"Se pueden arreglar campeonatos enteros, como el de Boca de Ischia." Javier Ruiz árbitro "Ehhehh, eh yo pienso de que ehhehh eeeehh (?)." DAP "No estén cagados." Daniel Passarella

domingo, 21 de agosto de 2016

Esperando que llegue el fútbol...

Calculó mal por la altura (?). Batalla no transmitió seguridad pero mantuvo el arco en 0.

Se jugó la primera final de la recopa sudamericana 2015 (campeones de Sudamericana y Libertadores del año pasado, podría decirse que están un poco atrasados y que el único objetivo es sumar plata y copas/prestigio porque este equipo nada tiene que ver con el campeón) y River Plate debió viajar a la altura de Bogotá. Mientras seguimos esperando que se decidan a iniciar el próximo campeonato de fútbol argentino (o que lo terminen de destrozar para poder hacer lo que se les antoja con los restos), también seguimos esperando que el nuevo equipo de Gallardo pueda desplegar algo de fútbol. Está claro que armar un nuevo equipo no es fácil y que hay que encontrarle el mejor sistema de juego para los juegadores que llegaron, los jugadores deberán acostumbrarse a lo que implica vestir la camiseta millonaria y sus presiones, deberán experimentar distintas situaciones, deberán formar el grupo cerrado y ganador... todo lleva tiempo.

River vuelve a ser River fue un buen eslogan para recordar que River Plate debe tener un equipo que este peleando todos los títulos pero lamentablemente se olvidaron de la premisa que funcionó hasta los años 80. Hasta esa década los equipos eran reforzados comprando un par de figuras del torneo anterior y otro par de jugadores de las divisiones inferiores, en los 90 con el ansia o la necesidad de vender (y morder dólares en el 1 a 1), nos salvamos con un par de camadas de las divisiones inferiores y unos pocos cambios de figuritas acertadas, a partir del 2005 esa política fue destructiva hasta que se logró armar nuevamente un equipo digno con jugadores que tuvieron el espíritu necesario. Haber destruido ese acierto que nos costó más de una década es el peor error de esta dirigencia y espero que el precio que debamos pagar no sea tan caro (no tan caro sería poder armar un nuevo equipo ganador sin perder esta copa, pudiendo participar en la próxima Libertadores y ganar el próximo título nacional).
Los centros nunca llegaron a un jugador millonario

En todo este nuevo proceso, donde todo es nuevo y con pruebas constantes de error, lo más complicado es encontrar el sistema de juego e intérpretes que puedan darle fútbol a este nuevo River Plate. Sabemos que la única premisa inclaudicable de Gallardo es la de empezar la presión en campo rival y atacar con varios jugadores, eso implica tener centrales inteligentes, rápidos y con mucha fortaleza física y personalidad. Vendimos a los jugadores que contaban con esas características (además de repartirse bien entre derechos y zurdos; teníamos a FM6, Pezzella, Mammana y Balanta, además de algunos otros de inferiores que podrían haber cumplido) y ahora habrá que ver si el ecuatoriano Mina, Lollo y Vega (si no es prestado) también cumplen (además de probar a los de inferiores cuando no puedan jugar éstos). Los laterales rápidos, inteligentes y con muchísima entrega no son tantos; dejamos ir a 2 de los mejores de las últimas décadas, veremos como nos va con los reemplazos. 
Una clara falta que no fue cobrada. Los colombianos no querían que el ecuatoriano cabecee, los de River tampoco?

El principal cambio/prueba que introduce por ahora Gallardo es jugar del medio para arriba con un esquema 2-2-2 (2 jugadores de contención y distribuidores de la pelota, 2 para armar el juego y 2 atacantes). Imagino que hace esto por la características de los jugadores (además de un gusto personal) y acá es donde claramente estamos fallando. Los elegidos por ahora son Ponzio para contener el avance contrario, Nacho Fernandez para ser la rueda de auxilio (algo así como el Rojas de la Sudamericana) y darle la pelota a Pity o D´Alessandro (los elegidos para generar fútbol) para que puedan tener sus chances Alario y Driussi. La teoría es muy linda pero la realidad es que en Colombia no pateamos al arco ni tuvimos situaciones que pudieran asemejarse a una posibilidad de gol.

En este esquema, Driussi puede bajar unos metros para juntarse con los que deberían llevar la pelota, el problema es que Pity no tiene la inteligencia para decidir las mejores jugadas (suele elegir siempre la incorrecta aunque a veces su habilidad genera peligro), Driussi a veces tiene voluntad pero no logra explotar tampoco, Fernandez está con la tarea agotadora de correr en todos los sectores y estar siempre atento y entonces nos convertimos en D´Alessandro dependientes y Alario queda muy solo para pelear arriba.
Alario siempre en solitario...

De este primer partido oficial no se pueden sacar demasiadas conclusiones. Se jugó en la altura y no se notó (?) o tal vez sirva como excusa de lo poco que se hizo. D´Alessandro jugó mal (no participó del juego) y entonces River Plate no hizo nada. El arquero se mostró inseguro y erró muy mal en un centro (lo cual provocó una salvada de Ponzio en la línea de gol) y luego tuvo algunas buenas intervenciones (aunque en todas dio rebote y eso da la sensación de inseguridad). Mina empezó perdido pero terminó mostrándose muy seguro en el juego áereo y en el mano a mano, Maidana se mostró seguro como siempre, Moreira jugó mucho en ataque y defendió bien (esto implica personalidad y es muy meritorio teniendo en cuenta que es su debut internacional, en una final y encima en la altura), Casco no corrió tanto pero tampoco desentonó mucho. La defensa no sufrió tanto ante un equipo que no mostró demasiado ni tuvo la habilidad para imponerse en la altura y de local. Ponzio fue una de las figuras junto con un Fernandez que participó mucho tanto en defensa como ataque aunque varias veces se equivocó y así llegamos a la inexistente generación de fútbol ofensivo. D´Alessandro no se conectó con el juego, no encontró un socio (para mí su mejor socio es Mayada porque toca y busca la pelota en velocidad, el 10 lo sabe explotar) y deberían entrenar días enteros los centros (ahora hay muchos jugadores de buen cabezazo y en todo el partido no hubo un centro que apuntara a una cabeza que vistiera la banda). Pity quería pero solo pudo a veces, Driussi se perdió en el campo y Alario casi no la tocó. Salvo algunas triangulaciones interesantes que necesitan una precisión absoluta, poco se pudo ver y los reemplazos (Andrade le da explosión pero no pasó mucho, Alonso jugó poco y no tuvo chances y Mora peleó pero no jugó). Tal vez fue esto lo que se buscó (?), no sufrir tanto la altura ni la ofensiva rival y traer un empate para jugar todas las cartas de local.
Incómodo, poco participativo y nada influyente en el juego de este partido

Falta mucho trabajo y será cuestión de buena suerte encontrar todos los engranajes en el momento justo. Así funciona esta etapa y esta ha sido la decisión dirigencial (me encantaría que los dirigentes explicaran porqué decidieron desarmar la base exitosa que se había armado). Por lo pronto en unos días llenaremos el Monumental con la esperanza de sumar una nueva copa a las vitrinas del club y de encontrar el fútbol que todavía no vimos este año.

Por Charro.

martes, 9 de agosto de 2016

El arduo trabajo de reciclar a un campeón

El golazo sorpresivo y salvador...

El nuevo ciclo de Gallardo está empezando. Ya pasó la pretemporada en Miami, los partidos en Disney (?) y los primeros 2 partidos de la copa Argentina ante equipos bastante más débiles. El trabajo es muy complicado, se compite con la propia herencia y recuerdo y por otro lado hay que trabajar en todos los aspectos para armar un nuevo equipo con alma y capacidad de campeón.

Se cometió un error increíble e inexplicable al desarmar a un plantel campeón (estoy esperando al ¨atrevido¨ que pregunte la razón por la cual se hizo semejante absurdo y la aclaración dirigencial que nos saque de la decepción de ver a los jugadores de aquel plantel dando vueltas por el mundo). Alguna vez se dimensionará el costo en tiempo, dinero y pruebas de jugadores que se tiene que hacer para armar un equipo campeón y lo difícil que es conseguir un plantel que no defraude y se acostumbre a ser campeón. A este nuevo equipo le quedaron 2 grandes referentes (Maidana y Ponzio) y Gallardo consiguió que le trajeran un par de jugadores con mucha personalidad para defender y aguantar la soledad de los defensores que implica armar un equipo ofensivo. Habrá que ver si estos jugadores además son rápidos y ordenados para cubrir tantos espacios. En estos partidos, Gallardo demostró que intentará darle una mística similar pero sobre todo pretende la famosa presión alta con jugadores más rápidos y habilidosos (veremos si tienen la misma mística y personalidad para superar momentos complicados y la capacidad para defenderse).
Maidana se impuso por capacidad, experiencia y fortaleza física, habrá partidos más complicados...

Este equipo se armó bastante bien teniendo en cuenta que solo habrá una competencia en el semestre (si bien es cierto que en estas semanas habrá 2 partidos y aún quedan 4 partidos de copa Argentina), hay algunos puntos flojos y varias incertidumbres pero esto es parte de las falencias que se van estudiando sobre la marcha (no hay que olvidar que el equipo multicampeón del 2014/15 tardó por lo menos 3 años en armarse). Batalla tiene la dura tarea de aprender (?) y al mismo tiempo responder de la forma que lo hacía Barovero; aún deja la sensación de que le falta, no logra salvar ¨esa¨ pelota inatajable o esa única pelota que va al arco. El otro gran inconveniente está en el centro del campo; Ni Ponzio, ni Domingo, ni Arzura parecen ser la solución defensiva, el tapón fundamental e iniciador del ataque. Es un puesto clave, así como Ramón encontró a Ledesma y Gallardo a Kranevitter, ahora le toca al Muñeco encontrar otra vez a la pieza vital. Un jugador de enorme despliegue y salida limpia, de nada sirve robar la pelota si luego se vuelve a perder y de nada servirá atacar si no hay alguien en el medio que corte los ataques rivales. Ahí también es fundamental el compañero que auxilie al 5. Ponzio (en muy bajo nivel) con Fernandez (buen despliegue y muy participativo) no han sido la solución. Habrá que ver si Rossi consigue acoplarse rápidamente y nos da una alternativa y si Ponzio levanta su nivel como para darle al equipo lo que le dio en otros años.

Perdimos a Barovero y Kranevitter pero también perdimos a la defensa y sus suplentes. Ya no están Mercado (merecida despedida en el primer partido de copa Argentina), Balanta, Mammana, Pezzella, FM6, Vangioni; solo quedan Maidana y Vega (por ahora, muchos piensan que se irá cuando vuelva de los JJ.OO.). Se rearma esa defensa con Casco (que aún sufre de irregularidad aunque en algunos partidos se encontró con su pretendido nivel) y Moreira (un paraguayo rápido y de buena proyección pero que habrá que verlo a la hora de defender ante delanteros peligrosos) por los laterales y habrá que ver quien acompaña a Maidana (Lollo llegó lesionado y recién en estos días empieza a entrenar a la par de sus compañeros, y Mina llegó la semana pasada sin pretemporada), ambos jugadores parecen tener personalidad pero habrá que ver si se amoldan y si son rápidos para jugar solos ante planteos muy defensivos y rápidos de los rivales. Entre tanto nuevo por probar, también habrá que ver si tienen sus chances algunos pibes interesantes (Montiel y Olivera no defraudaron cuando les tocó entrar). River Plate recupera juego aéreo (habrá que ver si tenemos al lanzador efectivo para esos cabeceadores).
Andrade pinta para joya. Hace mucho que no aparece un jugador determinante y armador de juego

Gallardo está probando un equipo muy ofensivo (2 laterales que suben mucho y participan del ataque), 2 volantes de contención aunque uno juega más en la generación de juego (Ponzio y Fernandez), 2 jugadores para el armado de juego (D´Alessandro y Martinez) y 2 delanteros (Driussi que también puede bajar a ayudar y Alario). Andrade demostró ante Estudiantes de San Luis que ya está pidiendo su lugar (es muy criterioso, su mayor virtud es el mayor defecto de Martinez. Ambos son muy habilidosos pero el juvenil elige muy bien cuando eludir, cuando amagar, cuando buscar la pared, cuando hacer el pase quirúrgico y cuando patear al arco. Habrá que ver como funciona ante mayores presiones y cuando le tomen la mano los defensores rivales). La pretensión es clara y ambiciosa pero habrá que ver si consigue ser balanceada y efectiva (fundamental porque no será fácil mantener el arco en 0). Ante los puntanos se dominó y hubo muchas chances pero se terminó sufriendo por la ineficacia. Se ganó con poderío físico y experiencia pero casi se va a los penales por dejar todo librado al azar (por no definirlo antes, Alario perdió muchas situaciones). Tal vez inconscientemente se sobró el partido pero es parte del aprendizaje que necesita un nuevo plantel. Ahí está el peligro de tener que armar un nuevo equipo, los aprendizajes se pueden dar cuando no se puede perder porque quedas afuera. Por ahora ilusiona la propuesta pero implica muchos riesgos y habrá que ver si da resultados y si se amalgama todo en los tiempos que River Plate exige.

El trabajo de armar un plantel es largo, necesita prueba y error en la elección de los titulares, que los juveniles maduren y tengan sus chances, que los jugadores acepten y crean en la propuesta del DT, que se forme la mística. Las primeras pruebas de jugadores no funcionó muy bien (ya se fueron Simeone, Viudez y Bertolo; Arzura no se fue de casualidad; Martinez, Fernandez, Mayada, Batalla y Driussi saben que todavía no rindieron como se esperaba pero Gallardo apostó por ellos y esta será la última oportunidad. Son muchas piezas nuevas para acomodar y es necesario que no fallen. No es fácil pero es el baile que eligió esta dirigencia. Todavía no escuché la explicación para semejante recambio (aunque hay que reconocer que podría no salir tan mal porque algunas piezas parecen de nivel e interesantes) ni tampoco se sufrió tanto este éxodo (hasta ahora el DT no había podido trabajar y recién ahora tuvo más de un mes para entrenar y buscar su idea de juego. Los logros previos sirvieron de bálsamo para la sequía del último año) a pesar de haber sido una sangría larga, profunda y dolorosa.
Se jugó fuerte y hasta con torpeza pero salió bien... sin lesionados

Ayer pudo haber sido una noche fatal pero aún seguimos en carrera para decir que la jugada riesgosa e innecesaria de la dirigencia puede no causar tanto daño. Si logramos ganar otro título internacional y ganar la copa Argentina, podremos decir que al menos conseguimos no perder tanto tiempo con la absurda destrucción de un plantel multi campeón.

Por Charro.

viernes, 8 de julio de 2016

Blanqueo millonario; entre el estupor y la desilusión. ¿Vaciamiento o negligencia?

¿Cúales son los sueldos de los gerentes del club? ¿Cúales son sus resultados?

El contrato de Francescoli aprobado la semana pasada no hace más que blanquear una situación y verificar que todos mis malos pensamientos se acercaban a la realidad. El silencio es peligroso porque encamina hacia la soberbia y tener el poder absoluto es jugar con fuego. Esta gestión gobernó sin oposición y controló todos los mecanismos de información, por eso se transformó en un gobierno que se apoyó en los resultados deportivos y ocultó su accionar por medio de maquillajes y sembrando grandes dudas en lo económico. Una vez que los resultados deportivos dejaron de obnuvilar, la gente empezó a hacer las preguntas y a pensar porque las cosas empezaron a salir mal.

El contrato de Enzo, más allá de lo abultado y exagerado en sus valores, marca y verifica como actúa esta gestión. El contrato marca un antes y un despúes, es el fin de la confianza, es la ratificación de la mentira que destruye cada palabra y cada acto del pasado y del futuro, es la semilla que siembra la duda a cualquier situación. Cuando asumió D´onofrio dijo que traía a los ídolos y ex jugadores del club, que iban a poner el hombro ad honorem y ahora nos enteramos que no solo era cierto lo que se decía en los pasillos sino que además las cifras son brutales (la costumbre de hacer que el socio pague los despilfarros de la gestión). Hoy confío más en mis malos presentimientos que en la palabra de quienes nos gobiernan. Imagino que nos enteramos de este contrato (que rige a partir del 2014, con lo cual está blanqueando lo que se le había prometido a Enzo y probablemente todavía no cobró, supongo que estaremos blanqueando la deuda porque algunas personas estarán presionando para que renuncie o porque la deuda es tan alta que Enzo no se animaba a dejarla sin constancia legal) porque no les quedó más remedio. Vaya uno a saber si este desproporiconado valor de premios (¿si estos son los premios por los resultados, cuales son los premios del plantel y cuerpo técnico? Además de estos premios, tiene otro adicional por porcentaje de jugadores comprados y vendidos evaluando las ganancias de estas operaciones?) tiene que ver solo con la gestión o si es parte del pago por haberle hecho ganar la elección a D´onofrio.

A partir de esto, todo lo que se dice en los pasillos puede ser verdad porque pareciera que todo está hecho entre bambalinas y llega cocinado para que 20 personas levanten el brazo y aprueben barbaridades. Puede ser verdad que se le deba una fortuna en premios al plantel y cuerpo técnico (¿y esa sería la verdadera causa por la cual se fue casi todo el plantel multicampeón? ¿tan torpes son de dejar ir a tantos jugadores sin renovar o será que no se sentaban para que no les reclamarán o peor aún, se fueron sin dejarle nada al club porque en realidad con el valor de su pase saldaban la deuda? Esto último fue una práctica muy común durante las desastrosas gestiones anteriores).

Para mi, hoy todo es maquillaje y me permito dudar de todo. TLM fue aceptado a pesar de ser antiestatutario, no se tomaron el tiempo para discutirlo. Crearon una defensoría del socio que es administrada por los mismos a quienes se les reclama (para ser efectiva debe ser administrada por la oposición), esto no solo es maquillaje, es cinismo. Lo mismo se puede decir del periodismo partidario (vaya uno a saber porque le dicen periodismo y no voceros de prensa. En su gran mayoría siguen tras la misma información y esta es suministrada por el oficialismo, es casi imposible escuchar voces encontradas con el discurso oficial y mucho menos encontrar un temario diferente al impuesto por el oficialismo). Da pena caminar por el club los fines de semana (el domingo está vacío y los sábados ya no es un mundo de gente) y los deportes del club se manejan como pueden mientras están atados de manos (toda la plata pasa por departamento físico y así es imposible financiarse), ni hablar del departamento cultural (manejado por una antisemita al que le sacaron el manejo del instituto por presión) que pierde actividades.

Los maquillajes estéticos en el frente del club (no entiendo porqué sacaron en la entrada del club la publicidad de Adidas con las figuras del plantel para poner un cartel luminoso de BBVA como si éste fuera el nombre del estadio) pueden no estar mal (?) y los resultados deportivos fueron alegrías para todos los hinchas (los cuales se agradecerán y nunca se olvidarán) pero tenemos sobrados ejemplos de lo peligroso que es tener un gobierno que hace lo que se le antoja (y acalla al socio con diversos métodos) y cuando no tiene plata empieza a regalar el patrimonio del club (o busca que el socio se haga cargo de esas pérdidas por inoperancia).

Por Charro.

lunes, 20 de junio de 2016

Silencio gil!!! No pienses, no opines, no me contradigas

Mientras no haya un cambio profundo en el Estatuto, estaremos dependiendo del humor del presidente y su séquito

La frase ¨los giles de twitter¨ que dijo D´onofrio hace unos días, es una buena síntesis de la forma de pensar y de actuar de nuestro presidente. La única vez que intenté tener un diálogo con nuestro presidente (luego de las elecciones), su respuesta ante un reclamo fue, ¨ustedes no tienen idea como está el club, el club debería estar en convocatoria¨. Ahí me di cuenta que el presidente no tenía intención de hacer un cambio rotundo en ese presente desalentador sino que pretendía flotar lo mejor posible entre tanta porquería. En ese momento dejé de soñar con que ya no escucharía el verso del déficit operativo, ni habría un cambio de Estatuto, ni tampoco intentarían ver como descentralizar el manejo económico de cada deporte (básico para que puedan crecer y no dependan del humor del amigo del presidente de turno)... apenas me quedé con la ilusión de algún cambio en marketing.

Cuando entre los dichos y los hechos empieza a haber un abismo, cuando se empieza a ver que hay muchos silencios y pocas respuestas, cuando se empieza a ver que hay un gobierno sin oposición y que todo se decide sin discusión, ni opinión (el que opina diferente es silenciado o agredido); cuando las decisiones las toman unas pocas personas y el resto repite como loro por más que no cierre el tema; cuando se empiezan a ver las grietas y las filtraciones pero en lugar de haber soluciones se ven algunos parches; cuando los resultados deportivos permiten un accionar totalitario... es hora de preocuparse.

Muchos deben recordar que en la primera presidencia de Aguilaucha, la mayoría no podía ver los indicadores del robo que se iba perpetrando y festejaban algunos resultados deportivos. El gran problema es que desde ese momento hasta el día de hoy, no se ha logrado modificar ni democratizar el sistema político del club, no se ha podido darle al club tranquilidad económica y no se ha podido salir de la gestión dañina. Esta gestión intentó solucionar algunos problemas pero ha demostrado incapacidad y soberbia (mismo problema autodestructivo que tuvieron Aguilaucha y DAP). La soberbia hunde a la gestión y la falta de poder opositor (el sano equilibrio entre permitir gobernar e impedir políticas erróneas) lleva a ahondar en los errores.

El accionar canallesco y el silencio sobre TLM fue el primer indicio de como iba a funcionar (seguido por la creación de la defensoría del socio en manos del oficialismo), pero los resultados deportivos pudieron tapar y auto justificar al socio que esperaba a un River Plate ganador. El viaje a Japón nos encontró pletóricos de felicidad pero ciegos por las cosas que se hacían mal (marcar errores era un absurdo). El silencio alrededor de las razones y las formas por las que se van los jugadores (ya se podría decir que estamos en un ¨el último que apague la luz¨), el silencio acerca de la economía del club (¿nos encontraremos con una disminución de la deuda y el déficit o nos acercaremos a los mil millones y se lo enrostrarán a la inflación?), las compras que llegan a último momento y muy caras y las ventas que no existen (¿los jugadores se van a cambio de la deuda o por no haberse negociado la continuidad? ¿es negligencia, desidia, ineptitud, soberbia, desinterés o simplemente una política de cambiar deuda por pase?) o son a precios miserables. Todo lo que en un principio eran aciertos y esperanzador (trabajo de marketing, apoyo al plantel, trabajo con los sponsor...) se fue diluyendo.

Uno de los grandes errores de D´onofrio es haberse relajado y conformado con una Copa Libertadores de América, no aprovechó el ingreso de dólares ni intentó mantener al plantel campeón (¿muy caro? ¿prefirió desarmarlo para tener un gasto más bajo?), pensó que había conseguido demasiado (por no decir que fue impensado y de casualidad) y se conformó. Siendo generoso en mi pensamiento, tal vez haya creído que lo mejor para River Plate no estaba en los títulos sino en dejar un ingreso mayor y salvador (difícil de entender) peleando en AFA y mendigando en Casa Rosada (única explicación para salir a pedir que le disminuyan la pena a los bosteros).

Lo único que tengo claro sobre esta gestión es que yo soy uno de los giles de twitter. Soy alguien preocupado y que no se conforma con que le digan ¨vos dejá que yo se hacer las cosas¨, ni de los que miran para otro lado cuando ve que algo no está funcionando... porque si el señor D´onofrio y compañía aún no se dieron cuenta, ellos podrán estar muy contento con los títulos obtenidos (incluído otro supuesto campeonato económico) y con sus contactos políticos que tienen pero las cosas en River Plate están muy lejos de estar bien.

Por Charro.

domingo, 5 de junio de 2016

En el juego del estanciero, cada uno atiende su juego

¿Qué pito toca? ¿qué pasa en el club?

Cuando Macri asumió la presidencia de los bosteros, intentó imponer su visión del fútbol, sociedades anónimas que manejaran el negocio. En su momento le fue imposible imponer su visión porque enfrente estaba Grondona. Pasados casi 20 años se puede decir que ni Grondona era un santo por defender a las asociaciones civiles ni Macri se dio por vencido. El fútbol pasó a ser un negocio tan lucrativo que nadie quiere quedar afuera; empresarios televisivos, gobernantes, dirigentes, violentos o vivos con buenos contactos son todos la misma fauna que solo buscan acomodarse mejor en el negocio para llevarse la mejor tajada y para conseguirlo buscarán hacerlo según su metodología habitual. 

Supongo que Macri tiene la sangre en el ojo porque fue su primera derrota y humillación política (para un empresario que está acostumbrado a imponer sus deseos, haber perdido con su único voto a favor debió ser nefasto), en el camino habrá hecho sus alianzas de poder y ahora, cuando tiene la zartén por el mango, es su momento para imponer su deseo.

La línea de alianzas y traiciones es tan delgada como la diferencia entre estafadores y estafados, entre sociedades anónimas y asociaciones civiles robadas, entre AFA y superliga, entre controladores y controlados. Lo que hoy es bueno mañana es malo y viceversa. Es imposible ver el juego de cada participante porque cada uno atiende su juego. En toda esta mezcla lo único claro es que el presidente quiere sociedades anónimas y que su ladero Angelici presiona por todos lados para conseguirlo. En la vereda opuesta (que pueden ser sociedades civiles o clubes chicos o FPT o dirigentes ladrones o enemistades políticas o lucha de poder...) se pararon distintas personas y la lucha continuará.

Grondona se opuso a Macri para mantener el manejo del poder y del dinero (de hecho en estos años varios clubes podrían denominarse sociedades anónimas más allá que no este permitido), por la misma razón se separó de Clarinete para armar FPT y por la misma razón los dirigentes actuales decidieron terminar con FPT y armar una superliga. Cuando Clarinete manejaba el fútbol todos sabían que los clubes debían tener más ingresos y hoy los clubes pretenden nuevamente más ingresos porque otra vez no les alcanza.

El juego de Tinelli también está bastante claro, él quiere el manejo de la televisión y reglas de reparto de dinero más claros, aspira a algo más ordenado. Del otro lado está Moyano (que aspira a ser el nuevo Grondona) y ambos quieren hacer una carrera como la de Macri (usando la popularidad, los contactos y el poder del fútbol lanzarse a la política nacional). Entre tanto juego y tanto participante, donde Tinelli y Macri y luego socios, la pregunta importante es saber donde está ubicado River Plate...

En mi opinión, el sueño de D´onofrio siempre estuvo puesto en AFA y no en River Plate (escalón indispensable para llegar a AFA), su padre fue presidente de AFA y él siempre dijo que no aspiraba a una reelección. Rápidamente se alineó detrás de Tinelli y ante un año tan pobre desde lo deportivo (¿causalidad o casualidad?), no es de extrañar que el presidente haya estado ausente porque la energía de D´onofrio estuvo puesta en esta lucha de poder de AFA. 

Cuando aún estamos en medio de esta lucha, vale preguntarse ¿cuál es la estrategia de D´onofrio? ¿dónde debe estar colocado River Plate? ¿por qué D´onofrio apoyó a Angelici para quitarle los castigos del gas pimienta? ¿por qué salió hace unas semanas una nota de LaNazión diciendo que River Plate no le debe a la AFA y recién mañana se votará si River Plate puede recibir el préstamo para pagar esa deuda? ¿por qué dijeron que se pagó a AFA con fondos genuinos cuando en realidad se está pidiendo un préstamo a un banco? ¿es una operación financiera ventajosa o una falsa maniobra publicitaria? Nada es gratuito y a la respuesta de cada pregunta debería agregarse cual fue el costo/beneficio.

Viendo el mercado de pases, el semestre futbolístico y la situación del club (¿nadie habla de la situación económica?), podría afirmarse que es más importante posicionarse en AFA que dirigir el día a día del club.

Por Charro.

sábado, 21 de mayo de 2016

Un final lógico... para preocuparse y tomar en serio

Más interesante afuera que en la cancha...

Parece que el destino se tomó el tiempo de darnos una lección para que dejemos de mirar al costado y que los dirigentes empiecen a tomar el toro por las astas. Jugar ante un Arsenal mediocre un viernes a la noche, en cancha vacía y que te conviertan un gol a los 30 segundos y otro gol faltando 30 segundos para terminar el partido, podría tomarse como un mensaje del destino (?) para mostrarte como fue tu torneo. Empezó siendo un desastre porque tenías la cabeza en otro lado y terminó peor porque te despreocupaste, pusiste excusas y no tenías nada mejor para hacer.

Este es el presente millonario, no hay mucho más (salvo un semestre con un D´Alessandro que luchará con las lesiones y la ilusión de que algunos pibes demuestren una capacidad que hasta ahora no fue tenida en cuenta) y la dirigencia no quiere mostrar pánico (?), exagerar la preocupación o quiere hacernos creer que todo está bajo control y que no hay mucho para dramatizar (?).
Un gol anulado a Lucho. Hubiera sido victoria pero con el mismo angustiante trámite

La dirigencia prefirió dormir en los laureles, o mejor dicho, recostarse en los laureles muy bien obtenidos y esperar que el ciclo se repitiera por arte de magia y sin hacerse cargo de todas las pérdidas y errores que se iban cometiendo, dejaron todo en manos de Gallardo y de la inoperancia dirigencial (o el dulce sueño del éxito anterior). El resultado es que el equipo que tenía una personalidad increíble y tanto orgullo y hambre de éxito se fue desvaneciendo y hoy ya no queda casi nada. River Plate va penando por las canchas sin saber muy bien hacia donde apuntar y sin saber a qué jugar (algo básico).

El partido de ayer no fue una excepción sino uno más de lo mismo. Un River Plate con algunos errores individuales, sin respuestas sobresalientes sino ¨normales¨ o deficientes y luego se pierde en la inexpresividad. En el segundo tiempo intentó ponerle algo de intención, de presión, de vergüenza deportiva pero ya no sabe como darle sustento a sus ¨ganas¨. Saben que presionando y teniendo la pelota pueden lastimar al rival pero perdieron la brújula y cuando tienen la pelota ya no saben que hacer, no saben como llegar al área rival para generar peligro, se limitan a algún desborde y centros sin mucho sentido teniendo en cuenta que ya no hay tantos cabeceadores peligrosos. Los habilidosos no se juntan y erran los pases cortos, en lugar de hacer la jugada más sencilla, hacen lo más complicado y cuando hay que pisar la pelota y cambiar de frente de ataque lo hacen a velocidad tortuga o retrasan los ataques con toques hacia atrás. Nadie sabe hacia donde apuntar y la cabeza está perdida.
Por fin un penal...

Ayer el arquero Batalla tuvo su primera experiencia sin red donde protegerse; tendrá que absorver la presión de saberse observado y evaluado en cada jugada (al menos por el hincha) con la pesadísima comparación de Barovero y el murmullo del Monumental ante cada gol. Ayer solucionó un mano a mano pero dejó la sensación que podría haber hecho mucho más en los goles. La defensa tuvo un partido para el olvido compitiendo para ver quien era peor. En el medio no pasó nada y arriba no estuvo mucho mejor (excepto por Alario que volvió a mostrar ser diferente). Este es el equipo titular y demuestra que el nivel es preocupante, ni siquiera nos ayudó que nos hayan cobrado un penal de visitante después de 3 años.   

El panorama no es alentador porque la dirigencia tampoco parece muy preocupada ni apurada por cambiar. Este plantel necesita varios retoques y que surjan varios jugadores de las inferiores para convertirse en un equipo con aspiraciones. Es un tiempo ideal porque el entrenador tendrá mucho tiempo de trabajo, se podrá hacer una buena pretemporada y se podrán hacer las compras necesarias... ¿habrá más sangrías en el plantel? ¿se harán las cosas bien? ¿habrá reales refuerzos?

Por Charro.

domingo, 15 de mayo de 2016

Adiós con pena, con gloria, con amor y agradecimiento

La despedida de 2 jugadores que dejaron huella en el hincha

Varias veces nos decretaron el fin de ciclo. Fue tan doloroso el ciclo previo, tan bajo nos hicieron caer, que la subida nos hizo muy felices y nos volvió a dar la gloria que sentíamos lejana. Tanto dolor se contrapuso con una extraordinaria felicidad. Un título nacional con un penal atajado al último minuto, otro internacional eliminando a los bosteros, luego la suma de títulos internacionales hasta terminar con otra eliminación a los bosteros en la copa Libertadores. Un ciclo glorioso y de enorme felicidad que algunos lo dieron por terminado (los ramonistas extremos) con el alejamiento de Ramón, Ledesma, Carbonero, Chichizola y algunos otros, los más severos lo empezaron a decir después de esos 5 o 6 partidos en que River Plate fue una aplanadora de juego y presión (a pesar de que luego vendrían todos los títulos internacionales), otros decidieron decirlo cuando volvimos de Japón con la copa Suruga, otros lo pensaron luego de las ventas/alejamiento de Rojas, Teo, FM6, Pezzella, Cavenaghi y la confirmación de ¨huída¨ de Sanchez, Kranevitter y finalmente otros la decretaron una vez perdida la copa del mundo y la ratificación (más allá de la posterior manipulación del periodismo partidario) de salida de Barovero y Vangioni (a las que imagino que probablemente se sume Pisculichi y algún/os defensor/es). De aquel ciclo glorioso solo quedan Mercado, Maidana, Ponzio (no es poco para armar una base) y el técnico (lo cual puede indicar que si no hay un cambio de rumbo, varios podrían señalar el fin de ciclo en otro momento).
Alario logró armar situaciones de gol pero no las pudo definir

Más allá de lo que queda, lo cierto es que no somos capaces de darle un punto final a esta etapa gloriosa porque no hubo un recambio gradual sino una sangría permanente en medio de un agradecimiento gigantesco hacia todos los que fueron quedando y entregando lo mismo de siempre. Esta sangría se fue notando primero en el juego (los últimos partidos que nos llevaron al título de la sudamericana se obtuvo por convencimiento y goles de defensores más que por juego y de la copa Libertadores podría decirse algo similar, solo que además se aprovechó el ímpetu que le dieron las llegadas de Viudez y Alario) y luego se vieron en los resultados (sistemáticamente fuimos cayendo en los distintos torneos pero siempre teníamos como excusa el torneo siguiente) y en la salida de distintos jugadores. Este es el primer semestre sin títulos desde la consagración con Ramón y ya casi no queda nada del plantel campeón.
¿Le habrá quedado la posta a Batalla? Ojalá pueda asentarse y darnos muchas alegrías

Sabiendo esto, el público ayer fue a despedir a Barovero y Vangioni. Además de despedir a uno de los capitanes de este ciclo, se despidió a 2 referentes y símbolos de ese plantel. Vangioni demostró más de una vez como exponía su cuerpo y que entregaba hasta el último suspiro sin preguntarse cuando ni donde, armaron con FM6 una pareja con una entrega y una mentalidad muy especial que se ganaron el corazón del hincha. Tenían errores (muchos más que Mercado y Maidana), eran más explosivos, no tenían la sobriedad del resto de los defensores pero era imposible no amarlos. En el arco, Barovero tuvo un estilo diferente, nunca dio la imagen de gran arquero y mucho menos hizo declaraciones para agrandar lo que hacía en el arco. La imagen del arquero se armó a base de resultados y no se fue ganando el corazón del hincha por sus inimaginables voladas sino por impedir con movimientos cortos los seguros gritos de gol rivales. Tanto Barovero como Vangioni dejaron todo en la cancha y eso fue a agradecer el hincha.
El emotivo abrazo final. Ambos sintieron el momento

El público llegó en cantidad apesar de no jugarse nada (una muestra de que este ciclo glorioso terminó y debe empezar otro) y con la principal intención de despedirse y agradecer a 2 jugadores amados. Quedó claro desde el momento que Barovero salió a precalentar y se acentuó desde que comenzó el partido (cada vez que la pelota iba hacia el arquero, los hinchas aplaudían). 

El partido fue lo esperable, casi un justificativo para despedir a los jugadores más que un partido importante para sumar puntos (especialmente pensando que estamos muy cerca del maléfico y espinoso último puesto). Fue más de lo mismo, un equipo dependiente de un jugador como D´Alessandro. La idea de presionar, de salir rápido, de tomar al rival mal parado, de abrir el ataque por los costados, de estar bien parados en defensa pero sin la suficiente agresividad, sin la habilidad para desequilibrar, sin peligrosidad en las áreas, sin velocidad. Lo rescatable de este panorama negro es que el rival (un equipo de Alfaro) no lastimó (no sabremos si es por mérito de River Plate o por lo malo que es el rival) y que solo falta una fecha para terminar el torneo y barajar con jugadores nuevos.
Alonso peleando en el área...

Barovero tuvo un partido tranquilo. Maidana y Balanta no cometieron muchos errores (algo erráticos con la pelota) y Mercado y Casco jugaron más en ataque que en defensa (demasiado retrasado el rival). Casco subió mucho pero esperemos que se afiancen las duplas de Mayada/Mercado y Fernandez/Casco para cubrir el ataque/defensa cuando tienen mucho campo para subir y bajar (a veces se desacoplan y pierden la visión de juego rival). En el medio, Mayada es un jugador cuando juega con D´Alessandro y otro sin él, tiene sacrificio pero necesita a alguien al lado que aproveche su velocidad. Ponzio jugando solo y en grandes espacios suele recurrir demasiado a las infracciones (con equipos que no atacan y dependen de los centros puede ser peligroso) y Fernandez está esperando que se termine este torneo para empezar de nuevo (¿habrá terminado su adaptación a un equipo como River Plate?), aunque esta vez estuvo mucho más participativo y atento al juego. Adelante, el Pity volvió a estar discontinuo pero las pocas veces que se enciende lleva peligro, Alonso hizo un buen gol y cumplió con su habitual estilo de pivoteador y Alario volvió a mostrar esa capacidad para armar peligro (muy buenos movimientos que lamentablemente no terminaron en gol, se mereció marcar alguno). 
La despedida de sus compañeros. El arquero se lo ganó...

En el segundo tiempo ingresó Andrade por Mayada (volvieron a darle minutos y no defraudó, algún enganche y atrevimiento, eso que le falta tanto al equipo) y luego llegó el tiempo para los festejos. Ingresó Vangioni por Mercado para ser ovacionado y sobre el final del partido Gallardo lo sacó a Barovero para que sienta el amor del público (lo reemplazó Batalla quien al final del partido escuchó a Gallardo diciendo que él será el futuro arquero del equipo). El abrazo con todos y una despedida inolvidable (esa que no tuvo Gallardo y que tal vez tampoco tenga Pisculichi). La emoción generalizada mientras se iba, el abrazo eterno y emocionado con el técnico y al finalizar el partido fue momento para que tanto Barovero como Vangioni dejaran sus impresiones a través de las cámaras. Una noche para el recuerdo y para la felicidad del hincha.

Por Charro.

domingo, 8 de mayo de 2016

¿Cómo conseguir los objetivos?

La lesión de D´Alessandro

Habiendo quedado sin la posibilidad de conseguir algún título en este semestre, la pregunta que debe estar haciéndose el cuerpo técnico es como conseguir los objetivos de corto (sumar puntos, ver las incorporaciones y los que se van y los jóvenes de las inferiores que podrían sumarse al plantel), mediano (armar un equipo con la impronta que el DT quiera darle) y largo plazo (conseguir títulos y dejar un equipo armado). Imaginando estos objetivos podríamos decir que la formación presentada ayer no pudo siquiera acercarse a ninguno de los objetivos y en su mayoría difícilmente esten aptos para objetivos de más largo plazo.
Una de las pocas actuaciones destacadas en el clásico, Casco va convirtiéndose en titular indiscutido

La presencia de Barovero en el partido de ayer (visitante en el Bajo Flores) habla de la poca confianza que le tiene y le transmite Gallardo a Batalla. El arquero será probablemente el suplente del arquero que traigan pero ya no discutirá el puesto con nadie (todo indica que se va Chiarini y no comprarán 2 arqueros) y si bien es cierto que no habrá tantas competencias como hubo estos años, es fundamental tener un arquero suplente que le pelee el puesto al titular (que deberá acomodarse al arco más grande del mundo). Sería lógico que Barovero ataje la semana que viene y se despida de nosotros pero también hubiera sido bueno que Batalla empiece a sentirse titular (aunque sea en los 2 partidos de visitante). Ante la lesión previa al partido de Mercado, prefirió mover la defensa (algo a lo que no es muy afecto Gallardo) y colocó a Casco por derecha y a Vega por izquierda para mantener la dupla central (vuelve a demostrar que no le tiene confianza a los pibes o que los cuida demasiado. La semana pasada Montiel, que  jugó por derecha, lo hizo con personalidad y soltura), en el medio puso también a los supuestos titulares (esos jugadores que no se irán en este semestre) pero ante la lesión de D´Alessandro al principio del partido, optó por reemplazarlo con Lucho Gonzalez (¿su despedida?) porque había decidido que Pisculichi ya no estuviera en el banco (¿otro de los que no seguirá?). Arriba optó por poner lo mejor que tenía (Driussi en bajísimo nivel y Mora lesionado), Alario y Alonso (inentendible que en los partidos sin importancia Alario sea titular y en los otros no, inentendible que haya claudicado en su idea de no poner dos 9 justo en un partido sin importancia extrema como los últimos).
Una constante en este partido, los delanteros peleando centros entre defensores rivales

Así se presentó el equipo, el titular (con la cabeza en la eliminación y el ánimo por el piso) y sin pibes para probar. Obviamente que podríamos decir que es la mejor elección a la hora de sumar puntos (fundamental teniendo en cuenta lo poco que se consiguió) pero el DT está en el vestuario y debería haber notado que sus jugadores estaban ¨bajoneados¨ o desenfocados del objetivo (algo que reconoció Gallardo luego del partido) y en esos casos no es mala idea darle oportunidades a los pibes que tienen hambre por jugar (apesar de que hablamos de una cancha complicada como la de San Lorenzo).
Alonso no hace mucho frente al arco pero ayuda pivoteando de espaldas al arco rival y corriendo a los defensores (¿alcanza?)

No extrañó que el partido empezara movido y con la presión del cuervo pero todos los planes de Gallardo se desvanecieron cuando D´Alessandro se lesionó y debió salir porque Lucho no pudo conducir al equipo. Barovero hizo una de las mejores atajadas que se recuerden pero al mismo tiempo se notó que tiene la cabeza en otro lado (debe ser complicado irse de River Plate después de tantos logros por más que lo haga por decisión propia) cuando volvió a regalar una pelota y casi comete un penal por el cual lo hubieran expulsado e impedido su despedida. La defensa fue un desastre porque la virtud de este San Lorenzo es atacar muy bien, juegan abiertos, muy rápido y todos saben buscar los espacios libres (principal defecto de este River), ante un equipo así River Plate cometió el pecada de dejar muchos espacios libres los cuales fueron aprovechados. Casco pudo controlar bastante las subidas rivales y jugó muy bien en ataque (la única buena noticia del último mes, Casco tomó confianza y se adueñó de la titularidad) pero del otro lado todo fue desastroso. Vega parece que se siente más cómodo como central (tal vez debió cambiár posición con Balanta) y el colombiano estuvo perdido sin saber como cubrir los espacios que se formaban. En semejante desbarajuste, Maidana se acopló al desconcierto. Ponzio hizo lo que pudo en el medio (tuvo buenos momentos pero fue desbordado por la cantidad de jugadores que subían y tocaban en el mediocampo) mientras que Nacho (no encuentra tampoco su lugar), Mayada (juega muy cómodo con D´Alessandro pero no encuentra socio cuando él sale) y Lucho nada pudieron hacer con el mediocampo rival (mucho más rápido y agresivo). Con ese panorama, Alonso se dedicó a bajar los pelotazos a sus compañeros (debe ser uno de los mejores pivoteadores de espalda al arco, para mi debe jugar con un 9 goleador y movedizo al lado pero deben conocerse muy bien) y Alario intentó hacer lo que pudo en esa soledad (la única que tuvo la metió; goleador de raza).
Otra constante por izquierda del partido, Balanta y Vega corriendo de atrás al atacante rival

El primer ingreso fue el Pity (estoy seguro que Gallardo ya no sabe que hacer con Pity, debe estar cansado de esperarlo pero sabe que tiene condiciones), quien volvió a desperdiciar su oportunidad y luego (demasiado tarde) ingresó nuevamente Andrade quien volvió a mostrar calidad y esfuerzo, corrió mucho por la banda derecha y pidió la pelota, amontonó defensores y tuvo algún buen desborde, otra vez dio una dosis de algo diferente a lo que hacían sus compañeros.

Se va terminando el semestre y seguimos haciéndonos las mismas preguntas que en enero y viendo el mismo mal juego hace 9 meses. Con las carta echadas, sería bueno intentar algo distinto en estos 2 partidos que quedan...

Por Charro.