"Se pueden arreglar campeonatos enteros, como el de Boca de Ischia." Javier Ruiz árbitro "Ehhehh, eh yo pienso de que ehhehh eeeehh (?)." DAP "No estén cagados." Daniel Passarella

viernes, 23 de septiembre de 2016

Otro paso importante con vértigo

Un error del arquero que salvó varios goles. Ahí estaba el goleador para aprovechar...

Las anteriores copas argentinas nos tuvieron envueltos en peleas por títulos internacionales (las últimas sudamericanas) o peleando un título nacioal semestral (el apertura ganado por Ramón) y eso colocó a esta copa como la tercera opción o la menos interesante. Hoy, las ironías del destino la convierten en la más deseada para todos los clubes (solo 3 equipos juegan la Sudamericana, el torneo local es anual y la copa Argentina da cupo para la Libertadores 2017) y River Plate deberá aprovechar que tiene un fixture relativamente menos complicado.
Fernandez; clave en el esquema del Muñeco

River Plate sigue siendo un equipo en formación (con todo lo que ello implica) y en medio de la construcción va viendo que debe cambiar, que no debe hacer, que debe mejorar y cuando debe hacer cada cosa. También es lógica la irregularidad y por eso habrá que esperar que el costo no sea muy alto cuando nos toque un mal partido o algún momento (ayer al inicio del segundo tiempo hubo 3 pelotas que milagrosamente no terminaron en gol de Arsenal, esto podría habernos complicado muchísimo).

El partido de ayer fue ante un Arsenal que quiso parecerse a San Martin de San Juan pero terminó siendo más timorato y menos compacto (o tal vez se enfrentó a una mejor versión millonaria). River Plate dominó gran parte del partido y no cometió tantos errores pero como suele ser habitual, cuando se arriesga se sufre. Sacando la dormilona de los primeros minutos del segundo tiempo, el equipo demostró que vuelve a tener la identidad ganadora que Gallardo supo aprovechar del grupo anterior; tiene esa distinción con la que dotó al plantel anterior y ya se empiezan a ver algunas semejanzas.
Casco estaba en duda pero le respondió al técnico

La defensa vuelve a tener 2 centrales muy duros, de buen juego aéreo y de mucha personalidad (aunque ahora nos falta el jugador con el perfil zurdo). Mina tendrá que trabajar mucho para darnos lo mismo que nos dio FM6 pero Gallardo apuntó bien. Los laterales vuelven a ser correctos en la marca y acompañan muy bien a la hora de atacar, vuelven a ser una alternativa ofensiva (Moreira tira excelentes centros, tiene más recursos ofensivos, le gusta patear al arco y tiene mejor ida y vuelta pero aún le falta imponer personalidad ante los delanteros rivales y marcar goles importantes; Casco empieza a mostrarse más seguro en defensa y sube con mejor criterio pero aún le falta conseguir regularidad). La gran incógnita defensiva está en el arco; Batalla no muestra seguridad pero por ahora responde (aunque pareciera que siempre está bajo la lupa de todos).
Ponzio, el alma del equipo (al margen... como pegó el 5 rival)

Otra gran ventaja defensiva se consiguió en el medio. Gallardo consiguió reemplazar a Rojas. Encontró en Nacho Fernandez al jugador que le da despliegue, que puede iniciar el ataque y puede ser la constante rueda de auxilio para Ponzio, encontró una dupla en el medio que le permite ser ofensivo pero que al mismo tiempo no deja partido al equipo, jugadores que marcan en retroceso y ayudan a los defensores para que no sean tomados por sorpresa por los rivales que vienen desde su propio campo. Ayer todos esos jugadores jugaron correctamente y desde allí se empieza a edificar un equipo solvente. Ponzio sigue siendo desprolijo pero al mismo tiempo es el alma del equipo, le da personalidad y planta el equipo de frente a cualquier rival, no quiere que el rival se sienta cómodo ni que nosotros nos relajemos, mientras que Fernandez pasó a ser el termómetro del equipo.
 Alario junto a Dale y Pity...

Las dificultades siguen estando en la ofensiva. D´Alessandro es un jugador interesante y práctico para parar el juego, para poner la pelota sorpresiva que puede definir el partido y fundamental para armar paredes cortas que permitan pasar las defensas cerradas pero el físico no le responde para un juego agresivo como pretende Gallardo y me preocupa su falta de fuerza para los tiros de larga distancia (incluyendo tiros libres y córner). Pity Martinez es otro jugador fundamental pero demasiado volátil, mientras D´Alessandro hace el amague a los costados, Pity lo hace hacia delante, la mayoría de las veces hasta el fondo pero no muchas logra pasar. Un caso de habilidad con mala decisión que es muy importante para romper las defensas rivales. Por último quedan Driussi (sin tanta participación esta vez) y Alario (el hombre del equipo). Está en un gran momento, define los partidos, hace los goles importantes.
Uno de los cabezazos que se fue junto al palo. Alario se fabricó varias situaciones...

Empieza a delinearse el equipo, la formación sale de memoria y se ven algunos buenos partidos. Falta regularidad y capacida para romper estos esquemas cerrados. Ayer se jugó bien y se llegó varias veces a situación de gol. Habrá que seguir trabajando para darle fluidez, velocidad y determinación al equipo. Lo importante es que ayer el equipo volvió a ser agresivo para recuperar la pelota y veloz para llegar al arco rival. Un buen paso aunque el 1 a 0 final llevó a la incertidumbre del partido. El arquero rival fue la figura pero ahí estuvo el goleador cuando el arquero se equivocó. Un paso más para encontrarse con la copa y la clasificación a la copa Libertadores del próximo año.

Por Charro.

lunes, 19 de septiembre de 2016

Alerta y decepción en el largo camino

A un año de las elecciones, ¿todos quieren estar en la foto?

Cuando se habla de un equipo en formación es lógico esperar algunos contratiempos que impliquen aprendizaje; lo importante es que esas lecciones no resulten caras. Ayer River Plate no estuvo a la altura del partido y le costó 2 puntos importantes de local. Este es un campeonato largo (con un receso incluido) en el cual es difícil evaluar el valor de los puntos que se van perdiendo en el camino.

Lo más importante de la tarde fue el reconocimiento a Maidana (por sus 200 partidos en la institución recibió una camiseta conmemorativa y además durante el partido recibió otra ovación de todo el estadio) y el saber que hay mucho por mejorar (Gallardo lo dejó claro). Ayer River Plate no venia haciendo un buen partido pero le alcanzaba para ser algo mejor que el rival hasta que llegó el gol de Alario promediando el primer tiempo. En estos partidos, lo difícil suele ser conseguir el gol que abre el partido pero en el caso de ayer, solo sirvió para relajar al equipo y el gol rival (al principio del segundo tiempo) fue una consecuencia lógica de un planteo en el cual el rival presionó mejor.
No le tocó el mejor partido pero respondió a la obligación

Batalla sigue dando rebotes pero salvó varias situaciones complicadas (especialmente un tiro a quemarropa) y no tuvo nada que hacer en el gol. La defensa quedó muy jugada por las constantes subidas de Olivera y Moreira, lo cual no sería tan problemático si hubieran sido bien aprovechados. Uno de los grandes problemas que tuvieron es que fueron muy bien cubiertos y además los rivales aprovecharon sus espaldas cuando robaban la pelota. En el primer tiempo muchas veces Olivera subía libre pero no recibía la pelota (algunas veces también le pasaba a Moreira) y así solían ganarle la espalda en velocidad con centros cruzados. Olivera respondió muy bien en cuanto a que no le pese el partido, hizo lo que debía (ida y vuelta incanzable), se bancó la presión del resultado y los nervios de los hinchas pero tendrá que trabajar y acostumbrarse mucho con el tema de los relevos y coordinar esas subidas con Moreira. El paraguayo tuvo su partido más flojo si bien mostró sus habituales cualidades, no logró herir con sus centros (bien cubierto por el rival, siempre había 3 defensores para cubrirlo a él y al Cabezón), no se conectó demasiado con D´Alessandro ni con Fernandez y varias veces le ganaron la espalda (en algunas Nacho lo ayudó pero en el gol no llegaron a tiempo). Maidana y Mina volvieron a darle personalidad a la defensa, el ecuatoriano tiene a veces problemas con la velocidad pero suele suplirlo con determinación y seguridad (aunque el tiro a quemarropa fue porque no llegó a cerrar el centro atrás del rival). Las jugadas de más riesgo las tuvo San Martin de San Juan (salvo el tiro de Alonso en el travesaño sobre el final del partido y la pifia de Pity frente al arquero en el primer tiempo) gracias al buen aprovechamiento de las espaldas de los laterales y a que subieron con buena cantidad de jugadores (impidiendo la cobertura de los centrales). Ponzio volvió a mostrar mucha personalidad (vuelve a estar en un gran nivel, se nota que se siente caudillo y titular indiscutido) pero no logró ser un conductor claro para iniciar los ataques (mismo problema que tuvo Nacho Fernandez). Nacho Fernandez tuvo despliegue, voluntad, participación pero no estuvo fino con la pelota, algo muy similar a lo que le pasó a D´Alessandro (cuando no logra conectarse con el juego y manejar los tiempos del partido, se convierte en un peso para el equipo, su físico ya no le da para el ritmo que quiere imponer el equipo de Gallardo, a pesar que varias veces se lo ve correr para cubrir la salida rival, y lo que más preocupa es su falta de fuerza o miedo para tirar los centros o patear los tiros libres).


Ante la falta de claridad y determinación de los conductores (lo que más me extrañó fue la falta de confianza para hacer los cambios de frentes para Olivera o Moreira en el primer tiempo, cuando lo hicieron en el segundo tiempo, los sanjuaninos se cerraron muy bien y ya no supieron romper ese bloque), era fundamental el trabajo del Pity. El Pity es irregular y suele complicarse, tiene destellos y es clave para romper las defensas cerradas, su gambeta vertical es muy importante pero sirve cuando puede descargar con un compañero o tirar un centro hacia atrás. Ayer lo consiguió algunas veces pero no alcanza cuando el resto del equipo no está en la misma sintonía. Arriba, Driussi fue movedizo y molesto pero no gravitó, mientras que Alario no estuvo fino con la pelota pero peleó constantemente y recuperó varias pelotas, sin encontrarse con la pelota aprovechó para convertir en gol su única oportunidad. Los delanteros corrieron mucho para tapar la salida del rival (que varias veces lo resolvió bien) pero no tuvieron muchas chances de gol. 

Es una pena que los cambios tampoco resolvieran el dilema (Andrade entró muy tarde y Alonso no pudo convertir su chance). Una pena haber perdido estos puntos aunque hay que reconocer el buen partido del rival (un equipo sin jugadores conocidos ni gravitantes) y aprender de los problemas cuando no se presiona bien, cuando se relaja el equipo y no busca ampliar la diferencia y ser conciente de los riesgos que tiene ser un equipo ofensivo (especialmente cuando no se busca con convicción la diferencia en el arco contrario).

Por Charro.

lunes, 12 de septiembre de 2016

Tres puntos peleados y una muestra de carácter

El abrazo de Lollo con el ecuatoriano apenas convierte el gol. Un mensaje importante del grupo

River Plate vuelve a proponer un fútbol asfixiante, de mucha presión en toda la cancha con la intención de tomar desordenada a la defensa rival y con el deseo de necesitar un recorrido corto para llegar al arco rival. El problema surge cuando el otro equipo acepta el reto y propone una defensa cerrada y la misma presión asfixiante. El partido pasa a ser duro, trabado y con poco fútbol, donde gana el que tiene más oficio, suerte y la inteligencia para aprovechar el error rival o para mantener la ventaja conseguida. Este nuevo plantel vuelve a mostrar sus garras y determinación, vuelve a mostrarse seguro, con hambre y con capacidad de lucha, vuelve a tener juego (o capacidad de mover rápido la pelota si el juego lo exige) y rapidez para desprenderse de la pelota.
Maidana recibió los tapones de frente en su cara (y le cobraron la falta a él). Un gladiador.

Ayer River Plate se encontró con un partido muy difícil, con un rival motivadísimo (un grande del interior que volvía a primera en su ciudad después de 12 años y con un invicto de 40 partidos) y la capacidad para pelear en cada sector de la cancha durante casi todo el partido. Talleres fue muy duro pero sintió el gol sorpresivo de River Plate y a partir de ese momento no supo o no pudo acercarse al arco de Batalla.
La entrega de Moreira es fundamental. Ojalá mantenga este gran nivel.

River Plate vuelve a estar ordenado y sigue presentando un alto nivel en varios jugadores, vuelve a ser paciente e intenta manejar la pelota a su ritmo y según lo que pida el partido. Esta vez no se lució como en la fecha anterior pero mostró otros atributos también necesarios para ser candidato. Una de las mayores virtudes que tiene este nuevo plantel es la rápida adaptación de los nuevos jugadores (y de los que habían llegado en el semestre pasado pero todavía no habían conseguido adaptarse) y la capacidad para aceptar la propuesta de Gallardo.
Un rebote pero con una rápida reacción...

Gallardo consiguió repetir la formación pero a los pocos minutos de juego debió salir Casco por una molestia muscular y se produjo un cambio ¨extraño¨ pero que debe estar trabajando el entrenador para cuando sucede una contingencia así. Moreira pasó a la izquierda y entró Mayada. Lo bueno es que ambos jugadores respondieron muy bien. El paraguayo no fue tan peligroso pero volvió a mostrar su predisposición para participar en el ataque, esta vez no llevó peligro constante al área rival pero fue un enlace en ataque y fundamentalmente ayudó mucho para que la presión y la salida empiece en el mediocampo. Batalla vuelve a mostrar mucha inseguridad pero salvó una jugada fundamental del partido (esa pelota complicada que te puede quitar puntos fundamentales a lo largo del torneo), volvió a dar muchos rebotes inentendibles pero que carecen de riesgo. Intenta no complicarse (aunque esos rebotes podrían complicarlo muchísimo) y hasta ahora no tuvo que lamentar un error grave. Por las bandas se siguió marcando bien y tanto Mayada como Moreira atacaron con inteligencia (el paraguayo inclusive tuvo 2 tiro muy peligrosos al arco rival, uno pegó en el palo y el otro logró sacarlo el arquero en una gran estirada), mientras que Maidana y Mina volvieron a jugar sin errores. Mucha personalidad y determinación, algunos errores fueron subsanados y el ecuatoriano hasta se dio el lujo de hacer una jugada riesgosa pero fundamental casi al terminar el primer tiempo (eludió 4 jugadores para llegar a campo rival y despejó el ataque para tener la situación más clara del primer tiempo). Maidana sigue siendo el dueño de la defensa y mantiene un trabajo silencioso pero de mucha efectividad.
Mina y una extraordinaria capacidad de salto, ojalá de muchos goles

Ponzio volvió a adueñarse del medio. Se presentó un partido como a él le gusta, mucha presión, desorden pero la exigencia de poner personalidad y el permiso de raspar mucho (aunque siempre con un límite claro). Obviamente terminó con una amarilla pero conoce muy bien el límite a pesar de haber tenido que lidiar principalmente con Gil (una de las figuras de Talleres). Nacho Fernandez fue víctima del desorden general del mediocampo, tuvo la complicada tarea de tener la pelota en la presión constante pero nunca eludió la responsabilidad de pedir la pelota, se bancó las patadas permanentes y ayudó en la conexión ofensiva (especialmente después del gol, cuando Gallardo pidió que se moviera mucho la pelota). El Pity y D´Alessandro no lograron gravitar como hubieran querido pero Martinez logró romper la defensa rival en el primer tiempo y en el segundo le costó más, en cambio D´Alessandro tuvo un par de asistencias muy buenas pero no mucho más. Al igual que Fernandez, tanto el Cabezón como el Pity tuvieron la gran virtud de no escparle nunca a la tarea de buscar el pase, de pedir la pelota y de moverse mucho para poder recibir el balón (también corrieron mucho para molestar la salida rival en el mediocampo).
Otro gran salto y otra gran foto de Haliasz

Adelante Driussi volvió a mostrarse como un delantero capaz de bajar varios metros para conectarse con los generadores de juego pero no estuvo tan efectivo a la hora de definir (¿le falta determinación?) aunque de su disparo salió el rebote que le permitió convertir a Mina. Alario volvió a tener un partido para pivotear, mucha lucha y fricción pero sin oportunidades de gol. Le llegaron algunos pelotazos pero casi no tuvo chances. No le gustó ser reemplazado sobre el final del partido (una imagen similar a la que dio D´Alessandro en la fecha anterior) pero Gallardo parece que quiere darle algunos minutos a Larrondo (baja mucho, ayuda a mover la pelota pero por ahora tampoco tuvo espacios para generar su jugada). Alonso también entró por Driussi y volvió a mostrar su intensidad y su lucha para molestar la salida rival.
Caudillos, 2 de los dueños del alma de este equipo (junto a Maidana)

En resumen, un partido deslucido pero en el que se mostraron actitudes muy importantes para un equipo con pretensiones. Un equipo que deberá seguir creciendo pero mientras tanto sigue sumando y acepta la chapa de candidato. 

Por Charro.

lunes, 29 de agosto de 2016

Volvió el fútbol (y con todas las g)

Moreira fue el camino. Ojalá pueda mantener este nivel.

Por fin volvió el fútbol!!! Tal vez esto solo bastaría para alegrarse pero hay que sumarle que ganó River Plate, que lo hizo jugando muy bien y encima goleando a un equipo que se encierra en su arco y no le gusta regalar ningún espacio. También es cierto que al decir 4 a 1 puede eliminarse cualquier análisis pero la realidad es que esto recién empieza, se jugó bien (con varias virtudes y algunos defectos) pero el equipo se va armando y debe mostrar lo que puede dar. La mayor alegría no radica solo en el resultado sino en la forma que se logró ese resultado y en lo que se quiere intentar.
Driussi está en racha y se anticipa a los defensores

Es cierto que las ventajas se consiguieron apenas empezaron los 2 tiempos (similar a lo que pasó el jueves por la Recopa), que en el primer tiempo faltó profundidad y que en el único ataque rival que logró desequilibrar, nos convirtieron con mucha facilidad. Hubo algunos desajustes y dudas pero al mismo tiempo hay que decir que River Plate arriesgó y siempre intentó tener la pelota y lastimar con ella; es un equipo que tendrá que ir creciendo, encontrar regularidad e intentar sufrir menos defensivamente (difícil cuando se arriesga continuamente pero habrá que corregir los desperfectos en los centros cruzados).
Pity figura. Ojalá también pueda mantener el nivel y regularidad en este torneo

Este River Plate vuelve a ser agresivo, quiere todo el tiempo tener la pelota y tiene hambre pero además de la idea de juego, está sobresaliendo por el alto nivel (¿sorpresivo?) de algunos jugadores. Gallardo eligió (como hizo en otros mercados de pases) y esta vez los jugadores le están respondiendo. Aparentemente buscó jugadores con personalidad y experiencia pero nunca pudo haber calculado que estos jugadores se acoplarían tan rápido y no sufrirían vestir la banda roja.
Arriesgado pero querible

Batalla casi no tuvo trabajo pero (vaya uno a saber porqué) sigue sin transmitir seguridad (apreciación subjetiva que le escucho a todas las personas con las que hablo). En el gol no tuvo nada que hacer y hubo otros cabezazos que pareció que tampoco hubiera atajado si iban al arco, en los centros no sale de abajo de los 3 palos (¿será hasta que vuelva a tomar confianza? ¿le golpeó duro su error en Colombia?) y no logra hacer la atajada salvadora. La defensa sigue mostrando al Maidana de siempre y a un Mina muy similar a lo que hacían Balanta y FM6 (que llegó al país y se fue directo al Monumental para ver el partido), mucha personalidad, se la juega al límite, sale arriesgando mucho y es capaz de irse hasta el campo rival con la pelota; esa ¨locura¨ hace que el público empiece a amarlo (siempre y cuando no se mande cagadas que terminen cambiando el resultado) y también le complicará la decisión a Gallardo (la dupla central iba a ser Maidana-Lollo). La solvencia defensiva la dan los centrales de fuerte personalidad y presencia pero lo explosivo llega por los laterales, la presión asfixiante y la diferencia se consigue por las subidas de Casco y Moreira; suben continuamente (y alternadamente según como van moviendo los hilos D´Alessandro o Fernandez), se muestran, tienen calidad para jugar junto a la línea lateral, velocidad para escapar, no tienen miedo de subir y hacer paredes para desmarcarse y hasta se los puede ver encarando en diagonal. Ambos laterales fueron puntos muy altos pero el paraguayo está mostrando un nivel extraordinario (especialmente porque tiene el peso de ser comparado con Mercado). Moreira está haciendo todo bien en ataque; elige bien, se conecta bien, tira buenos centros, se anima y solo le falta patear al arco. 
No saben como marcarlo. Alario siempre intenta y suele tener premio.

Ante tanta agresividad de los laterales es fundamental el trabajo de Ponzio y Fernandez, entre ambos deben impedir que los rivales entren con comodidad por el centro y al mismo tiempo cubrir el hueco que deja el lateral. Un trabajo sacrificado que están haciendo muy bien. Ponzio apareció por todos lados (en el primer tiempo no estuvo fino con el balón) y eso es fundamental para una defensa tan abierta mientras que Fernandez distribuyó bien la pelota pero también fue la rueda de auxilio que buscaba Gallardo. D´Alessandro bajó mucho y no tuvo tanta movilidad pero tiene un manejo diferente de los ritmos y los cambios de frentes. Fernandez fue prolijo y se juntó con sus compañeros, el cabezón buscó ser más incisivo (algo complicado por su falta de velocidad) a través de su calidad y funcionó cada vez que jugó con Moreira. El que terminó marcando la diferencia fue el Pity, desbordó y tocó en velocidad, se juntó bien con sus compañeros y no erró tanto en sus decisiones, le dio a Gallardo lo que siempre esperó de él, cambio de ritmo, desborde y destruir a una defensa tan cerrada como la de Banfield. Esta vez también funcionó mejor Driussi (como el jueves, volvió a hacer un gol apenas empezado el partido), se retrasó, complicó la salida rival, corrió mucho y jugó con Alario, quien volvió a mostrar todo su reperterio (volvió loco a los defensores rivales). Alario suele hacer todo bien porque juega con una serenidad casi inentendible.
El cabezón se calentó pero en el vestuario pidió disculpas

Entraron Larrondo (marcando su debut), Andrade y Alonso (cuidando y dándole algo de descanso a Alario, Driussi y D´Alessandro cuando el resultado estaba casi sentenciado, además de sentir la ovación. El cabezón se enojó por esta decisión y hubo un cruce entre DT y jugador que se aclaró al terminar el partido). Es exagerado expresar que estamos ante un nuevo equipo multicampeón pero es innegable que esta alegría va acompañada por lo que mostró el equipo. Es un torneo muy largo que tendrá un receso de 2 meses y muchas cosas podrán pasar en el camino pero lo importante es lo que se quiere intentar. Habrá que ver si se puede mantener un nivel tan alto en lo individual, si se logra mantener los resultados, si hay regularidad en el juego y cuales serán las variantes cuando no funcione algún engranaje o se necesite algo diferente.

Esto recién empieza... pero que lindo es empezar así un nuevo ciclo.

Por Charro.

sábado, 27 de agosto de 2016

Recopados 2 veces

Volvió el autobomba... siguen los festejos

¡¡¡Bicampeones de la recopa sudamericana!!! ¿Quién lo hubiera dicho hace unos años? Más allá del equipo en formación y lo atrasado que llega este partido (entre campeones del año 2015), hay que reconocer que Gallardo logró administrarle a sus equipos seguridad, personalidad y hambre para jugar este tipo de enfrentamientos.
Gran salto y cabezazo de Alario para marcar el segundo gol

Si River Plate quería ganar esta copa y mantenerse en la copa Argentina, no había tiempo de muchas pruebas, había que arriesgar y acertar. El primer gran mérito es que Moreira y Mina tienen la personalidad que se necesitaba para jugar estos partidos. No tuvieron el problema de Casco (tardó largos 6 meses en acomodarse a las necesidades del equipo) o de Bertolo (nunca pudo darle al equipo lo que necesitaban de él) y eso fue fundamental porque ya no había tiempo para buscar variantes.

River Plate volvió a jugar una final continental y esta vez Gallardo tuvo tiempo de planificar el trabajo, de ponerlos fisicamente como él quería y de entrenar durante unos meses para inculcarles su pensamiento. Lamentablemente los refuerzos llegaron tarde y ni siquiera pudieron aprovechar esa ventaja. Ayer se vio un partido muy áspero pero River Plate supo como jugar la final. Tuvo 20 minutos de buena presión e interesante toqueteo y trianquilación de pelota al iniciarse el partido (con gol incluído) pero pronto se diluyó esa efectividad sin embargo se mantuvo el ímpetu y las ganas por llevarse el título. Decayó en algunos momentos pero siempre supo como jugar para ganar. Peligró el resultado porque no se jugó bien pero el grupo se apoyó en algunos jugadores experimentados y otros apoyaron corriendo y metiendo. Era una final y había que ganarla más allá de lograr o no jugar como se quería.
Gran trabajo para hacer la segunda presentación en cartulinas sobre la San Martin Alta

La gente llegó con el convencimiento y con las ganas de ser protagonista. Años de experiencia. La fiesta que se preparó desde las tribunas (a cargo de la subcomisión del hincha) habla de la pasión que ponen pero solo es el primer paso de una noche que todos queremos que termine en fiesta. Los fuegos artificiales previos son importantes si nuestros jugadores se agrandan, los cantos y los gritos valdrán la pena si intimidan al rival o alientan a nuestros jugadores (en este caso es una forma de expresarse y de sacar los nervios por parte de los hinchas). La realidad es que los hinchas de River Plate siempre hemos festejado los títulos en nuestro estadio.
Driussi festeja su gol a poco de iniciarse el partido

El partido empezó de forma inmejorable. Gol tempranero, presión permanente, intentos de jugar con toques rápidos... pero todo fue desapariciendo, la presión perdió efecto, no se lograba armar las sociedades y lentamente se fue emparejando (por más que casi siempre River Plate tuvo la pelota). En el segundo tiempo se tuvo menos la pelota y por las circunstancias del partido, los colombianos empezaron a empujar más y llevaron algo de peligro (incertidumbre) con los centros al área.
Un racimo para festejar el gol que daba la tranquilidad (hasta que descontaron los colombianos)

Batalla sigue dando inseguridad, mucho rebote sin consecuencia, sale poco... pero nada tuvo que ver en el gol colombiano. La defensa es la que se volvió a destacar (como en los tiempos anteriores); esta vez fue por la personalidad de cada uno. Moreira sigue subiendo con criterio y es determinante (habrá que ver cuando tenga delanteros más peligrosos), Maidana y Mina hicieron una dupla magnífica a la hora de anticiparse y resistir los centros desesperados del rival en la última media hora (aunque el gol vino porque Maidana no logró marcar al rival despúes de varios movimientos en el área), Casco volvió a jugar como Gallardo pretendía (ahora necesita encontrar regularidad) y entre los 4 resguardaron muy bien los avances del rival (que casi se tuvo que limitar a los centros). Sin dudas el bloque defensivo sobresalió por la personalidad de sus jugadores, la concentración y la entrega constante.
D´Alessandro todavía no logra rendir al nivel que lo necesita este equipo pero sigue siendo fundamental

Otro que sobresalió y fue fundamental para esa defensa dura, fue Ponzio. Le gusta jugar los partidos definitorios, puede no jugarlos bien pero sabe entregarse para conseguir el objetivo, marca el camino, es el alma de los momentos complicados. Nacho Fernandez fue un gran complemento (¿el Rojas que está buscando Gallardo? Tiene más condiciones y habrá que ver como aguanta el despliegue y si se complementan bien en el medio), el iniciador constante del ataque millonario, mucho despliegue para atacar y defender. El más bajo en rendimiento fue D´Alessandro, ahí estuvo la falta de fútbol. River Plate es muy dependiente de su talento (especialmente de su pegada con pelota parada que está desaparecida). Intenta, no se esconde, maneja los tiempos como ninguno pero no es determinante; no se mueve ni encuentra su socio. Algo similar le pasa a Martinez, a veces logra desbordar y lastimar pero son más las veces que se queda en buenas intenciones. Si cada uno lograra desequilibrar por sus condiciones (uno tiempista, armador y de jugadas sutiles para hacer que entren al área con peligrosidad, el otro vertical, con más barullo pero que puede llegar al fondo y lastimar), estaríamos con un buen equipo, mientras tanto podemos sufrir por la falta de profundidad y la desprotección defensiva. Arriba, Driussi sigue intentando conectarse con los creadores y armar espacios para él o para Alario. Alario volvió a demostrar su calidad diferente. Fue creciendo, el gol lo agrandó y terminó peleando cada pelota, molestando como solía hacer Mora y llevando peligro. Luego entraron Andrade (le dio más movilidad y despliegue que D´Alessandro), Alonso no consiguió ganar sus peleas con los defensores rivales y Mora entró lo minutos finales para impedir la salida cómoda del rival.
Un gran festejo, para la próxima esperemos que todo el estadio pueda tener mensajes.

No fue el mejor partido, está claro que este equipo deberá crecer y seguir su formación pero han logrado pasar un gran exámen que les servirá para formar el carácter del grupo. La experiencia de la cancha llena con la gente enloquecida es magnífica para que el grupo se concientice y para que sientan lo importante que es River Plate. Todos han entendido lo que significó para River Plate este bicampeonato internacional y el cierre de estos 2 años con 5 títulos internacionales, 2 nacionales y 2 eliminaciones a los bosteros.

Por Charro.

domingo, 21 de agosto de 2016

Esperando que llegue el fútbol...

Calculó mal por la altura (?). Batalla no transmitió seguridad pero mantuvo el arco en 0.

Se jugó la primera final de la recopa sudamericana 2015 (campeones de Sudamericana y Libertadores del año pasado, podría decirse que están un poco atrasados y que el único objetivo es sumar plata y copas/prestigio porque este equipo nada tiene que ver con el campeón) y River Plate debió viajar a la altura de Bogotá. Mientras seguimos esperando que se decidan a iniciar el próximo campeonato de fútbol argentino (o que lo terminen de destrozar para poder hacer lo que se les antoja con los restos), también seguimos esperando que el nuevo equipo de Gallardo pueda desplegar algo de fútbol. Está claro que armar un nuevo equipo no es fácil y que hay que encontrarle el mejor sistema de juego para los juegadores que llegaron, los jugadores deberán acostumbrarse a lo que implica vestir la camiseta millonaria y sus presiones, deberán experimentar distintas situaciones, deberán formar el grupo cerrado y ganador... todo lleva tiempo.

River vuelve a ser River fue un buen eslogan para recordar que River Plate debe tener un equipo que este peleando todos los títulos pero lamentablemente se olvidaron de la premisa que funcionó hasta los años 80. Hasta esa década los equipos eran reforzados comprando un par de figuras del torneo anterior y otro par de jugadores de las divisiones inferiores, en los 90 con el ansia o la necesidad de vender (y morder dólares en el 1 a 1), nos salvamos con un par de camadas de las divisiones inferiores y unos pocos cambios de figuritas acertadas, a partir del 2005 esa política fue destructiva hasta que se logró armar nuevamente un equipo digno con jugadores que tuvieron el espíritu necesario. Haber destruido ese acierto que nos costó más de una década es el peor error de esta dirigencia y espero que el precio que debamos pagar no sea tan caro (no tan caro sería poder armar un nuevo equipo ganador sin perder esta copa, pudiendo participar en la próxima Libertadores y ganar el próximo título nacional).
Los centros nunca llegaron a un jugador millonario

En todo este nuevo proceso, donde todo es nuevo y con pruebas constantes de error, lo más complicado es encontrar el sistema de juego e intérpretes que puedan darle fútbol a este nuevo River Plate. Sabemos que la única premisa inclaudicable de Gallardo es la de empezar la presión en campo rival y atacar con varios jugadores, eso implica tener centrales inteligentes, rápidos y con mucha fortaleza física y personalidad. Vendimos a los jugadores que contaban con esas características (además de repartirse bien entre derechos y zurdos; teníamos a FM6, Pezzella, Mammana y Balanta, además de algunos otros de inferiores que podrían haber cumplido) y ahora habrá que ver si el ecuatoriano Mina, Lollo y Vega (si no es prestado) también cumplen (además de probar a los de inferiores cuando no puedan jugar éstos). Los laterales rápidos, inteligentes y con muchísima entrega no son tantos; dejamos ir a 2 de los mejores de las últimas décadas, veremos como nos va con los reemplazos. 
Una clara falta que no fue cobrada. Los colombianos no querían que el ecuatoriano cabecee, los de River tampoco?

El principal cambio/prueba que introduce por ahora Gallardo es jugar del medio para arriba con un esquema 2-2-2 (2 jugadores de contención y distribuidores de la pelota, 2 para armar el juego y 2 atacantes). Imagino que hace esto por la características de los jugadores (además de un gusto personal) y acá es donde claramente estamos fallando. Los elegidos por ahora son Ponzio para contener el avance contrario, Nacho Fernandez para ser la rueda de auxilio (algo así como el Rojas de la Sudamericana) y darle la pelota a Pity o D´Alessandro (los elegidos para generar fútbol) para que puedan tener sus chances Alario y Driussi. La teoría es muy linda pero la realidad es que en Colombia no pateamos al arco ni tuvimos situaciones que pudieran asemejarse a una posibilidad de gol.

En este esquema, Driussi puede bajar unos metros para juntarse con los que deberían llevar la pelota, el problema es que Pity no tiene la inteligencia para decidir las mejores jugadas (suele elegir siempre la incorrecta aunque a veces su habilidad genera peligro), Driussi a veces tiene voluntad pero no logra explotar tampoco, Fernandez está con la tarea agotadora de correr en todos los sectores y estar siempre atento y entonces nos convertimos en D´Alessandro dependientes y Alario queda muy solo para pelear arriba.
Alario siempre en solitario...

De este primer partido oficial no se pueden sacar demasiadas conclusiones. Se jugó en la altura y no se notó (?) o tal vez sirva como excusa de lo poco que se hizo. D´Alessandro jugó mal (no participó del juego) y entonces River Plate no hizo nada. El arquero se mostró inseguro y erró muy mal en un centro (lo cual provocó una salvada de Ponzio en la línea de gol) y luego tuvo algunas buenas intervenciones (aunque en todas dio rebote y eso da la sensación de inseguridad). Mina empezó perdido pero terminó mostrándose muy seguro en el juego áereo y en el mano a mano, Maidana se mostró seguro como siempre, Moreira jugó mucho en ataque y defendió bien (esto implica personalidad y es muy meritorio teniendo en cuenta que es su debut internacional, en una final y encima en la altura), Casco no corrió tanto pero tampoco desentonó mucho. La defensa no sufrió tanto ante un equipo que no mostró demasiado ni tuvo la habilidad para imponerse en la altura y de local. Ponzio fue una de las figuras junto con un Fernandez que participó mucho tanto en defensa como ataque aunque varias veces se equivocó y así llegamos a la inexistente generación de fútbol ofensivo. D´Alessandro no se conectó con el juego, no encontró un socio (para mí su mejor socio es Mayada porque toca y busca la pelota en velocidad, el 10 lo sabe explotar) y deberían entrenar días enteros los centros (ahora hay muchos jugadores de buen cabezazo y en todo el partido no hubo un centro que apuntara a una cabeza que vistiera la banda). Pity quería pero solo pudo a veces, Driussi se perdió en el campo y Alario casi no la tocó. Salvo algunas triangulaciones interesantes que necesitan una precisión absoluta, poco se pudo ver y los reemplazos (Andrade le da explosión pero no pasó mucho, Alonso jugó poco y no tuvo chances y Mora peleó pero no jugó). Tal vez fue esto lo que se buscó (?), no sufrir tanto la altura ni la ofensiva rival y traer un empate para jugar todas las cartas de local.
Incómodo, poco participativo y nada influyente en el juego de este partido

Falta mucho trabajo y será cuestión de buena suerte encontrar todos los engranajes en el momento justo. Así funciona esta etapa y esta ha sido la decisión dirigencial (me encantaría que los dirigentes explicaran porqué decidieron desarmar la base exitosa que se había armado). Por lo pronto en unos días llenaremos el Monumental con la esperanza de sumar una nueva copa a las vitrinas del club y de encontrar el fútbol que todavía no vimos este año.

Por Charro.

martes, 9 de agosto de 2016

El arduo trabajo de reciclar a un campeón

El golazo sorpresivo y salvador...

El nuevo ciclo de Gallardo está empezando. Ya pasó la pretemporada en Miami, los partidos en Disney (?) y los primeros 2 partidos de la copa Argentina ante equipos bastante más débiles. El trabajo es muy complicado, se compite con la propia herencia y recuerdo y por otro lado hay que trabajar en todos los aspectos para armar un nuevo equipo con alma y capacidad de campeón.

Se cometió un error increíble e inexplicable al desarmar a un plantel campeón (estoy esperando al ¨atrevido¨ que pregunte la razón por la cual se hizo semejante absurdo y la aclaración dirigencial que nos saque de la decepción de ver a los jugadores de aquel plantel dando vueltas por el mundo). Alguna vez se dimensionará el costo en tiempo, dinero y pruebas de jugadores que se tiene que hacer para armar un equipo campeón y lo difícil que es conseguir un plantel que no defraude y se acostumbre a ser campeón. A este nuevo equipo le quedaron 2 grandes referentes (Maidana y Ponzio) y Gallardo consiguió que le trajeran un par de jugadores con mucha personalidad para defender y aguantar la soledad de los defensores que implica armar un equipo ofensivo. Habrá que ver si estos jugadores además son rápidos y ordenados para cubrir tantos espacios. En estos partidos, Gallardo demostró que intentará darle una mística similar pero sobre todo pretende la famosa presión alta con jugadores más rápidos y habilidosos (veremos si tienen la misma mística y personalidad para superar momentos complicados y la capacidad para defenderse).
Maidana se impuso por capacidad, experiencia y fortaleza física, habrá partidos más complicados...

Este equipo se armó bastante bien teniendo en cuenta que solo habrá una competencia en el semestre (si bien es cierto que en estas semanas habrá 2 partidos y aún quedan 4 partidos de copa Argentina), hay algunos puntos flojos y varias incertidumbres pero esto es parte de las falencias que se van estudiando sobre la marcha (no hay que olvidar que el equipo multicampeón del 2014/15 tardó por lo menos 3 años en armarse). Batalla tiene la dura tarea de aprender (?) y al mismo tiempo responder de la forma que lo hacía Barovero; aún deja la sensación de que le falta, no logra salvar ¨esa¨ pelota inatajable o esa única pelota que va al arco. El otro gran inconveniente está en el centro del campo; Ni Ponzio, ni Domingo, ni Arzura parecen ser la solución defensiva, el tapón fundamental e iniciador del ataque. Es un puesto clave, así como Ramón encontró a Ledesma y Gallardo a Kranevitter, ahora le toca al Muñeco encontrar otra vez a la pieza vital. Un jugador de enorme despliegue y salida limpia, de nada sirve robar la pelota si luego se vuelve a perder y de nada servirá atacar si no hay alguien en el medio que corte los ataques rivales. Ahí también es fundamental el compañero que auxilie al 5. Ponzio (en muy bajo nivel) con Fernandez (buen despliegue y muy participativo) no han sido la solución. Habrá que ver si Rossi consigue acoplarse rápidamente y nos da una alternativa y si Ponzio levanta su nivel como para darle al equipo lo que le dio en otros años.

Perdimos a Barovero y Kranevitter pero también perdimos a la defensa y sus suplentes. Ya no están Mercado (merecida despedida en el primer partido de copa Argentina), Balanta, Mammana, Pezzella, FM6, Vangioni; solo quedan Maidana y Vega (por ahora, muchos piensan que se irá cuando vuelva de los JJ.OO.). Se rearma esa defensa con Casco (que aún sufre de irregularidad aunque en algunos partidos se encontró con su pretendido nivel) y Moreira (un paraguayo rápido y de buena proyección pero que habrá que verlo a la hora de defender ante delanteros peligrosos) por los laterales y habrá que ver quien acompaña a Maidana (Lollo llegó lesionado y recién en estos días empieza a entrenar a la par de sus compañeros, y Mina llegó la semana pasada sin pretemporada), ambos jugadores parecen tener personalidad pero habrá que ver si se amoldan y si son rápidos para jugar solos ante planteos muy defensivos y rápidos de los rivales. Entre tanto nuevo por probar, también habrá que ver si tienen sus chances algunos pibes interesantes (Montiel y Olivera no defraudaron cuando les tocó entrar). River Plate recupera juego aéreo (habrá que ver si tenemos al lanzador efectivo para esos cabeceadores).
Andrade pinta para joya. Hace mucho que no aparece un jugador determinante y armador de juego

Gallardo está probando un equipo muy ofensivo (2 laterales que suben mucho y participan del ataque), 2 volantes de contención aunque uno juega más en la generación de juego (Ponzio y Fernandez), 2 jugadores para el armado de juego (D´Alessandro y Martinez) y 2 delanteros (Driussi que también puede bajar a ayudar y Alario). Andrade demostró ante Estudiantes de San Luis que ya está pidiendo su lugar (es muy criterioso, su mayor virtud es el mayor defecto de Martinez. Ambos son muy habilidosos pero el juvenil elige muy bien cuando eludir, cuando amagar, cuando buscar la pared, cuando hacer el pase quirúrgico y cuando patear al arco. Habrá que ver como funciona ante mayores presiones y cuando le tomen la mano los defensores rivales). La pretensión es clara y ambiciosa pero habrá que ver si consigue ser balanceada y efectiva (fundamental porque no será fácil mantener el arco en 0). Ante los puntanos se dominó y hubo muchas chances pero se terminó sufriendo por la ineficacia. Se ganó con poderío físico y experiencia pero casi se va a los penales por dejar todo librado al azar (por no definirlo antes, Alario perdió muchas situaciones). Tal vez inconscientemente se sobró el partido pero es parte del aprendizaje que necesita un nuevo plantel. Ahí está el peligro de tener que armar un nuevo equipo, los aprendizajes se pueden dar cuando no se puede perder porque quedas afuera. Por ahora ilusiona la propuesta pero implica muchos riesgos y habrá que ver si da resultados y si se amalgama todo en los tiempos que River Plate exige.

El trabajo de armar un plantel es largo, necesita prueba y error en la elección de los titulares, que los juveniles maduren y tengan sus chances, que los jugadores acepten y crean en la propuesta del DT, que se forme la mística. Las primeras pruebas de jugadores no funcionó muy bien (ya se fueron Simeone, Viudez y Bertolo; Arzura no se fue de casualidad; Martinez, Fernandez, Mayada, Batalla y Driussi saben que todavía no rindieron como se esperaba pero Gallardo apostó por ellos y esta será la última oportunidad. Son muchas piezas nuevas para acomodar y es necesario que no fallen. No es fácil pero es el baile que eligió esta dirigencia. Todavía no escuché la explicación para semejante recambio (aunque hay que reconocer que podría no salir tan mal porque algunas piezas parecen de nivel e interesantes) ni tampoco se sufrió tanto este éxodo (hasta ahora el DT no había podido trabajar y recién ahora tuvo más de un mes para entrenar y buscar su idea de juego. Los logros previos sirvieron de bálsamo para la sequía del último año) a pesar de haber sido una sangría larga, profunda y dolorosa.
Se jugó fuerte y hasta con torpeza pero salió bien... sin lesionados

Ayer pudo haber sido una noche fatal pero aún seguimos en carrera para decir que la jugada riesgosa e innecesaria de la dirigencia puede no causar tanto daño. Si logramos ganar otro título internacional y ganar la copa Argentina, podremos decir que al menos conseguimos no perder tanto tiempo con la absurda destrucción de un plantel multi campeón.

Por Charro.

viernes, 8 de julio de 2016

Blanqueo millonario; entre el estupor y la desilusión. ¿Vaciamiento o negligencia?

¿Cúales son los sueldos de los gerentes del club? ¿Cúales son sus resultados?

El contrato de Francescoli aprobado la semana pasada no hace más que blanquear una situación y verificar que todos mis malos pensamientos se acercaban a la realidad. El silencio es peligroso porque encamina hacia la soberbia y tener el poder absoluto es jugar con fuego. Esta gestión gobernó sin oposición y controló todos los mecanismos de información, por eso se transformó en un gobierno que se apoyó en los resultados deportivos y ocultó su accionar por medio de maquillajes y sembrando grandes dudas en lo económico. Una vez que los resultados deportivos dejaron de obnuvilar, la gente empezó a hacer las preguntas y a pensar porque las cosas empezaron a salir mal.

El contrato de Enzo, más allá de lo abultado y exagerado en sus valores, marca y verifica como actúa esta gestión. El contrato marca un antes y un despúes, es el fin de la confianza, es la ratificación de la mentira que destruye cada palabra y cada acto del pasado y del futuro, es la semilla que siembra la duda a cualquier situación. Cuando asumió D´onofrio dijo que traía a los ídolos y ex jugadores del club, que iban a poner el hombro ad honorem y ahora nos enteramos que no solo era cierto lo que se decía en los pasillos sino que además las cifras son brutales (la costumbre de hacer que el socio pague los despilfarros de la gestión). Hoy confío más en mis malos presentimientos que en la palabra de quienes nos gobiernan. Imagino que nos enteramos de este contrato (que rige a partir del 2014, con lo cual está blanqueando lo que se le había prometido a Enzo y probablemente todavía no cobró, supongo que estaremos blanqueando la deuda porque algunas personas estarán presionando para que renuncie o porque la deuda es tan alta que Enzo no se animaba a dejarla sin constancia legal) porque no les quedó más remedio. Vaya uno a saber si este desproporiconado valor de premios (¿si estos son los premios por los resultados, cuales son los premios del plantel y cuerpo técnico? Además de estos premios, tiene otro adicional por porcentaje de jugadores comprados y vendidos evaluando las ganancias de estas operaciones?) tiene que ver solo con la gestión o si es parte del pago por haberle hecho ganar la elección a D´onofrio.

A partir de esto, todo lo que se dice en los pasillos puede ser verdad porque pareciera que todo está hecho entre bambalinas y llega cocinado para que 20 personas levanten el brazo y aprueben barbaridades. Puede ser verdad que se le deba una fortuna en premios al plantel y cuerpo técnico (¿y esa sería la verdadera causa por la cual se fue casi todo el plantel multicampeón? ¿tan torpes son de dejar ir a tantos jugadores sin renovar o será que no se sentaban para que no les reclamarán o peor aún, se fueron sin dejarle nada al club porque en realidad con el valor de su pase saldaban la deuda? Esto último fue una práctica muy común durante las desastrosas gestiones anteriores).

Para mi, hoy todo es maquillaje y me permito dudar de todo. TLM fue aceptado a pesar de ser antiestatutario, no se tomaron el tiempo para discutirlo. Crearon una defensoría del socio que es administrada por los mismos a quienes se les reclama (para ser efectiva debe ser administrada por la oposición), esto no solo es maquillaje, es cinismo. Lo mismo se puede decir del periodismo partidario (vaya uno a saber porque le dicen periodismo y no voceros de prensa. En su gran mayoría siguen tras la misma información y esta es suministrada por el oficialismo, es casi imposible escuchar voces encontradas con el discurso oficial y mucho menos encontrar un temario diferente al impuesto por el oficialismo). Da pena caminar por el club los fines de semana (el domingo está vacío y los sábados ya no es un mundo de gente) y los deportes del club se manejan como pueden mientras están atados de manos (toda la plata pasa por departamento físico y así es imposible financiarse), ni hablar del departamento cultural (manejado por una antisemita al que le sacaron el manejo del instituto por presión) que pierde actividades.

Los maquillajes estéticos en el frente del club (no entiendo porqué sacaron en la entrada del club la publicidad de Adidas con las figuras del plantel para poner un cartel luminoso de BBVA como si éste fuera el nombre del estadio) pueden no estar mal (?) y los resultados deportivos fueron alegrías para todos los hinchas (los cuales se agradecerán y nunca se olvidarán) pero tenemos sobrados ejemplos de lo peligroso que es tener un gobierno que hace lo que se le antoja (y acalla al socio con diversos métodos) y cuando no tiene plata empieza a regalar el patrimonio del club (o busca que el socio se haga cargo de esas pérdidas por inoperancia).

Por Charro.