"Se pueden arreglar campeonatos enteros, como el de Boca de Ischia." Javier Ruiz árbitro "Ehhehh, eh yo pienso de que ehhehh eeeehh (?)." DAP "No estén cagados." Daniel Passarella

viernes, 27 de marzo de 2009

En el barrio de La Boca viven todos....


Hace unas semanas sucedió ese lamentable acto de xenofobia en el entretiempo del partido entre Independiente y Boca cuando la barra brava del Rojo desplegó banderas de Paraguay y Bolivia en un repudiable hecho de discriminación.

El ¨folclore del fútbol¨ y en especial nuestra hinchada, se acostumbró de llamar con los gentilicios boliviano y paraguayo a los hinchas de Boca en un intento de menospreciar a sus hinchas, sin darnos cuenta que con este tipo de actitud los únicos menospreciados somos nosotros mismos al demostrar un altísimo nivel de ignorancia. Para no quedar como un iluminado, aclaro que concurro a la cancha desde hace más de 20 años y siempre tomé como natural los cantos xenófobos, racistas y discriminatorios contra estas nacionalidades hasta que con el tiempo entendí que es una actitud totalmente repugnante.

Estoy seguro que la mayoría de los hinchas de River no es ni xenófobo ni racista, no me imagino a gente de River manifestándose en contra de la inclusión de un jugador extranjero por considerarlo inferior, como sucede en algunos equipos europeos con los jugadores africanos. La gran mayoría de la gente que canta canciones de contenido racista y discriminatorio jamás se le cruzaría por la cabeza tomar la nacionalidad de alguien o su color de piel como un insulto, pero dentro del ámbito del fútbol se toma como una actitud natural y la realidad es que es pésima costumbre arraigada que tenemos que desterrar.

Por todo esto sería muy doloroso que por un folclore del fútbol pésimamente entendido, nuestra gente quede marcada como racista y xenófoba. Es más y como toda acción tiene una reacción estoy seguro que los pésimos recibimientos (a veces violentos) a nuestro equipo e hinchas en el exterior se debe en gran parte a esta actitud de desprecio frente a otras nacionalidades.

Por lo pronto, para comenzar a desterrar de nuestra tribuna las canciones racistas y xenófobas que tanto daño nos hacen, propongo como mínimo no acompañarlas cuando surjan de la tribuna.

Por último, algunos de los goles que más grité en mi vida:



De 0 - 3 a 3 - 3, empate de Celso



Pipino a Racing, último minuto, Demichelis al arco, valió un campeonato



La Vaselina de Rojas, 3 - 0 en La Bombonera, su único gol en Primera



Por: Negro Enrique

2 comentarios:

dalmassito dijo...

Nada que agregar.

cien por ciento de acuerdo.

Abrazo.

charro dijo...

Comparto la opinión del negro Enrique. En nuestro país hay un altísimo grado de ignorancia al respecto.
Que bueno recordar a estos jugadores paraguayos que nos dieron semejantes alegrías. A algun hincha de River se le hubiera ocurrido hacerles un acto xenófobo?
Coincido que las canciones son de mal gusto y que es uno de los tantos hechos folclóricos que deberíamos revisar.