"Se pueden arreglar campeonatos enteros, como el de Boca de Ischia." Javier Ruiz árbitro "Ehhehh, eh yo pienso de que ehhehh eeeehh (?)." DAP "No estén cagados." Daniel Passarella

viernes, 4 de marzo de 2016

¿Punto final?... Nunca los vamos a olvidar

La noche más nefasta... ¿algún día pedirá perdón?

Se viene el superclásico en el Monumental y esta gran semana no deja de traernos noticias (aunque la mayoría tratan de silenciarlas). Empezamos el lunes ganándole a Independiente, seguimos el martes con la renuncia de Arrugabarrena, el miércoles nos enteramos de la llegada de los Llantos Schelotto a la bostanera y que el detestable Loustau nos dirigiría nuevamente frente a los bosteros (y esta vez en el Monumental). Como si fuera poco, ayer en medio del silencio absoluto, nos enteramos del sobreseímiento del panadero y otros 9 cómplices de la barbarie.

La salida del vASCO Arrugabarrena es una pena. A lo largo de este tiempo y disfrutando de tantos resultados, aprendimos a apreciar y reírnos de las estúpidas declaraciones de este personaje al que se lo comió el miedo y la incapacidad. Es increíble como una persona puede pasar rápidamente de ser respetado y ganador a ser detestado y dar lástima. La malaria para este personaje empezó luego de haber boqueado antes de la semifinal de Sudamericana 2014. Nada extraordinario pero desde ese momento se perdió el respeto y pasó a ser ¨un bostero más¨. Empezó a derrapar en el verano 2015 cuando su equipo ganó un partido de pretemporada por 5 a 0 y dijo que ese partido era más importante que la eliminación en semifinal en una copa oficial internacional (?). Ese día el hincha de River Plate le perdió el respeto y empezó a reírse de su estupidez pero lo peor llegó el día más lamentable del fútbol argentino y ese día Arrugabarrena tuvo mucha responsabilidad. El día del gas pimienta el entrenador estaba desesperado por lograr que se siguiera jugando el partido. No le importó la salud de sus colegas, no le importó como detener al presidente de River Plate que entraba a la cancha, no le importó la actitud de sus jugadores ante el hecho y finalmente le exigió a sus jugadores que se alistaran como para empezar el segundo tiempo para que quede la foto como si ellos hubieran querido seguir jugando y los jugadores de River Plate no habían querido seguir. Semejante seguidilla de incomprensión y desatinos, solo pueden explicarse desde el miedo y por la desesperación de entender que iba directo a su segunda eliminación internacional en manos de River Plate (tanto que hasta Tristeleme salió a decirle que la clasificación no la perdió en un escritorio).
Un visionario o le cumplieron la promesa...

Ese día, con esas actitudes, el Vasco Arruabarrena pasó a convertirse en Asco Arrugabarrena y selló su futuro a pesar de los refuerzos que le fueron trayendo. Lentamente debió tragarse todas sus declaraciones por haber quedado primero en su grupo y luego haber sido eliminado por el peor clasificado en la serie de grupos de la copa, hasta sus propios jugadores empezaron a hacer declaraciones perjudiciales

Claro que ese día no fue el culpable mayor, simplemente fue un eslabón más de una noche lamentable. Ese día hubo un panadero que tiró gas pimienta, drones con fantasmas y un montón de elementos más que nunca sabremos en que habrían terminado luego de un triunfo millonario. Ese día nos ganó la sorpresa y la bochornosa reacción de la impresentable dirigencia bostera. Ese hecho bochornoso (cuya única consecuencia fue que ayer jugaran un partido sin público) tuvo un punto final ayer al ser sobreseído el ejecutante de ese acto criminal. Ya nadie duda del poder del presidente bostero en la gestión del nuevo gobierno nacional y todos saben que su poder se basa en la amistad con el presidente Macri y en sus ¨contactos¨ en el poder judicial. Lamentablemente no pierde oportunidad para mostrar su poder e impunidad. No es la primera vez que muestra su ¨capacidad¨ de acción (especialmente en acciones contra la barra que podría perjudicar a la dirigencia) y esta vez decidieron cortar por lo sano con este juicio (era obvio que se llegaría a la complicidad de la dirigencia). Como dijo el panadero... se le fue la mano. Ojalá Angelici algún día también diga que se le fue la mano.
¿Los bosteros no eran rosita?

Nos da pena que se haya ido el Asco, debería darle pena a todo el país la impunidad con que se maneja el presidente bostero y debería ser blanco de todo nuestro repudio que hayan permitido el ingreso al Monumental al ser despreciable de Loustau (otra maniobra de impunidad de Angelici). Es repugnante que un personaje que ya sea por corrupción o por servidumbre al Padrino, vuelva a dirigirnos en el Monumental y ante los bosteros. Ojalá el Monumental se haga oír.

Por Charro.

2 comentarios:

Agustín Ovejero dijo...

No sé si alguien allegado al club leerá estas líneas o cualquiera de las que Charro o los que comentamos acá escribimos.

Pero como hincha de River este domingo quiero ganar; por el personaje que llamaron de urgencia para el banco, por la supuesta mística que trae, por los jugadores en cancha del contrario, por la injusticia de tener a un Loustau de nuevo dirigiendo, por los últimos dos partidos perdidos que fueron gracias a la suerte y la pésima preparación, y por mucho más... OJALÁ ESTE DOMINGO LES ROMPAMOS TODO!

Agustín Ovejero dijo...

La verdad pese a que River se desdibuja y pierde fútbol... Hoy los pudimos golear... Tuvieron una suerte hermano!! Que bronca!