"Se pueden arreglar campeonatos enteros, como el de Boca de Ischia." Javier Ruiz árbitro "Ehhehh, eh yo pienso de que ehhehh eeeehh (?)." DAP "No estén cagados." Daniel Passarella

domingo, 29 de junio de 2014

¿El refuerzo necesario?

¿El jugador que River Plate necesita?

El viernes fue el día sin partido del mundial y los periodistas partidarios no tuvieron otra que dar noticias del club. Entre las supuestas novedades (esas noticias incomprobables que mayormente tienen más olor a humo que a novedad) hablaban de incorporar a Lucho Gonzalez en diciembre (¿quien lo recordará si esto sucede o es un invento?) y que la semana que viene podría firmar Chiarini (siempre hay tiempo para decir que surgió un imponderable). La noticia de Lucho no despertó tantos comentarios (tal vez por el tiempo que falta) como lo del arquero de Instituto.

La contratación del arquero despertó todos los comentarios porque a pesar de ser un gran arquero (nunca entendí porque no atajó antes en un club grande o en el exterior) tiene demasiadas aristas para no entenderla o al menos para discurtir y esperar respuestas dirigenciales (que hasta ahora nadie se pronunció). Sorprende en principio el silencio absoluto de la dirigencia (¿o será que se hacen escuchar a través del periodismo partidario, las redes sociales y luego ajustarán su discurso a las quejas que emitan los socios?) mientras los medios van dando como un hecho cerrado la operación (la voz que lo confirma es de parte del jugador, no vaya a ser una jugada de la dirigencia para convencer a Chichizola).

Es cierto que se va un arquero que se cotizó muy fuerte en las últimas fechas del torneo anterior y que a partir del martes será el dueño de su pase (según información de los medios, o sea, vaya uno a saber el valor real, estaría cotizado en unos 4 millones de dólares... parece demasiado para un arquero con pocos partidos de titular en su carrera) y esto merecerá una explicación. Es obvio que River Plate no cuenta con esta plata (¿razón por la cual no se le arregló con el arquero antes de empezar el torneo pasado?) y que tampoco lo quiso dejar colgado (¿lo habitual es colgar al jugador que no quiere arreglar, en este caso no lo hicieron porque no había otro arquero confiable o con experiencia, porque no tenían intención de arreglar o porque es un método extorsivo que no quieren emplear?) pero sería bueno que ante la imposibilidad de mantener a un pibe de las inferiores que empezaba a dar muestras de personalidad, seguridad y cierta experiencia, empiecen a dar explicaciones de las razones para contratar a un arquero de 32 años.

Quiero imaginar que se está haciendo una ecuación de dinero, necesidad, experiencia y proyecto futbolístico (?). Imagino que no hay plata para un arquero en ascenso que quiere ser titular y que exige algunos millones de dólares, imagino que consideran que los arqueros que vienen detras no están aún en condiciones de atajar con seguridad (Marinelli ya pasó los 25 años, Rodriguez y Batalla son jóvenes) y por eso deciden ¨gastar¨ la plata que no tienen en un arquero con una importante trayectoria y sin valor de reventa. Me gustaría saber si en esta decisión hay un negocio con el representante o si hay una real necesidad. Quisiera saber si hay una prioridad en tener a otro arquero o si estamos sacando plata (¿no es mucha? son solo 1,5 millones de pesos, un valor ínfimo para lo que habitualmente suena en el fútbol de River Plate) para reforzar otros puestos. ¿River Plate necesita vender a costa de debilitar al plantel? La respuesta a esta pregunta se sabrá en unas semanas. En principio ya se fueron Chichizola, el Keko, Carbonero y algunos que no jugaban pero vinieron algunos que no jugarán, Chiarini, Mora, Sanchez. Veremos cuantos más vienen y cuantos más se van para tener una mejor lectura.

Por Charro.

7 comentarios:

Enrique dijo...

Tenemos arquero suplente? dudoso, cuánto cuesta este suplente? 1.5 millones de PESOS.
No tengo dudas que es conveniente.

Centrojas dijo...

me sorprende que tenga 32 años, hace un tiempo largo que deberia estar en primera, es muy buen arquero

Hernan Dardes dijo...

Una vez escuché hablar a un directivo de Velez contando que ellos solian traer un arquero suplente con condiciones de titular (es decir, no un proyecto) seis meses antes del vencimiento del contrato del titular, puesto que mejora la posición del club a la hora de negociar el contrato. A Barovero le tocó Sosa, y eligió irse. Antes Barovero había cumplido la misma función con Montoya. Cuándo termina el contrato de Barovero? Desconozco.
Por otra parte el cierre del torneo pasado mostró que un arquero suplente solvente puede ser decisivo.
A mí no me parece mal la contratación. Habrá que ver el dinero, pero en principio no estaría mal

Nico dijo...

Coincido en que veo con buenos ojos la llegada de un muy buen arquero (al que hemos sufrido). Más allá de las suspicacias que pueda despertar la ¿primera? incorporación, tal como dijo Hernán, puede servir para "presionar" al titular en pos de una negociación. Además, agrego, si Trapito sigue atajando en el nivel que lo viene haciendo (con la vidriera de la Sudamericana y la Libertadores) sería lógico que hagan una oferta por él desde el exterior y que opte por partir.

Saludos,
@nicolinov

Enrique dijo...

No la veo sospechosa a la incorporación, menos de 200 mil U$S cuando nos han acostumbrado a traer jugadores por 5 o 6 veces más dinero que directamente estaban acabados o eran totalmente innecesarios. Es más, aunque luego sea un fracaso, un nuevo Zeoli, no veo donde sospechar (salvo que le hagan el contrato más alto del plantel).

claudio cannibal dijo...

Muy buenas. Sabemos que River tiene demasiados jugadores profesionales y muchos comparten el mismo puesto. Porque no priorizan contratar laterales,sector donde no hay recambio?lo vimos en el ultimo torneo. Solo eso. Abrazo millonario

Mario de Balvanera dijo...

Quise desenchufarme un poco del "planeta RIVER" con la excusa del Mundial ... y no pude.
¿Alguien vio un equipo más parecido al RIVER de Almeyda que la Selección Nacional?
1) Tienen una única receta: ir al frente, tirando centros sin un nueve de área, sin ofrecer siquiera la variante de patear de media distancia.
2) Cuando van al frente, atrás es un tembladeral, que arriesga en cada pelota que domina Bosterosnia Herzegovina de Corrientes, Deportivo Merlo de Lausana, Almirante Brown de Irán o Defensa y Justicia Nigeriana. Pánico de empate o pérdida sobre la hora.
3) Dependemos de un chispazo del Chori Messi, del Torito Higuaín, del Fideo Sànchez o del Mellizo Funes Lavezzi.
Qué lo parió ... ¿nunca vamos a parar de sufrir hasta el minuto 90???
Abrazo millonario.
...