"Se pueden arreglar campeonatos enteros, como el de Boca de Ischia." Javier Ruiz árbitro "Ehhehh, eh yo pienso de que ehhehh eeeehh (?)." DAP "No estén cagados." Daniel Passarella

lunes, 29 de septiembre de 2014

Otro punto intenso traído del sur...

Teo polémico y una relación especial con la gente de lanús

Otro partido en el sur, otro equipo complicado y otro punto para seguir sumando pero sin estar seguros sobre el sabor que éste tiene. Otro empate pero de características diferentes al obtenido el jueves pasado. Esta vez nos tocó jugar contra uno de los equipos más complicado y mejor armado del torneo, la cancha más difícil (tiene un récord invicto de local bastante importante), uno de los equipos más sucios y mañosos de nuestro fútbol (algo lógico estando los mellizos en el banco) y uno de nuestros escoltas. El final del partido ante Lanús nos deja un sabor agridulce, nos traemos un punto muy importante pero nos deja la impresión que se podría haber ganado si hubiéramos estado más finos a la hora de la definición. El trámite del partido terminó siendo parejo (aunque tuvimos muchas más situaciones de peligro y tuvimos más tenencia de balón) y los dos equipos buscaron la victoria con sus argumentos.
Una amarilla innecesaria por un festejo polémico

Jugar en el sur tiene sus complicaciones. Lanús tiene la misma impunidad que tiene Arsenal a la hora de hacer lo que se les antoja (esta vez el micro de los futbolistas y camioneta de los dirigentes fueron emboscados y apedrados en forma vergonzosa y peligrosa a unas cuadras de la cancha. Vuelvo a preguntarme sobre el accionar policial. ¿Hasta cuando habrá que pagar operativos millonarios y recibir la culpa por sus ineficiencias?) y esto se nota desde la elección del árbitro  (Beligoy es otra vergüenza para el arbitraje) hasta el momento en que se va el equipo. La violencia y mala intención con la que se va jugando gracias a la impericia del juez se suma a la actitud del público (y del mellizo, tan ridículo que hasta declaró después del partido que River Plate solo pateó una vez al arco). Todo esto va provocando un mal ambiente pero lo más perjudicial para el equipo resulta ser el duro trajín al cual está siendo sometido. 
La parte más complicada del festejo

A esta altura del torneo ya se empieza a sentir el haber jugado el jueves a última hora en una cancha muy pesada y con un juego intenso. Las piernas empiezan a no responder y el cansancio mental empieza a provocar errores. Por primera vez Gallardo no rota a los delanteros sino que se ve obligado a mover a los laterales (los jugadores con más recorrido y que más desgaste están teniendo a pesar de estar más acostumbrados a este tipo de sacrificios). Es cierto que el nivel de Vangioni fue muy bajo (probablemente su peor partido en el torneo), Mercado sintió una molestia (además de haber tenido la mayor complicación al tener que marcar a Acosta) y Sanchez no fue tan gravitante (a pesar de mantener el despliegue. Esta vez redondeó un buen partido defensivo pero no tanto en lo ofensivo) pero fue raro ver que los atacantes (Mora y Teo volvieron a mostrar un gran despliegue y Pisculichi pronto tendrá un descanso porque también está corriendo demasiado además de exponerse a las patadas rivales) jugar con la misma intensidad durante 90 minutos.
Beligoy expulsó al Muñeco... el árbitro fue quien realmente mereció ser expulsado

Por un lado queda el sabor amargo de haber visto que se pudo ganar pero al mismo tiempo fue bueno ver nuevamente que se levantó un resultado adverso en una cancha visitante, que se tuvo la intención de ganar hasta el último minuto (incluso se terminó jugando con 3 delanteros y Pisculichi) y no haber sido superado por uno de los rivales más difíciles que presenta el torneo.

Esta vez Barovero no dio la sensación de seguridad (por primera vez en el torneo cometió algún error grosero y dejó la sensación que podría haber hecho más en el gol) y la defensa tuvo más inconvenientes de los que se hubiera deseado (algo bastante lógico teniendo en cuenta que se jugó frente a un equipo que presenta 3 delanteros). FM6 volvió a mostrar inseguridades y muchas dudas a la hora de marcar, los laterales fueron desbordados muchas veces y solo Maidana salió airoso (lo mismo que Pezzella cuando le tocó ingresar) del duro trabajo defensivo. El trabajo más complicado y probablemente la figura del equipo terminó siendo Ponzio (el cual es constantemente comparado con Kranevitter y eso termina perjudicándolo). Se nota que Gallardo habla mucho con los jugadores y los convence de lo que deben hacer. Ponzio está trasladando poco el balón y lo toca corto en lugar de enredarse y buscar siempre los cambios largos y complicados, está más concentrado y haciendo un aceptable trabajo de relevos y fundamentalmente le está sumando su personalidad y tiros de larga distancia (todavía le falta calibrar mejor pero en cualquier momento podría hacer su gol). Lamentablemente la ausencia del nivel superlativo que estaba teniendo el colorado lo está sintiendo el equipo pero tampoco se le puede recriminar a Ponzio por el pequeño bajón futbolístico que está teniendo el equipo. 
El micro terminó con varias ventanillas rotas, de casualidad no hubo heridos

Mora volvió a estar inquieta pero es una lástima que sus tiros terminen en el travesaño y este cerca de concretar mientras que Teo volvió a ser determinante (aunque le falta ser más letal y efectivo a la hora de definir; claro que tampoco se puede decir mucho ante un delantero que convirtió en 10 de los últimos 11 partidos), otra pena que desperdicie algunos mano a mano. El equipo se sigue viendo fuerte, virtuoso y vistoso pero también se empieza a notar el cansancio y la falta de recambio. Lentamente se va notando que Gallardo tendrá que empezar a priorizar (nadie duda que el partido de Copa argentina será sin los titulares) y tendrá que preocuparse por las bajas que irá teniendo (entre lesionados, los que irán con la selección y los suspendidos (ya hay más de un jugador con 3 amarillas) y como serán reemplazados esos titulares (habrá que ver si los pibes pegan el salto y si algunos suplentes muestran un nivel superior al que se cree que tienen).
Las peleas, una constante en los partidos frente a Lanús

Por lo pronto, el domingo ante los bosteros volveremos a ver un equipo intenso (tal vez sea la última vez hasta fin de año que los jugadores puedan tener 1 semana entera de descanso) y esperemos que este recuperado fisicamente como para volver a mostrarnos un juego superlativo.

Por Charro.

5 comentarios:

NIcolas Salerno Ercolani dijo...

Gran análisis Charro. Me pregunto si no es la hora de algunos jugadores como Balanta (el Negro juega de 6, pero puede pararse de 5 y de 3) Uribarri y Solari para tener un poquito de rotación. por qué no fue martínez al banco ayer?
Ayer me gustó Maidana, Ponzio y Teo (en el ST hizo un par de cosas deliciosas, lástima esa personalidad) y me gustó mucho la idea de los cambios

gabriel dijo...

Por tener las rodillas en el piso en la AFA nos tenemos que comer un arbitro que hizo todo el tiempo del mundo y todo lo posible para dormir el partido y el resultado cuando estabamos 0-1.Vergonzoso.Y encima lo echo al DT de River, seguramente para compensar lo del otro lado.Parece claro que la idea era o es bajarlo a River como sea.Para que las demas murgas que vienen atras queden cerca y emparejar un torneo que desde lo futbolistico y desde la propuesta River ya lo gano hace rato.Se hace todo lo contrario, en lugar de aprovechar el viento de cambio que significa un equipo jugando al futbol con dinamica, precision, limpieza y buenas armas y argumentos en general, se lo castiga para ponerlo a la altura de los restantes.Mediocridad total.Pobre futbol argentino.Pensar que supimos ser otra cosa. Lo de Lanus fue tristisimo,encontraron un gol que mas que nada fue una duda entre Maidana y Mercado y algo de complicidad de Barovero, un regalito.Mas alla de las ganas del relator de que algo podia pasar el partido estaba dormido para nosotros.Luego del empate de River, ahi si se solto y busco la victoria y se hizo un partido en el que River por sentir la maraton de partidos seguidos, haber jugado el jueves con cancha pesada, y sin poder rotar mucho los jugadores, lo deberia haber ganado.Antes de eso y con la complicidad del arbitro, el local golpeo a todo lo que se le paso por al lado, y ademas con esas artimañas tipicas de los tanos, golpear despues del pito, cuando la pelota esta muerta, o patear la pelota lejos, o no dejar jugar ni salir rapido.Increible que todavia no se le saque la careta a los DTs que bajen esas chanchadas a sus jugadores.Pero que va a hacerse tienen la escuelita, encima festejada por los alcahuetes con camiseta, del supuesto periodismo deportivo.Ejemplo? La desleal e impropia, por el cargo y la autoridad que deberia ostentar,intromision a la cancha del dt de Arsenal quitandole el balon a un jugador¿¿¿¿?????bajo todo punto de vista una bajeza mas que en otras culturas seria sancionada de hecho y moralmente tambien.Pero bueno, en esa lucha tal vez estemos solos.Asi y todo nuevamente me quedo con la audacia y el ADN de este equipo que no renuncio nunca a tocar de primera y seguir buscando.Para adelante siempre.Se siente el mediocampo a la hora de presionar arriba, no es lo mismo sin Kranevitter.Pero no importa, el domingo con un equipo mas descansado y mas fresco, y espero que con TEO (que partido que hizo, de cojudo nomas, le sobran las pelotas para cargarse el solito a todos los llorones de Lanus) en la cancha.River viejo nomas!!!

Mario de Balvanera dijo...


A los que ya tenemos unos pirulos, el partido de ayer, hasta el gol de Teo, fue el "deja vú" de una vieja historia conocida.
Un RIVER con toda la carga del protagonismo.
Un RIVER que intenta jugar con las armas más leales esa cosa mágica que se llama FÚTBOL.
Un RIVER que defiende una racha de 20 partidos invicto.
Un RIVER que hace un culto del "gana, gusta y golea".
Un RIVER que defiende su lugar natural: la punta del campeonato.
Del otro lado, al eterna basura.
Peor aún ... la BOSTA.
Jugadores con licencia para matar.
Equipos que ponen un 5-5-0 o algún dibujo parecido, tratando de embocar una y después revolearla a donde sea.
Jugadores impresentables más preocupados por un corte de pelo en 3 dimensiones, estrellitas tatuadas y gel marca "Pirincho" que por la redonda.
Árbitros que dan vergüenza ajena en cada uno de los fallos (no olvidarse que este mamerto de Beligoy tenía una foto de perfil en Facebook luciendo la "inmunda")
Jugadores que chamuyan, hablan, empujan, te meten los dedos en los ojos, revolean codazos, te pisan en el suelo ...
Vieja película esa, con actores muy identificados: los FRACASADOS.
Esos FRACASADOS que se paran (ahora) al lado de la raya.
Esos que NUNCA pudieron ganar con recursos legítimos.
Esos que siempre dependieron de la zambullida, de calentarle la oreja al árbitro, de los partidos comprados, del gol de pedo en el último minuto.
Los FRACASADOS que NUNCA fueron a Europa y si fueron volvieron sin pena ni gloria.
Los MALA GENTE.
Los que después de llenarse el buche por años, declaran cosas como "yo soy hincha de Estudiantes, no sé que voy a hacer con el arco" (¡ Qué ceremonia más boluda !!!) o les gritan en la cara el último gol de sus carreras.
De esa mierda tenemos lleno el baúl de los recuerdos.
Pero este equipo es, definitivamente ..., RIVER.
El que sabe que de esto, de FÚTBOL ... la sabe lunga.
El que puede recibir uno de contra, pero yo te hago dos.
El que se defiende atacando.
Y que nos pueden ganar, pero no les va a a ser fácil.
Ayer estuvimos a un toque de ganarlo.
Empatamos.
Pero sacrifico los 2 puntos perdidos por volver a verle la cara de odio y calentura al "MALA GENTE"
El Director Técnico de los que cascotean micros.
Al de las declaraciones ridículas.
A lo mejor un día se muerden la lengua y le hacen un bien a la Humanidad.
Y al FÚTBOL.
Como dirían Comizzo y Angelito: "Pobrecitos ... estos nos dieron de comer toda la vida"
Abrazo millonario !!!
...

Hernan Dardes dijo...

Habrá que ver si tuvo o no que ver con el rival, el trajín o qué, pero el equipo ayer pareció jugar al ritmo de Ponzio. El vértigo ni el pressing fuero lo mismo, y a mí me resulta adecuado: Ponzio no es Kranevitter, y si se le pide que juegue con la dinámica de aquel, se lo expondrá demasiado. El criterio con el que se movió ayer, y la prolijidad en la distribución lo mostraron recuperado de los bajos rendimientos y eso ya es bastante en comparación a lo último que le vimos. Funes Mori está quedanodo muy expuesto y ayer en la jugada del gol, Romero le aguanta la pelota de espalda, y Ramiro le permite darse vuelta, lo que terminó por ser fatal.

Con respecto a la sucesión de partidos, el desgaste y el plantel corto, recuerdo el año 2000 y los cuertos de final de la Copa. Jugamos con los bosteros con cancha pesada por el campeonato (1-1 en la boca, gol de Cuevas), ganamos 2-1 entre semana de local por la copa todavía con cancha pesada, y volvieron a jugar los titulares el domingo en otra cancha pesada en Rosario contra Newells consiguiendo una victoria crucial para el Clausura. El 0-3 que siguió nos dolió a todos, con Berizzo de 5, Hernan Diaz de 8, aguantando hasta 3/4 de partido y sufriendo los 15/20 minutos finales, sin piernas.
Escuché que si River ganaba en Sarandí Gallardo había pensado en rotación parcial. Los dos empates no dejan margen para sobrar. Por el campeonato vienen dos partido complicados, habrá que ver qué pasa con el resto de los equipos, me cuesta creer que vayan a tener una regularidad que nos ponga en peligro, a no ser que nos caigamos.
Por otra parte en la medida en que avancemos en la Copa, para el público va a empezar a ser prioridad. A mi juicio hoy más que nunca los suplentes tendrán que estar a la altura. La solidez con la que entró Pezzella ayer es un ejemplo a imitar.

roberto dijo...

El campeonato se define en las dos próximas fechas , si River saca 2 buenos resultados estaría prácticamente cocinado el campeonato local. Lo que dice Hernan acerca de Ponzio es correcto , se nota que el equipo debe acostumbrarse a otro tipo de juego mas de pases largos y no ese juego de Kranevitter. Lo que quedo demostrado es que este equipo tiene CARACTER , cosa que garantiza los éxitos, como así también tener una base armada. Temo por los árbitros , Donofrio se ha manejado mejor que los anteriores , pero es muy evidente la ingerencia de Crespi en ese tema , da asco ver que se hace lo que pide, lo de Beligoy fue una muestra de lo que puede hacer un arbitro con muñeca , sin fallos exagerados , pero inclinando la cancha