"Se pueden arreglar campeonatos enteros, como el de Boca de Ischia." Javier Ruiz árbitro "Ehhehh, eh yo pienso de que ehhehh eeeehh (?)." DAP "No estén cagados." Daniel Passarella

miércoles, 15 de diciembre de 2010

El mundo a los pies del más grande

 Griten este gol que aún hoy tiene un valor incalculable

¿Alguno recuerda que hacía el 14 de diciembre de 1986? Para algunos hay fechas que quedan en la memoria, para otros hay hechos que quedan en la memoria y para otros hay momentos que nos van formando.

Uno puede dudar en algunas cosas pero de lo que pueden estar todos aquellos riverplatenses que tienen más de 30 años, es que en los días previos a esa fecha se estaban comiendo las uñas y debían querer caminar por las paredes. En la madrugada argentina de ese 14 de diciembre, River se presentó por primera vez en Tokio para jugar la final de la Copa Intercontinental. Eran tiempos distintos y sin tanta organización. Puedo recordar que la final del 96 la vi en el Microestadio del club mientras otros me cuentan que la vieron en pantalla gigante en cines pero la del 86 la vi en casa con mi familia. Todos juntos enfrentados al televisor esperando que nos devolviera a un River campeón.

Un partido decisivo en el fin del mundo, 36 horas de viaje y 12 horas de diferencia horaria para conseguir el logro más importante del club. Después de un torneo argentino ganado 5 fechas antes de finalizar y aplastando a los bosteros en su cancha, después de una Copa Libertadores ganada con mucha garra y con 3 jugadores campeones del Mundo con la selección nacional, todos estábamos ilusionados con el último logro que le faltaba a este gran grupo de jugadores.

El equipo había cambiado, ya no estaban Francescoli ni Amuchástegui y Morresi no lograba tener un compañero que lo hiciera lucir como lo hacía el Príncipe. La rapidez y explosión ofensiva que le daban esos jugadores más Roque Alfaro y el Negro Enrique había mutado por la practicidad y eficacia de los pases quirúrgicos de Alonso (que daba las últimas pinceladas magistrales) para la rapidez de Alzamendi y la potencia de Funes, mientras que Enrique (lesionado en los últimos meses) y Alfaro seguían corriendo por las bandas para dar oxígeno al ataque y la defensa. La ilusión era inmensa porque este grupo no había fallado a pesar de las pérdidas que iba sufriendo.

La final se jugaba frente a un equipo sorpresivo pero de mucha categoría. El Steaua de Bucarest había ganado la final europea por penales en Sevilla ante el Barcelona, todos creían en el Barsa que había eliminado a la Juventus pero los rumanos eran el caballito de un dictador y había logrado juntar a los mejores jugadores de su país, este equipo era la base de la gran selección rumana de aquella época y estaba apoyado desde lo económico y lo político por el presidente de facto de Rumania.

Las acciones fueron parejas aunque River siempre fue más ambicioso y mantuvo el dominio del balón, sin embargo, se dejó llevar por el juego recio de los europeos. El juego estaba complicado por la paridad hasta que a los 28 minutos le cometieron una falta a Funes cerca del área y mientras todos empezaban a discutir, Alonso, que vio como Alzamendi se posicionaba por la derecha, puso su experiencia y rapidez mental a la orden del partido y decidió hacer uno de esos pases milimétricos para que Alzamendi (muy despierto) entrara solo adelantándose a todos los defensores rumanos. Fue una jugada demasiado rápida que sorprendió hasta al camarógrafo, mientras la mayoría le daba la espalda al balón y caminaban lentamente hacia el área rumana, el Beto hizo que la pelota viajara entre las piernas rivales y se encontrara con los pies de "Paturuzú "Alzamendi. Con su ingreso al área por la derecha remató ante la salida desesperada del arquero y ante el rebote en el arquero volvió a arremeter con el arquero en el piso y convirtió el único gol de la final.

Con ese gol, con esa mezcla de viveza, calidad y frialdad, River intentó cerrar el resultado del partido. Steaua presionó durante todo el resto del partido y varias veces llegó con peligro ante un equipo bien abroquelado. La gran cantidad de hinchas riverplatenses en Tokio fue la punta de lanza de los festejos que se sucedieron en todo el país. Pocas veces la final del Mundo había llevado tanta pasión, era una final fuera de serie, no tuvo la lucidez futbolística de la anterior edición cuando el Argentinos de Borghi había perdido por penales contra la Juve de Platini pero tuvo mucha pasión en las tribunas y en las calles. El mundo Millonario armó su fiesta en Japón y la siguió en el Obelisco y en el club.
Qué felicidad aquella madrugada! Qué figuras! Gracias por aquella alegría

Cuantos buenos recuerdos, cuantos buenos jugadores que nos deleitaban, qué noche de alegría! Pronto debemos retornar a nuestro lugar. Es bueno recordar a jugadores que le dieron tanto al club.

Por Charro.

21 comentarios:

nrn dijo...

¡Qué año inolvidable! Eso fue casi como el final de los 80.
Esa noche vimos el partido con muchos amigos del club en una casa de Vicente López, y ni bien el equipo dio la vuelta, salimos corriendo con la bandera hacia Libertador. Justo pasaba un loco solitario en una rural Falcon, eran más de las 2 y pico de la mañana y nos trepamos todos rumbo al Monumental. Estaba la puerta abierta del Estadio, como se usaba antes, la de Figueroa Alcorta, directo al campo de juego, mientras iba llegando la gente. Todavía tengo algunas matas del pastito de esa noche. Me acuerdo de dar 50 vueltas olímpicas por decir un número, y de abrazarme con Anita de Labruna y con Omar, que estaban ahí llorando como chicos, mientras cada vez que pasábamos por donde estaban ellos renacía el "se siente, se siente, Labruna está presente". Los festejos duraron hasta la salida del sol.
Lamentablemente fueron irrepetibles.
Norberto (Bajo Belgrano)

charro dijo...

Si alguien no pudo ver el gol, acá hay un video de un programa de Quique Wolff que se lo dedicó a ese día. Dura 4 minutos. A disfrutar... http://www.youtube.com/watch?v=S8gwiTSiDBk&NR=1

Anónimo dijo...

Si alguien quiere el partido entero, acá está http://www.megaupload.com/?d=V3G3DIOU, en calidad DVD y con los relatos de Muñoz. Lamentablemente no trae muchos festejos, pero vale la pena bajarse las 35 partes.

Saludos
Aledb

Anónimo dijo...

jaja , yo pensaba en ese partido desde que leí en la vieja Sólo Fútbol que los rumanos habían sorprendido al Barsa cuando el arquero se atajó varios penales , él después no jugó , no recuerdo por qué ...

era el equipo del ejército o la policía rumana

y sí , eran la base de la selección , a varios los enfrentó Argentina en Italia '90


Fue un partido muy chivo y River por entonces casi siempre jugaba de contra porque le habían quedado jugadores para eso .

Alzamendi del rebote la cabecea al gol
y después hubo que aguantar , sobretodo a Marius Lacatus por la banda derecha , atacando a Montenegro ...

los centrales sacaron docenas de pelotas , centros , boyazos , muy luchado , no lo pudimos rematar ; fue un parto feliz .

La coronación con TRIPLETE de un ciclo excepcional con jugadores que quedaron dentro del grupo de los mejores de la historia y de los '60 para acá , los primeros en conseguir la Copa Libertadores y únicos de esta , la Intercontinental .

Y la gran finalización del fenómeno Beto Alonso , por entonces jugaba en el club , después en el verano me encuestaron para opinar sobre su eventual retiro .

Un equipazo a pesar de la "sangría" de los de adelante , ese partido Funes jugó de Búfalo contra una manada de lobos y de ese tiro libre que consigue , la gloria !!




abrazo , Jorge

Enrique dijo...

El arquero del Steaua era un arquerazo, Helmut Duckadam el que le atajó 4 penales al Barcelona en la final de Sevilla. Poco tiempo después desapareció de la final con River desapareció del fútbol (no atajó en Italia '90). El mito dice que Ceausescu le mandó a quebrar un brazo por declarar algo así: "Es más facil ganar la Champions que salir de Rumania"

Anónimo dijo...

Que equipazo que teniamos eran hombres y que grande Antonio que delantero cuando empezaba a correr uno decia esto termina en gol

Marcelo desde Mendoza dijo...

Sin duda tiene que ser unos de los 10 momentos más importantes del club. Era la oportunidad de ganar algo importante a nivel mundial y pasar a ser uno de los equipos que sumaban esa estrella de categoría . Recordemos que Boca la había ganado antes un subcampeón que jugo el partido de vuelta en la pretemporada de su país .
Ese equipo era casi invencible y sólo fue superado por Argentinos en cancha de River por un error de Montenegro y por otros descuido defensivo .
A mi entender fue mejor equipo que el del 96.

Marcelo desde Mendoza dijo...

Sin duda tiene que ser unos de los 10 momentos más importantes del club. Era la oportunidad de ganar algo importante a nivel mundial y pasar a ser uno de los equipos que sumaban esa estrella de categoría . Recordemos que Boca la había ganado antes un subcampeón que jugo el partido de vuelta en la pretemporada de su país .
Ese equipo era casi invencible y sólo fue superado por Argentinos en cancha de River por un error de Montenegro y por otros descuido defensivo .
A mi entender fue mejor equipo que el del 96.

Enrique dijo...

Coincido con Marcelo, no era lujoso como el del ´96 pero era sólido por demás y parecía invencible. Por esa época Gallego declaró: "sentimos que salimos a la cancha ganando 1 a 0", esa era la sensación que daba.

dalmassito dijo...

Que equipo.

Tenía 8 años. Lo vi entero al partido con mi viejo. Tenía un sueño barbaro pero aguante haciendo cuernitos cada vez que atacaban los rumanos. Despues cazamos la camioneta y nos fuimos de caravana por mi pueblo. No me lo olvido mas en mi vida.

Ducadan le habia atajado 4 penales al Barca y le dieron el premio al mejor jugador. Mendoza, Pte del Madrid le regaló un mercedez a modo de agradecimiento. Ceaucescu le pidio que le de al régimen ese mercedez, porque ese auto era una tentación imposible para los rumanos, bajo esa dictadura. Parece que Ducadam se rehusó y como respuesta la dictadura le rompió las manos. No volvió a jugar mas.

En la era de Ceaucescu no se jodía. Era un dicador, asesino. Se hacia lo que el quería. El era dueño del Steaua y su mujer (elena) del otro equipo grande de Bucarest, el Dynamo. Era tal la impunidad que, para favorecer a su régimen hicieron goleador a Rodion Camataru, con tal de que ganase el balon de oro de europa. Arregló a los adversario con tal de que el tipo meta los goles suficientes para quedarse con el premio. Metió veinte goles en los ultimos cinco partidos. Un bochorno.


Steaua jugaba barbaro. En el segundo tiempo medio que nos pelotearon. Tenían el 80
% de la seleccion rumana que luego jugó ocn argentina en italia 90. Lacatus era terrible. Popescu. Balint. Belodedici. Un gran equipo. El arquero esa madrugada fue Stingaciu.

gran recuerdo.

saludos

Magyar dijo...

Que lindos recuerdos! que linda época! (de River y mia, tenia 17) erámos invencibles River y yo (como "somos" todos a los 17). No había rival al que le tuvieramos miedo, recuerdo que yo prefería al Barcelona para la final, para que quedara en la historia una victoria grande.
Rumania era un pais futbolísticamente desconocido, pero ese equipo fue la base de una buena selección Rumana que durante 2 mundiales estuvo entre los mejores. Nos tocó "descubrirlos" a nosotros. No fue fácil el partido como muchos esperabamos. Si el Beto no hace esa avivada y Paturuzú no define (2 veces!) parecía que nos iba a costar evitar los penales. Pero teníamos muchos jugadores en los que confiar, siempre podía aparecer alguno y así fue. Esa final coronó un año increíble que se abrió con la chilena del Enzo...
Lindo recuerdo, un abrazo a todos

Magyar

charro dijo...

Terrible historia la del arquero. Cuando asesinaron y practicamente lincharon a Ceaucescu, el pobre hombre debió estar en primera fila. Los rumanos se jugaron la vida en ese partido pero los nuestros no desentonaron ni un segundo.

nrn dijo...

Chicos, el recuerdo para un gran campeón y comerciante vecino del barrio, Alejandro Montenegro, que se las tuvo que ver con el temible y gran delantero Marius Lacatus, un número 3 surgido de las inferiores y que hoy practicamente está olvidado. El "Negro" Montenegro se gana la vida con su heladería "Per Te" en Montañeses esquina Juramento.
Norberto (Bajo Belgrano)

Enrique dijo...

Norberto, habrá que pasar a saludarlo, paso seguido por ahí. Un grande Montenegro, muy regular, mucho huevo, un perro de presa y el golazo a Gatti es inolvidable.

Matias dijo...

Nunca pude ver el partido entero. La noche que se jugó, la pasé en un micro, camino a Bariloche. Por supuesto, en esa época en plena ruta era imposible siquiera agarrar una señal de radio. Asi que, la noche en vela soñando despierto ese partido.
A la mañana tempranito el micro paró en Piedra del Aguila (el que fue a Bariloche en micro alguna vez recuerda esa parada) y ahí me enteré: 1-0 con gol de Alzamendi. Lo único que supe. Insisto en recordar que en esa época, a las 6/7 de la mañana era imposible tener un diario ahì, no había cable, nada de nada. El dato fue verbal.
Fue una locura total, en medio de un parador de ruta desértico, a un horario insólito. Debo haber despertado a varios vecinos con los gritos. No di la vuelta olímpica a la represa sólo porque se me iba el micro. Pero las horitas que duró el viaje a Bariloche me las pasé cantando canciones de cancha, solo como un loco.
Después pude ver el gol, comprar diarios y revistas, pero nunca miré el partido completo…

charro dijo...

Montenegro siempre fue uno de esos jugadores que me llamaron la atención. Jugó pocos años en River y desapareció. Era un perro de caza que era fundamental en aquella estructura y ponía el alma en cada partido.

No entiendo como no siguió su carrera en otros clubes.

charro dijo...

Matías, que mala puntería viajar ese día. Qué tensión!!! no me imagino una situación así, estaría toda la noche esperando saber el resultado, soñando... un martirio.

Está bueno Piedra del Aguila (aunque no tenga nada muy interesante). Seguro que eran las 6/7? No habrá sido un poco más tarde? Algo así como 6,7,8? (Cuac!!!!). Por lo menos fue otra buena noticia oficial (cuac!!!).

Más allá de las chanzas siempre salen buenos recuerdos de estas fechas. Ojalá hubiera más gente contando sus anécdotas, está muy bueno esto de compartirlas.

Anónimo dijo...

yo que esperaba que Arano se convirtiera en el Montenegro del equipo ...

lo bajó el mismo que lo trajo

le sacó a Ferrero , se lesionó Almeyda y lo tomaron de punto


ese partido fue terrible para el Ale , Lacatus era un crá

un mundialista contra un buen jugador que se potenció en un equipo mundialista




que bueno saber que se lo puede encontrar , antes , hace mucho andaba por allá , Norberto , gracias por el dato


Charro , creo que jugó unos años más post River en San Loré ... creo




Matías , qué mala pata viajar justo ese día , me acuerdo de Piedra del Águila pero más porque después fui al sur varias veces , al menos fue triunfo



abrazo
Jorge

Anónimo dijo...

Matías, ya tenés la chance de verlo entero...y Piedra del Águila hoy es un centro urbanizadísimo...yo lo conocí en el 95 y ni me enteré que eso era PdA...

Saludos
Aledb

Matias dijo...

Efectivamente, Montenegro jugó en el CASLA unos años.
Y lo del viaje... No dependía de mi la elección, sino obvio que no viajaba. Era pibe. Y dede ya, no pegué un ojo en toda la noche.
Hace muchísimos años que no paso por ahí, pero en esa época no había nada, y menos a esa hora... Creo que di la vuelta olímpica rodeado de nada...

shahram shokoohi dijo...

Los mejores celulares si si son mejores replika telefonlar replica replica mejor
Podemos decir no nececita comprar algo caro.replika telefon celulares de corea o china replika cep telefonları osea replica celular es bueno.


Las mejores excursiones con Mahmud guia de estambul disfruta su vacasion con Mahmud y las mejores excursiones en estambul Mahmud es un experto y su servicio es increible,yo estaba buscando estambul tours y busce su numero por internet


voy a escribir sobre daniel es mi guia de rio de janeiro sobre ahmed tabmien y mi viaje a egipto guia de cairo y donde puede contratar por mejor rio de janeiro tours