"Se pueden arreglar campeonatos enteros, como el de Boca de Ischia." Javier Ruiz árbitro "Ehhehh, eh yo pienso de que ehhehh eeeehh (?)." DAP "No estén cagados." Daniel Passarella

martes, 20 de agosto de 2013

Convivir con los extremistas...

El intercambio de ideas es fundamental para el crecimiento

Que difícil es socializar en el mundo de los extremistas (una de las mayores enseñanzas y desafíos de twitter), nunca hubiera pensado que existiera tanta gente con la agresividad y necesidad de destruir antes que aceptar la existencia de otra posible postura. Viendo la historia supongo que debe ser una característica humana que mi ingenuidad o mi postura de creer en las utopías, no me dejaban ver. La política nacional esta pasando por una etapa de mucha participación y eso ha llevado a mucha gente a posicionarse (lo cual está bueno) pero lamentablemente la mayoría optó por destruir al de enfrente en lugar de discutir. Nuestro club no es ajeno a lo que pasa en el país y va quedando claro en estas elecciones. La lógica indicaría que todos somos de River Plate y queremos lo mejor para nuestro club pero la realidad muestra que el club fue destruido con intencionalidad por gente que decía querer al club porque había mucha plata de por medio. La destrucción del club marca posicionamientos casi siempre extremos entre quienes se dicen estar en contra de quienes hicieron la destrucción y los que no participaron (con lo cual surge la primera pregunta: ¿quién destruyó al club?). Para algunos la destrucción fue con los patéticos y jugosos negociados de los 90 (época de Davicce), para otros la destrucción económica, futbolística e institucional de la primera década de este siglo (Aguilaucha), para otros el descenso y la continuidad del desastre (DAP) y para otros es un proceso que empezó antes de los 90 y que aún no termina.

Ojalá estos fueran simples posicionamientos y a partir de allí se pudiera discutir lo mejor para el club (de por sí suena algo utópico), algo relativamente posible si el objetivo de todos fuera el amor por River Plate pero bastante difícil cuando en el medio vemos la destrucción que sufrió nuestro club. Hasta acá es una difícil realidad política en la que se debería convivir e intentar mejorar, sin embargo todo se agrava por la increíble cantidad de extremistas, fanáticos y mesiánicos que deciden seguir a un dios salvador perfecto que nunca se equivocará y hará lo mejor por nuestro club hasta salvarlo del desastre y lo lleve al lugar más alto (lugar para el cual, obviamente, estamos señalados por seres superiores). Esta postura es bastante habitual en tiempos de crisis, en los cuales la sociedad (o cada individuo) no tiene respuestas y prefieren poner todas sus esperanzas en algo superior (?) antes que buscar soluciones y entender que estas llegaran con mucho trabajo, tiempo y probablemente sacrificios. 

Al desastre de Aguilaucha muchos decidieron poner como salvador a DAP (vaya uno a saber en que se basaron más allá de la necesidad de creer en alguien), al descenso de DAP muchos decidieron endiosar a Almeyda (como símbolo de amor y sacrificio que se identificaba con la necesidad del hincha) y a la imposibilidad de salir del pozo muchos endiosaron a Ramón. A este ritmo y viendo como se presenta la próxima contienda electoral, ya se empieza a notar el endiosamiento (?) por D´onofrio y Caselli. Lamentablemente entre endiosar y apoyar hay un largo trecho, entre estar a favor de alguien y fanatizarse con esa persona hay otro largo trecho, entre aceptar que una persona es lo mejor para un puesto o un tiempo del club y aceptar que manipule todo a su antojo hay otro trecho. Para unas posturas hay que ser sumiso y fundamentalista, para las otras hay que tener espíritu crítico y objetivos que van más allá de una persona.

Nunca entendí esto de creer ciegamente en un candidato previo a gestionar, mucho menos podría convertirme en un extremista defensor de alguna persona porque tengo claro que todos somos humanos y cometemos errores y para eso estan los equipos que se movilizan detrás de un objetivo (así fue la política del club desde sus inicios, con gente de fuerte carácter que imponía ideas pero siempre junto a otra gente que discutía los proyectos).

Leer a gente que destruye al adversario político con algunas bajezas (en muchos casos reales, en otras medias verdades y en otras mentiras vergonzosas) y que hace oídos sordos a las bajezas que llegan del otro lado (que también tienen algún porcentaje de verdad y mentira) da pena y deja muy en claro que así y con esa gente el club no saldrá adelante. Es muy difícil conseguir paz y consenso desde la agresión, es difícil salir hacia adelante cuando solo se agrede, chicanea y ningunea al que piensa diferente.

Lo que hacen los fanatizados no está bueno ni le hace bien al club, como tampoco le haría bien al club que su entrenador (como ya pasó con los últimos presidentes) empezara a tomar medidas caprichosas (como todo pareciera indicar que sucedió con Trezeguet, Ferreyra y Menseguez). Nadie discute su capacidad ni que tiene razón al decir que tuvimos infinidad de muertos entre los 142 jugadores (información de Gastón Corti) que llegaron en los 12 años de Aguilaucha y DAP, pero también se puede recordar que Ramón es muy afecto a traer ¨amigos¨ suyos o de su representante (a los que ahora hay que sumar los amigos del hijo) y eso deterioró la relación con toda la dirigencia del club (porque hoy, viendo lo sucedido en la última década, todos hablamos del error de Aguilaucha, pero en ese momento, practicamente todos los políticos del club estuvieron de acuerdo con echarlo y eso nada tuvo que ver con lo deportivo). 

Hay que ser necio para no reconocer los logros deportivos de Ramón, tanto como el que no quiere ver que estas decisiones ¨amigueras¨ que toma Ramón lo lesionan a él y al club.

Por Charro.

7 comentarios:

Anónimo dijo...

ay charro no te lo tomes tan a la tremenda ¡¡¡¡¡ solo son chicanas politicas ¡¡¡no es para tanto¡¡¡¡ con caravanita nos queremos solo que los dos queremos ganar jajajaja y tenemos 2 miradas distintas de como llevar el club de diciembre para adelantes ..... ellos confias en los empresarios que se acuerdan ahora de que son hinchas de River y yo creo en la gente del club y de los que vamos siempre a la cancha .... solo eso
ahora se fijaron en las palabras de cantero en el Ole????? dijo " reconosco que no se mucho de futbol " ......miren cuando donofrio diga lo mismo .....hay que aprender de los errores de otros para no repetirlos ¡¡¡¡¡ atentos ¡¡¡¡¡
abrazo
la vida x los colores
cladestino

Anónimo dijo...

Clandestino: No necesariamente saber de fútbol te convierte en un buen conductor institucional. Cierto que si no sabes de fútbol corrés con una desventaja enorme, pero saber mucho de fútbol y desconocer como se gestiona y como se conduce es también muy peligroso. Dos ejemplos de esto último: Cárlos Babington y Daniel Passarella. Podría decirse que ambos saben de fútbol: ambos fueron buenos jugadores (algo que la mayoría de los dirigentes no); ambos fueron técnicos (algo que la mayoría de los dirigentes no) Sin embargo la gestión de ambos en sus respectivos clubes (Huracán y River) ha sido lamentable. Entonces creo que, si bien es bueno saber de fútbol, es mucho mejor saber "conducir", gestionar y ser responsable con el "bien común".
FRANCISCO SEGUNDO.

Anónimo dijo...

CLANDESTINO LO DIRA POR CASELI?

NO, PORQUE DE FUTBOL NO SABE

POR DIEGO QUINTAS QUE ACOMPAÑA A CASELI?

Y AHI PUEDE SER

Anónimo dijo...

amigo francisco segundo ;entiendo lo tuyo lo de saber de futbol te das cuenta cuando relatas los partidos y enseguidas te das cuenta los errores y las virtudes ,tanto de tu equipo como del rival casi como si relataras el partido ,eso pasa con Caselli cuando ves con el un partido y eso te das cuenta cuando pasan las cosas que el te dice ....
lo de saber que pasa en las canchas es saber el maltrato policial , los ingresos , los lios para conseguir un tiket etc eso solo lo aprendes de lo vivido no de lo que te cuentan .... si vas de local ahora te das cuenta lo inutil que son los controles y que al pedo esta la policia ...Caselli sabe lo dificil que es ir a rosario o a la boca y de eso se aprende tanto como sabe lo que nesecitan los que van a la pileta o juegan futbol interno .....
todo eso (saber de futbol,conocer de canchas y de los problemas del club) lo hacen un buen dirigente ¡¡¡¡¡
cuando quieras escuchar sus ideas solo me aviss ,asi podes elegir
abrazo
la vida x los colores
cladestino

Marcelo dijo...

Gente
yo invito a las personas que defienden las diferentes opciones para diciembre que nos presenten un plan de gobierno en donde detallen que es lo que piensan hacer y lo pongan a disposición de todos los socios, como así también la lista completa a conformar cd y órganos fiscalizadores.
Se agradece.

Anónimo dijo...

marcelo te invito a una charla con caselli ahi podras sacarte todas las dudas que tengas , igual me comprometo a contestarte todas las dudas que tengas
abzo
cladestino
lavida x los colores

Viejo Sabio dijo...

A unos 45 días es a todas luces evidente que las promesas de la dirigencia al DT y al pueblo riverplatense de contar con las incorporaciones al inicio de la pretemporada para lograr el Campeonato inicial 2013 y la Copa Sudamericana.

También es evidente que no existe planificación alguna en River convertido en el REINO DE LA IMPROVISACION tal como se viene sosteniendo en las páginas digitales independientes del periodismo ensobrado y de los medios interesados en el negocio del fútbol.

Además ha quedado demostrado la MENTIRA de haber ganado el CAMPEONATO ECONOMICO tal como se atribuyófalsamente la CD encabezada por Passarella.

Pero a esta altura las posiciones de Cruz Azul y Benfica -además de Cerro Porteño que fue soslayada gracias a la garantía mendigada a la AFA - dejan en claro que el glorioso River Plate ha perdido toda la confianza en el ámbito internacional.

Hoy por hoy contratar con River es de muy alto riesgo y eso se logró gracias a los constantes incumplimientos, mentiras e incoherencias de toda la dirigencia - no sólo de DAP y JMA - que viene administrando el club desde la última década.

Es imprescindible que los socios riverplatenses sepamos elegir nuevas autoridades que recuperen la histórica credibilidad que gozaba nuestra institución con anterioridad a ser manejado por el contubernio.