"Se pueden arreglar campeonatos enteros, como el de Boca de Ischia." Javier Ruiz árbitro "Ehhehh, eh yo pienso de que ehhehh eeeehh (?)." DAP "No estén cagados." Daniel Passarella

martes, 31 de mayo de 2011

Secuestrados


Las barras estan tan desmadradas como la dirigencia.

Para quienes ibamos a la cancha en los 80 y 90, las cosas que pasan hoy pueden parecer tonterías. La odisea de ir a ver a River Plate es una pasión que se va heredando y que va armando relaciones entre padres e hijos y entre amigos. Las batallas entre barras locales y visitantes, los robos dentro de la popular, enfrentamientos entre hinchas de distintos clubes que se cruzaban, partidos en mismos horarios que permitían que haya peleas en Constitución, Retiro, Once y demás lugares, la policía y los hinchas listos para el mano a mano y tantas brutalidades que vivimos, dejaron lugar a cosas mucho más sofisticadas. Hoy las barras van escoltadas y los negocios están arreglados como para que no haya robos en la tribuna, los horarios se arreglan para que no se encuentren las barras y la policía suele tener órdenes de no provocar los desmanes.

Habiendo salvado la violencia de décadas pasadas se supondría que todo está bien, sin embargo estamos muy lejos de estar bien. La pasión sigue siendo algo inexplicable y el sentimiento que se comparte entre los hinchas y amigos, a veces parece indestructible y va creciendo con el anecdotario de locuras de cada domingo. Las vivencias a veces no se saben si son producto de algún estupefaciente o de la locura que esta sociedad.

Lo que se vivió el domingo para ir a Bahía Blanca es un buen ejemplo de la locura que nos une a algunos miles de hinchas que no estamos dispuestos a que nos saquen la posibilidad de ver a nuestro equipo. La locura empieza cuando termina el partido anterior, empezamos a decidir si se va o no se va, quienes pueden y quienes harán el esfuerzo extra, quienes se quedarán con las ganas y quienes sufrirán el partido desde la TV.

Una vez tomada la decisión, aparecen los imponderables y empezamos a ver como se puede viajar (hoy es lo más arduo). Muchos ya habían averiguado para viajar en avión y hacía semanas que no había pasajes. La alternativa más complicada es sacar las pocas entradas que se pondrán a la venta o viajar con los micros del club que fletan distintas agrupaciones o filiales. Algunas lo hacen con entrada incluida (¿cómo venden pasaje y entradas antes de que esten a la venta? Es una buena razón para que nunca se blanquee la venta real de entradas) y otros no. Aparentemente esta semana fue más caótica que nunca en la historia, nos dieron tan pocas entradas y tanta la demanda que no se pudieron repartir y hasta los micros que vendieron y cobraron pasajes con entradas, no recibieron la cantidad suficiente. Cuando me enteré de esto (más allá de la calentura y el estrés), me di cuenta que estábamos ante una convocatoria increíble.

El domingo debí levantarme a las 2 de la mañana (o sea, preferí no dormir y terminar un posteo que me dio mucho gusto hacer) con la incertidumbre de no saber si podría viajar (una de las tantas locuras a las que nos sometemos con tal de acompañar al equipo). Nosotros eramos una docena de amigos en un micro de doble piso; de los 60 pasajeros, la quinta parte no tenía entradas encima (algunos habían hecho arreglos desesperados con gente de Bahía, otros tenían contactos que habían conseguido a última hora y otros corrían el riesgo de ir y quedarse afuera).
 16.30 hs. Todavía había gente que no perdía la esperanza de poder almorzar algo.

Salir de madrugada tuvo algunas ventajas y desventajas. Algunos estábamos listos para dormir y otros lo estaban para joder, algunos estábamos hambrientos y otros estaban disfrutando de las bebidas que iban y venían, algunos cantaban y otro dormían… lo único en que todos coincidimos fue en bajar para comprar un desayuno en una estación de servicio, lamentablemente, como es una maldita costumbre cuando viajan los micros de los clubes, todas las estaciones cerraban sus puertas ante la vista de los micros (las malas experiencias de saqueos las pagan los que no deben). Así fue como terminé haciendo un viaje hasta Bahía Blanca sin escalas y sin comida pero con mucho alcohol y humo de cigarrillo hasta en mi última célula (suerte que nadie fumó algo prohibido porque se hubiera complicado).

Todo este trajín tenía una gran ventaja, se llegaba al mediodía a Bahía para almorzar tranquilo y bien… que ilusos somos los hinchas. No llegamos a ver la ciudad cuando nos detuvo la policía y nos llevó a un descampado a esperar a otros micros, nos hicieron bajar para una revisación exhaustiva y nos hicieron perder una hora para llevarnos a la otra punta de la ciudad yendo por una circunvalación. Al llegar al segundo punto (otra hora de viaje), descubrimos que habíamos sido secuestrados. La policía dejó a 20 micros y 10 combis en el camping del Parque Brown (no había barras entre los pasajeros) y dejaron a más de 1000 personas dentro de un alambrado donde solo había un inodoro en el baño de hombres y otro en el de mujeres. La mujer de la despensa se hizo el día vendiendo todo lo que tenía a cualquier precio y obviamente no alimentó ni a la décima parte de los secuestrados.
 La entrada al "camping". Más de mil personas divididas en grupos esperando que se termine el secuestro

Lo bueno de todo esto es que había gente “tranquila” que solo le importaba ver el partido, los 700 km eran para ver a River y no para algún enfrentamiento absurdo (por suerte así también lo entendieron los policías). Aparentemente, los micros de la barra y algunas filiales importantes, estaban en otro “camping”. La orden fue clara, del camping a la cancha, de la cancha a la ruta y escoltados hasta cierta distancia de la ciudad sin parar. Algún rumor habrá llegado que venían las hordas de Atila y decidieron ser un poco más inhumanos que las bestias.

Llegamos a Bahía al mediodía, el partido era a las 20.20 hs., ¿qué problema podía haber? Los genios de la organización siempre pueden provocar problemas. A la cancha llegamos después de las 18 hs (sin haber comido desde la medianoche), comimos algo y decidimos entrar (recordemos que llegamos desde Buenos Aires más de mil personas al mismo tiempo). Otra vez el famoso embudo, fila de 20 personas de ancho y de pronto piden que pasen de a 1. 40 metros de policías junto a un paredón del ferrocarril permitiendo que se pase de a 1. Palazos a un tonto para que el resto lo vea y no quiera hacer quilombo, algún tonto al que le prohíben el paso porque saben que hay más gente de la que pueden entrar (a un abstemio le dijeron que estaba borracho, a uno que había conseguido la entrada por ventanilla le dijeron que era falsa, a uno que miró mal le dijeron vos no entras…).

Supuestamente se entregaron 2.500 entradas, en la tribuna supuestamente hubo más de 4500 y afuera quedaron otras mil. Si alguien logra explicarme estos números, si alguien puede explicarme como pueden pasar todas estas cosas, si alguien me explica como nos hacen viajar desde Buenos Aires en estas condiciones (que todos conocen lo que pasará), si alguien me explica porqué no hay nadie que defienda al hincha pacífico (no hubo ningún enfrentamiento a pesar de todos estos atropellos)…

Mi agradecimiento para la persona que nos mandó algunas fotos y nos contó su vivencia. Pienso que vale la pena agregarlo el día posterior al posteo con una interesante pregunta. Qué hubiera pasado si había grupos antagónicos en el camping? Todos sabemos que ahí no estaban ni los primeros, ni segundos, ni terceros mandos, pero que hubiera pasado si hubieran estado algunos grupos dispuestos a la pelea?

Por Charro.

Totalmente desorientados y desubicados

Esta historia empezó hace mucho, hoy solo queda pensar en "zafar" (la palabra que más repetiremos este mes)

Leyendo los comentarios se puede deducir lo desorientados y desanimados que andamos. Cada fecha que pasa sentimos más cerca el límite y vemos como van pasando las oportunidades, la lucha se restringe cada vez a menos rivales y las chances de zafar son cada vez menores. Al terminar el partido en Bahía Blanca pudimos notar que ya está la soga al cuello, si el destino nos juega una mala pasada, hasta podríamos decir que ya no está en nuestras manos salvarnos del partido de promoción.

Una frase que solía tener en los últimos años cuando la pelea era por los campeonatos, es que River podía estar matemáticamente capacitado para salir campeón ganando todos los partidos pero el problema era que futbolísticamente no tenía la capacidad de hacerlo. Hoy pienso lo mismo. Ni Olimpo, ni Arsenal sacaran todos los puntos, el problema es que River tampoco creo que pueda hacerlo, lo cual, a mi modo de ver, nos deja en la quimera de ver quien pierde menos puntos y obtiene los suficientes como para no tener que jugar el partido de promoción.

Lamentablemente, llegamos a una situación donde nunca tendríamos que haber llegado, hace muchos meses que veníamos diciendo que había que salir de la posición comprometida antes del partido contra los bosteros (un colchoncito de 7 puntos aprox.), había que verlo desde arriba porque la situación no la viven igual los hinchas y jugadores de River que el resto. Una clara muestra fue el recibimiento de Olimpo, nos cantaban a la promoción como si ellos estuvieran salvados.

Estamos tan desorientados que quienes odian al actual presidente empiezan a echarle todas las culpas y exculpan a Aguilaucha, quienes odian a JJ se permiten culparlo (sin mirar los puntos obtenidos) y olvidar a Cappa, Astrada, Gorosito y Simeone, quienes se sienten molestos con algunos de los actuales jugadores ya se olvidan de los representantes que tuvimos dentro de la cancha en los últimos 3 años… de repente, todo tiempo pasado fue mejor. Hay muchas culpas en el presente pero es absurdo limitarse a lo que se hace mal hoy o lo que no se hace. Si hoy estamos así no es casualidad ni es porque no se ganaron los últimos partidos.

En un futuro podremos armar un decálogo de cómo nos pusimos en esta posición o poner las 50 razones por las cuales terminamos con los huevos en la garganta. Las cosas se vienen haciendo mal y esto es la consecuencia lógica de todo esto. Las responsabilidades principales recaen en la dirigencia que nunca debería habernos puesto en este lugar, se eligieron mal a los técnicos y a los jugadores, se actuó erróneamente. Los equipos se arman con plata y ésta desapareció, pero al mismo tiempo nadie buscó los recursos para tenerla. Los técnicos no estuvieron a la altura, ni para presionar a la dirigencia para armar los equipos ni para dar el paso al costado cuando correspondía, los jugadores no entendieron la situación y hoy ya tenemos la soga al cuello con lo cual se hace más difícil el camino.

Casi todo lo que se diga será cierto, son tantas las cosas mal hechas que es difícil errar en el diagnóstico, pero también sería bueno reconocer nuestros errores. Pocos pensábamos que se podía llegar hasta acá si no se enderezaba el rumbo. La negación parecían el mejor remedio. Antes de llegar a esta posición nos iban a ayudar los árbitros, la AFA o el gobierno nacional, con la camiseta se ganaban todos los partidos a los equipos chicos, la TV no va a permitir que nos vayamos con toda la audiencia a la competencia, nadie quiere privarse del negocio de River en primera división, alguien va a poner plata para salvarnos, a algún equipo bombearán, los rivales no importan porque esto es River, con la gente se ganan los partidos, River tiene huevos, hay un montón de “muertos”…

Hoy estamos tan desorientados que no tenemos respuestas anímicas. En la tribuna se canta pero sin convencimiento, el equipo no transmite seguridad. Los jugadores también sienten la presión del momento histórico, tener un gol en contra es demasiado peligroso porque no tenemos capacidad para meterla en el otro arco. El nerviosismo se apoderó de todos al vernos tan cerca del precipicio, los hinchas putean a 4 vientos porque este equipo debería haber sacado más de 60 puntos…

La diferencia en el fútbol de hoy es el estado anímico y River Plate la empezó a perder cuando tuvimos un par de partidos que se jugaron bien y se perdieron, partidos en los que hubo situaciones de gol pero se desperdiciaron, partidos controlados pero en los que se perdieron muchos puntos (Godoy, Boca, Albo, Casla). Se fue la confianza y ahora habrá que rogar que podamos ganar los partidos como sea porque no hay margen de error.

Así estamos… en el horno y rogando a D’s que se termine el gas. Acercándonos a buscar el milagro más que los méritos propios.


Por Charro.

lunes, 30 de mayo de 2011

Mal paso por Bahía

Lamela, junto con Gonzáles Pires. De los pocos que mostraron temple en Bahía


Invado este sitio que le corresponde a Charro que ya nos contará sobre su travesía al sur de la provincia de Buenos Aires. 

Queda en evidencia que JJ fue hasta Bahía Blanca con un equipo armado para defender el cero. Particularmente creo que en lo que se juega River desde hace 1 año y medio, en muchas oportunidades “arañar” un punto fue valioso. En el caso de anoche, por la trascendencia del partido y porque los márgenes se acortaron hasta el límite, “enamorarse” del empate en este partido fue un error grave de lectura sobre la situación que atravesamos. Finalizado el encuentro el punto solo sirve para seguir teniendo alguna esperanza de alcanzar a Arsenal porque con los resultados de hoy será muy difícil darle alcance a Tigre u Olimpo si no ganamos como mínimo 7 de los 9 puntos en juego.

River Plate jamás hizo pie en Bahía Blanca, en varios lapsos del partido el equipo fue claramente superado, los palos jugaron para nosotros y salvo un par de jugadas no hubo acercamientos concretos al área rival. ¿Cómo se explica el empate? sencillamente que la suerte estuvo de nuestro lado. A JJ le caemos por su planteo mezquino pero no se puede dejar de lado que no existe ningún planteo eficaz cuando dentro de la cancha hay jugadores a los que literalmente les tiemblan las piernas como sucedió hoy en Bahía Blanca. Ejemplos de esto son JM Díaz que hasta aquí tenía un buen torneo, Acevedo que viene bajando el rendimiento fecha tras fecha y Ferrari que hace ya 2 años que da asco en esa función mixta de lateral / volante. Se podría señalar, y con razón, que es culpa del DT por incluirlos en el primer equipo; lo que no es culpa del DT es que tanto Acevedo como Ferrari le hayan entregado al rival cuanta pelota pasó por sus pies, eso es miedo escénico como diría Valdano.

Quedan solo 3 fechas y ya no nos enfrentamos a ningún rival directo, por eso, por nuestra ubicación y porque a esta altura ya no tenemos demasiado que perder, estamos en una situación que solo sirve ganar. Es el momento para que el técnico deje los miedos de lado, se decida a plantar un River mucho más osado y que revea los nombres de los 11 que entran a la cancha. Con esto no pretendo imponer una idea como “la salvación”, eso en fútbol no existe, me baso en una idea de Dalmassito a la que adhiero plenamente: el modelo del River utilitario se agotó hace unas 3 o 4 fechas. Por eso creo en la necesidad de un cambio y arriesgar mucho más en estos 3 partidos. En caso de fallar, a esta altura el daño no sería demasiado grande, mucho peor sería seguir perdiendo puntos por la tibieza ofensiva del equipo.

No me parece el momento adecuado para repartir culpas, como ya sabemos, en mayor o menor medida todos tienen su porción de responsabilidad. Estamos en un momento que es fundamental permanecer unidos y apoyar a los que tienen la responsabilidad de encarar los próximos 3 partidos, si no lo hacemos la presión nos comerá a todos.

Por: Enrique

domingo, 29 de mayo de 2011

Un partido para la historia

Siempre, y en cualquier lugar, hay millonarios dispuestos a dar su apoyo a River Plate. Anoche en el hotel


Voy a Bahía Blanca con la esperanza de encontrarme con una victoria que sería más interesante que encontrar agua en el desierto. Un empate nos deja con vida agónica pero una victoria le daría tranquilidad al equipo para seguir trabajando en la semana y a los hinchas para respirar y dormir un poco más aliviados.

Para quienes hemos hecho otros viajes siguiendo a River Plate, sabemos cómo son las vueltas después de la derrota y de la victoria. Será una fecha clave que será recordada por todos los hinchas millonarios cualquiera sea el resultado. Esperemos que podamos recordarla como el fin de la pesadilla y del legado de Aguilaucha.

Los mejores deseos para los 19 jugadores que nos representarán en este partido y para todos los hinchas que sufriremos en todos los rincones del mundo (hay hinchas en otros países que no dormirán por estar pendientes de este resultado por internet). D’s nos acompañe y guíe en este momento. Buena suerte y la seguimos mañana. Saludos a todos quienes quieran opinar durante y después del partido.

Por Charro.

El sueño de la casa propia se hizo realidad

La cancha antes de ser completada su estructura.

La historia de la construcción del Monumental nos pinta las diferencias que hay entre la dirigencia pasada y la presente. Es una historia llena de necesidades, audacia, grandeza, locura, preocupación, búsqueda, visión y una buena dosis de buena fortuna.
La cancha de Tagle y Alvear (hoy Figueroa Alcorta)

Desde los inicios del club, uno de los problemas permanentes y sin solución era la falta de casa propia. Desde los primeros partidos, encontrar un lugar donde jugar era el principal inconveniente. Siempre se jugaba en lugares prestados con la amenaza permanente de ser sacados, lugares con autorizaciones precarias, alquileres por tiempo limitados, lugares sin las condiciones mínimas para jugar un partido…

Construcción de arquitectos italianos en medio de la nada. El hipódromo donde hoy está River Plate

Cassoulet vence en la primera carrera de autos de Buenos Aires, en 1901.

Pasar de jugar en un espacio con menos condiciones que cualquier plaza de Buenos Aires (una zona portuaria, sin postes y poceada) hasta llegar al estadio más importante de América, llevó un largo proceso de sacrificios y el coraje de los dirigentes permitió el cambio y engrandecimiento. El primer cambio fue salir de la seguridad del barrio, plantearle a la gente mantener su amor y alejarse de casa. Las distancias no eran como hoy, la avenida Callao marcaba las "afueras" de la ciudad y los dirigentes decidieron irse más allá. Cuando se hizo la cancha en un terreno alquilado en la calle Tagle, muchas voces se alzaron en protesta y ni hablar cuando el presidente elegido en 1933 decidió pagar mucha plata (para los dineros que se manejaban en la época) terrenos pantanosos recién ganados al río. Eran terrenos inhóspitos donde se había ubicado el primer hipódromo de la ciudad (a ello se debe la extraña forma del barrio River) y la propuesta de Liberti había sido una bendición para la ciudad, sin embargo, nadie imaginaba la grandeza que se aproximaba. Eran tierras consideradas lejanas y precarias (denominadas pantano aunque para muchos ya tenía más pinta de basural). En octubre de 1934 se escrituraron las 8,5 hectáreas y el sábado 25 de Mayo del año siguiente, en un concurrido acto, se puso la piedra fundamental (disertaron Liberti, el vicario de la Armada, el ministro del interior y el presidente de la AFA). 
 El sueño aún era una utopía. Faltaba mucho esfuerzo todavía.

River ya superaba cómodamente los 30 mil socios y el gasto visionario no producía grandes avances, supongo que probablemente a esto se debió la derrota electoral de Liberti en 1936. Una nueva agrupación del club aparecía y un nuevo tuvo presidente tuvo la responsabilidad de hacer cumplir el sueño de la casa propia. En 1936, Degrossi es consagrado presidente y decide poner todo su esfuerzo en terminar la nueva obra. Aprueba los planos y en septiembre de 1936 se inician las obras, sólo 20 meses se tardaría en construir el estadio Monumental (no cabía otro adjetivo para semejante obra). La utopía parecía una exageración, algo único estaba empezando a verse en la ciudad, los porteños no podían creer lo que se estaba levantandoante sus ojos. El proyecto era para 150 mil personas (las tribunas superiores eran populares) y al suprimir un sector quedaba habilitada para 100 mil.
 Degrossi vota y es elegido presidente en 1936

Se decidió hacer (lo que hoy llamarían) una "ingeniería económica y financiera" y se pidió un préstamo para terminar la construcción. Se terminó haciendo una herradura porque ya no quedaba plata para terminarla pero la decisión fue la correcta porque se acercaba la Segunda Guerra Mundial y el precio del acero se fue a las nubes, al margen de la escasez que se produjo. El tiempo récord para las precarias técnicas de la época, dan mayor valor a la obra. Fue tan majestuosa que se debieron utilizar 3 mil toneladas de acero y 26 mil metros cuadrados de hormigón. La capacidad financiera del club quedaba en serios problemas pero el patrimonio del club crecía enormemente y se solucionaba definitivamente el crucial problema del estadio.
 Vista de la zona mientras se construia el estadio. Nada por acá, nada por allá...

El 25 de Mayo de 1938 unos 8 mil socios presenciaron el acto inaugural y al día siguiente 70 mil vieron el partido inaugural frente a Peñarol de Montevideo (goles de Peucelle, Bernabé Ferreyra y el Charro Moreno. Dignos goleadores para inaugurar la interminable serie de goles que vería nuestra casa). Fue un hecho fundamental para la ciudad y el país, una repercusión muy beneficiosa para la zona del bajo Belgrano y en lo edilicio se hacía realidad el sueño de todos lo argentinos de poder disfrutar de un estadio tan moderno.
Acto inaugural del estadio Monumental

La fecha dispuesta para la inauguración no es casual. La dirigencia quiso vincular la fecha de la inauguración con el cumpleaños del club como símbolo de una continuidad desde el sueño inicial de construir un club hasta el de tener la casa propia. El estadio es único desde su concepción misma, porque no es solo su esqueleto lo que lo hace magnífico, sino su interior lo hace distinto. El club vive en el interior del estadio, decenas de deportes se practican en su interior, y a diferencia de otros clubes, la vida social hace vibrar al estadio durante todos los días y no solo cada 15 días. Miles de personas caminan por su interior diariamente, ya sea estudiando, practicando un deporte o haciendo una actividad social. Así fue proyectado y es una realidad que cada día se va ampliando.
Distintas vistas del Monumental en contrucción. Trabajo arduo para terminarlo en 20 meses con la maquinaria de la época.

Para todos es un acto normal llegar al Monumental y vibrar por un partido de River Plate, pero pocos logran imaginarse lo que fue imaginar y construir a este coloso hace 75 años. Disfrutemos cada vez que vayamos al Monumental y honremos a los hombres que hicieron posible semejante obra. Honor y gratitud...

Por Charro.

viernes, 27 de mayo de 2011

El Pato y JP

Un amigo es una imagen de ti mismo (?)

Qué poco ayudan a River los protagonistas. La verdad, me quedo pasmado ante tanta estupidez humana. Almeyda es el único que desentona en este compendio de errores, horrores y egos grandes como el Monumental. Porque Matías puede equivocarse (y de hecho se equivoca al, por ejemplo, hacerse rajar en el clásico) pero al menos suma y suma y suma. Tiene sentido común, algo que se ve que por Núñez anda escaseando bastante.


A ver. De chico fui arquero. Medianamente aceptable, siempre atajé en los equipos del colegio, entre compañeros de trabajo y hasta en algún club. El ídolo de mi infancia fue siempre el Pato Fillol; tanto es así que hasta el día de hoy con la gente de mi oficina atajo con un buzo verde (remembranza del viejo Olimpia del Pato). Lo sigo sosteniendo: es el mejor arquero que he visto en mi vida. Y por eso siempre me gustó Carrizo, porque es el más cercano al Pato técnicamente (aunque el tema de la confianza los distancie enormemente).

Está demás decir que JP se equivocó, y feo. Aunque creo que eso de “esperarlo” que orquestó JJ fue un error: lo exponés más, quedás “consolándolo” frente a todo el mundo, te exponés a un desplante de un tipo que está caliente, sacado y es bastante soberbio. Los arqueros son diferentes, en todo sentido. De todas formas, eso no cambia que JP estuvo mal.

Ahora, el Pato se equivoca, y feo. Lo cual me duele muchísimo, porque hablamos de una gloria del club y del país todo. “Tomé esta decisión para descomprimir la situación”, dijo, pero no se dio cuenta que sólo empeoró la cosa. A JP le quedan 4 partidos (esperemos) y se va. Bien podría haberlo cagado a pedos en privado, y listo. O pedir licencia por 2 meses y volver en julio. Pero no. La cagó. Actuó como si JP hubiera matado a alguien.

Insisto, no defiendo a Carrizo, pero es un error del Pato tirar un bidón de kerosene en la hoguera. Era el momento de bajar un cambio, de aguantar. No porque no tenga derecho a enojarse (que SI lo tiene) sino por el bien de River.

“Qué tipo boludo. No puede hacer eso. No es momento de renunciar”, dijo ayer un jugador experimentado del plantel, león adentro y afuera de la cancha. "Yo lo siento mucho por el Pato y creo que no debe renunciar. Esto tiene que ver también con el carácter de muchos chicos jóvenes, que por estar en equipos grandes se le suben los humitos a la cabeza. Carrizo actuó fatal" tiró Kempes.

Lo cierto es que el Pato se juntó con JJ y DAP y dijo que le gustaría mandar al banco a JP. Quería que en Bahía Blanca atajara Chichizola. JJ no consideró que sea el momento oportuno para cambiar de arquero, y el Pato se fue. Algunos dicen que aunque JP terminara en la banco, el Pato se iba igual. Vaya uno a saber.

JJ también se equivoca, porque no fue capaz de sostener el problema en privado. No pudo retener al Pato, ni pudo aunque sea evitar que haga públicas sus explicaciones justo ahora. En el peor momento de la historia, se actúa de la forma incorrecta. Por eso es que DAP está que trina, y creo que el Pato se va a ir. Porque ahora, después de todo lo dicho, el tema es que en julio al Pato le va a costar volver. Porque el mismo jugador dijo que si JJ saca a JP “se armaría un lindo quilombo porque lo bancamos a Juan Pablo”.

Antes que muchos se enojen, las declaraciones de este jugador no fueron públicas, ni siquiera “off the record” con un periodista. Son palabras dichas en una charla privada con un par de directivos. Pero todo se sabe, sobre todo si conocés a alguien que te las cuenta…

Personalmente creo que JP tiene que atajar. Pero también creo que hay que lavarse la cabeza antes del domingo. Primero viene River, después River, en tercer lugar River, y recién después las individualidades. Para el que crea lo contrario, recomiendo esta nota de Perfumo, un tipo al que me banco poco, pero en este caso creo que argumenta muy razonablemente.

JP es un arquerazo, pero a veces el mejor no es el que demuestra ser genial en cada pelota que le llega sino el que hace siempre la más fácil. El Pato era especialista en eso.

River está por encima de todos. Y en los momentos calientes, hay que tener la cabeza fría y pensar qué es lo mejor para el club. Hay que saber cuándo hablar, cuándo callar, cuándo tomar distancia. No era este el momento, nos jugamos el prestigio, la historia.

Las cuentas personales, en julio. Ahora, unidad para sacar a River de este pozo en el que nunca jamás debimos caer.

Por: Matías

jueves, 26 de mayo de 2011

201, 110, 76, 73, 58... 25-5

El acta fundacional del club. 25/5/1901

Puede parecer un mensaje cifrado, pero simplemente son números para el festejo (si alguno saca premios con estos números avisen). El 25 de mayo es una fecha emblemática para los argentinos en general y para los hinchas de River Plate en particular. Hace 201 años se daba el primer paso para lograr la independencia del país. Un camino complicado que llevó 6 años de intensa lucha para convencerse de que era posible ser libres y otros tantos años de lucha para convencer a los enemigos de que ya no queríamos ser súbditos.

Hace 110 años unos pibes que en algunos casos trabajaban bajo las leyes usureras de principio de siglo, en otros casos pibes que estudiaban en busca de un futuro alentador, se reunían para escaparle por un rato a ese presente tan duro. Soñaban con hacer alguna magia con la pelota y se divertían durante todo el día, jugaban en un campito prestado y armaban los arcos con los montoncitos de ropa. Esos soñadores fueron los que pusieron la piedra fundamental para que hoy tengamos el club más importante de la Argentina, esos chicos hicieron posible su sueño peleando contra todas las contingencias de la época. Los echaron de distintos terrenos y volvían a pedir otro lugar prestado para poder jugar, recibieron donaciones de postes para hacer los arcos y se fueron mudando con ellos de un lado a otro, soportaron una tempestad que se llevó los baños y los pocos tablones que hacían de tribuna, juntaban maderas, chapas o hierros para que les habilitaran los lugares donde jugaban… nada impidió que siguieran adelante.

Este mismo espíritu fue el que llevó a un joven dirigente a comprar unos terrenos muy alejados para armar un estadio único en el país. Hoy todos vamos al Monumental con la naturalidad que se puede ir al cine o a la casa de un amigo, sin embargo, en octubre de 1934 cuando se compraron los terrenos, muy pocos se animaban a aceptar que esto era una idea revolucionaria. Los insultos que recibió Liberti por comprar tierras pantanosas ganadas al Río de la Plata, un lugar inhóspito alejado de la ciudad (el barrio Belgrano era zona de quintas) que fue pagado con el sudor de los socios, lo llenaron de enemigos. Sin embargo, el 25 de mayo de 1935 (hace 76 años) se puso la piedra fundamental para iniciar los trabajos de un estadio “lujoso”, una mole de cemento nunca vista en nuestro país y que nadie creía posible. Lentamente se fue construyendo gracias al apoyo del presidente Degrossi (de la agrupación Tradicional y opuesta políticamente a Liberti), quien reconocía la visión futurista y los conocimientos del joven dirigente. Tardaron 3 años para que el 25 de Mayo de 1938 se inaugurara la nueva y definitiva casa del Club Atlético River Plate, el Estadio Monumental de la Argentina. Una monumental construcción en medio de la nada, una herradura (el presupuesto no dio para cerrar el estadio) con vista al río, un estadio gigantesco que pocos creían que se pudiera llenar estando tan alejado. 
 Leopoldo Bard encabeza el desfile en el partido inaugural del Monumental

La pasión de River Plate, nunca conoció límites. Así como en 1901 unos pibes sorprendieron con un pequeño sueño en una de las zonas más pobres de la ciudad, en la zona donde vivía la gente más explotada de la ciudad, en 1938, miles de hinchas llenaban el 26 Mayo el nuevo estadio. Un partido frente a Peñarol de Montevideo fue la excusa para que todos vieran la monumental obra.

Finalmente, hace 58 años nacía nuestro actual presidente, Daniel Passarella conocido futbolísticamente como el gran capitán. Una fecha patria para festejar a lo grande. Una fecha en la que deberíamos festejar a lo grande. Espero que el año 111 nos encuentre más felices y capaces de hacer los festejos que nuestro club se merece. Así como nuestro presidente pudo esperar la llegada del 25 y festejar con un asado en los quinchos del club, sería bueno que también miles de socios pudieran festejar con otra fiesta dentro del club y que decenas de miles pudieran expresarse y compartir una caminata en familia hacia el Monumental. Por algo es nuestro hogar.

Así como en 1901 hubo jóvenes que tuvieron una ilusión y construyeron piedra a piedra el club que hoy tenemos, hoy hay muchísimos más jóvenes que tienen el mismo sentimiento. Es una lástima que no aparezcan los dirigentes ambiciosos de grandeza mezclados con sentimientos genuinos, la danza de billetes cambió el rumbo dirigencial y hoy es muy difícil encontrar el camino. El sentimiento de muchos claudicó en el exacto momento en que aparecieron los grandes negocios. Espero que consigamos encontrar el espíritu de los inicios, la visión del pasado y con la pasión del presente devolver a River Plate al lugar que nunca debió abandonar.

Ojalá podamos tener nuevos 25 de Mayo llenos de felicidad y festejos populares. Para todos, feliz aniversario.

Por Charro.

Contra viento y marea

4 mil personas reunidas espontaneamente sin el aval oficial ni la ayuda climática y desafiando a las barras (?)

Cumplimos 110 años. Una enorme trayectoria, un largo camino lleno de hermosos momentos, de muchísimos sacrificios y de varios sinsabores. Los últimos años nos encontraron circulando por el camino errado y no es fácil volver. No alcanza con la pasión ni con la vista hacia atrás, hoy necesitamos apechugar, tomar impulso, aprender del pasado y pensar el futuro.

Siguiendo esta idea es que pienso, que es fundamental tomarnos este mes para juntar la fuerza necesaria y dar el apoyo para empujar el pesado legado que nos dejaron los nefastos dirigentes que elegimos y luego empezar a pensar el futuro de acuerdo a las enseñanzas del pasado.

Ayer se cumplieron los 110 años y lamentablemente no se pudo dar el festejo que todos soñamos. Contra viento y marea unos pocos festejamos el cumpleaños, muchos más son los que lo festejaron desde la lejanía y por separado, muchos le dedicamos algunos pensamientos y muchos deseos para este momento tan difícil pero no pudimos estar unidos en un magnífico festejo debido a los temores y errores que están caracterizando los últimos años del camino emprendido. Es significativo que haya sido uno de los temas principales en twitter pero que no se haya podido igualar la caravana de hace 10 años.
Este es el austero, participativo y políticamente correcto (?) festejo oficial.

Los festejos se dieron por iniciativas personales sin apoyo oficial de las agrupaciones ni de la institución. El miedo generalizado a las batallas entre delincuentes que se quieren identificar como hinchas de River Plate, lleva a que la mayoría quede inmovilizada y para que nuestro presidente tenga la justificación para eludir sus obligaciones como máxima autoridad. En el día del cumpleaños del club, oficialmente nos limitamos a sacar un poster y cerrar el club con la guardia de infantería. Desde el día que se votó a Passarella, todos sabíamos que es un hombre poco afecto a las manifestaciones populares y su gusto por el manejo personalista, entonces no sorprende su accionar de ayer. También es cierto, que a diferencia del anterior presidente, a DAP lo conocíamos y pretender que haga algo diferente es “mucho” pedir. DAP es así y sería bueno que todos nos planteemos porqué fue elegido si a tanta gente no le gusta este accionar. Sería bueno que desde la oposición se planteen como puede ser que no haya mejores y genuinas alternativas a este modelo o al anterior. La unidad no puede ser una bolsa de gatos donde se pelean por puestos futuros, así nos fue en las últimas veces que debimos elegir autoridades.

Es una pena no haber festejado los 110 años como todos queríamos, sería bueno replantearse que es lo que queremos, que es un club social, como crear las mejores condiciones para que la gente pueda hacer una satisfactoria demostración de su sentimiento por River Plate, que se puede hacer por un club mejor, donde hay que poner el voto, cuales son los mejores candidatos, si vale la pena que la gente bien predispuesta se una a gente que le hizo tanto daño al club, si tiene sentido estar “alineado” con delincuentes…

Lo que nos dejó el cumple 110 es que la pasión está más viva que nunca (los transeúntes de la avenida Figueroa Alcorta fueron testigos), que la dirigencia (en general) no está a la altura del momento, que estamos pasando un pésimo momento, que se necesita un urgente resurgir y que estamos en uno de esos momentos bisagra de la historia, unidos debemos hacer el cambio de 180*. Tal vez, para muchos no era el momento para festejar y muchos más serán los que esten festejando cuando (D's lo quiera), nos salvemos de la promoción. Ahora, más que nunca, todos juntos debemos alentar al equipo y encontremos muchos motivos para festejar y seguir haciendo grande a nuestro club.
 fuente imágenes: blog el lugar de River, la página millonaria y riverplatenews en twitter
Por Charro.

miércoles, 25 de mayo de 2011

El extraño deleite por hundirnos

hermosas sirenas pasan a nuestros lados y nos llevarán a la promoción si no reaccionamos

La semana pasada escribí que nos devoran los de afuera si no logramos mantenernos unidos. Parece que termina siendo una predicción. Que alguien nos explique lo que está pasando en River Plate. Pareciera adrede que se hacen mal las cosas.

Teníamos una institución sobre unos rieles triunfadores y un incalificable estafador asumió la presidencia para cambiar todo nuestro pasado y presente. Destruimos un plantel para llenar unas cuentas bancarias, hicimos desastrosas y desconocidas campañas sin reaccionar ante el personaje que lo hizo posible, nos saquearon y nos dejaron sin recursos. Encontramos un técnico que nos hizo sumar para salir de esta situación comprometida y le exigimos un título, armó un equipo sin presionar mucho a los pibes y salió adelante, faltando 5 fechas nos enfrentamos al padrino del fútbol argentino, nos vemos obligados a ganar sin tener armadores y goleadores, seguimos pretendiendo ganar los partidos por la historia en lugar de hacerlo en la cancha, los dirigentes tardaron en reaccionar, los hinchas estan impacientes, los jugadores más experimentados empiezan a mostrar errores, algunos jugadores se desubican y las glorias del club que aceptaron venir, no soportan un desplante.

A esta altura de la semana, nadie podrá decir que Carrizo no se equivocó, él mismo reconoce su error. JP debería entender su posición e importancia en este plantel, por más que no lo quiera es un referente y por ello es tan importante lo que hace. Cometió un eror dentro la cancha pero a la jugada siguiente decidió arriesgar la pelota para demostrar que estaba entero. Esa jugada demuestra su egoísmo al pensar en él en lugar de pensar en el grupo, en esa jugada se lo necesitaba firme para que el grupo no decaiga y para que el nerviosismo no se apodere de los jugadores. Esa jugada pudo haberle ayudado de cara al hincha pero perjudicó al grupo y a la confianza que el grupo puede tener por uno de sus líderes. Almeyda fue suspendido, Ferrero estuvo muy cerca de tener su suspensión y Buonnanotte hizo algo que incomodó… al grupo? El nerviosismo le llega a todos porque la situación es extrema.

Como sea, no debería ser tiempo de egoísmos personales sino el momento para pensar en el club. La gota que rebalsa el vaso la dieron JP y Fillol al terminar el partido. JJ le pidió a Fillol que se quedara en el campo de juego para acompañar al arquero. JP tuvo una reacción más que absurda y se justificó diciendo que pensaba que quedaría más expuesto.

Reacción estúpida. Todo el mundo estuvo con el Pato, sin embargo, para no ser menos, Fillol no pudo arreglar este hecho puertas adentro, necesitó exponer la situación y redobló la apuesta. Una renuncia justificada pero que llega en el peor momento. Un desplante en el peor momento, un adiós cuando todos son necesarios. El egoísmo de los grandes jugadores es interminable. Según dijo, quiso descomprimir la situación, nunca más alejado de su objetivo.

Espero que a JP no le queden secuelas de su estupidez y espero que Fillol pueda entender que River lo necesita. Como vengo diciendo, solo falta 1 mes, despues pueden patear el tablero un poco más fuerte.

¿Nadie conoce el significado de la palabra tregua? ¿Solo el Pelado Almeyda es capaz de pedir la unidad? Hoy es el cumple del club, es un buen momento para reunirse, brindar por el club y firmar un acuerdo para ir todos unidos por estas 4 finales. Es hora de ver que el barco se hunde y que hay que enderezarlo.

Salud campeón…

Por Charro.

martes, 24 de mayo de 2011

¿Cagones o saqueadores?

Hay que cuidarse de las mafias externas y de los caballos de Troya que nos tiran

Ayer, en uno de los días de mayor abatimiento que recuerde, uno de los personajes nefastos que rodea al mundo River salió a tirar más combustible al desconsuelo. Mientras nos desangrábamos en el dolor, las sanguijuelas aprovecharon para llevarse toda la sangre que quedaba. Esa es su vida y nosotros lo alimentamos con nuestra ingenuidad. Estos son personajes movidos únicamente por el dinero, logran camuflarse en la apariencia de hinchas pero disparan dardos venenosos a la gente de River para diluir por lo bajo todas sus culpas, con ideas dulces para nuestros oídos nos llenan de odio ciego para exculparse de su accionar pasado con las presentes consecuencias. Personajes que se llevan plata según la conveniencia propia y de la dirigencia en lugar de ayudar al club.

Yo no olvido cuando volvíamos de la cancha de Velez, recién asumido DAP y nos dejó atónitos oír a deLito diciendo la famosa frase “Ven a mi”, en un código mafioso e impune que sorprendía a cualquiera. Todos sabemos que deLito no es de River, como la mayoría de los “periodistas” partidarios que se benefician con la ilusión del hincha de tener a alguien que los representa en los grandes medios de comunicación cuando en realidad son personas que se benefician con las grandes noticias, por eso, cuando no las hay las inventan, cuando les pagan las silencian y cuando no reciben pago amenazan.

Reconociendo a estos personajes y su amistad con el billetín que llega fácil a los bolsillos, se empiezan a entender las palabras de ayer. Terminar una transmisión y parecer enfervorizado como cualquier hincha de River Plate ya es un insulto a la inteligencia del hincha de River Plate pero si a eso le agrego su demagogia para meter profundamente el dedo en el dolor del hincha, esto se vuelve imperdonable. Aprovechar el peor momento para decirle cagón a un tipo como JJ, es de las peores bajezas de un personaje que tiene pocas personas que podrán jactarse de haberle hecho más daño a River Plate del que él le hizo.

En medio del dolor de ayer, muchos sintieron que JJ se está equivocando, que su planteo es demasiado contenido y un montón de otros defectos pero decirle cagón a un tipo que le dio tantos títulos a River, que jugó decenas de partidos frente a los bosteros y se bancó decenas de situaciones jodidas por River Plate es de cagón. Es de cagón aprovecharse de un tipo que se jugó por River Plate en la más difícil y cuando está peleándola caerle con todo el peso para hacerlo culpable del momento que vive la institución.

Este pseudo periodista podrá gritar e insultar a las glorias del club pero con ello no logrará que los hinchas olvidemos que la actual situación que vive el club se debe a personajes como él que apoyaron con su silencio pago a la peor conducción de la institución, personajes que llenaron sus cuentas bancarias son mucho más culpables de la actual situación que los entrenadores, la cantidad de puntos obtenidos es culpa de algunos entrenadores pero principalmente es del vaciamiento que se hizo en el club (tanto económico como futbolístico), gente que apoyó compras pedorras para llevarse algún porcentaje es más culpable que un DT que sacó 37 puntos en una rueda. No se si el campeón de este torneo llegará a los 37 puntos como sacó JJ con River Plate. Ningún grito mentiroso de una lacra me hará olvidar la situación en que JJ tomó al equipo y no me hará creer que sus 37 puntos tienen más “culpa” que los millones de dólares que se llevaron dirigentes, intermediarios, pseudo periodistas y otra gran cantidad de partícipes necesarios para el gran vaciamiento del club. Podrá gritarle histéricamente cagón a JJ, Astrada, Gorosito y Simeone pero nada limpiará sus culpas y su deLito.

En definitiva, ¿la posición en la que estamos hoy es por cagones o por sufrir a los saqueadores?

Por Charro.

lunes, 23 de mayo de 2011

Cuesta arriba

Un taco y una jugada previa para el recuerdo. Lástima que no alcanzó.

Viene complicada la mano. 4 fines de semana en que vamos a ver todos los partidos de la fecha y estaremos sacando cálculos sobre nuestras conveniencias; es tan aterrador todo, que hasta pienso en los resultados que nos conviene de acuerdo a los futuros rivales de los equipos con quienes disputamos el último lugar de promoción. Terminé festejando un gol de QAC contra Racing porque en la última fecha del torneo juegan contra Olimpo y espero que Huracán también pelee algo en su último partido frente a CAI. Hoy estoy rogando para que en la penúltima fecha, CAI y Tigre también esten aún peleando. Este martirio no se cuantos años de vida me este quitando, cuantas canas me este regalando, cuantas sonrisas impida salir y cuantos pelos se me vayan para nunca más volver pero espero que se termine la pesadilla.

Es una lástima como nos estamos complicando. Seguimos con el déficit de siempre, es casi imposible hacer goles pero al mismo tiempo no nos pueden hacer goles, sin embargo, no contentos con eso, empezamos a regalarlos y solitos llegamos a la situación que nunca deberíamos haber llegado. Ahora la presión es extra, nuestros rivales se juegan la vida y hasta no me extrañaría que varios equipos jueguen con menos intensidad contra nuestros rivales. Hoy la gente de CASLA se fue festejando como si hubiera ganado un campeonato y solo habían empatado con un regalo. River Plate ya no tiene partidos relativamente fáciles. ELP ya está afuera de todo pero se jugará la última carta para darle una alegría a su gente frente a nosotros y lo mismo quedará para Colón, mientras que Olimpo sabe que ahora vienen sus 2 partidos más importantes (River Plate y Arsenal) y Lanús en la última fecha puede estar peleando el título o el ingreso a la copa sudamericana.

Lo que más pena da (creo que la palabra más justa es abatimiento) es que River Plate, no jugando bien, sin tener la pelota, lo tenía controlado. Un gol exquisito (típica definición de Caruso, un toque extraordinario y rápido que descoloca a todos) nos dio la ventaja y después desperdiciamos algunas oportunidades de gol (esos que te dicen que después se lamentan) aunque la pelota la tenía CASLA. Nunca pudimos hacer pie en el mediocampo, los jugadores de San Lorenzo tenían un imán para llevarse todos los rebotes y así nos metían en nuestro campo pero nuestros centrales se multiplicaban y se movían constantemente hacia los laterales para cubrir los distintos avances. San Lorenzo está acostumbrado a jugar por las bandas y fueron bien cubiertos, jugó muy bien Gonzalez Pires y entre todos los defensores se cubrieron muy bien. Pereyra se acercó nuevamente a su nivel y Ferrari mejoró como salida por la derecha. Lamela sigue siendo exquisito al salir jugando con la pelota, lo estaríamos disfrutando mucho más si no tuviéramos este problema de la promoción, cada día se lleva la pelota con más elegancia y aprovecha muy bien el cuerpo cuando lo marcan en velocidad pero todavía es muy pibe y comete muchos errores. A Cirigliano también se le nota el buen pie pero en el mediocampo se lo ve perdido, retrocede mucho y se siente más seguro cuando está cerca de los defensores. Arriba seguimos sin hacer mucho (aunque hay reconocer la gran jugada que armaron Pavone y el taco de Caruso salvaron la noche).

Hasta aquí el habitual equipo de River Plate, una noche juega mejor uno que otro pero la sorpresa de estas últimas fechas están siendo los horrores de Carrizo. Errores los puede cometer cualquiera pero el problema de JP es que está sobrando la dificilísima situación que vivimos. Se cree superior (lo es) pero piensa que él es el salvador y que puede hacer lo que quiera. El gol fue absurdo, tanto como la jugada siguiente en que casi pierde la pelota por querer tomar confianza con una jugada muy peligrosa. Sumar 1 punto fue muy malo pero haber perdido este partido de una forma tan infantil nos hubiera destruido más todavía. Se notan los nervios, JP se quedó para hablar con la TV y JJ decidió con sus colaboradores demostrarle su apoyo, llamó a todos los alcanzapelotas para que le hicieran un pasillo y lo palmearan. El resultado fue que Carrizo le dio un lamentable empujón al Pato Fillol (comidilla de mañana para el periodismo) en medio de algunos ingratos insultos y muchos aplausos de apoyo.
Mucho nerviosismo, la situación no es fácil.

Ahora hay que ir a Bahía Blanca con la obligación de sumar y quitarle puntos a Olimpo. De poco servirá empatar en estas últimas fechas salvo que nos ayuden los rivales. Estamos necesitando unos 9 puntos para sentirnos tranquilos o el milagro que alguno de nuestros rivales directos empiece a caer en un pozo.

La verdad es que estamos complicados en serio. No encontramos los goles, cuesta muchísimo hacerlos; nos defendemos bien pero regalamos goles; le dimos motivos a nuestros rivales para que jueguen con nuestros nervios, los nervios empiezan a jugarnos en contra, los hinchas presionan y no saben cómo, pero quieren resultados desde el primer minuto… así todo es difícil.

Otra final se aproxima…

Por Charro.

domingo, 22 de mayo de 2011

Un clásico diferente

Ojalá podamos ver goles tranquilizadores

¿Quién lo hubiera dicho hace unos años? Peleando a corazón partido frente a varios equipos, esto será partido a partido hasta el final del torneo y solo una muy buena racha podrá aliviarnos en la última fecha. Lo importante para hoy será volver a la solidez defensiva, mantener la cabeza concentrada y no decaer en ningún momento porque CASLA tiene jugadores que pueden desequilibrar. Será fundamental también encontrar el gol, que Pereyra encuentre el nivel por el cual es tenido constantemente en cuenta, que el mediocampo pueda presionar y no sea superado por el rival y que JP haga esas atajadas salvadoras.

No va a ser fácil, el nerviosismo será terrible y CASLA se aprovechará de ello, habrá que encontrar la calma que caracterizó a este equipo y que tanto los hinchas como jugadores recordemos que el partido dura 90 minutos (hay que ver cuantos puntos ganó Olimpo en los minutos finales).

Hoy es un día para el apoyo absoluto y permanente, hoy es un día de popular. Hacia allá vamos quienes tenemos la buena suerte de poder hacerlo y para quienes no puedan estar, les dejamos este posteo para opinar durante el partido. Vamos River Plate, en el Monumental estarán millones de corazones.

Saludos para todos y nos reencontramos…

Por Charro.

sábado, 21 de mayo de 2011

Nos devoran los de afuera

Algunos siguen poniendo trabas en este difícil presente, otros prefieren esperar que todo pase

Como si la situación no fuera complicada, ahora hay que agregarle a todos los males que sufrimos la falta de grandeza que se vive en todos los ámbitos de nuestro club. Los grandes gestos, como renunciamiento histórico, o las estrategias conjuntas, como las políticas permanentes de Estado, ya pasaron a ser mucho más que una utopía o una ilusión.

Mientras la institución se desangra buscando levantarse de una vez por todas, los hombres siguen mostrando sus flaquezas. Tan cegados y cebados están todos que necesitan estar ya en el futuro, borrar el pasado y eludir el presente, nadie puede pensar en el presente. Mientras las urgencias nos demuestran que River Plate nos necesita a todos unidos, mientras el presente nos sigue mostrando que estamos cerca del borde del precipicio (tanto en lo deportivo como en lo económico), mientras vemos una feroz pelea entre un personaje mafioso y nuestro club, la mirada sigue estando en las culpas y culpables.

La lista de los “hubiera” es enorme, podemos hacer un libro sobre cosas que “podrían haber sido diferentes si”, pero la realidad del presente nos encuentra peleando por no entrar en una promoción faltando algunos partidos y enfrentados a un personaje mafioso como el padrino (entre otras cosas).

Cuando hay un hecho sobrenatural (esto lo es para River Plate), primero se hace todo lo posible por sobrevivir y una vez pasado el desastre, se piensa en todo lo que se hubiera hecho de una forma diferente y en como se reaccionó, a partir de allí nace el futuro, mientras se vive el desastre se actúa. Las peleas, las quejas por las decisiones tomadas, los planteos sobre lo que se debería haber hecho diferente, de nada sirven para sobrevivir y solo quitan la fuerza de la unidad tan necesaria para los momentos extremos.

Hoy, faltando un mes para finalizar el torneo se sigue viendo a un presidente que no sabe actuar en conjunto y pedir ayuda, a una oposición dividida entre los que siguen con la bronca de no haber llegado, de los traicionados, de los que no se animan a alinearse junto al club más allá de las personas, de los egoístas que nada les importa más allá de ellos mismos y de los que no están seguros para donde ir. Escuchar absurdas peleas y ver como se desvía el eje de la discusión a personas y hechos inmodificables, da pena y muchísima más preocupación, mientras los jugadores sufren una presión extraordinaria, los dirigentes siguen peleando entre sí, los hinchas siguen pensando en que debemos ser campeones y jugar lindo y muchos personajes siguen pensando en sus negocios. Mientras las circunstancias nos llevan a jugar cada vez con más complicaciones, mientras los partidos más difíciles de nuestra historia los empezaremos a jugar con pibes que todavía no están preparados para estas peleas, muchos se dan el lujo de mirar al futuro y al pasado sin enfrentar el presente.

Hay muchísima gente que todavía no se enfrenta a la realidad y sigue soñando con soluciones mágicas. Hoy todavía, con la prueba de más de un centenar de partidos, siguen escuchándose frases como “River no puede descender”, “los árbitros nos van a ayudar”, “a estos muertos les ganamos”, “si pierde tal y ganamos nosotros, podemos ser campeones”, “si juega tal jugaríamos más lindo”… En una situación tan difícil, nuestra desunión no hace otra cosa que anunciar y provocar nuestro fracaso. Mientras se planea ir a la AFA para que no haya acciones mafiosas o se piensa en una demostración de fuerza como podría ser una caravana con decenas de miles de hinchas o se busca apoyar al equipo en forma extraordinaria, hay otras personas que todavía se mantienen en la postura de decir que estas cosas no sirven para nada y esperan mansamente el castigo.

Con semejante presente, parece que cada vez estamos más cerca de que las mejores soluciones sean las de rezar cada vez más y empezar a creer en los milagros.

Por Charro.

viernes, 20 de mayo de 2011

Con River Plate o contra River Plate

En orden, con pasión y sin violencia. Así hay que demostrar que no nos pasarán por encima.

Tiempos difíciles los que se viven en River Plate. Tiempos complicados porque el hincha reconoció por primera vez que River Plate no recibe ninguna ayuda y porque cada vez queda menos tiempo. Se terminó con la ilusión de pelear por un título en lugar de hacerle frente al peligro del descenso, para muchos salimos de esa complicada posición por derecho divino y así debería seguir hasta salir de la posibilidad de la promoción. Los árbitros nos ayudarían y mágicamente llegaríamos a pelear un título mientras la zona de descenso fuera una simple pesadilla. ¿Para que enfrentarnos a la realidad de la compleja situación en la que se empezó es torneo anterior si es más fácil soñar y dejarle la complicada tarea de zafar a los pibes del club?

Cuando asumió DAP todos pensaban que el camino era sencillo, algunas compras del nivel histórico de River Plate, algunos jugadores que regresarían para sacarnos del lugar tan complicado, alguna mano de la AFA y todo listo para festejar un campeonato.

Por un lado las cosas se hicieron mal, por otro las cosas no eran tan fáciles y nadie estaba dispuesto a pagar el costo de sacarnos a los muertos que nos dejó el anterior presidente y comprar un nuevo equipo de nivel. River Plate tiene un agujero económico como para pretender una solución tan fácil y está muy débil como para dejar que algunos rapiñeros pongan el dinero y luego se lleven el capital del club.

El hecho es que tanto el análisis de lo pasado como el accionar político futuro de cara a las elecciones 2013 (debo recordarles que falta mucho), no son temas importantes en el presente mes. Hay veces que se debe tapar la nariz y actuar. Hoy la situación es clara y hay que actuar en consecuencia. Hoy el apoyo no es a DAP o a fulano. Hoy se está con River Plate o se está contra River Plate, no hay otro lugar ni interpretación, al que se ataca es a River Plate.

Ayer fuimos unas 300 personas (algún par de centenares más entre los que se iban y los que llegaban) reclamando algo muy simple, que no nos siguieran tocando el culo y que dejen de joder con River Plate. No fue casual que el hit de la tarde/noche fuera “con River no se jode”, ni que se apuntara constantemente a Grondona (desde los cantos, insultos y pintadas).

Esta es la hora de estar juntos, la hora de demostrar todo lo que podemos hacer por River Plate, el club nos necesita y ahí debemos estar. Cuando cantamos “alentemos todos juntos que los partidos se ganan dentro de la cancha y en los tablones”, también podríamos decir que los tablones de hoy son las oficinas de AFA, por esto fue muy válido que 5 hinchas pudieran entrar a la AFA para dejar un petitorio con algunos puntos para que sean respondidos por la instituación.
Hinchas autoconvocados por el amor a la camiseta. La próxima vez debemos ser muchos más...

Creo que DAP debería rever la falta de apoyo a la marcha del cumpleaños del club. Hoy se vuelve fundamental el festejo como una demostración de la importancia que le da el hincha al club, demostrar el sentimiento del hincha y que es real que con River Plate no se jode. Detrás de las manifestaciones como la de hoy debería haber agrupaciones del club y no dejar al hincha solo. La presencia de la dirigencia es fundamental cuando el hincha está tan enojado, hubiera sido buena la presencia de dirigentes cuando algunos tiraron algunas botellas. Finalmente no pasó a mayores porque la gran mayoría impuso la cordura pero hubiera sido más sencillo si hubieran líderes reales. La policía intentó amedrentar y no había ningún dirigente que ayudara en caso de mal accionar policial (en estos casos es donde se ve el accionar de la política nacional que impide a la policía golpear a mansalva a quien se manifiesta, más de un policía se quedó con las ganas de pegar).

En fin, que puedo decir. Me vuelvo a sentir decepcionado por la dirigencia que no se juega, decepcionado por los dirigentes que están para festejar pero no están para actuar en las malas. ¿Qué gestión puede tener un dirigente que cuando es oposición no actúa? ¿Cómo va a reaccionar y gobernar un club que constantemente está en la vidriera de medio país, ese dirigente que en medio de una crisis, y cuando su única tarea es apuntalar, no se hace presente?

Hay tiempos para pensar, tiempos para dialogar, tiempos para aliarse, tiempos para consensuar y tiempos para enfrentar. En este momento tenemos 2 posibilidades, o nos arrodillamos y practicamos una fellatio (?) (con las consecuencias que esto implique), o nos ponemos de pie y enfrentamos este momento.
fuente imagen2: tweet leo_sequeira81
Por Charro.

jueves, 19 de mayo de 2011

¿Audaz jugada de ajedrez o estúpido acto suicida?

¿De que lados estas? ¿Enemigo y/o mafioso?

Según como se prejuzgue a Passarella, la mayoría está pensando si fue a la AFA con buenas o malas intenciones. El análisis de las razones por las cuales fue DAP a la AFA fue muy variado y lo toman de distintas maneras según la simpatía que se le tenga pero lo importante es que fue a reclamar algo que todos pensábamos y nadie se hacía cargo por temor. ¿Quién no pensó que hubo algo raro el domingo? Hasta semana se llegaron a escuchar absurdos como “en la bombonera no se puede cobrar algo así” (?), “en todos los partidos hay agarrones” (no recuerdo partidos con 7 penales no cobrados para un solo lado y que se permita seguir haciéndolo),

Nuestro presidente tuvo una fuerte, sorpresiva y para muchos exagerada reacción. Este es su estilo, a fondo, sin matices y de cabeza a enfrentarse con el rival. No se si midió su reacción o si fue muy premeditado, no se si se le soltó la cadena o si se jugó según su convencimiento pero lo que le quedó a todo el mundo muy claro es que estamos en la hora más complicada de nuestra historia.

A esta hora sobran los análisis sobre lo hecho por DAP y la reacción del padrino, las nuevas declaraciones de Grondona muestran a las claras la formación mafiosa del dirigente de AFA y como logra que el “todo pasa” grabado en su anillo siga siendo realidad. Las declaraciones “… sufrió algunos problemitas pero ya se va a curar” son bastante sugestivas, tanto como la defensa de algunos laderos que quieren seguir recibiendo sus favores, la defensa fundamentalistas de los presidentes de Colon, QAC, AAAJ, Lanús y Boca muestran el reordenamiento que tiene la AFA según los favores recibidos. La especialidad de Grondona es dar limosnas según sus necesidades y ahí está el balance para mantenerse en su puesto, darle a cada dirigente algo que necesita como agua para mantenerse bien en el poder a cambio de un favor mínimo para el presidente de AFA. A través de este hecho queda claro el temor de muchos dirigentes a la hora de enfrentarse al mandamás y de qué equipos reciben los mayores favores (Colon un estadio casi nuevo para jugar la Copa, AAAJ, Lanús y Boca títulos y QAC plata).

Está claro que esta reacción de nuestro presidente no será gratuita. Lo que queda por ver es si será por el lado deportivo o económico, nadie sabe como serán los próximos pasos pero según las primeras encuestas, DAP tiene el 80% de apoyo de los hinchas que ya estábamos hartos del manoseo. De nada sirve pensar si tendría que haberlo hecho de otra forma y antes, lo importante es defender a River sobre la posible reacción vengativa del mafioso. Esta noche habrá una manifestación muy importante que puede ser el primer paso para frenar a la mafia, tal vez Grondona tenga una mirada vengativa y la sangre estancada en la yugular listo para saltarle a River pero tal vez reciba la suficiente presión para frenarlo.

Nadie puede dudar que después de este mes, DAP tendrá que buscar una urgente manera de financiar su gestión porque la AFA hará lo imposible por frenar sus ímpetus presidencialistas.

Sería bueno que River pudiera mostrar la unidad y la fuerza para no ser pasado por encima. Una cosa es que no nos permitan salir campeones durante 18 años y que nos pisoteen de las formas más vergonzosas y otra muy diferente es que intenten mandarnos a otra categoría.

Está en cada hincha la defensa del presente y el pasado de River Plate. Ya no es una cuestión entre DAP y Grondona, ni una cuestión de las ideas políticas internas de cada socio, esta vez tiene que ver con dejarnos pisotear o mantenernos de pie. Hoy es una cuestión de permitir que sigan las acciones mafiosas o mantenernos en primera división. Faltan 5 partidos, un mes para lamentarse por haber permitido tantas cosas o para demostrar que en algún momento dijimos basta y que somos concientes de lo que pasó. Un mes para seguir con la angustia de no poder hacer nada o con el orgullo de defender nuestros intereses.

Por Charro.

miércoles, 18 de mayo de 2011

Pateó el tablero

DAP al límite (?)

Esta mañana salió una nota de un ex árbitro de la AFA diciendo algunas cosas que terminan de cerrar lo que todos vemos y nadie quiere creer porque sería un desastre para la credibilidad de la competencia. El ex árbitro Ruiz confirmó lo que dijo hace unos meses, Boca compró el campeonato del ’08 y San Martín de Tucumán y Chacarita hicieron lo propio con los ascensos. El diario sensacionalista de Fontevecchia no es demasiado creíble, es raro que este árbitro salga a incriminarse en varios delitos y se presente como un arrepentido pero larga muchos datos importantes como para ser escuchado y confirma que no recibió ninguna carta documento por sus dichos anteriores.

Esta vez apunta a Massa (intendente de Tigre), a Bassi, a Lunatti (contó todos los activos que consiguió en 4 años), al presidente de San Martín de Tucumán, a Instituto y a ex dirigentes de los más pesados de nuestro club. Confirmó la manera en que se manejan (para nada tan obvios como Lousteau esta semana, más al estilo del partido que nos dirigió frente a Godoy). El resarcimiento se hace normalmente a través de favores comerciales y el servicio se otorga de forma sutil (inclinando la cancha, no cobrando penales, se estudia al equipo que se beneficia y al que se perjudica).

Según Javier Ruiz, en el submundo de la corrupción arbitral (?), lo peor que se puede hacer es prometer y no cumplir, esta es la razón para que se impida el ascenso a Instituto, para que descendiera Central o para que estén castigando a River Plate. En nuestro caso, se trataría de otra pesada herencia de la gestión anterior, expertos en el arte de la mentira y el engaño. 

La actuación de Lousteau fue la gota que rebalsó el vaso para que DAP haya salido enloquecido contra Grondona. La falta de respeto para con River en AFA se agravó desde que Turnes asumió la responsabilidad de velar por los derechos de River en ese sitio. Turnes es un dirigente mucho más preocupado, entre otras cosas, por el manejo espurio de entradas que en asistir en nombre de River al sitio donde se “cocina” el fútbol. Por esto también DAP tuvo que salir a marcarle la cancha a propios y extraños en AFA aunque sea a lo bestia como es su estilo.

Fue al fondo sin sutilezas y atacó a Julio Grondona, el hombre que controla al fútbol argentino desde hace más de 3 décadas. E inmediatamente surgió la pregunta ¿justo en este momento abrir semejante foco de conflicto? Sí, este es el momento adecuado, con la pasividad que se manejó River hasta ahora nos fue pésimo. Recuerden lo que menciona Ruiz, River sigue pagando por las cagadas que se mandaron en la gestión anterior.

Aunque el "sentido común" diga lo contrario, creo que en las próximas cinco fechas no será tan simple meterle la mano en el bolsillo a River. Mucho menos en “la final” de Bahía Blanca; sería tan evidente la mano negra de Grondona ante un nuevo “error” arbitral que la reacción de la gente será incontenible. 

Por: Charro / Enrique

martes, 17 de mayo de 2011

El día después

Cuando uno no cumple con su tarea, aparecen los otros errores. ¿Dónde estan los dirigentes?

Es habitual que el día posterior a la bronca, se viva con cierto sosiego y dolor, sin embargo, cuando se empieza a ver lo injusto, empiezan los reproches y la bronca aumenta. Hoy tengo más bronca que ayer y eso me muestra que nos metieron la mano.

De poco vale lamentarse por lo que nos hicieron si no logramos que no vuelva a pasar. Históricamente River Plate se comportó como el equipo poderoso que podía regalar para hacer más parejo los torneos o partidos, otras veces fue la institución que demostraba caballerosidad y el que daba el primer paso, siempre fue la institución que cedió en beneficio del espectáculo.

Todo está bien hasta la hora en que uno se empieza a sentir el tarado de turno. Será un cliché muy interesante decir que todos los árbitros son honestos y es muy injusto mostrar números fríos sin analizar las cosas desde distintos ángulos pero no jodamos al ver esto


Para los que quieran suponer que es casualidad porque todos los árbitros son honestos, digamos al menos que los dirigentes de nuestro club tienen que leer esto antes de los partidos y presionar para que no nos dirija un personaje así. Esto es doblemente imperdonable desde el momento que reglamentariamente estábamos asistidos para apelar esta designación. Los estatutos impiden que un árbitro dirija 2 partidos seguidos a un mismo club y nuestros dirigentes lo permitieron. ¿Cuál puede ser la razón para aceptarlo innecesariamente? Nos manosean a su antojo...

Quiero que alguien me explique donde están nuestros dirigentes. Mientras Turnes intenta armar sus alianzas de cara a las elecciones del 2013, en la AFA nos siguen jodiendo a gusto y piacere. Lamentables personajes se nos ríen en la cara y nos joden a su antojo. ¿Como se explica que los bosteros consigan este tipo de árbitros? ¿Cómo se explica que el veedor de como informe que no observó 2 penales (¿el veedor no vio todo el partido?) pero que dirigió bien y con personalidad? ¿Desde cuando las reglas son diferentes en la bombonera que en otras canchas? ¿Las declaraciones del DT y jugadores bosteros, no es incitación a la violencia? ¿Cómo puede ser que la opinión generalizada hable que a River Plate no le dieron al menos 5 penales pero que no influyó en el resultado? ¿Cómo se explica que la última suspensión de la cancha no se hizo efectiva porque se terminó el torneo y todos se “olvidaron” de la sanción? ¿Cómo pueden tener gente insultando dentro de la cancha y se hable de suspender a Carrizo? ¿Cómo se puede permitir que el micro visitante ingrese y estacione en un lugar con público local? ¿Cómo puede entrar el público visitante caminando 100 metros bajo la popular local cuando no hay necesidad de hacerlo? ¿Cómo puede ser que la separación entre los hinchas locales y visitantes un simple enrejado, un cordón policial y 3 metros de separación? ¿Cómo se explica que besar la camiseta sea una incitación a la violencia pero tener a un extraño dentro de la cancha molestando al arquero, tirar plumas y maíz (no hablemos de las baldosas y matafuegos), mostrar letreros con cargadas y vestimentas de fantasma (a los de River no nos permiten llevar barbijos pero ellos pueden taparse el cuerpo), es parte del folklore? ¿Es casualidad que el intendente quiso prohibir bombos y banderas cuando los hinchas de River llenaron la tribuna con pequeñas banderas y bombos mientras los bosteros llevaron cartones con cargadas y cornetas pagas? ¿Dónde están los dirigentes cuando River Plate juega en la bombonera? ¿Quién sale a hablar y a impedir que nos sigan manoseando? ¿Quién sigue creyendo que la AFA nos va a ayudar? Quedan 5 fechas y ¿siguen esperando?

Traigan despertadores y despierten a los dirigentes. Después de 8 años de tener a una dirigencia corrupta que no pensaba en River Plate, no quiero tener dirigentes inútiles y dormidos (no quiero vivir la misma secuencia que vivió el país). Ponganse los pantalones largos ante la AFA y después hablamos de los pantalones que deben ponerse ante los organismos de seguridad. Basta de ser boludos.

Por Charro.

domingo, 15 de mayo de 2011

Volver a empezar

Incitación a la violencia? Incitó a que lo putearan con más ganas mientras mostraba su setimiento por la camiseta

Que partido de mierda. Típico partido de los 90 en que llegábamos con toda la fiesta y listos para festejar pero nos íbamos maldiciendo la tomadura de pelo que se veía en la cancha.

Desde que tomó al equipo, el entrenador entendió lo que necesitaba este equipo, entendió cuales eran las posibles virtudes y los defectos difíciles de solucionar. En un momento le hicieron cambiar ese convencimiento y le pidieron que buscara algo que no hay. La gente y el periodismo pretenden un equipo ofensivo acorde a la historia del club cuando no tenemos delanteros que definan, se busca un equipo que pegue y al que le peguen poco, que se lleve a los rivales como aplanadora y que no nos lleguen jamás, sin embargo, por más veces que peguemos no tenemos golpe de knock out.

Podemos quejarnos y hablar de la vergonzosa llegada al bosterío. Jugadores siendo apedreados y cayéndole maíz ante la mirada cómplice de la dirigencia local y del famoso operativo policial que impide la violencia (?) porque solo van 4500 visitantes. Hinchas de River que son obligados a caminar 100 por debajo de las tribunas bosteras y bajo las piedras (¿de donde salieron? ¿por qué nadie dice nada? ¿por qué la policía solo decía apurense que no queremos heridos? ¿por qué nos hacen entrar de esa forma? ¿hasta que no haya un muerto seguirán hablando de un operativo exitoso?). La dirigencia sigue dormida y permiten que un árbitro con los antecedentes del impresentable que arbitró hoy nos dirija. Nos tocan el culo como y cuando quieren. La cantidad de penales alevosos que hicieron los bosteros no tiene nombre, lo utilizaron como un recurso porque el árbitro lo permitió. Supongo que muchos seguirán esperando la ayuda arbitral para salvarnos del descenso, palabra que nadie nombra porque todos saben que nadie permitirá que pase (?). La única solución está en tener un equipo inteligente que se apoye en sus virtudes.

Más allá de estas cosas que no tendrían que haber pasado, nos queda la preocupación por las fallas que muestra River Plate. No fue menos que los bosteros pero en ningún momento dejó la sensación de poder empatarlo. Jugó mejor estando en 0 pero después de un regalo (¿quien le quiere reprochar algo a JP?) y otro golpe certero en la jugada siguiente, nos dejaron sin reacción. Duele ver que nuestros delanteros no son capaces de crear una situación de gol y mucho menos de definirla. Da la sensación que River puede tocar, que Lamela no se esconde y tiene la habilidad y personalidad suficientes para manejar al equipo pero nada tendrá sentido mientras los 2 jugadores que puedan definir, no lo hagan.

Arriba está la parte dolorosa del equipo pero perdimos lo que habíamos conseguido. La seguridad defensiva se perdió a partir de los pequeños errores que cuestan demasiado caro. Los rivales nos respetan pero no nos temen, no nos atacan y no se desprotegen, saben cuales son nuestras urgencias, cuales son nuestros jugadores y, como dijo Gigliotti la semana pasada, es cuestión de aguantar y pegar cuando se da la oportunidad. Prefieren encomendarse a D’s, a la gran actuación de un arquero o a la ayuda arbitral que a atacarnos.

Es una derrota dolorosa por el rival, por lo que significa para el hincha, por la expectativa con que se va a la cancha y la desilusión que marca, por la posición en que nos deja, por la incertidumbre de no conocer la reacción del grupo ante esta situación delicada, por la ausencia de jugadores fundamentales como Maidana y Almeyda (se le soltó la cadena, podrán decirle irresponsable pero ¿quien puede no entenderlo? ¿que hincha no hubiera hecho o deseado hacer lo mismo?), por retomar la senda de la seguridad y no perder la seguridad en el grupo, por la presión que deberán afrontar varios pibes en estos últimos partidos, por tener partidos complicados y tener que superar en puntos a equipos que estan afilados y no se caen.

Tal vez sea una situación como en el 2008 cuando perdimos uno de los peores partidos contra los bosteros (un equipo que no había tenido actitud) y luego fue superado por CASLA en la copa. Recuerdo cuando perdíamos contra GELP en el Monumental y logró darlo vuelta para encarar las últimas fechas y ganar milagrosamente el título. Es el momento bisagra.

Se vienen días muy duros en que JJ tendrá que trabajar mucho más en lo anímico y rearmar el puzzle que le quedó. Roguemos que podamos torcer el rumbo. Recemos para volver a tener un equipo inteligente que no se deje llevar por el encantamiento de los dulces sonidos.

Por Charro.

Pueden seguir intentando matar la pasión

Hay gente que no quiere entender. River es pasión y eso no se negocia...

Estoy podrido de escuchar supuestas medidas contra la violencia cuando en realidad intentan destruir lo bueno para seguir con lo malo. Estoy podrido de los políticos que intentan mantener sus negocios y amparan a las barras para desviar la atención. Estoy podrido de los mesías que vienen con grandes soluciones que justifican sus “sueldos” pero en realidad no atacan el problema.

Nos hicieron creer que aumentaban el precio de las entradas para que todos los clubes tuvieran cámaras de seguridad para tomar a los violentos. En todos estos años no conozco casos en que hayan agarrado a alguien, casualmente nunca enfocan al delincuente (normalmente sirve mucho más el trabajo de los camarógrafos o fotógrafos). Nos hicieron creer que sin visitantes no habría violencia, los enfrentamientos internos en la barra tienen una violencia desconocida. Nos hicieron creer que habría menos policías si había menos visitantes pero los operativos tienen cada vez más policías. Este operativo tendrá 1150 policías y solo 4500 hinchas de River. Supuestamente iba a ser más fácil controlar a los violentos pero cada vez hay más violencia, cada vez se le permite entrar a menos hinchas pero hay más violentos que nunca. Quieren tapar la suciedad debajo de la alfombra pero ya es imposible esconderla, se contentan con dejarla a un costado y decir que no está.

Cada vez es más difícil para el hincha de River llegar a una cancha pero nada nos detiene a la hora de mostrar nuestra pasión. Colas interminables en horarios absurdos fueron reemplazados por ingresos a tribunas de equipos rivales, la desorganización adrede para hacer negociados se mantiene con formas más modernas que intentan ser menos evidentes pero terminan siendo papelones indignos de un club social. Los desmanejos y la falta de capacidad para tratar un problema como el de los barras provoca que los hinchas tengamos cada vez más inconvenientes. Dejan que los violentos se enfrenten y mandan al hincha a otro estadio, nos clausuran el club, a los socios nos prohíben usar los vestuarios, hacer deportes o comer en la confitería con vajillas desde las 0 hora del domingo por la violencia que la policía y dirigentes nacionales apoyan, quieren impedir que ingresen bombos y banderas para sacar la fiesta que abochorna a quienes no la entienden y la justifican como parte de la violencia, pero la banda roja es parte de nuestra identidad y los bombos son el ritmo de nuestro corazón. Como hay que explicarle a los inútiles y corruptos dirigentes que la lucha es clara, no pueden dejar que los delincuentes manejen las tribunas y armen bandas violentas por más que a ellos les convenga.

Macri quiso adueñarse de un negocio que no era propio. Quiso cambiarle las reglas y llevarse las ganancias, quiso hacer como algunos otros y cambiar un modelo exitoso para imitar otros modelos que pueden dar más ganancias pero se olvidó que esos modelos no pueden convivir con los argentinos.

El modelo de hinchas sentados placidamente en una platea pagando fortunas para ver un partido de fútbol nada tiene que ver con la pasión del pueblo argentino que no tiene capacidad para pagar fortunas, para retener a jugadores que den un buen espectáculo, para armar estructuras que garanticen la continuidad del negocio y muchos menos gente que se pueda mantener sentada haciendo movimientos de cabeza para aprobar una buena jugada. El hincha argentino es sanguíneo y participativo, no pone solo unos billetes en el espectáculo, es parte del espectáculo, inventa decenas de canciones para alentar, grita y le pone el hombro a sus jugadores. El equipo no es una sociedad anónima ni el hincha espera a ver cual será el nuevo dueño que elegirá los destinos de su club. En la Argentina, los equipos son parte de un club que a su vez es parte de una gran familia que manda a sus hijos para formarlos. River Plate no son solo 100 personas que pueden formar un equipo, cuerpo técnico y dirigentes, son miles de socios que le dan vida cada día a una mole gigantesca llamada Monumental que tiene una estructura única en el mundo; además de ser un magnífico estadio, también le da vida a las actividades sociales y deportivas de los socios. River Plate son millones de hinchas que vibran alrededor del mundo. Gente que no le importa si está alentando en la cancha, sufriendo frente al televisor, imaginando frente a una radio o sintiendo desde lugares tan lejanos como Puerto Rico, Madrid, Barcelona o Israel. Hoy habrá gente reunida en las filiales de esos países sin importar horarios ni distancias hasta las casas (en Israel se reunirán fuera de la ciudad y el partido terminará después de la medianoche).

La dirigencia argentina en general debería entender la falta de respeto hacia esos millones de apasionados, que mamaron esta pasión desde la cuna (en muchos casos desde la propia panza de la madre) y que es parte ineludible de su cultura. No alcanza con el fútbol para todos desde una pantalla de televisión, también debe estar la posibilidad de un fútbol para todos desde la cancha. Basta de canchas con miles de asientos vacíos mientras muchísimos miles quisieran comprarlos, basta de quitarle los asientos a los verdaderos hinchas que vibran por un partido para dárselos a extranjeros que pueden poner cantidades astronómicas de dinero, basta de dirigentes que se enriquecen a costa del sufrimiento de los hinchas y basta de intentar matar al fútbol vendiendo proyectos de jugadores y haciendo que los hinchas que arman el espectáculo pierdan la posibilidad de ir a la cancha.

Recuerdo decenas de veces que estuve a punto de caer en cana, decenas de veces que vi grandes quilombos en la tribuna y adyacencias de estadios, decenas de corridas y hasta alguna vez nos salvamos por muy poco de alguna situación donde hubo muertos. Decenas de veces las madres, novias y esposas nos dijeron no ir y tuvimos centenares de peleas por ausentarnos algún domingo. Nada de esto impidió continuar con el ritual de ir a la cancha.

Podrán hacerlo más complicado, podrán seguir intentando matar la pasión, podrán seguir buscando ganancias rápidas a costa de los hinchas pero la realidad es que seguiremos estando incondicionalmente detrás de nuestros colores.

Mañana volveremos a estar presentes desde muy temprano, otra vez hemos hecho todo lo que estuvo a nuestro alcance y estaremos vibrando al lado de nuestros jugadores. Espero que esta sea la última vez que se anteponen los negocios a la pasión millonaria, ojalá que la próxima vez esten en la cancha quienes merecen estar allí, mientras tanto, hoy nuevamente estaremos alentando y cantando el nuevo himno de los hinchas millonarios.

"Muchos años estuvieron, chamuyando la gilada,
lo queremos ver a River cuando le lleguen las malas.
Y no dicen nada, ya no se escucha nada,
le cerramos el culo a todas las hinchadas.
No alcanzan las tribunas, No alcanzan las entradas,
Les demostramos lo que es River en las malas".

Por Charro.