"Se pueden arreglar campeonatos enteros, como el de Boca de Ischia." Javier Ruiz árbitro "Ehhehh, eh yo pienso de que ehhehh eeeehh (?)." DAP "No estén cagados." Daniel Passarella

domingo, 6 de noviembre de 2016

Limitados

No es fácil jugar en el fútbol actual... no es fácil ver fútbol actualmente

Como se suponía, ir hasta Parque Patricios, revivir la experiencia de ir a otra cancha, sentirse local en otra cancha, ver la ¨invasión¨ de otro barrio, ver familias (apesar de todas las amenazas), chicos que por primera vez pisaban una cancha visitante (increíble que suceda esto en el fútbol argentino), largas filas de micros llegando a la cancha o formaciones completas de subtes con hinchas millonarios (ridículamente la ciudad en lugar de multiplicar el servicio como un día laboral, suspendió el servicio en las últimas estaciones y sin previo aviso), mostró lo más lindo de la fiesta del fútbol y de River Plate. Lamentablemente, el calor no se combatió como corresponde (hubo varios desmayados por golpe de calor), se dejaron espacios vacíos sin sentido (la platea más cara estuvo con menos del 50 % mientras que las populares tuvieron más gente de la estipulada, tanto que debieron sacar uno de los ridículos pulmones) y casi nadie sabía como eran los ingresos. Volvió a quedar claro que ninguna cancha salvo el Monumental puede albergar al millonario.
Ponzio caudillo sin importar el puesto

Hubiera sido muy bueno que tanta expectativa, tanta pasión fuera correspondida desde el campo de juego pero todos sabemos el momento que está pasando el equipo. Con este plantel limitado por las lesiones, las malas compras y la superpoblación en determinados puestos, sabíamos que no podíamos esperar la resurrección pero estuvimos bastante cerca de ver algunos puntos interesantes. Gallardo volvió a demostrar que es humano, que comete muchos errores pero también tiene virtudes importantes y las deja muy claras en su equipo. Nos tocó jugar contra el puntero (que solo había perdido 2 puntos) y con varios suplentes pero el equipo sacó el amor propio, varios jugadores rindieron muy bien y así se logró controlar a un equipo que mostró muy poco (no puedo creer que el puntero del torneo sea tan malo, imagino que se achicó por entorno y la historia del rival, imagino que esto es mérito de River Plate). Todo muy limitado...
Gol por un error tonto de Moreira, Mina pierde su marca...

Batalla ya lleva una interesante cantidad de partidos y hay que reconocer que cada día ataja mejor. Se lo ve seguro, tomando confianza (ayer salió un par de veces del arco y no tuvo errores en los centros, probablemente lo que más le cuesta) y lo más importante, los puntos no se pierden por su culpa (hasta podría decirse que ya salvó algunos puntos. Se sabía que la defensa sería el punto flojo del equipo y que sufriríamos por todos lados (especialmente en los centros), la realidad marcó que no se sufrió tanto con los centros, que no entraron con comodidad y solo lograron superarnos por los laterales. La dupla Mina/Ponzio no fue desastroza porque el capitán volvió a convertirse en león; como cada vez que un técnico le pide un sacrificio (imposible olvidar cuando le pidieron que juegue de 3 para marcar a Tristelme y jugó un partido perfecto) o que el partido es tan importante que necesita una entrega adicional (especialmente en los partidos de copa en el exterior o las finales), Ponzio no falla y contagia entrega y concentración. Ponzio dio el presente para salvar errores y mantener la defensa cerrada (irónico para un jugador cuyo peor defecto es la falta de disciplina táctica) y se convirtió en una de las figuras (lástima que no podrá jugar en Rosario el próximo partido por llegar a la quinta amarilla). El gran problema defensivo se vio en los laterales porque Mayada no es defensor y Moreira no es 3. Los pasaron con facilidad, les ganaron las espaldas cuando subieron y al paraguayo le costó jugar por izquierda (no creo que Gallardo quiera jugar en Rosario con los pibes Olivera y Montiel pero creo que sería un gran alivio para todos), tanto lo sufrió que le costó acomodarse para tirar los centros o pasar el balón (el gol llegó por un error en un pase que dejó al rival con 3 delanteros frente a 3 defensores mal parados). En el medio Arzura defendió bien (cayó su nivel en el segundo tiempo) pero le quema la pelota y no la puede entregar a sus compañeros (¿esto es lo que le molesta tanto a Gallardo?) y Nacho Fernandez volvió a mostrar porque es tan importante en el esquema de Gallardo. Es el nexo defensivo ofensivo (la función que cumplía Rojas en el primer semestre y que no pudo reemplazar aún), es quien juega rápido para sus compañeros y puede acompañar si es necesario. Cuando tiene un buen partido, el equipo suele tener algunos destellos interesantes, cuando baja su nivel, se complica el poco juego que tiene el equipo.
Alario festeja su gol

Así como la defensa sigue sufriendo, la ofensiva tampoco logra encontrar su juego, presiona bien pero no logra redondear lo que pretende, le falta velocidad para la contra, le falta decisión para romper defensas, le falta precisión para plasmar lo que empiezan y le falta gente para copar el área rival cuando desbordan por los laterales. Ayer Pity tuvo un gran partido (me parece que se cansó en los últimos 20) al igual que Driussi (fundamental en ese buen primer tiempo), hubo jugadas muy interesantes y rápidas. D´Alessandro es muy bueno para jugar de primera, para hacer que la pelota vaya rápido pero su físico ya no lo acompaña, no tiene explosión y detiene las jugadas porque no lográ pasar en velocidad a nadie (ni siquiera para acompañar al ataque), necesita que todo sea más lento (así y todo es muy importante al hablar con sus compañeros, con los rivales, con el árbitro, para fabricar faltas, para aguantar la pelota, para hacerla circular...); se nota su ascendiente sobre el plantel (según me dijo Enrique, en el penal juntó a Alario y Pity que peleaban por patear el penal, los abrazó, les habló y entre los 3 se pusieron de acuerdo para que Alario pateara). Es una pena que Alario haya bajado tanto su nivel.

Cuando el equipo se desmoronó (después del gol del empate), Gallardo se tomó mucho tiempo para hacer los cambios y solo puedo decir que me resultó muy interesante el juego de Larrondo (hizo muy bien el trabajo de pivotear, bajar la pelota para el que ingresa de frente al arco, se movió muy bien por todo el frente de ataque, bajó a buscar la pelota, participó en el juego, peleó cada pelota y complicó a los defensores. Un trabajo muy similar al que hizo Alario). Mora volvió a darle una inyección al equipo (se movió bien por la banda) y Andrade apenas jugó unos minutos que no sirvieron para desequilibrar.
El arquero de Estudiantes tuvo una buena tarde...

Una pena, se volvieron a perder puntos muy ganables. Se volvió a perder puntos después de estar ganándolos. Los costos de tener un nuevo equipo en formación y un plantel muy limitado en calidad y cantidad (al menos mientras haya tantos lesionados).

3 comentarios:

Agustín Ovejero dijo...

Buenas!

Bronca fue lo que siguió a este partido. Al menos por un rato hasta que se me fue. Por como se dió la fecha podríamos haber sacado un buen pie para adelante.

Pero el equipo estuvo inofensivo. El gol fue de penal y el empate un error. Me decepcionó Estudiantes, diría que la diferencia la marcan sus centrales que por arriba no dejaron pasar una, después orden y efectividad, llegaron 3 veces al arco y un sólo gol, el del empate... Poco para ser el puntero indiscutido, pero sabe a que juega y arriba tiene volantes rápidos con llegada y gol.

Lo de la barra un bajón y una vergüenza... Al final se juega como se vive: corruptamente.

Pese a todo Driussi, D'Alessandro y el Pity (por 60 min al menos) jugaron muy bien pero no se trasladó al marcador. Mucho pase al costado, hoy un jugador con gambeta haría horrores en las defensas rivales pero es un recurso olvidado en el fútbol argentino. Nadie encara, se extraña al 5 encarador con gambeta y potencia.

Evidentemente le pesó a Estudiantes jugar con River, nunca hubo una intención clara de ir a buscar el partido por el rival, siempre tuvo a 8 jugadores detrás de la línea de la pelota.

El deseo es ver a un equipo que ante un fútbol tan limitado, muestre algo de técnica e inteligencia que harían con creces la diferencia.

Marcelo (Cole es de RIVER) dijo...

Gente
se mejoro un poco en el juego, a pesar de los remiendos, pero no fue suficiente ante un rival que asumió la diferencia entre uno y otro a pesar de lo que dice la tabla, y solo se dedicó a poner 2 líneas de 4 y apostar a una contra veloz, no mucho más.
Supuestamente se juntan muchos jugadores de buen pie, pero somos inofensivos, no tenemos claridad ni aceleración, y las contras nos agarran mal parados, aparte de que cada error lo pagamos con gol.
Nadie se atreve a ir para adelante, solo el Pity con sus clarooscuros, muy poco ante defensas numerosas y aguerridas, pero lo preocupante es que no sabemos mantener el resultado a nuestro favor.
Ahora hay que ganar si o si contra los leprosos para no perder el tren.
Saludos

eloy dijo...

En relación a la organización en el Ducó, coincido: en la popular visitante, que me tocó, todos aplastados y la Alcorta con huecos inexplicables.Saludos