"Se pueden arreglar campeonatos enteros, como el de Boca de Ischia." Javier Ruiz árbitro "Ehhehh, eh yo pienso de que ehhehh eeeehh (?)." DAP "No estén cagados." Daniel Passarella

martes, 9 de agosto de 2016

El arduo trabajo de reciclar a un campeón

El golazo sorpresivo y salvador...

El nuevo ciclo de Gallardo está empezando. Ya pasó la pretemporada en Miami, los partidos en Disney (?) y los primeros 2 partidos de la copa Argentina ante equipos bastante más débiles. El trabajo es muy complicado, se compite con la propia herencia y recuerdo y por otro lado hay que trabajar en todos los aspectos para armar un nuevo equipo con alma y capacidad de campeón.

Se cometió un error increíble e inexplicable al desarmar a un plantel campeón (estoy esperando al ¨atrevido¨ que pregunte la razón por la cual se hizo semejante absurdo y la aclaración dirigencial que nos saque de la decepción de ver a los jugadores de aquel plantel dando vueltas por el mundo). Alguna vez se dimensionará el costo en tiempo, dinero y pruebas de jugadores que se tiene que hacer para armar un equipo campeón y lo difícil que es conseguir un plantel que no defraude y se acostumbre a ser campeón. A este nuevo equipo le quedaron 2 grandes referentes (Maidana y Ponzio) y Gallardo consiguió que le trajeran un par de jugadores con mucha personalidad para defender y aguantar la soledad de los defensores que implica armar un equipo ofensivo. Habrá que ver si estos jugadores además son rápidos y ordenados para cubrir tantos espacios. En estos partidos, Gallardo demostró que intentará darle una mística similar pero sobre todo pretende la famosa presión alta con jugadores más rápidos y habilidosos (veremos si tienen la misma mística y personalidad para superar momentos complicados y la capacidad para defenderse).
Maidana se impuso por capacidad, experiencia y fortaleza física, habrá partidos más complicados...

Este equipo se armó bastante bien teniendo en cuenta que solo habrá una competencia en el semestre (si bien es cierto que en estas semanas habrá 2 partidos y aún quedan 4 partidos de copa Argentina), hay algunos puntos flojos y varias incertidumbres pero esto es parte de las falencias que se van estudiando sobre la marcha (no hay que olvidar que el equipo multicampeón del 2014/15 tardó por lo menos 3 años en armarse). Batalla tiene la dura tarea de aprender (?) y al mismo tiempo responder de la forma que lo hacía Barovero; aún deja la sensación de que le falta, no logra salvar ¨esa¨ pelota inatajable o esa única pelota que va al arco. El otro gran inconveniente está en el centro del campo; Ni Ponzio, ni Domingo, ni Arzura parecen ser la solución defensiva, el tapón fundamental e iniciador del ataque. Es un puesto clave, así como Ramón encontró a Ledesma y Gallardo a Kranevitter, ahora le toca al Muñeco encontrar otra vez a la pieza vital. Un jugador de enorme despliegue y salida limpia, de nada sirve robar la pelota si luego se vuelve a perder y de nada servirá atacar si no hay alguien en el medio que corte los ataques rivales. Ahí también es fundamental el compañero que auxilie al 5. Ponzio (en muy bajo nivel) con Fernandez (buen despliegue y muy participativo) no han sido la solución. Habrá que ver si Rossi consigue acoplarse rápidamente y nos da una alternativa y si Ponzio levanta su nivel como para darle al equipo lo que le dio en otros años.

Perdimos a Barovero y Kranevitter pero también perdimos a la defensa y sus suplentes. Ya no están Mercado (merecida despedida en el primer partido de copa Argentina), Balanta, Mammana, Pezzella, FM6, Vangioni; solo quedan Maidana y Vega (por ahora, muchos piensan que se irá cuando vuelva de los JJ.OO.). Se rearma esa defensa con Casco (que aún sufre de irregularidad aunque en algunos partidos se encontró con su pretendido nivel) y Moreira (un paraguayo rápido y de buena proyección pero que habrá que verlo a la hora de defender ante delanteros peligrosos) por los laterales y habrá que ver quien acompaña a Maidana (Lollo llegó lesionado y recién en estos días empieza a entrenar a la par de sus compañeros, y Mina llegó la semana pasada sin pretemporada), ambos jugadores parecen tener personalidad pero habrá que ver si se amoldan y si son rápidos para jugar solos ante planteos muy defensivos y rápidos de los rivales. Entre tanto nuevo por probar, también habrá que ver si tienen sus chances algunos pibes interesantes (Montiel y Olivera no defraudaron cuando les tocó entrar). River Plate recupera juego aéreo (habrá que ver si tenemos al lanzador efectivo para esos cabeceadores).
Andrade pinta para joya. Hace mucho que no aparece un jugador determinante y armador de juego

Gallardo está probando un equipo muy ofensivo (2 laterales que suben mucho y participan del ataque), 2 volantes de contención aunque uno juega más en la generación de juego (Ponzio y Fernandez), 2 jugadores para el armado de juego (D´Alessandro y Martinez) y 2 delanteros (Driussi que también puede bajar a ayudar y Alario). Andrade demostró ante Estudiantes de San Luis que ya está pidiendo su lugar (es muy criterioso, su mayor virtud es el mayor defecto de Martinez. Ambos son muy habilidosos pero el juvenil elige muy bien cuando eludir, cuando amagar, cuando buscar la pared, cuando hacer el pase quirúrgico y cuando patear al arco. Habrá que ver como funciona ante mayores presiones y cuando le tomen la mano los defensores rivales). La pretensión es clara y ambiciosa pero habrá que ver si consigue ser balanceada y efectiva (fundamental porque no será fácil mantener el arco en 0). Ante los puntanos se dominó y hubo muchas chances pero se terminó sufriendo por la ineficacia. Se ganó con poderío físico y experiencia pero casi se va a los penales por dejar todo librado al azar (por no definirlo antes, Alario perdió muchas situaciones). Tal vez inconscientemente se sobró el partido pero es parte del aprendizaje que necesita un nuevo plantel. Ahí está el peligro de tener que armar un nuevo equipo, los aprendizajes se pueden dar cuando no se puede perder porque quedas afuera. Por ahora ilusiona la propuesta pero implica muchos riesgos y habrá que ver si da resultados y si se amalgama todo en los tiempos que River Plate exige.

El trabajo de armar un plantel es largo, necesita prueba y error en la elección de los titulares, que los juveniles maduren y tengan sus chances, que los jugadores acepten y crean en la propuesta del DT, que se forme la mística. Las primeras pruebas de jugadores no funcionó muy bien (ya se fueron Simeone, Viudez y Bertolo; Arzura no se fue de casualidad; Martinez, Fernandez, Mayada, Batalla y Driussi saben que todavía no rindieron como se esperaba pero Gallardo apostó por ellos y esta será la última oportunidad. Son muchas piezas nuevas para acomodar y es necesario que no fallen. No es fácil pero es el baile que eligió esta dirigencia. Todavía no escuché la explicación para semejante recambio (aunque hay que reconocer que podría no salir tan mal porque algunas piezas parecen de nivel e interesantes) ni tampoco se sufrió tanto este éxodo (hasta ahora el DT no había podido trabajar y recién ahora tuvo más de un mes para entrenar y buscar su idea de juego. Los logros previos sirvieron de bálsamo para la sequía del último año) a pesar de haber sido una sangría larga, profunda y dolorosa.
Se jugó fuerte y hasta con torpeza pero salió bien... sin lesionados

Ayer pudo haber sido una noche fatal pero aún seguimos en carrera para decir que la jugada riesgosa e innecesaria de la dirigencia puede no causar tanto daño. Si logramos ganar otro título internacional y ganar la copa Argentina, podremos decir que al menos conseguimos no perder tanto tiempo con la absurda destrucción de un plantel multi campeón.

Por Charro.

2 comentarios:

Agustín Ovejero dijo...

Volviste Charro!!

Pasó tanto tiempo sin una buena publicación de fútbol. Sobre temas de dirigencia que más decir que ver a la AFA languideciendo, la Selección afuera de los JJOO con el equipo más apático de los últimos 10 años, las peleas por guita en el Ascenso e incluso el peligro de que el propio torneo de 1ra. no comenzara; River no iba a estar exento de ese bardo y vemos también lo que vos mencionás desde hace bastante rato, desarmar un equipo campeón de manera imprudente.

Agregaría a tu listado de exilios a Pisculichi que se fue por la puerta de atrás, injustamente para mi. Fue pieza fundamental en la Sudamericana 2014 y dueño de una pegada fantástica que vamos a extrañar.

Con respecto a lo que viene totalmente de acuerdo con Andrade y veremos que pasa. Tremendo ritmo de competencia y presión para los primeros partidos. Creo que la Recopa será clave en el espíritu de este equipo y posiblemente haya sido clave el triunfo aquí en tierras salteñas.

Ya que estabas con eso y el tema de entradas, acá se vendieron 15.000 localidades para un estadio de 28000 personas, no mandaron más de Baires y las entradas se agotaron en algo menos de 15 horas. Fue imposible encontrar encontradas al segundo día previsto. Sin embargo, el estadio estuvo lleno y por buenas fuentes se sabe que hubo una reventa atroz a precios imposibles cerca del estadio y en las bocas de venta ¿El sobrante es para financiar el viaje de la barra? ¿Algún premio o prebenda? vaya a saber, lo cierto es que varios como yo nos quedamos sin la oportunidad de ver a River Plate.

Salud y buena vuelta a este lindo espacio riverplatense!

Nico dijo...

Te olvidaste de Mora, Charro. Suele pasar. Un jugador raro el uruguayo. Muchos goles, muchos partidos buenos, pero no logra terminar de convencer (¿por qué será?). Creo que a los futboleros no nos "atrae", pero en la cancha, los niños y las chicas andan con su camiseta...

Por otro lado, en referencia a tu post, creo que se acumuló un grupo de jugadores que juegan bien y que ahora es el turno de encontrar el funcionamiento/equipo. Y respecto a "ultimas oportunidades", solo mencionaría al Pity y a Driussi. El resto, considero, que no han tenido las oportunidades necesarias para desarrollar sus cualidades. Ninguno es crack (no van a ganar un partido solos), pero son buenos jugadores para la competencia doméstica.

Creo que hay que entender que esta movida, este recambio, surtirá efecto (o no) más adelante, no ya. Por lo tanto habrá que tener paciencia (sin dejar de exigir). No podemos salir campeones de todo todos los años... Ejemplo: la base (Barovero; Mercado; Vangioni; Kranevitter; Ponzio; Teo; Maidana; Mora) que perdió 1-3 con Lanús en la Copa Sudamericana 2013, fue la que la ganó jugando de forma espléndida en 2014.

¡Salud!
@nicolinov

PD: La estrategia de vender a todo el equipo campeón da bronca, pero es entendible. En algún momento, los que pusieron guita para encarrilar la economía del club, la iban a querer de vuelta (esto es sin saber un ápice de economía ni de administración...sentido común nomás, asi que puedo estar errando tranquilamente. Agradezco correcciones)