"Se pueden arreglar campeonatos enteros, como el de Boca de Ischia." Javier Ruiz árbitro "Ehhehh, eh yo pienso de que ehhehh eeeehh (?)." DAP "No estén cagados." Daniel Passarella

jueves, 19 de marzo de 2009

La violencia se va a terminar...

es una buena intención...

Pero a ...... lo vamo' a matar

pero a este hombre y sus secuaces les sirven los violentos.

El fútbol argentino necesitaba que viniera un encargado de seguridad del fútbol europeo para que los medios se hicieran eco de algunas verdades que el público asiduo a concurrir a las canchas argentinas ya sabía hace años y para que los medios y dirigentes se llamaran a silencio ante sus recetas absurdas o funcionales a sus necesidades delictivas.

10 días necesitó esta persona para ver lo que todos los hinchas del fútbol en vivo veíamos, salvo los grandes estafadores que dirigen el fútbol nacional que intentan vender espejitos de colores y humo al por mayor para tapar estas evidentes verdades.

El señor Otto Adang es un holandés especialista en mantenimiento del orden público, asesor del tema en las Eurocopas 2000/04/08 y es el actual coordinador de un equipo de 16 países europeos que trabaja en ello, Los títulos lo acreditan como un verdadero entendido y una persona a quien será difícil minimizar sus dichos. Un buen gesto de la Subsef.

Como podemos ver en la nota periodística su primera medida fue integrar sectores entendidos en la problemática y hacer un estudio muy abarcativo. ¿Qué obviedades vio tan rápido? ¿Qué conclusiones sacó de los preliminares al estudio que va a hacer?

“La solución europea en la Argentina es impracticable”. Liso, llano, rápido y concreto. Es muy obvio, señores. ¿Por qué? “Allá los hooligans estaban concentrados en grupos marginales sin relación con el sistema. Acá los barras están vinculados al negocio de manera sorprendente”. ¿Alguien dudaba que esto fuera así? Sí. Los sinvergüenzas que dirigen el fútbol argentino toman medidas de maquillaje para que esta gente, los barras o violentos como prefiera llamarlos, sigan ejerciendo sus funciones dentro del sistema impuesto por el mundo del fútbol bajo la batuta del padrino. Las cámaras de seguridad, el empadronamiento, menor cantidad de público visitante, entradas a precios exorbitantes, canchas solo con público sentado en butacas incomodísimas, cerrar estaciones de servicio para que los autos no se agolpen en esos lugares en los partidos entre equipos de ciudades diferentes… pavadas, los barras aumentan sus posibilidades de ganancias y los negocios que sin dudas comparten con los cobardes dirigentes o con las asociaciones ilícitas del fútbol.

En 10 días entendió que “los barras tienen pases de jugadores, manejan el merchandising en las calles, estacionamientos, venta de drogas y tienen vínculos con el poder político (policial, periodístico y de justicia le agregaría) que asombran”. Todo esto sería imposible si la dirigencia, la policía y hasta los jueces no se llevaran su tajada. ¿Quién no contempló la reventa de entradas a viva voz a un par de metros de los controles policiales mientras el pobre gil que paga la entrada es cacheado en forma prepotente y termina perdiendo una birome, un encendedor o un cinturón? ¿Quién no vio a los barras acompañando a la selección argentina en los mundiales? En el 86 y 90 (selección de Maradona y Bilardo) casualmente la barra de Boca y Estudiantes llevaron la mayor cantidad de barras y en el 2006 la de River e Independiente fueron los que más llevaron (seguramente por ser las barras mejor organizadas en el delito. Después se supo que tenían hasta porcentajes de jugadores y ahora llevan adelante la organización para ser “alentadores pagos oficialmente”. Algo así como un sueldo en blanco)

Está tan podrido el negocio del fútbol en Argentina por los remiendos que se le van haciendo en nombre de solucionar el problema de la violencia con medidas que aumentan el negocio que este estudioso del tema en 10 días entiende que “el problema en la Argentina es mucho más grave que en el resto del mundo, porque acá hay que cambiar todo el sistema”. A la pelota!!! Somos los líderes de la podredumbre. Logramos manchar la pelota y no nos importa que esa mancha incluya sangre. Gracias a un padrino nefasto, eterno y secundado por dirigentes corruptos silenciados para que sigan con sus negocios turbios (como Albiceleste) egoístas (como Estudiantes que prefiere callar para lograr jugar en su estadio), cobardes (como Gámez que aceptó bajarse los pantalones ante Macri para hacerle frente a Grondona y terminó cediendo ante ambos), genuflexos y mendigos (todos los equipos chicos que arrastrados ponen la mano abierta en busca de la miga que caiga de la mano de Grondona) o comprados (como Aguilar tiene un puesto en la FIFA con sueldo en Euros o Nakis o el de Defe Marcelo Achile) y/o socios de sus negocios non sanctos (el mafioso López que arrasó con NOB), la violencia no tendrá fin. Todo el sistema debe cambiar

“Mientras eso no ocurra, es naif pensar en reeducar a los barras o generar un vuelco total desde la educación”. Pobre! Es europeo y piensa que a los barras lo puede educar. A los barras tendrá que sacarles el negocio y llevarlos a la cárcel y a quienes tendrá que educar son los dirigentes, los policías, los periodistas y al resto del público.

Me resulta muy alentador que su trabajo se centre en estudiar a todos los componentes del espectáculo. Es algo obvio que la violencia en las canchas argentinas no es sólo privilegio de los barras. Quién no vio imágenes en la bendita TV como enfocan casi como ejemplos del buen hincha argentino, a personajes que pagan las entradas más caras y que insultan salvajemente, que escupen a jugadores como si fuera un juego de tiro al blanco y ganaran algún punto con eso o que gesticulan como si fueran cavernícolas modernos. ¿Quién no vio a la policía pegando con garrotes a mansalva a los primeros de una cola desorganizada? (sin importar si son niños, mujeres o ancianos). ¿Quién no vio a los profesionales policías que estudiaron para prevenir desmanes reaccionando ante un insulto haciendo señas de un clásico rival o hacer barbaridades provocativas hacia gente que nada tiene que ver con la violencia y haciéndonos entender que estaba bajo efectos de estupefacientes? ¿Quién no discutió con algún policía porque quería sacarle elementos absurdos o porque nos hacían esperar 35 minutos a que se desconcentraran hinchas como por ejemplo Arsenal? y después encima te amenazan para que uno salga en medio de un malón de gente en menos de 15 minutos porque ellos deben cobrar. ¿Quién no vió las denigrantes colas de los policías cobrando por el “servicio prestado” mientras aún no se desconcentraba el público local? ¿Quién no sabe que si en el operativo dicen que hay 1300 policías, ese día irán menos de mil y los clubes igual pagaran? ¿Quién no tuvo ganas de golpear a algún periodista cínico y pago opinando contra el club de sus amores? ¿Quién no anula la voz de alguna transmisión de fútbol porque no soporta escuchar las mentiras de un comentarista o relator? ¿Cuántos dichos periodísticos en la desesperación de vender no son incitación a la violencia? ¿Cuántas veces los medios no se llamaron a silencio ante un acto violento solo por conveniencia? ¿Quién no vio actitudes provocativas desde adentro de una cancha hacia los espectadores? ¿Cuántas veces los agresores a los micros de jugadores o los jugadores durante el partido no son los plateístas que pagan los precios más caros y supuestamente nada tienen que ver con los barras? ¿Cuántas medidas dirigenciales y/o policiales son violentas y atentan contra el espectador?

Si! La violencia es de todos los componentes del espectáculo. No caben dudas. Al primer grupo que estudiará es a la policía. Es fundamental para solucionar el problema. La policía en lugar de calmar y aislar a los violentos solo provoca a todo el público y hace una unión entre el hincha no violento y los barras. ¿Cómo puede ser que en el último partido en Rosario, en uno de los partidos de más calor que haya visto en años, hayan tirado para refrescar a los hinchas de River agua podrida? ¿Cómo puede ser que entre la policía a una tribuna a pegar con bastones indiscriminadamente a cualquiera (recuerdo grandes bataholas a causa de esto)? ¿Cómo puede entrar a la popular un policía enfurecido a tratar de cortar una bandera larga a bastonazos (sucedió en un River-Boca en cancha de Velez, histórico día que la popa bostera gritó “y pegue River pegue” mientras una avalancha de toda la popular se tiró contra el grupo de 20 policías que acompañaban a ese loco)?

Como agrega Adang en esta observación previa "Utilizan una táctica colectiva, tratan a todos los hinchas como barras. Y eso genera que en la tribuna haya un sentido de pertenencia de 'son ellos contra nosotros' que provoca que mucho simpatizante común termine reaccionando contra los oficiales. Esa dinámica debe cambiar".

Una vez me impidieron entrar a cancha de Ferro con un libro porque era violento (?), aseguro que fue así. La excusa era que podía incendiar los tablones de la popular. En la semana fui a hablar con el subcomisario de Caballito y entre tantas cosas que me dijo, me sorprendió una confesión que suena a barbaridad: “si por mí fuera, los encierro a todos los espectadores en el estadio y que se maten entre ellos”. Ese día entendí que los hinchas no somos parte de la sociedad o el lema “al servicio de la sociedad” es otra gran mentira.

Otra vez digo, todas las cosas que dice Adang, cualquier hincha asiduo a una cancha lo sabe porque lo vivió en carne propia. Ningún hincha extranjero podría entender como personas comunes pueden apoyar a delincuentes. La respuesta está en este punto. La policía es más enemiga y los barras son los únicos que la enfrentan. Una locura. Increíble pero real. Lo dice Adang “he visto mucho apoyo de los fans a las barras. Y eso es trabajable” ¿Cuántos cantan “llegan los borrachos del tablón…” sin alentar o importar que al mismo tiempo ingresa el equipo de fútbol?

Finalmente anticipa algo que en nuestro país ya quedó demostrado: “Hay que usar ese tiempo (en que se toma una medida agresiva) para cambiar las cosas. A los equipos ingleses se les prohibió jugar torneos europeos un buen tiempo, se trabajó el tema y se lograron resultados.

Yo le agregaría, si en ese tiempo no se resuelve el problema, en realidad se lo está multiplicando.
Ya se le puede adelantar a Adang que estos barras son funcionales al poder político nacional (varias barras tienen banderas pagas por el gobierno), provincial (muchos barras van a los actos de los candidatos para hacer bulla y número), municipal (en varias campañas de municipios hubo luchas entre barras) y futbolístico (¿quién no recuerda a barras mostrando un arma cuando ingresó Ramón Díaz al último acto eleccionario en River?) y mientras gente como Grondona o Aguilar sean inimputables (recordemos que hay una ley de la FIFA que impide a la justicia de cualquier país que actúe sobre la asociación de fútbol de dicho país o será desafiliada) y la violencia solo se acabará si logra modificar esta conexión o simplemente se seguirá maquillando para lamento de todos los hinchas del fútbol argentino. Lo peor es que esta gente ya está vendiendo el know how de barra argentino a distintos países de América.


Por: Charro

12 comentarios:

Agrupacion Tradicional River Plate dijo...

Espectacular! Nosotros habíamos
reproducido algo de lo que dijo
Otto Adang, pero las reflexiones de
Charro son excelentes.
Recomendaremos que los visiten y se las difundiremos.
Mucho de lo que dicen es lo que surgió con gente de otros lados, en especial de Salvemos al Fútbol, en la charla preparatoria de la Jornada
sobre el tema de la violencia, elección del prsidente de la AFA y responsabilidad de los dirigentes que celebraremos el próximo 31 a las 18 y 30 hs. en Alsina 946.
Los invitamos y les aseguramos que no habrá empanadas, ni pizas, ni ninguna otra cosa mas que café y agua.
Un abrazo riverplatense

Negro Enrique dijo...

Por la policía:
"Utilizan una táctica colectiva, tratan a todos los hinchas como barras. Y eso genera que en la tribuna haya un sentido de pertenencia de 'son ellos contra nosotros' que provoca que mucho simpatizante común termine reaccionando contra los oficiales. Esa dinámica debe cambiar".

La policía es más enemiga y los barras son los únicos que la enfrentan.

Me pareció un razonamiento muy interesante. Me hizo acordar al cana ese de la cancha de Vélez que se ponía a cantar canciones de River con el megáfono, la gente se divertía y se distendía mientras hacia la cola, todo lo contrario a cuando te empujan con los escudos o te tiran los caballos.

Anónimo dijo...

Me gustaría que alguna vez cuenten la verdad de lo que pasó con Delem.
Los verdaderos hinchas de River sentimos más dolor por la muerte del gran descubridor de talentos juveniles que por la de un barra (aunque sean ambas culpas de Papada).
MATIAS

charro dijo...

Es cierto lo que dice el negro enrique. Merece ser recordado y probablemente sea un buen punto por donde comenzar y encontrar cual es la actitud necesaria para que haya una comunión entre la sociedad y la policía.

Anónimo dijo...

que futbol,,,que arquero,,,que mistica,,,

charro dijo...

En todas partes estan diciendo que se intensifican las peleas internas de las barras más importantes de Argentina en busca del botín mayor, la participación en el mundial.
Todos lo dicen, algún fiscal de la nación lo escuchó o leyó como para iniciar una investigación en la AFA?
Está a viva voz. Se vienen matanzas en la 12 y los borrachos aprovecharan las divisiones del año electoral para pelear en busca de ganancias similares a las conseguidas en Alemania 2006. Hasta en Independiente parece que se le animarán al famoso bebote protegido por su presidente y muy ligado a los negocios de sindicalistas del más alto nivel en Argentina.
Todo se sabe... algo se investiga o se rasgarán las vestiduras cuando aparezcan las balaseras?

charro dijo...

Sigue siendo obvio que la violencia es parte también del negocio periodístico y es tan alto el poder que los apaña y al que le conviene que sigan pasando estas cosas que no se mueve un pelo por terminar con esta violencia.

charro dijo...

Ni hablar de la gente que quisiera dar algun paso importante para terminar con esto y tiene miedo porque el poder de la maquinaria que lo mantiene es inmenso.
Addang puede seguir sorprendiendose. Seguirá en Argentina o se espantará y volverá a Europa aterrado?

Zuttion dijo...

Reducir la capacidad de los estadios solo sirve para que escaseen las entradas , aumente el valor de re venta y por lo tanto el botin de los barras . Por eso hay estas internas sangrientas en todas las hinchadas.

charro dijo...

Encima las "batallas" para dirimir la jefatura de una barra antes se daba entre barras de distintos equipos. Hoy ya no se pueden dar y entonces se dan dentro de la misma barra. Estas traiciones los vuelven más paranoicos, violentos e irracionales. Si sumamos el botin nuevo en euros que ofrece la AFA en los mundiales, es tan tentador que cualquiera quiere tomarlo.
No se vislumbra un buen futuro porque estas batallas se pueden dar en cualquier momento y lugar.

Negro Enrique dijo...

"mientras los hinchas millonarios sufren en vivo y en directo a Rosales, Sciorilli tira rabonas en el Sabalero"
Sacado de un post de La Redó de hoy...

shahram shokoohi dijo...

Los mejores celulares replikas se vende en estambul replika telefonlar replica produtos son muy buenos
podemos decir no nececita comprar algo caro.replika telefon celulares de corea o china replika cep telefonları osea replica celular es bueno.


Las mejores excursiones con Mahmud guia de estambul disfruta su vacasion con Mahmud y las mejores excursiones en estambul Mahmud es un experto y su servicio es increible,yo estaba buscando estambul tours y busce su numero por internet


voy a escribir sobre daniel es mi guia de rio de janeiroDisfruta su viaje y paga menos rio de janeiro tours