"Se pueden arreglar campeonatos enteros, como el de Boca de Ischia." Javier Ruiz árbitro "Ehhehh, eh yo pienso de que ehhehh eeeehh (?)." DAP "No estén cagados." Daniel Passarella

jueves, 23 de noviembre de 2017

Rearmarse desde el dolor

Borré festeja su gol y todos agradecemos a D´s

River Plate volvió a meterse mentalmente en el campeonato nacional después de 3 empates y 3 derrotas y en el medio de una eliminación en la copa muy dolorosa. El mismo día que se jugaba la primera final de la copa Libertadores (en la cual no volvían a usar el VAR para no cobrarle un penal en contra de Lanús), River Plate debía enfrentar su dolor en el campo de juego (y en las tribunas o frente al televisor). Un partido adelantado porque el 9 de diciembre habrá una reunión de mandatarios y la policía no podrá ocuparse de otra cosa, un horario incómodo y un River Plate muy desmotivado no eran el mejor cóctel ni el más motivador espectáculo.
Montiel vuelve a cumplir, esta vez en su puesto natural

Al ver los últimos partidos de River Plate, se puede ver a un plantel golpeado que intenta mostrar entereza, nuevas motivaciones y fundamentalmente una posibilidad de revancha. Lo mejor que puede pasar es que lleguen las vacaciones pero antes se debe sumar lo máximo posible para no quedarse lejos de cualquier objetivo próximo. Reencontrarse con las virtudes de este grupo y jugar como quiere el entrenador será la próxima, mientras tanto se debe sumar y conseguir el único título que aún queda por jugar.

En estos días Gallardo intenta encontrar las piezas que puedan mantener un rompecabezas armado e intentará aprender de los muchos errores del semestre. Desde un inicio de su ciclo siempre se la jugó a todo o nada y esta vez nos quedamos sin nada cuando pensábamos que tendríamos todo. El precio de los errores fue muy grande a pesar de que esta vez volvimos a estar muy cerca. La moneda cayó del lado incorrecto (así como en el 2015 cayó del correcto), los aciertos y errores fueron similares pero el resultado fue el opuesto y ahora no queda más remedio que buscar las soluciones. Será fundamental rearmarse desde el dolor y buscar revancha, no desarmar este grupo dolorido pero si buscar potenciarlo y quitarle los muchos defectos que tiene. Habrá que buscar explicaciones y soluciones.
Bologna mantuvo el arco en 0... no es poco...

Ayer River Plate volvió a jugar mal, sin alma, sin reacción, sin motivación pero entregando lo poco que le queda. Hay jugadores que están superados por las circunstancias y otros que no logran llegar al nivel que exige esta camiseta, otros que no logran regularidad y otros que están peligrosamentes empantanados en un nivel decepcionante. Estamos tan mal (o sufrimos las consecuencias de haber hecho tan mal las elecciones) que nuestros salvavidas son Bologna (un pobre tercer arquero que hizo las cosas mejor que los 2 arqueros supuestamente superiores a él) y Borré (un delantero muy fresco y joven que debe entrar porque Scocco no tiene un delantero que lo acompañe y el trabajo de Auzqui es decepcionante).

Bologna hizo un buen trabajo (aunque nunca transmite seguridad y pareciera que le rebotan las pelotas porque van hacia donde él está o no entran cuando él está vencido) y logró mantener el arco en 0 (cuando el rival tuvo varias chances). La defensa volvió a sufrir los centros áereos y no estuvo segura a pesar de la innovación que buscó Gallardo. De 4 jugó Casco y de 3 Saracchi. Casco viene levantando su nivel (lo hizo bien ante Independiente y ayer no desentonó) pero sigue estando muy lejos de lo necesario. El uruguayo estuvo muy impreciso pero demuestra que tiene cualidades (lo mismo que le pasa a De la Cruz) y desequilibra en algunas ocasiones. Como centrales jugaron Montiel (un jugador que da todo lo que tiene, se equivoca pero se levanta y vuelve a intentar, hace algo mal y vuelve a presionar para recuperar la pelota, juega demasiado al límite pero tuvo un semestre que lo coloca como una opción válida para Gallardo) y Pinola (nivel decepcionante; no logra comandar la defensa ni transmitir seguridad). Ponzio volvió a mostrar que es el alma del equipo, el que levanta al equipo, el que muestra donde y como presionar, aún sin jugar en su mejor nivel es una pieza clave (como extrañamos a los jugadores similares a él). Enzo Perez acompañó (dubitativo al principio y más seguro en el segundo tiempo) y logró juntarse con el movedizo De la Cruz (el uruguayo muestra cosas interesantes pero tiene el maldito casco en sus ojos; corre pero no piensa, piensa pero ejecuta mal, intenta pero choca, lucha pero es débil físicamente, pone voluntad pero termina mal las jugadas...). El Pity Martinez es otra pieza fundamental en el armado del fútbol del equipo (está muy irregular, con muchos altibajos) y Auzqui tuvo un partido para el olvido. Pobre Scocco que sigue intentando solo entre los centrales rivales (urgente necesitamos delanteros).
Pity sigue siendo irregular pero fundamental

En el segundo tiempo Borré ayudó (e hizo el primer gol) y Maidana ingresó sobre el final (otro jugador que necesitamos que levante el nivel) por una molestia de Casco. El resultado final de 2 a 0 (con un penal inexistente) no refleja lo que pasó en la cancha pero puede servir si el plantel logra reencontrarse con sus seguridades y profundizar las virtudes que mostró en este semestre.

Veremos que pasa en la próxima fecha y como se termina el año, teniendo en cuenta lo difícil que se presentará el 2018.

Por Charro.

2 comentarios:

Agustín Ovejero dijo...

Buenas al foro!!

Se nota que estoy desconcentrado del tema River porque me perdí los últimos dos partidos, con CAI por confundir horario y el de ayer ni enterado.
Con eso puesto, lo único que apuesto a decir es que tengo agendada la final con el Decano porque me parece el partido que marcará a este equipo.

Me comentaron que se jugó mal y que siguen sin funcionar algunos jugadores. Por lo demás, está el tema de la renovación dirigencial en el medio de una final y luego un mercado de pases que a esta altura se tornó clave para las aspiraciones de 2018. Veremos que pasa.

Saludos!

Anónimo dijo...

Vengo a decir qeu Charro no sacó el post del partido contra CAI para que no critiquemos a Lux.

Borré es un jugador medio raro, porque hizo unos cuantos goles, un par fueron el primero del partido, pero jugando es medio indolente, diría como casi todo colombiano. Le doy crédito.

Toda mi confianza al Beto Bologna (me tiembla la dentadura).

Hubo tormentas peores y pasaron. Vamos River!!!

Saludos
Aledb