"Se pueden arreglar campeonatos enteros, como el de Boca de Ischia." Javier Ruiz árbitro "Ehhehh, eh yo pienso de que ehhehh eeeehh (?)." DAP "No estén cagados." Daniel Passarella

lunes, 29 de enero de 2018

Mismo torneo, mismo equipo, mismos defectos... faltó explosión

El regreso de Mora, la felicidad de un domingo triste

Tener un presidente y un DT indiscutidos (ganado gracias a una gestión con muchos logros y varios errores corregibles), un periodismo condescendiente (que se dedican a ocultar y llenar de zalamerías a esta gestión) e hinchas complacientes porque piensan que tenemos mucho (?) y hay que ser eternamente agradecidos (como si la crítica quitara algún ápice de agradecimiento), son parte del presente millonario. 

Empezó la segunda mitad del torneo y las pequeñas diferencias que se pudieron ver fueron la de Martinez Quarta (terminó su suspensión), 25 minutos de Pratto y algo menos del regreso de Mora (que todos sienten como un milagro y como tal, cualquier cosa buena que nos regale será inesperado y doblemente festejado). Podríamos hablar de la mala suerte (?) de tener suspendido a Maidana (que no estuvo en el banco), de tener enfermo a De la Cruz, de tener lesionados a Moreira, Mayada (supuestos titular y suplente de lateral derecho), Bologna (volvió al banco), Larrondo (ya es una constante así que imagino que nadie lo estaba contando antes de abrirse el mercado de pases), Pratto tuvo una inflamación y no querían arriesgarlo demasiado, Rojas se lesionó en el entretiempo (?); podremos hablar de las buenas incorporaciones que aún no están para jugar y por ende seguiremos regalando partidos (Armani espero que juegue el próximo partido, Zucculini mañana se hace la revisación médica y Quintero llegó esta semana con varios kilos de más). El banco de suplentes tenía a Bologna (saliendo de una lesión y sin pretemporada), Lollo (mil años sin jugar y esperando que no se lesione tan pronto), Casco (que no pudo ser vendido), Rossi (al que se le buscó reemplazo porque no está en el nivel necesario), Rojas (lesionado en el entretiempo), Mora (por el que rezamos que todo salga bien) y Pratto (el jueves salió con una inflamación y lo tuvieron entre algodones además de haber hecho media pretemporada). Este es el banco de suplentes que debía darle variantes al entrenador (solo faltaban Auzqui y Palacios).
Estuvo cerca del gol pero...

En los 2 últimos mercados de pases se decidió traer calidad (a D´s gracias, ya era hora. Es cierto que se está comprando caro pero al menos abren otra expectativa y se terminará armando un plantel digno del nivel que necesita River Plate para jugar 3 competencias importantes al mismo tiempo). El problema es que el plantel sigue siendo muy corto porque nunca se reemplazó la gran sangría previa. Se fue una defensa y sus suplentes (Barovero, Mercado, Mammana, Pezzella, Funes Mori, Vangioni, Balanta, Vega) y apenas trajeron a Lollo roto, Casco (nunca funcionó), Moreira y Pinola. Se fueron Sanchez, Kranevitter, Ledesma y nunca pudieron reemplazarlos (porque trajeron apuestas). Consiguieron a Alario (único gran acierto) y Driussi se destapó pero los dejaron ir juntos cuando no tuvieron reemplazo (Scocco tuvo un semestre milagroso para darnos esperanzas).

Ahora se reanuda el torneo y River Plate presenta un equipo interesante pero muy dependiente de Perez y Martinez. A este equipo le falta rebeldía en el juego y en la reacción, carácter para levantarse después del golpe, tiene la mandíbula blanda y cualquier golpe los noquea sin poder reaccionar. Empiezan tranquilos sabiendo que haciendo lo que saben ganarán porque son superiores pero no se los ve levantarse diciendo somos superiores y lo vamos a dar vuelta cuando reciben un golpe inesperado. Futbolísticamente el único que hace algo diferente es Pity, anímicamente solo Ponzio y antes Maidana (ayer pareció que Pinola puede tomar esa posta) eran capaces de empujar (pero no lograban que el grupo fuera convencido a empatar y ganar un partido). El equipo 2014/5 se sentía seguro atrás pero las pocas veces que recibía un gol sabía que podían darlo vuelta. El equipo que vino despúes nunca tuvieron esa convicción ni seguridad. Esa convicción es grupal e individual. No hay juego, no hay explosión, no hay profundidad, no somos temibles en el área rival, no somos un muro abajo (pero podríamos tener todo eso...). Así se explica estar a 18 puntos y haber logrado apenas una victoria en 10 partidos (al margen de otras explicaciones como priorizar otros torneos...).
Pratto debutó pero estuvo muy lejos del gol

Ayer River Plate jugó con Lux (no tuvo mucho trabajo y recibió un gol de penal), los 4 defensores mostraron muchos aciertos y errores (no lograron mostrar la seguridad y concentración del domingo pasado) pero en el medio se los vio poco activos. Ponzio estuvo desorientado (creo que sufrió un golpe en el pie y eso lo tuvo a mal traer) y Perez tuvo una mala noche. Al equipo en general se lo vio muy incómodo, molesto y la reacción en lugar de ser de rebeldía fue de empecinamiento y malestar por las decisiones del árbitro. Se notó mucho en Perez (totalmente desaprovechado, tal vez no esté listo fisicamente para una entrega mayor pero juega muy atrás y con poca participación, tal vez debiera ocupar el lugar de Nacho y dejar su lugar a Rojas), en el Pity y especialmente en Scocco. Las amarillas que recibieron no fueron por el juego sino por faltas tontas o protestas (especialmente la que recibieron Saracchi y Scocco). Pity se enojó porque no lo dejaron patear un tiro libre, porque Borré no corrió para ser el receptor de un pase, porque lo marcaban 4... Scocco chilló porque no podía meterla, porque Borré no aprovechó que quedó solo... Todos estaban molestos pero nadie encabezó el ataque. Nacho Fernandez hace rato que no aporta demasiado (pero tampoco tiene reemplazo), Pity tuvo momentos muy interesantes pero luego chocó con su mal humor, Scocco se fue molestando cada vez más y Borré estuvo muy cerca de marcar (tuvo 3 chances muy claras y 2 fueron muy bien tapadas y otra erró muy feo) pero nadie mostró el camino o la esperanza (tanto es así que en los últimos minutos Pinola y Montiel fueron los que más se animaron a llegar y sorprender). Gallardo intentó dar un cachetazo que los sacudiera con el ingreso de Mora y Pratto (por Borré y Fernandez) pero tampoco se logró demasiado (apenas se logró se más profundo por las bandas pero sin precisión).
Tuvo muy buenos momentos y luego se encaprichó

Más allá de la amenaza de bomba (el partido empezó 2 horas tarde), del cobro del árbitro (imposible que haya visto el penal; lo imaginó o supongo que alguien se lo dijo por el audífono) que tranquilamente podría haberlo pasado por alto (estaba tapado y la falta fue desde un ángulo que solo lo pudo tomar una cámara), de la mala suerte con las faltas, de la necesidad de acoplar a la gente que recién llega, del intenso trabajo que se debe hacer; habrá que pensar en como corregir la falta de fútbol, la falta de reacción y como solucionar los esquemas ultra defensivos cerrados y ordenados que dejan pocos espacios. Hay que recordar que quedamos a 18 puntos de la punta del torneo (faltando apenas 45 puntos y debiendo jugar otros 2 torneos en el medio) y que la clasificación para las copas ya están quedando lejanas (en este momento ni a la Sudamericana clasificamos).

Encontrar identidad, hacernos fuertes desde lo anímico y futbolístico será fundamental para levantar y tener chances en la copa y en clasificar para futuras copas. Sabemos que los árbitros harán de las suyas, los rivales cada vez se cerrarán más y la presión cada vez será mayor si no se empieza a jugar bien y ganar. El grupo tendrá que aprender a rebelarse y levantarse después de cada golpe porque nadie les regalará nada. Más vale aprenderlo pronto.

Por Charro.

6 comentarios:

Agustín Ovejero dijo...

Buenas a todos!

Me da mucha flojera comentar lo mismo que se viene comentando hace tiempo. Pero si diría un par de cosas.
La primera es que podría decirse que el primer equipo íntegramente desarollado por Gallardo ha fallado (decir fracaso con 3 títulos no creo que sea adecuado). La segunda es que está empezando a mostrar signos de agotamiento en sus estrategias, pese a que Mario diría que nunca tuvo la receta para los equipos sorete, yo diría que la tuvo cuando el equipo no era este por supuesto.

Lo de ayer fue un cáncer para los ojos. Para mi ningún jugador superó los 4 puntos porque aquél que no tuvo fútbol tampoco tuvo actitud. La de ayer tendría que haber sido la última vez con esta alineación, para mi con 8 meses sin jugar Mora demostró que porque es quién es jugando apenas unos minutos por la derecha y Pratto en 25 minutos no le habrá llegado la pelota pero al menos el porte hace que los centrales estén más atentos. La fórmula es a elección: Pratto-Mora o Scocco-Pratto, pero Borré ya no, no demos más vueltas porque el colombiano tiene un balde.
El problema que todos sabemos está en el medio. Válgame corregir que entró Mora por Pérez y quedó Fernández de nuevo como doble 5, y así como pasó el domingo, volvió a agarrar más la pelota y en la intrascendencia de anoche esos 15 minutos con él junto a Ponzio hubo una pizca más de volumen de ataque. Entonces para mi o le cubrimos la banda con volantes idóneos y que juegue más libre adelantado, o Enzo Pérez y Nacho Fernández no pueden estar en un 11 juntos. Urge la necesidad de un volante por derecha y de reemplazos en la izquierda, lo cierto es que Pratto jugó pese a las sensaciones de lesión y demás.
Esperemos que el Muñeco deje la pantomima de echarle salvas al árbitro y a lo demás, pese a los errores el equipo anoche jugó pésimo, sin rebeldía, reacción, ganas, compromiso ni fútbol. En las redes sociales ya estaban todos pidiendo la cabeza del DT al que parece que se le acabaron las credenciales indiscutidas de referente.
Y si, recemos para que se dé vuelta esta cuestión lo antes posible.

Saludos!

pelotín dijo...

Para mí el problema sigue siendo de plan de juego. A qué juega River? Juegan todos abiertos, uno revolea, el otro toca corto, a veces salen jugando, pero a la primera dificultad, la tiran para arriba... Así no se puede, por eso no dan dos pases seguidos. Eso lo tiene que poder imponer el DT. Pero parece que o no le dan bola, o no es capaz de convencer a los jugadores. Hace mucho que River juega mal. Ahora también pierde.

Y la indefinición del plan de juego se ve en la contratación de Pratto, un nueve que no puede salir del área y que tampoco es un goleador letal: su promedio de un gol cada ¡tres! partidos. La compra más cara de la historia del club. Increíble.

El modelo de partido fue la ida contra Lanús. Una gota en el océano. Pero ése es el modelo: darle la pelota al compañero, desmarcarse, tener paciencia, jugar al ras del piso, presionar, jugar en 30 metros, volver a empezar si es necesario, etc. Lo que sabemos todos. Lo que ha sido la historia de River. No pido la brillantez de antaño, pero al menos jugar al fútbol.

Anónimo dijo...

Me había olvidado que Maidana estaba suspendido, pero la verdad es que Pinola no ha hecho más que sumar confusión desde que llegó. Maidana-Martínez Quarta me gustaría como defensa central. Montiel comete su segundo penal poco visible por camisetear (recordar Lanús), o hay que sacarle el vicio de agarrar al otro o hay que empezar a dejarse agarrar en el área rival.

A medida que corrió el tiempo y se fue desarmando el plantel del ´14 fuimos perdiendo variantes no sólo de jugadores de jerarquía sino también estratégicas. Mcuhos recuerden la Sudamericana y cuántos goles fueron hechos por defensores, directo de córner y de cabeza...hace un año qeu no recuerdo uno.

Como dice Pelotín, hay qeu ponerse a jugar a la pelota, o mejor, a jugar al fútbol, que es lo que siempre supo hacer el CARP.

Me da miedo que cuando vayamos perdiendo la pelota la manejen Pinola o Montiel, si hay mejores jugadores.

Saludos
Aledb

Marcelo (Cole es de RIVER) dijo...

Gente
lo más triste de todo y que se entienda bien, es que si le ganamos a los bosteros en marzo todo este mal endémico a nivel plantel, plan de juego y estrategia se olvida en muchos lados, pero para mí es una vergüenza estar a 18 puntos de los olorosos en la tabla de posiciones, ojalá el técnico le encuentre la vuelta, pero la verdad que el campeonato argentino es su deuda desde que asumió, en muchas ocasiones por dejarlo de lado, cosa que me jode bastante.
Esperemos que aclare pronto.
Abrazo de gol millonario

sarmiento dijo...

y glifosato en el cesped del monumental...de no creer

Mario de Balvanera dijo...


20 millones de dólares en refuerzos y seguimos jugando el mismo fulbito intrascendente contra la Receta Infalible del Dr Maratón.
Al menos hubo dos novedades:
1) debutó Lucas "Tripa Gorda" Pratto, le chochan plus cher du marché.
2) Volvió Mora. Tendremos que seguir siendo "nonno" dependientes: Ponzio, Mora, Scocco, Maidana...
RIVER aburre.
Abrazo millonario!!!
...