"Se pueden arreglar campeonatos enteros, como el de Boca de Ischia." Javier Ruiz árbitro "Ehhehh, eh yo pienso de que ehhehh eeeehh (?)." DAP "No estén cagados." Daniel Passarella

lunes, 19 de enero de 2015

Bien representados pero...

Solari fue expulsado y el equipo pudo mantener el mismo nivel...

Empezó el 2015 y por ahora estamos a medio camino. Es prematuro exigir resultados (por más que en River Plate siempre se exige ganar por más que se esté jugando la copa de leche) porque lo fundamental es la puesta a punto y prepararse para cuando haya que rendir varias pruebas casi todas las semanas. Este es el momento para sacar conclusiones y de tomar decisiones; para los dirigentes aprovechar antes de que cierre el libro de pases, para el cuerpo técnico para hacer pruebas con lo que hay y para los jugadores para mostrarse.

Puede causar cierta inquietud que no se den los resultados positivos (hasta ahora se perdieron 2 partidos por mínima diferencia y se empataron otros 3 en los cuales no se empezó ganando) pero hay que aprender a ver los procesos. El año pasado tampoco se empezó tan bien (aunque las expectativas eran diferentes) pero hacia mitad del semestre se encontró al equipo y recién sobre el final llegaron los resultados (especialmente de local), en el segundo semestre, con un grupo de profesionales confiados y mostrando seriedad desde todos los sectores, se logró profundizar lo ya conseguido (aunque se corrió un serio riesgo al cambiar una de las patas fundamentales como era el cuerpo técnico; así como hay que tener buena suerte para obtener los resultados necesarios en los momentos oportunos, también hay que tener buena suerte para no equivocarse en la elección del cuerpo técnico y que este obtenga los resultados justos). En la mayoría de los deportes se arman proyectos, se empieza por trabajar las inferiores, se van haciendo compras y al año siguiente se ve donde se falla para volver a calibrar las nuevas compras hasta armar un equipo y replantearse el trabajo de inferiores. Pretender algo así en el fútbol sin obtener resultados es una misión imposible pero hay que reconocer que en este momento hay un trabajo planificado (después sabremos si está bien o hacia donde habrá que rediccionar los trabajos).

Para empezar el domingo, River Plate se presentó en Turquía con un equipo de muchos pibes para jugar una sorpresiva final. El sábado jugó contra uno de los equipos grandes de Turquía (Galatasaray) e hicieron todo lo posible para que este equipo juegue la final. El equipo que presentó River Plate tenía a los pibes de reserva que aún no llegaron a primera más algunos de las divisiones inferiores mayores mientras que el rival presentó a su equipo profesional (según dijo D´onofrio le habían prometido no jugar con los titulares). Obviamente los auspiciantes querían una final entre los equipos turcos porque a River Plate le anularon mal 2 goles (uno ridículo) y permitieron que pegaran hasta el colmo pero como no quisieron atacar y exponerse, solo ganaban por la mínima diferencia y faltando 3 minutos fueron sorprendidos por un golazo de River Plate. En los penales se ganó en el sexto penal y así se llegó a la final. Lamentablemente en la final no se pudo ganar pero se hizo un dignísimo papel al perder por la mínima diferencia (4 a 3), hubo un momento en que se estuvo ganando y dieron vuelta el resultado con un gol en contra y un penal. Lástima que estos partidos no llegaron ni siquiera en diferido, habrá que acostumbrarse a ver partidos por internet.
En el segundo tiempo volvió el jugador que conocemos. Necesita volver a tomar ritmo...

Luego se pudo ver a la selección sub20 con 5 jugadores millonarios. El partido frente a Perú salió 6 a 2 y los pibes nos volvieron a dejar bien parados (vaya uno a saber porqué Simeone no hace goles en primera). Según dijeron, River Plate solo piensa dar a préstamo a un jugador entre todos los pibes, justamente se habla de Simeone. Supongo que mucho tendrá que ver las presiones del padre, la ilusión que se hizo el pibe al hablar con Almeyda y la falta de lugar para jugar en River Plate (especialmente si traen a un jugador) pero es un tema complicado cuando se tiene en cuenta que es el único de los pibes que es un goleador clásico (o sea, patear al arco como prioridad) mientras que los otros son delanteros con habilidad y sin tanto gol pero al mismo tiempo es lógico que lo quieran foguear, que tome experiencia y que vuelva con un poco más de potencia, ¨viveza¨, hambre y competitividad. Después de todo lo que pasó en este mercado de pases, me parece genial que no se lo den a Banfield y es bueno que sea dirigido por Palermo (¿en pago por lo que hizo Grondona con Driussi?).

Finalmente jugó el equipo alternativo frente a ELP por una copa de verano. Gallardo se prepara para tener otro equipo cuando quiera o haya necesidad de darle descanso a los titulares. Probó con otro sistema al que suele utilizar (2 centrales con marca en el mediocampo y luego ubicó a uno de esos números 5 entre los centrales de la defensa para darle más libertad a los laterales y para que Pezzella y Balanta tuvieran libertad para perseguir a sus marcas hacia la media cancha o para que pudieran subir con la pelota para sorprender). Las características de los jugadores que tiene lo obliga a buscar otras soluciones (algunas no le deben gustar mucho), para empezar no tiene un conductor (jugó Kaprof por el lateral pero no tiene la experiencia para ocupar el puesto), no tiene sorpresa por las bandas (jugó bien Urribarri pero el Malevo sigue sin rendir, del otro lado Kaprof intentó pero Solari tampoco tuvo una buena noche) y no tiene potencia ofensiva (Cavenaghi se dedicó a ayudar en tres cuartos de cancha y estuvo muy lejos del área). Este partido también sirvió para ver como jugar con uno menos (expulsaron a Solari faltando casi 40 minutos) y para ver los cambios que puede necesitar el equipo alternativo.
Chiarini tapó algunas pero Pezzella fue fundamental

Por ahora son pruebas que demuestran que faltan jugadores suplentes. Pezzella y Balanta demostraron que pueden ser titulares tranquilamente (tienen el nivel que deberían mostrar otros 5 jugadores más al menos), Ponzio y Rodriguez ya se sabe lo que pueden dar y que pueden no desentonar (Ponzio es un jugador que rinde mucho mejor en las complicadas, un temperamento que se debe aprovechar), Cavenaghi es un goleador que siempre pide pista, Chiarini todavía no fue un salvador pero tampoco le hacen goles tontos (salvó una muy bien y no salió en un centro que milagrosamente no fue gol) ni desentona, algunos otros tienen algunas buenas y varias malas (como Urribarri), otros todavía les falta (como Boyé y Kaprof) y otros no se entiende...

Recién empieza el 2015 pero la pretemporada es fundamental para el trabajo del resto del año y las contrataciones también lo son. Todavía no llegó ningún jugador (aunque se logró mantener el plantel, lo cual también es muy importante) y por eso la dirigencia hace bien en apurar a los jugadores que deben hacer algún movimiento para llegar (Pity Martinez ahora no arregla económicamente con River Plate y Viudez aún no pudo salir de Turquía) pero al mismo tiempo lo tienen muy impaciente a Gallardo (que obviamente ve que necesita algo más para mantener los resultados que logró o mejorarlos). Son los primeros pasos, esperemos que no se cometan errores graves...

Por Charro.