"Se pueden arreglar campeonatos enteros, como el de Boca de Ischia." Javier Ruiz árbitro "Ehhehh, eh yo pienso de que ehhehh eeeehh (?)." DAP "No estén cagados." Daniel Passarella

sábado, 30 de agosto de 2014

La no gestión, la mala gestión

Armar la maquinaria para que el club pueda funcionar más allá de los nombres

Muchas veces hablamos con Enrique sobre que es peor, la no gestión o la mala gestión. La primera tiene que ver con lo inútil y quedarse haciendo plancha esperando que la buena ventura evite el desastre (habitualmente quienes hacen esto estan preocupados por llenar sus bolsillos, son inútiles llevados al más alto nivel de decisión por otros que quieren hacer tranquilos sus negocios o simplemente son inútiles con carácter que traicionan a los poderosos que los llevaron al poder. Creo que Aguilaucha ingresa en la segunda categoría y DAP en la tercera). La mala gestión suele tener que ver con malas decisiones o peleas internas que impiden tomar buenas decisiones.

La actual gestión está demostrando interés de gestión (fundamentalmente en el fútbol) y va cometiendo errores y aciertos (como cualquier gestión que va tomando decisiones). Más allá de la diferencia de criterios y de la dirección que va tomando la gestión (punto básico que se debería discutir y poner en la balanza de los votos cuando llegue el momento), también están las decisiones mal intencionadas (las cuales son las que provocan peores reacciones).

El antiestatutario y obligado abono en lugares gratuitos (que tranquilamente se podría haber discutido si era necesario y mientras tanto se ponía un valor simbólico para quienes quisieran ayudar) no habla de una buena o mala decisión ni tampoco de un acierto o error, simplemente habla de incapacidad para conseguir resultados por medios legales. Esta semana se discutió y aprobó en el club sobre el fideicomiso (no leí mucho sobre dicha discusión, apenas salieron datos sobre los votos y ayer me alegré de ver la primera nota con argumentos), un tema fundamental y que merece mucha atención. 

En el tema futbolístico también se han tomado decisiones (a algunos le podrán gustar o no las decisiones pero tienen un proyecto y lo han seguido, todos los puntos en los que se basan pueden ser discutibles pero están obteniendo resultados). Los resultados obtenidos por RAD (técnico heredado y a quien deberían agradecer muchísimo los resultados obtenidos porque le estan dando aire para mantener su proyecto con más tranquilidad) y las decisiones posteriores son parte de los resultados que hoy se ven. Pueden tener más o menos cariño por el riojano pero esto es indiscutible. Hay que reconocer el cariño que le tiene el hincha de River Plate (ya sean todos, muchísimos o simplemente muchos) y tener la grandeza de actuar según las convicciones pero manteniendo el reconocimiento que debe darle la institución. Que se haya ido Ramón por diferencias con el proyecto y las personas que lo llevan adelante es entendible y es un precio político que se paga en las urnas, pero no es bueno que se ningunee al ídolo (como pasó con Alonso y tantos otros en las gestiones anteriores). 

Ayer cumplió años Ramón Diaz y en todas las redes los hinchas festejaron este día. Hubiera sido muy honorable un mensaje del presidente (de la misma forma y rapidez con la que se atajaron cuando Ramón hizo declaraciones fuera de lugar) y que la página oficial del club hiciera un pequeño homenaje al hombre que les ayudó a tener un título y nos regaló a todos los hinchas un título muy necesario y aliviador (incluso ya deberían estar diagramando un lugar de privilegio en el museo, el mismo que merecen otros ídolos). Ya vimos lo que le pasó a los bosteros por actuar traicioneramente con sus ídolos y la reacción que esto provocó, en nuestro caso hemos visto acciones similares en otros momentos con figuras importantes.

Sería bueno que se siga gestionando y discutiendo dicha gestión para llegar a las próximas elecciones con discusiones más importantes y con una mejor situación institucional. Sería bueno que las decisiones que se toman no tuvieran mala intención y que se tuviera la grandeza de dirigir el club pensando en todos los hinchas y no en los propios egos e intereses personales.

Por lo pronto, feliz cumpleaños Ramón y feliz jubilación para Bianchi.

Por Charro.