"Se pueden arreglar campeonatos enteros, como el de Boca de Ischia." Javier Ruiz árbitro "Ehhehh, eh yo pienso de que ehhehh eeeehh (?)." DAP "No estén cagados." Daniel Passarella

lunes, 21 de noviembre de 2016

Lejos... muy lejos

Mayada sufrió todo el partido

Otro partido muy flojo y en el que fuimos superados. La irregularidad es uno de los signos graves de este equipo. La falta de juego, la falta de consistencia, la falta de ideas, la falta de carácter y tantas otras faltas están complicando el andar de este River Plate y el tiempo sigue sin ser solución. Gallardo tuvo mucho tiempo para armar un nuevo equipo, muchos jugadores se fueron y algunos llegaron pero sigue sin encontrar una idea de juego o a sus jugadores titulares y suplentes. Optaron por hacer un trabajo con la reserva pero pareciera que los jueveniles llegan por casualidad y se ganan un lugar por mantener algunas actuaciones excelentes. Gallardo no se arriesga por los juveniles y prefiere hacer jugar a jugadores experimentados en puestos que no le son propios (más allá que por profesionalismo o carácter puedan funcionar bien en algún partido). Gallardo no encuentra el equipo, el planteo ni las individualidades; las lesiones, las ventas ni las compras, los puntos absurdamente regalados... nada ayuda para este deconcierto.

River Plate perdió 1 a 0 con un gol por un penal inexistente sin embargo la gran figura millonaria fue el arquero (gran acierto de Gallardo, ojalá hiciera lo mismo con otros pibes). Batalla tuvo 2 atajadas fuera de serie (de esas que quedan en el recuerdo) pero servirán de poco si el equipo sigue manteniendo este nivel tan pobre. Gallardo volvió a inventar una defensa (la defensa M). Con Ponzio suspendido, Maidana, Casco, Lollo y Olivera lesionados, optó por dejar a Moreira en su puesto natural, jugó con Mina y Martinez Quarta de centrales y movió a Mayada a la izquierda (se desempeñó mejor por ese sector que el paraguayo pero tampoco dio garantías). La actuación del pibe fue lo más interesante (mucha personalidad y criterio). Cuando parecía que el mayor sería la defensa, el gran problema terminó siendo ofensivo.
No le llegó nunca la pelota a Alario...

Fernandez apareció unos minutos y mientras no apareció, la pelota fue de Newell´s. Arzura quita la pelota pero creo que nunca se la da a un compañero, D´Alessandro juega a cuenta gotas y con lentitud, a Pity no le salió una, Driussi jugó unos ratos y Alario tampoco se presentó. River Plate no jugó a nada y cuando aparecieron los cambios, lo único que se logró fue tener más voluntad. Rossi le da juego al medio, Mora le da atrevimiento y agresividad y Larrondo es una torre que pasa a ser una tentación para tirar centros cuando la desesperación quita ideas (aunque hoy en día busca más en la generación del juego. Por ahora es más voluntad que peligro de gol).

Estamos lejos en puntos pero es un torneo muy largo y nos podríamos recuperar; el problema es que estamos muy lejos de ser un buen equipo de fútbol y ya no hay tanto tiempo como para encontrarlo.

Por Charro.

4 comentarios:

pelotín dijo...

Totalmente de acuerdo, Charro. Faltan conceptos básicos. No es cuestión de sistema ni de jugadores, más allá de rendimientos flojos (Pity, Alario, Arzura, etc.). No creo que las estadísticas tengan la respuesta, pero me interesa más ver cuántos pases da un equipo que la posesión.

River ayer dio unos 450 pases. Salvando las enormes distancias, en su época de auge el Barça daba unos ¡800! No se trata de alcanzar una cifra, pero sí de entender que a más pases, la pelota va más rápido y el equipo está agrupado. Si recibís y no tenés a nadie alrededor, perdés sorpresa. River tiene posesión, pero tira muchos pelotazos y me parece que es porque los jugadores no se desmarcan ni se ofrecen, entonces da pocos pases, mueve lento la pelota y es previsible.

Esos son conceptos básicos que a mí me sorprende que el Muñeco no logre meterles en la cabeza a los jugadores. Mostrarles videos para que vean que ningún pelotazo sirve, ninguno, que siempre terminás perdiendo la pelota. Y si encima la hinchada aplaude a Mina (por no hablar en general de Ponzio), que es el origen de los problemas de circulación de pelota...

Marcelo (Cole es de RIVER) dijo...

Gente
mal, el equipo involuciona partido tras partido, poco para decir, mucha desazón por otro campeonato que parece no vamos a luchar, todo bien con las copas internacionales logradas que celebro, pero me preocupa mucho que a nivel local, nuestro fuerte y bastión del cuál yo siento orgullo, estamos para atrás.
No se trata de caerle al DT, pero lo que si le cuestionó como se mencionó es la no apuesta por los juveniles, sabemos que Dalensadro ya fue e insiste con él, no aporta solución ni frescura, adelante el 9 está desconocido, Nacho una bien y diez mal, y podemos seguir... y ni así apuesta por lo de abajo, obvio que no hay ningún crack, pero si no les da continuidad y confianza no vamos a saber si alguien esta para vestir el manto sagrado, ya sé, me van a hablar de Driussi, pero tampoco lo veo con una gravitación importante, en fin, amargado por este presente oscuro.
Saludos a todos.

Agustín Ovejero dijo...

Buenas a todos!

El partido fue tan intragable para mi que a partir de los 25 del segundo tiempo dejé la TV prendida y me puse a hacer otras cosas. Curioso que los equipos más entonados de este campeonato ante nosotros se hayan mostrado hiperlimitados... Y nosotros peor porque no encontramos la manera de llegar al arco.
Curioso que Driussi sea el goleador de este campeonato, pero que en los últimos partidos no apareciera porque justamente no llegamos al arco.

Como novedad podría decirse que el debut de Martínez Quarta demuestra que hoy River tiene mejor escuela para centrales que para delanteros, lo que no es malo pero también es un indicador de porque a la hora de un mercado de pases buscamos gente adelante. La otra novedad fue que ayer por primera vez en el campeonato River no fue el primero en marcar en el tanteador, lo que reafirma todo lo que Charro ya dice.

No quiero ser malo pero me parece que el ciclo de Gallardo (lamentablemente) empieza a mostrar signos de agotamiento. No puede ser que con 7 rivales que jugaron muy parecido no se haya aprendido a tener variantes ofensivas, y obvio el tema de que muchos refuerzos que trajo el Muñe quedaron en la mediocridad, merced al mal timing que tiene con los cambios, ayer a los 60 el equipo ya necesitaba dos modificaciones.

Pasó 1/3 de este campeonato ya... quedan dos pero que feo presentir que parece que no lo vamos a pelear.

Nico dijo...

¿Quién puede aportar más información respecto a las recientes declaraciones del Pipa Gancedo?