"Se pueden arreglar campeonatos enteros, como el de Boca de Ischia." Javier Ruiz árbitro "Ehhehh, eh yo pienso de que ehhehh eeeehh (?)." DAP "No estén cagados." Daniel Passarella

sábado, 10 de agosto de 2013

Dos cabezazos en el área rival... te salvan el desastre

El gol de Andrada cambió este fin de semana...

Las crónicas dirán que ayer se jugó un partido de fútbol en el Monumental y que River Plate inició su participación como local en el torneo Inicial 2013, supongo que ninguna de las 2 afirmaciones será mentira pero... yo los acusaría de ser temerarios y despreciar la historia, el fútbol y a River Plate. Ayer se jugó frente a Central uno de los peores partidos en mucho tiempo (y eso que hace muchos años que no venimos jugando como quisiéramos). River Plate careció de casi todo, no tuvo ideas, no supo que hacer, no daba bien los pases, individulamente jugaron mal y se dejaron presionar por un rival que solo sabe morder y correr. Una noche para decir gracias por los 3 puntos y empecemos de nuevo porque así no llegaremos a ningún lado.

Podría decirse que fue la noche de las evidencias. A las 20,30 la gente no había llegado al Monumental y todo era muy extraño, la prohibición de no socios, la gente que debió comer previamente luego del día laboral... no se exactamente la razón para que media hora antes del partido solo la platea Belgrano alta estuviera con mucha gente. La explicación más lógica se dio en el patético operativo policial. Por momentos quisieron ser amables en medio de vallas y tablas que impedían los pasos (vaya uno a saber para que estan las prohibiciones) pero a medida que pasaban los minutos y la gente se ponía nerviosa (por el gran aluvión de gente en los últimos 45 minutos), más celo ponía la policía en impedir el paso de la gente (fue muy obvio que necesitaban hacer un operativo innecesario para justificar el pago). A eso se le sumó la enorme cantidad de gente que era rechazada en el molinete (mi mente mal pensada me dice que adrede rechazaban a los que tenían bien el carnet para que en el quilombo pasaran aquellos que compraron en ¨reventa¨) y así fue como se vio que de pronto la cancha apareciera cubierta en un enorme porcentaje (la Belgrano alta rebalsó y la San Martin estuvo llena). Así fue la previa mientras algunas personas disfrutaban de la inauguración del paddock club y sus nuevas butacas (cuando se quiere, en 1 semana se hacen remodelaciones; una vergüenza la diferencia de asientos entre los del paddock y el resto).
 La habilidad de Lanzini pocas veces desequilibró el partido

Con esta previa (y un lindo vientito) esperamos el inicio del partido. La expectativa puesta en que haría el enganche y como se cambiaría lo malo de la primera fecha, era lo poco que calentaba el alma (era imposible comprar un vasito de café indefinido a $12 o un panchito a $20). De pronto la tribuna tuvo color pero el ambiente estaba frío, la falta de visitantes desnaturaliza el evento (?). Imagino lo que debió ser para Caranta recibir el grito de ¨comepibes¨ por una parte de la gente (al principio dabe vergüenza ajena pero...) o lo que será tener a una cancha entera presionando, así y todo, está claro que quienes toman las medidas para desnaturalizar el espectáculo, nunca fueron a una cancha.

El inicio del partido podría haber sido suspendido porque la primera parte fue patética. Central se dedicó a morder los talones, a ensuciar el partido, a correr para provocar el error, molestar a los jugadores... y lo hicieron bien (el colmo fue cuando un jugador de Central se tiró al piso y pidieron que River Plate cortara el avance y tirara la pelota a un costado, el jugador que tenía la pelota lo hizo, perdimos 2 minutos y encima Caranta tiró la pelota a nuestro campo como diciendo que nos devolvía la pelota pero los jugadores de Central presionaron hasta que obtuvieron un córner; ni siquiera el fair play respetaron). A todo esto, River Plate no reaccionó y se dejó llevar por delante, cada vez que querían salir jugando regalaban la pelota y cuando conseguían salir del asedio no tenían idea de que podían hacer con ella. Simeone corría desaforadamente intentando molestar a los defensores, Carbonero y el Malevo no lograban desbordar, Lanzini y Fabbro querían pero no podían, Vangioni subía poco porque por su sector se habían empecinado Encina y Luna (que tuvo una noche muy motivada, le peleó muchísimo a Balanta y lo exigió todo el partido. Este jugador no tiene nada que ver con el que vistió nuestra camiseta), Ponzio no terminaba de ubicarse y la defensa no lograba sacar la pelota limpia (obvia orden de Ramón, todos querían tocar pero la presión era permanente). Uno de los grandes problemas de la salida era la marcación personal cuando Barovero tenía la pelota, el otro problema era que los jugadores de Central salían a comer las piernas pero dejaban la salida en Mercado (tuvo una de sus peores noches, su cabeza se fue del partido por la suma de presión que le puso el hincha y su incapacidad) y ahí volvía a diluirse la posibilidad de salir jugando.
Gio debe pelear demasiado solo

El segundo tiempo mostró una actitud diferente (Central ya estaba un poco más cansado aunque algunos jugadores parecían con ¨pilas extras¨) en River Plate pero la misma incapacidad. No pasó nada durante 30 minutos salvo que Barovero salvó las pocas oportunidades del partido (Caranta casi que no actuó) y volvió a demostrar que es un arquero para River Plate, poquitísimas intervenciones pero siempre fundamentales (el famoso sacador de puntos, no deslumbra pero impide que se conviertan en gol las 2 posibilidades que siempre tiene el rival). El nerviosismo se fue apoderando lentamente del equipo y las famosas lagunas de Fabbro repercutieron en el equipo, nadie tenía la pelota y lo fueron agrandando a Central. Faltando algo más de 10 minutos, cuando el hincha ya estaba impaciente y varios jugadores sufrían la furia por no hacer nada, llegó el gol salvador. Un córner de Fabbro (su pegada sigue siendo muy importante), un cabezazo oportuno de Simeone (otra gran virtud del delantero) cambió el destino del balón y el pibe Andrada (que ingresó por Ferreyra) convirtió su primer gol en primera división (es el goleador histórico de las inferiores). Después de este sorpresivo gol, el partido cambió totalmente y cualquier cosa pudo haber pasado (especialmente después de la patada brutal de Fabbro que provocó su expulsión). El ingreso del Lobo Ledesma fue un alivio porque se puso al equipo al hombro, corrió más que nadie, mordió como lo hacía Central y recuperó varias pelotas que impidieron que nos metieran en el área, fue un respiro que se apoyó en Andrada (ingresó muy bien y se agrandó con el gol) que se movió mucho por el frente de ataque y empezó a pedirla siempre... tanto que incluso se pudo haber ganado con otro gol de diferencia (excelente contra de Lanzini y Andrada. Exquisito pase en velocidad de Andrada para dejar solo a Lanzini que no pudo definir bien después de correr 70 metros).
Un gol que le puede dar la confianza al goleador

El partido nos dejó 3 puntos y muchísimas preocupaciones. Carbonero me hizo recordar al debut del pibe Solari cuando perdió toda la confianza después del murmullo y queja de los hinchas por haber perdido unos balones, en los últimos minutos se escondió como pidiendo que no lo insulten más. Mercado me hizo recordar al uruguayo Diaz cuando un día dijo basta y no se animó a volver a ponerse la camiseta, el Malevo Ferreryra me dejó la impresión que no sabe ni tiene mucha alma pero cada tanto se da cuenta que debe intentar y que debe marcar (obviamente no alcanza para nada), Vangioni sigue siendo desperdiciado de 3 (acá se nota como la pifió Ramón, se quedó sin defensores laterales y ahora sacrifica al mejor carrilero e improvisa por derecha cuando Mercado sale), Fabbro juega de algo que hace 10 años no se ve en River Plate (salvo algunos partidos de Gallardo cuando estaba roto) pero fue demasiado intermitente y lento (es un enganche puro, es el único que para la pelota, mira, cambia de frente, da pases entre líneas y, fundamentalmente, tiene la capacidad de pensar cuando la gente insulta y el rival muerde), Simeone le pone ganas pero no es capaz de ganale solo a los defensores ni de provocar espacios, se le nota el talento (especialmente para cabecear) y la intensidad (molesta bien a los defensores) pero también se nota que le falta crecer, Balanta sigue demostrando capacidad (velocidad y fuerza) pero a veces se pasa de revoluciones (dio un codazo de expulsión) y tiene exceso de confianza. Punto aparte para Ponzio que no logra recuperar su nivel y es fuandamental para el equipo, no logra armar juego desde atrás y en la marca no se encontraba.

Como se dice, esto recién empieza... ojalá cambie muy rápido porque no podemos seguir dando las ventajas de no presentar a los refuerzos ni de jugar tan mal.

Por Charro.

6 comentarios:

Nico dijo...

Horrible partido. Parece que darle un pase al compañero cuesta más que recibirse de ingeniero. Como decía el Tano Pasman "no te pido veinte, te pido tres".
Dos cosas: Ferreyra es intrascendente, tanto, que lo extraño a Rojas. Carbonero, me parece, tal como indica Charro, sintió los murmullos y se apichonó (si empieza así...¡mamita!).
Por último, más allá de la expulsión y de su falta de ritmo, Fabbro me gustó (el pase a Simeone ni bien comienza el ST fue exquisito. Toca de primera, abre la cancha, pivotea bien y cuando se junto a tocar con el que andaba cerca, salió airoso casi siempre. Esperemos que mejore. Lo mismo para River en conjunto, debe mejorar urgente (el único que sostiene su nivel es Barovero que nos salva y se está convirtiendo en el mejor arquero de estos últimos tiempos).

Por último, me tomo el atrevimiento de presentarles mi nuevo blog. Después de leer y de comentar acá, pueden pasar: http://losigoapesardetodo.tumblr.com/

Saludos,
@nicolinov

Enrique dijo...

Muy bueno nico, en cuanto pueda lo agrego a los links de blogs de River.

Ponzio está jugando muy complicado, intenta meter un cambio de frente de 40 mts en todas, alguna vez escuché a algún dt decir que cuando las cosas no te salen, hay que ermpezar por lo más simple, dársela al compañero más cercano.

Hernan Dardes dijo...

El operativo fue inexplicable, la vuelta para los que llegábamos por Quinteros no tuvo lógica, y mucho menos pensando en pasar por la plaza destruida y a oscuras (está en reparaciones, es obvio, pero es muy difícil poner un grupo electrógeno con luz provisoria? Y no me refiero solo a los días de partido. Espacios públicos en la Ciudad lo maneja....perdón, casi me salgo de la veda). Ahora bien, mas allá del contratiempo, habiendo policías en la esquina de Quinteros y Libertador, era muy complicado avisarle a la gente? Para qué la primera cuadra de Quinteros cerrada a la salida? Había algún famoso de trampa en Jonathan, que pidió que desvien a la gente?

Del partido por lo general coincidimos, agrego apenas un par de conclusiones apresuradas.

- Ferreyra es apenas un digno suplente
- Carbonero pinta para ser otro Sánchez. Tiene menos pegada, más habilidad. Al uruguayo no le costó de entrada, a este la presión del Monumental lo mató. Ayer se imponía el ingreso de Solari, después del gol y la expulsión, la cosa cambió
- Me sorprende Andrada, y no solo de ayer. Cuando lo veo jugar y moverse, no es el típico goleador. Es un tipo rápido, al que le gusta tirarse a los costados. Quedó claro en el gol que es un oportunista. Si combina ambas condiciones puede ser crack.
- Simeone está verde. Ayer cuando el equipo era presionado, la opción del pelotazo para que la aguante, era regalar la pelota. Físicamente le falta, y mucho menos para jugar solo. Desde ya que tiene condiciones, pero señalo algo. En la jugada del pase de Fabbro, demora un segundo porque deja pasar la pelota para pegarle con la derecha, cuando correspondía definir de zurda. Vicio y error de la mayoría de delanteros en actividad, jugar solo con la pierna fuerte. Qué pasa a la hora de la formación? No se le puede ensañar a jugar con las dos? Pienso en Alonso contando como el padre le ataba la pierna derecha y lo obligaba a practicar solo con la izquierda
- Es obvio que Ramón armó el plantel pensando en defender con linea de tres, y el primer tiempo contra RAcing lo asustó. El tema es que no hay laterales, se sigue desperdiciando a Vangioni, y ahora con la lesión de Mercado y el mal rendimiento, me pregunto si volverá a pensar en linea de tres, o si lo pondrá a Vega, o si inventará a Ponzio de 4 (que a juzgar cómo anduvo Ledesma de 5, y Ponzio de 4, creo que en principio sería adecuado, si no vuelve a tres abajo). Ramón se está equivocando mucho, y Emiliano no es Omar Labruna.
- Fabbro está bien, es lo que necesitábamos. Si River anda bien, va a ser fundamental, si no andamos bien, lo van a matar. Pero pedíamos un enganche clásico y lo es.
- Estuve por ir al paddock, pero salí sin cambio del laburo, y con apenas 35 lucas en bolsillo no me alcanzó. Si no les contaba del catering.

Marcelo dijo...

Gente
acuerdo con todo lo expresado, lo que me llamo la atención y que pude notar ayer al no ir con mi hijito, es como cambió la generación de hinchas de RIVER, solo piden huevos y no juego, lo de Fabbro como dice Charro es evidente, es un tipo pensante y organizador de juego, lento y lagunero con Riquelme, pero que sabe leer el juego y muchos murmullos ante cada jugada mal resuelta pero bien pensada, sabe leer el juego, espero que aguante la presión y salga airoso, se necesita y mucho...yo probaría a Ramiro Funes Mori antes que Mercado como 4 y Maidana lo reemplazaría por Pezella.
Por lo menos se gano, una pena desperdiciar a Vangioni y bien Barovero, salvo que a veces se excede en demorar para sacar aunque en su defensa sus compañeros se desmarcan poco y nada.

Anónimo dijo...

La presión que hizo Central fue efectiva porque ninguno de los 3 del medio se animó a hacer lo que hizo el Lobo Ledesma, meter la pata firme y salir con decisión. Ponzio ni fue salida, ni marcó ni se puso el equipo al hombro. Carbonero y Ferreyra quedaron chupados por la presión de Central, pero tampoco tuvieron reacción. Al colombiano le costó la adaptación a Argentina, esperemos que se acostumbre rápido a River, porque va a ser el que salga para que jueguen Balanta, Mora y Teo (si llega, sino, al pedo lo largaron a Sánchez).

Fabbro fue mucho para atrás, para mi gusto, pero no la perdía, que es muy importante, y se mandó una animalada notable, 2 fechas como mínimo.

Ahora que Ramiro vuelve a estar en el plantel, podría ir de 3 en vez del Mal Evo y Vangioni ir más arriba, coincido con todos que es un desperdicio tenerlo de lateral.

Y Mercado...que se yo...podría ir Ponzio ahí, como dijo Hernan (creo).

Que complicada va a ser la serie de Sudamericana contra CASLA y cómo nos cagaron...nosotros íbamos contra Racing originalmente.

Saludos
Aledb

roberto dijo...

Horrible partido , un desastre de mitad de cancha en adelante, Fabbro muy lento , el clon trucho de Riquelme.
Simeone pinta buen jugador pero aun verde, a defensa de 3 imposible, por ahora. Ledesma con 209¡ minutos en cancha el mejor de River, muy nerviosos los defensores, Carbonero lejos de nivel de gimnasia. Espero q Teo nos de junto a Mora el punch , Lanzini sigue lagunero. Y en la Copa marchamos...