"Se pueden arreglar campeonatos enteros, como el de Boca de Ischia." Javier Ruiz árbitro "Ehhehh, eh yo pienso de que ehhehh eeeehh (?)." DAP "No estén cagados." Daniel Passarella

jueves, 19 de octubre de 2017

Deslucido pero oportuno

Un gol para terminar el partido

Costó mucho aunque el marcador final marque lo contrario. Un primer tiempo donde no se pudo sacar ninguna ventaja en el juego y sorpresivamente en los 2 minutos finales se lograron 2 goles y un segundo tiempo en el que se intento dominar el juego para mantener controlado el resultado pero apenas se pudo imponer la jerarquía individual que los diferencia. La gran diferencia se impuso en el momento que se logró golpear; la visita había conseguido realizar un primer tiempo parejo y controlado pero se fue al vestuario con 2 goles abajo, 2 goles en los 2 minutos finales destruye a cualquiera y más a un equipo de tercera categoría que ve que hizo todo bien pero sin saber como se encontró con una derrota que los obligó a salir dejando muchos espacios en defensa. En ese primer tiempo River Plate estuvo incómodo, no encontró espacios, no encontró situaciones de gol, no logró asociarse y el juego no tuvo movilidad. Todo esto hasta los 44 minutos, una jugada de jerarquía de Scocco alcanzó para dejar solo a Saracchi y con una definición perfecta logró la ventaja; cuando Atlanta sacó del medio desconcentrado y lamentando ese gol, Nacho Fernandez provocó el error del rival y sorpresivamente se encontró solo frente al arquero y definió magistralmente para dejar el partido con 2 goles de diferencia.

El segundo tiempo no se jugó mucho mejor pero hubo muchos más espacios y con ello hubo algunas situaciones de gol y además se pudo mostrar la diferencia individual, esa diferencia se vio claramente en varias jugadas individuales (Enzo Perez casi se despacha con otro gol eludiendo gente y corriendo de área a área) hasta que llegó el tercer gol. Una desconcentración faltando menos de 10 minutos le permitió llegar al gol a Atlanta pero al minuto siguiente Auzqui sentenció el partido para terminar en el 4 a 1 final y la clasificación a semifinal.
Saracchi y Scocco, el festejo del primer gol...

Gallardo probó al supuesto equipo titular ante Lanús (salvo Moreira que tuvo descanso porque venía con demasiados partidos seguidos). Lux volvió al arco y tuvo una noche bastante tranquila (más allá de alguna jugada de riesgo, un gol en el que nada tuvo para hacer y una salida alocada que pudo haber terminado en un grave error pero terminó siendo salvada casi de casualidad), en la defensa Maidana y Pinola impusieron su categoría y jugaron con cierta comodidad; Montiel volvió a jugar un buen partido, subió bastante, estuvo firme en la marca y sigue sorprendiendo que siendo un central se mueva con tanta soltura en el lateral (su rapidez y personalidad lo ayudan a ser de gran ayuda) y por izquierda Saracchi volvió a tener un muy buen partido en ofensiva y ciertas dudas defensivas. Le gusta imponer su velocidad e ir hasta el fondo, tiró varios centros y participó bien en el juego ofensivo del equipo. Ponzio volvió a jugar como solo él puede jugar los partidos definitorios, tranquilo y concentrado viendo la necesidad del equipo; a su lado Enzo Perez fue otro de los que mostró la diferencia de categoría entre ambos equipos, inteligente y seguro a la hora de marcar y ser la salida del equipo. 

En ofensiva se destacó Nacho Fernandez (el único movedizo) y Pity Martinez, si bien no tuvo su mejor partido, marcó un buen gol que terminó por liquidar el partido (definición de primera, sin darle tiempo al defensor y al arquero para impedir el gol). De la Cruz volvió a ser movedizo, mostró habilidad, complicó al rival pero su juego se diluye, tiene momentos en los que desaparece del juego y otros electrizantes (un cambio de ritmo interesante que puede ser fundamental si logra imponerlo cuando le convenga al equipo). Por último Scocco no tuvo situaciones de gol pero fue fundamental en el primer gol, su habilidad desequilibró el partido.
Los líderes...

Cuando ya todo estaba sentenciado ingresaron Auzqui y Rojas (apenas entraron hicieron una jugada de pizarrón para dejar el 4 a 1 final) y luego Borré. Un resultado muy cómodo en un partido que no fue cómodo y hará que Gallardo siga pensando y buscando soluciones. Llegar a semifinales de ambas copas no es poco pero aún falta mucho por crecer...

Por Charro.

2 comentarios:

Agustín Ovejero dijo...

Buenas!

Me asombra la contundencia de este equipo en la Copa Argentina. En los últimos tres partidos una ráfaga le permitió tomar ventaja y luego de ahí pasar a tramitar los encuentros con algún que otro sobresalto pero sin perjudicar el desarrollo final.
Me asombra porque los rivales son del mismo tipo que encontramos en el torneo local, utilizando la misma estratagema; jaja la de "equipo-sorete", o 1-9-1. Aunque este equipo carece más que otras veces de la llave que le habilitaba abrir estos encuentros, los volantes con llegada al gol, la contundencia de algún delantero, o la perspicacia de algún defensor en un córner.

Siendo así me preocupa un toque que Gallardo llegue con un equipo tan desequilibrado a jugar con Lanús, ya que no es el rival típico de Copa con el que nos podemos encontrar, al contrario, si tiene que recurrir al 1-9-1 lo va a hacer bien.
Y en el torneo local es obvio que la motivación pasa por la definición, el equipo o el DT se malacostumbró a dejar de lado el campeonato porque sus partidos no definen nada (en lo inmediato por supuesto), y después queremos recuperar el tiempo perdido llegando con la nafta casi terminando al final. Supongo que si es el último semestre del Muñeco en el banco se irá con esa única "mancha" la de no haber tenido la regularidad en el torneo doméstico.

Mario de Balvanera dijo...


Hola, gente!!!

RIVER se cansó de chocar contra el clásico "esquema-sorete" en el primer tiempo. Pero, es interesante ver cómo la clave para destrabar estos partidos sigue siendo el manejo del ESPACIO.

1er.gol: un clásico de la historia riverplatense. Un jugador hábil, distinto (Scocco), con una jugada de paladar azabache... abre el ESPACIO en la muralla de los bosteros a rayas. Juega al ESPACIO libre que le queda a Saracchi y... a la mierda con el esquema 1-9-1 de los bosteros del Kolbowski (en esa cancha casi me mato en el 2-0 del 77 cuando se partió un tablón de la tribuna)

2do. gol: una picardía de Nacho que se afana la pelota con Atlanta agrupado en el mediocampo y adelante... ¿qué hay? ESPACIO.

3er.gol: clasica jugada de los grandes equipos del MILLO. Puntero (o lateral) que se manda al fondo y CENTRO ATRÁS. Toda la defensa jugada a taponar y el que viene entrando, encuentra ESPACIO.

4to. gol: en el medio de la inmunda estrategia de "3 encima del que lleva la pelota", siguiendo la estrategia del enorme Marechal, Nacho "salió por arriba" con un toque de galera y bastón... en el ESPACIO que se abrió, apareció la cabecita de Auzqui.

Después de lo visto ayer, repito lo que dije en el anterior posteo:
En Rusia 2018... Enzo Pérez y 10 más.
Abrazo millonario!!!
...