"Se pueden arreglar campeonatos enteros, como el de Boca de Ischia." Javier Ruiz árbitro "Ehhehh, eh yo pienso de que ehhehh eeeehh (?)." DAP "No estén cagados." Daniel Passarella

jueves, 28 de enero de 2016

Prácticas de verano

Driussi la gran sorpresa y se perfila como uno de los delanteros que se necesita

Los partidos de verano deberían ser unas prácticas con público pero pocos entrenadores tienen la capacidad y el atrevimiento de aprovechar estos partidos.  Los resultados apoyan a Gallardo y éste se da el lujo de hacer lo que necesita para rendir mejor en el año. Gallardo dijo que le molestan los partidos de verano porque interrumpen la planificación (pensando en la interrupción del trabajo por los viajes y al saber que los resultados mandan, pudiendo complicar la idea inicial) pero en este caso, los resultados le permitieron probar sistemas y jugadores y sacar interesantes conclusiones. 

Así como contra los bosteros probó sistemas de juego diferentes, contra los cuervos empezó por probar jugadores diferentes (los supuestos suplentes que no venían rindiendo como se esperaba) y también se dio el lujo de probar los nuevos dibujos tácticos. 
Batalla sigue sumando experiencia y mostrando cualidades

Por un lado volvió a probar al arquero Batalla quien ya va mostrando algunos defectos y virtudes. Se lo nota muy rápido de reflejos, con determinación para actuar o enfrentarse con los delanteros rivales, participativo con los pies pero complicado a la hora de salir del área en los centros. Durante el primer tiempo River Plate fue superado y no tuvo las respuestas necesarias para contrarrestar la presión de Casla (quienes hicieron un trabajo muy similar al que River Plate está acostumbrado a hacer). La defensa mostró a un Mayada bastante perdido y superado al defender, Mammana (seguridad y buen tiempista para la marca) y Vega como centrales (les costó mucho cuidar sus espaldas y se les complicó cuando los rivales llegaban con más atacantes de los que podían controlar) y Casco por izquierda (empezó perdido como siempre pero en el segundo tiempo se lo vio más equilibrado. Todavía le falta mucho para ser el jugador que se esperaba y se necesita). Todo cambió con el ingreso de Mercado por Mayada (al minuto quitó un balón en el medio campo y le dio una asistencia perfecta a Driussi para marcar el empate) porque marcó el dominio de la presión sobre el rival y logró hacerlo donde le gusta a Gallardo (en campo rival), tomando al rival a contrapierna y cerca de su arco. Otra pieza para marcar el cambio del segundo tiempo fue el ingreso de Ignacio Fernandez (verdadero refuerzo si logra mantener este nivel inicial), reemplazó a Palacios (puso muchas ganas, se movió y fue correcto con la pelota pero no logró superar la presión rival ni tampoco ganar la enorme batalla posicional que se presentó en el medio) y cumplió un raro trabajo de doble 5 pero con la clara función de asociarse para crear el fútbol que tanto le faltaba al equipo. Domingo dominaba el primer escalón defensivo y se metía entre los centrales cuando era necesario (su buen desempeño está sorprendiendo, parece que llegó a una madurez y confianza que le permite ser útil y polifuncional según las necesidades de Gallardo). Para el entrenador está siendo fundamental el trabajo de los 5 (ese lugar que dejó Kranevitter y que se veía complicado reemplazar), la superpoblación en ese puesto (Ponzio, Lucho, Domingo y Arzura) tiene la intención de mover las piezas constantemente y en la confianza que le brindan estos jugadores (Lucho estará para generar fútbol juntándose más adelante con los volantes ofensivos, Ponzio se moverá entre los centrales o ocupará cualquier posición porque es capaz de rendirle al entrenador en todos los puestos y Domingo o Arzura serán los clásicos números 5, uno parece más aguerrido y el otro más dúctil). La cara ofensiva (más liberado que otras veces) del medio fue Martinez pero sigue sin rendir como se espera. No logra desequilibrar ni tampoco se asocia con sus compañeros. Fue movedizo en el primer tiempo pero no logró tener la pelota, en el segundo ganó más el lateral y tuvo mejores socios pero no logra sobresalir como se espera. El que mostró una gran mejoría fue Bertolo (aún lejos de lo que se esperaba), jugó su mejor partido porque controló la banda en el segundo tiempo, tomó confianza con la pelota (provocó que le hicieran varias faltas), llegó varias veces al área rival (le ganó a Buffarini) y defensivamente también se lo vio activo (ayudó a Casco y hasta se lo vio ayudando por otros sectores).
Arzura tuvo sus primeros minutos con la banda...

La gran incógnita estaba en el ataque. River Plate volvió a salir con Mora y ante la falta de delanteros, Gallardo puso a Driussi como 9 (posición en la cual no lo había convencido cuando llegó y por eso lo ubicó por los laterales a pesar de que su posición natural en divisiones inferiores fue de delantero). Mora hizo su trabajo habitual y logró convertir el gol definitorio (gran centro de Fernandez) pero la gran sorpresa fue el trabajo de Driussi; logró convertir 2 excelentes goles pero lo más importante es que demostró sus cualidades como delantero porque las definiciones fueron de un jugador de calidad y conocimiento a la hora de moverse y definir ante el arquero y los defensores. 
Driussi autor de 2 muy buenos goles

Ante la rápida reacción del equipo (salió al segundo tiempo muy confiado y activo pero además logró en 10 minutos dar vuelta el resultado), Gallardo volvió a hacer más pruebas tácticas (lo puso a Arzura y luego a Ponzio como defensor para volver a armar una línea de 3). Ponzio cada vez se afianza un poco más como líder del grupo, como lanza anímica, como guía en el campo de juego de la idea que pretende Gallardo y como comodín para el entrenador.

Gallardo encontró rápidamente a un jugador que le da despliegue y fútbol en Fernandez, un posible delantero en Driussi (más que ahora tiene muchas variantes en el medio y faltan delanteros), un Domingo que le rinde en el medio y libera a Ponzio para que pueda jugar en distintos puestos que requiera el entrenador, Arzura rindió y no se achicó en los pocos minutos de juego, el pibe Palacios es una buena y posible alternativa cuando el calendario se ponga pesado, Bertolo dio una pincelada de lo que podría rendir... se nota que el plantel es corto y desbalanceado (faltan defensores y atacantes y sobran mediocampistas) pero Gallardo busca potenciar y reconvertir lo que tiene. Veremos como se presenta este 2016...

Por Charro.

3 comentarios:

Agustín Ovejero dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Agustín Ovejero dijo...

Volvimos a comentar el fútbol Charro!!! Jaja Pero que no se malentiende, la política del club es esencial y no puede separarse aunque con tanto humo, soy reacio a la conspiranoia.

Completamente de acuerdo, un equipo por tiempo. Pasma la dependencia que tenemos de la zaga central y los laterales titulares, pese a que hay reemplazos se nota que están por debajo de lo que se necesita. Fernández perfila a titular, el equipo siente su presencia y su despliegue lo hace muy activo. Mejoría en Bertolo y el Pity ya fue el jugador más caro de los últimos tiempos, ya pienso que hay que venderlo de la mejor manera para recuperar algo de la inversión. Los demás cumplieron y ojalá el nivel de Driussi sea el que esperamos.

Saludos a todos!

gabriel dijo...

ME pregunto, no sera que Casco juega mejor de volante por la izquierda, del medio campo para arriba? No se digo, por encontrarle una utilidad, sino seria la compra mas al cuete que hayamos hecho. Pero como el otro dia en el segundo tiempo jugo mas arriba y ya no lo vi tan perdido, quien te dice que por ahi.....
CAlidad le sobra a Fernandez, sino fijarse en el centro-gol que le pone a MOra, sin mirar la pelota y en el lugar justo, de zurda.
Al otro que le sobra calidad es a Driussi. Tambien, quien te dice que no de el salto.
Otro con calidad y temple para vestir el manto es Vega.Que buen jugador, salida, marca, gana por arriba, le gusta proyectarse, y no se si tiene 10 partidos en primera.
Volvimos a jugar al futbol por primera vez desde el 3-0 a Cruzeiro en Belo Horizonte. En gran medida por el manejo de los tiempos del partido de Fernandez.No solo tuvimos la pelota sino que tambien buscamos ser profundos y por momentos lo conseguimos. Sin acudir a un fulbito amarrete.Esperanzador.