"Se pueden arreglar campeonatos enteros, como el de Boca de Ischia." Javier Ruiz árbitro "Ehhehh, eh yo pienso de que ehhehh eeeehh (?)." DAP "No estén cagados." Daniel Passarella

domingo, 31 de enero de 2016

El interesante camino de la reinvención

El festejo de siempre... la excusa de los llorisqueos

Cuando Gallardo dijo que este equipo debía reinventarse y para ello podía haber cambios tácticos porque debía adaptarse a los jugadores que tenía, nadie pensó que sus palabras traerían más innovación, tanto trabajo y muchas pruebas. Gallardo también dijo apenas empezó la pretemporada que le molestaban los partidos de verano porque interrumpían su trabajo. Los partidos de verano dejaron de ser partidos de práctica o para presentar juveniles e incorporaciones sino que pasaron a ser partidos con presiones similares a las de campeonato. Los superclásicos no dan respiro y algún traspié exagerado de verano puede implicar que algún DT tambalee (incluso varios debieron irse sin debutar en el campeonato).
Copa de verano... la copa que tanto quiere Arrugabarrena

Gallardo, empezó el trabajo con seriedad y seguridad pero más que nada, logró que sus jugadores volvieran a confiar en sus palabras. Está buscando variantes en su defensa porque sabe que somos frágiles (por el poco recambio y el abultado calendario y horas de viaje), también busca darle seguridad a un joven arquero que pronto tendrá que demostrar que puede hacerse cargo del arco millonario, necesita encontrar sus titulares y suplentes en el mediocampo y finalmente está buscando los nombres del ataque. Gallardo no se contentó con encontrar un equipo que sepa como jugar, está buscando incluir a todos sus jugadores en distintas variantes porque no tiene muchos jugadores y muchos jugadores no tienen reemplazos convincentes. Se tomó el verano para probar y consiguió que los resultados no alteren sus planes. Los partidos con sus viajes pudieron complicar o quitarle horas de trabajo pero al mismo tiempo lograron darle confianza al grupo.
Ponzio suele ser clave para estos partidos. Un comodín y un líder fundamental en este proceso

Cada partido del verano se caracterizó por hacer diferentes pruebas tácticas y modificar jugadores, cambiar piezas y de acuerdo a esas piezas elegir como moverlas en el tablero. El equipo tuvo mucha irregularidad (no logró jugar 90 minutos bien), los jugadores se mostraron muy imprecisos con la pelota (típico del verano) y la presión no tuvo la severidad y seguridad de los primeros tiempos de Gallardo (aunque es cierto que todos le tomaron el ritmo).

Para este partido Gallardo eligió la seguridad y experiencia de Barovero en el arco (tuvo que trabajar un poco en el primer tiempo y en el segundo casi fue un espectador) pero hizo una nueva prueba en la defensa. Ingresó Ponzio por el suspendido Maidana y la no inclusión de Mammana ante la posibilidad de ser vendido. Podría haber puesto a Mercado y hecho ingresar a Mayada, a Casco o al mismo Ponzio de lateral (posición que ya ocupó varias veces en River Plate) pero prefirió hacer una prueba tempranera e importante de una de sus pruebas. La intención de Gallardo es salir jugando y por eso quiere a Ponzio abajo, se anima a sacarlo del mediocampo porque confía en Domingo (una de las sorpresas del verano) y porque siente que es un puesto que tiene muchas variantes (cuando se hablaba de traer a 2 números 5 imaginé que su intención sería jugar con doble 5 todo el torneo y no imaginé que Lucho sería una pieza tan importante en su juego). Con este cambio el DT buscó seguir apuntalando a Balanta (una pieza muy importante si quiere un equipo ofensivo que defienda en muchos partidos solo con 2 defensores frente a uno o dos delanteros y que se banquen pelotazos para las corridas y patriadas de delanteros solitarios) con un compañero experimentado y que le pueda hablar en todo momento. Como dijo Gallardo después del partido, Ponzio es el alma del equipo, un jugador que te da un plus, que se agranda en las difíciles y que puede hacer que sus compañeros también entreguen ese plus. Mercado y Vangioni subieron tranquilos cuando les cubrieron el camino al mediocampista rival (los bosteros jugaron con 3 defensores y varios mediocampistas que hicieron estragos por las bandas en el primer tiempo pero Gallardo lo solucionó en el segundo), tuvieron movilidad y acompañaron bien en la parte final mientras Ponzio y Balanta también ajustaron las marcas (como es habitual, un gran trabajo de los centrales suele ir acompañado por el trabajo en el medio).
Domingo se muestra más maduro e inteligente, un buen verano que esperemos logre mantener el nivel

En el medio Domingo volvió a mostrar mucha dinámica y sacrificio. Podrá ser más torpe y cometer errores pero por eso todos trabajan para ayudar y cubrir posibles errores. Es cierto que a veces retrocede demasiado para ubicarse entre los centrales (algo que deberá seguir trabajando Gallardo porque suelen quedar espacios muy grandes cuando retrocede tanto y Lucho no los cubre con marca) pero también es cierto que ayuda mucho en el trabajo defensivo. La gran diferencia entre el mal primer tiempo y el buen segundo tiempo estuvo dado en la actuación de Fernandez (¿será el nuevo termómetro del equipo? aparentemente ha sido la gran compra de este mercado), Mayada ingresó por Lucho para convertirse en tapón (nos estaban ganando los laterales) y Fernandez tuvo más libertad para asociarse a Pisculichi, a Driussi y los laterales que subían. Pisculichi (reemplazado por Martinez, quien volvió a recibir una falta en el área) tuvo otro partido de mucha movilidad y de pedir siempre la pelota (gran síntoma que vuelva a tener confianza y ganas) y lamentablemente Lucho nunca se sintió cómodo con la pelota. Otra vez volvió a jugar bien Driussi (mejor que Alario que no tuvo mucha participación en el mal primer tiempo millonario) como atacante (otra sorpresa; movedizo, participativo y llevó riesgo al arco rival) y Mora tuvo un partido muy discreto hasta que convirtió el gol de penal y volvió a agrandarse.
¨un plantel humilde y trabajador...¨ Un orgullo enorme...

Básicamente podemos hablar de un verano feliz (porque ganamos 2 superclásicos y un partido frente a los cuervos pero fundamentalmente porque vimos al ave fénix con muchas ganas de renacer) y de mucho trabajo. Se podrá discutir si el equipo juega bien o mal, si nos gusta o no el rumbo que va tomando, si estamos de acuerdo con el mercado de pases pero lo que dejó este verano es la demostración que el cuerpo técnico se preocupa muchísimo por las variantes y encontrar un estilo de juego con lo que se tiene, sabe donde apuntar (más allá que a veces sale bien y otras no) y sabe potenciar a los jugadores que tiene (aunque algunos jugadores todavía no demostraron lo que Gallardo vio en ellos).

Como dicen todos los jugadores, esto sirve desde lo anímico pero lo importante empieza la semana que viene y como dijo Gallardo, ¨nos falta un poquito de funcionamiento, se va a aceitar con el correr de los partidos... hay que reforzar lo bueno que se hizo y corregir los errores cometidos¨. Empieza el 2016 y como siempre, todos tenemos muchas expectativas.

Por Charro.

5 comentarios:

ML dijo...

2 en una semana es una buena medida...
Ahora, ¿éste Tévez era la incorporación de los bostis por la que tanto nos gastaron? En los 2 partidos lo único que hizo fue intentar motivarlo al pelotudo de Osvaldo (que terminó pasado de revoluciones y no hizo un joraca) en MDP y en Mendoza salir corriendo como un alcahuete (que es) para decirle a Pitana que tenía que amonestar a Mora....¿Esta era la gran figura de la Juventus?

Siguen siendo una murga (con cabaret incluido)

Saludos!

Agustín Ovejero dijo...

Bueno se cierra un verano particular.

Desde hace unos cuántos años que los partidos de verano ya no son tales, pero como bien remarca Charro, esto si fueron partidos de prueba y diagnóstico.

Por lo pronto, espero que el PT de la defensa sea lo que menos se repita. De a ratos se defendía en línea con Domingo entre los centrales pero ninguno cerrando y ocasionando que Mercado o Vangioni fueran superados. El equipo en el medio muchas veces querdó partido debido a ese esquema. Fernández sufrió el buen partido de Meli y así River perdió todo circuito de juego. Lo sano es el nivel de Pisculichi, Driussi, Ponzio (de menor a mayor como primer central), Fernández y de Balanta que luego de pifias y salvadas se fue asentando.

Es evidente que dependeremos de acá a un tiempo de la regularidad de los titulares y de varios jugadores. Ayer el nivel de imprecisión con la pelota fue muy evidente y más en algunos jugadores como Alario que estuvieron bastante apachorrados. No debemos comparar estos partidos con los oficiales porque involucran otra intensidad y otros factores. Me gustaría que este campeonato se juegue con ganas de ganarlo y así ir construyendo una nueva base.

Lo de Gallardo ya es confirmado, labura y mucho con lo que tiene... Disfrutémoslo.

Anónimo dijo...

A mi me gusta la idea de los segundos tiempos contra CASLA y contra el Mal, control de pelota, rotación, movimiento, hay que afinar la profundidad, pero en posesión y ante rivales más chicos, se puede abrir tocando.

Una de las coincidencias entre los ciclos dirigenciales anteriores y el presente, es que se vende bueno y se compra de menor calidad. El detalle es que los dirigentes del pasado eligieron malos dt´s...todos con algo de miedo (mucho o poco) y poca osadía. Esta dirigencia lo banca a Gallardo, que ahora debe armar su propio River y no adaptarse al equipo que había formado, con algunos matices, Ramón. Y Gallardo es un buen dt. Y esa diferencia es vital. Por ahora.

Saludos
Aledb

Anónimo dijo...

D´Alessandro otra vez?

No alcanzó con Saviola?

Le gusta a D´Onofrio regalar guita?

Saludos
Aledb

Agustín Ovejero dijo...

Bueno la noticia rutilante de hoy es la vuelta de D'Alessandro, al parecer concretada, sumada al delantero uruguayo Alonso a punto de cumplir 37 años.

Más allá de las jodas de geriátrico y demás, con los antecedentes frescos de Saviola y Aimar, me quedan dudas de si esto es una cuestión de "limpieza de imagen" y confraternización de los jugadores exitosos, un tema de guita fácil o vaya a saber que...

Muchos tal vez no estemos de acuerdo por el momento y la edad del jugador, pero acá al menos el mismo dijo que Gallardo se comunicó para expresarle su apoyo y confianza.

Al menos en el caso del cabezón no existen problemas de continuidad futbolística o lesiones graves, sólo la edad. Veremos que dice lo que viene.