"Se pueden arreglar campeonatos enteros, como el de Boca de Ischia." Javier Ruiz árbitro "Ehhehh, eh yo pienso de que ehhehh eeeehh (?)." DAP "No estén cagados." Daniel Passarella

jueves, 6 de agosto de 2015

Campeón!!! y esto recién empieza

Los capitanes, los ídolos... la copa tan deseada.

Indescriptible. Una noche soñada, deseada, esperada, que no tendrá fin y que quedará guardada en el corazón de millones de hinchas. Esta noche en la cual este grupo de jugadores se consagraron campeones de América, lograron cicatrizar aquella herida abierta en el 2011. La herida que se abrió aquel día, logró curarse con el ascenso con Almeyda y el título con Ramón, luego volvieron a darnos el eterno orgullo millonario al ganar de forma estupenda la Sudamericana pero necesitábamos volver a demostrarle al mundo que el millonario es nuevamente el mejor de América. Ya nadie duda que River Plate volvió; habrá cicatrices, habrá mucha memoria pero básicamente está de nuevo la alegría por volver a sentir que el verdadero River Plate está en la cancha. Nuevamente sentimos el orgullo por nuestros jugadores y la alegría por ver a los más pequeños viviendo la verdadera imagen y escencia de River Plate. La felicidad es plena por la seguidilla de títulos, por eliminar a los bosteros, por la forma que juega el equipo y básicamente por el compromiso de los jugadores y cuerpo técnico con el club y sus hinchas. Hoy todos sentimos que el gigante volvió y como reza una bandera ¨me veras volver y te arrodillarás¨.
La locura de los jugadores a la par de los hinchas

La sensción previa al partido fue muy rara. En el aire había mucha seguridad pero al mismo tiempo muchísima ansiedad. La intensidad que había en la gente era muy diferente a la que había frente a Nacional de Medellín hace un semestre, sin dudas el hincha quería este título, esto es lo que se soñaba, después de la humillación, necesitábamos ponerle el broche a este ciclo interminable de títulos. Obviamente que todos queríamos este título pero tenía un adicional, lo queríamos también para estos jugadores que se merecen toda la gloria y entrar a los libros del club. Este grupo hace rato que logró entrar en los corazones de los hinchas pero ayer se selló la relación para toda la vida.
El cuerpo técnico que se merece lo mejor

Horas de tensión y espera para llegar al Monumental, la gente hizo caso al pedido de llegar temprano pero toda la organización y el operativo fue patético (el que organizó el operativo mínimamente merece que lo suspendan y lo obliguen a rendir un par de materias), la cantidad de colados interminable, aglomeraciones por incapacidad porque la gente había llegado temprano previendo cualquier demora, colas que no avanzaban sin explicación... una locura que se sumaba a la locura que llevaba la gente por ver el partido. No entraba un alfiler, algunos idiotas llevaron bengalas (me huele que la sanción que recibiremos será aproximadamente de por vida) pero fundamentalmente se vio la organización y trabajo de dirigentes e hinchas de la subcomisión del hincha para que el recibimiento fuera memorable.
FM6 y su gol...

La fiesta estaba y la tensión lógica por un partido tan especial fue tapada por las canciones y el aliento. Desde el primer minuto River Plate salió con seguridad y sabiendo qué debían hacer. Presión absoluta y permanente, no hubo descanso y todos los jugadores participaron de esa presión. Tigres nunca se sintió cómodo y abusó del pelotazo. Quisieron aprovechar la espalda de Mayada (el supuesto punto flojo del equipo ante la ausencia de Mercado por acumulación de amarillas y la lesión de Mammana) pero no lograron terminar las jugadas, el equipo estaba muy concentrado y cada uno sabía lo que debía hacer. Nada frenó a este plantel, ni siquiera la ausencia de su entrenador (una locura reglamentaria la persecución sobre Gallardo). La convicción fue, una vez más, inquebrantable.
El grito u-ru-gua-yo se repitió en la final de América...

Barovero transmitió seguridad y no tuvo tanto trabajo, Maidana volvió a tragarse al francés pero sin tanto trabajo y Fm6 fue soberbio a pesar de sus errores. Convirtió el tercer gol y selló el resultado. Esta vez el problema estuvo por las bandas pero a su vez fueron quienes sobresalieron. La entrega y personalidad de Vangioni fueron consagratorias, se cansó de subir y ser parte del ataque. Puso toda su personalidad para neutralizar al rival pero además para no dejarlo pensar y errar. Por derecha Mayada bailó con la más fea y le costó asentarse pero terminó ganando la banda, necesitó mucha ayuda pero al final pudo jugar tanto en defensa como en ataque. En el medio volvió a haber un trabajo soberbio (el que permitió que en defensa no hubiera un trabajo de tanta lucha con los delanteros del equipo mexicano) en la contención y presión. Kranevitter volvió a ser pulpo y Ponzio el corredor incansable y alma del equipo, no se cansó nunca de buscar la pelota y de llegar al límite sobre la pierna rival (marcó el ritmo y era el ejemplo a la hora de marcar y entregarse por el equipo). Para un trabajo impecable de recuperación de pelota es fundamental el trabajo sobre las bandas. Sanchez (una seguridad y huevos espectaculares para patear un penal y sacárselo a Cavenaghi) y Bertolo tuvieron el duro trabajo de marcar mucho pero al mismo tiempo salir en velocidad para atacar. En ataque costó, Cavenaghi dio todo lo que tenía y Alario tuvo otro partido consagratorio (no tanto por el juego sino por haber convertido el primer gol). Alario corrió sin parar, bancó algunos momentos minutos complicados, aguantó la pelota entre varios defensores... un jugador completo. Esta vez hasta el trabajo de los suplentes fue importante. Driussi volvió a ser importante y Pisculichi volvió a dar un pase magistral a al cabeza de un compañero en un corner. Todos fueron fundamentales en una final complicadísima en la cual hay que tener muchísima personalidad para bancar la presión de 70 mil personas. Era una final de América con el aditamento de la presión por lo que significaba para millones de personas. Fue un recibimiento y un clima monstruoso para los mexicanos pero al mismo tiempo ese aliento podría haber sido una presión para los jugadores millonarios. Extraordinario como lo absorbieron los jugadores y lo convirtieron en un arma más del equipo (cerrándole el pico a los bobos que boquearon en la previa, especialmente a Arévalo Ríos, para quien Sanchez tuvo un recuerdito). Ni siquiera la lluvia (llovizna en el primer tiempo, lluvia en el segundo y diluvio durante los festejos) pudo complicar a un equipo que no se movió de su esquema y objetivo.
Ponzio el líder...

La alegría final solo fue empañada por la noticia que dio Cavenaghi, (tenía decidido que este fuera su último partido oficial con la camiseta de River Plate) y ni siquiera el diluvio del final frenó la felicidad. El obelisco (al igual que el centro de todas las ciudades del país) se tiñó de blanco y rojo nuevamente bajo la lluvia... a quien le importa. Después de tristezas tan profundas, el festejo y la felicidad valen la pena expresarlas.
Alario con el grito de millones de hinchas...

Salud campeón!!!! Gracias a todos los que hicieron posible esta felicidad.

Por Charro.

30 comentarios:

Anónimo dijo...

Gracias una vez más por la impecable crónica, y quiero remarcar -como lo dijo Charro- los HUEVOS de Sánchez para ejecutar el penal sin importarle el diluvio, la situación, el boludo del patón Guzmán....lo mismo que vs. boca, un temple formidable.
Y la tristeza de la despedida del Cavegol, a quien creo debería hacércele 1 partido depedida-homenaje.
ML

sarmiento dijo...

He festejado en cancha en la calle y en mi casa campeonatos desde el del 75. Los de ahora, despues del 2011 son distintos. Mas emoción desahogos y quebrarse. Muy buena nota.Saludos a todos.

Anónimo dijo...

Concordando un poco con Sarmiento, esto tiene sabor a redención. Como dije en el post anterior. En los dos primeros que pensé después del pitazo final fue en los hijos de re mil putas de Aguilar e Israel, haberse cagado en nosotros sólo por el hecho de llenarse los bolsillos. Esto debemos dedicarselo a todos los que nos quisieron hacer desaparecer, en todos los que nos quisieron cambiar nuestra forma de ver y de sentir el fútbol y la forma de ser hincha de River. Escuché hablar a Patanian, y no sé si será demagogia o no, pero decir que River debe acostumbrarse a esto y que a él le enseñaron que River es esto, en cierta forma me tranquiliza. Y me hace pensar en Macchi que decía que un club como River se manejaba solo. Y destruyeron la calesita.

Felicitaciones, felicidades y muchos abrazos a todos los que participan de este blog, hinchas genuinos, que no hacemos negocios y que queremos lo mejor para este club.

Gracias por esta alegría de salir primero, de salir campeón.

Saludos
Aledb

Anónimo dijo...

Ah, me olvidé, una mención muy especial a Jonatan Maidana, ÚNICO jugador de este plantel titular el 26 de junio de 2011 y puntal de este River multicampeón.

Somos los únicos campeones de Conmebol. Tres copas, las tres son nuestras.

Saludos
Aledb

Wallace dijo...

Sigo leyendo siempre el blog y los comentarios, pero vuelvo a escribir despues de un buen tiempo. Felicitaciones por el muy buen blog.

¡¡¡Gracias RIVER por tanta alegria!!! ¡¡¡Gracias MUÑECO!!! ¡¡¡Gracias JUGADORES!!!

¡¡¡¡Salud a todo el pueblo RIVERPLATENSE!!!!
¡¡¡¡Salud CAMPEONES!!!!
¡¡¡¡Vamos RIVEEERRRR!!!!

Anónimo dijo...

RIVER CAMPEÓN COPA LIBERTADORES 2015
¡¡¡Lluvia!!! ¡¡¡Truenos !!! ¡¡¡Bengalas !!! ¡¡¡Goles !!! ¡¡¡Abrazos !!! ¡¡¡Victoria !!!
¡¡¡Vuelta olímpica !!! ¡¡¡Festejos !!! El abrazo del alma entre todos los riverplatenses…
Señores Millonarios, aplaudimos de pie:
¡¡¡EL GENERAL NAPOLEÓN MARCELO GALLARDO Y SU EJÉRCITO HAN CONQUISTADO AMÉRICA !!!
UN ESTADIO…El Monumental que ayer fue colmado por 65.000 riverplatenses….
UNA PASIÓN…Que sólo podemos explicar los que llevamos a la Banda Roja en el corazón…
UN INSTANTE…La salida al campo de juego de un equipo que quiere hacer historia…
UN HOMBRE…El General Napoléon Gallardo en busca de la gloria…
UN PARTIDO…Que definia la Final de la Copa Libertadores de América…
UN PLANTEL…Obligado a revalidar todo lo fantástico que hizo en el verde cesped durante mucho tiempo…
UNA HINCHADA…Con el fervor y la pasión que sólo el Más Grande puede ofrecer…
LA LLUVIA…Como homenaje póstumo a aquellos heroes que levantaron la Copa y elevaron el grito sagrado en la Libertadores de 1986 bajo un aguacero torrencial…
Se puede comenzar por la inmensa convocatoria y el respaldo descomunal que el hincha de River le dio al equipo desde el inicio hasta el último suspiro de este match que brindaba el título de Campeón de la Copa Libertadores de América. 65.000 almas que estuvieron en todas y cada una de las ubicaciones del Monumental, cada uno con su bandera, su kábala, su grito y su ansiedad ante la inminencia de una definición histórica, en una final anelada por todos… de este certamen continental de clubes.
Los fuegos de artificio, las bengalas, los papelitos, algunas serpentinas, las banderas de todas las filiales del país y las multitudes que mostraron al Grandioso Estadio Monumental y sus tribunas rebosantes se han convertido por una mágica circunstancia de la distancia y el tiempo en una remake de aquellas gloriosas noches de fútbol que el Millonario brindaba en los dorados años 90, mucho antes de que llegaran a desembarcar en el poder esos nombres de oscuridad llamados J.M.Aguilar y D.A.Passarella.
Un recibimiento estremecedor, descomunal y magnificado por los estruendos pirotécnicos afuera del Estadio dio la bienvenida al equipo de Napoléon cuando ingresó al campo de juego para esa cita definitoria frente a Tigres de México en la final continental de clubes organizada por la Conmebol.
Le pasó de todo a River en las últimas semanas. Desde el inicio del semestre las ventas de Teo Gutierrez y Pezzella, las lesiones recientes de Mora y Viudez en el partido de ida en Monterrey, la inexplicable tarjeta amarilla a Gabriel Mercado sacada por el mediocre árbitro paraguayo Arias que le impidió llegar a jugar esta instancia definitiva, una baja del chico Mammana a ultimo momento por un accidente en el entrenamiento, hasta la expulsión de Napoleón Gallardo en México que por obra y gracia de la Conmebol obligaba a suplirlo en el banco por su colaborador Matias Biscay…Estaba claro que River Plate llegaba con un plantel limitado, importantes ausencias y un rival durisimo para esta final. Sin embargo tenia dos cosas a favor: una localia Monumental con el apoyo de su gente y el 0-0 conseguido con mucho sacrificio en Monterrey ante Tigres.
Un desafío mayúsculo de final, de consagración y de vuelta olímpica para un plantel que debia coronarse ante la multitud riverplatense como corolario de una campaña brillante, en aras de escribir una página histórica en el Libro de Oro del Club Millonario. En frente no habia poca cosa, un Tigres que dirigido por el “Tuca” Ricardo Ferretti realizó una marcha triunfal en las otras llaves del fixture, sorteando en semifinal nada menos que al Internacional de Porto Alegre (Brasil).
(...)

Anónimo dijo...

(...)
La Gran Final frente a Tigres de México después del empate 0-0 en Monterrey le daba a River la posibilidad de jugar un partido con plena confianza y amplitud futbolística sabiendo que tenia por delante potencialmente 120 minutos de tiempo para ganar y festejar. Aquella igualdad en tierras mexicanas se consiguió merced a la firmeza del equipo para presionar en el primer tiempo hasta tres cuartos de cancha quitándole el balón y los circuitos a Tigres …y al aguante defensivo teniando a Maidana como estandarte en el segundo tiempo frente a un rival que habia hecho las cosas mejor en materia ofensiva pero nunca se atrevió a arriesgar lo suficiente cuando tuvo que ser protagonista. A partir de esa experiencia River sabia que debia bloquear a Arévalo Ríos, las salidas y proyecciones de Guido Pizarro, el juego areo de Sobis y la distribución de Gignac junto a las embestidos por el carril derecho del habilidoso y siempre veloz Jurgen Damm.
Así fue como pocos minutos después de las 22hs. el árbitro Dario Ubriaco (uruguayo) y con total prolijidad en la organización dio la orden de inicio para la Gran Final.
Del desarrollo del encuentro hay poco que decir porque no fue bueno. River jugó con mucho cuidado tratando de asegurar las salidas con los laterales y proyectando a Sanchez como unico armador para las corridas solitarias de Alario y una posición un poco más retrasada del Cavegol.
El encuentro transitaba con mucha velocidad, dinámica y juego rápido, hubo marcas personales fijas y juego brusco de parte de ambos equipos sobre todo cerca de los laterales aunque la mitad de la cancha era zona de libre tránsito toda vez que la impresición y ciertas pelotas regaladas hicieron estragos en el dominio alternado del match sin llegadas claras a los arcos. River se perfilaba con los cortes y anticipos de Ponzio y Kranvetter como doble cinco en el medio, los piques veloces al vacio de Sanchez por derecha buscando el desborde o la pelota detenida y algunos piques de Alario sumado a los avances sin éxito de Bertolo por izquierda. Tigres en cambio se afirmaba en la salida con Arévalo Rios, la presión de Aquino bien controlado por Maidana y su apuesta permanente a encontrar espacios a las espaldas de Vangioni o Funes Mori con las arremetidas del veloz y peligroso J.Damm.
River tuvo más la pelota y la iniciativa pero le costaba volver para recuperar el balón en las contras de Tigres. A los 8’ fue amonestado Alario por una dura falta que sin embargo no era para roja como asevera el periodismo del Riachuelo, dado que el foul fue de costado y no desde atrás en zancadilla como dice el reglamento para expulsar. Hubo mucho juego de rechazos aereos y la lluvia persistente y torrencial que comenzaba a caer complicaba las cosas y el dominio del balón.
En una de esas a los 14’ se equivocó Funes Mori y Gignac habilitó a Sobis que se arrimaba contra Barovero pero fue anticipado a tiempo. El juego brusco de los visitantes se comenzó a sentir: a los 16’ amonestado Jimenez por dura falta a Vangioni x izquierda, en seguida vio la amarilla Juninho por hacer tiempo a la salida de un tiro libre desde el fondo, y hasta Gignac fue sancionado con la tarjeta mas leve cuando le entró duro en un cruce a Funes Mori. Otro sofocón pasó River cuando Damm se escapó x derecha derivo para el centro del area el balón con un tipico pase a rastron y Gignac no alcanzó a conectar con suficiente firmeza para definir.
Se salvó el Millo !!! Suspiro grande y a seguir.
(...)

Anónimo dijo...

(...)
Rivas en Tigres fue amonestado a los 25’ y el mismo jugador metió el manotazo a la pelota en el area sobre los 33’ cuando cedió un lateral Mayada al flaco Alario. ¡¡¡ Era penal !!! pero el colegiado Dario Ubriaco no alcanzó a percibir la picardia del jugador rival y dejó seguir. Los de Tigres pegaban duro y parejo sin sacarse el sombrero mexicano: patadas de Pizarro a Vangioni x izquierda y de Aquino a Mayada x derecha, y el árbitro comenzó a dejar seguir el juego brusco sin más amarillas.
Con leves aproximaciones River casi no llegó al arco rival en la primera mitad, a tal punto que esa estapa se moria en un lánguido 0-0. Hasta que llegó una jugada clave desatando el carnaval en el Monumental.
Se sabe que en estos partidos aparecen los caudillos. Y si hay uno que tiene la posta en esto de atreverse a batallar en campo enemigo es Leonel Vangioni, a esta altura un soldado irremplazable en el plantel. Iban 44 minutos del primer tiempo, River miraba el trámite con una mueca de desconfianza y Ponzio despejó hacia la izquierda una pelota bombeada por aire, la bajó Leonel Vangioni y tras dar una media vuelta sobre su eje gambeteó entre medio de dos defensores de Tigres, se preyectó en velocidad hacia el area y lanzó en centro al primer palo con mucha calidad, …allí apareció como un duende alado el flaco Lucas Alario anticipando de cabeza para mandar el balón mojado al fondo de la red.
¡¡¡GOLAZOOOOOOOOOOOOOOOOOO !!! ¡¡¡ESTALLIDO !!! ¡¡¡DEFINICIÓN !!! El Monumental que celebra con los brazos en alto el gol de la Copa, el gol que tiene sabor a vuelta olímpica. Y eso es River. En una final apareció un caudillo como Vangioni para recuperar un balón, poner un centro perfecto y encontrar un delantero bien parado aprovechando su gran oportunismo y olfato goleador. En esa jugada se vió reflejado el River de Gallardo. Recuperación, cambio de ritmo, velocidad, sorpresa y definición. Un equipo que parece estar dormido en el trámite y de repente saca una jugada mágica de la galera.
Con ese gol tan importante River planificó un segundo tiempo mucho más cómodo, con un traje a medida…sabiendo que el cimiento para edificar la victoria ya estaba puesto.
(...)

Agustín Ovejero dijo...

Grande Charro!! GRANDE RIVER!!

Acá a 1600 km del Monumental viví el partido con la misma intensidad y las mismas ganas de ganar... Me quebré con el gol de Alario, porque significaba volver a ver a River orgullosamente con esa copa tan esquiva, y porque hasta ese momento el partido era tan duro como lo fue en México ante un rival que se mostró más que digno finalista.

Cuesta creer que tenía 9 años cuando River levantó con el Enzo este trofeo y pasó muchísimo tiempo y se sintió como revivir grandes épocas. Esto es River y menos de esto no nos puede contentar.

Abrazos a todos los que comentan acá y que la alegría no pare, en pocos días se viene otra copa en Japón!

Anónimo dijo...

(...)
Ya con una lluvia torrencial definitivamente protagonista de la noche se inició la segunda etapa.
River arrancó un poco más retrasado tratando de contener a Tigres que se venia a buscar el empate; los mexicanos consiguieron hacer amonestar a Funes Mori y al propio Cavenagui por algunas faltas a destiempo. Aquino sobre el sector de Mayada …y Pizarro y J.Damm proyectandose muy incisivamente en los espacios libres que quedaban en el fondo de River fueron las mayores preocupaciones del trámite. El equipo de Gallardo apenas asomó al area rival cuando Vangioni mandó un centro desde la izquierda que pasó rasando en diagonal el area chica de Guzman sin que nadie pudiera conectar al arco. La noche se hacia espesa y complicada para aguantar la diferencia minima. Entraron Dueñas x Arevalo Rios en Tigres y Driussi por el flaco Alario que sintió una molestia. ¡¡¡Para que abrir los ojos !!! En una jugada muy peligrosa el habil J.Damm se mandó un pique en velocidad por la punta derecha, se deshizo de Vangioni y mando un centro al segundo palo… y cuando parecia que Aquino mandaba al fondo de la red el cabezazo por suerte se le fue el balon arriba del travesaño. A muchos se nos paralizó el corazón del susto…
Hasta que llegó el momento cúlmine de la noche. River salió del fondo a presionar y Pizarro la reventó al lateral. Vino el saque de costado por la derecha, recibió Carlos Sanchez tras un rebote y se metió en diagonal hacia el area de Guzmán hasta que Aquino lo fouleó desde atrás, ¡¡PENAL !!
Una vez más la personalidad de otro caudillo en el ejercito napoleónico tomo la pelota y dijo: “Lo pateo yo”. Igual que en octavos frente a Orión. Sanchez se paró de cara al arco del Rio de la Plata lo miró fijo a Guzmán y pateó alto al segundo palo poniendo el balón a media altura (sector derecho) inflando la red y provocando el estallido otra vez del Monumental…¡¡GOL DE RIVER !!
2 A 0 y que siga lloviendo hasta más no poder….Se lo merecia Carlitos, emblema de este equipo….
Dos minutos despues y a quince del final se produjo el momento sublime de la noche cuando Matias Biscay por orden de Napoléon decidió darle el ultimo adios al Rey Fernando Cavegol en el Monumental. Allí tocandose el pecho, elevando los ojos a todo el entorno del Estadio y saludando casi con lagrimas se retiraba para siempre como jugador de River Plate un goleador histórico del Millonario….un grande que se va pero deja el recuerdo imborrable de 112 gritos con la Banda Roja pegada a su corazón…Gracias por todo Cavegol, gracias Fernando !!! El aplauso que queda para la historia, una carrera detrás para la posteridad en todas las memorias…
Entró sublimemente Pisculichi a los 33’ y cuando River ganó un corner por derecha la gran figura de la otrora Copa Sudamericana mandó un centro como él sabe, en comba y hacia adentro, apareció otro caudillo que de batallas sabe y bastante, se elevó más que todos Funes Mori – el Ramirazo – y de cabeza la puso en el segundo palo de Guzmán. 3-0. Golazo, fiesta, carnaval, lluvia, gritos, festejos, abrazos, Matias Biscay celebrando en el banco, Napoléon en algun lugar dentro de ese escenario inmenso….
Los minutos finales fueron simplemente un trámite, un pasaporte a la consagración. Hasta que en medio de la lluviosa noche el colegiado Dario Ubriaco pitó el clamoroso final y llegó la exlosión de júbilo y gritos en el Monumental, en gran parte de la Argentina, en América, en el Mundo, en todo lugar donde haya un hincha de River…
(...)

Anónimo dijo...

(...)
RIVER CAMPEÓN !!! RIVER CAMPEÓN !!! RIVER CAMPEÓN !!!
¡¡¡NAPOLEÓN Y SUS SOLDADOS HAN CONSQUISTADO AMÉRICA !!!
Fue la lluviosa noche del 05 de agosto de 2015.
¡¡¡Lluvia!!! ¡¡¡Truenos !!! ¡¡¡Bengalas !!! ¡¡¡Goles !!! ¡¡¡Abrazos !!! ¡¡¡Victoria !!!
¡¡¡Vuelta olímpica !!! ¡¡¡Festejos !!! El abrazo del alma entre todos los riverplatenses…
Ahora sí, todos abrazados esperando por la Copa. Allí entre la multitud están todos:
Barovero, Funes Mori, Vangioni, Maidana, Ponzio, Kranevitter, Mercado, Mammana, Mayada, Sanchez, Pisculichi, Mora, Viudez, Cavenagui, Alario, Bertolo, Chiarini, Balanta, Vega, G.Rodriguez, Martinez, Solari, Gonzalez, Saviola, (Teo Gutierrez y Pezzella desde algún lugar lejano del planeta festejando tambien el titulo) y muchos pibes de las divisiones inferiores ..alli estan el Presidente Rodolfo D’Onofrio, Matias Patanian, Jorge Brito, Andrés Ballotta…alli estan Matias Biscay y el General Napoléon Marcelo Gallardo – el estratega de River - …alli esta el trabajo de todo un equipo con identidad riverplatense que ha respetado la historia, forjado el presente y ha dejado un augurio de buen futuro para la grey Millonaria..
Y entre todas las imágenes me quedo con Marcelo Barovero y el Rey Fernando Cavenagui levantando la Copa ante la multitud debajo de la lluvia torrencial y la euforia. Una postal que quedará para siempre en la Historia Grande del Club. Un legado para los más jovenes de que solo los que perseveran triunfarán.
Allí se va Cavenagui. Dice que no quiere más. Dice que es su final. Aunque con los grandes nunca se sabe. Pero si es así no está demas darle las gracias por tantas y cuantas veces que se puso al hombro la hidalguia de ayudar a River desde sus momentos mas dificiles hace algunos años hasta este momento de gloria. El Rey Fernando se va con 112 goles en su haber siendo el décimo goleador de la Historia Oficial riverplatense. Unas cuantas batallas, titulos, campeonatos, copas y el amor de los hinchas… de todo el pueblo millonario.
Una vuelta olimpica a bordo de un micro titulado “El Más Grande de América” que gira por la pista olímpica, los flashes, los aplausos, las lagrimas de algunos socios de la platea San Martin, los globos, la euforia y los cantos de la hinchada.
Las tribunas del Monumental, rebosantes de un público feliz, ansioso por festejar, le prestan su fondo grandioso y colorido al instante de la celebración. Las lágrimas de Marcelo Gallardo en un rincón del estadio asediado por los periodistas para contar su sentimiento tras la victoria.
Hay imágenes para recordar de esta Copa….La del Torito Cavenagui que está inmensamente gordo pero jugó de acuerdo a ese peso extra en la final como un Toro al servicio del equipo, la de Carlos Sanchez como estandarte del juego ofensivo y el impetu triunfal, la del Flaco Alario convirtiendo goles decisivos en semis y final, la de Marcelo Barovero como uno de los mejores arqueros que haya tenido River en su historia, la de Maidana como patrón central de la estancia en el fondo, la de caudillos como Funes Mori y Vangioni que a la hora de las grandes batallas dieron lo mejor de si, la de Kranevitter y Ponzio que fueron un pulmon de contencion en el medio campo, la de Mora que cuando jugó fue letal en el area contraria y su gol a Guarani nunca será olvidado, la de otros muchos jugadores en todos los puestos que han dejado una marca y un sello con estirpe riverplatense inconfundible …la imagen de Napoléon ..el gran estratega !!!
(...)

Anónimo dijo...

(...)
Los gritos en el Obelisco, los fuegos de artificio, los festejos de todos las filiales desde Nueva York que salieron a festejar por la Quinta Avenida hasta Japón, desde el pueblo mas chico de la Argentina hasta el Gran Monumental….
Ahí están esos protagonistas dando la vuelta olímpica de honor al estadio, en una ceremonia emotiva que es capaz de arrancar lágrimas de muchas pupilas riverplatenses en una noche histórica, una de las tantas jornadas gloriosas que escribieron la historia del club en estos ya 114 años de fútbol.
Ha sido una justa coronación. Es el logro de un certamen conseguido con voluntad de triunfo, disciplina colectiva, inclaudicable determinación y destellos de calidad individual dentro del plantel riverplatense.
Es el premio a un plantel épico que ha escrito una página de oro en el Libro de la Historia Riverplatense. Este grupo de jugadores junto al DT Marcelo Gallardo quedan en la historia para siempre y serán recordados por tiempos inmemoriales, por décadas y por generaciones. Han dejado una marca, son parte de un destino, de un antes y después de esta gesta espectacular.
Al igual que aquel maravilloso equipo del Bambino Veira que acabó con el estigma y pudo ganar por primera vez la Copa Libertadores de América en esa lluviosa y torrencial noche del 29 de octubre de 1986 …esta vez la señal del destino quiso hacerse presente a modo de homenaje en una nueva consagración para la grey millonaria. Imposible olvidar aquella generación de jugadores que hicieron historia grande con el Beto Alonso como bandera y el gol de Funes que rompió para siempre las redes enemigas abriendo surcos de felicidad y el inicio de un camino de gloria que desembocaria en el Titulo Intercontinental en el lejano Japón. Como no recordar a esa Banda Roja cargada de exitos en los años 90 bajo la conducción de Ramón Diaz y con el emblema del InmEnzo Francescoli, el Burrito Ortega y los goles de Crespo aquella noche invernal del 26 de Junio de 1996 frente al América de Cali en el marco de un Monumental que dio el recibimiento más grande y espectacular de la historia. Una época dorada que concluiria con la amplia gama de titulos coronada en el tricampeonato local, la Copa Libertadores de América y la Supercopa de la mano del matador Salas en 1997.
Durante casi 17 años a River Plate se lo vió alejado del plano internacional a causa de pésimas gestiones y conducciones tanto en el plano político como institucional a la hora de decidir la conducción ténica de los planteles millonarios. Nuestro club tuvo que soportar la nefasta época de Aguilar y Passarella durante 12 años en los cuales se destruyó los cimientos de la institución, se jugó a la corrupción y el vaciamiento descarado de los más sagrados valores riverplatenses.
Hasta que alguien dijo basta: “River vuelve a Ser River”, tal como lo pregonaba el flamante Presidente Rodolfo D’Onofrio cuando ganó las elecciones a finales de 2013. Un equipo de dirigentes capaces que pusieron orden, esfuerzo, sentido colectivo, trabajo en equipo, visión de futuro, inversiones productivas, control en las finanzas, apostaron al trabajo de divisiones inferiores, le devolvieron la confianza al socio, generaron un ambiente de tranquilidad en el plantel, fueron capaces de reemplazar a un caudillo sagrado de la historia como Ramón Diaz por un jóven hombre de la casa que daría la madre de todas las batallas: El General Napoleón Gallardo.
Y así tras un ciclo brillante conseguido desde inicios del 2014 con Ramón Diaz y con la continuidad posterior del General Napoléon Gallardo se formó un plantel maravilloso lleno de optimismo, calidad y perseverancia en metas deportivas y grupales que son dignas de aplaudir hasta mas no poder.

Anónimo dijo...

(...)
Este titulo continental Libertadores de América 2015, sumado a la Copa Sudamericana2014, la Recopa 2015, y los titulos de Campeon Argentino Final 2014 y Supercampeón le da a River dos años de felicidad y crrecimiento institucional.
Y le brinda a la nueva y flamante dirigencia del Presidente Rodolfo D’Onofrio la posibilidad de sanear politica, financiera y deportivamente al club con un horizonte de renovadas expecativas.
River Plate jugará el Mundial de Clubes y la posibilidad de enfrentar al Barcelona FC de Messi y Neymar seria un honor inmenso. ¡¡¡Que rivales !!! Pero solo el tiempo y las circunstancias diran si ello es posible, habra una semifinal previa antes de un eventual choque…
¡¡¡LLUVIA !!! ¡¡¡TRUENOS !!!! ¡¡¡BENGALAS !!! ¡¡¡GOLES !!! ¡¡¡ABRAZOS !!!! ¡¡¡ VICTORIA !!! ¡¡¡VUELTA OLIMPICA !!!! ¡¡¡Festejos !!! El abrazo del alma entre todos los riverplatenses…
RIVER CAMPEÓN DE AMÉRICA 2015.... !!!
Mis lineas finales están dedicadas a vos …Mi General Napoleón Marcelo Gallardo.
Por tu esfuerzo, por tu convicción y personalidad para tomar a un plantel de gigantes, por encarar situaciones dificiles, por creer en River cuando más se necesitaba. Por todo lo que sufriste con el fallecimiento de tu madre, por el cariño que le tenes a todos los hinchas de River, por tu carrera impecable y exitosa en el club cuando fuiste jugador, por bancarte las criticas de los mediocres, por tu fuerza para ser El Gran Estratega de este presente cargado de exitos, por todo eso y mucho más solo me resta decirte:…
¡¡¡GRACIAS CAMPEÓN !!!

PABLO NOSTRADAMUS C.A.R.P.

Marcelo (Cole es de RIVER ) dijo...

Gente
que decir, como bien dijo creo Sarmiento después del 2011 cada nueva conquista tiene un sabor especial, y en mi caso particular el poder haberlas disfrutado en el Vespucio Liberti con mi hijo es incalculable, ayer nos mojamos hasta los huesos y hasta la entrega de la copa y la vuelta del plantel en el micro se la banco como un duque, íbamos regresando felices, entumecidos y en su mente pura y brillante que todos los niños a su edad de 6 añitos suele tener me dijo espontáneamente " si sabía que iba a llover tanto no venía", esta anécdota viene a cuento que se que con el transcurrir de su vida la noche gloriosa que vivimos ayer ya está en su alma y corazón y en algún momento va fluir como para que el le inculque el amor por estos colores a su descendencia para seguir cultivando la pasión por RIVER PLATE TU GRATO NOMBRE DERROTADO O VENCEDOR IZAREMOS TU BANDERA CON AMOR.

Marcelo (Cole es de RIVER ) dijo...

PD,
quise decir con HONOR...
Mi saludo a cada uno y todos de los participantes de este brillante foro o blog, representados todos por Charro, Enrique y sin seguir mencionando nombres para no ser injusto en olvidarme de alguno.
EL MAS GRANDE SIGUE SIENDO RIVER PLATE EL CAMPEON MAS PODEROSO DE LA HISTORIA EL MAS GRANDE POR LAS GLORIAS QUE ALUMBRARON EL AYER Y QUE BRILLAN TODAVIA EN MI MEMORIA.
Salud para el país menos algunos!!!!

Hernan Dardes dijo...

Grande Charro! Este equipo tiene mística, pero fundamentalmente tiene un entrenador del carajo. Teo, Mora, Mercado, Rojas. Cuatro titulares que parecían irremplazables y que por diferentes motivos ayer no estuvieron, y el equipo funcionó.
Sé que leiste lo que escribí porque lo compartieron en TW así que solo agrego: Mostaza Merlo dijo que Alario nos iba a dar satisfacciones. Le creí. Yo también tenía esa fe en el refuerzo que con menos marquesina llegó. Ayer, media hora antes que empiece el partido desde la SM Alta vimos entrar a la baja a Antonio Alzamendi. Al principio pasó inadvertido, hasta que uno lo reconoció y empezó a aplaudirlo. Toda la platea se puso de pie y lo aplaudió a su paso. Alario, ni en el más optimista de sus juicios, tiene idea de lo que el gol de anoche significa. No solo en su carrera, sino en su vida.

Centrojas dijo...

Un abrazo de inmensa felicidad para todos los que hacen este blog que cuando nos toco lo peor sirvio de refugio para compartir la tristeza, hoy que vivimos esta inmensa felicidad no quiero olvidarme de eso.

Como bien dicen dsd el 2011 se siente distinto, sumado a la edad y la posibilidad de vivirlo con los hijos no entro de felicidad

Anónimo dijo...

¡Salud, Riverplatenses! Cuánta felicidad junta. Una noche super emocionante y finalmente placentera a pesar del diluvio.

Abrazo virtual para todos.

@nicolinov

PD: Cambio ir a Japón por darle un abrazo a todos los jugadores y a todos los del cuerpo técnico y decirles GRACIAS.

Anónimo dijo...

No sé si ustedes tuvieron tiempo de ver algo de TV, pero la verdad, de lo poco que he visto, fuimos totalmente ignorados. Capaz qeu dieron algo cuando yo no los vi...duele mucho este triunfo.

Duele ver que en vez de estar el ingeniero con el jugador del pueblo, levantando la copa, a 3 días de las elecciones primarias, esté un grupo de jugadores donde no hay ni superfiguras ni mucho menos candidatos. Esto es fútbol y nada más.

Gracias River. Más orgulloso que nunca.

Saludos
Aledb

Gordon dijo...

Creo que he visto todas las copas internacionales que tiene RIVER PLATE.

La emoción es interminable: realmente me excede.

Nunca pensé que iba a vivir esto (Y vi al River del 86´...)

El 26/06/2011 me sentí muerto: No quería ser más hincha de RIVER.

Estaba seguro que NADIE iba a cambiar esa opinión en mi.

¿Cómo iba a reivindicar un DESCENSO? ¡NO! ¡IMPOSIBLE!

Y ahora veo esto... esto a lo cual mis ojos no dan crédito...

Ganar CAMPEONATOS, GANAR COPAS... ¡Pero además eliminando a Boca siempre! (Algo que no sucedia ni con los maravillosos equipos campeones de los 90´..)

Encima con un fútbol de LUJOS, GOLEADAS pero además GARRA y AMOR PROPIO.

Por eso cualquiera que llega a RIVER juega bien: Porque los que hoy comandan el Club, AMAN A RIVER DE VERDAD.

GRACIAS DONOFRIO
GRACIAS PATANIAN
GRACIAS "BETO"
GRACIAS "ENZO"
GRACIAS "MUÑECO"(NAPOLEÓN)

GRACIAS MUCHACHOS... CAMPEONES!!!

GRACIAS A UDS. LOGRÉ LO IMPENSABLE: VOLVER A SER HINCHA DE RIVER.

EL DESCENSO HABÍA SIDO MI PRIMER MUERTE.

EL DESCENSO HIZO LLORAR A MUCHOS "ALLÁ ARRIBA" (LEOPOLDO BARD, LIBERTI, ANGELITO, PEDERNERA, LA GORDA MATOSAS..) y A MUCHOS ACA ABAJO.

FUE UNA HUMILLACIÓN INFINITA: A RIVER (EL MÁS GRANDE, EL CAMPEÓN DE CAMPEONES) LO HABÍAN HECHO MIERDA.

Y HOY... ¡ESTAMOS DE PIE! ¡Y COMO!

Y YO, SENCILLAMENTE... NO LO PUEDO CREER.

PORQUE LOS MUERTOS NO RESUCITAN... PERO ESTE RESUCITÓ (LO QUE ME HACE CREER QUE HAY VIDA MÁS ALLÁ DE LA MUERTE)

AHORA...

AHORA...

AHORA...

¿PODREMOS GANAR SIN PARAR?

ES DECIR: TODOS LOS AÑOS ALGO.

¿PODREMOS DEMOSTRARLE (NO A LA ARGENTINA) AL MUNDO, QUIÉN ES RIVER?

¿PODREMOS DEMOSTRARLE AL MUNDO DE UNA VEZ QUE EL MÁS GRANDE DE TODOS LOS CLUBES ESTÁ EN NUÑEZ? (O BELGRANO... SABEN A LO QUE ME REFIERO)

RIVER PLATE.. TU GRATO NOMBRE...

ESTO RECIÉN COMIENZA.

Anónimo dijo...

o FIESTA . °  .  ★  . ˚  .  * •   ★   ★  ★ ★   ★ ★   ★
. ██▄██ ▄▀▀▄ █▄░█ █░░█ ██▄██ █▀▀ █▄░█ ▀█▀ ▄▀▄ █░░
. █░▀░█ █░░█ █▀██ █░░█ █░▀░█ █▀▀ █▀██ ░█░ █▄█ █░░
. ▀░░░▀ ░▀▀░ ▀░░▀ ░▀▀░ ▀░░░▀ ▀▀▀ ▀░░▀ ░▀░ ▀░▀ ▀▀▀
. ' o  . °  .  ★  . ˚  .  * •   ★   ★  ★ ★   ★ ★   ★
[̲̅♥̲̲̅̅E̲̲̅̅L̲̲̅̅ ̲̲̅̅F̲̲̅̅O̲̲̅̅R̲̲̅̅O̲̲̅̅ ̲̲̅̅D̲̲̅̅E̲̲̅̅L̲̲̅̅ ̲̲̅̅C̲̲̅̅A̲̲̅̅M̲̲̅̅P̲̲̅̅E̲̲̅̅O̲̲̅̅N̲̲̅̅ ̲̲̅̅- COPA LIBERTADORES 2015♥̲̅]

Anónimo dijo...

RIVER CAMPEÓN COPA LIBERTADORES 2015
¡¡¡Lluvia!!! ¡¡¡Truenos !!! ¡¡¡Bengalas !!! ¡¡¡Goles !!! ¡¡¡Abrazos !!! ¡¡¡Victoria !!!
¡¡¡Vuelta olímpica !!! ¡¡¡Festejos !!! El abrazo del alma entre todos los riverplatenses…
Señores Millonarios, aplaudimos de pie:
¡¡¡EL GENERAL NAPOLEÓN MARCELO GALLARDO Y SU EJÉRCITO HAN CONQUISTADO AMÉRICA !!!
UN ESTADIO…El Monumental que ayer fue colmado por 65.000 riverplatenses….
UNA PASIÓN…Que sólo podemos explicar los que llevamos a la Banda Roja en el corazón…
UN INSTANTE…La salida al campo de juego de un equipo que quiere hacer historia…
UN HOMBRE…El General Napoléon Gallardo en busca de la gloria…
UN PARTIDO…Que definia la Final de la Copa Libertadores de América…
UN PLANTEL…Obligado a revalidar todo lo fantástico que hizo en el verde cesped durante mucho tiempo…
UNA HINCHADA…Con el fervor y la pasión que sólo el Más Grande puede ofrecer…
LA LLUVIA…Como homenaje póstumo a aquellos heroes que levantaron la Copa y elevaron el grito sagrado en la Libertadores de 1986 bajo un aguacero torrencial…
Se puede comenzar por la inmensa convocatoria y el respaldo descomunal que el hincha de River le dio al equipo desde el inicio hasta el último suspiro de este match que brindaba el título de Campeón de la Copa Libertadores de América. 65.000 almas que estuvieron en todas y cada una de las ubicaciones del Monumental, cada uno con su bandera, su kábala, su grito y su ansiedad ante la inminencia de una definición histórica, en una final anelada por todos… de este certamen continental de clubes.
Los fuegos de artificio, las bengalas, los papelitos, algunas serpentinas, las banderas de todas las filiales del país y las multitudes que mostraron al Grandioso Estadio Monumental y sus tribunas rebosantes se han convertido por una mágica circunstancia de la distancia y el tiempo en una remake de aquellas gloriosas noches de fútbol que el Millonario brindaba en los dorados años 90, mucho antes de que llegaran a desembarcar en el poder esos nombres de oscuridad llamados J.M.Aguilar y D.A.Passarella.
Un recibimiento estremecedor, descomunal y magnificado por los estruendos pirotécnicos afuera del Estadio dio la bienvenida al equipo de Napoléon cuando ingresó al campo de juego para esa cita definitoria frente a Tigres de México en la final continental de clubes organizada por la Conmebol.
Le pasó de todo a River en las últimas semanas. Desde el inicio del semestre las ventas de Teo Gutierrez y Pezzella, las lesiones recientes de Mora y Viudez en el partido de ida en Monterrey, la inexplicable tarjeta amarilla a Gabriel Mercado sacada por el mediocre árbitro paraguayo Arias que le impidió llegar a jugar esta instancia definitiva, una baja del chico Mammana a ultimo momento por un accidente en el entrenamiento, hasta la expulsión de Napoleón Gallardo en México que por obra y gracia de la Conmebol obligaba a suplirlo en el banco por su colaborador Matias Biscay…Estaba claro que River Plate llegaba con un plantel limitado, importantes ausencias y un rival durisimo para esta final. Sin embargo tenia dos cosas a favor: una localia Monumental con el apoyo de su gente y el 0-0 conseguido con mucho sacrificio en Monterrey ante Tigres.
(...)

Anónimo dijo...

(...)
Un desafío mayúsculo de final, de consagración y de vuelta olímpica para un plantel que debia coronarse ante la multitud riverplatense como corolario de una campaña brillante, en aras de escribir una página histórica en el Libro de Oro del Club Millonario. En frente no habia poca cosa, un Tigres que dirigido por el “Tuca” Ricardo Ferretti realizó una marcha triunfal en las otras llaves del fixture, sorteando en semifinal nada menos que al Internacional de Porto Alegre (Brasil).
La Gran Final frente a Tigres de México después del empate 0-0 en Monterrey le daba a River la posibilidad de jugar un partido con plena confianza y amplitud futbolística sabiendo que tenia por delante potencialmente 120 minutos de tiempo para ganar y festejar. Aquella igualdad en tierras mexicanas se consiguió merced a la firmeza del equipo para presionar en el primer tiempo hasta tres cuartos de cancha quitándole el balón y los circuitos a Tigres …y al aguante defensivo teniando a Maidana como estandarte en el segundo tiempo frente a un rival que habia hecho las cosas mejor en materia ofensiva pero nunca se atrevió a arriesgar lo suficiente cuando tuvo que ser protagonista. A partir de esa experiencia River sabia que debia bloquear a Arévalo Ríos, las salidas y proyecciones de Guido Pizarro, el juego areo de Sobis y la distribución de Gignac junto a las embestidos por el carril derecho del habilidoso y siempre veloz Jurgen Damm.
Así fue como pocos minutos después de las 22hs. el árbitro Dario Ubriaco (uruguayo) y con total prolijidad en la organización dio la orden de inicio para la Gran Final.
Del desarrollo del encuentro hay poco que decir porque no fue bueno. River jugó con mucho cuidado tratando de asegurar las salidas con los laterales y proyectando a Sanchez como unico armador para las corridas solitarias de Alario y una posición un poco más retrasada del Cavegol.
El encuentro transitaba con mucha velocidad, dinámica y juego rápido, hubo marcas personales fijas y juego brusco de parte de ambos equipos sobre todo cerca de los laterales aunque la mitad de la cancha era zona de libre tránsito toda vez que la impresición y ciertas pelotas regaladas hicieron estragos en el dominio alternado del match sin llegadas claras a los arcos. River se perfilaba con los cortes y anticipos de Ponzio y Kranvetter como doble cinco en el medio, los piques veloces al vacio de Sanchez por derecha buscando el desborde o la pelota detenida y algunos piques de Alario sumado a los avances sin éxito de Bertolo por izquierda. Tigres en cambio se afirmaba en la salida con Arévalo Rios, la presión de Aquino bien controlado por Maidana y su apuesta permanente a encontrar espacios a las espaldas de Vangioni o Funes Mori con las arremetidas del veloz y peligroso J.Damm.
River tuvo más la pelota y la iniciativa pero le costaba volver para recuperar el balón en las contras de Tigres. A los 8’ fue amonestado Alario por una dura falta que sin embargo no era para roja como asevera el periodismo del Riachuelo, dado que el foul fue de costado y no desde atrás en zancadilla como dice el reglamento para expulsar. Hubo mucho juego de rechazos aereos y la lluvia persistente y torrencial que comenzaba a caer complicaba las cosas y el dominio del balón.
En una de esas a los 14’ se equivocó Funes Mori y Gignac habilitó a Sobis que se arrimaba contra Barovero pero fue anticipado a tiempo. El juego brusco de los visitantes se comenzó a sentir: a los 16’ amonestado Jimenez por dura falta a Vangioni x izquierda, en seguida vio la amarilla Juninho por hacer tiempo a la salida de un tiro libre desde el fondo, y hasta Gignac fue sancionado con la tarjeta mas leve cuando le entró duro en un cruce a Funes Mori. Otro sofocón pasó River cuando Damm se escapó x derecha derivo para el centro del area el balón con un tipico pase a rastron y Gignac no alcanzó a conectar con suficiente firmeza para definir. Se salvó el Millo !!! Suspiro grande y a seguir.
(...)

Anónimo dijo...

(...)
Rivas en Tigres fue amonestado a los 25’ y el mismo jugador metió el manotazo a la pelota en el area sobre los 33’ cuando cedió un lateral Mayada al flaco Alario. ¡¡¡ Era penal !!! pero el colegiado Dario Ubriaco no alcanzó a percibir la picardia del jugador rival y dejó seguir. Los de Tigres pegaban duro y parejo sin sacarse el sombrero mexicano: patadas de Pizarro a Vangioni x izquierda y de Aquino a Mayada x derecha, y el árbitro comenzó a dejar seguir el juego brusco sin más amarillas.
Con leves aproximaciones River casi no llegó al arco rival en la primera mitad, a tal punto que esa estapa se moria en un lánguido 0-0. Hasta que llegó una jugada clave desatando el carnaval en el Monumental.
Se sabe que en estos partidos aparecen los caudillos. Y si hay uno que tiene la posta en esto de atreverse a batallar en campo enemigo es Leonel Vangioni, a esta altura un soldado irremplazable en el plantel. Iban 44 minutos del primer tiempo, River miraba el trámite con una mueca de desconfianza y Ponzio despejó hacia la izquierda una pelota bombeada por aire, la bajó Leonel Vangioni y tras dar una media vuelta sobre su eje gambeteó entre medio de dos defensores de Tigres, se preyectó en velocidad hacia el area y lanzó en centro al primer palo con mucha calidad, …allí apareció como un duende alado el flaco Lucas Alario anticipando de cabeza para mandar el balón mojado al fondo de la red.
¡¡¡GOLAZOOOOOOOOOOOOOOOOOO !!! ¡¡¡ESTALLIDO !!! ¡¡¡DEFINICIÓN !!! El Monumental que celebra con los brazos en alto el gol de la Copa, el gol que tiene sabor a vuelta olímpica. Y eso es River. En una final apareció un caudillo como Vangioni para recuperar un balón, poner un centro perfecto y encontrar un delantero bien parado aprovechando su gran oportunismo y olfato goleador. En esa jugada se vió reflejado el River de Gallardo. Recuperación, cambio de ritmo, velocidad, sorpresa y definición. Un equipo que parece estar dormido en el trámite y de repente saca una jugada mágica de la galera.
Con ese gol tan importante River planificó un segundo tiempo mucho más cómodo, con un traje a medida…sabiendo que el cimiento para edificar la victoria ya estaba puesto.
(...)

Anónimo dijo...

(...)
Ya con una lluvia torrencial definitivamente protagonista de la noche se inició la segunda etapa.
River arrancó un poco más retrasado tratando de contener a Tigres que se venia a buscar el empate; los mexicanos consiguieron hacer amonestar a Funes Mori y al propio Cavenagui por algunas faltas a destiempo. Aquino sobre el sector de Mayada …y Pizarro y J.Damm proyectandose muy incisivamente en los espacios libres que quedaban en el fondo de River fueron las mayores preocupaciones del trámite. El equipo de Gallardo apenas asomó al area rival cuando Vangioni mandó un centro desde la izquierda que pasó rasando en diagonal el area chica de Guzman sin que nadie pudiera conectar al arco. La noche se hacia espesa y complicada para aguantar la diferencia minima. Entraron Dueñas x Arevalo Rios en Tigres y Driussi por el flaco Alario que sintió una molestia. ¡¡¡Para que abrir los ojos !!! En una jugada muy peligrosa el habil J.Damm se mandó un pique en velocidad por la punta derecha, se deshizo de Vangioni y mando un centro al segundo palo… y cuando parecia que Aquino mandaba al fondo de la red el cabezazo por suerte se le fue el balon arriba del travesaño. A muchos se nos paralizó el corazón del susto…
Hasta que llegó el momento cúlmine de la noche. River salió del fondo a presionar y Pizarro la reventó al lateral. Vino el saque de costado por la derecha, recibió Carlos Sanchez tras un rebote y se metió en diagonal hacia el area de Guzmán hasta que Aquino lo fouleó desde atrás, ¡¡PENAL !!
Una vez más la personalidad de otro caudillo en el ejercito napoleónico tomo la pelota y dijo: “Lo pateo yo”. Igual que en octavos frente a Orión. Sanchez se paró de cara al arco del Rio de la Plata lo miró fijo a Guzmán y pateó alto al segundo palo poniendo el balón a media altura (sector derecho) inflando la red y provocando el estallido otra vez del Monumental…¡¡GOL DE RIVER !!
2 A 0 y que siga lloviendo hasta más no poder….Se lo merecia Carlitos, emblema de este equipo….
Dos minutos despues y a quince del final se produjo el momento sublime de la noche cuando Matias Biscay por orden de Napoléon decidió darle el ultimo adios al Rey Fernando Cavegol en el Monumental. Allí tocandose el pecho, elevando los ojos a todo el entorno del Estadio y saludando casi con lagrimas se retiraba para siempre como jugador de River Plate un goleador histórico del Millonario….un grande que se va pero deja el recuerdo imborrable de 112 gritos con la Banda Roja pegada a su corazón…Gracias por todo Cavegol, gracias Fernando !!! El aplauso que queda para la historia, una carrera detrás para la posteridad en todas las memorias…
Entró sublimemente Pisculichi a los 33’ y cuando River ganó un corner por derecha la gran figura de la otrora Copa Sudamericana mandó un centro como él sabe, en comba y hacia adentro, apareció otro caudillo que de batallas sabe y bastante, se elevó más que todos Funes Mori – el Ramirazo – y de cabeza la puso en el segundo palo de Guzmán. 3-0. Golazo, fiesta, carnaval, lluvia, gritos, festejos, abrazos, Matias Biscay celebrando en el banco, Napoléon en algun lugar dentro de ese escenario inmenso….
Los minutos finales fueron simplemente un trámite, un pasaporte a la consagración. Hasta que en medio de la lluviosa noche el colegiado Dario Ubriaco pitó el clamoroso final y llegó la exlosión de júbilo y gritos en el Monumental, en gran parte de la Argentina, en América, en el Mundo, en todo lugar donde haya un hincha de River…
RIVER CAMPEÓN !!! RIVER CAMPEÓN !!! RIVER CAMPEÓN !!!
¡¡¡NAPOLEÓN Y SUS SOLDADOS HAN CONQUISTADO AMÉRICA !!!
Fue la lluviosa noche del 05 de agosto de 2015.
¡¡¡Lluvia!!! ¡¡¡Truenos !!! ¡¡¡Bengalas !!! ¡¡¡Goles !!! ¡¡¡Abrazos !!! ¡¡¡Victoria !!!
¡¡¡Vuelta olímpica !!! ¡¡¡Festejos !!! El abrazo del alma entre todos los riverplatenses…
(...)

Anónimo dijo...

(...)
Ahora sí, todos abrazados esperando por la Copa. Allí entre la multitud están todos:
Barovero, Funes Mori, Vangioni, Maidana, Ponzio, Kranevitter, Mercado, Mammana, Mayada, Sanchez, Pisculichi, Mora, Viudez, Cavenagui, Alario, Bertolo, Chiarini, Balanta, Vega, G.Rodriguez, Martinez, Solari, Gonzalez, Saviola, (Teo Gutierrez y Pezzella desde algún lugar lejano del planeta festejando tambien el titulo) y muchos pibes de las divisiones inferiores ..alli estan el Presidente Rodolfo D’Onofrio, Matias Patanian, Jorge Brito, Andrés Ballotta…alli estan Matias Biscay y el General Napoléon Marcelo Gallardo – el estratega de River - …alli esta el trabajo de todo un equipo con identidad riverplatense que ha respetado la historia, forjado el presente y ha dejado un augurio de buen futuro para la grey Millonaria..
Y entre todas las imágenes me quedo con Marcelo Barovero y el Rey Fernando Cavenagui levantando la Copa ante la multitud debajo de la lluvia torrencial y la euforia. Una postal que quedará para siempre en la Historia Grande del Club. Un legado para los más jovenes de que solo los que perseveran triunfarán.
Allí se va Cavenagui. Dice que no quiere más. Dice que es su final. Aunque con los grandes nunca se sabe. Pero si es así no está demas darle las gracias por tantas y cuantas veces que se puso al hombro la hidalguia de ayudar a River desde sus momentos mas dificiles hace algunos años hasta este momento de gloria. El Rey Fernando se va con 112 goles en su haber siendo el décimo goleador de la Historia Oficial riverplatense. Unas cuantas batallas, titulos, campeonatos, copas y el amor de los hinchas… de todo el pueblo millonario.
Una vuelta olimpica a bordo de un micro titulado “El Más Grande de América” que gira por la pista olímpica, los flashes, los aplausos, las lagrimas de algunos socios de la platea San Martin, los globos, la euforia y los cantos de la hinchada.
Las tribunas del Monumental, rebosantes de un público feliz, ansioso por festejar, le prestan su fondo grandioso y colorido al instante de la celebración. Las lágrimas de Marcelo Gallardo en un rincón del estadio asediado por los periodistas para contar su sentimiento tras la victoria.
Hay imágenes para recordar de esta Copa….La del Torito Cavenagui que está inmensamente gordo pero jugó de acuerdo a ese peso extra en la final como un Toro al servicio del equipo, la de Carlos Sanchez como estandarte del juego ofensivo y el impetu triunfal, la del Flaco Alario convirtiendo goles decisivos en semis y final, la de Marcelo Barovero como uno de los mejores arqueros que haya tenido River en su historia, la de Maidana como patrón central de la estancia en el fondo, la de caudillos como Funes Mori y Vangioni que a la hora de las grandes batallas dieron lo mejor de si, la de Kranevitter y Ponzio que fueron un pulmon de contencion en el medio campo, la de Mora que cuando jugó fue letal en el area contraria y su gol a Guarani nunca será olvidado, la de otros muchos jugadores en todos los puestos que han dejado una marca y un sello con estirpe riverplatense inconfundible …la imagen de Napoléon ..el gran estratega !!!
(...)

El Resistente dijo...


¡¡Salud campeones!!
¡Felicitaciones​ a todos y cada uno de los hinchas del MAS GRANDE DE AMERICA​!
Esta alegría no tiene fin...!!!!!​

Y VAMOS POR MAS!!!!​

Anónimo dijo...

(...)
Los gritos en el Obelisco, los fuegos de artificio, los festejos de todos las filiales desde Nueva York que salieron a festejar por la Quinta Avenida hasta Japón, desde el pueblo mas chico de la Argentina hasta el Gran Monumental….
Ahí están esos protagonistas dando la vuelta olímpica de honor al estadio, en una ceremonia emotiva que es capaz de arrancar lágrimas de muchas pupilas riverplatenses en una noche histórica, una de las tantas jornadas gloriosas que escribieron la historia del club en estos ya 114 años de fútbol.
Ha sido una justa coronación. Es el logro de un certamen conseguido con voluntad de triunfo, disciplina colectiva, inclaudicable determinación y destellos de calidad individual dentro del plantel riverplatense.
Es el premio a un plantel épico que ha escrito una página de oro en el Libro de la Historia Riverplatense. Este grupo de jugadores junto al DT Marcelo Gallardo quedan en la historia para siempre y serán recordados por tiempos inmemoriales, por décadas y por generaciones. Han dejado una marca, son parte de un destino, de un antes y después de esta gesta espectacular.
Al igual que aquel maravilloso equipo del Bambino Veira que acabó con el estigma y pudo ganar por primera vez la Copa Libertadores de América en esa lluviosa y torrencial noche del 29 de octubre de 1986 …esta vez la señal del destino quiso hacerse presente a modo de homenaje en una nueva consagración para la grey millonaria. Imposible olvidar aquella generación de jugadores que hicieron historia grande con el Beto Alonso como bandera y el gol de Funes que rompió para siempre las redes enemigas abriendo surcos de felicidad y el inicio de un camino de gloria que desembocaria en el Titulo Intercontinental en el lejano Japón. Como no recordar a esa Banda Roja cargada de exitos en los años 90 bajo la conducción de Ramón Diaz y con el emblema del InmEnzo Francescoli, el Burrito Ortega y los goles de Crespo aquella noche invernal del 26 de Junio de 1996 frente al América de Cali en el marco de un Monumental que dio el recibimiento más grande y espectacular de la historia. Una época dorada que concluiria con la amplia gama de titulos coronada en el tricampeonato local, la Copa Libertadores de América y la Supercopa de la mano del matador Salas en 1997.
Durante casi 17 años a River Plate se lo vió alejado del plano internacional a causa de pésimas gestiones y conducciones tanto en el plano político como institucional a la hora de decidir la conducción ténica de los planteles millonarios. Nuestro club tuvo que soportar la nefasta época de Aguilar y Passarella durante 12 años en los cuales se destruyó los cimientos de la institución, se jugó a la corrupción y el vaciamiento descarado de los más sagrados valores riverplatenses.
Hasta que alguien dijo basta: “River vuelve a Ser River”, tal como lo pregonaba el flamante Presidente Rodolfo D’Onofrio cuando ganó las elecciones a finales de 2013. Un equipo de dirigentes capaces que pusieron orden, esfuerzo, sentido colectivo, trabajo en equipo, visión de futuro, inversiones productivas, control en las finanzas, apostaron al trabajo de divisiones inferiores, le devolvieron la confianza al socio, generaron un ambiente de tranquilidad en el plantel, fueron capaces de reemplazar a un caudillo sagrado de la historia como Ramón Diaz por un jóven hombre de la casa que daría la madre de todas las batallas: El General Napoleón Gallardo.
Y así tras un ciclo brillante conseguido desde inicios del 2014 con Ramón Diaz y con la continuidad posterior del General Napoléon Gallardo se formó un plantel maravilloso lleno de optimismo, calidad y perseverancia en metas deportivas y grupales que son dignas de aplaudir hasta mas no poder.
(...)

Anónimo dijo...

(...)
Este titulo continental Libertadores de América 2015, sumado a la Copa Sudamericana2014, la Recopa 2015, y los titulos de Campeon Argentino Final 2014 y Supercampeón le da a River dos años de felicidad y crecimiento institucional.
Y le brinda a la nueva y flamante dirigencia del Presidente Rodolfo D’Onofrio la posibilidad de sanear politica, financiera y deportivamente al club con un horizonte de renovadas expectativas.
River Plate jugará el Mundial de Clubes y la posibilidad de enfrentar al Barcelona FC de Messi y Neymar seria un honor inmenso. ¡¡¡Que rivales !!! Pero solo el tiempo y las circunstancias diran si ello es posible, habra una semifinal previa antes de un eventual choque…
¡¡¡LLUVIA !!! ¡¡¡TRUENOS !!!! ¡¡¡BENGALAS !!! ¡¡¡GOLES !!! ¡¡¡ABRAZOS !!!! ¡¡¡ VICTORIA !!! ¡¡¡VUELTA OLIMPICA !!!! ¡¡¡Festejos !!! El abrazo del alma entre todos los riverplatenses…
RIVER CAMPEÓN DE AMÉRICA 2015.... !!!
Mis lineas finales están dedicadas a vos …Mi General Napoleón Marcelo Gallardo.
Por tu esfuerzo, por tu convicción y personalidad para tomar a un plantel de gigantes, por encarar situaciones dificiles, por creer en River cuando más se necesitaba. Por todo lo que sufriste con el fallecimiento de tu madre, por el cariño que le tenes a todos los hinchas de River, por tu carrera impecable y exitosa en el club cuando fuiste jugador, por bancarte las criticas de los mediocres, por tu fuerza para ser El Gran Estratega de este presente cargado de exitos, por todo eso y mucho más solo me resta decirte:…

¡¡¡GRACIAS CAMPEÓN !!!

PABLO NOSTRADAMUS C.A.R.P.


Anónimo dijo...

joya tremenda

https://www.youtube.com/watch?v=K30nZc5PCvI