"Se pueden arreglar campeonatos enteros, como el de Boca de Ischia." Javier Ruiz árbitro "Ehhehh, eh yo pienso de que ehhehh eeeehh (?)." DAP "No estén cagados." Daniel Passarella

viernes, 11 de marzo de 2011

Recuerdos cercanos que no voy a olvidar...

El estandarte de un campeón enorme

El 9 de marzo se cumplieron 25 años de la obtención de uno de los mejores campeonatos ganados por River Plate en su historia. Faltando 5 fechas para terminar el torneo 85/86, River derrotó a Velez por 3 a 0 y con ese resultado conseguía un título que ganó con excelencia y admiración de todo el ambiente futbolístico. Hasta ese momento se habían ganado 22 partidos, empatado 7 y perdido 2, 66 goles en 31 partidos. Una campaña monstruosa que tuvo su frutillita el 6 de abril con los 2 goles del Beto en la Bombonera (el de la pelota naranja).

Para algunos es un recuerdo contado por los padres, para otros será un video visto decenas de veces en youtube, pero para quienes tuvimos la buena suerte de vivir esa campaña en la cancha son momentos imborrables, especialmente para quienes éramos menores de edad y ese torneo tuvo el morbo de ser un año de rebeldía siguiendo a River Plate, aún sin el consentimiento de los padres. Tardes inventando excusas para seguir a esta maquinita, tardes de lluvia o sol intentando justificarnos diciendo que no habíamos ido a la cancha, tardes en que nuestra alegría nos delataba o tardes en que la excitación por haber visto al Enzo y todo ese ballet hacía imposible que no nos autoincrimináramos.

Hubo partidos que entraron en el recuerdo, las goleadas a Newell’s, Velez, Platense, Temperley y ELP, el empate ante Español en el bajo Flores y la victoria ante los bosteros en el Monumental terminaron por cerrar una primera etapa interesante (último semestre del 85); sin embargo, fueron las primeras fechas del 86 las que convirtieron a este equipo en imbatible desde lo futbolístico, lo anímico y lo mental. En enero se le ganó a CASLA y CAI de visitante y en el memorable partido de local que se le ganó 5 a 4 a AAAJ terminaron por demostrarle al resto que ya no había rivales. Después se ganó por goleada al Racing cordobés y a Velez dándole forma a un campeón lleno de brillo que entró en el recuerdo de todos.

Honra a ese equipazo que ganó todo lo que se propuso y que nunca entenderé como pudo haber sido desarmado antes de lograr muchos más logros. El 9 de marzo fue la primera confirmación de la grandeza de este equipo, luego tendría tiempo para ser campeón de América y del Mundo, perdería el brillo que le daba Enzo pero mantendría el espíritu que le dio el Bambino Veira, la fuerza de voluntad de Ruggeri, Gallego, Montenegro, Gordillo, Borelli… el incansable aporte del Negro Enrique y Roque Alfaro y el toque maestro del Beto. Hubo muchos más nombres que hicieron mágico a este equipo (Amuchastegui, Centurión, Morresi, Gorosito, Troglio, Villazán…). Llegarían Alzamendi, Nelson Gutierrez y el Búfalo Funes para suplantar la magia con garra y viveza pero nada impediría que sigamos hablando de un equipo que marcó una época en el club.
Toque maestro, engalanado por el manto sagrado frente a los bosteros. El momento ideal.

Para los más jóvenes queda el recuerdo de una de las últimas grandes alegrías en la bombonera. El 10 de marzo se cumplieron 9 años de la bendita vaselina de Ricky Rojas. Así como todos soñamos con un gol del Pelado Almeyda, fue un regalo del cielo el gol del misionero Rojas. Fue su único gol en primera división y que mejor oportunidad para hacerlo; no fue un gol definitorio, apenas fue el tercer gol de un partido definido y hecho en los segundos finales del partido, sin embargo, debe ser de los goles más gritados y recordados por los hinchas de River Plate. Para los entendidos habrá sido un gol más, para los hinchas de River Plate quedó inmortalizado el gol de la "vaselina" Rojas. Un toque genial con la parábola justa sobre la pierna del defensor, el arquero y el travesaño, un toque para la sensibilidad de aquellos que no pueden ver la belleza del fútbol, un toque para quienes no entienden la emoción del fútbol, un toque maestro en el momento justo.
Es la foto que tengo menos vista (aparecida en twitter de Riverplate news) y es la que mejor muestra el gol

El gol de Rojas debe tener el título de unos de los más inesperados de nuestros recuerdos. Todos admirábamos su tesón pero reconocíamos su falta de calidad, disfrutábamos su entrega pero nunca esperamos un tiro al arco, queríamos su gol pero jamás sospechamos que podría llegar frente a los bosteros y redondeando un hermoso 3 a 0. Los que estuvimos en la tribuna recordamos su pique y como de repente quedó sólo para recibir la devolución y sorpresivamente avanzó para darnos con un toque maestro (pareció una imitación de algún toque de Orteguita) una inmensa alegría.
Cavenaghi y D'Alessandro le dan a Rojas el abrazo que todos queríamos darle. Gigante...

El abrazo en la tribuna, se extendió por toda la cancha. Como perlas encontré que en el banco estaba JP Carrizo (y Esnaider… ya estábamos en épocas raras) y también vale la pena recordar el equipo que jugó ese partido para ver como bajó rápidamente la calidad de jugadores. Comizzo, Garcé, Celso Ayala y Rojas, Coudet, Ledesma, Cambiasso y Zapata, D’Alessandro, Ortega y Cavenaghi. Luego entraron Demichelis, Claudio Husaín y Guille Pereyra. Viendo estos nombres podemos aprovechar para ver las palabras del Torito Cavenaghi que vuelve a abrir una puerta para volver a River Plate y zanjar sus diferencias con el Káiser. Lamentablemente, viendo la reacción que tuvo DAP con Camoranesi por tener un problema con su manager, ¿qué esperanza me puede quedar con un jugador que tuvo un problema directo?

2 fechas, 2 recuerdos, 2 momentos diferentes… la misma alegría millonaria. Gracias al campeón 85/86 y gracias a Ricky Rojas.

Por Charro.

8 comentarios:

Anónimo dijo...

todo dicho



enormes recuerdos , alegría , deleite


las tres G por doquier




en el post de Radamel , Magyar dice :

lo valoré más cuando se fue ( no textual )



y sí , a veces vemos no tan bueno lo que es mejor


no voy a ahondar pero tiene que ver con el conformismo actual y el contraste con estos recuerdos , imagínense que estos fueran los recuerdos de otro club , uno que jugó siempre como River ahora


de qué grandeza se hablaría




abrazo , Jorge


pd : el Vélez de hoy no es el que fue ,

vamos a seguir mezquinando J.J.?


ya , Larry es J.J.


llamen a Mou !!

nrn dijo...

Inolvidable el 86! Ese año fue el momento culminante de lo que culturalmente llamamos los 80; luego fue todo repetición.
Para River el año había comenzado bien, ganó la Copa de Oro en Mar del Plata con la recuperación del Mago, el Beto Alonso, y volvió al campeonato local con un equipo que se iba agrandando por la calidad del juego y de los triunfos: con San Lorenzo 1 a 0 en Liniers, gol del Pitón Morresi; luego el inolvidable partido con Argentinos 5 a 4 en Núñez; vital un 2 a 1 en Avellaneda con gol de Karabín. Pero lo que le dio el espaldarazo, la sensación de imbatibilidad que luego se prolongaría hasta ganar la Libertadores y en Tokyo fue otro 5 a 4, el histórico triunfo sobre Polonia en Mar del Plata.
A propósito de la rebeldía y la minoridad señaladas por Charro, adhiero con el recuerdo de dos viajes en tren en las últimas fechas, a Rosario contra Ñulsolboys y a La Plata -ya campeones- arribando al peligroso bosque para los últimos minutos. Luego la pelota Naranja y a la salida quedándonos con los pibes refugiados en algún bar de la Boca, poniendo cara de tristes entre bosteros, mientras nos clavábamos unas Quilmes frías para que se despejara todo el quilombo de la salida para volver al Bajo y a Núñez. Y el último quilombo fue en la cancha de Platense, la tarde del 4 a 4, con episodios violentos en las tribunas, adentro y afuera de la cancha. Un final que ese equipo no se merecía.
La tarde del campeonato contra Vélez, me acuerdo al Bambino sacándose los pantalones celestes de su cábala por una ventana de la concentración y cortandolo en pedazos que iba arrojando para la hinchada, abajo, en el playón interno.
Abrazo.
Tony del Bajo

Centrojas dijo...

Ese equipo del 86 lo tengo muy metido en la piel (casi tanto como el del 75) con la gran diferencia que a este lo vivi en vivo y en directo y al otro solo en el recuerdo de lo que me transmitieron y lo que averigue investigando y viendo.

Respecto a lo que dice NRN ese torneo tambien fue jodido ir a san martin en la primera ronda a decir verdad se puede escribir un libro con todos los incidentes que se vivieron en las tribunas y alrededores durante esa campaña.
EL partido con platense termino con los caballos de la montada metidos en la tribuna lateral y los muchachos tirandose desde los escalones sobre los jinetes de los mismos.

Recuerdo que para ser mas epico el gol de Rojas fue mientras caia una lluvia bastante importante, en este partido estuvo un periodista ingles bastante reconocido y fue el quien hace unos años en una nota sobre los espectaculos deportivos que hay que ver antes de morirse coloco al superclasico en el nro 1

Magyar dijo...

Un gran equipo el del '86, un gran equipo. Al que desarmaron rápido y no le permitieron marcar una época. Algo de lo que hablabamos en el post de Almeyda-Barcelona. Cuando alcanzas cumbres como esas (era el mejor del mundo, ¿el Steaua de Bucarest no le ganó la final de la Euro al Barca?) y no las mantenes es un pecado; y te perdes la posibilidad de ser un Equipo de epoca. Como hace hoy nuestro admirado Barcelona, sin duda, manteniendo sus players. Pero no se engañen tampoco, Barcelona compró mucho, sigue comprando y varios de los que forman ese gran equipo son "extranjeros", eso no les quita merito pero a no encandilarse tanto.

Los campeonatos de finales de los '80 fueron todos peligrosos para ir a la cancha. Estube en un Super en Velez donde mataron a alguien en la esquina de Gigante(el supermercado) y en varios con palos y corridas, generalmente en Huracan o Ferro. Canchas jodidas para irse. Hasta que mis viejos me prohibieron la cancha, salvo de local. Hagan memoria y fue una marca de época. Anti alfonsinismo? agitación? en los '90 de repente se cortó... que raro...je

Lo de Ricky Rojas fue magnífico, la tranquilidad para definir... la postura del festejo siempre me impresionó. Como diciendo: "¿que les parece Bosteros? hasta yo me animo a tirar un chicle así en el chiquero" o gastador pero serio: "esto no es nada, todos los de River definimos así"... fue muy bueno.


Jorge, es que Falcao me parecía un 9 mas, batallador, comprometido, pero no mucho mas que el Tecla(se había ido recien) o Fuertes... Claro, si despues me tiras con Fabbiani gordo y con Canales(flaco y todo) que queres? extrañé a Falca y además lloré(?) recordando su compromiso con la camiseta, que le voy a hacer...


Abrazo riverplatense
Magyar

Anónimo dijo...

interesantes los aportes de hinchas de cancha , lástima que sean la mayoría sobre desmanes

sería "anti-alfonsinismo" o la gente se calmó con el "uno a uno" , pienso que ambas



Rojas sería rústico pero siempre se potencian los "menos" cuando abundan los habilidosos ,

ej. ad hoc , el golazo de Ale Montenegro al Loco para el mentado 1 a 0 del '86 en el Monumental



no creo que le haga honor a Radamel compararlo con el infortunado Canales , etc.

el Tecla estuvo poco pero a mi me gustaba el tipo de goles que hacía Falcao , no sólo que corriera todas , me parece un gran goleador con muchos recursos , no exquisito como Ángel o el Príncipe


lo del Barsa , en el otro post , jajaj
pero sí , Steaua le ganó por penales




abrazo , Jorge

Magyar dijo...

No pero que quede claro que no lo comparé a Falcao con Canales eh. Canales me pareció que lo único que tubo de Magico fue conseguir el pase a River.
Pensar que lo recomendó Berizzo... se lo hubieras recomendado a Sabella Toto!! a ver que hacias con él ahora...jajaja


La actitud final con el club, igual que al Kiti Villalba los subió mucho en mi consideración, sobre todo por el momento en que las tuvieron.


Slds.
Magyar

Matias dijo...

Magyar, el Barcelona tiene mayoría de la cantera. Sí, compraron a Messi... pero cuándo? Mirá la formación, vas a ver que tiene no menos de 8 de inferiores...
En cuanto a este posteo...
El del 86 lo viví de lejos, sin ir a la cancha.
El gol de Rojas fue apoteótico, no estaba en la cancha, pero me enloquecí tanto que dí una pseudo vuelta olímpica en un bar... jeje...

Magyar dijo...

Si de acuerdo Matias, yo no dije lo contrario, pero que tienen varios en puestos claves que son de "afuera" tambien.
A los que nombre sumale a Adriano que ya va siendo titular,a David Villa que fue goleador en 2 clubes antes de llegar al Barca, y en el banco Gaby Milito. No niego todo lo que vos decis, digo que cuando ellos compran eligen bien, pero si compra River, tapa juveniles. En contra de esa "ideología" decía yo "no nos encandilemos tanto". En sus mejores epocas River elegía bien y tenía grandes jugadores de la casa.
Igual estoy muy de acuerdo con lo que dijiste del Barca en el otro post. Es como una forma de ser en Catalunya.

Pero insisto. Mourinho no es el modelo opuesto. En todo caso Trapattoni o Dunga, jeje

Abrazo
Magyar