"Se pueden arreglar campeonatos enteros, como el de Boca de Ischia." Javier Ruiz árbitro "Ehhehh, eh yo pienso de que ehhehh eeeehh (?)." DAP "No estén cagados." Daniel Passarella

jueves, 28 de agosto de 2014

La saludable sensación de ver al famoso River en modo 3G

Un festejo merecido y que suma mucho

El título de Enrique para este posteo era ¨ataque y justicia¨ pero nos ganaron de mano o nos hackearon los celulares (?), así que volví al título largo y menos original... Es imposible que no se escapen exageraciones o demasiados adjetivos calificativos para este River Plate que recién está empezando su camino. Hoy hablaba con mis amigos sobre la satisfacción que nos vuelve a dar ver a River Plate, ya no es algo automático con cierta predisposición previa para alentar a pesar de que no haya ninguna motivación futbolística desde la cancha sino la simple visión de nuestros amados colores; hoy volvimos a la cancha como en los viejos tiempos en que esperábamos el momento de soprendernos con alguna jugada y aplaudir a rabiar, en que los cánticos eran de agradecimiento a los jugadores y a su juego y recordarle al rival quien es el más grande; este es el River Plate que extrañábamos, esta es la identidad que habíamos perdido y que tan feliz nos hace recuperar. Hoy hay decenas de padres que agradecen esta pequeña gragea que le pueden mostrar a los hijos para que sepan que las historias que contamos no son un invento sino que son ciertas y que se pueden recuperar. Nadie sabe cuales serán los resultados a fin de año pero muchos ya estamos agradecidos con este camino que nos muestra el equipo (siempre hay tiempo para ver errores o rectificar un poco el rumbo cuando se conoce el destino final y como llegar a él). La felicidad del hincha se palpa en la tribuna, las canciones de agradecimiento y la sensación de volver a ser River Plate son espontáneas (volvieron las clásicas ¨cuide señora su gallinero...¨, ¨gracias por esta alegría...¨, ¨este es el famoso River...¨) y las redes sociales no tienen límites. El desahogo está desbordándonos y la felicidad vuelve a llenar nuestros corazones que tanto sufrieron en los últimos 10 años. Alguno podrá pensar que volvimos al 96 (aunque falta la calidad de jugadores de aquellos años) pero lo importante es que estamos viendo las famosas 3 G (ganar, gustar y golear) y ya le podríamos agregar otras 2 (gracias Gallardo); por eso no fue de extrañar el grito espontáneo ¨Muñeco, Muñeco¨ (no cantado por la barra).
Muchos goles, muchos festejos... un gran momento

DyJ tuvo un planteo interesante pero le faltó jerarquía y no pudo soportar la presión a la que lo sometió River Plate, nuevamente el equipo logró el objetivo de intimidar al rival y de hacerle sentir la superioridad; otra vez hubo un enorme sacrificio y gran trabajo de equipo. La presión empieza con el movimiento y marca permanente de los delanteros y éste es apoyado por los mediocampistas. DyJ intentó jugar y al principio molestó mucho (tuvo un par de situaciones muy peligrosas) pero finalmente prevaleció el trabajo y la categoría del campeón. Presionaron la salida (Kranevitter casi que no podía salir jugando y le dejaban salir a FM6) con 2 jugadores pero los destruyó el segundo gol (aunque en el segundo tiempo volvieron a salir con la intención de presionar). La categoría y entrega que está demostrando la defensa (siempre hay alguien dispuesto a cerrar atrás del defensor que es pasado, siempre hay alguien que se tira a los pies del delantero, siempre hay alguien que socorre a su compañero para impedir que el delantero se escape y hasta hay algún kamikaze como Vangioni que se vuela con todo su cuerpo a los pies de un rival que queda solo frente al arco para intentar convertir el gol) es un plus desde donde se edifica la seguridad de este equipo. La madurez alcanzada por algunos jugadores sorprende y las sociedades que se van armando permiten que este equipo empiece a brillar.
Cabeza justiciera...
  
Kranevitter es el eje, la rueda de auxilio de todos (sobre el final del partido, con el partido 3 a 0, hubo una jugada en la cual Maidana marca a un delantero cerca del área rival y se pudo ver que quedaban defendiendo solo FM6 y Kranevitter). El 5 cubre al jugador que se va (Mercado y Vangioni ya casi son mediocampistas ofensivos) y hasta se les permite que vayan los 2 al mismo tiempo (casi un sacrilegio en los tiempos modernos del fútbol) porque el 5 siempre está atento a quien podría manejar la contra. Kranevitter es fundamental para defender pero también es la salida ofensiva, el que marca el tiempo en el círculo central. Un trabajo que puede hacer gracias a la confianza que tiene con Rojas y Sanchez. Las sociedades Vangioni-Rojas y Mercado-Sanchez funcionan de muy bien a la hora de atacar y abrir la cancha como a la hora de defender y encerrar a los delanteros. Pasadas las primeras 6 fechas (4 del torneo y 2 de copa) ya llevamos 10 goles a favor y solo 1 en contra (Barovero casi que no tiene trabajo). El manejo de Piscullichi hace la diferencia (tiene menos ausencias que Lanzini y más experiencia, tal vez le falte explosión pero tiene inteligencia y participación constante en el juego), especialmente cuando se junta con Teo (es un delantero diferente, muy habilidoso pero nadie sabe lo que pasa por su cabeza. Cuando pone su chip en modo displicente dan ganas de matarlo pero termina respondiendo con un gol o un pase importante que nos hace perdonarlo). La gran virtud es conseguir abrir espacios en defensas cerradas, en colarse entre líneas y desbordar por los costados. El primer gol llega por el robo de Sanchez y el segundo por un pase maestro del conductor Piscullichi, así consiguieron dominar el partido que empezó más complicado de lo que terminó.
El técnico siempre exige presión y juego. Una buena combinación

FM6 y Rojas vienen sorprendiendo por su gran nivel y seguridad pero este partido fue consagratorio para Sanchez. Hizo olvidar a Carbonero (gran figura del campeón) y le está dando gran dinámica al equipo, empezó a tranquilizarse y bancar la pelota en lugar de regalarla, se convirtió en goleador (el colombiano había hecho varios goles y era fundamental que Sanchez también llegue al gol) además de asistidor y participa en todas las jugadas ofensivas (ya sea en diagonal o desbordando). Tan superior es el trabajo del equipo, que se da el lujo de insertar en todos los partidos a 3 pibes en ataque (la zona de más desgaste y que más pueden sufrir por los golpes del rival) para darles más rodaje cuando se los necesite. Martinez está mostrando gran manejo en velocidad y mucho criterio para pasar la pelota pero me preocupa que los delanteros hagan una de más en lugar de tirar al arco cuando tienen la oportunidad (un mal de inexperiencia) o que se apuren cuando tienen al compañero solo frente al arco. Falta que se le abra el arco a los pibes y a Rojas (se ha perdido goles increíbles junto al arco) pero esperemos que pronto lleguen esos momentos (por ahora no nos daña).

Por lo pronto es hora de disfrutar y rogar que esto continue, esperar que no se resienta el planteo por problemas físicos o cansancio y que pronto encontremos reemplazos que mantengan el nivel y funcionamiento del grupo titular. Ah!!! y es cierto... ¨este es el famoso River, el famoso River Plate...¨

Por Charro.

7 comentarios:

gabriel dijo...

Muy ciertas muchas apreciaciones de la nota.Estamos volviendo.Es el 10 partido consecutivo ganado de local, racha que se remonta a 1998.Buen dato,no?Eran las epocas en que nos salian a jugar con pañales....Pero tranquilos.Me parece que la historia tiene que ser otra, y deberiamos haber aprendido la leccion.Este equipo respira humildad, trabajo y union sobre todo.Excelente base para logros mayores.Porque sinceramente, no puedo dejar de pensar en la Copa Libertadores del año proximo.Ni por un segundo me mentiria.Nos debemos varias de esas copas y un par mas de Intercontinentales.Y el primer paso es no desarmar el equipo.Que no se vaya nadie y sumar en la medida de lo posible el refuerzo de jerarquia, o el distinto que haga la diferencia.Parrafo aparte para la mentalidad agresiva del equipo.Agresivos ofensivamente y sin pelota tambien.Gran concentracion de todos.Compromiso en el sacrificio.Fisicamente, gran entrega.Bueno, varias son las virtudes.El domingo va a ser una gran prueba.Que sigamos por este camino sin traicionarnos.Y que no se nos vaya nadie por favor....

NIcolas Salerno Ercolani dijo...

Charro, yo decía que luego del peor momento de la historia de River primero necesitábamos volver a ponerlo en el lugar que por derecho e historia le correspondía, eso se logró. Luego dijimos que necesitábamos volver a ver a River como protagonista y ganador del fútbol argentino y se logró. Ahora parece que vamos por el otro objetivo: volver a construir un equipo ligado a la tradición y el paradigma de futbol que siempre distinguió a River. No quiero anticiparme a nada, pero lo de Gallardo ya es muy meritorio, en poco tiempo y con un plantel corto donde no rebosan las figuras, muy por el contrario, jugadores muy resistidos por todos nosotros hoy edifican un equipo que da gusto mirar.Creo que este equipo está jugando por arriba de sus propias condiciones y con una forma que ojalá refresque al conjunto de la liga.

Hernan Dardes dijo...

Nada que agregar, solo resaltar que equipos que no salen decididamente a meterse atrás (Central, DyJ, de Godoy Cruz es imposible saberlo) fueron superados ampliamente. Nos costó más, con otro mediocampo, con los que se metieron atrás. Eso también es volver a ser River. Que nadie salga a hacerse el loco porque pierde como en la guerra. Cuando se metan atrás, habrá que tener paciencia. Se podrá perder algún partido porque los contrarios acertaron una contra. Bueno, esas eran las derrotas posibles en los buenos tiempos.

Riverista dijo...

Creo que la explosión del festejo del campeonato pasado abrió un portal que curvó el espacio/tiempo y River en el pliegue volvió al punto de la década pasada donde había perdido la jerarquía y la memoria. Si no, no se entiende(?)

Es increíble como en poco mas de dos meses se logró cambiar la forma de juego del equipo, se encontraron los intérpretes y se dieron los resultados. Lo que da una mejor idea de este momento es la evolución tremenda de Ramiro Funes Mori y (un poco menos sorprendente) Carlos Sanchez; y la comprobación en cada partido de que el juego del equipo lleva al gol, no se juega para que Mora o Teo definan, cualquiera puede hacer el gol. El gol es consecuencia del movimiento del equipo y todos llegan.

Que se cometen errores, que esto recién empieza, que tocarán equipos mas cerrados, que vendrá el cansancio de las varias competencias, si claro. Pero cuando toque perder que sea jugando así.
Como leí en un tuit esta semana: "Seamos River, que lo demás no importa nada"

Riverista

Gustavo dijo...

Todo bien dicho entre el post de Charro y los comentarios. Solo me resta agregar palabras de agradecimiento al plantel y cuerpo técnico:
¡Gracias muchachos y "Muñeco Gallardo! por devolvernos el futbol y nuestra identidad.

Abrazo para todos,
Gustavo desde Neuquén

Marcelo dijo...

Gente
estos 3 partidos del campeonato nos muestran el RIVER verdadero, por favor no permitamos el volver a salir de esta forma de jugar, nuestra esencia,la que queremos todos los que amamos a RIVER, el más grande de la Argentina.

Anónimo dijo...

Y QUE PASA CON TODO EL CASELISMO QUE HACE DOS MESES HACIA POLITICA CON RAMON PUTEANDO A LA DIRIGENCIA Y PNIENDO EN DUDAS A GALLARDO Y LOS JUGADORES?

AHORA SON LOS GALLARDISTAS NUMERO UNOS Y BVANCAN AL PLANTEL Y TODO ESTA DE DIEZ????

MAMITA QUE NO GANEN NUNCA ESTOS QUE VUELVE LA DESTRUCCION AL CLUB.