"Se pueden arreglar campeonatos enteros, como el de Boca de Ischia." Javier Ruiz árbitro "Ehhehh, eh yo pienso de que ehhehh eeeehh (?)." DAP "No estén cagados." Daniel Passarella

jueves, 9 de julio de 2015

Regresos sin victoria y a esperar

El regreso que más tiempo tuvo para mostrarse. Lo importante es que se ve que puede aportarle al equipo

Finalmente se jugó el partido pendiente por la décimotercera fecha en el único hueco que encontraron en el extensísimo y anormal calendario de River Plate. Anoche volvió el fútbol de primera división aunque poco se vio de buen fútbol pero sirvió para ilusionarse a futuro (solo falta saber si ese futuro es tan próximo como estamos necesitando). Gallardo volvió a poner a los jugadores que él considera titulares y que tiene a disposición, intenta rearmar el equipo y darle rodaje a los importantes jugadores que se incorporaron pero que les falta rodaje y acoplarse a la estructura que ya tenía el equipo. En la previa todos intentaron darle importancia al partido (como lo hicieron el viernes pasado) pero en el campo de juego, si bien se notó esa intención, también se notaron muchas distracciones porque probablemente la mente está en el importantísimo compromiso del martes. Gallardo mismo reconoció que todo se hace pensando en el martes. Con la salida de Rojas se perdió concentración defensiva y con la de Teo se perdió juego ofensivo, ahora Gallardo tiene poco tiempo como recuperar lo perdido y aprovechar las virtudes de sus nuevos jugadores. Lamentablemente, así como hace unos días se perdió a Bertolo para estas semanas fundamentales, ayer salió dolorido Pisculichi (si estuviera recuperado sería una forma de volver al gran equipo con alguien que conoce el esquema y lo que puede y debe brindar). En su lugar entró Lucho González y también fue una grata sorpresa, aguantó una hora de juego y mostró su talento intacto; se vió que al equipo puede brindarle un juego rápido a un toque pero necesitará tiempo para aceitarse en el esquema (lo único que no tiene Gallardo). Lucho le da velocidad y sorpresa cuando su pase llega a destino pero al mismo tiempo es muy peligroso perder la pelota en ese sector y con todos a espaldas, por otro lado, su juego a un toque pierde sorpresa cuando se hace rutinario.
Barovero se volvió a lucir con algunos mano a mano y fue fundamental para mantener el arco en 0

El primer tiempo tuvo como característica la falta de orden, demasiada presión del medio hacia arriba (lo mismo que nos hizo Central) y 2 delanteros molestos que intentaban aguantar el balón (a Garate se lo dejó ir hace un año y nuestro conocido Luna que está volviendo a correr), River Plate se salvó por unas atajadas de Barovero, un extraordinario partido de Maidana y el empuje de Ponzio (cada vez está mejor ubicado). Balanta se complementaba bien sin cometer tantos errores (con la pelota sigue estando flojo) pero era en los laterales donde había muchos problemas, Vangioni está flojísimo con el balón (todos los pases van a pies rivales) pero suplanta todo con entrega mientras que a Solari cada vez se le hace más evidente que no siente el puesto de defensor (lo sufre cada vez que se le acerca un delantero). El desorden es general, a Ponzio le cuesta que le hagan caso y todos los errores se lograron arreglar con entrega y la ayuda de un alma salvadora (siempre aparecieron Ponzio, Maidana o Barovero según la posición donde había que poner la última pierna para evitar el gol). En contrapartida, Sanchez intentó ser la salida y juntarse primero con Pisculichi y luego con Lucho, Martinez, en cambio, intentó por izquierda ser más punzante. Los mejores resultados se obtuvieron cuando el uruguayo se juntó con Solari para ganar la banda derecha y cuando Pity lo hizo junto a Vangioni por izquierda (siempre dejando muchos huecos atrás). El equipo siente la falta de un delantero de área aunque se perdieron varias oportunidades (siempre con más piernas en el área). Tanto se sintió que Gallardo hizo un último intento (una vez que Alfaro puso en cancha a un defensor alto y sacó a Garate) sacando a Driussi y Mora para poner a Saviola y Cavenaghi. A Saviola le sirvió para ver las diferencias con el fútbol europeo (en la primera pelota recibió un fuerte golpe que lo dejó en el suelo) pero al resto nos sirvió para ver que está bien físicamente (se lo veía rápido aunque le faltó contacto con el balón).
 Otro regreso deseado y esperado, tuvo poco tiempo pero ojalá que en el Monumental se pueda lucir

El desafío de Gallardo es gigantesco porque sabe que solo le queda un partido (que debería ganar) por el campeonato para encontrar el mejor equipo para el martes. Es una carrera contrarreloj, se ganó categoría y experiencia para partidos definitorios pero se perdió funcionamiento. Sabe que son partidos de 180 minutos pero el partido en el Monumental es fundamental ante un equipo tan defensivo como el paraguayo. River Plate sigue jugando en el campeonato pero la mente sigue estando en la Copa Libertadores. Habrá que ver si los nuevos jugadores logran amoldarse tan rápido (el viernes firmó y ya entrena Alario mientras que Viudez espera que se vaya definitivamente Teo). Para mantenerse con expectativas en el campeonato argentino hay tiempo y se puede esperar para encontrar el equipo (siempre y cuando no se pierdan muchos puntos) pero para la Libertadores habrá que hacer magia y volver a pararse sobre las virtudes intactas de este equipo (sigue siendo aguerrido y no se da por vencido aún cuando se ve complicado). El domingo será la presentación en el Monumental y no sería raro que volvamos a ver a los jugadores que regresaron.

Por Charro.

5 comentarios:

Agustín Ovejero dijo...

Impecable Charro, corregiría que la presentación no es el domingo sino este sábado, ya que River pidió que ambos partidos del fin de semana (Temperley y Rafaela) pasen al sábado para tener tiempo de entrenar hasta el martes de cada enfrentamiento con Guaraní.

Charly dijo...

Espero equivocarme pero creo que vamos a sentir muchisimo la salida de Rojas, era fundamental para el equilibrio de River, siempre jugando de manera inteligente y haciendo un tandem espectacular con el Piri. Una lastima no tener a nadie que cubra ese puesto como el.
En cuanto a Teo, es innegable la calidad que tiene, pero salvo el ultimo partido de la copa no hizo mucho para ser un impresindible, y como hincha de RIVER odio a los jugadores que tan evidentemente solo bailan por la plata y que en cada receso amagan con irse, me tenia harto y no venia jugando a nada. Es mas, creo que fue peor que se vaya Rojas a que se vaya Teo.
Desde mi punto de vista y ante la falta del tan preciado TIEMPO, nuestro equipo hoy es menos que antes del receso, si no fuera todo tan apremiante quizas las cosas serian distintas. Igualmente lo ultimo que se pierde es la buena vibra! VAMOS TODO UNIDOS VAMOS NO NOS QUEDEMOS...
Saludos a todo el pueblo RIVERPLATENSE desde el interior del Chaco. Es la primera vez que escribo pero te leo siempre charro, muuuy buen blog, la profundidad de tus notas tienen un valor incalculable al lado de tanta basura que se lee totalmente teñida de intereses. Muchas gracias.

Hernan Dardes dijo...

No solo vamos a sentir a Rojas sino a Teo. No sé si de los delanteros que llegaron, alguno es capaz de jugar de espaldas como él. A Viudez en videos lo vi muy con el arco entre ceja y ceja, algo que nos hace falta. Pero hay algo del juego de Teo que era fundamental.

Cuando nos paramos con tres abajo (Ponzio de líbero), Sanchez pierde mucho por el medio. PEro da la impresión que el intento es volver, al menos en lo local, a ser el equipo ofensivo con presión alta, del primer tramo del ciclo Gallardo. En la Copa será otra cosa.
Preocupantes dos lesiones similares tan pronto.

A River lo quiero - Los Sobrios del Hormigón dijo...

Gracias Agustín por las palabras y la corrección. La costumbre de decir vamos a ver a River el domingo me jugó en contra 😊

charroCARP dijo...

Gracias Charly por tus palabras y por participar. Lo mismo para vos Hernán. Creo que ambos jugadores serán bien reemplazados pero mi duda es si llegaremos a tiempo a cubrir los agujeros que produjeron las 2 salidas. Lamentablemente fue la decisión de los jugadores y la sufriremos todos. Personalmente me duele más que se haya ido Pezzella sin habernos dado todo lo que podría haber dado.