"Se pueden arreglar campeonatos enteros, como el de Boca de Ischia." Javier Ruiz árbitro "Ehhehh, eh yo pienso de que ehhehh eeeehh (?)." DAP "No estén cagados." Daniel Passarella

sábado, 31 de octubre de 2015

Tiempo de eventos... River Plate para todos

Una noche ideal para disfrutar de la enorme e interminable historia millonaria

Durante la tarde de hoy se llevará a cabo un evento organizado por la comisión de mujeres con muy diversas actividades relacionadas con Japón (taller de idioma, ikebana, origami, bonsai, danzas tradicionales, cantos y charlas orientadas a quienes vayan en diciembre). Una buena idea para estrechar lazos y relaciones entre las autoridades y la comunidad japonesa con los hinchas del club. Por otro lado, a la noche el club participará nuevamente en una edición de la noche de los museos (de 20 a 3 de la mañana los museos de la ciudad de Buenos Aires podrán ser visitados en forma gratuita). Lamentablemente no incluirá la visita al Monumental (probablemente no quieran prender las luces pero sería una buena forma de desagotar la enorme cantidad de gente que recorrerá las instalaciones del museo) pero de todas formas será un mundo de gente (es preferible pagar la entrada en otro momento y visitarlo con más tranquilidad pero para quien no pueda pagarlo es una oportunidad inmejorable). Habrá que ver si ya va estar descubierta la estatua de Labruna que se está colocando junto al museo (delante de la vidriera del local de Adidas).
Un nuevo local de ventas con mercadería oficial

Al mismo tiempo, ayer se inauguró un tercer local de River Store (sigo sin saber y poco se menciona acerca del manejo de estos locales, a quiénes pertenecen, cual es el manejo que tiene el club sobre ellos, quienes ganaron las licitaciones para producir los productos que se fabrican y venden en esos locales, cuanta plata le deja al club cada uno de esos productos, como funciona en esos locales la relación con Adidas...). En este caso se eligió hacerlo en Belgrano, cerca del club (en Cabildo 2841, a metros de avenida Congreso y de la estación terminal del subte D, un lugar donde se junta mucha gente los días de partido y por el que pasa muchísima gente hincha del millonario), así se suma a los locales de Florida 580 (casi esquina Lavalle, en el microcentro porteño) y al de Tortugas Mall. Para seguir con las ventas de productos millonarios, el lunes se hará en Argentina una nueva edición del cybermonday (veremos si esta vez tienen ofertas reales) y la tienda River (sitio de internet para venta oficial de productos del club) participará del mismo (será el 2 y 3 de noviembre). La tienda River está administrada por Netshoes y también sería interesante saber las condiciones del contrato (dicen que las cuentas claras mantienen la amistad) y saber quienes son los proveedores. Sin dudas que esta iniciativa se convirtió en un nuevo ingreso importante para el club pero también sería bueno saber que al club le sirve y que no solo enriquece a algún vivo a costa del club (práctica demasiado habitual en estas últimas décadas).
 Monumental para todos...

Se termina el campeonato y será la última oportunidad del año para invitar a hinchas del interior para ver el partido de la fecha; en esta ocasión le tocó a los hinchas de Corrientes que sean parte de Somos River quienes puedan ser invitados (se hace según los puntos sumados en los últimos 3 meses). Esta invitación incluye pasaje aéreo, hospedaje y entrada. Por otro lado, también está el paquete millonario (acuerdo con la empresa de micros Andesmar) en el cual se incluye el pasaje, entrada al museo y al partido. Como se vienen las vacaciones y el club sigue necesitando ingresos a pesar de que no haya fútbol, también se decidió aprovechar el Monumental para aprovechar la pasión y orgullo que despierta nuestro estadio. A partir del 10 de diciembre (día posterior a una posible final de Sudamericana y que el equipo viaje a Japón) y hasta el 23, el club decidió alquilar la cancha a empresas que deseen armar un ¨partidito¨ (para empleados, clientes o cualquier idea similar). Lo dividieron en 3 turnos (mañana, tarde y noche... cuando hay plata se prenden las luces y ya no importa el deterioro), con máximo de 2 partidos por turno y duración de 2 tiempos de 25 minutos con un máximo de 50 personas (se incluye el vestuario, salida por el túnel y adicionalmente pueden ir al museo, usar la pantalla, el sonido, contratar los fotógrafos o viejas glorias del club...). Imagino que esto se hará porque no perjudicará el proceso para que el césped del Monumental vuelva a estar en perfectas condiciones (una de las exigencias de Gallardo al renovar el contrato), supongo que a partir del 2 de enero se trabajará en el resembrado del campo de juego y no habrá inconvenientes para el año que viene.

Como se puede ver, se acerca fin de año y las ofertas y eventos son muchos...

Por Charro.

jueves, 29 de octubre de 2015

En semis otra vez... sin fútbol y con azar

Esperemos que no haya lesión...

Qué difícil es clasificar jugando de esta forma. El equipo de Gallardo tuvo malos partidos en este ciclo y últimamente se puede decir que tuvo varios partidos en los cuales no les salían las cosas pero lo de ayer fue preocupante y solo la buena fortuna permitió la clasificación a semifinal de copa Sudamericana (que no es poco teniendo en cuenta que mantiene una racha tremenda y que le permite buscar el nivel necesario para los objetivos importantes). Se jugó en una cancha bulliciosa pero chica, ante un rival modesto (apurar a los centrales implicaba llevar peligro) que se aprovechó de tener algunos jugadores rápidos y otros demasiado altos para este deporte.
La decepción, la preocupación... ¿la reacción?

Lo duro del partido de ayer es que se jugó mal en todas las líneas y en ninguna parte de la cancha se pudo sostener el partido, las buenas intenciones que pudo tener el equipo murieron en los horrores conceptuales del equipo y en la pésima noche individual de la mayoría. Este equipo sufre muchísimo no tener un delantero de área, sufre horrores no tener la pelota y defensivamente no tiene seguridad para las contras, los desbordes o los centros cruzados. El gran problema es que un error lleva a la inseguridad del compañero y esto se transforma en dudas para todo el equipo.
¿A quién se le ocurrió jugar con esos pantalones?

Ayer Barovero fue figura salvando algunas pelotas claves pero al mismo tiempo no salió y no tuvo reacción en algunos rebotes dentro del área que terminaron cerca de los palos o en el travesaño (incluso jugó los últimos minutos con una lesión en la pierna izquierda pero no pudo salir porque no había cambios), ni hablar de los laterales que fueron desbordados hasta por los centrales rivales cuando agarraban un rebote de un córner. Mercado está desconocido y Casco está desilusionando rápidamente (¿quién no está rezando para que Vangioni se recupere muy pronto?), en el centro no se ve algo mejor, Balanta se va cayendo y crece en dudas ante cada horror y Maidana ya no sabe como jugar en esta dupla (incluso supongo que debe quedar con dudas por lo que pasará atrás cuando sale a marcar al delantero), hasta Mammana se pliega a este desconcierto cuando le toca entrar como le pasó ayer (una situación extraña en la que no se sabe si alguien pidió el reemplazo de Balanta luego de haberle rebotado la pelota en el primer gol, tener la culpa en el segundo gol, haber cometido varios errores más y haber recibido una amarilla peligrosa). En una defensa que nadie te da seguridad y que se desmorona con cada avance se hace imposible sostener un resultado (salvo que te ayude la diosa fortuna).
Mucha pelea y nada de fútbol

Ayer River Plate manejó el partido en los primeros 20 minutos (achatando el partido como es su costumbre de visitante, mucha presión, recuperación y posesión de la pelota) pero el esquema se cayó cuando recibimos el primer gol. La impericia rival permitió que no hubiera tantos sobresaltos pero era duro jugar sabiendo que un gol daba vuelta todo el panorama. Parecía que todo cambiaba al haber convertido el empate al minuto final del primer tiempo pero solo fue una ilusión. En el segundo tiempo nos replegamos y otro centro en los primeros minutos (este sin desborde, solo como consecuencia de una infracción) nos volvió a poner a un gol de los penales. El segundo tiempo fue una pesadilla, los brasileños empujaron y llevaron el partido al área de River Plate, muchos centros (tienen muchos jugadores muy altos) y muchos intentos por llevarse al rival por delante. Lamentablemente tampoco estuvimos finos para el contragolpe.
El mayor problema de Balanta está en su cabeza, recuperar la confianza será un duro trabajo

Gallardo puso a Kranevitter y Ponzio con la intención de contener al rival pero nunca se logró tener la pelota, Sanchez mostró el despliegue de siempre y bastante agresividad para llegar al arco (hizo el gol y tuvo 2 chances más), Pisculichi logró robar algunas pelotas y dar algunos pases interesantes (también mucho centro peligroso) pero no hubo mucho más. Driussi y Mora corrieron a los defensores pero no crearon nada ofensivamente. Ni siquiera los cambios dieron resultado (Mammana está inseguro por izquierda, Lucho nunca se adueñó ni recuperó la pelota y Viudez quiso pero no pudo hacer mucho).

Gallardo dijo que lo único bueno que se lleva de Chapecó es la clasificación. No es poco pero esta clasificación viene con tantas dudas que termina siendo muy pesada. La confianza en este equipo no se borra y volverá a llenar el Monumental (al terminar el partido ya estaban a la venta las entradas para semifinal) pero nos hicieron sufrir más de la cuenta y todos quedamos más preocupados que contentos. Cuanto más nos acercamos a instancias finales y a diciembre, menos margen de error habrá.

Por Charro.

domingo, 25 de octubre de 2015

Rearmar el equipo. Traer nuevo y bancar... una difícil ecuación

El difícil trabajo de mantener las expectativas a pesar del rearmado

El Muñeco Gallardo está en la complicadísima tarea de pensar el armado del equipo para diciembre mientras intenta ganar la Sudamericana (en medio de las modificaciones) y al mismo tiempo debe plantearse la situación para el semestre próximo (ya debe darle el informe a Francescoli para que empiecen a hacer la ingeniería para pensar el presupuesto, las compras y ver los jugadores que subiran a primera división). Esto quiere decir que al mismo tiempo debe pensar el equipo de acuerdo al momento que vive cada jugador, pensar los partidos del mundial de clubes y pensar qué puestos reforzar de acuerdo a quienes se vayan y quienes no están en el nivel deseado.

Gallardo sabe mejor que nosotros que algunos jugadores necesitan tiempo para amoldarse y otros nunca logran acomodarse. Algunos se agrandan y otros van perdiendo confianza y nunca levantan vuelo. Bou y FM9 son ejemplos de jugadores que no levantaron vuelo con el manto sagrado pero que lograron madurar fuera del club (para Bou fue fundamental Milito y para FM9 supongo que fue inspirador la situación de su hermano además de su propia experiencia). A muchos les cae la ficha cuando se van de River Plate (claro ejemplo son Sanchez y Mora). En este último año varios jugadores de categoría fueron traídos (de precio alto y con poca capacidad de negociación porque eran figuras en sus equipos o no querían ser soltados) pero tardan en llegar a su nivel anterior (similar a lo que les pasó a quienes hoy son titulares). Son muy pocos los casos de jugadores que rinden desde un principio y muchísimo más raro quienes logran regularidad en un nivel superior (Barovero y Alario creo que son los únicos casos de esta década).

Al proceso de esta década los salvó una gran generación de jugadores que pasó por el club con distinta suerte pero que ayudó a cubrir huecos en momentos en los cuales no se podía traer jugadores (Lamela, Lanzini, Villalba, Ocampo, Pereyra, Chichizola, Pezzella, Gonzalez Pires, FM6, FM9, Kranevitter, Mammana, Balanta, Solari, Driussi, Kaprof, Simeone, Boye...). No es habitual tener tantos jugadores y también es cierto que el nivel actual exige de forma diferente. El nivel de Gonzalez Pires, Solari o Simeone hoy no son suficientes y se busca un nivel que es difícil encontrar en las divisiones inferiores. El club borró a los jugadores que no habían llegado aún a primera división y les está dando lugar en reserva a pibes de quinta a séptima para formarlos de acuerdo a las necesidades de primera división (por un lado pareciera saltean pasos de aprendizaje pero por otro enfrentan a jugadores más formados y de juego rápido y áspero). Habrá que ver cuanto se tarda en foguearlos y cuando estarán listos para llegar a la primera división. Por lo pronto no se escucha que haya algún jugador que esté ¨exigiendo cancha urgente¨ (salvo Batalla, al cual muchos ven como suplente de Barovero) como hace unos años pasó con Pezzella, Kranevitter, Balanta, Mammana y otros pibes a los que se los veía preparados para estar en el plantel aunque no fueran titulares.
 Gallardo será el ingeniero y habrá que ver si se necesitará la paciencia del hincha

Gallardo pidió que el hincha banque al Pity Martinez (sabedor de los tiempos necesarios), le dio su confianza a Balanta (¿por necesidad o convicción?) y trató que Bertolo despertara (lo sacó del plantel en el partido de local de la sudamericana, partido en el que se podía dar el ¨lujo¨ de aguantar la recuperación de Alario, Vangioni y darle el tirón de oreja a Bertolo). Gallardo no tiene mucho espacio para moverse, necesita que levanten su nivel y encuentren su lugar en el equipo tanto Viudez como Bertolo, que vuelvan al nivel alguna vez mostrado Balanta, Mercado, Pisculichi, Ponzio, Mammana y Driussi, que muestren su nivel Bertolo, Casco y Pity, que Lucho y Saviola demuestren algo más de juego y aptitud física a sus viejas condiciones futbolísticas y de personalidad para partidos importantes, que  se recuperen físicamente Vangioni y Alario y que no decaigan ni se lesionen Barovero, Maidana, Sanchez, Mora y Kranvevitter porque casi no tienen reemplazo.

Como se puede ver, las necesidades son muchísimas y pocas las alternativas (a los 20 jugadores previamente nombrados solo se suman algunos pibes sin experiencia y los arqueros suplentes). Es cierto que el plantel de hace 2 años tenía menos de 15 jugadores y algunos pibes que prometían, ahora solo hay 20 jugadores y ninguna promesa (salvo Batalla en el arco y Rodriguez y Vega como posibles suplentes/titulares).
Del equipo campeón 2014, del medio hacia delante no quedó ningún jugador...

Esta dirigencia está comprobando como cambiaron los tiempos y lo complicado que es armar un plantel, elevarlo al máximo nivel y mantenerlo. Buenos jugadores implican sueldos altos, sueldos altos implica ganar títulos (ecuaciones que hasta ahora se vinieron dando), ganar títulos implica que varios jugadores sean pretendidos desde el exterior o que los jugadores quieran irse y que se vayan jugadores implica traer jugadores a precio alto pero que es una incógnita su reacción al vestir el manto sagrado. ¿Cuántas críticas e insultos recibieron Sanchez y Mora antes de volver y tener una nueva oportunidad? ¿Cuántas veces se dijo que Mercado o Vangioni no jugaban en sus puestos y por eso eran tan torpes como laterales? ¿cuántos insultos se recibieron por dejar ir a Carbonero, Ledesma, Chichizola, Cavenaghi o Lanzini? ¿cuántas críticas hubo porque jugaron en instancias decisivas y sin prácticas Viudez y Alario?

Un punto que la mayoría olvida es que ¨dejar ir¨ a un jugador es parte de la ley del mercado. River Plate es un club que debía 600 millones de pesos (vaya uno a saber cuanto debe actualmente después de haber ganado tantos dólares en premios) pero además está inserto en un mercado que no puede hacer nada contra las 5 grandes ligas europeas y queda muy atrás de ligas como la mexicana, brasileña, turca, rusa, árabes y alguna que otra que tiene ganas de ofertar fuerte. Hipotecar el club no solo no es una salida desde lo económico, tampoco te asegura que el jugador que se quede rinda como rindió hasta ese momento. El jugador actual pretende hacer una carrera en una liga europea importante (con la esperanza de ser llamado a la selección) o asegurar un futuro económico. River Plate hasta hace unas décadas se nutría de jugadores jóvenes de otros equipos y hoy estos jugadores prefieren ir a Europa, con lo cual no hay mucho para elegir.

Tener tan pocas respuestas ante la repentina oferta del exterior es un gran problema. Lanzini y FM6 se fueron sin haberlo pensado previamente (llegaron las ofertas y fueron demasiado jugosas); Chichizola, Carbonero, Teo y Rojas aprovecharon el momento de tener el pase en su poder, Ledesma consideró que ya no tenía nada para darle a River Plate, Pezzella y Kranevitter se fueron porque era una consecuencia lógica para su nivel. La pregunta es que pasará con los últimos bastiones del equipo multicampeón, Sanchez y Pisculichi (se les termina el contrato en diciembre) con Maidana, Vangioni y Barovero (están con contrato pero son pretendidos desde el exterior) y con Balanta y Mammana (tienen contrato hasta junio próximo pero son muy jóvenes y pretendidos también). Solo Mercado y Mora tuvieron un arreglo hace unos meses (Maidana también lo tuvo pero la oferta del exterior aparentemente fue importante y arreglaron para que se quede hasta fin de año).
Del campeón de la Sudamericana 2014 habrá que ver cuantos quedan

Está claro que habrá un renovación importante y que difícilmente lleguen muchos jugadores desde las inferiores. Habrá que ver si D´onofrio se equivoca al no traer un jugador ahora (como le pasó a Passarella al confiar en el plantel o priorizar lo ecónomico) y cuantos jugadores se traerán (y a que costo). Así como en el 87 se destruyó al plantel campeón de todo del 86, ahora se nos presenta la misma disyuntiva (bajo condiciones absolutamente diferentes). ¿cómo se hará para construir un plantel del mismo nivel competitivo y que se banque la obligación de ganar todo? La primera salida de Carbonero/Ledesma/Lanzini se reemplazó bien, la segunda salida Rojas/Teo/Pezzella/FM6 está en un proceso más lento de recuperación pero se complicaría mucho si se sufrieran otras 4 salidas de la estructura base antes de encontrar el rearmado del equipo. El ideal sería perder 3 o 4 jugadores en 1 año teniendo sus reemplazos y subir jugadores de inferiores o comprar jugadores que le peleen el puesto. Un ideal complicado cuando un club es tan endeble económicamente.


Por Charro.

jueves, 22 de octubre de 2015

Entre buenas y malas, un partido de momentos

La expresión de Pisculichi al gritar el gol, ojalá le devuelva la confianza y vuelva a su mejor nivel

Ayer se jugó uno de esos partidos que no se pueden explicar muy claramente. River Plate jugó mal y eso posibilitó que el rival jugara de a ratos, se jugó según lo que propuso River Plate. Por momentos intentó jugar rápido y a un toque, mover mucho la pelota y tener paciencia, por momentos presionó y ahogó al rival, en otros desbordó por los laterales y fue bastante vertical, en otros momentos se conformó con el 1 a 0 y le regaló la iniciativa al rival o hizo un juego intrascendente para que pasaran los minutos, en otros empujó al rival, en otros estuvo desatento o distendido... se jugó como se pudo y el rival jugó como lo dejaron. Se podría decir que cada gol marcó los distintos momentos del partido. El rival es demasiado limitado (aunque tiene algunas virtudes interesantes, son rápidos, tiene algunos jugadores muy altos, a veces son torpes pero otras intentan salir jugando, son muy voluntariosos...), con un arquero que dejó la impresión de no estar a la altura del partido y en algunos pasajes del partido algunos jugadores se vieron superados por las circunstancias. 
Sanchez hizo el primer gol y fue fuera de la cancha en busca de Vangioni para festejar todos juntos

Dentro de lo mal que se jugó también hay varios puntos para rescatar. Como dijo Gallardo, el equipo volvió a responder en la difícil (cuando no juega bien y necesita ganar), algunos jugadores van entrando en ritmo (Casco hizo un excelente desborde en el primer gol y se animó más en ataque, Piscu hizo un gol extraordinario de tiro libre y su pegada en los corners volvió a ser muy pligrosa, Sanchez volvió al gol copero, Lucho aguanta solo un tiempo pero está haciendo algunas sociedades interesantes, Viudez volvió a jugar bien...) y otros se van recuperando físicamente sin necesidad de apurarlos, se intentó jugar rápido y hacer sociedades, se presionó bien...
Golazo y excelente toma del gol de tiro libre de Pisculichi

Anoche no jugó bien la defensa y el principal problema lo tuvieron los centrales. Mercado y Casco sufrieron solo por momentos porque el rival intentó jugar de contra y son bastante rápidos, son muy veloces cuando recuperan la pelota y tiene varios jugadores muy altos para aprovechar los pelotazos a dividir la pelota. En esos pelotazos largos ganaron muchísimas veces y complicaron tanto a Maidana como a Balanta. Maidana se mostró inseguro y extrañamente perdió más de lo que ganó (incluso en el gol pierde en velocidad y es sorprendido por el delantero) mientras que Balanta también perdió muchísimo y le costó adecuarse al juego aéreo y rápido del rival. Extrañamente ambos perdieron desde lo físico y desde lo sicológico ante un rival más limitado de lo que habitualmente enfrentan. El gol brasileño mostró una serie de errores consecutivos (Balanta pierde de cabeza casi en media cancha, Casco es anticipado también y Maidana es sorprendido cuando debía cerrar, al verse superado Barovero sale apresuradamente y no logra quitarle el ángulo de tiro al delantero). Barovero no tuvo mucha intervención pero como suele pasar en estos partidos, tuvo un par de atajadas importantes. Kranevitter en el medio no desentonó pero tampoco sobresalió, estuvo algo apagado pero sin cometer errores, en cambio Lucho generó juego, acompañó bien a Kranevitter en la faz defensiva (en un intento de formar otra alternativa al ¨doble 5¨ que se armó primero con Rojas y luego con Ponzio; con Lucho puede haber más juego pero se pierde marca) y se asoció bien con los laterales, con Sanchez y Pisculichi. Sanchez volvió a encenderse y a ser determinante, marcó 2 goles (uno llegando desde atrás y otro como un típico 9) y gravitó mucho por el lateral. Pisculichi marcó un golazo y gravitó en el juego, de a poco va volviendo el jugador que fue fundamental el fin de año pasado. 

El otro problema del equipo volvió a estar en el ataque, se nota mucho la falta de un 9. Gallardo dijo que se buscan alternativas cuando no hay un 9 pero hubo muchas situaciones ideales para un 9 de área (el arquero erró muchos manotazos y varias veces la pelota quedó picando en el área). Driussi tuvo momentos de voluntad (el estilo Mora) pero erra muy alevosamente al patear al arco (incluso en el tercer gol, erra un tiro y luego pelea el balón hasta lograr el pase a Sanchez). Tuvo varias situaciones pero está lejos de ser el 9 que se necesita. Mora por su parte volvió a pelear y molestar pero le costó estar en situación de gol. Extrañaron un poco los cambios (salieron los 2 jugadores que llevaban la pelota, Piscu y Lucho, para darle ingreso a Viudez y Pity y luego entró Ponzio por Kranevitter) pero Gallardo quiso darle mayor penetración y velocidad por los laterales (los defensores brasileños son altos y estaban muy cansados) y luego quiso rematar el partido con la presencia y empuje de Ponzio.
Otro festejo de gol en partido internacional. Sanchez aparece en las difíciles.

Ahora habrá que ir a Brasil (el DT brasileño dice que ahora se enfocarán solo en el torneo local y Gallardo no les creyó para nada), habrá que hacer un partido inteligente para aprovechar la diferencia pero no se podrán descuidar porque el rival demostró ser rápido y demasiado peligroso en los centros. No parece un gran rival pero como dice Gallardo, lo importante es ir encontrándose para seguir creciendo.

Por Charro.

lunes, 19 de octubre de 2015

¿La vuelta para cuando?

El festejo del empate. Sabor a poco...

La concentración, tensión y expectativa que despierta acercarse a un título debe ser tan extrema que la relajación posterior debe ser lógica y pronunciada, por eso no extraña que algunos jugadores todavía no logren reencontrarse con su nivel del final del semestre pasado. Se supone que la vuelta al nivel que todos admiramos se concretará cuando aparezcan las metas importantes y no haya más remedio que entregar todo. La pregunta que surge es si un equipo puede relajarse y jugar mal durante 2 meses y de un día para otro volver a su nivel anterior. ¿La concentración es tan determinante en el fútbol de hoy como para que un equipo pase de ser el mejor de América a un equipo mediocre y luego vuelva a ser el mejor de un día para el otro?
Mercado jugó de central, terminó expulsado por protestar

Gallardo hizo varias pruebas en estos meses. Hizo mezcla de titulares habituales y los que suelen entrar en algunos partidos, probó jugando solo con los que deberían ser titulares en el futuro, probó con los que se tienen que ganar un lugar, probó con pibes, probó con distintos sistemas de juego... en ningún caso consiguió respuestas positivas (salvo en los octavos de copa y ante los bosteros en Córdoba). La situación empieza a preocuparle tanto al Muñeco que decidió arriesgar y jugar el partido de anoche con mayoría de titulares para darles continuidad y un poco más de confianza en la previa al partido de Copa Sudamericana. El problema es que el equipo no volvió aún.
Una constante de ayer. Varias veces estuvo en posición de gol pero no convirtió...

Yendo a la cancha se notaba que la gente tampoco estaba motivada. La gente no confiaba en que este equipo volviera y por eso muchos prefirieron quedarse a festejar el día de la madre (lástima que no haya un sistema aceitado y fluido de devolución de entradas para quienes habitualmente no pueden conseguirla). Una lástima ver el Monumental con poca gente cuando muchísimas personas estarían encantadas de poder ver algún partido. Al principio pareció que la desconfianza era injustificada porque los primeros 5 minutos fueron un vendaval pero fue una simple ilusión. Llegó un gol de Aldosivi de un córner cuando nada había hecho y River Plate volvió a desconcierto (Pisculichi bajó su nivel y eso nubla el fútbol del equipo). 
Kranevitter en el medio, un buen tiempo y decayó

En la defensa Gallardo decidió hacer una rotación extraña, prefirió darle descanso a Maidana, poner a Mercado de central (no suele hacer estos movimientos si no hay necesidad) y volver a probar con Mayada de lateral. La defensa se completó con Balanta y Casco. Es cierto que Aldosivi pareció muy torpe al atacar (teniendo a Sand es bastante lógico) y perdió muchas oportunidades que podrían haber llevado peligro pero básicamente se arreglaron bastante bien en defensa (los laterales subieron mucho y varias veces les ganaron las espaldas pero los centrales cubrieron bien los espacios). Kranevitter se manejó muy bien en el primer tiempo pero bajó su nivel en el segundo tiempo. Una gran ventaja defensiva fue que River Plate se adueñó de la pelota la mayor parte del partido (instrumento fundamental para llegar a la gloria y que también habíamos olvidado) y por eso no nos hicieron tanto daño (recién al final se sufrieron muchos contraataques porque River Plate atacó descontrolado para llegar a la victoria).
Lucho el más claro al pasar la pelota pero le falta desbordar teniendo la pelota

El gran problema del equipo sigue estando en el mediocampo. No hay conexión, ni ideas y se ocupan pésimamente los espacios. Tener en campo a Pisculichi, Lucho, Driussi, Sanchez y Mora (exigió mucho en el final del partido y fue quien llegó al empate) debería asegurar interesantes movimientos ofensivos pero estos no llegan. Lucho fue el más lúcido pero físicamente no logra desbordar, Driussi está atolondrado, Pisculichi tiene muchos vaivenes y los uruguayos cuando están enchufados superan y complican al rival pero si no se enganchan, empiezan a chocar y perder la pelota (Sanchez desboró muy bien al principio pero se fue diluyendo). Nadie duda que no se mereció ir perdiendo en el primer tiempo pero el rival pareció tan inferior que no se si fue mérito de River Plate o si realmente es muy poco equipo Aldosivi. Gallardo hizo algunos movimientos para conseguir lo que faltaba (Viudez sigue sin encontrar su lugar, el Pity apenas desbordó y Saviola cada vez le pone más ganas pero al mismo tiempo se aleja del área y casi no tiene chances de convertir).
El festejo...

No tengo dudas que Gallardo está preocupado aunque confía plenamente en el plantel (especialmente en los que no le fallaron en los momentos complicados), probablemente ve tan mal el actual nivel de algunos que ni debe poder pensar en lo que pasará en el próximo semestre. Este es un momento para ir partido a partido esperando que el equipo vuelva de una vez por todas y se pueda planificar lo poco que resta del semestre.

Por Charro.

jueves, 15 de octubre de 2015

Sin defensa y sin juego

La primera victoria de DyJ ante un grande en primera división...

Otro partido, otro saldo negativo. Finalmente se jugó el partido pendiente ante DyJ en Florencio Varela y se hizo en medio de una fecha Fifa. El partido terminó siendo un perfecto resumen de lo que es este momento de River Plate. Gallardo armó, en algunos sectores, un equipo con lo que tiene y en otros sectores con los que no están jugando bien. Obviamente que el resultado de este ¨engendro¨ no fue nada bueno... 
A Gallardo lo tienen de punto. Se fue expulsado por hablar

Uno de los grandes problemas de este equipo muleto es que no se dan cuenta lo que se están jugando. Muchos de estos jugadores tendrán que tomar la posta para cuando se vayan varios jugadores titulares de este plantel pero aún no pueden con esa realidad. Deberían querer demostrarle al entrenador su deseo y su capacidad para ser los futuros titulares pero en lugar de eso se ve a un grupo de jugadores nerviosos con el balón y temerosos cuando no la tienen.
La lluvia y la falta de ideas armaron una noche para el olvido

Ayer Chiarini jugó su mejor partido pero finalmente dejó su invicto personal. Tuvo 3 mano a mano pero no pudo lidiar con un tiro al ángulo desde fuera del área. Debió aguantar el torbellino de los primeros 15 minutos, en la siguiente media hora tuvo algún revolcón y en el segundo tiempo fue casi un espectador en medio de la lluvia torrencial. La defensa se armó con lo poco que queda, es una evidencia de la ¨manta corta¨ que sufre este plantel. En cada mercado de pases se va detrás de alguna ¨emergencia¨ pero no se puede solucionar los problemas que van surgiendo. La defensa era el sector mejor cubierto pero las salidas de FM6, Pezzella, más los llamados a la selección y las lesiones, terminaron dejando al técnico sin opciones. Armó una defensa con Solari (un mediocampista que no logró ganarse un puesto y cuando le toca jugar en defensa no hace mucho para que lo quieran retener teniendo en cuenta que se le termina el contrato a fin de año), Mammana (le cuesta ser el líder de una defensa mediocre y mantener la seguridad cuando debe estar atento a lo que hacen sus compañeros), Rodriguez (un 5 al que lo bajaron como opción para tapar el agujero que queda) y Vega (sufre de la irregularidad de quien no es tenido muy en cuenta, tiene partidos buenos y otros en los que es una sombra, ayer tuvo una mala noche). La defensa fue un desastre y durante los primeros 15 minutos se los llevaron por delante. El equipo no hacía pie en la cancha, veían pasar a los rivales y ni siquiera eran capaces de rechazar la pelota. Les faltó concentración y decisión para jugar el partido.
Ponzio no pudo hacer mucho. Defensivamente no se encontró y ofensivamente no gravitó

Claro que una defensa que no hace pie suele tener una relación directa con el mal trabajo del mediocampo. La falta de capacidad defensiva de los jugadores que están actualmente en el plantel provoca que Ponzio (no podrá jugar el próximo partido) quede muy solo para defender (que no suele ser su fuerte). Bertolo y Viudez siguen sin enchufarse en este equipo, no saben que hacer ni como ser la batuta, no logran conectarse en ataque cuando tienen la pelota ni ubicarse para juntarse con sus compañeros, están perdidos en la cancha. Driussi y Martinez no están mucho mejor, intentan demostrar pero se pierden en la intrascendencia general. No sienten la defensa, como delanteros no les llega la pelota y como volantes no lograron desbordar. Muy poco para intentar pasar a una defensa bien parada en una noche de lluvia torrencial (sorprendente el campo de juego, aguantó la caída de agua sin formar un charco). En medio de toda esta decepción, Saviola sigue sin hacer un gol pero cada vez se lo ve más participativo. Ni siquiera los ingresos del segundo tiempo lograron cambiar la pobre imagen del equipo. Mora no llevó inquietud, Lucho no le dio más fútbol y el debut del pibe Salto no le dio frescura al ataque.
Martinez tampoco tuvo una buena noche...

La imagen y las dudas que deja el equipo desde la vuelta de Japón por la Suruga (copa que no tiene ningún sentido) es terrible pero más preocupante es el nivel que exhiben varios jugadores que terminarán siendo los futuros titulares. El tiempo que les lleva adaptarse al esquema y/o a la camiseta asusta y debería ser un llamado de atención para estos cambios constantes por jugadores que se van. No se ven pibes que esten pidiendo pista y los que llegan tardan en rendir, con este panorama, imagino que Gallardo no debe estar muy contento.

Por Charro.

miércoles, 14 de octubre de 2015

¿El negocio de River Plate y/o de los otros?

Un partido de riesgo en momentos inapropiados

Últimamente veo sombras extrañas (recordar sexto sentido me hace mal) y empiezo a darme cuenta que ser mal pensado no es bueno. Dicen que vivir en la ignorancia te hace más feliz (?) pero a mi me deja bastante tonto y mi cabeza va dando vuelta sin parar en los mismos pensamientos. Tal vez alguien me pueda ayudar y darme toda la información que me falta (tal vez la gente de la fiscalizadora tenga estos datos) para sacarme estas dudas de puro mal pensado.

Ganamos el partido ¨amistoso¨ ante los bosteros por la Copa BBVA, la cual se debía jugar por una obligación contractual. La misma es una molestia jugarla en medio de las competencias internacionales o definiendo un campeonato (recordemos que primero se suspendió por el gas pimienta, o sea cuando estábamos jugando la Libertadores, luego por un paro en Ezeiza y finalmente se juega en la fecha menos conveniente para el auspiciante pero en el único hueco del calendario, cuando faltan 3 fechas para terminar el campeonato, 10 días antes de los cuartos de final de la Sudamericana). Me encantaría saber cuan conveniente es el contrato con nuestro auspiciante como para meternos en estos problemas y llenarnos el año de superclásicos (lo único bueno de esto es que lo puede ver gente del interior y que son partidos con público de ambos equipos).
 
Hermosa ropa... ¿el club se beneficia?

Esta semana Adidas también informó que sacarían una línea retro de ropa de River Plate (bajo la marca Adidas originals) y me gustaría saber si esto es parte de un nuevo contrato o se rige bajo las condiciones del contrato vigente (que tantas quejas trajo y que es tan desventajoso). La línea consta de una camiseta, una remera sport, una campera de gimnasia y botines (no se si esto es solo el inicio o si es una idea especial con vistas al evento especial de diciembre y las grandes ganancias que tienen con cada nueva vestimenta que sacan). Por mi parte puedo decir que me alegra saber que Adidas por fin sacará una campera con la banda roja pero también me gustaría saber que esto le reportará importantes ingresos al club.

Esta semana también nos enteramos que 2 representantes del club (Rivarola por la Secretaría Técnica y Varela por RR.PP) viajaron a Japón con 2 objetivos, por un lado buscaron lugares de entrenamiento y alojamiento y por el otro pidieron recibir más entradas. Desde los medios partidarios (en estos casos se mueven como voceros de prensa) se informó que se consiguieron más entradas (?) pero por ahora nadie comenta cuanto era la base disponible ni cuantas se consiguieron finalmente (al margen que según tengo entendido esto se debió conseguir cuando se viajó a Japón por la Suruga).

El silencio que hay sobre diversos temas a veces me asusta (más aún cuando todos los medios salen con la misma información comportándose como voceros de la dirigencia sin hacer ninguna investigación o callando lo que averiguan). Según informa un blog, la venta de entradas para el mundial de clubes se hará por TLM y solo para los que tengan pasaje comprado (dato bastante fácil de averiguar y comprobar). Lo extraño del tema es que muchísimos medios partidarios se asociaron apenas River Plate se consagró campeón de América con alguna agencia de turismo y vendieron paquetes con entrada incluída (con lo cual algún privilegio deben tener) y esto de alguna manera se paga (¿haciendo silencio cuando la información disgusta al oficialismo?).

Sabemos todos que la reventa de entradas aún sigue siendo un importante punto de ganancia o poder político que tienen algunos dirigentes que se limitó en parte con TLM (una idea tal vez necesaria aunque antiestatutaria, llevada a la práctica de una forma muy injusta y que por alguna razón no quieren corregir) pero sigue beneficiando a varios (en los partidos importantes de copa se ve claramente que hay muchos ¨vivos¨ y demasiados apañados/participantes desde el poder político y policial). Así como TLM, la reventa, la relación con la barra, el manejo del club... y tantos otros temas deberían discutirse y mejorarse, también se debe decir que en muchos temas han acertado y actuado eficazmente, razón por la cual no entiendo porqué algunos medios deciden ser más papistas que el Papa y prefieren callar sus opiniones y críticas en lugar de diferenciarse y hacerse respetar. Informar bien no es tan difícil para gente que está dentro del club y deberían recordar que el silencio a veces es peligroso (la historia reciente debería habernos enseñado algunas cosas).

Por Charro.

domingo, 11 de octubre de 2015

Para entrar en confianza

Otra copa...

El décimo superclásico en poco más de un año fue para River Plate (creo que en 370 días y 15 superclásicos en total entre el año pasado y este). Una locura jugar semejante cantidad de partidos pero al menos esta vez trajo algo positivo. El objetivo de Gallardo está claro en este momento, utilizar la mayor cantidad de partidos posibles de acá a fin de año para rearmar nuevamente un equipo, darle funcionamiento e intentar que todos los jugadores esten en su nivel máximo para diciembre. Parecería que no son objetivos difíciles pero está costando mucho y en el medio está la Sudamericana. Teniendo en cuenta que el equipo tuvo un bajón y que hay muchas lesiones, la tarea del Muñeco está cuesta arriba y se hace complicado que el equipo no esté pensando en Japón. En estos partidos se está notando que hay varios jugadores que están con un nivel bajo, otros que todavía no entraron en la sintonía del equipo y otros que no consiguen regularidad.
Lucho sale a festejar el excelente gol y los bosteros...

Conseguir una victoria ante los bosteros siempre levanta el ánimo por más que sea un supuesto amistoso de la misma forma que una derrota crea un problema. Este partido termina siendo el mejor remedio para el momento futbolístico que vive el plantel, lo vuelve a enfocar en los objetivos, motiva a los que aún no lograron retomar su nivel y les da confianza a los que no se sienten parte importante de los logros obtenidos. Hay jugadores que se les nota mucho lo que les está costando; Bertolo  y Viudez no encuentran su lugar, Ponzio es un jugador que se agranda, es motivador y rinde como ninguno en los partidos importantes, Driussi, Pity y Pisculichi necesitan reencontrar su nivel, Chiarini, Mammana y Vega necesitan ganar confianza para encontrar su lugar en el equipo y saber que pueden entrar en cualquier momento y Lucho y Saviola necesitan mostrar que pueden darle al equipo, entrar en ritmo de competencia y ganar confianza.
La calidad sobresale cuando enfrenta a los limitados mentales

Ayer el partido fue raro, se consiguió un muy buen gol al principio y luego se consiguió el dominio, se tuvieron varias oportunidades de gol pero pareció un partido cerrado por más que los bosteros no hacían mucho daño (Chiarini solo 3 o 4 intervenciones entre las que se destacaron una pésima salida en un centro y una gloriosa salvada en un mano a mano ante el verdadero simio/eslabón perdido), como cualquier superclásico, fue intenso y tenso hasta el minuto final (especialmente porque el resultado estuvo siempre abierto). El partido sirvió como prueba, sirvió para que el equipo se tuviera confianza en administrar el partido, en sentirse otra vez seguro en los partidos calientes y hacerse fuertes en defensa (haber perdido a FM6 y Vangioni provoca que Mercado y Maidana deban encontrar a sus nuevos socios y que vuelvan a funcionar como relojito), sirvió para que encontraran seguridad y vuelvan a tener el manejo de la pelota. Es cierto que mucho ayudó que un bostero se hiciera expulsar tontamente y que el árbitro no les diera un penal (también fue penal para River la última jugada del primer tiempo) pero lo más importante es que Gallardo aún no logra que el equipo cierre los partidos en el resultado.
El extraño caso de este arquero que no convence pero no pierde nunca

Chiarini es un caso muy extraño, mantiene su invicto y tiene alguna que otra atajada (la de ayer ante Chavez tal vez sea la mejor) pero sigue dando muchas inseguridades y tiene la buena suerte que sus errores no terminan siendo determinantes, la defensa volvió a tener su punto fuerte en los centrales (Maidana se entiende bien con Mammana, se nota que se tienen confianza y vuelven a ser una salida clara) pero también los laterales estuvieron fuertes y seguros (también es cierto que fueron menos exigidos que en otros partidos), tanto Mercado (no subió mucho) como Vega no descompensaron la defensa al atacar (fundamental) y no dejaron grandes huecos defensivos; Ponzio en el medio volvió a ser el termómetro y el líder anímico del equipo, jugó concentrado desde los defensivo, manejó perfectamente la pelota como salida de cada jugada y fue práctico a la hora de juntarse con Lucho o Pisculichi. Lucho tuvo varias pinceladas en el primer tiempo pero se cansó en el segundo (le cuesta mucho desde lo físico y retomar el ritmo de competencia del fútbol argentino, él y Saviola son un excelente caso para los futuros jugadores para entender que la plata fácil tiene sus consecuencias en lo futbolístico). Pisculichi de a poco vuelve a su nivel de fin del año pasado, vuelve a ser determinante y vuelve a tener la manija futbolística del equipo (excelente la asistencia para el gol).
Maidana otra vez fue figura, la seguridad que tiene y transmite es fundamental para el equipo

El que sigue teniendo problemas es Bertolo, aún no encuentra su lugar en el funcionamiento del equipo y está perdido por el lateral sin conectarse con el resto (muchas veces sufre faltas cuando busca esa conexión), algo similar le pasa a Viudez que no encuentra su posición aunque en su caso se mueve mucho más. Mora en cambio es el caso del jugador que tiene sus altos y bajos pero sabe que tiene que hacer dentro del funcionamiento. En el segundo tiempo entraron Pity (volvió a ser efectivo entrando en los últimos 25 minutos, desbordó y fue rápido con su gambeta ofensiva) y Driussi (necesita retomar ritmo y confianza) y luego Saviola (perdió un gol increíble pero se lo nota muchísimo más participativo, está a años luz del jugador que todos recordábamos pero de a poco va encontrando algo para darle al equipo, espero que algún día empiece a darle también goles).
el toque rápido y la participación permanente en el ataque vuelven a hacer a Pisculichi un jugador clave

Tal vez el resultado más claro de este partido ¨amistoso¨ se vea en el ánimo y alegría de los hinchas pero también fue importante para los jugadores, puede ser el inicio de la levantada que tanto está buscando el Muñeco (de la misma forma que se buscó a principio de año después de 2 meses para el olvido y que recién se vio esa levantada después de eliminar a los bosteros de la Libertadores). Por lo pronto como dijo el entrenador, sirvió para sacar conclusiones y para que varios jugadores empiecen a saber que le deben y pueden dar al equipo (especialmente teniendo en cuenta que varios serán los titulares en el próximo semestre).
Gran mensaje...

Por Charro.

lunes, 5 de octubre de 2015

Sin conexión, sin encendido, sin equipo...

Estuvo cerca pero no pudo atajarlo esta vez...

El mejor resumen del partido lo volvió a hacer el entrenador. Gallardo no puso excusas y lo primero que hizo fue asumir su culpa, se equivocó en el planteo y la elección de jugadores. Los jugadores que jugaron en la altura no estaban en condiciones de enfrentarse ante CAI en un partido de ida y vuelta. Lamentablemente es cierto que las sangrías que va teniendo el plantel no son las deseadas sino las que surgen y esto implica ir tapando agujeros al menor costo posible. Del plantel campeón con RAD queda muy poco y del campeón de América tampoco queda mucho (y casi nada quedará en enero), con lo cual no queda más remedio que darle continuidad a ciertos jugadores que aún no entraron en ritmo, que no están en un nivel aceptable pero que no queda más remedio que darles oportunidades antes de descartarlos (como si esto fuera posible). La formación de un equipo tiene un costo muy alto (la pérdida de puntos tontos que finalmente te sacan de la pelea por el título) y Gallardo lo está sufriendo. Una defensa desacoplada y con un solo defensor con marca, un mediocampo con un solo volante defensivo y un ataque que no marcó la salida, hace imposible que el juego habitual de River Plate logre plasmarse y no se convierta en suicidio. Un equipo sin capacidad defensiva solo puede aspirar a la victoria teniendo una delantera letal (algo complicado cuando no hay un 9 de área y tu delantero más importante es un jugador que intenta recordar como se convirtió en jugador de fútbol). No tengo dudas que Gallardo intenta darle minutos a todos los posibles reemplazantes (Mayada, Casco, Bertolo, Driussi, Viudez, Saviola) porque los jugadores de su equipo titular están muy por encima de sus reemplazos. Hoy diría que hasta a Balanta le están dando minutos y lo prueban para no descartarlo (una vez que lo saquen será muy difícil que levante su nivel). Gallardo intenta no modificar lo más básico de su esquema pero cada vez se le hará más difícil si algunos jugadores no levantan su nivel.
Casco siempre marcó de atrás. Nunca hizo pie y perdió en velocidad.

Creo que solo hubo 2 partidos en los que un equipo de Gallardo estuvo tan desorientado como anoche. El partido ante Cruzeiro (el posterior al gas) y el ¨amistoso¨ ante los bosteros (si el rojo tuviera mejor plantel nos hubiera dibujado la cara con más de una mano). El equipo no hizo pie desde el inicio y encima nos hicieron un gol tempranero (por una habitual desatención de Balanta, le cuesta mucho que no se le escape la marca dentro del área) pero el gran problema es que nunca pudo frenar el avance de CAI. Ganaron tanto por derecha como izquierda y entraban atacando con más hombres de los que defendíamos. Kranevitter nunca vio la pelota porque no tenía apoyo ni relevos, Maidana y Balanta defendían cerca del área y quedaban a medio camino, un milagro (o impericia) que no nos hayan hecho más goles. Es increíble como los jugadores que arman una muralla infranqueable y parecen impasables se convierten en endebles piezas de juguete cuando el equipo no se compromete. Anoche no salió nada (cuando nadie juega bien es muy complicado hacer un partido digno o salir adelante en la adversidad), se cometieron varios errores (el penal cometido por Casco fue infantil pero fue exactamente la misma jugada por la cual Pitana no cobró penal de Rodriguez a Driussi, Pisculichi fue torpe al pelear la pelota a pesar de no haber golpeado al rival con los tapones, fue demasiado peligroso y sabía que está muy fresco el antecedente de la no expulsión de Tevez).
La falta de Pisculichi por la cual fue expulsado. Muy lejos de la mala intención y de lastimar al rival

El hincha de River Plate quiere ver ganar siempre a su equipo, siempre exige y no perdona verse inferior a un rival pero también es difícil que los jugadores mantengan el mismo grado de concentración en todos los partidos (sin justificar). Como me escribieron en twitter, el mensaje de los referentes fue claro, Aimar se fue porque no estaba en la lista de la Copa Libertadores (dejó en banda a sus compañeros en el campeonato) y Cavenaghi se fue luego de ganar la copa (o sea que este campeonato ya sería un peso sin una buena retribución). El mensaje desde la tribuna no es mucho mejor (seguimos cantando que nos vamos a Japón faltando 10 minutos en cada partido de local y dejamos de pensar en el partido que se juega) y el mensaje del entrenador también es bastante claro, está probando a los jugadores para armar un equipo sólido para después de diciembre y que esten afilados para entrar cuando se los necesite en las copas de este semestre. Es lo que hay pero nunca hay que olvidar que todos los partidos son importantes (a los bosteros le regalamos buena parte del campeonato y tal vez al rojo le estemos dando lo que necesita para clasificar a la copa del año que viene, aunque también es cierto que Gallardo dijo que esto le servirá para un futuro enfrentamiento).

Por fortuna solo quedan 3 fechas para terminar este torneo y esperemos que todas las experiencias que tuvimos en estas últimas semanas sirvan estar afilados en la copa y de cara al mundial de clubes. Seguir en la copa Sudamericana le seguirá dando rodaje a este equipo (con lo cual es doblemente importante). Básicamente nos encontramos en un momento en el cual habrá que aprovechar para trabajar (una semana sin fútbol oficial pero con un molestísimo superclásico), dar vuelta la página pero recordar cada error para no volver a cometerlo.

Por Charro.

sábado, 3 de octubre de 2015

Estas nominado

Los logros obtenidos y su participación fundamental justifican la nominación

Cuando asumió DAP recuerdo que Perfumo dijo que la situación que vivía River Plate en ese momento no se iba a solucionar en menos de 10 años. Lo que estaba diciendo el Mariscal en diciembre de 2009, era que la destrucción económica y deportiva era tan grande que se necesitaría de mucha plata y especialmente trabajo de reconstrucción. 

Para muchos el trabajo de reconstrucción empezó en diciembre del 2013 con la asunción de D´onofrio, sin embargo en mi opinión la destrucción fue  tan devastadora y en tantos sentidos, que la reconstrucción empezó mucho antes. Para llegar a la cima deportiva se debió salir del infierno y subir por muchas etapas muy dolorosas. Desde aquella destrucción de un equipo multi campeón en 1986 hasta hoy corrió mucha agua bajo el puente (25 años de tobogán y algunos de lento ascenso). Desde aquella relación de la dirigencia con la barra (uno de los tantos inicios para la decadencia) que tuvo Santilli (única forma para que el oficialismo perdiera las elecciones a pesar de haber ganado, la Copa Libertadores, el título del mundo y de haber cumplido su promesa electoral de traer a Alonso), muchas cosas se fueron haciendo mal como si solo fueran pequeñas ¨concesiones¨ pero en realidad eran terribles gotas que fueron horadando los cimientos del club.

Al club se lo destruyó desde lo económico (Dávicce asumió con ollas populares en la puerta y sin un peso, por eso cedió al mes de asumir a los primeros intermediarios, las grandes coimas por ventas de jugadores, los enormes ingresos que nunca llegaron al club por precios inflados del mercado europeo y los primeros ingresos interesantes aunque irrisorios de la TV. Toda esa corrupción se multiplicó con Aguilaucha a pesar de que el mercado ya no era tan espectacular, DAP no hizo nada por disminuirla aunque la torta ya no era tan grande y D´onofrio tiene problemas más urgentes aunque nadie sabe que anda pasando), también se lo destruyó desde lo financiero (consecuencia lógica de la incapacidad de gestión, la falta de credibilidad, la falta de poder y las relaciones peligrosas), se lo destruyó desde lo institucional (creando una nueva barra obediente con una política de cesión de privilegios económicos a cambio de silenciar a opositores pero como era lógico, la necesidad tiene cara de hereje y fueron muy voraces aprovechándose de la debilidad de sus ineptos jefes. También crearon un periodismo adicto que silenció en los medios cualquier mención, queja o recriminación a semejante gestión) y finalmente se lo destruyó en lo deportivo (otra consecuencia obvia de los puntos anteriores. Cuando se destruyeron las bases formativas de las inferiores, cuando se vendieron jugadores importantes para tapar agujeros económicos y se traía bazofia a préstamo porque ni siquiera había plata para comprarlos o se los terminaba regalando a cambio de la deuda; ya poco quedaba para repuntar el desastre).
Ojalá pueda levantar la copa del mundo de clubes y estar en la terna final por el balón de oro  

Gestiones patéticas se pudieron mantener en silencio (apenas se hablaba de Dávicce porque conseguía títulos, se hablaba de Aguilaucha como el gran restaurador del fútbol argentino hasta que claudicó en las manos del Padrino y pasó a ser un títere) por medio de favores y títulos (así empieza todo, los periodistas callan algunas cosas que ven mal porque pueden contar y exagerar algunas buenas a cambio de favores y los barras silencian a los dirigentes o socios que no se disciplinan) pero en el 2006 el declive ya era muy notorio (Aguilaucha ganó en el 2005 con el 65% de los votos y cedió parte de su caudal a Davicce para tener la totalidad de la CD). Aguilaucha no se había querido presentar porque sabía lo que pasaría (su mala gestión explotaría en esa gestión del 2005-09) pero casi lo obligaron a hacerlo.

La gestión económica era desastrosa (a pesar de haber tenido la ventaja de la pesificación de la deuda) y la única solución para mantener una situación económica manejable era mantener fuertes ingresos por venta de jugadores de inferiores. Hasta el 2004 se intentó mantener un plantel competitivo mientras la situación económica empeoraba drásticamente y a partir de allí vino el declive deportivo (con lo cual caen también los ingresos del club) aunque poco tiempo después empezó la reconstrucción de las inferiores (claro que hubo que esperar otros 5 años para que esos chicos se formaran y fueran vendidos/sacrificados para armar un plantel nuevamente competitivo). En medio de esa tempestad hubo un oasis que resultó ser ficticio (llegaban a préstamo jugadores por un año, las últimas pinceladas de Ortega, algo de suerte, momentos de Alexis Sanchez, Falcao y Buonnanotte...). La debacle era irreversible porque ya no era solo una cuestión deportiva (ésta solo era la cara visible), también era evidente la destrucción económica (las pérdidas eran inmanejables, los préstamos eran a tasas usurarias y los cheques eran cambiados por efectivo anticipado a tasas increíbles), financiera (nadie en el mercado creía en una dirigencia que se cansaba de emitir cheques rechazados) y dirigencial (todos intentaban salvarse cuando veían que el barco se hundía). Tan desesperante estaba la situación y la credibilidad general que un personaje como DAP pudo convertirse en presidente.

Lo de DAP fue patético porque no tiene capacidad, formación, experiencia y mucho menos atributos para llevar adelante un club del tamaño de River Plate. DAP quiso manejarse solo (o con un mesa chica de 4 personas) sin delegar ni permitir que otros lo aconsejaran y así falló en casi todo. Logró que se mantenga el trabajo de inferiores (de fútbol sabe), vendió bien al exterior (gracias a los buenos contactos y su capacidad para convencer sobre la capacidad de los futbolistas) e hizo algunas compras buenas para fortalecer al plantel (claro que el porcentaje fue muy pobre porque, como los anteriores dirigentes, estaba más preocupado por hacer negocios y no por traer jugadores consagrados).
Nada es fácil... nada es imposible

Así llegamos a este presente luego de la tempestad. D´onofrio tuvo un primer gran acierto de traer una persona que sabe de fútbol pero que quiere mantener un perfil bajo y trabajar junto a la dirigencia y este manager tuvo el enorme acierto de traer a Gallardo. A partir de esta base pudieron trabajar en distintos sectores y conseguir muchos aciertos (junto con muchísimos desaciertos de los cuales casi nada se habla). Los grandes logros deportivos internacionales (con ganancias en dólares) trajeron aparejada una tranquilidad para trabajar en lo financiero, para aliviar lo económico y para potenciar al plantel.

Cuando se habló de una deuda de 400 millones (en la época del descenso), no hay que olvidar que ese plantel no tenía valor, se debieron comprar muchos jugadores y varios debieron crecer hasta conformar hoy un gran plantel que tiene varios premios deportivos (además de pelear a fin de año el premio más grande) y que ayer logró otro gran reconocimiento cuando Carlos Sanchez entró en el primer grupo de candidatos (59 jugadores) para el balón de oro 2015. Nunca debemos olvidar todo lo que pasamos hasta llegar a este presente y algún día deberíamos discutir cuantas cosas faltan cambiar para no volver a caer en los mismos errores del pasado.

Por Charro.

jueves, 1 de octubre de 2015

2 rivales, 1 derrota y otro penal que puede hacer historia

El aire para retener la pelota

Uuufff!!! Fue duro. Se complica mucho cuando no solo hay que pelear contra el rival que está enfrente. River Plate no solo se enfrentó a la Liga de Quito, también debió aguantar en la altura y otra vez un penal nos dio vida cuando pensamos que nos estaban matando. Así como en el 2014 el penal atajado al último minuto por Chichizola nos dio vida cuando pensamos que estábamos muertos, igual que en la Sudamericana anterior cuando Barovero nos dio vida ante los paraguayos cuando pensábamos que nos liquidaban o cuando al minuto de juego Barovero nos volvió a salvar en el partido ante los bosteros, de la misma forma ayer recuperamos la sonrisa cuando los ecuatorianos erraron su penal (ganaban 1 a 0 y frenó el ímpetu que tenían).
Maidana varias veces fue monumental y salvó al equipo con lo justo

Los ecuatorianos tienen buenos jugadores que nos complicaron. Durante el primer tiempo River Plate pudo contenerlos muy bien (mientras las piernas respondían y había claridad mental para jugar la pelota) y tuvo varias chances para hacer el gol pero fue en el segundo tiempo (especialmente después del tempranero y sorpresivo gol) todo se complicó. Por un error compartido (un lateral que no fue rechazado, la pelota picó en el punto penal y fue conectado por un ecuatoriano que la colocó junto a un palo) llegó el gol y automáticamente los ecuatorianos sintieron que la clasificación era suya. Fueron minutos muy duros porque se vinieron con fuerza y claridad (encontraron los caminos, atacaron con rapidez y no se limitaron a desbordar por las puntas para tirar un centro, también penetraron por el centro) hasta que el árbitro ¨compró¨ un penal que inventó un jugador del equipo ecuatoriano. Quien pateó el penal decidió hacer justicia (el mismo que se tiró al piso vendiendo un penal, luego erró el tiro) y cuando Barovero ya estaba vencido, la pelota pasó junto al palo.
El arquero estaba vencido pero la pelota no quiso entrar (?) o simplemente Barovero la sacó con la vista

En varios momentos el equipo la pasó mal (especialmente cuando no pudo hacerse de la pelota y debió cederle durante mucho tiempo el dominio del balón al rival) más allá que en todo el partido hubo lapsos en que dominó la pelota o que tuvo contraataques rápidos que pudieron terminar en gol. Todos sabíamos que el secreto estaba en hacer un gol pero lamentablemente el arquero ecuatoriano fue figura (como lo fue en el Monumental), el palo los acompañó (lo mismo le pasó a Barovero) y en otras no tuvimos puntería (oportunidades para convertir hubo varias).
Mercado la tuvo complicada pero siempre está y entrega todo lo que tiene

Barovero fue el que más lo sufrió (fue uno de los que me dio la impresión en varias oportunidades que estaba sin aires, a pesar de ser un jugador que no corre. En el gol me pareció que reaccionó tarde), tuvo bastante trabajo pero fue ayudado por los palos y la impericia rival. La defensa trabajó como suele hacer en los partidos de visitante de la copa, bancando la parada complicada. No se amilanaron ante los rivales, impidieron que los rivales los superaran por carácter y rechazaron toda pelota que intentaba pasar. Maidana se cansó de rechazar (tuvo varias barridas prodigiosas y muchos rechazos extremos) y estuvo mucho más seguro que Balanta (tuvo varios anticipos importantes y varias veces salió a marcar a campo rival como si estuviéramos eliminados) pero básicamente comete errores por distracción o falta de decisión que pueden ser muy peligrosos. Por los laterales estuvo muy complicado (los ecuatorianos usaron ese sector como arma principal, durante el primer tiempo apenas patearon centros incómodos aunque efectivos pero en el segundo tiempo ganaron varias veces por velocidad), Mercado estuvo algo más duro en la marca pero Casco acompañó muy bien en ataque (en el primer tiempo). Otro que la tuvo muy duro fue Kranevitter, tuvo un muy buen primer tiempo y en el segundo fue claramente superado (aunque siempre tuvo la entrega y la capacidad para estar en los lugares de peligro) y se retrasó demasiado (especialmente en ese lapso que nos dominaron los ecuatorianos). Así y todo estuvo prolijo con la pelota e inició muchos contraataques.
Es cierto, no había sido penal...

El trabajo de Bertolo volvió a ser pobre (aunque fue blanco de todas las patadas rivales, en media hora ya había recibido 4 faltas fuertes por las que recibieron 3 amarillas) y no extrañó que fuera reemplazado por la rapidez de Martinez (que dio aire y peligro pero tampoco fue efectivo), del otro lado, Sanchez fue el oxígeno del equipo, corrió mucho en retroceso y llevó la pelota en contraataque pero tampoco tuvo claridad, ayudó a Kranevitter y fue tapón por la derecha para que no subieran con facilidad. Un trabajo similar tuvieron Mora y Alario, tapar y molestar en la salida pero además aguantaron muy bien la pelota para esperar a sus compañeros. El trabajo de los delanteros fue muy bueno y por eso hubo varias chances de gol (Mora terminó extenuado a los 25 minutos del segundo tiempo y Alario se aguantó todo el partido a pesar que los últimos 5 minutos lo jugó con el hombro salido). Pisculichi también fue importante en el primer tiempo (como se nota su recuperación futbolística, puede jugar mal pero el equipo siente su participación e intenta jugar de otra forma) para tener la pelota y aspirar al ataque (en el segundo tiempo fue más frontal y de contra) pero debió salir después del gol para que Mayada ayudara por el lateral (Sanchez pasó a ayudar a Kranvevitter). Finalmente Viudez entró para dar aire en la delantera (y también buscó ser tapón) pero tampoco logró
ser efectivo.
Siempre al límite, siempre salvador

En la cancha se sintió lo mismo que pensamos muchos, este rival podría ser el más duro de todos los posibles rivales hasta la hipotética final, por eso Gallardo al terminar el partido aseguró que este partido era fundamental desde lo anímico y futbolístico para este equipo que se está reinventando (es la única competencia seria que hay hasta diciembre). Un partido sufrido pero de los que levanta animicamente a un equipo que siempre se fue armando de forma épica.

Por Charro.