"Se pueden arreglar campeonatos enteros, como el de Boca de Ischia." Javier Ruiz árbitro "Ehhehh, eh yo pienso de que ehhehh eeeehh (?)." DAP "No estén cagados." Daniel Passarella

viernes, 6 de noviembre de 2015

Ni una respuesta... pero estamos vivos

La desazón pero...

¡¡¡Qué nochecita!!! Este plantel nos regaló muchas alegrías y mucho fútbol pero sin dudas anoche se quedaron debiéndonos todo. No hicieron una bien, intentaron poco y encima fueron superados en casi todos los sentidos. La incapacidad para generar jugadas o llevar riesgo al arco rival es preocupante, la falta de nivel de varios jugadores asusta pero la falta de reacción física y mental es alarmante (especialmente para un plantel que se caracterizó por la entrega). En los últimos minutos más de uno puso su amor propio porque físicamente no respondían. Extrañamente, en los últimos contraataques, los defensores no tuvieron reacción, en uno fue Kranevitter quien no corrió y en otro fue Mercado quienes permitieron que Huracán llegara con más gente.

Habiendo tenido una noche tan mala, no sorprende la derrota pero es extraño que River Plate aún este con vida. Huracán tuvo ocasiones inmejorables para aumentar la diferencia (especialmente una contra donde Abila colocó la pelota en el travesaño) pero el partido quedó en el 1 a 0 y eso aún le da vida y confianza a River Plate (especialmente porque la revancha será en 20 días). Lo dijo Gallardo en la conferencia de prensa, Huracán podría lamentarse por habernos dejado con vida y los jugadores en el vestuario se mostraron con confianza para darlo vuelta; los jugadores quieren pero no pueden... después del descanso veremos como estamos... (vaya uno a saber si es una convicción o frases motivacionales).
El llamado a la selección será otra complicación pero puede ser una buena motivación extra

Barovero tuvo muy poco trabajo (salvo los minutos finales, algún centro y algún rebote) y poco pudo hacer en el gol (que también fue de un rebote con suerte), en cambio la defensa sufrió mucho el partido. Mercado no estuvo fino pero tuvo un ida y vuelta permanente y le puso el corazón al partido, sobre el final ya no tuvo más resto (dicen que terminó con una molestia muscular). A los centrales les tocó jugar con la más complicada, todas las pelotas fueron para Abila, centros permanentes y el delantero que peleó cada pelota. Maidana ganó mucho pero le costó acomodarse, en cambio Mammana sufrió mucho jugar por izquierda, tuvo intervenciones muy buenas pero se nota mucho que le resulta incómodo salir jugando con ese perfil, ante la marca rival en la salida y la poca movilidad de sus compañeros, optó por los pelotazos cruzados que muchas veces no encontraron destinatario. El punto más flojo defensivo volvió a ser Casco, quien sufrió la subida permanente del 7 rival y varias veces perdió ante el pelotazo cruzado a su espalda. Kranevitter es otro que sufrió mucho el partido, no tuvo resto físico y le costó pelear todo el partido ante un equipo que movió mucho la pelota. El desgaste físico por no haber tenido la pelota, la presión rival y la necesidad de empujar al rival hacia su arco (cuando no salen las cosas no queda más remedio que correr e insistir) se notó mucho en el final. No se si Balanta estuvo realmente lesionado (en el último entrenamiento se informó sobre una molestia que obligó al Muñeco a desafectarlo) pero pensando en lo caliente y molesto que estuvo el público, no estuvo mal que el colombiano tuviera un descanso.
Kranevitter, otro que está jugando al límite desde lo físico

Así como se vieron las incomodidades defensivas y las faltas de respuestas, peores fueron los problemas ofensivos. En el primer tiempo Driussi estuvo perdido, Sanchez jugó más como doble 5 (se movió en el frente de ataque dejando la franja para Mercado) y Martinez intentó desbordar por izquierda (perdió mucho y fue poco efectivo), al equipo le costó muchísimo generar peligro y se perdió en los centros al área (no patearon al arco). Alario y Mora se la pasaron buscando el roce o corrieron para molestar y encontrar espacios pero nunca tuvieron la pelota. En el segundo tiempo cambiaron un poco las cosas con los ingresos de Gonzalez y Viudez (por Driussi y Martinez) pero tampoco tuvieron mucha efectividad. El uruguayo tuvo más efectividad y desbordó en varias ocasiones pero no tuvo mucha compañía por su sector (varios centros), Lucho logró tener más la pelota pero tampoco consiguió estar fino y fue Sanchez quien logró empujar al ataque (con despliegue y amor propio más que con fútbol, con muchos desaciertos pero reconociéndose como líder del equipo). El último intento por cambiar fue el ingreso de Saviola por Mora pero Saviola no logra cambiar la historia (le pone ganas pero no logra convertir ni generar peligro).

Después de una pretemporada muy floja (pensada para no estar duros en el primer mes cuando se jugaron las instancias decisivas de la Libertadores), se notan la falta de respuestas físicas y mentales del grupo, habrá que ver como resuelve el Muñeco este problema. La falta de respuestas de varios jugadores, el bajo nivel demostrado por muchos y el cansancio de los titulares hace que haya muchas dudas para el futuro próximo. Este equipo está dependiendo mucho del fútbol y los centros de Pisculichi, del juego ofensivo de Alario, de encontrar un medio más combativo (a Kranevitter le está costando mucho jugar en soledad), de encontrar la forma de defender el sector izquierdo (la salida de FM6 es un martirio para Gallardo, la lesión de Vangioni es interminable y tampoco aparece el reemplazo de Rojas a pesar de la variedad de jugadores traídos). Son muchas dudas y necesidades no cubiertas cuando queda poco tiempo para exigencias enormes y poca posibilidad de recuperación.
Alario en soledad...

Queda un partido el domingo y otro amistoso en Córdoba hasta llegar a la revancha en 3 semanas y luego quedarán otras 3 semanas hasta el partido del mundial de clubes (donde podrían quedar otra final continental y un viaje a Japón). El calendario parece más de un reality para crear tensión y nuevas dificultades y para destruir físicamente a los jugadores pero no hay más remedio que soportarlo para llegar lo mejor posible a fin de año y conseguir los logros que este plantel merece. Así como el año pasado, se llega a instancias decisivas sin resto físico y con el cansancio mental de haber jugado todo el año por ganar títulos y ganar las eliminaciones directas.

Por Charro.

8 comentarios:

Anónimo dijo...

@Elricota86
Casco es un asco hasta ayer a la mañana en desayuno con amigos no lo defendia pero le daba una chance q fue la de ayer. Listo. Arafue. Pity es para los segundos tiempos. Tabare adentro de una no porque resuelva todo sino q no le pesa tanto El Manto como al Pity o Bertolo. Bien Lucho. Conejo anda a un pai umbanda yo q se. Deci q tenemos al Muñeco q confiamos en él y demas pero podria haber sido peor. Confio a muerte en este plantel. Ojala se recupere Ponzio y Piscu. Vamos River

NIcolas Salerno Ercolani dijo...

No queda otra mas que esperar que en estos dias el general Gallardo trabaje en lo motivacional y lo fisico para poder poner a los mejores 11 posibles en parque patricios y en japon. en los papeles Barovero, Mercado, Maidana, Vangioni, Sanchez, Krane, POnzio, Piscu, Mora y Alario son fija(Lucho para 45 tambien) pero las circunstancias diran.

El equipo ha perdido la gran mayoria de los atributos colectivos que le conocimos en 2014, no presiona, no tiene presicion ni juego asociado, no defiende bien (esto ultimo es lo que mas estamos sufriendo en partidos de definicion) Arriba dependemos de la pegada de Piscu, la capacidad de generarse solo de Alario y el oportunismo y la inteligencia del Negro. Abajo todo depende de Maidana. Recemos para que esto nos alcance.Si el resto acompa;a un poquito, se puede dar.

Anónimo dijo...

Crónica anunciada

No me gustaría estar en la piel de Gallardo en este momento, pero la buena o mala fortuna dirá si este oasis de tiempo sirve (tres semanas es bastante tiempo teniendo en cuenta los calendarios futbolísticos actuales).

Apenas pude ver el primer tiempo pero si terminó con ese gol de carambola y Abila se morfó uno en el travesaño (chiste fácil) digamos que la seguimos sacando barata. Nico dió en la tecla con respecto a los atributos colectivos; de aquél River vertiginoso y voraz, luego del equipo sólido y con carácter, y hasta del heroico de la Libertadores, no quedó casi nada. Y diría que el casi tiene nombre: Alario.

También hay que ponerse la mano en el corazón y decir con honestidad que, conforme pasaban los partidos de este torneo, el equipo venía cayéndose de a poquito. Con el partido jugado en Brasil zafamos con suerte. Ante un rival más sólido y menos temeroso no se podía esperar que fueran inofensivos.

Por bajos rendimientos no se pudo superar las carencias de un 9, un volante izquierdo y un segundo marcador central, pese a eso otros jugadores como Sánchez (a esta altura más capitán que Barovero) Maidana y por ahí Mora se ponen el equipo al hombro e intentan sacarlo adelante. La decepción por enésima vez es el Pity (jugador al que aprecio pero ya no le doy chances de su superar su mediocre nivel), también el buzón de Bertolo (llegó para ganarse un lugar... en el banco), el cambio negativo de Driussi que perdió toda su polenta luego de las lesiones en la Libertadores, y lo enquilombado de Casco que por ser defensor paga con más furia los errores que comete, pero al que doy margen porque no llegó a los 25 partidos jugados aún.

¿Por dónde pasará la motivación y el trabajo futbolístico de este equipo? No lo sé, al parecer los entrenamientos no están surtiendo efecto y Gallardo ve como en la cancha se manifiesta un equipo perdido y débil. Ojalá tres semanas (el plantel debería tener 3 días de descanso al menos) oxigenen un ambiente que muy de repente se carga de enormes presiones.

Agustín Ovejero dijo...

Crónica anunciada

No me gustaría estar en la piel de Gallardo en este momento, pero la buena o mala fortuna dirá si este oasis de tiempo sirve (tres semanas es bastante tiempo teniendo en cuenta los calendarios futbolísticos actuales).

Apenas pude ver el primer tiempo pero si terminó con ese gol de carambola y Abila se morfó uno en el travesaño (chiste fácil) digamos que la seguimos sacando barata. Nico dió en la tecla con respecto a los atributos colectivos; de aquél River vertiginoso y voraz, luego del equipo sólido y con carácter, y hasta del heroico de la Libertadores, no quedó casi nada. Y diría que el casi tiene nombre: Alario.

También hay que ponerse la mano en el corazón y decir con honestidad que, conforme pasaban los partidos de este torneo, el equipo venía cayéndose de a poquito. Con el partido jugado en Brasil zafamos con suerte. Ante un rival más sólido y menos temeroso no se podía esperar que fueran inofensivos.

Por bajos rendimientos no se pudo superar las carencias de un 9, un volante izquierdo y un segundo marcador central, pese a eso otros jugadores como Sánchez (a esta altura más capitán que Barovero) Maidana y por ahí Mora se ponen el equipo al hombro e intentan sacarlo adelante. La decepción por enésima vez es el Pity (jugador al que aprecio pero ya no le doy chances de su superar su mediocre nivel), también el buzón de Bertolo (llegó para ganarse un lugar... en el banco), el cambio negativo de Driussi que perdió toda su polenta luego de las lesiones en la Libertadores, y lo enquilombado de Casco que por ser defensor paga con más furia los errores que comete, pero al que doy margen porque no llegó a los 25 partidos jugados aún.

¿Por dónde pasará la motivación y el trabajo futbolístico de este equipo? No lo sé, al parecer los entrenamientos no están surtiendo efecto y Gallardo ve como en la cancha se manifiesta un equipo perdido y débil. Ojalá tres semanas (el plantel debería tener 3 días de descanso al menos) oxigenen un ambiente que muy de repente se carga de enormes presiones.

Luciano Farías dijo...

Se ha hecho todo mal en los últimos tres meses. Estamos pagando el precio de haber priorizado una copa inexistente como la suruga

ML dijo...

Luciano, no creo que sea así, si en 3 meses los jugadores no se recuperan de un viaje a Japón, cuando los cuidan como si fueran nenes y tienen un excelente pasar económico estaríamos en el horno....
Sí es posible que estén fundidos porque no se hizo una buena pretemporada, pero la verdad es que los titulares han sido guardados todo el año para los partidos de copas y no jugaron tantos partidos. Más acá en el tiempo Huracán jugó el domingo mientras los nuestros descansaban...
Si están cansados que el Muñeco lo diga. Barovero se quejó de que tuvieron muchos viajes, etc, pero ¿¿¿no son jugadores de un club ganador??? ¿¿¿no hacen buena guita con esto???
A mi me da la impresión (errónea, seguro) de que todo les importa ya muy poco, y esto es porque NO puedo entender que jueguen de manera tan indolente. Se fueron FM6 y Pezzella-Simeone-Boyé (que eran suplentes) pero parece que hubiera habido un éxodo masivo. Y Huracán entonces? Con qué cuenta para hacer lo que quiso anoche? Todavía no zafó del descenso en un torneo mediocre de 30 equipo con muchos debutantes!! Y fue superior!!

Soy agradecido a estos jugadores y DT, pero creo que River tiene con qué para ganarle a cualquier equipo y no me cierra lo que nos está pasando.

Saludos!





ProduccionesFantasma dijo...

Durante el 2014, en medio de tantos festejos hay algo que yo siempre tuve en cuenta: después de haber estado en un gran nivel, ganando todo.. inevitablemente no se puede estar arriba siempre y más si se pierden jugadores claves por ventas o lesión.. ya el equipo no es lo mismo y no todos los nuevos se adaptan. Alario fue el único pero el no puede resolver todo, Viudez tiene sus momentos al igual que Lucho.. ambos para mi están bien, el Pity es impredecible.. por momentos puede estar jugando como el orto y al rato te sale con asistencias o algún gol. Pero los peores ''refuerzos'' que hizo el club son Casco y Bertolo esos si que ni mierda! Saviola, el conejo está meado por un mamut, no se.. dejó su alma en Europa y sólo el cuerpo volvió. Este año sufrimos mucho en la Libertadores y por un milagro pudimos llegar lejos, tanto que por suerte la alcanzamos. Pero ya se notó que el equipo está con ese desgaste y hace lo que puede, considero que Gallardo hace magia dentro de todo siendo humano y con tantas bajas que tenemos es entendible ciertos resultados. No hay que darse manija con Japón, hay que ver que las cosas están costando y si esta copa se nos complica ni hablar de la otra! la presión psicológica que tienen los muchachos es obvia y eso repercute en lo físico a la hora de rendir.

Marcelo ( Cole es de RIVER ) dijo...

Gente
acuerdo que peor que esto no se puede jugar, nos dejaron con vida para la vuelta, hay jugadores que no les da para jugar con el manto sagrado, en cuanto a la presión por el tema de Japón lo veo relativo, en verdad vamos de punto en cuanto a recursos contra el barca, pero también es cierto que podemos (y lo vamos a lograr) ser el primer equipo argentino en ganar el mundial de clubes (recordar que los bostis se comieron 4) si jugamos el primer partido con todo.
Tengo fe a pesar de la bronca por estos 3 meses, en que este mini descanso de 3 semanas sirva de motor para los partidos trascendentes.