"Se pueden arreglar campeonatos enteros, como el de Boca de Ischia." Javier Ruiz árbitro "Ehhehh, eh yo pienso de que ehhehh eeeehh (?)." DAP "No estén cagados." Daniel Passarella

jueves, 17 de marzo de 2016

Con altura casi llega el milagro

Un golazo y dormir el partido... se sufrió mucho y casi se logra el milagro

Jugar en la altura es muy complicado y conseguir ganar allí es casi un milagro. Desde la década del 80 que no se logran triunfos de equipos argentinos (de 41 partidos totales, incluidos la selección, solo se consiguieron 8 victorias y 7 se dieron antes de la década del 80, la otra fue de la selección) y esto se debe a que los bolivianos lograron equilibrar un poquito su juego respecto al resto de los equipos. The Strongest es un equipo que sabe aprovechar la ventaja de jugar en la altura y sin embargo River Plate estuvo muy cerca de la ¨hazaña¨ de conseguir los 3 puntos. Para conseguir semejante resultado, quedó claro que hay que jugar bien, aguantar cuando no hay aire, tener suerte cuando atacan por todos los costados y liquidar cuando hay un recambio de aire. Al terminar el partido quedó el maldito sabor agridulce por haber estado tan cerca de ganar, sabiendo que se perdieron varias oportunidades para rematar el partido pero recordando que también hubo momentos en los que nos pudieron golear.
Un cuidado especial dentro del área...

Los bolivianos saben manejar el ritmo del cambio de aire, saben cuando tienen que atacar hasta asfixiar pero River Plate fue muy inteligente, contó con la cuota de suerte cuando aguantó pero no supo aprovechar las oportunidades que creó. River Plate aguantó los primeros minutos mientras los bolivianos atacaban pero sin presionar demasiado, ganaban la pelota en cámara lenta porque Gallardo lo pensó para que sus jugadores se esforzarán lo menos posible. River Plate en varios tramos regaló la pelota y se paró a esperar, se arremangó en su propio campo de juego hasta que consiguió un golazo antes de los 20 minutos. A partir de ahí los bolivianos empezaron con una presión insoportable (según leí patearon 20 veces al arco y solo 8 fueron desviadas, el resto se salvaron con rebotes o atajadas) que solo un milagro y la gran noche de Barovero impidieron que terminaran en gol. En el segundo tiempo los bolivianos no lograron mantener esa presión y River Plate se fue acomodando mucho más arriba. De alguna forma, los equipos argentinos descubrieron la forma de recuperar el aire (antes supongo que se agotaban en el primer tiempo y en los últimos 20, la mayoría de los jugadores ya no tenían reacción; ahora no se esfuerzan tanto en el primero, luego tienen media hora de aire suficiente en el segundo y en los últimos 15 pueden aguantar) y eso permite que algunos jugadores corran. Hubo 30 minutos que River Plate dominó tácticamente y desperdició varias situaciones de gol gracias al desconcierto y nerviosismo boliviano. Luego llegaron los últimos 10 minutos y The Strongest atacó con un renovado espíritu de presión, lamentablemente faltando 1 minuto armaron otra gran jugada que pudieron definir muy bien como para terminar en un empate.
Barovero monumental en La Paz. Reacción increíble.

La actuación de Barovero fue excelente, la tranquilidad habitual, algo de buena suerte, algo de ayuda de los delanteros rivales, mucha ayuda de nuestros defensores y finalmente su codiana forma de hacer sencillo lo difícil y posible lo increíble. Una lástima que no pudo con el tiro a quemarropa dentro del área chica (ya había salvado uno igual algunos minutos antes), tantas atajadas convirtieron al arquero en la figura del partido. Claro que para salvar el vendaval boliviano también ayudaron los defensores. Mammana y Balanta sacaron todo lo que cruzó delante de ellos (debieron tener orden de cuidarse del penal porque muchas veces hasta quitaron la pierna), un esfuerzo enorme con la ayuda de Vangioni y Mercado en los laterales (luego entró Casco cuando Balanta sintió una molestia y Mercado pasó como central y Mammana se acomodó sobre la izquierda). Ni siquiera esa incomodidad desordenó a la defensa que respondió con muchó caracter, orden e inteligencia. Domingo y Ponzio también tuvieron un trabajo soberbio, Domingo siendo un defensor más pero tocándole el despliegue de mayor espacio y Ponzio volvió a ser el espíritu del equipo; robó muchas pelotas pero además salió jugando y aguantando el balón. 
La bronca en los ojos y la necesidad de recuperar aire...

River Plate encontró otra vez una forma de seguir adelante, se reencontró con el carácter y la defensa dura que le impide jugar tranquilo al rival pero sigue sin encontrar el juego. Fernandez y Driussi no pudieron hacer nada por los costados (bastante abocados a lo defensivo pero sin aire y sin mucho recorrido ofensivo. Driussi recién lo logró en los minutos de dominio millonario pero desperdició sus oportunidades frente al arco rival) y quedó todo en el sacrificio de Alario y Mora. El goleador se lamentó por su oportunidad perdida en el segundo tiempo pero también hay que reconocer que tuvo muchas dificultades a la hora de correr. Distinto fue lo de Mora. Empezó con un golazo, corrió y molestó durante los 90 minutos pero le faltó serenidad para liquidar el partido. El sorpresivo e incansable despliegue de Mora se vio acompañado por el ingreso de Mayada (otro privilegiado fisicamente para correr en la altura), ese ingreso marcó el dominio y reacción de River Plate, por derecha logró juntarse con Mora, presionaron en campo rival y tuvieron media docena de corridas que pudieron definir el partido. Lamentablemente la lesión de Balanta quitó un cambio y sobre el final solo pudo entrar D´Alessandro para aguantar la pelota (aunque no se consiguió el objetivo).
La satisfacción cuando llegó al gol. Puños apretados por conseguir un objetivo complicadísimo

Este resultado, más el empate brasileño en Venezuela nos da mucha tranquilidad y nos permitiría clasificar con cieta comodidad sin depender de los resultados del resto consiguiendo los puntos de local ante 2 rivales que en los papeles son más débiles (los partidos hay que jugarlos y no complicarlos). The Strongest no es mal equipo y tiene varias herramientas para complicar a cualquiera pero River Plate demostró que jugando bien debería ganarle a este equipo. Ojalá este partido sea el punto de quiebre y nos de regularidad además de una idea futbolística (aunque no hay que olvidar que aún no se consiguió tener fútbol ni encontrar los 2 carrileros titulares). El Muñeco llegó a su partido 100 con otro partido para el recuerdo, otro partido que puede marcar otro quiebre (como lo marcó el partido por la Suruga, ante Tigres en la fase de grupos, ante Cruzeiro en Belo Horizonte, ante los bosteros en las copas...). El Muñeco finalmente va encontrando algunas respuestas a sus muchas pruebas pero todavía faltan demasiadas respuestas.

Por Charro.

5 comentarios:

Agustín Ovejero dijo...

Coincido en todo Charro. Estuvimos a minutos de liquidar 46 años de mala racha. Queda ese sabor amargo, pero más porque estuvimos medio bodoques para definir las que tuvimos hasta los 25 min del ST.

Después gran tarea de todos y mal que mal nos llevamos un punto y San Pablo no ganó los tres. Deberíamos ganar los dos partidos de local, pero que el nerviosismo no nos juegue mal y apostemos a la tranquilidad.

Ojalá sea este el quiebre que necesitamos.

Anónimo dijo...

Driussi es un pelotudo, alguien comentó acá que estuvo todas las inferiores de 9, y no sabe definir? D´Alessandro por cábala no debiera entrar más (dejénme ser bueno y decir por cábala, no porque juega horrible), desde que volvió y él juega, River no gana, o estoy errado?.

Lo otro todo bien, una pena que se haya empatado, porque estaba para liquidarlo y encaminar la clasificación tranquilamente. Bien Barovero, dejando en el olvido Santa Fe y muy bien Mora, haciendo el gol y acelerando como si jugara en el Monumental.

Hay que ganar en Brasil, no por los puntos, sino porque no ganarle a este Sao Paulo sería una vergüenza.

Saludos
Aledb

Marcelo ( Cole es de RIVER ) dijo...

Gente
buen partido del conjunto millonario teniendo en cuenta como veníamos y el reto de jugar en la altura ante un buen equipo, una pena que no hayamos podido liquidar el encuentro, pero bueno, antes de empezar a jugar este partido un punto era bien visto y más con el empate del San Pablo contra Trujillanos.
La clasificación depende de nosotros.
Buen regreso de Balanta, esperemos que sea solo una contractura por lo que salió.
Este plantel parece seguir teniendo oficio para jugar este tipo de partidos, es increíble, hoy estamos mejor en lo internacional cuando fue nuestro talón de Aquiles y bastante flojo en lo local.
El domingo contra Banfield hay que ganar, abrazo de gol.

Mario de Balvanera dijo...


No vi el partido completo por cuestiones de laburo. Sólo unos 55 minutos.
La altura complica todo. Lo sé porque alguna vez la sufrí (y sólo haciendo turismo) en la Puna catamarqueña.
Si uno observa y no tiene en cuenta el detalle, sólo se veía a un RIVER apretado en su campo.
Cuando salíamos de contra, y en virtud del resultado, quedás tentado para decir "FALTAN DELANTEROS" (en este momento "de la soirée", cualquiera que la emboque dentro del rectángulo del arco), pero el "mal de Puna" empioja todo.
Mora, cada tanto saca un pavo real de la galera y evita que le tiremos botellas de Hesperidina, zapatos de golf, esculturas de papel maché y potes de yoghurt vencidos. Por un lado, es una suerte. Losa goles del petiso suelen ser valiosos a la hora de clasificar o cerrar finales. (En el resto de los partidos, yo sigo puteándolo en silencio como a Sabella en su momento)
Dejo el crédito abierto para todos en contextos más "normales".
¿D´Alesandro? Mmmm... cuando los clubes del exterior dejan volver a estos jugadores que tienen "chapa de crack" sin mucha resistencia... Mmmmm !!!
Abrazo millonario !!!
...
PD: ¿Hace cuántos años que no ponemos un GOLEADOR en el tope de la tabla?
...

Marcelo (Cole es de RIVER) dijo...

Mario
el último goleador de River al tope de la tabla fue Fernando Cavenaghi en el Clausura 2002 con 15 goles.
Otra perla estadística es con el partido de ayer River lleva 8 partidos invicto de visitante en la Libertadores, con 2 victorias y empates, siendo récord para el club; el detalle es:
Juan Aurich 1-1, Tigres de MEX 2-2, Boca 0-0, Cruzeiro 3-0, Guaraní 1-1, Tigres de MEX 0-0, Trujillanos 4-0, The Strongest 1-1.
Saludos