"Se pueden arreglar campeonatos enteros, como el de Boca de Ischia." Javier Ruiz árbitro "Ehhehh, eh yo pienso de que ehhehh eeeehh (?)." DAP "No estén cagados." Daniel Passarella

lunes, 26 de septiembre de 2016

Un partido vertiginoso y desequilibrado lleno de goles y errores

El festejo de los delanteros

A veces me pregunto si la ley del ex funciona para todos o solo está hecha para River Plate. Tal vez es un aviso para que seamos más cuidadosos (?) a la hora de las compras y ventas (o los jugadores que dejamos libres y los que traemos al pedo). 

Ayer se volvió a jugar contra un equipo inteligente (muy diferente al esquema que presentó Lavallén la semana pasada en el Monumental), con menos recursos pero optimizados al máximo. Un equipo que se animó a jugar de igual a igual, que presentó un juego atrevido y caótico pero que nunca bajó los brazos y River Plate aceptó ese caos (aún cuando pasó a ganar 3 a 2 y dejó de convenirle). Empezaron jugando mucho mejor, los golpeó un gol en contra (cuando River Plate empezaba a tener el manejo del balón pero no llevaba peligro) y a los 5 minutos se encontraron en desventaja. A pesar de ello mantuvieron un equema de presión y convicción, y se jugaron varias fichas a llevar peligro con los centros al área donde Barboza ganó como quiso (vaya uno a saber porque Gallardo no le quiso dar una oportunidad). Un partido con mucho vaivenes y situaciones extrñas.
Batalla no pudo con el penal

El partido empezó complicado. Batalla cometió un error (que podría no haber sido muy grave pero Maidana cometió un penal y nos puso en desventaja) y eso podría haberlo afectado pero eso no sucedió y tuvo algunas atajadas importantes (lamentablemente sigue sin salir del arco, aquella falla en una salida en la pretemporada pareciera que sí lo afectó); ayer lo peor pasó por la derecha, Moreira bajó mucho su nivel, dejó de ser el jugador increíble para ser un jugador con fallas y sin tanta decisión (como si le hubiera caído una ficha y perdiera la confianza); ya no sube tanto y sufre en defensa. Gallardo va a tener que trabajar mucho el tema de las espaldas de los laterales y darles confianza para que suban. Maidana tuvo uno de sus peores partidos, cometió un penal por ir a destiempo, le cabecearon con mucha facilidad en el segundo gol, durante todo el partido sufrió en los centros (no se porqué defendió a Barboza, tal vez hubiera convenido que su lugar fuera ocupado por Mina que es más alto) y le costó mucho cubrir las espaldas de Moreira. Por izquierda se sufrió menos (aunque no fue el ideal), Mina siempre estuvo al borde y si bien perdió en velocidad, varias veces salva la situación imponiendo su físico. El que jugó muy bien fue Casco (ante la falta de presencia de Moreira, Casco fue el que subió), jugó mucho en ataque, subió con confianza y llevó mucho peligro, se entiende cada vez mejor con Pity (probablemente ese sea el problema del paraguayo, tal vez D´Alessandro le da más confianza y no se entiende tan bien con Andrade). Además de los altos y bajos, el gran problema es que se jugó con mucho desorden (ante lo que proponía Defensa y Justicia era lógico) y por eso se cometieron muchos errores (en ambos equipos). Cerca del mediocampo había muchos jugadores listos para presionar y salir en velocidad, mucha gente, muchas piernas y la ¨guerra¨ entre Jonás Gutierrez (muy buen primer tiempo pero no aguantó el ritmo) y Ponzio (perdió mucho pero mantuvo al equipo enfocado). Fernandez pasó a ser un termómetro del equipo y ayer se mezcló en ese caos.
Todo bien, Alario eludió al arquero pero... no fue gol

Para mi gusto, Martinez sigue levantando mucho su nivel y pasó a ser el jugador más importante en el esquema de Gallardo (especialmente porque D´Alessandro no logra desequilibrar ni tener un rendimiento regular). Martinez es quien rompe la defensa rival, agrupa defensores por su sector y permite que las defensa se abra para que entren otro jugadores por el medio o cambiar el juego hacia la derecha donde pueden entrar jugadores más abiertos. Es cierto que pierde mucho pero la balanza empieza a ser positiva y provechosa (aunque muchos se detienen solo en sus pérdidas). Se entiende bien con Driussi (tuvo mucha participación y convirtió 2 goles) y Casco y solo faltaría que tuviera mejor contacto con Alario (fundamental para el ataque actual). Su expulsión tonta va a provocar que probablemente ante Velez Gallardo cambie el esquema. Andrade tuvo un partido flojo (aunque fue muy importante en los últimos goles) pero intentó ser participativo. Lo más importante de Martinez es que nunca le huye a la responsabilidad de pedir la pelota (lo mismo pasa con D´Alessandro) y Andrade aún es muy joven y supongo que en algún tiempo tendrá la capacidad y experiencia para tomar esa responsabilidad de llevar el peso del juego, por ahora acompaña (muy bien). En medio de todo esto, Alario es un jugador que busca sus espacios (ayer quedó varias veces en posición adelantada) y que debe aprovechar las pocas chances que le llegan (ayer no la aprovechó, se nubló en la últlima puntada, lo que normalmente es su mayor virtud).
Un codazo y veremos cuantas fechas le dan

Se perdieron otros 2 puntos empatando esta vez 3 a 3, en un torneo tan largo es imposible saber cuanto dolerán estos últlimos 4 puntos y habrá que ver como influye en el juego futuro pero, como suelo decir, estas son las consecuencias lógicas de tener un equipo en formación... 

Por Charro.

3 comentarios:

Agustín Ovejero dijo...

En algún momento de hoy pensé como Charro iba a reaccionar ante el partido de ayer, luego de leer muchas editoriales lapidarias de parte de hinchas de River (al que el exitismo bostero les está pegando). En ese sentido, llamo a eso que Don Mario llamaba la Bosterisch Kultur (el término es encantador).
Por suerte, este espacio se caracteriza por la cordura de opinión siempre tendiendo a algún equilibrio sin dejar de lado la autocrítica y la revisión.

Coincido con todo y en especial con lo del Pity al que ayer se le salió la cadena y veremos. Sin embargo, quisiera mencionar que por ahí Gallardo falla un toque en la lectura de los partidos en tiempo real; ante el panorama caótico que imponía DyJ (gran partido del rival, dio la posibilidad de ver uno de los mejores partidos del fútbol local en mucho tiempo) era mejor cerrar líneas atrás. El Muñeco no tiene en cuenta a Mayada, que podría haber entrado por Andrade y sacar el Pity para meter a Rossi, armar una línea de 4 en el medio con Fernández ya a la izquierda y las dos bandas cubiertas. Si no gustaba Mayada y bueno meter a Rodríguez... Necesitamos algún volante derecho porque ahora tenemos exceso de zurdos.

Por lo demás, ojalá estos partidos sean instancias de ajuste para lo que viene y que falta mucho.

Nicolas Salerno Ercolani dijo...

Coincido con Agustín en la apreciación, pero creo que no es una error de lectura de Gallardo sino una idea del DT de priorizar la idea de juego de mucho toque y volantes de buen pie, a riesgo de ser desordenados, dejar muy solo a Ponzio en el medio y sufrir partidos de ida y vuelta.

Me dió bronca el empate, al mismo tiempo me alegra que otra vez y en poco tiempo el técnico consiguió transmitirle una idea de juego al equipo, que a veces puede tener mejores resultados y otras no, pero es fundamental a la hora de otorgarle identidad a un grupo de jugadores.

Mario de Balvanera dijo...

No puedo dejar de vincular las impresiones que me dejó el partido con Defensa y Justicia con lo que dije en los últimos renglones del partido con San Martín de San Juan.
Hacía rato que no veía jugar a RIVER tan mal.
Un partido atolondrado, frente a un rival infinitamente menor.
Si me subo un poco a caballo de la ficción, es como si Abal, en algún momento y por lo bajo le hubiera dicho a los jugadores de RIVER: "Ojo, porque hoy tengo que echar a alguien"...
RIVER nunca puso la "patita dura" en las peleadas.
A estos equipos que hacen del despliegue físico su única virtud, hay que trabarlos fuerte y que sientan con quién están jugando.
Maidana es un especialista en esto. Desconocido.
Mina y Ponzio tampoco son de los más mansos. Los dos entraron por la variante.
Un partido raro. Vertiginoso al pedo y lento en los momentos menos necesarios.
A Batalla le faltan minutos.
Pity y a Alario comparten un error de diseño.
Uno lleva la gambeta en la sangre. El otro tiene el arco entre ceja y ceja.
Pero los dos tienen el desempañador roto: cuando se les nubla el parabrisas no ven nada de lo que pasa alrededor y terminan poniendo la pelota al lado de la Estación Espacial Internacional o chocando contra una muralla de patas del rival.
No sé por qué, pero me hizo acordar al partido contra Patronato en cancha de Colón por el Nacional B... (ese que perdimos 1 a 0 y que parecía enterrar cualquier ilusión de ascenso)
Los planos quedaron en el ómnibus y nadie (Almeyda y Gallardo incluídos) tenía idea de qué mierda hacer.
Hay que agradecer que el domingo fue "San Sebastián" porque si no, estaríamos a las puteadas.
Hace un par de semanas dije:
"...Creo que hay otro equipo en gestación.
Con muchas virtudes nuevas y viejos defectos..."
Eso explicaría muchas cosas.
Que no se repita.
Abrazo millonario !!!
...
PD: Gracias, Agustín !!! (con lo de "Don Mario" suena a semilla de soja o a "capo maffia". Jajaja)