"Se pueden arreglar campeonatos enteros, como el de Boca de Ischia." Javier Ruiz árbitro "Ehhehh, eh yo pienso de que ehhehh eeeehh (?)." DAP "No estén cagados." Daniel Passarella

domingo, 2 de julio de 2017

El Cavegol y otra caricia al alma

El amor y el gol, la pertenencia

Otro placer que nos dimos los hinchas millonarios. Siempre queda un sabor amargo cuando un jugador querido y que nos da tantas alegrías se despide pero los hinchas de River Plate pudimos darnos en los últimos tiempos el gusto de despedir a 4 jugadores en la cancha. La fiesta de llenar la cancha para despedir a un jugador nos emociona tanto a los hinchas como al jugador y es también un vehículo para transmitir el sentimiento a los más chicos. Ayer la cancha estaba llena de familia como pocas veces se ve, muchísimos chicos en brazos con madres y padres y ambos transmitiendo el orgullo y la felicidad por despedir a un jugador que tanto les dio.

Probablemente el Torito Cavenaghi no este a la altura futbolística de los anteriores (Alonso, Enzo y Ortega) y de alguno que se perdió la despedida por cuestiones del destino o por decisiones que lo llevaron por otros rumbos (Ramón, Gallardo, Aimar), sin embargo el Cavegol entró al corazón del hincha porque nos sentimos representados en su sentimiento por la camiseta y la cantidad de alegrías y tristezas que supo compartir con nosotros como un hincha más. 
Arduo trabajo y amor mutuo

Ayer Cavegol tuvo su fiesta, su homenaje (como él mismo lo definió ya que según dijo, no lo consideraba un partido despedida porque de River Plate nunca se irá) pero también la tuvimos los hinchas al poder disfrutar un ratito de ver a tantos jugadores que nos hicieron disfrutar de tantas tardes y noches (más algún jugador colado pero que debe ser amigo de Cavenaghi...), poder ver en un equipo a jugadores retirados como Enzo, Ortega, Gallardo, Aimar, Saviola y otros que aún pueden darnos la ilusión de volver (y ojalá estos partidos sirvan para lograr convencerlos) es un regalo magnífico.

Estas fiestas cada vez tienen más tecnología, más profesionalismo pero espero que no se alejen del hincha, ayer hubo mucha música con parlantes de gran potencia pero lo más interesante sigue siendo el sentimiento en el canto del hincha, en las banderas, en los rostros de todos los que podemos vivir y participar de estas fiestas. Ojalá se puedan dar más de estas fiestas (porque esto significará que se sigue construyendo una identificación y una historia gigante compartida entre jugadores e hinchas) y haya más jugadores que puedan ser parte de estas fiestas. Ayer el Lobo Ledesma, Saviola, Aimar, el Chori y especialmente Gallardo (mostró varias pinceladas y disfrutó muchísimo el partido) debieron sentir que fueron parte de un reconocimiento que ellos también hubieran querido tener y disfrutaron como algo propio cada caricia que el hincha entregó en sus cantos y aplausos interminables.
El Monumental en la despedida de Cavegol, otra jornada inolvidable

Ayer fue el adiós al Torito pero esperemos que se pueda preparar para darnos alegrías mayores desde otros sitios como ya lo hicieron Labruna, Ramón y Gallardo. Salud Cavegol!!! Gracias eternas al Cavegol porque como se cantó ayer, ¨a Cavenaghi nunca lo vamos a olvidar...¨

Por Charro.

3 comentarios:

Marcelo (Cole es de RIVER) dijo...

Gente
el Cave está en nuestros corazones por poner el pecho en los momentos difíciles, orgulloso de la banda sangre que lleva en el alma y corazón como todos nosotros.

Nicolas Salerno Ercolani dijo...

No pude ir por algunas cuestiones económicas. Personalmente sostengo que como simpatizante del Millo y con 38 años, de todos los jugadores que ví (Fueron bastantes) entran en la categoría de ídolos Enzo Francescoli, Leonardo Rubén Astrada y Fernando Ezequiel Cavenaghi.

Comparto que en el caso del Torito, su acercamiento al club en los momentos mas complejos de nuestra vida deportiva e institucional tiene mucho que ver con su idolatría.

Disiento con Charro que no haya tenido la calidad de otros. En su primera etapa en River se fue con 80 partidos jugados y 54 goles convertidos. Algunos de altísima calidad (Me gusta en especial uno que hizo en la cancha de Huracán con un pase de Coudet que no deja picar y la agarra como viene para meter un sombrero exquisito al arquero del globo)

En todo caso no fue la calidad, creo que tuvo una carrera alterada por algunos aspectos personales (cuando sonaba su pase a la Juventus tuvo que ser vendido "de apuro" a una liga como la rusa) un físico que siempre le jugó en contra (Su tendencia a engordar no es de grande) y la mala suerte de una lesión complicada en la rodilla en el momento que mejor estaba en el futbol francés (Cave mismo sostiene que nunca más fue el mismo desde esa lesión)

Todas estas cuestiones, en realidad también forman parte de la historia de este Idolo Riverplatense, porque los verdaderos SuperHéroes son personas de carne y hueso, con debilidades y desaciertos como todos nosotros.

Gracias por siempre Cavegol. en algunos años, podré contarles a jóvenes gallinas "Yo vi jugar al Cavegol, goleador implacable, corazón millonario que vino en el medio de la noche oscura para poder ser parte de la gloria más alta de nuestro club".

Agustín Ovejero dijo...

¿Qué define la calidad de un jugador? ¿El tiempo pasado, la circunstancia o el mito que se construye alrededor suyo?

Un grande el Cavegol. Un ídolo hecho de a poco, con laburo. También disiento con la interpretación de calidad... Es más ya vemos que el tema pasa también por la época. Yo no creo que un jugador con 112 goles y consagrado el décimo goleador histórico del club no haya tenido calidad.

Como dice Nico más arriba, una carrera irregular llena de contratiempos e inconvenientes no lo hicieron un Ronaldo o un Crespo. Salió campeón en Francia siendo goleador del Bordeaux luego de 7 años de predominio del Olympique Lyonnais... Lesiones en la rodilla, por ahí falta de continuidad y haber puesto el pecho por el Club en uno de sus peores momentos.

Un amor incondicional a la camiseta, agradecimiento a la institución, despedida en la cancha. Cuántos se fueron así de River? Ni al Muñeco le tocó (salvo el mimo del otro día en esa despedida). No tenemos muchos así... Y si encima como dice Mario de B. "Faltan delanteros" el Cavegol es el único gran delantero de lo que va de este siglo "made in River"... Le siguen con una cuota muy menor Falcao (se le acortan los tiempos para volver) y Driussi al que le llevó 3 años asentarse.

Grande CAVEGOL!!!! Ojalá tu ejemplo sea un foco para los jugadores, la hinchada y la institución!