"Se pueden arreglar campeonatos enteros, como el de Boca de Ischia." Javier Ruiz árbitro "Ehhehh, eh yo pienso de que ehhehh eeeehh (?)." DAP "No estén cagados." Daniel Passarella

lunes, 17 de octubre de 2016

Irregular, discontinuo, desequilibrado

Andrade, lo más rescatable del partido

Los buenos 15 minutos iniciales en Paraná se perdieron en los desastrosos últimos 45 minutos. Probablemente, en los primeros minutos se plasmaron las intenciones de Gallardo para este equipo, recuperación inmediata del balón, toques rápidos del balón, buscar espacios libres y llegar al arco rival. El problema es que se necesita tener a los jugadores muy afilados, que todos los jugadores que participen del ataque tengan precisión, estar muy aceitados los relevos y que el rival no te agarre a contrapierna. En los minutos iniciales se vio la presión, la búsqueda de los espacios y los toques rápidos pero faltó precisión y algunos jugadores no se habían conectado, a partir de esos desajustes empezaron a llegar los contraataques, los defensores estaban mal parados y el mediocampo no tenía su mejor noche.

Es un torneo muy largo en el que hay tiempo para encontrar al equipo e ir haciendo ajustes pero se irá complicando si se siguen perdiendo puntos que se deberían ganar, en algún momento aparecerán equipos más difíciles y con argumentos para hacernos perder puntos y para mostrar las falencias de este equipo. 
El ecuatoriano va mucho mejor al área rival

Cada vez que la defensa funciona tan mal y sufre demasiadas situaciones de gol, hay que preguntarse si es un problema solo de los defensores o si se arrastra al mediocampo. Ayer hubo mucha culpa por el nivel individual de los defensores pero también volvió a notarse el desequilibrio que sufre el equipo. Podría decirse que Batalla fue la figura del equipo (al menos la defensiva), lo cual marca la cantidad y calidad de oportunidades que tuvo el flojo rival. Hay algunos delanteros que complican mucho a Maidana, Telechea fue uno de ellos. Nunca se sintió cómodo y tampoco ayudó el pésimo partido de Mina. Ayer se notaron sus defectos en los espacios abiertos y sus desprolijidades para ubicarse en la defensa cuando el mediocampo es un desorden y el rival llega con varios jugadores. Si a esto le sumamos que Moreira y Casco subieron mucho (desequilibraron bien, D´Alessandro no se siente cómodo con el paraguayo, no le devuelve la pelota y Casco está animándose a jugar hacia adentro) pero le ganaron siempre las espaldas (les cuesta cerrar cuando el rival llega con comodidad), el combo de ayer fue desastroso. Lo que no puede permitirse el sistema implementado por Gallardo es que los jugadores vuelvan más lento que el rival, perder la pelota implica la necesidad imperiosa de recuperarla o de tener el tiempo suficiente para quedar bien parados; ninguna de estas premisas se consiguió en el segundo tiempo (en el segundo gol fue muy evidente como llegaban 3 hombres al área sin ninguna persona que los marcara). El primer gol se veía venir porque River Plate no recuperaba la pelota y no sabía que hacer, y en el segundo se vio que no volvían (imperdonable que suceda en el minuto final), por eso la bronca de Gallardo y por eso dijo que nos dormimos. 

Ponzio se suele arreglar para embarrar el mediocampo pero necesita alguien que haga la cobertura por los laterales y ayer Nacho Fernandez desapareció del juego. Varios jugadores dieron la sensación de frustración y Fernandez fue el principal. En los primeros minutos se juntó bien con Andrade y D´Alessandro pero cuando empezó a perder pelotas importantes en el medio y creó situaciones de peligro en nuestro arco, pareció que tenía ganas de golpearse varias veces con el mismo error. El buen rendimiento se vio en Andrade, tiene una gambeta rápida, juega con sus compañeros y tiene mucha movilidad, necesita acompañamiento para ese juego rápido (en los primeros minutos lo encontró con Driussi y en el inicio de las jugadas tocó con D´Alessandro y Fernandez). Ese juego de tanto movimiento ofensivo y la necesidad de cubrir la subida de los rivales hizo que se cansara promediando el segundo tiempo. El otro problema está en el físico de D´Alessandro, mientras está lúcido y fresco es un acompañante ideal para los jugadores movedizos en la generación de juego o en colocar la pelota para quien ingresa libre pero pasa a ser muy lento y detener la ofensiva cuando se cansa (que suele ser demasiado temprano). Como si esto fuera poco, el Cabezón se fastidia y empieza a chocar demasiado.
River Plate nunca estuvo cómodo defensivamente, ni con el pelotazo ni con el contraataque

Si algo le faltaba a la noche de ayer, Alario estuvo inexistente (perdió siempre y no participó del juego) y Driussi se perdió después de sus primeros 15 minutos muy buenos. Mora tampoco logró ser una solución y ni hablar de la expulsión de Rodriguez a los pocos minutos de ingresar.

Hay mucho por revisar, hay mucho por cambiar y es peligroso tomarse tanto tiempo y regalar tantos puntos.

Por Charro.

7 comentarios:

Marcelo (Cole es de RIVER) dijo...

Gente
mucha calentura por este partido regalado, si queremos jugar así hay que ser contundentes porque al no saber leer los momentos del partido equipos como este te esperan de contra y con poco te lastiman, ya que el medio nuestro en cuanto a defensa tiene grietas por todos lados y los laterales no defienden para nada, sumando al combo de que los centrales no andan bien, sobre todo Maidana a mi modesto entender.
Ayer extrañe al Pity, ya que arriba la liviandad también es preocupante, muchas jugadas con claridad en el comienzo se diluyeron por las malas decisiones en los últimos metros.
Otra cosa que me preocupa es el 5 ya que a Ponzio no lo veo regular para cortar.
Quedamos a 5 puntos por muchos partidos que nosotros no cerramos bien, como ayer, Defensa y los sanjuaninos.
El equipo no es estable, no se pueden perder puntos tan tontos ya.
Saludos a todos

Agustín Ovejero dijo...

Un episodio más de la versión "Dr. Frankenstein" de River.

En el momento en el que nos empataron (a los 10 del ST) ya intuía que este partido no se ganaba. Nos pasa casi siempre que tenemos para golear, y dormimos; tenemos para dominar, y nos achanchamos; estamos por irnos con un empate o victoria y nos empatan o perdemos.

Esa genética la tenemos hace 20 años con los bosteros y con estos equipos a los que tildamos de "chicos" pero se agrandan con nosotros porque somo "EL" rival a ganar y porque también siempre se los facilitamos.

Ya acostumbrado a partidos así, sólo espero que se aprendan dos lecciones claves: Cuando el mediocampo no funciona, acompañar a Ponzio y ayer había opciones. Cuando un delantero no está en partido poner a otro similar (no sé si el cambio era por Mora), aprender a hacer cambios con tiempo: el manual dice que entre los 60 y los 70 minutos de un partido es el momento para hacer ingresar a los jugadores suplentes.

Mario de Balvanera dijo...

La calentura me dura todavía. Me da bronca repetir lo que vengo diciendo hace rato: RIVER sabe definir partidos chivos pero no sabe jugar con estos equipos-sorete.
Estos muertos de ayer tenían 1 punto... ¡¡¡ UN PUNTO !!!
Gallardo, evidentemente faltó a una clase del curso de técnico y se perdió la data para jugar contra estos impresentables cuya única virtud es correr-correr-correr.
Alguien que le avise que esa gilada de hacer un gol y jugarla de muralla impenetrable NO DA RESULTADO.
Nuestros delanteros JAMÁS tienen un buen partido en pareja. O es uno, o es otro. O los salva un cabezazo de la defensa en pelota parada.
Dejen de joder y cierren los partidos.
Les paso un dato: ASí, SE CORRE MENOS !!! (lpmqlrmp)
Capítulo aparte para Vigliano: otra vez nos complicó un partido... ¿casualidad?
Pero eso no quita lo que ya es evidente: no le podemos dar aire a un viejo panzón de ¡¡¡ 39 años !!! para que se disfrace de araña atómica. El domingo que viene mi abuela Carolina le patea 6 tiros libres y le hace 7 goles.
No le podemos dar aire a un frustrado como Telechea que se pone el calzoncillo arriba del jogging y se cree Superman.
Fracasadazononón del orto que juega ¡¡¡ en Patronaaaato !!!
Seamos generosos y agradezcamos a San Sebastián y a San Augusto que se van asentando partido a partido, si no, la vergüenza hubiera sido enorme.
Y seamos generosos con D'Alessandro: GRACIAS, CABEZÓN!!!.
Ya está, eh? vamos a juntar llaves viejas para la estatuita...
Pero ya está, eh? (tiene menos fuerza para patear que mi abuela Carolina)
Estoy re-caliente... ¿se nota, no?
Abrazo millonario !!!
...

Nicolas Salerno Ercolani dijo...

A los 25 del PT todos teníamos claro que si no metíamos el segundo gol, esto tenía otro color...tuvimos 35 minutos de juego para intentar torcer ese "destino" fatal que era el previsible empate del contrario, después era otro partido.
Jugamos 15 minutos muy buenos, pero parece no haber comprensión que el futbol son momentos y si no aprovechas el tuyo para hacer la diferencia, sonaste.
Acuerdo con muchas cosas de las que dice Charro, en particular el problema en el mediocampo. Perdemos la pelota,los contrarios se viene (A los ponchazos pero se vienen) y ese esquema que arma Gallardo de mucha movilidad, buen pie, precisión etc, se convierte en volantes livianitos que no marcan en ataque, salvo el esforzado Ponzio. A partir de ahí el quilombete.
¿Por qué no entra Mayada para equilibrar un poquito en esa fracción de los 60-70 minutos de juego? Reitero algo que dije anteriormente: la única respuesta que se me ocurre es que hoy Gallardo privilegia una idea de juego, pero temo que la convicción se convierta en dogmatismo.

eduardo j. dijo...

QUÉ MALO ES MINA!!!!!!!!!!!!!!!qué perro nos comimos!!!!!!!!!!!!

Nico dijo...

La clave es lo que indica Charro cuando dice "El problema es que se necesita tener a los jugadores muy afilados, que todos los jugadores que participen del ataque tengan precisión, estar muy aceitados los relevos...".
Es decir, para que el sistema funcione, deben jugar todos bien. Y últimamente eso no pasa o solo pasa de a ratos.
Yo creo que hay dos posiciones a repensar: la del acompañante de Ponzio y la del acompañante de Alario. No es que le quiero caer a Nacho Fernandez ni mucho menos al goleador del campeonato, pero considero que Nacho es muy irregular (incluso en el mismo transcurso del partido) y Driussi (como mencionó alguien por ahí y pensé que lo había leído acá) no hace "dupla" con Alario, no se complementan. La forma de jugar de cada uno hace que ambos se aíslen en lugar de agruparse. Y le caigo a Driussi solo porque Alario es insustituible.
Por último, también se notó la ausencia de Martinez y no solo en ataque. GM no solo mejoró sus formas ofensivas, sino que también ayuda mucho al mediocampo, en cambio, Andrade recién comienza. Es bueno, pero le falta (además no se si ese es su mejor lugar dentro del campo y se queda físicamente).
Las dos fechas que siguen son importantisimas debido a que mientras nosotros jugamos contra Atlético de Rafaela y Arsenal, Estudiantes lo hace con San Lorenzo y Racing. Luego de eso, nos enfrentamos.
Esperemos mejorar, jugar mejor y ganar...
¡Salud!
@nicolinov

Anónimo dijo...

Yo extraño el fútbol normal, eso de jugar con volantes por afuera, con un 8 y un 11, uno por derecha y uno por izquierda. No sé si no hay en el mercado o si nadie los quiere usar, pero River comete los mismos errores que Bauza en la selección. Mucho delantero, mucho abrir la cancha, pero te agarran de contra y fuiste.

Coincido con Mario, gracias D´Alessandro, en Brasil hay mejor clima. Caro y complicado, para que se canse a los 35 minutos, prefería a Piscu, que por lo menos pateaba corners y tiros libres.

Saludos
Aledb