"Se pueden arreglar campeonatos enteros, como el de Boca de Ischia." Javier Ruiz árbitro "Ehhehh, eh yo pienso de que ehhehh eeeehh (?)." DAP "No estén cagados." Daniel Passarella

sábado, 26 de junio de 2010

Gigantes en blanco y rojo

Jugaban por la camiseta y tenían sueños de grandeza. Tiempos de siembra y construcción.

River Plate es obra de la pasión y la voluntad inquebrantable de un grupo de hombres que en el andar del tiempo fue creciendo incesantemente. Es un rasgo distintivo de la historia de la Institución. Desde el humilde origen darsenero saltó a la fama y la opulencia. Y a no dudarlo. En el afecto inalterable, desinteresado de sus fundadores y dirigentes que protegieron al Club como al hijo más amado, está el secreto de su increíble progreso.

Entre los dirigentes se debe destacar los nombres conocidos de Leopoldo Bard (no enviaba mails en esa época), el arquitecto Bernardo Messina que se jugó su título varias veces por River Plate, Enrique Salvarezza (un todo terreno riverplatense), jugador, tesorero, secretario y representante en la Asociación Amateurs, los Presidentes José Bernasconi, Enrique Zanni, Angel Molinari y el eterno José Bacigaluppi. También es justo destacar a Arturo Antelo, socio fundador y autor del ya antiquísimo himno de River Plate. Con la música de la marcha inglesa Tipperary compuso la letra para un clásico en 1918. “River Plate tu grato nombre…”. “…Nuestra sangre está cruzada en tu blanco pabellón…”. Y vale la pena aquí detenerse. Aunque las cosas lindas no valen la pena, valen la alegría. La bandera de River Plate tiene una banda roja que cruza en diagonal y no en horizontal. Tomemos debida nota que durante todo el Amateurismo se utilizó la casaca a bastones blanca y roja con filetes negros. Recién en 1932 cuando debutó Bernabé Ferreyra en Parque de los Patricios para el triunfo frente a Chacarita, se volvió a utilizar la original camisa con banda roja.

Siempre me he resistido a aceptar la escisión entre el amateurismo y el profesionalismo. La historia es una sola. No puede partirse. Existen en aquel período romántico de nuestra historia, algunos hechos que marcaron un destino de grandeza que hoy disfrutamos. Además de particularidades que se me ocurre causaran asombro. Por ejemplo en el match frente a Lomas de 1909, en un pasaje del mismo, el juez sanciona un penalty kick a favor de River Plate. Los players de sureños protestaron enérgicamente, mientras los darseneros adhirieron al reclamo de sus rivales, señalándole al referee su error, quien se mantuvo en su decisión. Entonces José Morroni, tomo a su cargo la ejecución de la pena máxima, shoteando el balón deliberadamente al banderín del córner. Un hecho idéntico se produjo en 1921. En aquella oportunidad el rival fue San Isidro y el encargado de desviar la pena máxima fue Cándido García. Ejemplos de lealtad y caballerosidad deportiva. ¿Alguien se imagina una situación igual hoy?

De la época del Amateurismo, hay nombres que por el irremediable paso del tiempo, se van perdiendo en la noche del olvido. Quisiera rescatarlos. Son ellos Carlos Isola, Arturo Chiappe, Pedro Choperena, Jacinto Giúdice, Heriberto Simmons, Roberto Taramasso, Cándido García, Nicolás Rofrano, Esteban Malazzo, Jorge Iribarren y Juan Carlos Iribarren. Sus trayectorias por extensas y logros deportivos, ameritan el cuadro de honor. Fueron en el field, como se decía por aquel entonces, los continuadores de los hombres fundacionales de River Plate.

Carlos Isola irrumpió en Primera División en 1913 con apenas 14 años. Goalkeeper flexible, agilísimo volador. Siete años custodiando los tres palos del arco darsenero. Integró el Seleccionado Nacional y tuvo algunas facetas que merecen ser destacadas: Ejecutaba penales, vaya paradoja en estos tiempos de arqueros con idénticas características y además, actuando como insider derecho se dio el gusto de marcar un gol. ¡Todo esto hace más de 90 años!. Por último corresponde agregar que fue vocal titular de Comisión Directiva en 1918. Volvió a vérselo casi sexagenario en una tarde de nostalgia, atajando en las Bodas de Plata de Labruna.

Arturo Chiappe es el único tricampeón del Amateurismo. Doce años en Primera División. De potente shot fue un polifuncional back. Participó y resultó figura preponderante en el ascenso de 1908, y en la obtención del título de la Asociación Amateurs (la AFA de la época) de 1920 donde le puso broche de oro a su carrera. También actuó en la Copa Competencia de 1914, una suerte de Copa Argentina que se disputó hasta bien entrado el Profesionalismo, y que curiosamente es omitida por los estadígrafos. Llama la atención que no se otorgue esta correspondiente estrella, siendo que a un equipo se le asignó por una gira en 1925. Fue internacional y reemplazante en el team argentino nada menos que de Jorge Brown. Como agregado a Chiappe es justo decir que fue miembro de la Comisión Directiva en 1911, 1912 y 1915.

Pedro Choperena surgido desde la cantera, llegó para suceder a Chiappe y debió luchar contra el recuerdo del gran maestro. El mudito como le decían cariñosamente, se comunicaba con sus compañeros por señas. Actuó entre 1918 y 1927. Otra figura consular ha sido Jacinto Giúdice, quien asistía como espectador del team de Primera desde 1910 sumándose luego a las inferiores. Half derecho desde 1917 hasta 1927. Fue varias veces internacional, y ya retirado de la actividad se desempeñó como empleado en el rol de recaudador por años de la Institución. Su nieto fue el marcador central que actuara en la época de Labruna como DT.

Heriberto Simmons cumplió un decenio en River Plate ocupando ambas puntas de la línea media con igual regularidad. Fornido y recio, según cuentan las crónicas de la época imponía respeto desde su presencia. Otra figura que perduró en el tiempo ha sido Roberto Taramasso, centro medio de gran regularidad, prolijo y gran ubicación en el campo. Jugó entre 1916 y 1927. Cándido García es el hombre con más presencias en el Amateurismo Un total de 374 partidos entre 1913 y 1926. Jugador de notable calidad. Varios años internacional. Sus atributos fueron una gran dinámica, ubicación, pase preciso y gran juego aéreo. Sumó 41 conquistas muchos de ellos de cabeza. El primer y genuino “cabecita de oro”. Un fenómeno.

El máximo artillero riverplatense de aquellos lejanos tiempos fue el entreala izquierdo Nicolás Rofrano. Un total de 49 conquistas entre 1915 y 1925. Los medios gráficos de entonces lo señalan como una figura destacadísima. De gran habilidad y pegada con pierna izquierda. Promediando los años ’40 se trazaba paralelismos con Adolfo Pedernera. Un crack. Esteban Malazzo debutó en 1928 y fue el último jugador proveniente del Amateurismo en actuar durante el Profesionalismo, haciéndolo hasta 1939. Tenaz marcador, radicó allí su principal virtud como jugador. Dejó como legado a su hijo y homónimo quien actuó brevemente en primera 20 años después. Por último quedan los hermanos Iribarren. Jorge Iribarren atajó desde 1926, integrante del seleccionado y el primer arquero del Profesionalismo; mientras el back izquierdo Juan Carlos Iribarren arrancó en 1924 y se marchó campeón en 1932.

Un querido y veterano amigo riverplatense, a quien respeto y recurro por datos que ilustren mi saber siempre me dice: “no regales conocimiento”. Sé que tiene razón Armandito. Sin embargo, y por filosofía de vida refuto sus palabras en este acto. Mayor cantidad de información tendrían estos nombres y quienes fueron testigos de sus andanzas futbolísticas. Todos ellos ya no están. Así muchas facetas de aquellos tiempos, anécdotas que resultarían valiosísimas descansan en tumbas a modo de secretos. A mi juicio es una pena. Es probable que haya nacido muy tarde. No obstante debo confesar que a menudo pienso que he hecho acopio de información que a nadie le interesa. Tal vez los escasos o nulos comentarios que sucedan a este post así lo demuestren. Sin embargo no me resigno a contarle estas historias a mi hijo solamente. He aprendido que la comunicación es hacer partícipe a otro de lo que uno tiene. Esta definición justifica traer estos nombres gloriosos al presente. Forjadores de grandeza. Porque el espíritu audaz y el ingenio de sus fundadores, el amor a los colores y la visión de sus predecesores, logró que el tiempo diera su fallo inapelable. River Plate es el más grande entre los grandes.

Por Sr River Plate.

14 comentarios:

charro dijo...

Muchísimas gracias al SrRP por esta enorme colaboración. Hace rato que quería adentrarme a lo más profundo de nuestra historia, a los inicios, cuando había dirigentes con sueños de crear un club, muchachos menores de 20 años que fueron creciendo con una utopía y fundaron un lugar que los unió como amigos y permitió que miles de personas tuvieran un espacio para hacer sus vida un poco mejor.

En tiempos en que se necesita refundar varias cosas del club y hay que reencontrarse con los valores que guiaron a nuestro club durante gran parte de nuestra historia, es bueno tener este tipo de guías.

Es un buen momento para leer, pensar y soñar con un club como siempre tuvimos y en muchos aspectos nos quitaron. Es hora de terminar con la dicotomía club o fútbol. RIVER PLATE es el más grande y así debe seguir pensando y demostrándolo.

Nuevamente, mil gracias SrRP.

Magyar dijo...

Pero que buen post SrRiverPlate !!!
muchas gracias por compartir tanta información. Son casi todos nombres desconocidos para la gran malloría de los hinchas (incluyendome por supuesto)
Que buena la historia del arquero Carlos Isola, pateador de penales. Tanto que se batio el parche con Chila y eso ya se había hecho 70 años antes, y el precursor fue un arquero de River!! realmente una alegría saber, desde ahora, cosas como esa.
Parrafo aparte para el excelente uso de palabras como insider, half derecho, y golkeeper. Dando atmosfera de recuerdo, a lo Sucesos Argentinos, muy bueno. Nuevamente felicitaciones.
Ah una cosa mas, ¡¡cuanta historia de jugadores de la banda que integraron el combinado nacional!!, claro que a muchos en este blog le habrán parecido datos innecesarios ya que no les importa la nacional... ;)

Abrazo y Gracias

Magyar dijo...

Ah, muy lindo tambien lo de los 2 penales devueltos en aras de la caballerosidad. Hoy es imposible, discutiamos en post reciente sobre la falta de miras de los actuales jugadores para poner su carrera deportiva antes que el dinero, imaginarse un gesto como ese es realmente descabellado.

Saludos Riverplatenses
Magyar

Enrique dijo...

El posteo podría tener pocos comentarios solamente porque no hay mucho más que agregar salvo expresar la gratitud por compartir una información que tiene un valor enorme para todos los que amamos a River Plate.

Una pregrunta, Isola llegó a 1ra a los 14 años pero ¿cuándo debutó? a los 14 años es imposible que hubiersa tenido el porte de un arquero.

¿Las bodas de plata de Labruna son las que hace mención el Eternauta en algún momento de la historieta?

Matias dijo...

Hermoso posteo, hermosas historias.
Tiene razón SR RIVER PLATE cuando nos dice que hay que contarlas, para que no se las lleven al otro mundo los que nos van dejando.
Gracias por compartirlas.

Matias dijo...

Ah, creo que hubo un jugador inglés en la década del 80 o del 90 que tiró un penal afuera porque no había sido falta, pro no recuerdo de quién se trataba, apenas que era de la Premier League.
En otro orden, Cachito Vigil (entrenador de las Leonas) hizo que no le cobren un gol a la selección argentina de hockey femenino, porque la bocha no había entrado. Creo que era contra Alemania, la referí lo había cobrado y él logró dar marcha atrás la decisión. Lo importante del caso es que, debido a eso, el partido terminó 0-0.

Enrique dijo...

Sí, el jugador inglés era Robbie Fowler, al mismo que sancionaron por festejar un gol levantandose la camiseta porque abajo tenía otra en apoyo a una huelga portuaria. La prensa conservadora inglesa lo hizo bosta y hasta lo acusaron de cocainómano. Su siguiente gol lo festejó así, sacó un canuto que llevaba en la media y se fué hasta la línea de cal para aspirarsela. Un grande.

Otro caso fue en un partido entre selecciones, una europea contra una africana (no recuerdo los equipos). Pasados los 45 min del 1er tiempo un defensor africano que estaba solo saliendo de su área escucha un silbato, frena y toma la pelota con la mando para dársela al referí. Resulta que el sibato venía de la tribuna y el referí cobró el penal. El jugador de la selección rival lo tiró afuera deliberadamente.

Y luego recuerdo una del Ajax, donde un jugador para devolver la pelota se la tira al arquero rival y se la clava en un ángulo. Luego los jugadores del Ajax permiten que el rival les haga un gol.
http://www.youtube.com/watch?v=WKIFZAgBm_w

Saludos!

Matias dijo...

Genial lo de Fowler. El penal no lo pude encontrar, pero la esnifada de la linea de fondo la pude ver en http://www.youtube.com/watch?v=lsAUL03Xse0&feature=related

Anónimo dijo...

Gracias y otra vez mas que gracias SR. RP por estos posteos.

Adhiero absolutamente a tu posicion respecto a lo que te sugiere Armandito!! Estos grandes y sus actos de grandeza, sus carreras impecables, son dignas de ser, contadas, difundidas y que las conozca todo aquel q ama a river. Es una manera de honrarlos tambien y mostrar que la grandeza radica, paradojicamente, en los actos mas humildes y honorables....... como para que algunos emulemos!!

Gracias nuevamente RP y felicitaciones por el amor a ntro. club q se desprenden de tus relatos.

mi humilde opinion

Impecable!! E

Enrique dijo...

Matías, ahí ví el video. No se de donde saqué que había sacado un canuto.

Anónimo dijo...

Estimado Charro el agradecido soy yo por la deferencia de publicar mis textos. Muy atento también Magyar por sus palabras. Isola efectivamente fue uno de los pioneros, sin embargo el precursor fue José Barucca Laforia, arquero del Alumni. En cuanto al uso de los términos… que decirle. Formo parte de otra época. Será la educación. Y ud. disculpe, pero quien ofició como disparador respecto al desinterés por el seleccionado he sido yo en un post anterior. Muy gentil Enrique. De por sentado que no conocí a Isola personalmente, mucho menos su porte, pero con seguridad afirmo que debutó a los 14 años, ante la deserción de De Ambrosio, arquero titular. En relación a la historieta El eternauta, si la memoria no me traiciona, hace algún tiempo ud. publicó un post acerca del tema. Celebro su curiosidad y está en lo cierto. Cuando Labruna cumplió 25 años en la Institución, allí por Septiembre de1957 se disputó un match amistoso frente a Peñarol. En el mismo fue de la partido Isola y se juntó nuevamente a La Máquina en el primer tiempo (es justo decir que tanto Labruna como Lostau aún actuaban en Primera), para dar paso luego a los cracks de aquel entonces. Pedernera se resistió a ser reemplazado, generando una gran discusión en el vestuario, aduciendo que el se había preparado durante dos meses para jugar ese partido. Desde ya que Adolfo se salió con la suya y completó los noventa minutos.
Matías, celebro que también le haya gustado el post. Respecto a llevarse historias al otro mundo, verá que no ocurrirá conmigo, y por las que me quedan creo que tendremos tiempo aún, que deseo fervientemente sea muy extenso.
MOH, debo decir que Armandito tiene razón. Aunque no le haga caso. Uds. Han valorado algo que yo tengo pero que me ocupé de conseguir. Dicen que el saber no ocupa lugar. No obstante las nuevas generaciones descansan en la comodidad de no saber. Pero la historia es apasionante. Salvo por lo tediosa que era en segundo año con el libro de Ibáñez, con los Austrias Menores y no sé cuantas cosas más, que a las 8 de la mañana de invierno, a ningún adolescente le puede llegar. En cambio la historia de River Plate, a cualquier hora que sea, bien contada o desde textos que inviten a ser leídos, es apasionante. Máxime teniendo en cuenta que muchas cosas, como la genuina fecha de fundación o las camisetas del Amateurismo (les contaré en breve al respecto) han sido escondidas. Esto obliga a la investigación, despierta la curiosidad. Lástima que después en la cancha digan: “Y River ponga huevo…”, en lugar de pedir buen fútbol.
Por último les agradezco una vez más los valiosos conceptos remitidos. Resultan muy gratificantes para quien suscribe.
SR. RIVER PLATE

Anónimo dijo...

Estimado Charro el agradecido soy yo por la deferencia de publicar mis textos. Muy atento también Magyar por sus palabras. Isola efectivamente fue uno de los pioneros, sin embargo el precursor fue José Barucca Laforia, arquero del Alumni. En cuanto al uso de los términos… que decirle. Formo parte de otra época. Será la educación. Y ud. disculpe, pero quien ofició como disparador respecto al desinterés por el seleccionado he sido yo en un post anterior. Muy gentil Enrique. De por sentado que no conocí a Isola personalmente, mucho menos su porte, pero con seguridad afirmo que debutó a los 14 años, ante la deserción de De Ambrosio, arquero titular. En relación a la historieta El eternauta, si la memoria no me traiciona, hace algún tiempo ud. publicó un post acerca del tema. Celebro su curiosidad y está en lo cierto. Cuando Labruna cumplió 25 años en la Institución, allí por Septiembre de1957 se disputó un match amistoso frente a Peñarol. En el mismo fue de la partido Isola y se juntó nuevamente a La Máquina en el primer tiempo (es justo decir que tanto Labruna como Lostau aún actuaban en Primera), para dar paso luego a los cracks de aquel entonces. Pedernera se resistió a ser reemplazado, generando una gran discusión en el vestuario, aduciendo que el se había preparado durante dos meses para jugar ese partido. Desde ya que Adolfo se salió con la suya y completó los noventa minutos.
Matías, celebro que también le haya gustado el post. Respecto a llevarse historias al otro mundo, verá que no ocurrirá conmigo, y por las que me quedan creo que tendremos tiempo aún, que deseo fervientemente sea muy extenso.
MOH, debo decir que Armandito tiene razón. Aunque no le haga caso. Uds. Han valorado algo que yo tengo pero que me ocupé de conseguir. Dicen que el saber no ocupa lugar. No obstante las nuevas generaciones descansan en la comodidad de no saber. Pero la historia es apasionante. Salvo por lo tediosa que era en segundo año con el libro de Ibáñez, con los Austrias Menores y no sé cuantas cosas más, que a las 8 de la mañana de invierno, a ningún adolescente le puede llegar. En cambio la historia de River Plate, a cualquier hora que sea, bien contada o desde textos que inviten a ser leídos, es apasionante. Máxime teniendo en cuenta que muchas cosas, como la genuina fecha de fundación o las camisetas del Amateurismo (les contaré en breve al respecto) han sido escondidas. Esto obliga a la investigación, despierta la curiosidad. Lástima que después en la cancha digan: “Y River ponga huevo…”, en lugar de pedir buen fútbol.
Por último les agradezco una vez más los valiosos conceptos remitidos. Resultan muy gratificantes para quien suscribe.
SR. RIVER PLATE

charro dijo...

SrRP, sinceramente es un gusto y un lujo, ojalá podamos tener otras dosis de este néctar.

En medio de la fiebre mundialista y de la futura abstinencia futbolística, estará bueno aprovechar este tipo de posteos. Estamos pensando algunos temas para mechar con la poca actualidad que se presentará.

Desde ya, están todos cordialmente invitados a sugerir y a postear.

Saludos para todos...

PD: SrRP, por una tonta equivocación no respondí el mail del posteo y lo mandé directamente. Este fin de semana me comunicaré para volver a agradecer. Saludos, Charro.

Ezequiel C. dijo...

Acabo de leer (tarde) este genial post. Mil gracia Sr. River Plate. Recomiendo darle al tag "Sr. River Plate". No puedo parar de leer todos sus textos!!