de cuales son los intereses de ese multimierda, es motivo más que suficiente para hacerles un boicot y dejar de comprarlo.

Farinella (director del vergonzoso pasquín), por exteriorizar su odio al actual presidente (que probablemente no está poniendo la plata que necesita para callarlo), decidió poner nuevamente una tapa vergonzosa. Este personaje se olvida que la debacle no empezó hoy pero su voz “enojada” y quejosa empezó recién a mediados del 2009 porque había unos buenos billetes para que hubiera silencio en ese pasquín.

Al poner una tapa negro y la banda roja escribiendo 50% Aguilar, 50% Passarella; nos quiere decir que la responsabilidad de esto es pura y exclusivamente de estos 2 presidentes. Minimiza la situación y le quita responsabilidad a un montón de sinvergüenzas que acompañaron a estos 2 presidentes (incluidos el periodista que ideó la tapa y el pasquín donde sale).

Aguilaucha y Mario Israel son los mayores responsables de este dolor, no hay forma de olvidarlo ni de poner a la altura de ellos a nadie (y Farinella lo sabe perfectamente). River Plate era una institución maltratada y mal manejada desde hacía tiempo pero iba sobre rieles, un tren vetusto que necesitaba modernizarse y mejorarse pero seguía sobre rieles, esos dos personajes lo descarrilaron y dejaron que siguiera andando hacia un precipicio porque ellos necesitaban seguir haciendo sus negocios. El descarrilamiento es algo que nadie pudo hacer en 100 años, eso los pone al tope de los culpables. DAP demostró ser un soberbio e inepto, eso le otorga gran responsabilidad. Tuvo tiempo para encarrilar el tren y no lo hizo, tuvo decenas de razones para que no fuera posible hacerlo pero él solo quiso ser el héroe, él solo quiere manejar a este gigante caído y no acepta ni la mano ni las ideas de nadie.

Hasta acá tenemos a grandes culpables pero eso no significa que sean los únicos. Para llegar a hacer lo que hicieron necesitaron del acompañamiento de varios dirigentes, un ejército denominado barra para amedrentar a quienes no estaban a favor de estas políticas de vaciamiento, un periodismo que silenciara los desatinos y cambiara el eje de discusión, una oposición que no se animara a ser oposición, muchos personajes serviles que ahora se disfrazan de opositores o se disfrazaron de opositores antes de las últimas elecciones y muchos que esperamos mansamente este final.

Estoy seguro que van a venir muchas tapas como la de ayer. Muchos periodistas van a querer limpiar sus pecados y los billetes que recibieron de parte del gordo para serle funcional pero somos nosotros quienes debemos recordar a todos los atorrantes que le robaron algo a River Plate para dejarnos en este pozo. Es hora de decir BASTA y reaccionar.

Por Charro.

domingo, 19 de junio de 2011

El dolor por lo inesperado

El  peso es muy grande para quienes sienten la camiseta

Hace mucho que había tomado conciencia de que el maldito partido de promoción se podía jugar, hace meses (por no decir años) que se veía venir la posibilidad, esto es una consecuencia lógica de la totalidad de hechos que ocurren desde hace tanto tiempo. La verdad que tratando de contener las lágrimas se me venían a la mente la imagen de Aguilaucha y todavía no puedo exteriorizar la bronca para maldecirlo por tanto sufrimiento y los años de vida y las canas que nos está sacando. Hoy el dolor me impide imaginar lo que podría implicar no ganarle a Belgrano.

Que se puede decir. Es una consecuencia pero nadie lo esperaba. En lo más íntimo de nuestro corazón necesitábamos creer que no llegaríamos a este momento de peligro extremo. La situación exigía cirugía mayor, tomar con firmeza el timón y cambiar el rumbo, buscar el apoyo de todos y eludir la tempestad. Nada de esto sucedió y hoy el dolor nos deja un vacío lleno de miedos. DAP pensó que con poco podría eludir el peligro, los dirigentes opositores pensaron que estando en la vereda de enfrente sería más redituable, los hinchas pensamos que a nadie le convenía que River llegara a esta situación y no hicimos nada para no llegar a este punto, sin embargo acá estamos, en la antesala, en un lugar lúgubre porque el miedo está en el aire. Todos se confiaron y dejaron todo en mano de D’s, los árbitros nos martirizaron hasta faltando 5 fechas, la AFA nos castigó, la TV disfruta con el negocio del morbo del sufrimiento, Aguilaucha se quedó clavado al poder porque 18 meses era suficiente para arreglar lo que él dejó, DAP no compró jugadores porque no hacía falta, los jugadores de nuestras inferiores no volvieron porque River no pudede descender, los dirigentes dejaron que todo siguiera igual y todos despertaron en las últimas 3 fechas cuando nos jugábamos contra reloj.

La soberbia de muchos pensó que poniendo plata se solucionaba este trance pero al de arriba no le gustó y decidió cambiar el final. QAC y River hicieron todo lo que estuvo a nuestro alcance pero no fue suficiente. Una gran tarde de un pibe y la incapacidad para llegar al gol dieron por tierra cualquier entramado. Habían dejado todo en manos de QAC y este era un equipo de nivel medio de la Argentina que podía ganar o perder con cualquiera.

Es un partido de promoción en el cual tenemos ventaja deportiva y un plantel superior (?), cualquiera de afuera diría que no hay que preocuparse tanto y aprovechar las ventajas, sin embargo el dolor es inmenso, el miedo es peligroso, la caída libre parece no tener fin, la falta de confianza se nota y nuestro rival está agrandado. Con un equipo que no tiene jugadores desequilibrantes (a Lamela le cuesta mucho tener toda la responsabilidad), que no tiene goleadores, muchos pibes que les pesa la responsabilidad, un bajón anímico gigante, es difícil tener fe. Hoy estamos en manos de un milagro porque no sabemos como ganar este partido de 180 minutos.

La desesperación nos pide buscar salvadores que no existen, que juegue Pereyra, Buonnanotte, Cirigliano, Mauro Diaz, Cazares... cada uno que le tocó entrar no hizo cambiar la ecuación. Que se vaya JJ... como si D's pudiera sentarse en el banco de suplentes y cambiar las aptitudes de este plantel. Las cartas estan echadas y solor hay que rogar que no cometamos errores durante los próximos 180 minutos.

Quisiera que se termine esta pesadilla, quisiera decir que es la peor semana de la historia del club, quisiera decir que siento un dolor insoportable pero lamentablemente todo esto podría ser nada comparado con lo que puede suceder después del domingo que viene.

Por favor D's, no nos abandones en este momento... empecemos a rezar en serio.

Por Charro.

sábado, 18 de junio de 2011

Padre Nuestro

y líbranos del mal.
Amén.

Por: Enrique

Vigilia de resurrección

No estaría mal que nuestros jugadores se sientan iluminados y tengan un poco de confianza

Que nochecita! ¿Soñaron con todo tipo de definiciones y de goles? ¿Alguno dormirá tranquilo? Será una noche atípico y los nervios hasta que llegue el partido son terribles. No se a que hora abrirán el Monumental pero es seguro que habrá varios cientos esperando a que abran las puertas.

Los dichos antes del partido se multiplican y las suspicacias son interminables. La impunidad y la estupidez cotizan a muy bajo precio y cualquiera habla estupideces o hace su negocio. El que no llora no mama y las novedades de los equipos pasaron a ser parte de los negociados. Lanus vendrá al Monumental sin Valeri y Lunati abrió la boca, Mohamed también habló y se le lesionaron sus 3 muy buenos arqueros (debutará un pibe que dicen que es muy bueno), el Mellizo no pudo cerrar la boca y por twitter fue filoso con tristelme (pero al mismo tiempo nadie menciona que debutará un pibe en el arco y la dupla central serán pibes), si hablamos de llorar Caruso Lombardi es infaltable (aunque ahora dice que nunca había mencionado que no pondría los titulares si llegaba sin posibilidades al partido de hoy), Olimpo salió a responder las palabras de Grondona (que no dijo lo que salió por todos los medios aunque también se fue de boca). Pareciera que solo Tigre está tranquilo aunque juega contra un equipo que puede clasificar a la Sudamericana si gana y encima son los que tienen más jugadores lesionados.

Como viene la mano, es obvio que una vez terminados los partidos, todos se sentirán con derecho a quejarse y a sospechar. Esperemos que podamos disfrutar de una tranquilidad que no sentimos desde hace unos años. Tal vez sea una ilusión momentánea pero es muy necesaria. Hoy todos pediremos por una victoria millonaria, otra cervecera y una mano del bicho (me refiero a AAAJ).

Aguantemos y vayamos al Monumental. El equipo nos necesita, la institución nos necesita. Vamos a terminar con el calvario y a ganar.

Por Charro.

jueves, 16 de junio de 2011

Hay que cuidarse de los besos de Judas

Pasan los años y Grondona se sigue manejando con la misma impunidad

Cartón lleno! Si algo faltaba para que muchos creyeran que River Plate se salvó de jugar la promoción por la providencia de llamarnos River Plate, era que el Padrino abriera la boca. Ahora si que podemos estar tranquilos (?).

Para muchos, la palabra de “Don Julio” es palabra santa; para Grondona es palabra de dios. Grondona no solo toma decisiones, juega con su poder, se rie de los mortales y se divierte corriendo los límites de su omnipotencia. La soberbia con que se maneja está amparada en los 33 años de poder y en haberse deglutido a todos los que lo enfrentaron, se acomodó según sus conveniencias y luego hizo lo que quiso.

En la AFA dividió a los clubes según la genuflexión y conveniencias. Por un lado puso a sus amigos que hacen bien las cosas y no se quejan en voz alta, son los que hablan con él en privado y entienden las decisiones del Padrino, son genuflexos pero no quieren ser perjudicados, por eso cada tanto reciben los beneficios (ELP, Colon, Lanus, AAAJ, QAC). En el lado opuesto, pero recibiendo aún más favores se encuentran los clubes que sintieron la capacidad para enfrentarse al Padrino pero fueron desbordados. Grondona los venció sin enfrentarlos y esto le ayudó a mantener el poder. Velez y Macri sucumbieron a sus pequeños favores y dejaron su revolución para mejor momento (cosa que nunca ocurrió), se llaman a silencio a cambio de ser beneficiados para ser los poderosos del presente, es un equilibrio donde todos estan contentos.

Finalmente están los débiles, los “amigos” de turno fueron ingresados a la espiral de los necesitados que deben aceptar las humillaciones más crueles del poderoso y mendigar las migajas de los favores que está dispuesto a dar este “dios terrenal”, para tener más seguridad, se aprovecha de la vanidad y la voracidad corrupta de sus representantes (Aguilaucha, Lopez, Portell, blanquiceleste, Savino, Muñoz de GELP, Central y Babington son los más característicos representantes) pero quienes peor la llevan son sus enemigos débiles, los que no tienen poder ni capacidad para enfrentarlo, los que hacen mal las cosas y por ello quieren enfrentarlo pero son humillados hasta que aprenden la lección. En este grupo están Comparada y DAP. Así se dividen los grupos evidentes, mientras que hay algunos que estan en el límite entre uno u otro lado (NOB, Tigre, Molina, Olimpo, All Boys…)

Así juega Grondona, siendo el titiritero del fútbol y disfrutando de su poder, humillando a discreción o sin ella según su conveniencia. Hoy salió a hablar y no lo hizo por una generosidad hacia el sufrido hincha de River Plate, sencillamente pudo ser un mensaje cifrado a los dirigentes de River que ayer lo visitaron y para DAP o un juego para salir a hablar después de terminar la fecha. El resultado ya no importa, él habrá demostrado que hace lo que quiere. Si River se salva dirá que era lógico que un club tan grande no llegue a la promoción aún cuando se hagan tan mal las cosas (palo para DAP) y si jugamos la promo se reirá y dirá que le falló la intuición.El juega con nuestros sentimientos y sus conocimientos del poder, él sabe donde está el balance que lo ayuda a mantenerse, él decide si le conviene que River Plate siga en primera división o hundirnos más. Grondona digita y debe demostrárselo a todos, nadie le pidió que dijera la barbaridad que dijo y tampoco es tonto como para no saber las consecuencias de sus palabras, simplemente le dio un empujón más a DAP y lo dejó en evidencia (y dependiente del poder del Padrino). El poder se lo demuestra en cada acción y hoy Grondona dio grandes muestras para quienes debían oírlo.

La gravedad de lo que pasa en la AFA y de las declaraciones de este Judas del fútbol argentino, solo es superada por la visita de ayer de los Judas de River Plate, aquellos dirigentes que fueron a arrodillarse y a entregar en bandeja a un River desangrado. Los “nuevos” políticos que fueron un lastre tan grande para D’onofrio que no le permitieron ganar las últimas elecciones. Patéticos dirigentes que sólo saben arrodillarse y armar negociados, la continuación de Santilli padre y Aguilaucha, personajes que se tiran del barco en el peor momento y se acomodan con el mejor postor, discípulos que quieren ser protagonistas de lo peor que se puede ver en nuestro club, los agazapados para ver los billetes grandes.

Así estamos, a merced de la humillación de tener que soportar que la AFA nos salvó de la promoción (que, así como están los mentirosos mitos de que los militares nos hicieron el estadio o que inventaron el promedio para salvarnos, ahora dirán que la AFA nos salvó del descenso). Los Judas le siguieron el juego al Padrino, fueron de rodilla a rogarle por favor que nos de la venia para salvarnos a cambio de hundir un poco más a River Plate (y el punto final para Aguilaucha y compañía) mientras el Padrino se divierte moviendo las últimas piezas de un torneo muy conveniente para su juego.

D's nos salve de tantos miserables.
fuente de la imagen: La página millonaria
Por Charro.

¿Tomaremos consciencia de la gravedad de la situación?

Típica expresión del Enano. Yo también me pregunto que pudo haber hecho para no estar.

Siguen pasando las fechas y seguimos sin tomar consciencia de lo que estamos viviendo. Ahora todos se sienten tranquilos porque Caruso Lombardi nos salvará (?) y eso nos da derecho y la tranquilidad para insultar a nuestro DT y jugadores. Ya no importa que River Plate se juega este sábado una parte de la permanencia en primera división, ahora lo importante es no haberle dado la despedida al Enano. Ya no importa alentar a los jugadores, ahora es más divertido insultar a Arano cuando está haciendo precalentamiento con sus compañeros (lo viví en Bahía) o darle la peor catarata de insultos a FM antes de que toque la primera pelota (lo viví con 2 pibes menores de 10 años contra CASLA y ELP). Ya no importa que nuestros jugadores no cobren, ahora los de NOB y QAC deben ser incentivados. Ya no importa que los árbitros nos hayan afanado en gran parte de los 6 torneos de este promedio (claramente por orden del padrino) porque en la última fecha nos dirige Lunati (?).

Así andamos, por alguna extraña razón que aún no puedo entender, pocos quieren ver la necesidad que tenemos de enfrentar esta realidad y hacer todo lo posible por cambiarla. El mensajero riverplatense dejó mensajes en el anterior posteo explicando el accionar de varios dirigentes (muy creíble por cierto), en twitter leímos que dirigentes oficialistas estan maquinando la forma de desligarse del gobierno si algo no sale como se espera, la barra inventa canciones sin aliento cuando el equipo más nos necesita y seguro que negoció su accionar para el sábado sin importar que será lo más conveniente para River Plate. Esto sucede cuando es evidente que deberíamos estar más unidos que nunca, cuando River Plate más nos necesita, cuando más inteligentes deberíamos ser y cuando habría que dejar de pensar en nuestras necesidades sino en las del equipo. Ya se, es pedir peras al olmo…

Las malditas frases “esto es River” y “River no puede descender” nos acercaron a este presente. DAP no contrató jugadores bajo este pensamiento y ni hablar cuando tuvo la oportunidad de traer a Camoranessi. Mismo pensamiento de varios ex jugadores que tuvieron la oportunidad de venir y que se llenan la boca hablando de su preocupación (exponentes claros de este comportamiento fueron Crespo, Saviola, Cavenaghi, Camoranessi, Trezeguet y en menor medida D’Alessandro y Aimar), hoy nos hablan de su dolor y que no lo pueden creer pero cuando pudieron actuar prefirieron no embarrarse en el quilombo. Hasta un ídolo como el Beto Alonso se vuelve a equivocar al hacer las declaraciones y antepone la idolatría a la situación que vive el club. Ni siquiera Buonnanotte se pudo poner al nivel de las circunstancias (ni me quiero imaginar que pudo hacer para que el DT no lo tenga en cuenta en este momento). Espero que tenga su despedida (sería bueno que jugara en un partido despedida del Muñeco y el Burrito) pero este sábado solo importa ganar.

Hasta nosotros seguimos sin entender la situación, preferimos insultar al DT por sus planteos (aunque gracias a ellos haya sido el DT que más puntos consiguió y por ello tenemos aún una posibilidad), insultar a los jugadores que juegan los partidos (Arano entra en el momento más caliente del torneo, no por su buen juego sino porque tiene la experiencia para no cagarse, Ferrari sigue jugando por lo mismo y Caruso, más allá de los méritos que viene haciendo, también juega por carácter), pedir a los jugadores que no juegan como si el DT estuviera encaprichado en hacernos descender y tuviéramos grandes salvadores en el banco.

La realidad es la que está en la cancha y en el banco, no hay mucho más. Exceptuando el caso del Enano; una suspensión y alguna lesión, obliga al DT a llamar a pibes que nunca jugaron o que no sabemos como reaccionaran a un partido único.

Es la hora de alentar y no insultar. Es la hora de bancársela y después discutiremos como se sale de este lugar donde nos dejaron.


Por Charro.

miércoles, 15 de junio de 2011

Acerca de los festejos

Despedida a lo campeón

El último domingo fue un día especial para los festejos, lamentablemente no me sentía con ánimo de andar viendo festejos y por eso pasó casi inadvertido para mi mundo. Hay un hecho que me preocupa muchísimo y es que una generación de hinchas de River Plate está viviendo como algo natural un montón de cosas que son vergonzosas y nada tienen que ver con nuestra realidad.

La final del torneo que vivió Velez entrará en las historias negras de nuestro fútbol, será recordada como la vez que un equipo que podía salir campeón debió jugar a puertas cerradas sin justificación alguna y encima esperar 4 horas a que termine de jugar su rival directo en el campeonato. A nosotros nos tocó vivir una situación similar en 1994, cuando el equipo invicto del Tolo Gallego podría haber salido campeón en la Bombonera, para impedirlo, Grondona pospuso más de un mes la reanudación de un partido entre CASLA y NOB. River jugó un domingo contra los bosteros (faltando unas 4 fechas) y la fecha permitida para el partido pendiente fue, casualmente, el miércoles siguiente. Recuerdo mi festejo del gol y la vuelta que di alrededor de la mesa del comedor y recién el domingo se pudo festejar en el Monumental. Una ridiculez que siempre puede ser superada.

Los hechos vergonzosos sobre el mejor equipo actual del fútbol argentino fueron seguidos por gran parte de la prensa que decidió poner en tapa a Palermo en lugar de un campeón (la tapa de Olé fue de lo más ridículo que se recuerde, no le servía ni a hinchas de Velez ni de Palermo). Así, sin ninguna razón que lo justificara, un dignísimo campeón se vio deshonrado desde la prensa y desde el organismo que nuclea a todos los clubes. Para muchos, esto es parte de la normalidad.

Como es obvio, tampoco vi los festejos por el retiro de Palermo (jugador que a la mayoría no nos cae mal por lo respetuoso que fue dentro y fuera de la cancha), sin embargo tuve oportunidad de ver y escuchar varias quejas durante estos días. Desde la semana pasada nos querían instalar los grandes festejos por el retiro del máximo ídolo y goleador histórico de los bosteros, hablaban de las enormes sorpresas (JP Varsky dijo que solo le contaron 5 de las más de 20 sorpresas preparadas y que con eso solo sería un golpe emocional tan grande que no podría jugar contra GELP) y de algo único.
Nadie se quería perder un evento tan grande.

Parece que esta gente no vio las despedidas de Enzo y del Beto. El lunes, también casualmente, se cumplieron 25 años del despido de uno de los más grandes ídolos del club y el pueblo millonario le demostró su amor como corresponde. No fue un partido más del campeonato, se les hizo un partido despedida para compartir con su gente, una recaudación para ellos y un festejo para todos, gente viniendo de todos los rincones del país (y muchos desde el exterior) para dar el adiós futbolístico a su ídolo. En la Boca se vio un festejo donde lo más importante fue darle un arco (¿donde lo meterá? ¿En un museo?) y un video donde hablaba el actual técnico (insultado como si fuera el peor enemigo) pero no le dieron la palabra a sus principales amigos y coactores de su gran carrera, un festejo donde ni siquiera tuvo parte activa su presidente y donde no le pudo dar una mísera plaqueta recordatoria.

Así son los festejos cuando no salen desde la pasión del hincha sino desde una oficina. Así es como festejaron sus 100 años (algunos fuegos artificiales y efectos especiales) mientras nosotros seguimos honrando nuestro amor demostrándolo cada vez que nos dejan. Espero que pronto también podamos ver la despedida del Muñeco (quien justamente dejó también el fútbol este domingo y no lo pudo hacer con nuestra camiseta), del Burrito y del Pelado en el Monumental. El presidente deberá pensar en el derecho del hincha y no en sus sentimientos personales.

Por eso aprovechamos también para festejar y dejarle un saludo por un muy feliz cumple a otro enorme ídolo de otra generación como lo fue Amadeo Carrizo y que llegó a su festejo 85. Todos nuestros ídolos están en nuestro corazón.

Gracias Amadeo, gracias Beto, gracias Muñeco. Siempre en nuestros corazones porque hicieron grande a nuestro club.


Por Charro.

martes, 14 de junio de 2011

Que aparezca el esfuerzo final

Necesitaremos desesperadamente ver estos festejos otra vez, aunque, por el bien de nuestros corazones, nos vendría mejor que QAC gane con cierta comodidad

Sin lugar a dudas estamos en el momento más duro de nuestra historia. Muchos estan desconcertados porque no se esperaban llegar hasta esta situación, muchos necesitan putear y echar culpas a quienes están en la cancha en este momento, muchos hinchas no soportan la tensión y solo quieren que termine ya la pesadilla.

Con este panorama, de poco importa que estos jugadores hayan sumado casi 60 puntos, las razones por las que este equipo juega así, quienes tienen la responsabilidad y ya no estan o como se llegó a esto y no se logró salir antes.

Es muy facilista, falaz y simplificador hablar del ahora con furia y caerle encima a quienes están peleándola con sus limitaciones. Hacer estos planteos desde un pasado que no es presente o desde una situación ideal que hace mucho dejó de existir es irreal y de poco sirve. Todos esperamos que termine la pesadilla, pero esa será la hora de empezar a bucear en los errores para no volver a caer en ellos. Hoy no es el momento, hoy solo hay que buscar soluciones. De poco sirve el insulto o el silencio ante la adversidad. La misma falta de respuestas que se ve en la cancha se ve en la barra y en la tribuna en general. La desazón se apoderó de todos.

Mientras todos quieren poner sus ojos y esperanzas en el Quilmes de Caruso Lombardi, River Plate se enfrentará a las limitaciones dentro y fuera de la cancha porque ninguno de nosotros estuvo preparado para una lucha así.

River Plate está muy limitado ofensivamente por ineptitud y por temor pero este partido tiene una arista nueva que no tuvieron estos últimos partidos. Hasta ahora el empate servía para sumar un punto y mantenernos a flote, el sábado (o cuando se juegue), el empate significará exactamente lo mismo que una derrota, un punto implicará lo mismo que 0, esta vez no tiene diferencia, con lo cual, el equipo seguirá cuidándose de no ser derrotado pero en algún momento tendrá que buscar la victoria con más insistencia y argumentos. Esta vez, teniendo la soga al cuello, espero que dejemos de lado los problemas contractuales (o lo que sea que este pasando como para poner a FM antes que al Tanque) y que Pavone sea la alternativa cuando las papas quemen o cuando se necesite pelear para mantener la victoria.

No es tiempo para sentirnos derrotados y mucho menos para no darle al equipo el plus que siempre le dio. Desde la tribuna habrá que empujar pero no transmitir nerviosismo si el gol no llega en los primeros minutos (misión imposible), habrá que presionar al árbitro para que no nos lleve a la derrota y habrá que escuchar la radio.

Sigamos rezando para que este fin de semana se termine la pesadilla y comience la refundación del club. Es hora de dejar de estar patas para arriba y volver a ser River Plate.

Por Charro.

lunes, 13 de junio de 2011

Cortando clavos y rezando

Golazo de Ferrai, sorpresivamente terminó siendo la figura del equipo.

Cuanto sufrimiento! Qué semana nos espera, cuanta ansiedad, cuantas cosas en juego en un partido. Supongo que en esta semana volveremos a escuchar frases vacías como “esto es River”, “tal partido está arreglado”, “Caruso los salva a QAC”, “van 500 lucas (supongo que Caruso debe manejar una cifra más alta) a Quilmes”, “el árbitro nos va a dar una mano”, “a la AFA no le conviene”, "el gobierno ya arregló"… y la realidad sigue siendo la misma, la fantasía se muere en la incapacidad para enfrentar los problemas y los partidos hay que ganarlos pero nosotros no lo logramos.

Quienes hacemos este blog venimos preocupados desde que River Plate quedó último en un campeonato de la AFA y veíamos como teníamos jugadores sin compromiso y que no tenían forma de sumar lo suficiente para zafar. Más de 2 años viendo un destino clarísimo si no había cambios. No hubo cambios y llegamos donde debíamos llegar. Es más, cuando empezamos el torneo anterior con Cappa, muchos opinaron que sería un casi imposible salvarnos del descenso directo, rogábamos por el milagro de los 60 puntos para salvarnos. Tan mal se habían hecho las cosas que, aún logrando los ansiados 60 puntos, podríamos jugar un desempate.

En la semana dije que sería muy difícil que los 4 equipos en peligro logren sumar los 6 puntos finales, así es la lucha abajo. Ahora queda un partido y también será difícil que los 3 equipos sumen los 3 puntos, el problema es que a Tigre le alcanza con 1 para seguir peleando y que a nosotros nos cuesta la vida hacer un gol. Nos costó en todo el torneo pero la diferencia es que ahora los miedos y el peso de la historia está en las piernas de cada jugador, lograr que jueguen bien en el contexto en que estamos ya no es un milagro sino un imposible. Cuando decía que River Plate debía llegar tranquilo a las últimas fechas era porque se veía muy difícil enfrentar una situación así, cuando no hay gente capacitada para hacerlo. Los dirigentes no supieron manejarlo (no reforzándose donde debían) y hacen cagadas como si tuvieran resto para hacerlo (la situación con Pavone es un absurdo y la actuación de muchos dirigentes opositores roza lo suicida), muchos jugadores no pueden con la presión (algunos por categoría y otros por edad) y ni hablar de la barra (que inventa canciones sin aliento, no canta durante todo el partido y se dedica a vender espacios políticos) y los hinchas estamos desorientados (prende el insulto en lugar del aliento, la desazón en lugar del apoyo). Los únicos que tienen claro como se debe jugar estos partidos son nuestros rivales. Juegan con los nervios de nuestros jugadores, presionan y corren el doble para impedir que nuestros jugadores piensen, juegan al límite porque saben que los árbitros le corren los límites, nos atacan porque saben que River Plate no ataca, hacen tiempo porque conocen nuestras presiones.
La gente acompaña pero los nervios traicionan a todos...

Todos insultan al técnico que tiene el enorme problema de sentir la camiseta y ser muy consciente de lo que se está jugando. Conoce el plantel que tiene y está eligiendo jugadores según la capacidad para jugar estos partidos decisivos y las limitaciones que le pone el presidente. Haberlo sacado a Acevedo solo se explica por su pésimo partido frente a Olimpo, haberlo sacado al Enano solo se explica por su bajo nivel y su encaprichamiento por pensar solo en él y dejar de lado al equipo, haberlo dejado a Pavone como tercer delantero solo se explica en algún problema contractual, insistir en incinerar a FM sólo puede tener relación con DAP y Pavone.

Lamentablemente Carrizo ya no es la seguridad que era, Lamela se empecina en jugar por el medio aún cuando empieza una jugada sobre un lateral (todas las pelotas terminaron encontrándose con 5 pares de piernas rivales) y no encuentra quien lo acompañe, Lanzini todavía es muy pichón como para enfrentar solo a una defensa muy fuerte como la de ELP, Maidana se sacrifica jugando en un puesto que no es el suyo, JM Diaz sintió el peso del partido y Arano demostró que no es un buen jugador pero tuvo el carácter para jugar. Almeyda, Ferrero y Ferrari (junto con JP y Pavone) son quienes tienen más claro lo que nos jugamos, pueden no jugar del todo bien pero no les tiembla el pulso a la hora de actuar en consecuencia.

El pánico se apoderó de muchos hinchas, pasa cuando se inventan estupideces y no son ciertas y ahora hay que jugar el último partido viendo la realidad y la cornisa. Los números dicen que dependemos de nosotros, la realidad dice que dependemos de otros. La frase de cabecera de los que no quieren ver la realidad es “esto es River” cuando en verdad tuvimos y tenemos muchísimos jugadores que nunca tuvieron ni debieron tener la camiseta millonaria.

Nos sentimos en el horno porque el equipo no da respuestas. Estamos complicados porque muchos jugadores todavía no entendieron lo que nos jugamos. Jugarse la vida no solo es tocar bien el balón, también es tirarse al piso, correr más de lo que se puede, presionar al rival siempre, terminar exhausto el partido. La respuesta que no encontramos es cómo haremos para ganar, irónicamente hoy sentimos más confianza en QAC que en nuestros jugadores y esto lamentablemente no ofende a nuestros jugadores. Falta la rebeldía para demostrar lo equivocados que estamos, falta el temple para demostrar que pueden vestir la banda roja... faltan tantas cosas.

Por Charro.