"Se pueden arreglar campeonatos enteros, como el de Boca de Ischia." Javier Ruiz árbitro "Ehhehh, eh yo pienso de que ehhehh eeeehh (?)." DAP "No estén cagados." Daniel Passarella

lunes, 31 de agosto de 2009

¿Se bajó Ávila?

Mediocre slogan, podría ser CAVS, Carlos Ávila Vélez Sarsfield o miles de ejemplos más

River es una ciudad en una megalópolis. Dentro del club se puede encontrar todo lo que debe tener una ciudad. Hay cine, teatro, biblioteca, banco, comisaría, servicios médicos, una mutual, guardería, educación en todos los niveles, cursos de inglés, computación, fotografía, danzas de todo tipo… casi todos los deportes (si no hubiera tanto robo y despilfarro tendríamos más lugar y más deportes), actividades sociales… digamos que no falta prácticamente nada.

Estas ventajas también traen aparejados todos los conflictos que aparecen en las grandes ciudades. Un enorme club de fútbol con miles de personas recorriendo sus instalaciones, una vida societaria muy rica que con la participación política intenta dirimir y administrar estos conflictos. No es fácil si a esto sumamos la avaricia que gobierna estos tiempos y a la que un club social, cultural y deportivo de la magnitud de River no logra eximirse.

Si a esta masa societaria le sumamos los millones de fanáticos que tiene River, la cantidad de gente que desearía formar parte de la vida interna del club pero no lo puede hacer por tiempo, distancia o problemas económicos pero se preocupa tanto por la vida de River como cualquier otro, nos encontramos con un señuelo invaluable para las apetencias económicas o políticas de las sanguijuelas o trepadores.

Ya demostró Macri lo fácil que es. En River hubiera pasado algo muy similar si hubiera salido bien el sueño de algunos socios que intentaron convencer allá por el 2005 a De Narváez para que fuera candidato, supongo que en ese momento vislumbró un camino más sencillo despilfarrando dinero por los medios y consiguiendo el apoyo de Clorín que enfrentar el manejo de una vida societaria compleja como la de River, un camino que no es tan sencillo como dirigir al marketinero Boca.

Como sea, esa misma gente, harta de los desmanejos del club y de las vergonzosas y dañinas alianzas que se pergeñan en la institución, buscaron frotar otra lámpara mágica y se encontraron con Carlos Ávila. En él hallaron la imagen perfecta, la del empresario rico y exitoso, externo a las pasadas conducciones del club y que encima está relacionado con el negocio del fútbol. Pero este hombre nunca se sintió cómodo. No tiene idea de lo que es River y tiene un pasado muy negro como gerente del canal de deportes que llevó al empobrecimiento de todos los clubes argentinos, es mirado con recelo por casi todos los dirigentes del fútbol argentino y eso haría muy difícil su gestión a pesar de su excelente relación con el padrino mayor.

En estos meses, varios socios agrupados pensaron que habían logrado su cometido y pusieron afiches como para tentarlo un poco más. Hasta ahora su candidatura se basaba en una sarta de frases hechas y lugares comunes con ínfimo sustento. Solo con ese mínimo sustento lograba mantener alguna expectativa entre ilusos que lo miraban como el tipo exitoso que viene desde afuera a patearles el traste a los inútiles y corruptos que nos comandan. Una combinación tentadora que durante los últimos días se terminó por desmoronar. Ávila finalmente habría decidido terminar con la candidatura virtual y es aquí donde me gustaría detenerme.

Más allá de mi satisfacción de tener a un personaje nefasto menos, debo meditar sobre las razones y veo ciertas coincidencias. Es notable su obsesión por volver al negocio televisivo y su falta de preocupación sobre lo que es River. Tal vez su objetivo primordial se hizo añicos ante la nueva realidad de las transmisiones de fútbol en Argentina. Su alianza con Hadad se había desmoronado al juntarse éste con Werthein (dueño de la Caja seguros dónde D’Onofrio es su presidente, o sea su empleado; y dueño de una muy importante parte accionaria de Telecom) y su futura alianza con Vila, Manzano y De Narváez cambió el panorama al haber arreglado con el Estado la transmisión de varios partidos. Supongo, que ante esta nueva realidad y la complicación de ganar plata rápida y fundamentalmente de poder extorsionar a grupos televisivos, se fue el deseo de ser candidato de su “querido” club.

Es bueno ver las caras limpias sin las caretas.

Por: Charro

domingo, 30 de agosto de 2009

Milagros inesperados

Pipo intentando resistir en su silla.

Durante esta semana nos enteramos del vergonzoso y aberrante presupuesto votado por dirigentes oficialistas y supuestamente opositores. Que se fue Augusto Fernández sin dejar plata en las arcas y también que vino y se fue Toranzo. Esa movida nos sirivió para descubrir que hacía tiempo que no era jugador de River.

A Musacchio siempre se lo consideró como la gran esperanza en la defensa pero tampoco es jugador de River, encima no juega, así que el club dueño de su pase está buscando desesperadamente que obtenga la ciudadanía italiana y pueda jugar en Europa.

Se fue Eial Strahman, goleador de la reserva habiendo jugado solo la mitad del torneo. Seguramente merecía una oportunidad para ser una alternativa más en ataque, por capacidad y nuestra escasez de delanteros. Pero nada de eso pesó a la hora de decidir que nos dejara por 500 mil dólares a un club israelí del cual tiene algún interés el ex (?) socio de Aguilar, el señor (?) Pinhas Zahavi. Según el pasquín de 4ta a River no le quedó nada por algunas deudas en comisiones al bueno de Pinhas (cualquier similitud con el nefasto caso de Augusto Fernández es pura coincidencia)

Nos enteramos que Abelairas se iba al Chievo Verona pero decidió quedarse porque su contrato con el club italiano sería inferior a lo que gana en River (¿ganará mucho?, ¿pagan en River?) Teniendo en cuenta que hoy no estuvo ni en el banco, debe haber habido una reprimenda de parte de la dirigencia.

Buonanotte
se quiere ir y le pidió a su representante que le busque cualquier club en Europa porque está podrido de ser suplente en este River. Gerlo se fue sin dejar un peso por las deudas que mantenía River, pero para incorporar a un jugador (de segunda categoría) hay que hacerle una prueba.

El único delantero con traqueteo profesional, el Ogro, se casó el jueves y avisó el día anterior. Supuestamente estaba lesionado y no iba a jugar el domingo pero dudo mucho que sea cierto viendo que con anticipación había programado el casamiento y la fiesta para 3 días antes de un partido. La verdad que no es fácil entenderlo, es la primera vez que escucho sobre un jugador que se casa en pleno torneo y no al terminarlo. Desbarajustes entendibles solo con esta dirigencia.

Las incorporaciones fueron Ortega, Gallardo (en el torneo anterior) y Almeyda jugadores mayores de 35 años y que vienen por amor a la camiseta y para darle a los pibes un poco de vergüenza deportiva, en medio de rumores sobre el técnico elegido por conveniencia de la actual comisión y jugando desastrosamente como se hizo en los primeros 2 partidos del cuatrimestre, viendo la abundante propaganda de todos los sectores políticos, así nos presentamos en nuestro estadio Monumental.

Como se puede ver no es el mejor panorama y viendo el partido nada es mejor. La defensa sigue siendo desastrosa (¿por que iba a ser diferente?), Chacarita jugó con un solo delantero (Alustiza) y logró meter 3 goles (más allá de la mala actuación del arquero, tal vez producto de la falta de confianza que le dio el entrenador), el medio intenta no ser un flan pero le cuesta a Barrado jugar con el paraguayo Paniagua y finalmente, como casi siempre, son pibes a los que se tiene poco en cuenta los que salvan a River.

Una delicia el gol del Burrito y el pase de Mauro Díaz y otra delicia el pase del Burrito para el gol del Keko. Así es como intentaremos hacer una campaña más o menos decorosa. Una campaña en que nos costará no soñar con el título (aunque a los 5 minutos caeremos en la realidad), rogaremos por clasificar para la copa del año que viene, estaremos conforme si no estaremos comprometidos con el promedio del año que viene y alentaremos para ganar los suficientes puntos que no nos hagan sufrir.

Este es el River de Aguilar y compañía. Así estamos, roguemos que a partir de diciembre podamos festejar en serio.

Por: Charro

¡Grande Burro!



viernes, 28 de agosto de 2009

Víctimas del vaciamiento

Nosotros también nos queremos matar...

Finalmente Patricio Toranzo retornó a Huracán. En los últimos días se había presentado a entrenar a Ezeiza al predio de River y hasta Gorosito le había confirmado que lo tendría en cuenta para el plantel. Los motivos de este no retorno son similares a los de Augusto Fernández o lo que podría suceder inminentemente con Paulo Ferrari; el pase de estos jugadores no pertenece a River y por ello terceras partes deciden sobre el destino de jugadores que alguna vez pertenecieron a la institución.

Este desmanejo es producto de la entrega y vaciamiento de la pésima y horrible gestión aguilarista. River Plate, con todos sus recursos dilapidados, se encuentra en un estado de impotencia total a la hora de decidir sobre algo tan importante como la conformación de su plantel profesional.

Como vimos en el posteo sobre la perdida irregular del pase de Augusto Fernández o la venta del 80 % de Ferrari a la prestigiosa empresa Air Photo Publicity (el 20 % restante pertenece a Rosario Central) de manera apresurada para cerrar otro balance indigno, nos enteramos ayer escuchando al mismísimo Patricio Toranzo en el programa de Perfumo por Radio Nacional que el dueño de su pase es la empresa TyC.

¿Cómo se llegó a esta situación? River le entrego a TyC el pase de Toranzo debido a una deuda que tenía con esta empresa. ¿Cómo se generó y a cuánto ascendía el monto de esa deuda? Vaya uno a saber, ya resulta difícil de comprender como se genera una deuda con una empresa que se la podría considerar “un cliente”.

Es ilusorio suponer que pueda existir algo cercano a la transparencia cuando se habla de una operación entre River y TyC. Como una muestra de ello la página TyC Sports omite maliciosamente en su artículo sobre la situación de Toranzo el dato sobre el real dueño del pase, paralelamente pedirle a las actuales autoridades de River claridad sobre sus actos es más difícil que pedirle buen fútbol al equipo de Pipo.

Otra muestra más del vaciamiento al que fue sometido nuestro club y los nefastos efectos que deberemos soportar por muchísimo tiempo.

Por: Negro Enrique

jueves, 27 de agosto de 2009

Faltan solo 99 días


Nada más le falta una papada de gran porte...

River se sigue hundiendo en una agonía muy dolorosa. La muerte política de Aguilar nos arrastra y sufrimos los últimos meses hasta que se produzca su último respiro como presidente de River.
Hoy todo es desazón porque no podemos salir a flote con un lastre tan pesado pero esperemos poder festejar en 2010 una muerte política y un renacimiento institucional y deportivo.

Nos vemos hundir sin fondo visible y desespera y cada semana vamos llenando lastimosamente hojas y horas de todos los medios de comunicación. El lunes escuché a JP Varsky haciendo un resumen sobre River en su programa matutino de Rock & Pop y la sorpresa fue una información tirada como al pasar y sobre la que no quiso ahondar (claro, él no puede decir ciertas cosas sin probarlas aunque sepa la veracidad). Según el periodista, Hadad, desde C5N e Infobagre está presionando para desestabilizar a Gorosito.

Al escucharlo me pregunto ¿qué gana Hadad perjudicando a River? Si Pipo se va hoy o en diciembre no creo que cambie demasiado la situación. Ningún técnico va a dirigir por 6 meses con una dirigencia en retirada, la parca del hincha y el periodismo y con un plantel sin categoría, sin rebeldía y desmotivado aún usando la camiseta de River. Tiene razón Garcé, esta gente no siente a River, no podés estar tan mal y no jugar, por lo menos, enfurecido. Sacando a los 3 jugadores de más de 34 años, el resto ni siquiera se enoja. Es imperdonable que aparezcan paracaidistas en la política de River (D’Onofrio y Caselli están hace 5 años, Ávila y Passarella apenas unos meses y otros pasan por el club solo durante las campañas electorales) que están acompañados y sostenidos por fuertes intereses económicos que no piensan en la filantropía sino que tras sus cifras obscenas de campaña electoral esperan recuperar la inversión con rapidez y fuertes intereses y les importa un carajo River.

Seguimos gobernados por ineptos que ya no sabemos si es mejor que estén resquebrajando su alianza mafiosa para unirse en otras alianzas del mismo tipo o si debieran seguir cumpliendo con sus mínimos deberes para los que fueron votados. Maradona logra sacar a la selección de nuestra cancha, nos basurea públicamente y ahora nos toca el culo y nos perjudica suspendiendo nuestro partido del torneo con Central para cuidar una cancha (!!!) y debemos hacerlo 2 días después de jugar en Bolivia en lugar de antes. Los jugadores que desean volver a la Argentina lo hacen a cualquier club menos River, prefieren a Lanús, Estudiantes o Vélez por seriedad antes que la camiseta más importante de Sudamérica. Guille Pereyra, un jugador del club, desea volver y hace lo imposible por hacerlo pero termina reconociendo que estos gobernantes de River es imposible. Augusto Fernández y Mateo Musacchio se van apenas comenzado el torneo sin dejar un peso en las arcas del club y Buonanotte quiere irse ya a cualquier costo. En el medio de todo esto Aguilar está desaparecido y Mario Israel da garrotazos indiscriminados.

¿Dónde está Aguilar? A pocos le importa porque sabemos lo que su presencia implica pero es extraño su metamorfosis; su gordura parece hinchazón, su apariencia dejó de ser la de un presidente para parecer un presidiario (ojalá pronto sea algo más que una apariencia), su verborragia en lugar de convencer parece un chiste de mal gusto, solo nos falta ver que su lengua se traba y que aspira constantemente con su nariz.

No sé donde estará el piso para apoyarnos y subir pero a diferencia de Leopoldo yo no necesito creer, yo necesito saber que no me van a estafar otra vez. Es necesario estar atentos y buscar las herramientas para no olvidar este período y saber qué fácilmente nos pueden destruir. Debemos decir basta. Basta de bosterización y mediocridad. Basta de intereses monetarios en lugar del crecimiento de River. Debemos ser activos y no pasivos a las decisiones de los rapiñeros. No sé si vivir esta experiencia por primera vez nos hace exagerar pero nos tiene que servir para rebelarnos y entender que River no puede empezar un torneo sin pretender ser campeón.

Esto es River, carajo.

Por: Charro

miércoles, 26 de agosto de 2009

¡La comisión se va a la puta que lo parió!

Todo está patas para arriba (*)

Augusto Fernández fue contratado por el Saint-Etienne a préstamo por un año, en una operación que involucra algo menos de un millón de dólares. De ese dinero, River no recibe un solo centavo. ¿Por qué? Porque en 2006 había vendido al jugador al Locarno de Suiza, a través de las famosas operaciones fantasma por las cuales el empresario israelí Pinhas Zahavi y sus socios argentinos Fernando Hidalgo y Gustavo Arribas (grupo HAZ) se quedaron con el pase del volante.

En ese momento le vendieron el 30 por ciento del pase en un millón de dólares y luego le cedieron el 70 por ciento restante como comisión por el pase de Gonzalo Higuaín al Real Madrid. Nunca quedó claro el monto del pase pero en su momento el jugador fue valuado en ocho millones de dólares.

Haciendo un ejercicio simple:

River le vende al grupo HAZ el 30 % del pase de Augusto Fernández en U$S 1.000.000. Único pago real y efectivo que recibe por el jugador, al que formó en las inferiores y lo mantuvo en el plantel profesional por 3 años.

EL 70 % restante del pase de Augusto Fernández y por regla de tres simple tiene el valor de U$S 2.333.333. River se lo entrega al grupo HAZ como pago de una comisión sobre el pase de Gonzalo Higuaín, jugador del cual este mismo grupo era propietario del 50% del pase. En definitiva, además de ser beneficiarios del 50% del monto de la transferencia se le entrega el 70 % del pase de un jugador como comisión por facilitar la operación en la que son parte. Aún no puedo encontrar una explicación lógica para la entrega de este porcentaje que no involucre un acto de corrupción, si alguno la tiene bienvenida sea.

Préstamo anual de Augusto Fernández al Saint Etienne: U$S 1.000.000 (Íntegramente para el grupo HAZ que recupera la inversión inicial y se queda con la totalidad del jugador.)

Conclusión:
Grupo HAZ = enriquecimiento
River Plate = vaciamiento

Fuente: Página 12

Por: Negro Enrique


(*) Tal como indica el epígrafe la imagen intenta ejemplificar que todo está al revés, ninguno de nosotros desea que alguno de nuestros dirigentes sea ajusticiado.

lunes, 24 de agosto de 2009

La amenaza del fantasma

Estoy mirando que hacés...

Quienes me conocen del mundillo riverplatense saben de mi fidelidad a muerte con estos colores y de mi optimismo por naturaleza, que no es otra cosa que una consecuencia lógica de lo que fue nuestra grandiosa institución: LA MÁS PODEROSA Y GANADORA DE AMÉRICA, DE ENTRE LAS 5 MÁS GRANDES A NIVEL MUNDIAL.

Eso hace (hacía) que cualquier gallina siempre de por si, se sienta ganador y si no había resultados en el presente uno siempre sabia que a la vuelta de la esquina nos esperaba un futuro inmediato lleno de alegrías, buen fútbol y vueltas olímpicas.

ESTA REALIDAD, TAN CRUDA, TAN DURA PARA QUIENES NOS DESVIVIMOS POR ESTOS COLORES PROVOCA QUE UNO SE PONGA A PENSAR Y QUIZÁS LLEVE ESOS PENSAMIENTOS HASTA EXTREMOS JAMÁS CREÍDOS.

No quiero volverme pesimista: TENGO QUE CREER GENTE!!!!!!! QUE TRAS LAS ELECCIONES DE FIN DE AÑO LLEGARÁ UN GRUPO DE DIRIGENTES QUE QUIERA AL CLUB LA MITAD DE LO QUE LO HACEMOS NOSOTROS. GENTE QUE APORTE IDEAS, QUE TENGA LA CONCIENCIA DE SABER LO QUE ES RIVER Y DE DEVOLVERNOS AL LUGAR QUE NOS MERECEMOS.

Sí, gente que pueda hacerlo PORQUE MUCHOS YA NOS SENTIMOS IMPOTENTES y el tiempo pasa.........y DE LOS ÚLTIMOS 39 PARTIDOS SOLO SACAMOS 41 PUNTOS....Y ESOS NÚMEROS NOS LLEVAN AL DESCENSO....

Pero no me quiero limitar a la dirigencia más nefasta de la historia (personajes que espero sean expulsados como socios) a los peores jugadores que vistieron nuestra camiseta...MUCHOS DE NOSOTROS, LOS HINCHAS, LOS SOCIOS, PARTICIPAMOS DE ESTO: todavía no puedo entender como la hinchada (no quiero comparar el amor puro que sentimos los de verdad con el amor comprado de esta gente) ayer seguía "alentando" terminado el partido cuando por dentro lo único que sentía eran ganas de ponerme cara a cara con TODOS Y CADA UNO DE LOS CULPABLES y expresarles mi bronca y mi dolor.

Así estamos. no quiero volver a pensarlo........LA TABLA SE NOS DIO VUELTA....PERO NO QUIERO MIRAR PARA ABAJO.......LA PROMOCIÓN, EL DESCENSO EXISTE.

Por: Leopoldo

domingo, 23 de agosto de 2009

¿Cómo no sentirme así?

si ese perro sigue allí...

Lanús nos regaló 80 minutos de sueño infundado que fácilmente liquidó en 10 minutos. Hoy Cabral en menos de 2 minutos nos dio un buen golpe de realismo. Llevamos 4 largos años presentando equipos indignos de vestir la banda roja; a cambio entregamos una banda rejuntada de jugadores que no se pueden hacer cargo de la responsabilidad que implica representar a este club. Son pocos los jugadores de estos años que entendieron las obligaciones que conlleva representar a River Plate.

Todo está dado vuelta. Esta dirigencia que se quiere perpetuar a través de otros nombres cambió a River y todos mansamente lo aceptamos. Siguiendo absurdas premisas y falsas certezas como que hay que soportar a los dirigentes corruptos porque fueron elegidos por el socio o que un presidente no debe renunciar cuando da claras muestras de incapacidad para llevar adelante algún plan de gobierno. River dio muchos pasos hacia atrás por la incapacidad o complicidad de todos los dirigentes y socios hacia este inútil presidente, sus vices y su monje negro Mario Israel.

¿Qué equipo nos dejan?

El arco está cubierto apenas correctamente, aunque este arquero jamás nos salva un partido. Vimos a un pésimo central sin personalidad acompañado por un juvenil con claras deficiencias, laterales que cada vez suben menos y no muestran seguridad defensiva. El medio campo no sabe que juegan profesionalmente al fútbol y es superado sin dificultad y sin esfuerzo. Es lo mismo presentar a Archubi, Ahumada, Barrado o Abelairas, Paniagua, Augusto y más aún cuando los suplentes son Galmarini, Almeyda, Domingo o un jugador como Musacchio que nunca jugó de 5. No hablo de Gallardo, Ortega y Buonanotte por respeto y para no ser desagradecido y terminamos con delanteros que nunca hacen goles aún estando solos dentro del área y teniendo los 7,32 metros para definir como quisieran. Fue exactamente lo mismo ver a Fabianni, Ríos o Gil. Claro que como "esperanza" podemos esperar el ingreso de Rosales o alguno de los pibes de 17 años a quienes lo llenaran de obligaciones para las cuales no están preparados.

Un entrenador que sigue los dictados dirigenciales y muestra falta de capacidad para llevar adelante a este equipo y finalmente una barra que grita y tapa las quejas, que grita y no alienta cuando se debe y que cada día se divorcia más del resto de los hinchas. Hoy nuevamente en el segundo gol estaban cantando una canción de recordación a Acro en lugar de alentar. Esto ya se está convirtiendo en un clásico.

¿Qué podría ser peor?



Por: Charro

viernes, 21 de agosto de 2009

Sin gol, sin fútbol y sin autocrítica

El 2 fue a los bosteros, ese vale doble. Gracias Mauro!

Hace una semana Clorín publicó una nota a uno de los delanteros más inofensivos de nuestra rica historia, el muy bien remunerado Mauro Rosales.

Declara que en River hasta ahora no rindió porque el equipo anda mal. Lo dice como si él no formara parte del equipo. Mauro Rosales en River es un delantero sin gol, es más dilapida goles hechos, que no puede sacar un centro decente y que jamás desborda a su marca, o sea un ente o un cono en el medio del campo de juego. Justo él no puede quejarse del equipo, él es uno de los peores jugadores. En estos casi 2 años y medio en River hizo solamente 3 goles en casi 70 partidos, una cifra insólita para un delantero.

Pero este jugador que nunca hizo un gol en el Monumental dice estar tranquilo porque deja todo en la cancha. Su nula autocrítica confirma que es definitivamente un jugador irrecuperable.

Pero lo peor de este tipo de jugadores y tantos otros que visten (o manchan) actualmente nuestra camiseta es la pasividad que tienen ante la derrota. Jamás se rebelan ante ella, la toman como algo natural y con esto no pido que salgan a repartir patadas a los rivales o insultar al árbitro, todo lo contrario, que pongan más fútbol si se entiende.

Tenemos muy pocos jugadores que se rebelan ante la derrota, Ortega y Gallardo, veteranos y con problemas físicos a cuestas y ahora se suma otro con esas características, Matías Almeyda que hace 4 años abandonó el fútbol siendo joven y de manera extraña o apresurada dice él.

Sobre la llegada de Almeyda recomiendo el posteo de Dalmassito en River Lujo y Pueblo con el cual coincido plenamente.

Para agregar, ayer escuché un reportaje de Perfumo donde Almeyda contó que fue el Enzo el que convenció a los dirigentes para que lo lleven pero lo más llamativo de la nota era su enorme demostración de alegría por poder volver a River y al Monumental. Dijo que solamente cobraría si River sale campeón y que se iba a matar por la camiseta y el grupo.

Dalmassito en su posteo deja una pregunta final: ¿que tanto peor que Ahumada y Domingo puede jugar?. Yo agrego la siguiente afirmación: prefiero en el plantel a un exjugador ganador y con sangre que a uno en plenitud amargo y perdedor.

Por: Negro Enrique

Imagen (genial): del sidebar de La-Redó!

miércoles, 19 de agosto de 2009

El silencio no es salud

Mario, yo digo lo que se me canta...

Leyendo las declaraciones del Burrito Ortega sobre el desagrado que le genera la situación que River deba recurrir a probar jugadores para nutrir el plantel profesional, vuelvo a recordar las declaraciones del Chino Garcé y reconozco toda la verdad de sus palabras. Como le deben estar doliendo estas palabras a los popes del club.

Escuchar a Demichelis, Ortega, Gallardo, Cavenaghi, Alonso, Perfumo, Morete (en Hablemos de Fútbol) y tantos otros jugadores es sentir el rechazo general de gente que vistió y sintió lo que era vestir la casaca de la banda y hoy ven la situación a la que llevaron al club y el proceder de esta gente. Cuanta razón tenía Garcé cuando dijo que para hacer esto necesitaba jugadores sin personalidad y sin identificación con el club. Hoy, a pesar de estos dirigentes, aparecen 2 referentes como Ortega y Gallardo y es difícil callarlos pero especialmente es el Burrito quien en este regreso ya no tiene empacho en decir todo lo que siente y posicionarse como un verdadero líder. En hora buena que lo consiga y logre modificar las cosas como para salir campeón.

Israel, en su nueva faceta de amedrentador mediático, le respondió a Ortega que a él tampoco le gustan ciertas cosas suyas. De ahí a decirle, callate o ventilo tus miserias hay solo un paso. El tipo del que nadie sabe de que vive no defiende sus ideas, solamente considera que lo mejor para River es el silencio. De ahora en más cualquier demostración contraria a lo pretenda Mario Israel la consideraré como un acto de amor a River.

Al margen de esta opinión que tanto bien nos hace por enfrentar a esta dirigencia, también es correcto lo que dice Gorosito. Hoy se rasgan las vestiduras porque River prueba a jugadores desconocidos, pero nadie dijo nada de la llegada de varios equinos, alguno de los cuales núnca nadie había visto jugar. Fueron presentados a través de representantes "amigos" con videos en que solo se ven editadas buenas jugadas a lo largo de algunos años. En el pasado River incorporaba lo mejor del mercado, ahora solamente puede incorporar jugadores menores de ligas menores. Ante esta realidad prefiero el método de verlos en persona que solo por videos hechos por maestros de la edición. Obviamente que este no es el ideal pero esta no es la peor versión del River de Aguilar, es apenas un pequeño sincericidio.

Por: Charro / Negro Enrique

martes, 18 de agosto de 2009

¡Qué lindo es dar buenas noticias!


José Luis Rodríguez (ex futbolísta) - José Luis Rodríguez (cantante) - Luis Rodríguez (?)

A finales de febrero de este año el Juez Luis Rodríguez dictó el sobreseimiento de Aguilar y el resto de la Comisión Directiva por el cargo de “administración fraudulenta”. En el posteo que hicimos sobre ese fallo, además del desencanto marcábamos las varias incongruencias y la falta de compromiso de este Juez a la hora de determinar su sentencia y el grave precedente que sentaría que esta pésima conducción no deba rendir cuentas ante la Justicia por el vaciamiento y el entreguismo al que fue sometido nuestro club.


Por suerte, casi 6 meses después la Sala Cuarta de la Cámara del Crimen anuló el sobreseimiento dictado por el Juez Luis Rodríguez por considerar que la investigación fue incompleta e hicieron notar que los delitos que restan por investigar podrían rozar, incluso, la “asociación ilícita”.

Por ello, la Justicia ordenó investigar a la actual comisión directiva de River en pleno por el presunto delito de “administración fraudulenta” del club. La medida comprende a José María Aguilar y a los directivos Julio Macchi, Mario Israel, Héctor Cavallero, Antonio Caselli, Norberto Alvarez, Rodolfo Cuiña, Diego Quintas y a los barras Schlenker, Rousseau, Christian Ghisletti y Alexis Dacoste, entre otros.

Así, la sala hizo alusión al origen de la causa: una denuncia del socio Marcelo Parrilli sobre supuestas irregularidades en la compra y venta de futbolistas y, en especial, la participación de la barra brava en los frutos de esas operaciones, especialmente la transferencia del jugador Gonzalo Higuaín a España.

En River necesitamos más gente como Parrilli y menos advenedizos con objetivos poco claros que lo único que tienen es dinero.

Fuentes: Página 12 y Télam

Por : Negro Enrique

domingo, 16 de agosto de 2009

La novena en sinfonía

¿Kubrik imaginaba estas cosas?

La actualidad sigue modificando nuestras intenciones. Teníamos pensado hacer un poco más livianos y activos nuestros fines de semanas en el blog. Era un día ideal, domingo de lluvia, extrañando al fútbol con un fin de semana largo en que no pude irme a ningún lado y debo dedicárselo a los estudios, qué mejor que buscar en los mejores recuerdos de la memoria. Bueno, la actualidad nos va superando y aquí estamos con otro post.

Empezamos el día encontrándonos con la noticia sobre la gresca en un partido de inferiores. Durante la semana venía oyendo distintas historias sobre el superclásico en las distintas categorías aprovechando que ya llevamos mucho tiempo sin fútbol. A la presión de los padres que buscan salvar su vida económica de la mano de un niño, de los dirigentes que organizan torneos internacionales rentados, televisados y con mucha presión para estos niños, de los técnicos que ven su trabajo medido por resultados presentes y manejos económicos y no por resultados formativos, de los hinchas insultándose y agrediéndose sin miramientos en medio del partido, ahora se suman los periodistas intentando encontrar a la figura del mañana y tener los notas de color de estos niños para mostrar cuando sean estrellas.

En estas condiciones vemos como hoy todos se rasgan las vestiduras por algo que se puede ver constantemente en nuestra sociedad. Enfrentamientos entre 2 grupos ante la mirada juzgadora y sin culpas de los mayores. Creo que a nadie se le puede escapar en las imágenes vistas del final del partido de 9* división entre River y Boca, como Pompei (técnico de Boca) entra alocadamente hasta la mitad del campo de juego pretendiendo modificar un fallo en contra de su equipo (un penal de un jugador de Boca en respuesta a un supuesto codazo de uno de River a los 94 minutos de juego). Si partimos de semejante ejemplo, si el guía de esos chicos es el más sacado de todos los presentes, ¿qué pretendemos de los jóvenes jugadores? El peor agravante de esta situación fue que esta actitud provocó que todos los mayores presentes en la cancha (ayudantes del técnico, cuerpo técnico de River, la poca seguridad del lugar y la terna arbitral) fueran en su búsqueda dejando a los chicos solos y listos para empezar la gran batahola.

Dentro de toda esta situación, que se volvió caótica en cuanto un chico de boca dio un cross en medio de la cara de un chico de River y de ahí en más empezaron las trompadas, patadas voladoras, codazos, agarrones y todo la agresión que pudieron desparramarse entre todos los jugadores participantes, al menos se pudo ver al cuerpo técnico de River intentando tranquilizar y separar a sus jugadores.

Creo que este hecho puede ser motivo para replantear a toda la dirigencia sobre lo que está pasando. No es algo suelto a lo que pasa en la sociedad ni al fútbol en general pero si puede ser un buen motivo para que los dirigentes se replanteen cual es el objetivo del fútbol de inferiores o formativo. Cómo se puede formar a deportistas que vayan tras la pasión por una camiseta y un deporte, tras el fuego sagrado de ser el mejor, de ganar una competencia y no tras los billetes, la fama y los negocios turbios. Está todo tan trastocado entre los mayores, ¿pretendemos que los chicos lo tengan claro?

También hay que reconocer que salvo las declaraciones del más cercano dirigente macrista (el impresentable y lleno de negocios sucios Beraldi), todos los demás supieron dimensionar el hecho y en cada club se programó una reunión para ver las imágenes y actuar en consecuencia (así se los escuchó a Ameal, Quintás y Singerman). Supongo que de ser ciertas estas declaraciones, el miércoles escucharemos alguna sanción para el técnico de Boca (terrible caradura con las declaraciones posteriores al partido expresadas en Cancha Llena donde decía que nada justifica lo que hicieron los chicos sin hacer la autocrítica del mas vergonzoso comportamiento que fue justamente el suyo).

En contrapartida con todo esto, hoy pudimos ver un interesante y deseado partido de veteranos de River y Boca. Grandes jugadores que nos siguen provocando añoranzas sobre el fútbol de la década pasada y que debería provocar varias preguntas a quienes dirigen los destinos del fútbol. Una alegría poder ver a nuestros ídolos y más aún si es ganándole a la bosta por penales y obteniendo el tercer puesto del super 8 senior.

Por: Charro

viernes, 14 de agosto de 2009

Candidato monopolizador (?)


Estricta actualidad en la Revista Barcelona del 31 de Julio.

miércoles, 12 de agosto de 2009

El planeta de los simios

Si este es diputado, Alan puede ser presidente


A causa de la vorágine generada por la ruptura del acuerdo AFA – TyC, se nos pasó la nota de Olé con Alan Schlenker. En esa nota uno de los sospechados por el crimen de Gonzalo Acro dice que va a salir y será político de River

Varias reflexiones. Primero, la diferencia que hay entre un periodista haciendo periodismo y otro haciendo lobby o induciendo las preguntas a un interés económico. Aquí hubo preguntas sobre las respuestas del entrevistado que nos muestra como se hace esa profesión, lástima que no lo apliquen siempre.

Segundo, que una persona violenta que fue jefe de una barra brava que está metida en casi todos los tipos de ilícitos existentes piense que puede ser votado por el socio de River es parte de los logros de Aguilar. Estos personajes obtuvieron tantas cosas increíbles por parte de esta dirigencia y aprendieron tantas formas de obtenerlas que ahora se dan el lujo de creer que pueden tener posibilidades.

Tercero, lo difícil que es para River levantar cabeza. River es algo tan grande e importante que es un botín riquísimo para todo tipo y variantes de delincuentes, cualquier dirigencia además de tener que ser honesta debe impedir que estos personajes que no buscan el bien de River sino el propio, no tengan posibilidades de ingresar a tomar decisiones que puedan dañar al club o que puedan hacer negocios que los fortalezcan.

Finalmente, habiendo visto la película enemigo público sobre la vida del mafioso Dillinger, puedo ver las similitudes que hay en los ámbitos de poder. Así como en la película, al asesino nos lo muestran como un casi héroe amoroso y justiciero (los medios cumplen estas funciones con las barras), hay un momento en que la mafia decide organizarse en negocios más lucrativos y “legales” pero este asesino no lo hace por la plata sino por la adrenalina y quiere seguir robando bancos a los tiros. Finalmente la mafia le quita su apoyo porque es perjudicial para el negocio y ayuda a que lo atrapen.

La idea de Schlenker de ingresar a la política no es nueva. Cuando la dirigencia vio que la barra dio sus primeros pasos con ese objetivo, varios dirigentes debieron asustarse y coincidentemente las peleas entre los 2 jefes empezaron al poco tiempo. Desde un primer momento se escuchó en el club que la división y las peleas fueron provocadas por la dirigencia y que el tiro salió por la culata porque en realidad se abrió una caja de pandora.

Así como en la película está el asesino al que el público quiere, está el mafioso que digita todo lo que se hace en el estado o provincia pero está también el mafioso tras el teléfono que digita todo lo que pasará y decide quien tendrá más poder de acuerdo al equilibrio de sus necesidades para mantener ese poder.

En nuestro caso Alan y Adrián tenían su función expuesta en los medios, el jefe es el presidente del club y alguien tiene más poder aún para tomar decisiones de poder. Siempre creí que ese grupo de personas fueron quienes en realidad se beneficiaron más que nadie con la decisión de que Acro ya no estuviera en este mundo (léase dirigentes tanto de River como de la política, miembros de la justicia y la policía, algún grupo con intereses económicos… probablemente haya un poco de todos estos grupos y algunos más). Para estos grupos, hasta Aguilar es una figurita de cambio a quien se le pagó muy bien para que fuera funcional a los negocios, para que diera la cara y para que hoy fuera el responsable.

Claro, para que hacer una movida peligrosa en el país de los simios, todo se arregla con violencia y ahí están los idiotas útiles, los asesinos a los que no les interesa la vida, las bestias a la que cualquier chispa les sirve de excusas para generar violencia o matar a alguien.

Por: Charro

martes, 11 de agosto de 2009

Estalló lo guerra de los mundos


Esperemos que las víctimas no sean los hinchas

El fútbol mundial hace unos cuantos años se unió a la televisión y han avanzado de la mano fortaleciéndose el uno al otro. El fútbol argentino no fue la excepción y Grondona lo supo capitalizar muy bien. Su poder se apoya en aliados muy poderosos a quienes les da grandes ganancias en los negocios millonarios que él maneja y que han evolucionado masivamente a niveles incalculables en estas 3 décadas. De esta manera basado en un manejo absolutista logró mantener y fortalecer su poder con pocos cimbronazos.

Grondona es un político muy hábil que supo surfear y salir indemne en las tenebrosas aguas de los militares, luego radicales, menemistas, justicialistas y de pactos timoratos. La red que tejió a los largo de su mandato, le permitió tener contactos en todos los ámbitos. Logró el apoyo incondicional de la FIFA (obviamente gracias a la obediencia y el robo para la corona). Esta entidad, de las más poderosas del mundo, es tan soberbia que bajo pena de desafiliación no acepta que sus asuntos sean observados por la justicia de cualquier país. Los “trapitos sucios” se limpian en casa, en medio de batallas de poder, un poder piramidal en el que Grondona logró ubicarse en un lugar muy privilegiado. Desde un primer momento debió tener este objetivo y sus primeros años se vieron beneficiados por la aparición de Maradona y un equipo argentino poderoso. Grondona sabe que la FIFA lo protege y le da el escudo que lo aísla de cualquier posible enemigo.

Para llegar a semejante posición en una estructura tan poderosa y cerrada se debe carecer de escrúpulos o entregarle un plus a la estructura. Argentina no da por sí sola ese plus. Claro que ese escudo protector de poco serviría sin un piso duro donde pisar. Ahí es donde sustenta su poder ‘incuestionable’ durante décadas. La avaricia dirigencial y empresarial, el sueño por ser el nuevo padrino, obtener algún puesto lisonjero en la FIFA con sueldos en euros. La más brutal miseria humana expuesta cuando para conseguir esto han destruido a los clubes de sus amores y “la casa” de muchas familias argentinas. Los millones de dólares que mueve la pasión argentina por el fútbol y el aprovechamiento inescrupuloso de ese sentimiento ha sido la sangre para los carroñeros del poder y para convertir en nuevos ricos a muchos dirigentes del fútbol argentino que irónicamente presiden entidades sin fines de lucro.

Estos dirigentes que están a punto de romper un contrato abusivo, son los mismos que con ojos cerrados algunos y otros con todo el conocimiento (ver nuestro querido José María Aguilar), decidieron votar a favor de un contrato leonino contrario a los intereses de los clubes que dicen representar. En tiempos globalizados la lucha no es entre entidades de un mismo país sino con las entidades de todo el mundo, y hoy ningún club argentino puede competir con casi ninguna institución del mundo a la hora de intentar contratar a un jugador, salvo que se base en su historia, popularidad y buen manejo dirigencial.

El contrato aceptado por los clubes es caníbal y claramente entreguista (solo habría que investigar por qué se aceptó algo así). La realidad actual era fácilmente presagiable cuando se amplió el período del actual contrato. Este contrato se firmó en 1991, cuando los negocios televisivos recién se iniciaban y ni siquiera soñaban con los avances tecnológicos que se ven hoy. Es inaceptable un contrato de 24 años de duración cuando nadie conoce los negocios que aparecerán en 10 y cuando aún nosotros no vemos los grandes negocios que surgirán en 5 años.

El negocio del fútbol es multimillonario. Un empresario, de la nada se puede convertir en magnate (caso Ávila) y un medio de comunicación puede obtener el poder de la masividad, esta fue la herramienta para que Clarín afianzara su multimedio, como ejemplo se puede ver un posteo del blog Ahora Dicen donde se describe la manera en que Clarín monopolizó los cables del interior mediante el fútbol. Esta también podría ser la herramienta para que otro grupo económico (grupo Hadad, Vila/Manzano) se convierta en un multimedio de seria competencia para Clarín.

Por lo pronto, la arremetida del gobierno según vemos acá se basa en los siguientes puntos:
1) La televisación se realizará con dos partidos por la televisión pública y el resto entre los otros canales de aire, o bien venderlos a los operadores de cable nacionales y hasta internacionales.
2) No habrá más partidos con abonos. Es decir, se termina el pay per view que poco resultado dio en el fútbol argentino.
3) La AFA pasaría a formar parte de un directorio y los citados ingresos serían como piso ($ 600 millones por año). Ambas partes, AFA y Gobierno, podrían buscar más ganancias.

Claramente un contrato mucho más beneficioso para el fútbol que el actual, la duda aparece por la intromisión de una empresa estatal en el medio del desarrollo de una feroz guerra entre Clarín y el gobierno de los Kirchner y las implicancias que esto podría tener. Leyendo una nota a Daniel Vila, parte interesadísima en el tema, aseguraba que el negocio de la televisación del fútbol bien manejado movería $1.100 millones. Lo cual provocaría que si el estado maneja bien el tema y compra el negocio en $600 millones, el costo de la inversión tranquilamente sería recuperable.

Para resumir y entender donde estamos parados, deberíamos reflexionar sobre los jugadores de este juego millonario:

TyC: empresa que obtiene enormes beneficios con el fútbol, paga miserias a los clubes y el servicio es malo (codificado, periodistas de bajo nivel e informativamente mediocre). Posee un contrato firmado y lo esgrime como justificación para mantener el negocio abusivo en lugar de esconderlo por pudor.

AFA: Salvo pocas excepciones, dirigentes que como mínimo son sospechados de corrupción, apoyaron a Grondona cuando firmó este contrato miserable con una ampliación hace 5 años. Aún así los dirigentes de los clubes tiraron manteca al techo descontroladamente. Por más que le den más dinero de la TV si la administran mal es en vano o hasta pernicioso.

Gobierno: Genera dudas el ingreso de dinero público en el negocio de la televisación del fútbol, sería muy peligroso que esto se deba a una venganza contra Clarín. Solo el tiempo lo dirá, por lo pronto recomiendo una columna de Víctor Hugo donde refuerza la idea sobre la conveniencia de que el fútbol pase a manos estatales, sobre la inconveniencia de la asociación entre el estado y la AFA se pueden leer y escuchar en todos los medios del grupo.

Por último, Olé el mediocre diario deportivo de Clarín, dice que la televisación del fútbol por un canal público sería un caso único en Sudamérica, maliciosamente omite informar que en Europa no es algo raro, la RAI trasmite el Calcio, la BBC acaba de asegurarse los derechos del resumen semanal de la Premier League hasta el 2013 en medio de la disputa de la renegociación de todos los contratos y TVE se hizo con los derechos de la transmisión de Champions League para España hasta el 2012.

No se trata de hacer algo nuevo, simplemente se trata de informarnos para no ser estafados y pagar por los platos rotos nuevamente.

Por: Charro

lunes, 10 de agosto de 2009

Incompatible

Es bueno hacer negocios entre amigos

Sobre el conficto entre la AFA y TyC, exacerbado por enfrentamiento entre el gobierno nacional y el grupo Clorín, hubo un fragmento de una nota de Gustavo Veiga que me llamó mucho la atención:

“Julio no es un boludo. Si se tira a la pileta es porque tiene un guiño o porque maneja una información que nosotros no conocemos. Una posible desregulación del cable, por ejemplo, con el ingreso de las telefónicas al negocio. Él controla el Consejo de Televisión y Mercadotecnica de la FIFA. No se olvide”

A partir de esto que leemos arriba y en relación a River y más precisamente a los candidatos de las próximas elecciones es obvio que resulta incompatible que existan candidatos con intereses particulares por un tema tan importante como es el de la televisación del fútbol.

Aunque económicamente acá sea un tema infravalorado por el pésimo contrato firmado con TyC, la televisión es el principal sostén económico, y con diferencia, de los clubes más poderosos del mundo y así tendría que ser en el fútbol argentino en algún momento.

En el mejor de los casos tal vez sea posible avanzar en un modelo donde cada club pueda vender sus derechos de televisación individualmente, considero esa la manera más justa.

Por ello no es confiable un candidato con intereses concretos en el negocio. Ávila y su socio Daniel Vila o D’Onofrio relacionado con el grupo Werthein, son casos paradigmáticos. Ante una negociación fundamental como la venta de los derechos de televisación, no se puede delegar en nombre de River la responsabilidad de negociar un contrato semejante a un dirigente con intereses en alguna de las empresas oferentes. No es compatible ni ético.

Vaya a saber que candidato/s arreglaron o arreglarán con Clarín, pero la nota fuera de contexto en apoyo a TyC de Diego Santilli previo a los penales del partido de veteranos del domingo fue lamentable por lo obsecuente, seguramente habló en nombre del PRO, pero tal vez en nombre de Hugo también y allí podría haber una punta de un continuador del actual modelo.

Por: Negro Enrique

viernes, 7 de agosto de 2009

No tiene perdón...

Perdón señor, no voy a decir más lo que pienso

A través de la Página Millonaria llegamos a una interesante nota de ANDigital a Héctor Cavallero, es interesante porque sirve de muestra del bajísimo nivel intelectual de los que conducen a River.

En una parte de la entrevista se encarga de “pegarle” a ex jugadores riverplatenses por distintos motivos, de una manera tan infantil y mediocre que parece más acorde a un chimentero que un conductor de un club.

Dolorido por aquellas declaraciones de Martín Demichelis cuando comparó el desastroso estado del campo de juego del Monumental con el desastre de lo que es River actualmente, el ex playboy le arremete lo siguiente:

“Martín Demichelis no tiene perdón. Estudió gracias a River, desde las inferiores que estuvo, debutó en la Primera, se convirtió en figura, ganó mucho dinero, fue transferido al exterior y ganó muchísimo dinero más. El único que no podía hacer comentarios era él, que los demás piensen lo que quieran, pero él es un hombre de la casa y saca conclusiones. Dice `así está el club´, ¿qué sabe cómo está el club? Nadie que sea hincha de River pueda sacar esas conclusiones”

Lo de siempre, a estos cultores del totalitarismo berreta cuando se los critica lo toman como una ofensa a todo River. Insólitamente piensan que la mejor manera de defender a River es cerrando la boca, Demichelis critica porque le disgusta el estado de abandono del club, sino le interesara ni abre la boca. Mario Israel ya había salido a pedir una rectificación por estas declaraciones en clara búsqueda de evitar que otros hablen. Pero ni estos dos ni el resto de los dirigentes salieron a responder las declaraciones del Chino Garcé donde los acusa de ladrones. Aquellas pasaron inadvertidas ya que los medios más importantes no las reprodujeron.

Luego, en otra demostración de pereza mental utiliza el argumento de “Placente es salido de AAAJ” para minimizar su no retorno a River. Placente, quiera o no nuestra camiseta, rindió muy bien en su paso por River, mucho mejor que todos los defensores comprados durante esta gestión. No hace falta aclarar que ninguno salió de nuestras inferiores.

Todos recordamos que Solari se fue de River de mala manera, quedando con el pase en su poder debido a una deuda, según Cavallero esa actitud del pasado a Solari le genera culpa y por ello prefirió no volver. Pareciera que Cavallero lo justifica a Solari en su actitud, por lo tanto podemos concluir que él no se siente culpable de los horrores de esta gestión y por eso pretende quedarse. Es preferible que varios tengan un poco de grandeza e imiten a Solari, se vayan y no vuelvan más.

Finalmente toca el caso de Andrés D’Alessandro; según este hipócrita no se puede concretar el retorno debido al alto costo de la operación. La realidad es que D’Alessandro siempre quiso volver a River pero pretende que le den el dinero adeudado (o sacado) en su anterior paso por River.

La realidad es que con dirigentes mentirosos, hipócritas, ineptos y ladrones (Garcé dixit); muy pocos jugadores tendrán intención de regresar.

Por: Negro Enrique

miércoles, 5 de agosto de 2009

We are the champions

¿Vale tanto esta como la Copa Leoz?

Este posteo no trata sobre el paso triunfal (?) de River en tierras canadienses, es sobre reflexiones del gran logro de Estudiantes de la Plata que me quedó colgado desde hace tiempo. Como siempre digo, observando al mejor e intentando superarlo es como se llega a ser el mejor.

Hacer las cosas bien no asegura llegar al mayor logro deportivo como lo consiguió Estudiantes pero seguir el camino lógico y correcto te da la mayor cantidad de posibilidades de llegar donde todos pretendemos. El pincha tuvo un largo camino que empezó hace más de 5 años cuando estaban a punto de descender y en medio de un caos institucional. Estaban desesperados y llamaron a Bilardo para que, como ídolo de la institución lograra unirlos, darles tiempo para diagramar el futuro y encaminarlos finalmente hacia otros rumbos. Duró poco este proceso, cuando Bilardo vio que había conseguido un promedio rescatable decidió alejarse y ayudar desde afuera aconsejando a la nueva dirigencia.

Probablemente la dirigencia había obtenido la parte más complicada, salir de la desesperación y conseguir una conducta en los jugadores y la dirigencia. En el paso siguiente buscaron técnicos que pudieran seguir el camino de seriedad, trabajo y que no pidieron lujos a los que no podrían llegar. A pesar de los tropiezos siempre mantuvieron el rumbo, la línea futbolística no se alteraba mucho (Mostaza Merlo, Burruchaga, Simeone, Astrada, Sensini…), se iban haciendo incorporaciones para subir el nivel y luego se mantuvo el nivel pero ampliando la cantidad de jugadores como para tener una competencia interna entre 20 jugadores de igual nivel. Las compras no fueron al voleo y “falopa”, se eligió exhaustivamente a las incorporaciones y se buscó mantener la columna vertebral del equipo. Se buscó un referente como Verón, se lo convenció de volver y de no ir a un club más grande, se hizo el esfuerzo pero sin hacer locuras. Se lo convenció desde el corazón, lo económico y desde el orgullo deportivo. Le explicaron que el sueño era verlo campeón con la camiseta de Estudiantes y ante eso fue difícil decir que no y más difícil se le hizo cada vez que tenía mejores alternativas deportivas y económicas pero los dirigentes mantenían esa posibilidad deportiva en alto y hacían otro esfuerzo real. Hay piezas que son fundamentales más allá de lo que se ve en el campo de juego. Conseguir que un símbolo resigne plata y deje Europa para seguir los dictados del corazón es muy difícil pero al traer a Verón dieron el salto de calidad que pocos pueden dar. No solo dentro de la cancha. Verón une a la gente porque es un referente de la identidad del club (hasta hoy era la única persona que puede decirse con total seguridad porque los hechos lo demostraron, que siente la camiseta de Estudiantes como los hinchas), les da esperanzas (más allá de que podrían ser infundadas, es lo mismo que nos pasa a nosotros con el Burrito Ortega), es respetado por el resto del equipo por su conducta (saben que cuando habla busca lo mejor para todo el grupo porque ama la camiseta) y los dirigentes saben que solo tienen que lograr que no se descarrile en ningún aspecto la institución, para eso debe surgir el ejemplo desde arriba.

Para conseguir cualquier logro es fundamental las decisiones que se van tomando, se aprende del error pero hay que acertar el camino y las decisiones son permanentes. ¿Cuánto tiempo se puede mantener el camino erróneo, tomar decisiones incorrectas o mentir? Las palabras son válidas solo si son acompañadas por la acción, de no ser así el castillo de naipes cae pieza por pieza y si la impudicia continúa no hay forma de que algo salga bien, las cartas se dobla, se resquebrajan y el castillo no se levanta.

El camino es muy claro más allá que se tarde 1, 5 o 10 años o más para llegar al mayor logro según el objetivo y la institución. Lanús desde la C tardó 20 años en ser el club indiscutido de zona sur, ser campeón y aspirar a más (si continua así no dudo que también lo veremos campeón sudamericano). Estudiantes ya tenía una historia diferente y no le alcanzó un título nacional, fue por más, aprovechó su historia y fue en búsqueda de sus sueños. Aprovechó la famosa frase “mística copera” y le dio prioridad a mantener esa historia. En estos años tuvo un par de partidos que ayudaron a mantener viva esa imagen (más allá que haya servido para avanzar solo algún peldaño más de esa copa, sirvió para demostrarse los jugadores como debían hacer las cosas y para que los hinchas creyeran en que podían llegar donde llegaron). Estos dirigentes pensaron inteligentemente como ir armando el equipo (conocedores y aceptando las limitaciones), apoyaron a los jugadores desde estar en el vestuario acompañando los buenos y malos momentos (esto es dar la cara y solo se puede hacer teniendo buena y justa relación con los jugadores, sin meterle la mano en el bolsillo) o brindándoles las cosas necesarias para que el jugador piense solo en el desafío que viene; lograron finalmente que cada parte diera las respuestas necesarias y en sus respectivos lugares. Los hinchas alentando y copando las canchas, los jugadores dando todo dentro de la cancha, el cuerpo técnico diagramando los partidos y buscando lo mejor de cada jugador y la dirigencia uniendo a todos los sectores en busca del logro. River solo aprueba el primer punto.

Es difícil comparar a River con estos ejemplos porque River tiene otras exigencias, otros problemas y sin embargo siempre debe ganar pero esto no quita que camino es el correcto. Como dije, es una cuestión de probabilidades.

Claro, dentro de todos estos horrores demostrados y que viendo los logros de otros quedan a la luz, hay un punto que ningún medio menciona, que se intenta menospreciar y hasta destruir y que para mi es fundamental. El éxito y la grandeza normalmente surgen desde la unión y fortaleza que te da la derrota. Cuando escucho a Niembro decir que nadie recuerda al segundo y que todos están tristes por no ser primeros, se olvidan que esa derrota, vergüenza deportiva o como lo quieran llamar, emergen los grandes campeones. Hoy nos muestran a la derrota como una aberración cuando en realidad es una circunstancia a superar y superarla nos quita los límites del techo. Cualquier techo que aparezca lo intentaremos superar con tal de no volver a sentir lo que sentimos en la derrota.

River perdió en semifinales del 95 por penales, en nuestra cancha y de ahí emergió el gran campeón 96/97. El actual multi campeón Barcelona hace un año estaba en su cancha comiéndose la bronca y las lágrimas mientras le hacían un pasillo con aplausos a los jugadores del Real Madrid campeón (algo sinceramente insoportable) y los ejemplos son innumerables. Escuché a los jugadores de Estudiantes diciendo que este año se habían puesto como meta la copa porque se habían puesto muy mal por la copa Sudamericana copa perdida en última instancia del año pasado.

La gestión Aguilar tuvo dolorosísimas derrotas. La derrota en semis de la Libertadores frente a boca en nuestra cancha sin público visitante y por penales es un ejemplo y desarmar a ese equipo, que tal vez logre canalizar positivamente ese dolor fue un error gravísimo. Algo similar pasó con la desastrosa derrota frente a San Lorenzo, aunque en esa oportunidad salió a flote el verdadero espíritu deportivo de un jugador como el Burrito que más allá de sus falencias demostró ser de los pocos jugadores que van detrás de la gloria deportiva, la superación y eso nos llevó a un título. Esas derrotas debieron canalizarse en una final de copa Libertadores al año siguiente y tenerla en las manos 1 o 2 veces dentro de los 3 años siguientes si se hubiera mantenido la columna vertebral del equipo y si hubiera habido solidez en cada parte.

Ya no se necesitan los grandes equipos, teniendo instituciones y planteles compactos se pueden conseguir grandes logros, esperemos que los próximos dirigentes dejen de lado la mezquindad imperante y por una vez en la historia entiendan que River está por encima de todo.

Por: Charro

lunes, 3 de agosto de 2009

28 días después

Por suerte no fueron 48 semanas...

¡¡¡28 días!!! ¡28 días sin club! ¡Que desastre!

Un mes asustados por la gripe porcina, A o N1H1, un mes sin club pero viajando en subte o tren, un mes sin deportes al aire libre pero con gente amontonada en la tribuna de la cancha, un mes sin noticias del club.

Cada uno tiene su opinión formada sobre la gripe y sobre las medidas tomadas a causa de ella. Yo sigo con bronca por estas medidas que para muchos eran indispensables y para mi eran parte del negociado de las farmacéuticas. Con el recurso del miedo se llega a los peores lugares.

Claro que por esta medida no le echo la culpa a nuestro presidente. Entiendo su miedo a que se le cuelgue una persona muerta por un contagio en el club. Tomar una decisión contraria a la corriente implica y necesita a un presidente audaz, con poder y con capacidad para tomar las medidas idóneas. No es el caso de Aguilar.

Al margen de mi pensamiento respecto a la N1H1, no entiendo porqué quieren abrir el club a partir del martes 4 y no abrieron el sábado primero que es el día de la semana que más gente va al club.

A los que no tienen la buena suerte de compartir la vida social del club no se dan cuenta lo que significó este mes para nosotros. Tal vez para el que no conozca este aspecto de algunos clubes de fútbol de la Argentina, les parezca una exageración mis expresiones sobre el cierre del club. La relación que tenemos con el club es de pertenencia y de reunión con muchos amigos con quienes nos unen varias y diversas afinidades (la principal es el amor a River Plate), se intensifica en quienes vivimos en el club desde chicos y más todavía en los que representaron al club en algún deporte o quienes cotidianamente ven a sus hijos crecer en un ambiente sano y seguro. El club es parte importante de nuestras vidas; integradora, formativa y hasta sentimental. Compartimos viajes, deportes, comidas, fiestas... alegrías y tristezas. En muchos casos fuimos creciendo juntos a la par de la práctica de distintos deportes y en el club logramos vernos seguido.

Identificarnos de esta forma con River nos lleva a sufrir por las cosas que vemos que se hacen mal en el club, o a enojarnos cuando vemos el saqueo que a su vez lleva a soñar a algunos oportunistas con la privatización. Nos hace sentirnos guardianes del concepto y la ideología con que fue creado River Plate, nos hace sentirnos herederos y parte del sentimiento de ese grupo de amigos que crearon el club, que formaron a sus familias, juntaron al barrio y finalmente unieron a medio país. Así nos sentimos y por eso no dejamos pasar una. La realidad es que se extraña a los amigos que se veía casi a diario y ahora nos vemos cuando podemos. Los asados se complican y para colmo no hay fútbol. Las barrigas crecieron a la par que dejamos los deportes.

No tengo idea si alguna vez el club estuvo cerrado durante 28 días, pero si a eso le sumo que quedó en las manos libres de delincuentes que tuvieron la posibilidad de hacer y deshacer a su antojo, me da un poquitito de... miedo. Según el corrupto diario propagandístico y deportivo del multimierda (el cual cada día está más panfletario y me merece menos respeto), se estuvo pintando y haciendo refacciones que no se hacían desde el 78 (¿tendremos grifería de oro?).

La verdad es que estoy ansioso por volver al club y espero no encontrarme con malas sorpresas, quiero volver a ver el gran movimiento de esta ciudad dentro de nuestra megalópolis. Quiero disfrutar el club que con el esfuerzo de tanta gente llegó a ser lo que es, un lugar que nos hizo mejores personas y un sentimiento inquebrantable en millones de personas.

Por: Charro