"Se pueden arreglar campeonatos enteros, como el de Boca de Ischia." Javier Ruiz árbitro "Ehhehh, eh yo pienso de que ehhehh eeeehh (?)." DAP "No estén cagados." Daniel Passarella

viernes, 19 de diciembre de 2008

¿De tal palo tal astilla?

Si el padre lo viera, le entra a patadas.


Leyendo la última edición de la revista Mundo Millonario, nos encontramos en la página central de la misma la propaganda del impresentable Daniel Bravo, el hijo del recordado político y fanático de River Alfredo Bravo. Daniel Bravo fue diputado de la ciudad de Buenos Aires durante 2 períodos (1997 – 2003) y director de Deportes de la ciudad (2004 – 2006) actualmente se encuentra al frente del Instituto River Plate.

Otras perlitas de este muchacho:
Se lo vincula como nexo entre la dirigencia y la barra de River, se le adjudica el ingreso de Adrián Rousseau a la Guardia Urbana de la ciudad de Buenos Aires durante la intendencia de Ibarra. Es el autor de la acusación sobre una cuenta en el exterior contra Enrique Olivera previo a las elecciones legislativas de 2005, se retractó 2 años después (Ver nota en el diario Clorin).

Daniel Bravo es un dirigente obsecuente a Aguilar, ultra oficialista y de la misma runfla que el nefasto Ramiro Castro. En la propaganda donde presenta su candidatura indica con total claridad que River necesita un cambio. Es obvio que River necesita el cambio ya, pero ¿puede esta persona tener tal grado de cinismo, hipocresía y caradurez de auto postularse como el líder del cambio? La respuesta no merece mayor análisis.

Les recomiendo esta vieja nota de Víctor Hugo (acá)


Por: Negro Enrique

6 comentarios:

Agrupacion Tradicional River Plate dijo...

Sinceramente estamos sorprendidos por la dinámica, creatividad y conocimiento de los Sobrios del Hormigón.

Este blog es un baluarte contra la desinformación.

Este posteo lo anunciamos en nuestro blog y casi seguro que decidimos reproducirlo parcialmente si Vds. no se oponen.

A la pregunta respondemos NO. Alfredo fue nuestro compañero en muchas batallas de la Tradicional
contra la prepotencia, contra la corrupción y contra la violencia.

Además fue una gran persona, amigo de muchos de nosotros y maestro de varios.

Les recomendamos ver una entrada antigua posteada para el 26 de mayo en nuestro blog en su homenaje a con motivo del 5to. aniversario de su despedida.

Un abrazo riverplatense

charro dijo...

a la tradicional le recomendaría que cada vez que ponen la fórmula 2001 (que incluye al sr Bravo), aclaren que es Alfredo y no el lamentable hijo (no se cansen de aclararlo).
Por otro lado falta decir que Daniel Bravo es más que un obsecuente de Aguilar, eran amigos del barrio que iban juntos a la cancha cuando supongo que festejaban goles y no se llenaban los bolsillos. Esto me hace sospechar que mas que obsecuente debe ser socio.
Agradecemos que nos consideren valuartes contra la desinformación y nos encantaría tener más conocimiento sobre votaciones porque en las acciones se ven los reales pensamientos y actitudes futuras.
Nuestro interés es el debate y el crecimiento. Espero que todo llegue a su tiempo.

HECTOR, El resistente dijo...

Aguilar no volverá a postularse como candidato con lo cual muchos de los miembros de la CD, que se sirvieron de su figura lo traicionarán, lo dejarán solo para que cargue con las culpas y tratarán de aprovechar la bronca del socio para su propio beneficio.

La historia dirá que el fracasado fue Aguilar pero yo digo que en todo caso Aguilar fue el único que paga el precio de la derrota por haber respetado demasiado a quienes lo acompañaron, error de Aguilar, pero nada comparado con la nauseabunda acción de algunos de sus compañeros de Comisión Directiva y Fiscalizadora.

Esto no es defensa del actual Presidente en todo caso es un llamado de atención para valorar a quienes lo acompañaron, no sea cosa que la incompetencia de Aguilar se transforme en el pasaporte para que algún oportunista, haciendo gala de la habilidad de los traidores - no a Aguilar sino a la grandeza Institucional de River - compre a los necesarios, subsidie a los barrabrava y termine adueñándose del poder para su propio beneficio.

JOSE GERVASIO dijo...

Nada que ver. Son el día y la noche.

Por supuesto que el día era Alfredo Bravo y su hijo Daniel le salió la noche.

Basta los curriculum vitae de los dos para saber que el hijo es todo lo opuesto al pobre padre.

Negro Enrique dijo...

Es muy interesante lo que escribió Héctor, tenemos que estar atentos y no permitir el lavado de imágen de los que están ahora con josema y oportunamente se despeguen para seguir viviendo de River.

Anónimo dijo...

Que bueno esto:
http://www.clarin.com/diario/2008/12/21/elpais/p-01826260.htm
"Desde la tumba, Juan Pablo II me dijo que sea candidato a presidente"
Ocupa una banca en el Senado italiano. Fue embajador en la Santa Sede. Y ahora quiere dar pelea en 2011