"Se pueden arreglar campeonatos enteros, como el de Boca de Ischia." Javier Ruiz árbitro "Ehhehh, eh yo pienso de que ehhehh eeeehh (?)." DAP "No estén cagados." Daniel Passarella

jueves, 6 de noviembre de 2014

¿Combatiendo la reventa o controlando la recaudación?

Ritondo, el gobierno de la ciudad y los presidentes de algunos clubes capitalinos

El lunes pasado se presentaron en la Legislatura porteña el presidente de AFA y los presidentes de los clubes más importantes del país para apoyar un proyecto de ley contra la reventa de entradas. La idea de esta presencia es lograr que la iniciativa se extienda y convierta en una ley federal para proteger a todos los clubes. Mientras el presidente de AFA Segura estaba en la Legislatura, el actor y director Santiago Segura daba entrevistas sobre su nueva película de la saga Torrente y se reía sin entender como es posible que no vayan hinchas visitantes a la cancha o que se maten entre hinchas de un mismo club (y eso que no le contaron que los barras existen gracias al apaño que reciben de los dirigentes). Pensando un rato sobre estos sucesos se entiende porqué nuestro fútbol es tan indecifrable, tan ilógico y tan difícil de controlar.

La ley que se propone habla sobre penar con fuerza (especialmente económica) a quienes cometan el delito de revender ilegalmente (quisiera saber cuales serían los casos de reventa legal). En una organización ¨normal¨ estaría pensando que se ataca a un agujero negro por donde se filtran importantes cantidades de las ganancias del club, en el caso del fútbol argentino me inclino por pensar que los presidentes de los clubes se cansaron de haber perdido el control sobre la recaudación y se han visto necesitados de tomar medidas extremas (entre las cuales se encontraría esta ley) o que se reunieron solamente para la foto. Para algunos es un punto inicial muy importante para otros es imposible creer que Ritondo (el supuesto impulsor, quien está relacionado como dirigente en CAI y contacto directo con la barra de Nueva Chicago) y dirigencias del fútbol afines al PRO (Angelici, Moyano y varios dirigentes de River Plate) hayan hecho esto más allá de la intención de tener una foto política sin un fundamento serio. Todos saben como se manejaron a través de los años Ritondo y Moyano con los barras y lo poco que han hecho D´onofrio y Angelici al respecto.

En River Plate se tomó la decisión de implementar un sistema de tickets carísimo. Hace años (tal vez una década) que en el club era casi imposible renovar un carnet por falta de plástico (supuestamente por el altísimo valor), sin embargo ahora se entrega un plástico (que se imprime en el momento que se retira la entrada mediante un programa especial) a cambio del anterior ticket de papel (que tenía varias medidas de seguridad contra la falsificación). El problema del ticket de papel era que se podía pasar las distintas vallas porque era difícil controlar la falsificación. Con el plástico se consigue que la falsificación implique un gasto importante (antes muchos se jugaban a hacer una doble fotocopia color de buena calidad y muchas veces conseguían pasar varios controles) y así desalentar a varios grupos ¨menores¨ de falsificadores. Claro que este método implica un fuertísimo incremento en el costo de las entradas y debiera darle más control a la dirigencia. Esto sería casi un ideal (a un alto costo pero ideal al fin) si no fuera que todas las semanas se sigue viendo a gente ofreciendo entradas (por el momento la mayoría tienen relación con las entradas de protocolo). Pareciera que los dirigentes estiman que se sobrepasó el límite de pérdida de plata por la reventa (pero no se si les preocupa que se haya sobrepasado el ¨límite de violencia¨) pero no pareciera una medida que ataque directamente al corazón del problema de la violencia (es bueno atacar a los revendedores y trapitos pero sería muy bueno ampliarlo a los barras... que en muchos casos son los mismos).

Uno de los futuros inconvenientes de esta ley y de este nuevo sistema es que cada vez queda más en evidencia la dirigencia (con lo cual se puede pensar en la impunidad o protección con que se maneja el tema en el fútbol argentino o el descontrol que hay en la reventa). Las entradas de protocolo tienen poco control porque hay para empresas auspiciantes, para jugadores y dirigentes y las que el club debe destinar por RR.PP. o hacia el visitante, así es como se pueden justificar cuando las tiene algún revendedor, sin embargo, ya escuché varios casos en los que hay una duplicación de asientos (los abonos tienen ubicación), lo cual significa que hubo un ¨error¨ interno o una avivada. Otro caso especial sería el de la barra, donde todos deberían ser socios del club o complicarían a la dirigencia. la pregunta que me hago es por qué piensan en una ley que les traería tantas complicaciones (que se suma a la decisión de hacer costosos tickets). Pienso que la dirigencia del fútbol se cansó de ser chantajeada por los barras (exigen entradas por distintos medios y luego las revenden), de esta forma podrían tomar el control y repartir con discreción (?), además de atacar a la principal fuente de ingresos de los barras.

Me comentaron distintas personas que D´onofrio dice que habló con Berni, Macri, Scioli y otros dirigentes importantes sobre el control de la violencia pero no obtuvo respuestas (de hecho me dicen que la relación con la policía está muy complicada porque no reciben las entradas de protocolo que pretenden. Dicen que complican adrede el ingreso al estadio y que es habitual ver discusiones en las primeras vallas con los empleados del club que deben cumplir funciones en el estadio y solo se terminan cuando llega el encargado de sector), esta sería la mínima respuesta a dichas inquietudes. Por un lado no se extirparía el problema pero al menos le quitan una fuente de financiación y poder (demasiado poco si tenemos en cuenta el poder que ya tienen y la capacidad de daño).

Para saber cual es la intención de la dirigencia (tanto a nivel nacional, provincial y comunal como la de los clubes), habrá que esperar a ver las futuras medidas que se tomen. Habrá que ver si realmente se termina con la reventa, si se ataca solo a algunos sectores, si son el principio de unas cuantas medidas importantes para terminar con el flagelo de los barras violentos o si es otra venta de humo para que todo siga igual.

Por Charro.