"Se pueden arreglar campeonatos enteros, como el de Boca de Ischia." Javier Ruiz árbitro "Ehhehh, eh yo pienso de que ehhehh eeeehh (?)." DAP "No estén cagados." Daniel Passarella

lunes, 12 de enero de 2015

Arranca un 2015 lleno de competencias

Buen humor y distensión en un plantel que ya demostró seriedad y capacidad de trabajo

River Plate iniciará hoy su larguísimo año 2015. Haber tenido un gran 2014 devuelve prestigio y crea nuevas obligaciones, o sea, haber hecho bien las cosas exige volver a hacerlas mejor. Haber encontrado soluciones para devolver a River Plate al camino de los triunfos futbolísticos, exige seguir encontrando soluciones porque se presentan nuevos inconvenientes. River Plate necesitaba salir campeón y lo logró en el primer semestre del 2014, necesitaba volver a los primeros planos internacionales y lo logró en el segundo semestre, necesitaba un DT que les devolviera la mentalidad ganadora y la fortaleza en el Monumental para que la presión sea para el rival y no para River Plate y Ramón lo consiguió, se necesitaba recuperar un estilo de juego y Gallardo lo consiguió, se necesitaba elevar el nivel del individual del plantel y Ramón lo consiguió sin incorporar jugadores y luego lo repitió Gallardo a pesar de que se le fueron las figuras del plantel anterior (Carbonero, Ledesma, Lanzini, los satisfactorios reemplazos Villalba y Chichizola, sumados a la ausencia de Balanta) logró mantener ese altísimo nivel individual sin incorporaciones (volvieron Mora y Sanchez, Kranevitter y Ponzio lograron reemplazar a Ledesma y Chiarini y Pisculichi llegaron con su pase).

Lo de River Plate 2014 podría verse como un milagro, como una gran dosis de buena suerte o como una buena suma de factores como para aprender y tener en cuenta. Se ganaron 2 títulos por potenciarse en la tarea de Enzo, la dirigencia, los cuerpos técnicos y los jugadores pero al mismo tiempo se perdieron 2 torneos (copa Argentina y transición 2014) que hubieran estado muy accesibles si solamente se hubiera contado con un par de jugadores con experiencia y en buen nivel (tal vez con el Keko y Lanzini hubiera alcanzado; una duda que quedará para siempre).

Todas las dirigencias anteriores coincidieron en la necesidad de vender jugadores para equilibrar las finanzas sin mencionar que se necesitaba rearmar un plantel destruido. Cuando se habla de la deuda que dejó Aguilaucha, nadie menciona el paupérrimo plantel que dejó (aunque también hay que decir que volvió a invertir en las inferiores) y que obligó a que se fuera mejorando (o sea que dejó a un club fundido y sin jugadores por lo cual las siguientes administraciones se ven obligadas a seguir gastando plata en pésimas condiciones (vendiendo al que le llegan las primeras ofertas) en lugar de negociar a quien y cuando quieren. Esas consecuencias aún se viven hoy, el plantel fue mejorando lentamente y se logró más por mérito de sus entrenadores que por las compras hechas. Se vendieron los pibes que más prometían, se dejó ir a los jugadores traídos erróneamente o que no podía ser retenido y se trajeron jugadores que tardaron un poco en acomodarse. Cada demora que tenemos en traer jugadores implica más tiempo para conseguir los objetivos.

Los problemas no terminan ahí, la actualidad económica de River Plate obliga a jugar más partidos de lo recomendable y tener una visión recaudatoria más que una visión competitiva y preparatoria. Se jugarán varios torneos este verano y hasta se superpondran, se jugará en Qatar con las divisiones sexta y séptimas (las 2 únicas divisiones que lograron salir campeonas el último semestre pero algunos jugadores irán con la reserva), en Turquía con la reserva se jugarán 2 partidos por la copa Turkish Airlines (aunque faltarán varios de los jugadores que participaron y salieron campeones el año pasado ya que algunos están con Gallardo en la pretemporada y 6 están en la selección sub20) y finalmente la primera división jugará en Uruguay 2 partidos, en nuestro país otros 2, 2 partidos frente a los bosteros y 2 frente a CASLA por el más campeón de América (?) 2014. Un mes muy movido si tenemos en cuenta que inmediatamente después empezarán el torneo y la copa Libertadores (con viajes largos y conexiones). Claro que esto solo es una muestra de lo que nos espera; a todo esto habrá que sumar Sudamericana, partidos frente a Huracán para ver al más campeón (?) del último semestre, copa Argentina, 6 jugadores que podrían ir al Mundial sub 20, más las competencias ya mencionadas.

Hoy empieza la primera participación en Uruguay (que contará con varios de los habituales suplentes) y lamentablemente todavía no hay ningún refuerzo (interesante tema para debatir), con el agravante de saber que tener un plantel corto fue ¨el¨ defecto del plantel 2014 (si tenemos en cuenta que los pibes aún estuvieron muy verdes para entrar a la cancha, en este torneo habrá que tener en cuenta que casi no se los podrá contar y su lugar será ocupado por otros pibes más ¨verdes¨). 

Hoy empieza el 2015, con mucha más tranquilidad que en los últimos años, con la misma esperanza pero con más certezas, con muchas chances y pretensiones pero que podrían verse limitadas nuevamente por el mismo problema. Veremos como afecta esta incapacidad para potenciar al plantel como el DT quiere (especialmente teniendo en cuenta que ahora todos los equipos nos conocen y nos quieren ganar) y si aún hay posibilidades de traer algún jugador del gusto del Muñeco.

Por Charro.