"Se pueden arreglar campeonatos enteros, como el de Boca de Ischia." Javier Ruiz árbitro "Ehhehh, eh yo pienso de que ehhehh eeeehh (?)." DAP "No estén cagados." Daniel Passarella

jueves, 16 de marzo de 2017

En la pileta... contundencia, inteligencia y actitud

Así se jugó todo el partido, entrega permanente

¿Por dónde se empieza a hablar del partido inicial para River Plate en esta copa Libertadores? ¿Cómo se explica esta victoria en Medellín ante el puntero del torneo colombiano por parte de un River Plate que parecía mediocre? ¿Cómo se explica la diferencia de actitud al jugar un partido de copa y otro por el torneo local? Por fin volvemos a irnos a dormir con una gran sonrisa.
Así se jugaron los primeros 25 minutos...

Todo empezó con un diluvio en Medellín y una cancha que era una pileta; varias lagunas (no era agua tapada por el pasto, era agua que impedía ver el pasto o el suelo) donde era imposible jugar y algunas partes donde la pelota picaba con demasiada fuerza. Nadie imaginó que se jugaría porque era obvio que no sería algo imposible y peligraría la integridad física de los jugadores... sin embargo el árbitro decidió empezarlo. La lluvia fue empeorando la situación y a los 25 minutos se suspendió el partido. Todo el delirio parecía haber tocado su final pero solo fue una tregua. Entró gente a ¨secar el piso¨ y buscaron distintas formas de mejorar la situación (especialmente desde lo visual). El partido se reanudó y lograron finalizarlo (solo porque paró la lluvia).
Tuvo mucha entrega Moreira y salió acalambrado sobre el final

Los primeros 25 minutos nos encontraron bien parados y presionados por un rival que quería pero no sabía como. Decidieron jugar al pelotazo para su delantero más potente pero fue bien controlado. Después de 40 minutos se volvió a jugar (otra vez sin importar las implicancias del detenimiento y del mal estado del campo de juego para el físico de los jugadores) y River Plate rápidamente logró ponerse 2 a 0. Primero un sorpresivo penal y luego un error del arquero en un centro hicieron que el partido cambie. A partir de ese momento, River Plate se tranquilizó y dejó pasar los minutos controlando al DIM que no supo que hacer con la pelota.

Los últimos 45 minutos se presentaron de la misma forma hasta que Martinez Quarta aprovechó el centro de un corner para colocar la pelota junto a un palo sin darle chance al arquero. El 3 a 0 desconcertó a los colombianos (especialmente por la efectividad millonaria) y no supieron como avanzar hasta los últimos 10 minutos en que empezaron a atacar con desorden pero lastimando. Otro penal faltando 2 minutos permitió que los colombianos se acercaran y profundizaran el ataque pero fueron bien controlados hasta terminar el partido (la efectividad que tuvo River Plate fue lo que les faltó a los colombianos).
No siempre nos tocará un árbitro que cobre como corresponde

Es difícil evaluar el partido. Claramente se jugó inteligentemente, el equipo tuvo una concentración y compromiso superior y la efectividad fue fundamental (no tuvo muchas más chances que los 3 goles. Por otro lado, también fue fundamental tener un árbitro que no se lavara las manos con cada situación comprometida (tranquilamente podría no haber cobrado el penal a Alario o podría haber inventado una falta al arquero en el gol de Driussi; algo así como hiciera Delfino el domingo pasado. Una clara demostración de como una buena actuación o una actuación maliciosa pueden cambiar un resultado y el trámite del partido). Individualmente hubo puntos muy altos y básicamente no hubo errores (en un campo de juego que se prestaba al error) y siempre fueron inteligentes para no regalarle la pelota al rival. El mediocampo fue fundamental.

Si bien Batalla tuvo otra buena noche y Maidana junto a Martinez Quarta se las arreglaron a base de mucha actitud para frenar a los delanteros de turno (Moreira y Casco fueron los puntos más flojos sin haber jugado mal), lo más destacado estuvo en el medio. Ponzio volvió a mostrarse como alma y líder del equipo (impresionante su actitud en estos partidos) pero fue fundamental la tarea de Rojas. Rojas es muy ordenado e inteligente y simplifica la tarea de todos porque es la rueda de auxilio a la hora de defender o de atacar, siempre se lo ve junto a Ponzio cuando se defiende y junto a Fernandez cuando se ataca, no hace nada extraordinario pero cambió el juego del equipo, juega simple, con pases cortos y concentración para saber donde se lo necesita. Fernandez fue otro punto de apoyo para esta victoria, manejó la pelota con criterio y supo jugar en equipo. El Pity fue el punto más flojo (no pudo superar a los rivales y el estado del campo de juego) pero Driussi y Alario dieron una gran mano para presionar y molestar al rival. Esta vez no necesitamos generar tanto fútbol (el campo de juego no lo hubiera permitido) porque alcanzó con la efectividad y la actitud.
Una locura haber jugado esta noche

Una gran noche que renueva las esperanzas que venían tan decaídas. Ojalá tengamos más noches con este compromiso y este resultado.

Por Charro.

3 comentarios:

Agustín Ovejero dijo...

El Dr. Jekill y Mr. Hyde

Así es este River. Realmente lo primero que se me viene a la cabeza son las puteadas de Mario de B. ante la "mala costumbre" de River de priorizar las copas. Lo cierto, es que es bastante chocante notar que el equipo es una puñeta total los domingos y un león entre semana.

Dentro del natatorio donde jugó River anoche pudimos ver lo que le faltaba en fútbol y juego lo tuvo en actitud y compromiso. Otra cara, tuvo que volver Rojas para reemplazarse a sí mismo (River nunca encontró mediocampo desde que él se fuera) y anoche fue fundamental.

Victoria sorpresiva y marcador abultado que supongo deberían calar en la motivación del grupo. Aunque realmente me dé por el centro que el campeonato una vez más se lo rifen al mejor postar... En este caso, a El Mal que nosotros inflamos en nuestra cancha el año pasado.

Que vuelva River!

Mario de Balvanera dijo...


Cené temprano y terminé justo antes de que empezara el partido.
No es que me vuelvan loco de amor las malditas copas (se pueden ganar 5 en poco más de un año), pero la abstinencia de fóbal fue más fuerte.
Me acomodé piola para mirarlo.
Ya estaba al borde del embole con los 25 minutos de aqua-dance (sin culos y sin tetas) cuando lo suspendieron.
Justo llega un amigo a traerme unos documentos y empezamos a charlar.
Me preguntó por RIVER y le dije:
- Lo suspendieron. No dejaba de llover en Macondo...
- ¿En Macondo?
- Bueno, en Medellín, pero para el caso es lo mismo.
Me desentendí del asunto.
Cuando mi amigo se fue y me avivé, estaban en el cierre de la transmisión.
3 a 1.
Miré un resumen de 20 minutos en Youtube.
Esperaba algún comentario que se sumara a los de Charro y Agustín, para terminar de redondear una idea.
Parece que a muchos nos pasó lo mismo.
Una sola cosa me queda en claro: si RIVER jugó tan bien como dicen algunas reseñas en los medios, sólo puede haber una razón.
NO JUGÓ LOLLO.
Abrazo millonario !!!
...

Marcelo (Cole es de RIVER) dijo...

Gente
mi tardío aporte, hasta la suspensión la nada misma, al toque que se reinicia RIVER se pones 2-0 sin hacer nada importante, hasta el cierre del primer tiempo se controla al DIM sin problemas.
El 3ro fue un mazazo para los colombianos, que bajaron los brazos y ahí el equipo a partir del orden y la simpleza de Rojas domina al partido sin muchas llegadas al área contraria...en los últimos 10 ellos se animaron más y descubrieron grietas en nuestra defensa llegando un par de veces, hasta que Batalla se apresura y comete un penal tonto que sirve para decorar el resultado.
Supuestamente este era el rival más difícil, se resolvió con contundencia y no mucho más...mañana a los granates hay que ganarles para mantener una mínima chance en el campeonato y reducir la ventaja que nos llevan los de arriba.
Saludos