"Se pueden arreglar campeonatos enteros, como el de Boca de Ischia." Javier Ruiz árbitro "Ehhehh, eh yo pienso de que ehhehh eeeehh (?)." DAP "No estén cagados." Daniel Passarella

domingo, 7 de febrero de 2016

¿Bombazo al ángulo en el último minuto?

Se veía feo pero mejoró rápidamente. Alguien no lo quiso jugar porque 1 hora después el campo de juego estaba casi como siempre


El posteo debería haber sido sobre el primer partido del torneo (por no decirle mamarracho) pero la lluvia y la pocas ganas de jugarlo (?) impidieron disfrutar de la primera fecha (supuestamente se jugaría mañana en el mismo horario).

Teniendo en cuenta que la gente de Fibertel se dignó a darme por un rato internet, es un buen momento para evaluar un nuevo mercado de pases. Este mercado de pases será muy recordado porque ha tenido todo lo bueno y malo con lo que se puede soñar. En primer término estamos hablando de un plantel campeón de América regido por las nuevas leyes del mercado (mercados con mucha más plata y prestigio que el argentino, jugadores que son dueños de sus pases y ¨alquilan¨ sus servicios por determinado tiempo, clubes muy empobrecidos y clubes chicos más predispuestos a vender en el exterior que en el mercado interno), La felicidad de tantos logros puso la vara muy alto (en el lugar que le corresponde a River Plate y que las pésimas gestiones de este siglo habían abandonado) y nos desesperó ver como se empezó a desmembrar el plantel sin dejarle ningún rédito económico al club (lo cual deberá ser estudiado y debería ser explicado (¿no debería involucrarse la Comisión Fiscalizadora?) porque por un lado pareciera que estamos perdiendo capital y oportunidades de hacer dinero que tanto le hace falta al club y por otro lado pareciera que volvemos a viejos y maldecidos tiempos en que se iban jugadores a cambio de una deuda.

El mercado de pases (¿se sigue llamando así? porque podríamos decir que ya perdemos jugadores sin hacer ningún pase) empezó mucho antes de haberse abierto. A mitad de semestre nos enteramos que FM6 se fue al fútbol inglés porque nadie había modificado su cláusula de rescisión (¿desidia, error estratégico por falta de experiencia o simplemente no querían arreglar el contrato para no pagar más plata o a cambio de una deuda arreglaron aceptar esta realidad?), luego fue el turno de Kranevitter de irse (o mejor dicho de quedarse. En este caso, aceptaron que el jugador fuera vendido e ingresara algo de dinero a cambio de que el tucumano siguiera jugando hasta diciembre) y terminó la loca sangría del 2015 previa a un partido histórico para la institución, cuando Sanchez decidió sorpresivamente irse al fútbol mexicano (todo esto sumado a lo que ya habían hecho Teo Gutierrez y Rojas en las semanas previas a la semifinal de copa Libertadores).
Presentación de un jugador diferente... ojalá rinda como siempre lo hizo

Que haya pasado todo esto es preocupante pero lo peor de todo sigue siendo el silencio y la complicidad. Nadie puede asegurar si las cosas se están haciendo mal, si le sigue robando al club o si como nos quieren hacer creer, algunas cosas se hacen bien y otras no tanto; la cuestión sigue siendo que la realidad está oculta tras muchas voces que se limitan a decir las cosas buenas y hacen silencio sobre las otras que saben. El mercado no terminó antes de empezar; mientras se intentaba hacer alguna compra (la primera compra fue el regreso de Domingo para reemplazar a Kranevitter, jugador que se fue por su bajísimo rendimiento cuando Almeyda era el DT), teníamos la telenovela de los 3 jugadores que terminaban su contrato en junio (Barovero, Balanta y Vangioni). El ida y vuelta fue interminable y fue digna de la mejor telenovela. Se intentó esconder también este hecho hasta que debió presionarse a los jugadores para arreglar antes de empezar la pretemporada. Se buscó hasta el hartazgo a Scocco y vaya uno a saber a quien más (nada muy creíble porque quedó en evidencia que River Plate no tiene plata). Finalmente logró traerse muy caro (como todas las compras de esta CD) a Arzura y Nacho Fernandez (al igual que las compras anteriores, si luego logran jugar como se espera, su precio se amortiguará y se los podrá vender muy bien, caso contrario serán una pérdida importante) y se terminó trayendo a un jugador que debería ser muy barato por su edad (aparentemente se pagaron un par de cientos de miles de dólares). 

Lo peor de todo llegó cuando nos enteramos que Balanta arregló a último momento, que Barovero tenía un problema personal pero jugaría este semestre y Vangioni se quería ir en junio de la misma manera que Sanchez y Rojas. Cuando finalmente se ¨arregló¨, a alguien se le ¨escapó¨ que en realidad se van a ir (al menos Vangioni y Barovero) en junio a cambio de la deuda (nadie quiere decir de cuanto hablamos) y resignando algo de dinero (Vangioni con los premios y el arquero dejando baja la cláusula de rescisión). El patético y escandaloso mercado de pases cambió drásticamente con una sorpresa que cayó como anillo al dedo. La vuelta de otro ¨hijo pródigo¨ cambió el ánimo general. El efecto que se quiso dar con el regreso de Aimar, Saviola y Lucho falló alevosamente por el bajísimo nivel de los primeros pero la expectativa con D´Alessandro es muy diferente.

Haber logrado este regreso es un gran mérito (una negociación de hormiga y silencio como no suele hacerse en el club) pero no puede tapar todo lo anterior. No es una cuestión de juzgar sino de informar y averiguar. Tenemos un plantel muy desbalanceado (por no haber logrado que las divisiones inferiores colocaran los jugadores necesarios en primera división) donde hay muchos mediocampistas (previendo el éxodo que finalmente se dio) y pocos defensores (sin prever lo que pasó) y delanteros (al no haber funcionado ninguno de los chicos que intentaron promover). No se pudo traer ningún delantero o jugador de categoría hasta el penúltimo día previo al inicio del campeonato (dicen que Gallardo ya no quiere apuestas, ahora quiere jugadores consagrados o con experiencia porque no tiene tiempo para que se amolden al mundo River Plate). 

El regreso de D´Alessandro puede tapar muchas cosas y le da el salto de calidad que tanto queríamos y se exigía. Ahora sería bueno que se informe en que condiciones llega (Elio Rossi escribió que Clarín paga parte de los sueldos de Tevez y D´Alessandro; sería saber a cambio de qué) y blanquear todo lo que pasó en este mercado de pases (que finalmente es la realidad que vive el club). Todos festejamos los títulos y el buen juego de cada domingo (ojalá lo recuperemos) pero es fundamental no volver a vivir un futuro como se vivió a principios de este siglo gracias a los pésimos manejos y a los permisivos controles.

Por Charro.

1 comentario:

Agustín Ovejero dijo...

La verdad que el manejo sigue siendo patético, pero yo creo que es una economía de salvataje para un club muy endeudado que con los condicionantes que decís Charro, debe buscar su equilibrio a toda costa... Inclusive vendiendo al costo o sacrificando jugadores. Lamentable, pero se nota.

Con respecto a lo que decís de los sueldos, yo le buscaría la pata por la televisación. El 13 debe haber recibido el "ok" para transmitir una cantidad determinada de partidos de ambos clubes.