"Se pueden arreglar campeonatos enteros, como el de Boca de Ischia." Javier Ruiz árbitro "Ehhehh, eh yo pienso de que ehhehh eeeehh (?)." DAP "No estén cagados." Daniel Passarella

martes, 23 de mayo de 2017

En cualquier cancha que juegues...

El tridente, la alegría...

Lo bueno de este River Plate es que se va consolidando, lo malo es que no hay mucho margen de error y venimos de atrás perdiendo jugadores por lesiones y por darlos a las selecciones. Lo bueno es que el puntero es débil y siente la presión, lo malo es que recibe toda la ayuda posible y harán lo imposible por lograr que la diferencia se mantenga. Lo bueno es que por ahora la Copa no nos afecta tanto (la enorme ventaja de sumar los puntos iniciales y lograr ganar de visitante), lo malo es que el fixture pendiente de River Plate es durísimo y el de los bosteros pareciera un chiste. Lo bueno es que este plantel se agranda en las complicadas y el otro se achica; lo malo es que falta muy poco y al ser tanpequeño el margen de error, será complicadísimo pelear contra todos las trabas externas que aparecerán.
Maidana sintió un calambre y salió por precaución

Si hasta ahora había sido muy bueno lo hecho por River Plate, frente a GELP se vio una muy buena versión. Los momentos de buen fútbol fueron excelentes, movimientos, acttitud, compromiso, velocidad, concentración, toques...se suele alabar a la defensa porque son quienes mantienen firme el resultado y deben luchar mano a mano mientras arriba intentan armar juego, si la pierden arriba el rival llega de contra, en velocidad, tomando a la defensa a contra pierna y en igualdad numérica pero esta vez pasó poco y lo que estuvo por encima de lo normal fue la parte ofensiva. River Plate armó juego y fue contundente por eso cada vez nos hace más felices y nos ilusiona tanto, solo falta que lo corone con títulos. River Plate lleva 9 partidos consecutivos ganados de visitante, sin importar si juega con cancha llena, en el exterior, en canchas pequeñas, contra equipos ultra defensivos, con equipos que intentan atacar o con equipos expectantes para ver que los dejan hacer. Gallardo logró tener un equipo corto, sin largas distancias entre líneas que tiene el objetivo muy claro y todos dan lo máximo que tienen y confían en sus compañeros.

Ayer River Plate volvió a mostrar solidez por el juego en equipo, los centrales fueron pilares para mantener la tranquilidad defensiva mientras los laterales subían constantemente para participar en el juego ofensivo (fundamental para abrir y erosionar las defensas cerrradas, no saben si abrirse dejando que entren Alario o Driussi o dejar que penetren por los costados para tirar centros o buscar un pase al jugador que entra de frente al arco). Batalla volvió a mostrar irregularidad (algunos rebotes hacia el medio pero dio una asistencia sensacional al Pity para el segundo gol. Un pase a mitad de cancha para que el Pity corriera casi sin marcas hasta el área y definiera ante el arquero rival). Por su parte Maidana volvió a mostrar su nivel habitual, el dueño de la defensa, el defensor que no solo gana por fortaleza física y dominio posicional sino también el que se anticipa y gana en velocidad (o sea que vuelve a estar muy bien física y psicológicamente). El maestro que potencia a sus compañeros (como antes le pasó a Balanta, FM6, Mammana, Pezzella), hace su trabajo con Martinez Quarta (cada vez más afianzado en su puesto) y lograron que no ser sorprendidos en las contras. Claro está que Mayada y Moreira suben con confianza y asiduidad porque hay un trabajo de relevos (tanto de Ponzio y Rojas como la de los centrales en la última línea) y porque ven el daño que provocan en el rival. El uruguayo está rápido y participativo (tiene muchos recursos al haber sido un volante) al igual que el paraguayo (si terminara bien las jugadas y entrenara los centros al área sería un extraordinario lateral), son una constante rueda de auxilio para el ataque y cuando la ofensiva se estanca por un lado, aparece el otro para recibir el balón y empezar nuevamente con la búsqueda ofensiva.
Pisarla o darle vértigo, puede fallar pero siempre insiste.

Todo este trabajo se complementa con el equilibrio y la entrega que están brindando Ponzio y Rojas, ambos en un gran nivel. Así como Maidana volvió a ser figura defensiva, Rojas lo fue en el medio. Fue el amo de la pelota, se ubicó siempre donde se lo necesitaba, cedió el balón a quien correspondía y fue el tapón para GELP. Esta vez no brilló tanto Nacho Fernandez (aunque tampoco desentonó), lo mismo que Pity (aunque el gol de contra lo elevó y le permitió jugar con soltura). Desde el inicio los que hicieron un trabajo extraordinario fueron Alario y Driussi, desde la conexión que permitió ponernos en ventaja antes de los 5 minutos, hasta el segundo tiempo cuando Alario cabeceó una pelota que dio en el travesaño, siempre llevaron peligro. Cada vez se entienden mejor, saben donde deben estar cuando el otro se mueve hacia atrás para funcionar como pivote o para ayudar en la creación o cuando va al costado para abrir el juego. Están letales y esperemos que puedan seguir brillando en todos los partidos restantes hasta fin de año. Como si esto fuera poco, ambos saben que ahora todo depende de ellos porque los demás delanteros están lesionados (Mora confirmado que deberá esperar al próximo semestre, Larrondo unas semanas de baja, Alonso con el alta médica ayer). Por fortuna, ayer Auzqui pudo gritar un gol en un mano a mano (había perdido 3 goles y esto podía empezar a ser un karma).


Tal vez no falte tanto pero hay que sumar en todos los partidos que restan y cada vez se va poniendo más duro porque hay menos recambio y la exigencia se va haciendo mayor. Ayer River Plate aprobó en todo sentido; se bancó la presión de tener que remontar una diferencia importante de puntos y saber que debe ganar si o si, jugar en una cancha de pequeñas dimensiones... este plantel sabe lo que quiere y como obtenerlo. Esto no es poco.

Por Charro.

viernes, 19 de mayo de 2017

Más allá de los intérpretes está el funcionamiento

Mayada tuvo un muy buen partido y fue fundamental en la victoria. Acá festeja su gol

El rival de octavos de final se dará por sorteo. En principio parecía un cambio que implicaba un retroceso y perjuicio pero Gallardo ha logrado sacarle mucho provecho a esta modificación. Gracias a los primeros resultados de la copa (victorias en Guayaquil y Medellín y en Nuñez ante los peruanos), River Plate se dio el lujo de volver a darle ¨prioridad¨ al campeonato (una ¨deuda pendiente¨ del Muñeco ante tanta copa internacional) y hacer algunas pruebas en la copa. Empezó poniendo un equipo alternativo ante los ecuatorianos en el Monumental teniendo en cuenta que 4 días después se jugaría un partido definitorio (que solo servía ganar) por el campeonato ante los bosteros en la bostanera y ahora vuelve a intentarlo en Arequipa para darle descanso a los jugadores que tienen más desgaste y menos recuperación. Gallardo sabe que hay jugadores que se autoexigen al máximo en cada partido, son fundamentales y encima son los más veteranos, eso habitualmente significa una carga física y fundamentalmente una sobre carga mental que los acerca mucho más rápido a las lesiones musculares. Así es como Ponzio, Maidana y Rojas ni siquiera concentran y la mayoría de los otros titulares descansan yendo al banco.

En este partido en Perú, Gallardo tuvo que poner a algunos jugadores que ya no tienen reemplazo o se debería poner a algún juvenil sin experiencia (más teniendo en cuenta que 3 jugadores que podrían empezar a ser ese recambio, están con la selección sub20). En el arco mantuvo a Batalla (hoy no tiene reemplazo. Bologna operado y en el banco un pibe de inferiores) que no tuvo mucho trabajo a pesar de los goles recibidos. Jugaron los 2 centrales suplentes (busca darle rodaje y blindarlo de seguridad a Lollo y necesita que Mina pueda dar lo mejor de sí en caso de ser necesario y para ello debe darle minutos de juego) y los laterales que hoy son titulares y no tienen reemplazo (para el puesto de Moreira deberían estar Montiel y Mayada pero uno está en el mundial y el otro se lo improvisa de 3 y el uruguayo que está jugando por izquierda debe suplir a Casco y Olivera lesionados y Vega con paperas). De local Gallardo se la jugó con Martinez Quarta y Lollo y luego entró Mina para hacer línea de 3; acá prefirió jugársela con los 2 juntos y darle descanso también al juvenil. El resultado fue una defensa más lenta y con menos salida pero igual de ruda. La rodeó muy bien e impidió que el local pudiera penetrarla con facilidad a pesar de tener la ventaja de la altura y la velocidad.

Alario otra vez con un gol para abrir un partido

Los laterales dosificaron poco sus subidas y fueron muy importantes en la presión y los ataques pero para lograr esto necesitaron el apoyo de los mediocampistas (tener a 2 jugadores que habitualmente son 5 y que solo tienen características defensivas llevaron a que pudieran cubrir bien los espacios y que pocas veces nos sorprendieran). Mina fue fundamental en el juego aéreo (ganó muchas veces en defensa y ataque y tuvo situaciones de gol) y Lollo lentamente va encontrando sus tiempos defensivos y sus seguridades (a veces parece lento, todavía no se probó con delanteros potentes y mañosos). Este partido se ganó desde lo defensivo (además de la efectividad ofensiva), fueron fundamentales las corridas de Mayada (participó en ataque y defensa gracias a su gran capacidad aeróbica, siempre fue una rueda de auxilio para sus compañeros, tanto que llegó al área rival para convertir el segundo gol después de un rebote y para dar la asistencia en el tercero), el paraguayo hizo ese mismo esfuerzo de correr pero sin tanta recuperación. En ese trabajo defensivo fueron decisivos Domingo y Arzura. Jugaron simple a la hora de atacar (la pelota se la dejaron a los que saben) pero cubrieron muy bien los espacios que iban quedando libres, se cerraron bien en defensa para que el rival no pudiera entrar y se viera obligado a tirar constantes centros (de esa forma llegaron los 2 goles luego de algunos rebotes).
Buen partido de Larrondo, ojalá pueda seguir avanzando

Estos partidos terminaron siendo entrenamientos o pruebas de alternativas diferentes para emplear en distintas situaciones de juego. Por características individuales no se puede jugar igual a lo que hace el River Plate de Gallardo pero manteniendo la idea báscia (presionar e impedir que el rival juegue cómodo) logró mantener la fortaleza mental, la decisión e imponerse por personalidad. Auzqui y Andrade (a pesar de no estar acostumbrado) ayudaron en el retroceso para cubrir los laterales y los primeros pases rivales (fundamentales para tener una doble línea defensiva) y arriba pelearon mucho Alario y Larrondo (tuvieron un trabajo de pivotes, recibían la pelota, la aguantaban y la cedían al jugador que venía desde atrás, estuvieron muy participativos en la descarga y en crear espacios). River Plate aprovechó muy bien sus goles (Alario convirtió antes de los 15 minutos, a los 20 ya estábamos 2 a 0 y no se resintió cuando a los pocos minutos recibió un gol algo tonto ni tampoco sufrió tanto el empate, más tonto aún, porque cuando parecía que se vendrían con fuerza River Plate consiguió el tercer gol). Este River Plate alternativo no tiene mucho juego pero fue efectivo y no se dejó llevar por delante. Es cierto que el rival fue débil pero también es cierto que nos podría haber complicado porque tiene sus armas (está peleando el torneo peruano). 
Nacho Fernandez agradece a Mayada la asistencia para que convirtiera el tercer gol y sellara el resultado

Gallardo debe estar tan feliz como estamos todos los hinchas, logró asegurarse la primera posición del grupo en la copa, le dio descanso a los titulares, se da el lujo de pelear seriamente los 2 torneos sin desgastar tanto a sus jugadores (aunque ya aparecen algunos lesionados), le da minutos a los que no juegan habitualmente pero serán necesarios si aparecen lesiones o sancionados, prueba variantes tácticas y logra que todo el plantel se sienta importante y partícipe además de ver la forma de ensamblarlos en el esquema. Básicamente es todo positivo. Se entiende cuanto se pierde al sacar a los titulares habituales (cuando entraron el Pity y Nacho el equipo tuvo otro andar y se llegó fácil al tercer gol que volvió a dar tranquilidad) pero también todos empezamos a confiar en las alternativas del banco.

Ahora queda el partido del 25 de mayo en el Monumental (para festejar los 116 años y para ser el mejor primero, lo cual podría darnos alguna ventaja después del sorteo), seguir preparando la agenda apretada de los partidos del campeonato y luego esperar el sorteo de la siguiente fase de la copa.

Por Charro.

lunes, 15 de mayo de 2017

La emoción, la felicidad y el agradecimiento a estos talentosos gladiadores

Un festejo muy merecido. Una alegría inolvidable

En la previa hicieron todo lo posible, eligieron el árbitro a dedo, el presidente de la Nación se reunió con el DT para tranquilizarlo, al minuto de juego lesionaron a un jugador (y ni siquiera cobraron la falta), en el primer tiempo amonestaron a toda la defensa, no expulsaron a Fabra por falta violenta y luego no le pusieron la segunda amarilla, el árbitro inclinó la cancha sin ponerse colorado, adicionó un minuto más para que los bosteros no patearan fuera de tiempo el tiro libre que finalmente fue el gol, anuló una jugada de gol por un fuera de juego inexistente, Centurión se comió un gol en clara posición adelantada... pero el cuerpo técnico (junto a Ponzio, Maidana y Rojas) logró transmitirles a los jugadores la importancia y la forma de jugar este partido; el resultado puede ir mucho más lejos de lo que signifiquen estos 3 puntos en la bostanera. Se ganó contra todos los condicionamientos y quedamos a 4 puntos con un partido menos, los jugadores ahora van a querer este campeonato tanto como la copa, sintieron la miel de pasar a la historia y van a querer la corona también, sintieron lo que es ganar en la bostanera porque la gente se los transmitió antes del partido y después, aprendieron a soportar la presión de una cancha en contra (fundamental para los partidos de copa), entendieron que pueden ganar aún teniendo todo en contra. A veces la forma en que se consigue un resultado puede ser más importante aún que el resultado mismo y ojalá este sea el caso como lo fue el Ramirazo. Aquel partido (aquel gol) transformó a un equipo que estaba a los tumbos saboreando la cercanía de la punta del torneo a un equipo que se juramentó salir campeón, ese triunfo nos llevó al título pero básicamente construyó la mentalidad de un plantel y D´s quiera que esta vez suceda lo mismo. 
El Pity hizo un golazo que abrió el partido y luego asistió a Alario para dejarlo solo en el segundo gol

Este plantel lo viene armando el Muñeco hace casi dos años, hace menos de 2 meses que encontró su juego y ahora cree a muerte en ello y ahora esperemos que haya nacido su mentalidad indestructible. Los bosteros siguen con el caballo del comisario (presidente de AFA y la república) pero se sienten débiles mientras nosotros nos llenamos de esperanza.
La cara de los bosteros cuando Driussi les muestra el león es increíble...

No era fácil y no fue fácil. Desde el inicio salieron a pegar y a imponerse por medio del juego brusco para intimidar (sabían de la impunidad de un árbitro que ya hizo lo suyo hace 6 años) pero del otro lado se encontraron con las columnas vertebrales que siempre dan un plus en esto partidos, Maidana y Ponzio encabezaron la tranquilidad y respondieron personalidad, fueron seguros y se anticiparon a los rivales, le dieron el ejemplo a sus compañeros de como jugar estos partidos. El equipo hizo lo que viene haciendo y segundos antes de empezar el partido Gallardo lo retuvo a Martinez, le dijo ¨toquen, jueguen¨ y lo empujó a la cancha.
Falló pero no se achicó y terminó salvando el empate en una doble atajada

River Plate hizo un primer tiempo precioso. Jugó, presionó, no lo dejó jugar al rival, marcó 2 goles y pudo haber alguno más, le demostró que no se lo podrían llevar por delante y que era un equipo convencido, sin embargo no pudieron llevarse esa diferencia porque a los 47´30 (el árbitro dio 2 minutos pero como la falta fue a los 46´50 prefirió inventar un minuto más) marcaron un gol de tiro libre (Batalla pensó que caería un centro al área y terminó siendo un tiro elevado que cayó tras su espalda en el arco). Un gol al último minuto suele ser fatídico pero en este caso resultó ser menos grave de lo sospechado. Los bosteros salieron agrandados pero River Plate mantuvo su mentalidad ganadora y de gran concentración, Gallardo habló mucho con Batalla (al terminar el partido fue a buscar al arquero para abrazarlo) y el arquero no salió amilanado ni desconcentrado.
Ponzio y Nacho... gran triunfo, gran esfuerzo, una demostración perfecta

En la defensa Maidana tuvo el acompañamiento de Martinez Quarta que cada día sorprende más; puede cometer errores pero mantiene la actitud y confianza, ayer salvó 2 jugadas de gol clarísimas (una la sacó en la línea cuando habían eludido a Batalla, en otra logró cortar un pase cuando el arquero había sido superado y detrás suyo entraba un bostero) y mostró solvencia en cada jugada. Batalla tuvo varias jugadas en las que quedó pagando (son los riesgos de salir siempre con rapidez, a veces se pierde y el arco queda sin custodia) pero tuvo 2 tiros consecutivos a quemarropa en el 2 a 1 (cuando faltaban un par de minutos) que todos señalan como las atajadas del semestre. Moreira volvió a mostrar personalidad aunque sigue sin tirar buenos centros (yo lo tendría después de hora tirando centros a la carrera, el Muñeco puede enseñarle mucho) y por la otra punta se tuvo que improvisar a Mayada (siempre sumando al equipo, Olivera y Casco lesionados obligó al Muñeco a colocarlo aunque tuviera que jugar con perfil cambiado en una cancha complicada). La defensa bancó la presión rival (en buena parte del segundo tiempo ganaron el mediocampo, por eso Gallardo hizo entrar a Auzqui por Alario promediando el segundo tiempo) y sacó rápidos contraataques (Driussi, Alario y Pity estuvieron muy atentos, rápidos y lograron imponerse muchas veces).
La enganchó a la perfección y se convirtió en el primer gol de la tarde

Todo el trabajo defensivo fue perfecto en el primer tiempo y aguantó en el segundo pero para que esto sucediera también fueron fundamentales Ponzio y Rojas. El capitán (alma del equipo) ganó el duelo con Gago pero además se metió entre los centrales cuando perdimos la pelota y allí estuvo Rojas para cubrirlo o para ayudar a Mayada. Hay jugadores que estuvieron en un gran nivel pero básicamente lo importante es el trabajo en equipo (los relevos y las ayudas cuando un jugador es pasado y aparece otro un paso atrás). Ayer se vio a la perfección el trabajo defensivo grupal (ese que empieza en los delanteros y termina en los centrales).
Alario y la bendición de convertir en los partidos definitorios

Así como estuvieron concentrados los defensores y bancaron los momentos duros, también fue sensacional el trabajo de los delanteros. Martinez hizo el primer gol con una volea y dio el pase quirúrgico para el segundo (algo muy habitual que muy pocos valoran, en este torneo tiene muchas asistencias gracias a un pase perfecto entre 2 defensores o puesto en el momento y lugar justos para la llegada de otro delantero). Alario y Driussi pivotearon, marcaron, corrieron y marcaron goles, ¿qué más se les puede pedir? Entre todos ellos, Fernandez volvió a demostrar que es muy importante (el pulmón talentoso). Mora y Auzqui entraron promediando el segundo tiempo y mantuvieron el mismo espíritu combativo, corrieron, marcaron y jugaron (Auzqui casi convirtió en un mano a mano pero la pelota apenas salió).
La sonrisa de Gallardo (la misma que le mostró a los hinchas cuando llegó al Monumental). Satisfacción plena.

Básicamente tenían que jugar un partido perfecto para ganar, tenían que ganar para tener chances en este torneo, tenían que ganar para que a Gallardo no lo sigan jodiendo con que no les ganó por los torneos locales, tenían que ganar para sacarse la espina del partido perdido el año pasado, tenían que ganar por ser el aniversario del gas pimienta, tenían que ganar para ponerle presión al puntero, tenían que ganar porque ahora hay 9 equipos en 7 puntos y tenían que ganar por la pasión que puso la gente. Miles los esperaron y estuvieron desde el mediodía en el club o en el puente Labruna, miles estuvieron desde las 9 o 10 de la mañana en los quinchos haciendo una larga previa y otros varios centenares vieron el partido en pantalla gigante en la confitería del club (estos partidos deberían transmitirse por pantalla gigante en el microestadio y pronto quedaría chico, estoy seguro que en unos años se haría costumbre verlo en el Monumental) y miles esperaron en casa (en el Monumental) para recibir al equipo y agradecerles. Es extraño cantar y gritar como si estuviéramos en la cancha ante una pantalla como si nos estuvieran escuchando pero también es cierto que estos partidos no se pueden ver en silencio, ni en un bar o los departamentos donde pueden haber gritos de gol que se anticipan 10 segundos a lo que uno está viendo.
La felicidad de los hinchas...

Se ganó en la bostanera 3 a 1 y ahora empieza otro torneo corto de 6 fechas. Corremos de atrás pero...

Por Charro.

jueves, 11 de mayo de 2017

Muy suplentes... pero en octavos y esperando el superclásico

El penal que dio el empate y la clasificación

En una noche desapacible, River Plate empató en el Monumental ante Emelec jugando con suplentes y esto le permitió clasificar para octavos de final faltando aún 2 partidos para terminar la fase de grupos. Gallardo sin dudas hizo este cálculo cuando decidió la formación que ingresaría anoche al campo de juego. Confió en la debilidad del rival, en el hambre de los suplentes y le da una gran importancia al partido del domingo aunque también hay que tener en cuenta que aunque Gallardo dijo que había que pensar primero en Emelec, nadie puede dudar que la cabeza de la mayoría (en mayor o menor grado) estaba puesta en el superclásico (incluso los hinchas lo recordaban en varios tramos del partido).
Mayada siempre le da respuesta al técnico, jugó como defensor y mediocampista

El partido empezó temprano (a las 19.15) y faltando 15 minutos para el inicio del partido, los alrededores era un caos de gente, no solo porque todos salían de trabajar sino porque el transporte público era un desastre por la manifestación en la plaza de Mayo contra el vergonzoso 2x1. No fue fácil dividirse para estar en los 2 eventos pero hubo muchos que hicieron acto de presencia en ambos lugares.
No se podía pasar por alto un hecho tan importante para el país

La formación que presentó Gallardo fue muy suplente, aguerrida pero muy escasa de fútbol. Supongo que la idea era presionar y provocar el error rival, estar cerca del arco rival al robar la pelota y no necesitar gente que traslade el balón. La idea parecía arriesgada o muestra a que jugadores Gallardo quería darle una chance (¿eso significa que a otros los tiene muy abajo en su consideración?). Una línea de 4 en defensa y triple 5 en el medio (por más que estos pudieran cumplir otras funciones) no presagiaban un partido interesante, sin embargo era una buena oportunidad de probar jugadores y ver como estaban.
 Volvió Lollo y esta vez no desentonó

Mayada jugó de lateral durante el primer tiempo y Olivera por la izquierda. No tuvieron grandes problemas defensivos pero tampoco subieron demasiado (lo hicieron algunas veces en el primer tiempo pero mucho menos de lo que acostumbran, algo muy entendible teniendo en cuenta que no había muchos jugadores con quienes apoyarse). En el medio Martinez Quarta jugó a la derecha de Lollo (la gran incógnita) y entre ambos lograron entenderse relativamente bien. Durante el primer tiempo se las arreglaron para ser la salida del equipo y contener a los ecuatorianos. En el segundo tiempo Gallardo decidió sacar a Olivera y poner a Mina para jugar con línea de 3 (algo necesario ante la falta de fútbol; se necesitaba presionar más arriba y esperar que 3 fuera suficiente ante los tibios ecuatorianos), un cambio lógico aunque arriesgado teniendo en cuenta los antecedentes de los centrales. El pibe (cumplió 21 ayer) fue el más sobrio y la mejor salida pero cometió un error en el gol (difícil decir donde estuvo la culpa entre el defensor y el arquero pero la pelota le quedó servida al delantero rival) y así quedó Mina como el defensor más sobrio (no empezó del todo bien pero luego empezó a mostrar su mejor virtud, mucha decisión y se la jugó en cada cruce, así soluciona su lentitud física, ganó siempre ante el rival y empujó al equipo saliendo con la pelota. En el medio corrieron mucho, tuvieron buenas intenciones pero de fútbol nada, los 3 son muy toscos y pegaron demasiado aunque Rossi fue quien se destacó a la hora de animarse a tener la pelota (pases cortos correctos, mucho ímpetu y movilidad pero incapaz de abrir el juego), nunca tuvieron claridad pero intentaban no perder la pelota. En ese caos del mediocampo, Auzqui y Mora fueron muy movedizos y sacrificados, se movieron por sus laterales y también participaron del juego (el uruguayo está en muy alto nivel; con muchas ganas y confianza). Finalmente Larrondo mostró que le falta mucho rodaje pero tampoco desentonó tanto. En el segundo tiempo Mayada fue muy importante con sus penetraciones en velocidad.

Larrondo también tuvo su chance... todavía le falta mucho para estar en el nivel necesario

El gol visitante a los 15 minutos del segundo tiempo provocaron que Gallardo se juegue un poco haciendo ingresar a Alario y Driussi pero justo cuando iban a ingresar le cometieron un penal a Auzqui y Mora lo convirtió. El partido no cambió demasiado, los ecuatorianos presionaron mucho (gracias a muchos centros por la gran cantidad de faltas cobradas) aunque hicieron tiempo y los millonarios intentaron salir de contra o aprovechar la potencia de sus delanteros (al último minuto hubo un tiro en el travesaño). Vaya uno a saber porqué no entró Andrade (al menos algo de fútbol podría haber dado. Se ve que el gol perdido hace un mes le pegó duro a él o a Gallardo) porque estaba clarísimo que solo se podría esperar un gol milagroso por la calidad de nuestros delanteros.
Rossi jugó brusco pero fue importante

Quedó demostrado que River Plate puede formar un segundo equipo pero imposible que juegue como el titular, River Plate no tiene jugadores de calidad como reemplazo (en este momento exceptuando a Mora, Mayada, Palacios y Auzqui). Habrá que ver si este descanso sirvió tanto como todos esperamos y veremos si algunos siguen teniendo chances de jugar en futuros partidos (dependerá mucho de los próximos resultados).

Por Charro.

domingo, 7 de mayo de 2017

Cuando el dominio físico y técnico rompen las buenas intenciones

Doblete de Alario y un primer gol en una gran combinación con Mora.

Noche de sábado feliz, qué más se puede pedir? La previa al superclásico nos encuentra agrandados y a los bosteros llenos de miedo, sienten que viven la peor pesadilla y eso nos hace muy felices porque solo falta coronar estos grandes momentos. ¿Cuántos objetivos había para este semestre? Pasar de ronda en la copa, ganar el superclásico en la casa de ellos, sacarle el título a ellos y salir campeones... Al empezar el 2017 los últimos sueños parecían imposibles (nos llevaban 11 puntos, jugábamos muy mal y sabíamos que la AFA haría de las suyas) pero lo que nunca sospechamos era que empezaríamos a jugar tan bien, que varios equipos se sumarían a este renacer y a presionar pero especialmente nadie imaginó que los bosteros se asustarían al ver que tantos equipos se acercan.

El sábado fue ideal porque nos ilusionó el equipo y porque las circunstancias están acompañando al equipo. Nada tan lindo como una tarde de sol para disfrutar el día y luego llegar a la cancha cómodamente (por lo menos eso sucede en el ingreso de Figueroa Alcorta) para disfrutar de un partido del millonario escuchando en la radio el resultado de los bosteros (hace cuanto no podíamos vivir esta sencilla costumbre, solo faltó el público visitante para poder cantarles nuestra superioridad (?)).
Otro gol de Driussi, todo gracias a Pity

El partido no empezó tan fácil porque el rival venía agrandado por haberle ganado a Racing y San Lorenzo, apretó arriba, con mucha gente y en bloque (sus defensores estaban cerca del mediocampo y sus delanteros se mantenían en 3/4 de cancha). River Plate necesitó moverse y presionar mucho pero no tenía la frescura que últimamente solía darle Fernandez. La presión por los costados chocaba con centros mal tirados, Rojas no encontraba con quien jugar, Ponzio se adueñó del ataque pero lo hacía desde el centro del campo sin la movilidad ofensiva y el buen fútbol que le está dando Nacho Fernandez, su participación fue distribuyendo el balón hacia los laterales pero sin ejercer la presión y siendo un punto de apoyo cerca del área. El gol llegó desde la presión (del Pity en este caso y en varios del primer tiempo) y la excelente combinación entre Mora y Alario que terminó con un clásico disparo de goleador al palo del arquero. Parecía que el partido se encaminaría luego de haber tenido un primer tiempo bastante parejo con mucho desgaste pero Temperley replicó con una excelente jugada (se aprovecharon de Casco) y mejor definición (Batalla salió rápido pero lo sorprendieron al haber un segundo jugador para definir).
Ponzio se adueñó de todas las responsabilidades

El segundo tiempo volvió a mostrar la misma presión pero el rival ya no pudo responder ni soportar la presión física, el cansancio y fue superado técnicamente por los jugadores millonarios. Un claro penal, otra vez la presión de pity que no dio por perdida una pelota en el área rival, se tomó el tiempo para esperar la llegada de Driussi, el pase de caño y el gol del goleador hasta terminar el partido con un golazo al ángulo de Mayada (al último segundo quisieron regalarle un gol a Pity pero lo erró tirándolo encima del travesaño). Un 4 a 1 puede hacernos creer que fue muy sencillo pero en realidad se decantó por la superioridad física y dio tiempo para que Gallardo hiciera cambios pensando en lo que viene (salieron Mora, Driussi y Alario para el ingreso de Auzqui, Larrondo y Mayada).
Larrondo volvió después de mucho tiempo y lesiones, esperemos que pueda jugar y rendir

Batalla volvió a tener una atajada definitoria (una salida muy rápida que logró que la pelota pegara en su cuerpo cuando había otro jugador solo frente al arco), la defensa volvió a hacer agua por los laterales (solo que es más potente el ataque que los sofocones defensivos) y Maidana está necesitando urgentemente un descanso (sigue ganando por presencia y ubicación pero sufre en velocidad). Martinez Quarta vuelve a ser lo más regular y preocupa que Lollo no pueda reemplazar a Maidana (¿el miércoles será su turno?). En el medio Ponzio volvió a tomar la responsabilidad y salió airoso, fue el eje ofensivo y defensivo (siempre ayudado por la buena e inteligente ubicación de Rojas). Rojas es el equilibrio pero no se puede adueñar del juego, tarea que tampoco puede hacer Martinez porque lo de él es el desequilibrio y no el de tomar las mejores decisiones, Mora le dio explosión al principio pero se fue diluyendo (por eso el primer cambio fue el ingreso de Auzqui). Sin dudas la diferencia la marcó la aptitud de Alario y Driussi, ambos filosos y movedizos a la hora de marcar la salida y participar de las jugadas ofensivas.

Ahora es el turno de esperar con ilusión (obviamente apenas nos serviría un resultado, lo bueno es que ellos están perdiendo tantos puntos que podrían perder la punta con un empate).

viernes, 28 de abril de 2017

Una muestra de carácter y paciencia

Un gol importantísimo para soñar en los 2 frentes

Un gol al minuto en la visita a Ecuador podría haber significado un desastre, pero el equipo de Gallardo bancó el vendaval de los primeros minutos, se fue acomodando, no se alteró por perder algunas chances importantes frente al arco (incluído un gol anulado) y siguió con un plan prolijo para mantener la pelota. Fue más frontal que lo habitual (tal vez por la necesidad al estar perdiendo o por la imposibilidad de estar en constante movimiento para que alguno este libre, el desgaste físico estuvo dedicado más a la marca) pero lo importante fue que se tuvo la posesión del balón y no hubo que sufrir tanto. En el segundo tiempo se hizo más difícil pero se aguantó bien al rival. Lo que resaltó en el segundo tiempo fue el temperamento y el sacrificio para aguantar el empate que tanto había costado, el grupo entiende que todos deben sacrificarse en distintos momentos y de distintas formas para conseguir el resultado, mentalmente se van haciendo fuertes y eso les da un valor agregado muy importante.

La paciencia y el esfuerzo tuvieron su premio faltando 10 minutos cuando se pudo hilvanar un buen ataque y aprovechar un error rival. El segundo gol llegó en el momento justo (al igual que el primero que llegó faltando un par de minutos para terminar el primer tiempo) porque ya no le dio mucho tiempo al rival para arremeter y aprovechar el cansancio que ya era notorio. Los ecuatorianos lo intentaron pero chocaron con la rapidez para salir y la agilidad de piernas de Batalla (rápidamente se convirtió en la figura del partido.

La defensa sufrió mucho (especialmente Moreira que debió enfrentar al delantero más peligroso), especialmente por los laterales (como ya es habitual) pero esta vez el paraguayo se redimió con un gol importantísimo (su primer gol con la banda). Casco sufrió algo menos peor también pudo ser expulsado (lo cual hubiera sido catastrófico). Maidana volvió a brindar la seguridad que suele dar en los partidos importantes y Martinez Quarta no desentonó nunca. El que más sufrió fue Ponzio que tuvo un gran desgaste en la altura. Arriba, todo fue sacrificio y cuidar la pelota. Ayer le tocó a Alario ser más peligroso y tuvo su premio con el gol pero ninguno de sus compañeros desentonaron. Volvieron a ser muy importantes los ingresos del segundo tiempo (Mayada siempre suele ser un buen pulmón en la altura y esta vez llegó por el estado gripal de Palacios), los uruguayos nos sacaron del asedio, apretaron arriba, buscaron y provocaron el error y participaron en el gol. Mora está haciendo un enorme trabajo en estas últimas semanas jugando solo algunos minutos y todos lo valoramos muchísimo (desde el técnico y los compañeros hasta los hinchas).
Un partido luchado y de mucho sacrificio tuvo un gran resultado

Veremos como sigue este ajetreado calendario de mayo, esta ventaja puede ser muy importante y podría implicar la posibilidad de hacer cambios en algunos partidos (especular un poco gracias al nuevo formato de la Libertadores). Gallardo ahora si puede pensar seriamente en los 2 campeonatos, solo necesita un resultado positivo en el Monumental ante los ecuatorianos.

Por Charro.

lunes, 24 de abril de 2017

¿Displicencia? ¿Ineficacia?... oportunidad desperdiciada

Un lujo que pareció innecesario y costó muy caro

El semestre pasado fue un punto de inflexión por lo mal que se jugaba y la falta de ideas en ataque, los partidos ante equipos chicos que no salían a atacar abiertamente se complicaban y nos hicieron perder puntos muy importantes de local. El primer partido del semestre frente a Unión había sido un punto de inflexión por lo mal que se jugó y por como nos alejaba del campeonato de una posible futura copa internacional. El nuevo River Plate de Gallardo (que tardó más de 1 año en armar) encontró su idea de juego (o logró que finalmente ejecute su idea) y ahora el único problema parecía ser encontrar un mejor equilibrio o coordinación entre el juego de ataque y defensa, sin embargo ayer apareció uno de los inconvenientes que debe sortear un equipo que se sabe superior o capaz de hacer cosas diferentes; ayer pareció que River Plate sobró el partido, pareció soberbio sin haber liquidado el partido. Gallardo quiere que el equipo aprenda a cerrar los partidos, que mantenga la pelota con calma y la ¨esconda¨, que el rival no sea capaz de lastimar, pretende un equipo inteligente capaz de ¨aguantar¨ la presión pero listo para salir rápido de contra o de mover con rapidez la pelota para que el rival no la encuentre. Para jugar de contra se necesita estar seguro en defensa y que el rival ataque (Sarmiento se mantuvo ordenado y no quiso atacar), para esconder la pelota hay que mover mucho la pelota, cansar al rival y golpear cuando el rival se descuida... a River Plate le faltó el golpe de knock out.
Matinez Quarta se afianza...

River Plate volvió a dar una demostración de presión y de jugadores en constante movimiento haciendo que la pelota vaya de un lado a otro pero siempre hubo una jugada de más en lugar del tiro limpio al arco. River Plate se complicó solo y no tuvo tiempo para reaccionar (el empate llegó faltando 10 minutos) porque este River Plate todavía no aprendió a jugar apurado, no aprendió a ser vertical o frontal (más cuando Gallardo sacó a Martinez y se quedó sin un referente como Alario para el cabezazo en el área).

El problema del empate (o la victoria regalada), además de los obvios puntos perdidos, es que se termina con una racha ganadora que generaba mucha confianza, permite que se acerquen una buena cantidad de equipos que están jugando bien y quieren pelear por un lugar en las copas (ante el cansancio que llegará en mayo, es fundamental seguir sumando puntos que nos den un pequeño respiro) y fundamentalmente se le dio aire a los bosteros que vienen perdiendo muchos puntos y se llenan de dudas y temores.
Un león, un líder...

River Plate, como todo equipo en formación (el tiempo que demora en formarse debería ser una enseñanza para la dirigencia que desarmó un plantel campeón sin preocuparse en hacerlo de a poco y previendo sus reemplazos) tiene varias fallas que deberá ir corrigiendo pero además se encuentra con los ¨problemas extras¨, esos problemas que no están en los planes previos. Para empezar este plantel no cuenta con la mínima cantidad de arqueros (un titular que podría ser suplente, un suplente lesionado y un tercer arquero demasiado inexperto y joven). Es muy peligroso que sea expulsado o se lesione y también lo es que no sienta la competencia por el puesto. El segundo problema es que Maidana está muy lento (ahora dicen que no se curó de la lesión que lo viene complicando hace varios meses) y esto repercute mucho en su juego pero lo peor es que se puede agravar y dejarlo afuera por varios partidos (partidos definitorios). Claro está que si juega a media máquina es porque Gallardo ya no confía en Mina (especialmente porque también bajaría el nivel de Martinez Quarta), tampoco en Lollo (tal vez fuera de ritmo aún o mal recuperado de la lesión) ni en Montiel (lo va a ceder para la sub-20 así que no tiene mucho sentido que él sea la solución). Ya sabemos lo que Moreira y Casco pueden darnos (mucho ir y acompañamiento en ataque dejando grandes huecos defensivos y la manía de presionar poco a los jugadores rivales que atacan por sus bandas) pero tampoco hay grandes soluciones en el banco. Ayer Batalla atajó bien pero en el gol dejó toda la sensación que debió salir a cortar el centro, los laterales jugaron un buen partido en ataque pero erraron mucho en defensa, Maidana cometió muchos errores no habituales pero fue muy bien salvado por Martinez Quarta (muy buen partido) y Ponzio salvó muchas contras por su muy buena ubicación (además de la extraordinaria actitud de anticipar siempre al rival pensando que recuperará la pelota). Más allá de algunos sofocones en el primer tiempo, en el segundo todo parecía controlado hasta que en el aire se empezó a sentir una extraña sensación de estar perdiendo muchos goles y que en cualquier momento habría una jugada desafortunada que nos haría pagar muy caro esa ineficacia ofensiva.

En ataque el equipo mostró lo mismo que en su racha de 7 victorias consecutivas, mucha movilidad de los jugadores y de la pelota, agresividad, toques rápidos, cambios de frentes permanentes, rapidez para pasar por detrás de los defensores, búsqueda permanente de espacios vacíos y ser receptor del pase... todo muy lindo y bueno si no fuera que todos querían el lujo (inexplicable la definición que Auzqui intentó hacer de chilena) o sumar un pase más a las buenas jugadas colectivas. El desgaste que están haciendo especialmente Fernandez y Rojas lo están sintiendo mucho en los últimos 20 minutos (ayer daba toda la impresión que el cambio debió ser Palacios por Fernandez y no Auzqui por Martinez... solo una sensación incomprobable). Alario fue el único que tuvo un partido flojo en ataque y hasta Mora entró picante para desbordar pero no alcanzó ante la ineficacia frente al arco (al margen de la buena tarea de Chiarini).
Nacho es mucho despliegue y sobresale cuando consigue juntarse con sus compañeros

La verdad es que si el campeonato hubiera empezado este año, estos puntos perdidos se lamentarían y darían bronca pero sabríamos que hay revancha, el haber empezado tan atrás provoca que estos puntos deban ser una lección y además se lamenta por todo lo que dejamos de provocarle a los bosteros (un regalo demasiado caro). Veremos que nos deparan las próximas fechas.

Por Charro.

lunes, 17 de abril de 2017

Con el overol, la personalidad y el cansancio

Abrazo de gol. Después de la discusión en Mendoza, Mora fue a buscar al Pity para el festejo.

El resultado puede hacer creer que fue un trámite pero el partido fue muy complicado. Se ganó 2 a 0 en Victoria pero se peleó muchísimo, se notó que varios jugadores sintieron el despliegue que se hizo el jueves en el Monumental. Ante el cansancio (especialmente el último cuarto del partido), la falta de movilidad ofensiva y fundamentalmente por la falta de presión en el medio (en realidad se llegaba siempre tarde y eso permitía que el rival atacara de frente con mucha gente), Tigre eligió presionar y jugar rápido en transición con mucha gente. En los primeros llegaron con mucha gente y luego se dio un tránsito rápido de área a área. Ambos equipos tuvieron chances pero el primer tiempo terminó en 0. El segundo tiempo fue más complicado, a Tigre se lo veía más despierto y activo pero el juego se hizo más cerrado. Tigre tuvo su gran chance en una contra que terminó en gol y fue anulado por falta a Moreira (más mancha que falta) y Driussi no desaprovechó el error de Galmarini antes de los 10 minutos. Tigre sintió el impacto pero tuvo otra vez la chance en otro gol anulado por fuera de juego (las cámaras muestran que no lo era pero fue muy fino).
Driussi fundamental...

Gallardo volvió a echar mano al banco y volvió a acertar (está muy dulce con los cambios). Sacó a Domingo que tuvo un flojísimo partido y entró Rossi (aceptable partido aunque le falta mucho para ser un ¨5 estilo River Plate¨), luego ingresó Mora por Driussi (muy cansado) y finalmente Palacios por Fernandez (aguantó lo más que pudo pero apenas caminaba la cancha). La última media hora River Plate sufrió el cansancio, en los últimos 10 minutos Martinez no podía correr, Alario sólo corría para la contra y para acompañar a Mora y Palacios, Rojas no subía y prefirió ayudar a Rossi y hasta se colocó entre los centrales o ayudando a Casco según el caso. El gol de Mora promediando el segundo tiempo (gran mérito del atrevimiento de Palacios) le dio la tranquilidad al equipo para aguantar el resultado y no seguir desgastándose (varios parecían cercanos a la lesión).
Palacios entra todos los partidos y viene aportando despliegue, buen criterio con la pelota y algunos pases muy importantes

En la defensa Batalla sigue siendo lo más sobrio (salvando algún mano a mano y mostrando seguridad aérea), Maidana sigue con su bajo nivel sobrellevado por su jerarquía, Martinez Quarta sigue con su irregularidad y los laterales son una invitación a comerles las espaldas (ayer Casco fue más participativo y determinante que Moreira pero defensivamente dejan baches). Claro que se encontraron con la habitual dificultad cuando el 5 no para al rival y vienen armados tomando de espaldas a nuestros defesnsores. Domingo no mejora y eso es una gran dificultad porque el despliegue de Ponzio va a necesitar reemplazo en algunos partidos del campeonato. Arriba no hubo juego vistoso ni mucho toqueteo (aunque con el resultado más asegurado se intentó tener dominio sobre el balón).

Como dice Gallardo, veremos hasta donde se puede llegar mientras se sigue sumando. Es importante sumar para estar lo más arriba posible e intentar dar el zarpazo. Se verá si alcanza (los bosteros están lejos, tienen un fixture muy sencillo y cuando las papas quemen llegará el llamado salvador) pero es muy importante sumar para clasificar a la próxima copa (viene muy peleado porque hay 7 u 8 equipos que vienen presionando por los lugares que quedan). Igualmente todo suma, esta experiencia le puede servir a los jugadores para más adelante jugar partidos chivos de copa y algunos ¨suplentes¨ se mantienen afilados y confiados para cuando sean necesarios.

Por Charro