"Se pueden arreglar campeonatos enteros, como el de Boca de Ischia." Javier Ruiz árbitro "Ehhehh, eh yo pienso de que ehhehh eeeehh (?)." DAP "No estén cagados." Daniel Passarella

viernes, 7 de noviembre de 2014

Aparecen otras virtudes en las pruebas con Estudiantes

Otro festejo, otro partido para acercarnos a los logros que merece este plantel...

Hay ciertos partidos y ciertas instancias del fútbol en las cuales deberían pedir el apto físico para entrar a la tribuna. Si ayer tuvimos un momento de angustia, será terrible la tensión que se vivirá dentro de unas semanas en el Monumental. Lo peor de todo es que algunos de estos pensamientos estarán pasando por la mente de los jugadores.

River Plate entró a la cancha sabiendo que los bosteros ya habían clasificado y con el discurso del periodismo que hace unos días vienen hablando acerca de esta serie frente a los bosteros. Sin dudas los jugadores saben que los partidos se ganan dentro de la cancha pero al mismo tiempo, dentro de su cabeza debió flotar la idea de cuidarse para los partidos decisivos que vienen. El gol al minuto de iniciado el partido no hizo más que multiplicar este sentimiento de que estaba todo sentenciado y que se viviría una fiesta. El problema es que en estas instancias ya no se puede jugar a media máquina ni cuidar el físico porque los rivales suelen ser de mejor calidad. ELP ha sido el equipo que mejor nos jugó e hizo 2 muy buenos partidos. Es el primer equipo que logra meter 2 goles en un partido (y tuvo otras 6 situaciones aproximadamente en las cuales Barovero salvó providencialmente) y que logra ser muy superior en varios momentos del partido, sin embargo River Plate se sobrepuso a la situación y logró imponer su juego y resultado, supo adaptarse al partido que se le planteaba y allí mostró algunas otras virtudes.
Pisculichi sigue llevando la batuta del equipo

River Plate empezó ganando pero a los 10 minutos ya se había salvado 4 veces de haber recibido el gol del empate. River Plate se vio desbordado y anticipado, los jugadores jugaban a media máquina cada pelota y por eso no fue de extrañar que sobre el final del primer tiempo se recibiera un gol. La idea era que se saliera al segundo tiempo con el famoso ¨lavado de cabeza¨ del DT pero a los 5 minutos Barovero comete un penal y todo se complica porque estábamos a 40 minutos del final y con un resultado que nos llevaba a los penales. Ahí empezó el nerviosismo de la gente y el equipo se comprometió más con el juego, intentó adueñarse del balón y lo hizo circular. Por fortuna el gol del empate y de la victoria llegaron unidos (en 2 minutos) y sin hacerse esperar demasiado (10 minutos). Ahí aparecieron algunas de las virtudes de este equipo; el amor propio, su capacidad y variantes para llegar al gol, el dominio del balón, la capacidad de lucha y sacrificio, el temperamento para no enloquecer...
Un partido luchado y complicado que se pudo sacar adelante

La ausencia de Sanchez (más la de Kranevitter) resiente mucho al esquema, sus reemplazantes muestran otros atributos pero no logran llenar los huecos que dejaron sus 2 figuras. Ponzio es desordenado y cuando pierde la pelota o la posición quedan todos muy expuestos, el retroceso es caótico y ELP supo agrandar la cancha y sus delanteros ganaron tanto los laterales como los últimos metros, Solari intentó frenar ese avance y ayudar en ataque pero no tiene . Maidana y FM6 tuvieron un mejor segundo tiempo y fueron exageradamente requeridos pero perdieron muchísimas veces ante los muy molestos delanteros del pincha (claro que nadie puede obviar que FM6 está haciendo goles muy importantes y Maidana da una tranquilidad que pocos remarcan). Barovero fue figura fundamental y extraordinaria pero también se le vieron varios errores (lo cual muestra la cantidad de veces que nos llegaron con claridad). La espalda de Vangioni fue un colador (muchas veces fue superado en número por el rival) y FM6 muchas veces debió cruzarse hacia su derecha para cubrir la espalda de Maidana (que a su vez debió ayudar a Mercado) y los huecos se hacían cada vez más notorios. En este vendaval, Rojas terminó siendo el más ordenado y sacrificado, logró juntarse con Pisculichi y desde allí renació el equipo. El 10 también es fundamental en este equipo, sus centros son envenenados y cuando domina el balón es inteligente y rápido para unirse con los delanteros. Teo mata con su displicencia pero también destruye al rival con sus movimientos y calidad, a veces dan ganas de matarlo por sus ausencias y pérdidas de balón o de situaciones claras (especialmente por la forma en que las pierde) pero otras son los rivales quienes tienen ganas de matarlo (por su provocación y por su calidad). Mora también tiene sus defectos importantes pero logra un compromiso y una entrega demasiados grandes como para no resaltarlo, cuando se enchufa puede ser letal en el área (cabecea muy bien a pesar de su altura) pero lo que nunca pierde es su sacrificio para correr y desgastar a la defensa rival.
Al minuto de juego empieza la ilusión

Este River Plate dejó de ser tan lujoso, tiene pinceladas de buen fútbol, momentos en los cuales se puede florear con el balón (lo hace con inteligencia, para descansar o para dejar pasar el reloj, para desorientar y desalentar al rival) o puede mover el balón mientras el rival corre detrás de él pero ya no ejerce el dominio absoluto. El cansancio se hace sentir, el movimiento de piezas se nota y los rivales cada vez exigen más. Al virtuosismo táctico se le ha tenido que agregar el temperamento y el aprovechamiento de cada pelota aérea o parada, cuando el gol no puede llegar por una jugada colectiva de toque, ahora llega por un cabezazo certero o por un tiro libre. A este plantel se le ha exigido como a pocos, le ha tocado hacer una campaña extraordinaria en el campeonato y la copa (llega a semifinal ganando todos los partidos, consiguiendo la mayor cantidad de partidos invicto en la historia del club, rompiendo varios records y mostrándose superior al resto) pero no logró separarse tanto de sus rivales (los cuales también han hecho una gran campaña y por eso apenas tenemos un margen de error pero no la seguridad de estar muy distanciados). Ante la cercanía de lograr los objetivos, las pruebas son mayores. Como dijo Gallardo ¨jugamos un partido ordinario, fue muy difícil, pero no dejo de valorar la entereza y coraje de estos jugadores. Eran un partido de Copa y no siempre se puede jugar bien, y hay que ganarlo cómo se pueda".
Mora empieza a darnos la tranquilidad

Este plantel deberá soportar la presión del periodismo que intentará sacarlo del campeonato para llevarlo a una serie histórica pero para la cual falta mucho. River Plate tendrá 3 partidos fundamentales por el campeonato (2 partidos duros y cerrados de local y otro de visitante ante un Velez alicaído pero que buscará su recuperación ante el mejor equipo del torneo, el que tiene un récord que todos quieren terminar) y para colmo entre los partidos frente a los bosteros deberá enfrentar a Racing en Avellaneda (supuestamente el mejor de todos los que deberá enfrentar y uno de los rivales directos). Este desgaste y la ausencia de algunas figuras por jugar en sus selecciones (increíble desastre organizativo) serán fundamentales a la hora de enfrentar a un descansado Boca (jugarán un partido menos y seguramente uno lo hará con suplentes), estas serán otras pruebas que complicarán a River Plate pero que podrían hacer más épico el resultado final de este semestre. La ansiedad puede ser un gran enemigo, los partidos hay que jugarlos y no dar por hecho lo que aún no sucede (este partido fue una demostración). Hay que aprender de los errores (hasta los hinchas debemos aprender a no gritar ¨ole¨ cuando nos perjudica, el equipo no se debe relajar con esos goles de local que no significan tanto cuando el rival necesita la misma cantidad de goles para eliminarte...). Estos jugadores se encuentran frente a un momento histórico y lo saben, no es nada fácil, el cansancio se nota y la exigencia cada vez es mayor pero así es como se logra llegar al corazón del hincha y a la historia grande del club.

Se vienen unas semanas duras pero que pueden darnos esa alegría plena que tanto estábamos esperando los hinchas millonarios. Vamos por todo y que D´s ayude a conseguirlo...

Por Charro.

12 comentarios:

MariaMillonaria dijo...

Creo que nunca en mi vida voy a poder ver un partido de copa tranquila. Por más que estemos ganando cómodos, tengo dolorosos recuerdos de eliminaciones escandalosas (algunas injustas, otras literalmente por boludos) como para que pueda relajarme.
Ayer cumplí 40 años y me fui con mis amigos a la cancha, con la idea de coronar un gran día con la clasificación. El hecho de pensar que nadie nos había hecho 2 goles en la era Gallardo me daba algo de aire, pero igual, NERVIOS DE PUNTA.
Más allá del cansancio y nivel de algunos , lo que más me fastidia es cuando nuestros jugadores se resbalan. Me saca. No puedo entender que nosotros reguemos la cancha como una ventaja y nos termine jugando en contra. No pisan la cancha los jugadores? No hay botines más "acordes"???
En fin, FELIZ con la clasificación, pero ya cortando clavos con lo que se viene. Ojalá una vez podamos demostrar porque somos los más grandes.
Saludos a todos y a disfrutar!
MariaMillonaria

Agustín Ovejero dijo...

La verdad que con el penal de Carrillo sobrevenían todos los fantasmas y la pésima suerte que tenemos para estos torneos. Seguramente la presión en ese momento hizo mucha mella en hinchas y jugadores, pero algo me calmó y fue en el momento en el que la cámara enfocó al Muñe haciendo el gesto de "tranquilos que esto se levanta". Hay que reconocer que un pilar anímico a esta altura fundamental es el DT, mantiene la cabeza helada en momentos muy jodidos.
Este equipo supera otra dura prueba y ahora se vienen las peores y por enésima con resentimientos en el plantel. Debemos más que nada tener la cabeza enfocada y la sapiencia necesaria.

Hablando del partido, el medio fue un colador y lo sentimos mucho; el esquema y juego se resienten con Ponzio y Solari. Pero buah si jugando así de mal ganamos, jugando bien lo deberíamos liquidar. Que la Fuerza nos siga acompañando.

Marcelo dijo...

Gente
hay que reconocer que el pincha hizo un excelente, pero se saco adelante con orgullo, entereza y de pelota parada...
un hallazgo lo de Piscu, una pegada excelente que da sus réditos... a tomar las cosas con calma y la cabeza fría para lo que se viene

gabriel dijo...

Es la oportunidad que tienen los dirigentes de ganar una batalla en los escritorios una vez.Es factible y no seria ninguna locura posponer el partido para mas adelante, teniendo en cuenta el mamarracho de fixture que arma la Confederacion que nop se hayan fijado que coincidia conuna fecha FIFA y la celosidad que tienen para armar y desarmar a gusto lo que se les ocurra, tanto como para castigarnos con sanciones un tanto exageradas, y cuantas cosas mas, que se podria torcer una vez el calendario posponiendo para una semana mas adelante el arranque de la serie.Se que es una locura y que no es el estilo de River, pero si nunca vamos a pelear este tipo de batallas, tampoco nos quejemos despues, mas adelante.Al menos hay que hacerlos sentir en falta y que nos han perjudicado.Y la otra batalla a ganar es contar con los jugadores para el primer partido, negociando con quien haya que hacerlo.Me parece que es una instancia especial y se deberia hacer todo lo posible en ese sentido.Sino vamos en desventaja.Aunque por ahi, llegando como punto nos va mejor.
Creo que el mundo River debe estar unido y mas alineado que nunca.No entrar en el juego que van a proponer los basuras.Ignorarlos y liquidar uno por uno los partidos del Campeonato.No salirnos del enfoque.Ni jugadores ni los hinchas.Tenemos que jugar callados, porque el julepe lo tienen ellos, al igual que la presion de salvar el año de alguna manera.Bien Gallardo, todo un lider.Ejemplo en conducta y modelo a seguir con sus declaraciones.Debemos alinearnos todos con El.Ah!! hay una bandera que los hinchas del Liverpool ingles cuelgan y que dice: "Never walk alone".Que nunca nunca nuestros jugadores caminen solos, nunca.Porque la camiseta que ellos llevan es la de todos los hinchas.River es una Nacion.

Hernan Dardes dijo...

Confieso que no logré contagiarme del nerviosismo que hubo ayer en el Monumental. Esperaba, se veía caer, que Estudiantes iba a hacer un gol más. Y cuando sucedió me dije "mejor que haya sido ahora, hay tiempo". Estudiantes no iba a poder sostener el ritmo, ya lo había mostrado en el segundo tiempo en La Plata. Y por otra parte este equipo ha dado tantas muestras de capacidad de reacción que uno se (mal) acostumbra. Ojo, que se entienda. No nerviosismo al extremo, pero tampoco es que no tuve inquietud.

Estudiantes nos jugó muy bien, con dos tipos que de arriba ganaron siempre por anticipo. La defensa no fue firme y ellos apostaron a una cualidad nuestra: sumar gente en ataque todo el tiempo. Mercado pierde la marca en el primer gol, pero tenía dos.
Después del 1-2 se vio que Estudiantes bajaba un cambio ante la reacción y lo pagaron caro.
Lo de tener que jugar contra los bosteros es una cagada. No porque no se les pueda ganar, y no porque no falte sed de revancha. Pero es, como dice el lugar común, un campeonato aparte. Y un campeonato aparte que ya se había terminado. No nos había podido ganar en todo el año. EL Muñeco tendrá que pedir concentración en lo que viene. Velez, aún bajo, de local hace mucho que no pierde. A Estudiantes ya lo sabemos complicado y encima con sed de revancha. Ellos pueden dejar de lado el campeonato, encima la fecha entre clásicos juegan con Independiente y le van a poner suplentes.
Por último: ayer el gol tempranero nos hizo peor a nostros que a ellos, que siempre tuvieron claro que tenían 90 minutos para hacer dos goles. La consecuencia del gol de Teo era que en lugar de pasar directo, iban a penales. Lo entendieron (calculo que Pellegrino los debe haber prevenido de esta posibilidad) y nos complicaron.
Por último: me alegra saber que no soy el único que ve los errores de Barovero. Sin discutirlo, aplaudiendo cada una de sus atajadas. Pero ayer el penal es una ingenuidad, y varias veces debió gritarle a los defensores, no lo hizo, y terminaron apurados.

Anónimo dijo...

Se acuerdan el final de la B nacional, donde nuestros perseguidores ganaban y ganaban con ayudas de todos los colores, para seguir peleando con nosotros, porque los de "arriba son gallinas".

Bueno, va a ser así hasta el final. A Lanus le acaban de dar 10 minutos de más para que le den vuelta el partido a Arsenal, con mano incluida en el último gol.

Les pido a los jugadores y al cuerpo técnico frialdad y huevos para ganar el campeonato y pasar a Boca en la copa.

Sepan que a partir de hoy nos van meter la mano en los bolsillos en todos los partidos, los nuestros y los de nuestros rivales.

Saludos
Aledb

Anónimo dijo...

El partido de ARsenal contra los llantos scheloto, fue un despojo, que aca en la primera A yo no creo haber visto.Esta claro que el arbitro esta haciendo cumplir una orden.Y no hay una mano negra.Que quede claro.La mano es azul y amarilla.Esto es movida de Capitanich y Crespi, para que River no se pueda cortar y descansar al poner suplentes en los partidos previos a la Copa.No lo digo yo a esto.Los decian los hinchas de los otros equipos.Lo grave es AFA se transforma en una liga africana o de centroamerica.

Nico dijo...

Casi que Charro y los anteriores comentaristas dijeron todo. Aún así, quisiera agregar algo: cuando terminó el partido en La Plata, Desábato declaró que tenían que venir al Monumental y salir a ganar, pero sin desesperación, siempre debían estar "en partido".

Esto es lo que pasó. EDLP nunca se desesperó y metió los dos goles que tenía que meter para pasar o para forzar penales.

A razón de esto pienso que me extraña que el equipo no haya jugado de "otra manera", con esto no me refiero a especular, pero si a intentar dominar el partido no desde el vértigo, sino desde la tenencia larga, precisa y paciente. Creo que, sobre todo en partidos de Copa, habrá que aprender a manejar mejor esa clase de ventajas (haber ganado 2 a 1 de visitante) para no sufrir tanto.

Por último, respecto a Barovero, creo que sus mayores titubeos (no llegan a ser errores) es cuando se la dan para jugar con los pies. Atajando, nos salvó de las que nos tenía que salvar. Es verdad que hizo el penal por salir lejos y muy al costado, pero esa jugada es una cadena de errores que viene desde los delanteros, pasando por los medios y Mercado.

Saludos,
@nicolinov

Riverista dijo...

naaaaah, lo de Lanús-Arsenal es una cosa de locos, tal como a Aledb me hizo acordar al final del clausura 2011, empiezan a ayudar a los rivales directos. (Ahora el anónimo que trata de meter a Capitanich de los pelos, también es patético.)

Díganme ahora si la copa no es lo mas importante, hay que eliminar a la bosta para dejarlos sin nada. Rotación moderada contra Velez, titulares contra ELP, y rotación profunda contra los ventosos de Bahía(?)
Ya que nos sacan a Teo, ¿llegará Cavegol para las semis?

A ganar todo amiguitos y que se metan los ayudines en el..... arco de casa amarilla.

Riverista

Mario de Balvanera dijo...


Como hice en el torneo del año pasado, otra vez dejaré de ver a RIVER en la Suda-Mierda-cana.
Vuelvo a los videos y a mirar los partidos con el resultado puesto, como quien mira un bicho bajo el microscopio.
Creo que el resultado ya está puesto. Nos volvieron a cagar.
Insisto: RIVER-boca NO DEBERÌA JUGARSE NUNCA MÁS.
Es un partido donde nosotros arriesgamos TODO, SIEMPRE y ellos, aún saliendo últimos SALVAN el año.
Un partido de mierda.
Abrazo millonario !!!
...

JJ Lopez dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
charro dijo...

Resucitaron los bosteros. Levantó la temperatura y el olor estaba insoportable. Realmente son increíbles, son Riverdependientes...