"Se pueden arreglar campeonatos enteros, como el de Boca de Ischia." Javier Ruiz árbitro "Ehhehh, eh yo pienso de que ehhehh eeeehh (?)." DAP "No estén cagados." Daniel Passarella

lunes, 7 de marzo de 2016

Está reapareciendo... pero había que ganar

Entre Maidana y Mammana eliminaron a Tevez

Otro superclásico regalado... vaya uno a saber porqué cuando debemos golear logramos ganar sacando la mínima diferencia, cuando debemos ganar apenas empatamos y cuando no sacamos diferencia terminamos perdiendo. Pocas veces los bosteros se presentarán con un planteo tan regalado y con tanto miedo. Es cierto que River Plate jugó un buen partido, presionó hasta asfixiarlos durante 30 minutos en los que debió sacar la diferencia y también es cierto que en el segundo tiempo tuvo menos la pelota pero eso no impidió que siguiera el claro dominio. Este partido se debió ganar no solo por haber jugado como se debe este partido (con las limitaciones de un equipo en formación que todavía no encontró su esquema y sus titulares) sino porque el rival se achicó, tuvo miedo (las pifias de los centrales, los laterales que eran pasados y terminaron pateando todas las pelotas afuera...) y no encontró otro recurso que hacer tiempo y rogar para que falláramos frente al arco. Los millones gastados por el rival, el blindaje a Tevez (tanto mediático como arbitral), el llorisqueo de su nuevo DT y la ayuda arbitral (inexplicable que el sinvergüenza y repugnante Loustau haya dirigido en el Monumental un superclásico. Inexplicable que la gente haya reaccionado recién cuando este bostero asqueroso empezó nuevamente a hacer de las suyas) no fueron suficientes y ni siquiera lograron armar un partido de alternativas diferentes.
En el medio tampoco le dieron respiro a Tevez

En esta semana había estado muy tranquilo y sin tanta ansiedad, pensaba que los últimos superclásicos con eliminación habían logrado que se puediera ¨vivir¨ los días previos, sin embargo, yendo al Monumental me di cuenta que mi tranquilidad estaba basada en la seguridad que me estaban dando los jugadores y el cuerpo técnico. No entiendo porqué estaba tan seguro que íbamos a ser tan superiores, supongo que empecé a ver al equipo más sólido y confiado en sí mismos, esa seguridad que les vi cuando empezó el ciclo de Gallardo. El camino de la reconstrucción es largo y todavía falta mucho (especialmente porque todavía no encontraron el fútbol para dominar al rival y ganar los partidos). 
Ponzio-Domingo ganaron el medio

El ingreso al Monumental fue calmado como nunca (no se cual es el arreglo con la policía, si la orden es política y policial, si el arreglo es de la policía con la barra, si hay acuerdo entre todas las partes... la cuestión es que en este torneo apenas controlan y apenas arman embudos, en menos de 10 minutos se pasan todos los controles que hay en las últimas 5 cuadras), llegamos al estadio y tuvimos una voz femenina como la voz del estadio y faltando poco para empezar el partido (sigo sin entender que no juegue la reserva el mismo día del partido), se armó la fiesta (la tribuna con globos y los fuegos artificiales exagerados desde el club).
Domingo una de las figuras del domingo

El partido no defraudó porque el equipo salió a jugar como si estuvieran en una final. Aguerridos, concentrados al máximo, cubriendo todos los espacios en bloque, desacomodando a los rivales, con un ida y vuelta permanente y solidario por las bandas... 30 minutos muy buenos en los que faltó un conductor para darle más ideas al equipo al armar el juego. Luego vinieron unos minutos para tomar aire y el final del primer tiempo nos volvió a encontrar dominadores y con más situaciones de gol. En ese primer tiempo Mercado se perdió un gol en el área chica, pegó un tiro en el palo y hubo otro par de situaciones claras (sin contar el penal alevoso delante de la cara del árbitro). Los bosteros pusieron jugadores ofensivos y de poca marca en el medio pero terminaron corriendo y sin tener la pelota porque el trabajo del mediocampo millonario fue muy asfixiante. Domingo y Ponzio dominan bien el medio, con sus limitaciones pero potenciando sus características. Domingo volvió con mucha confianza y seguridad, no le molesta el murmullo y es un jugador que se sabe ubicar y que se entrega los 90 minutos, concentrado y ordenado tácticamente mientras que Ponzio empuja desde su desorden, entrega y personalidad. Entre los 2 frenan los circuitos del rival y esta vez fueron ayudados por los costados. El trabajo defensivo fue muy bueno pero ayudados por ese esfuerzo del medio. Mammana volvió a cumplir muy bien en un partido fundamental, le cuesta y le molesta jugar en la izquierda pero eso no impidió que cubriera a Vangioni, Maidana o Mercado según la ocasión. Entre los centrales cubrieron a los delanteros bosteros (anularon a Tevez que ni siquiera pudo llevar peligro con la ayuda del árbitro). Vangioni y Mercado subieron constantemente, Mercado (estuvo muy lento en el pique corto) sufrió toda la tarde los desbordes pero siempre hubo alguien para ayudar y nunca dejó el tiro sencillo para el rival. El sacrificio y la entrega de esos jugadores hizo recordar los mejores momentos defensivos de River Plate (esos del cuchillo entre los dientes) y provocó que casi no le llegaran a Barovero (que como siempre respondió con tranquilidad cuando se lo necesitó).
Loustau lo vio, Insaurralde lo llevó más de 5 metros agarrándolo a Maidana hasta voltearlo. Alevoso

A la hora de armar juego estuvo más complicado. Fernandez presionó bien en el medio y se animó a desbordar, ayudó mucho que Mercado acompañara de cerca, del otro lado Driussi no fue tan desbordante pero Vangioni hizo un trabajo muy sacrificado. Lo mismo pasó con Mora (corrió todo el partido detrás de los defensores y fue una de las claves ofensivas) y Alario (un fuera de serie que esta vez se tuvo que retrasar varias veces) que muchas veces ayudaron y buscaron el lugar para complicar al rival.
Alonso pudo haber sido héroe...

En el segundo tiempo ellos tuvieron más la pelota (con muchísima ayuda arbitral, incluído otro penal no cobrado. El primero había sido un agarrón con ambos brazos de varios segundos delante de él, el segundo fue tiraron del hombro a Alario, estando a menos de 5 metros el árbitro, el juez de línea y el ayudante. Cagones que no quisieron cobrar penal) y costó presionar tanto. Gallardo buscó un equipo más ofensivo y aprovechar la ventaja que se lograba por los laterales. Ingresaron el Pity (para ganar en velocidad, no pudo ganar tanto como se esperaba) y Alonso (volvió a mostrar inteligencia pero perdió un gol imposible en el punto penal) para estar en el área para conectar algún centro. Sobre el final sacó a Ponzio para darle más fútbol con Lucho pero lamentablemente no alcanzó y sufrimos la lesión de Maidana faltando 2 minutos para terminar el partido.
Lo más doloroso de este domingo. Veremos cuantos días se ausentará Maidana

Una pena no haber ganado un partido tan ganable (las chances estuvieron) y un dolor la lesión de Maidana pero también hay que reconocer que este equipo se está rearmando, ya entendieron que los detalles que entregaban Rojas, Teo, Sanchez, FM6 y Kranevitter ya no están, ahora hay que encontrar otras cosas en la solidaridad del equipo, hay que recuperar la solidez defensiva (ya se está consiguiendo) y esperar que los carrileros tengan menos sacrificio defensivo pero más habilidad futbolística, habrá que ver quienes dan esas características y nivel necesario para armar un equipo efectivo, tal vez menos sólido pero con más fútbol y efectividad en el área (la característica de los jugadores están). Lo bueno es que ya nos estamos apoyando en los puntos fuertes que este equipo supo tener y aún guardaba en su memoria.

Por Charro.

13 comentarios:

pelotín dijo...

Muy bueno, Charro. De acuerdo. A pesar de la bronca de no ganar, me quedé contento porque el equipo jugó muy bien un partido muy importante. Volvió a ser reconocible este equipo del Muñeco. Y lo jugó bien con intensidad pero también con toque, circulación, jugando por afuera, con paciencia, sin vértigo inútil. Sólo faltó el gol y un poquito más de calma para jugar. Es más autohumillación jugar como Boca ayer que perder yendo al frente.

La gran noticia para mí es Domingo. Como dice Charro, volvió con mucha confianza. Tiene despliegue e inteligencia para darla redonda. Puede jugar solo en partidos donde el rival ataque poco.

Lo único que faltó fue encarar un poco más por las bandas. Hay que usar más el uno contra uno. El fútbol sin wines liquidó estos duelos. Los jugadores se frenan y vuelven cuando un rival los cierra. Hay que desbordar.

El equipo está, según lo visto ayer. Arquero, defensa y ataque salen de memoria. En el medio, Domingo, Nacho y D'Alessandro son fijas. Falta un volante por afuera. Me gustó Driussi ayer. Tuvo ida y vuelta y coraje para pedirla. Alonso es un muy buen reemplazo, se mueve bien y es peligroso (en el gol que se pierde, me parece que Pity le tira muy fuerte el centro, por eso ni Alonso le da ni Mora la puede matar).

Lo de ayer indica el camino. No hay que perderlo de vista. Es clave para jugar la Copa con aspiraciones, que es el objetivo del semestre.

Anónimo dijo...

Le gustó Driusi al compañero (¿?!!!) Yo lo echaría del club. Avisen cuando meta un desborde o eluda a 2 o 3 jugadores en un slalon pro-duc-ti-vo. Es delantero, no? Hizo las inferiores como 9, no? Y necesita mil clases de definición. El regalo de Insaurralde lo demostró.

Agustín Ovejero dijo...

Las primeras frases de Charro son las que me repito en la antesala de este partido siempre. Parece que, en una paradoja extraordinaria, DAP como DT fue el único que en los últimos 20 años supo como afrontar este partido actitudinalmente y futbolísticamente también.

Ayer podríamos haberles dado una paliza pero tuvieron tanta suerte o nosotros tanta yeta que nos fuimos en cero y un sabor amargo.

El equipo se está volviendo a encontrar, de a poco, de a ratos. El mediocampo con Domingo y Ponzio volvió a encontrar algo de marca y anticipación. La defensa volvió a mostrar solidez, aunque con la lamentable noticia de la lesión del jugador estandarte. Como bien se nota, se necesita un conductor y llegaron todos lesionados al partido de ayer.

Como dice Pelotín también se volvió a encontrar la paciencia y la eficiencia en el manejo de pelota, ya que por los costados les ganamos siempre.

No sé como irá este campeonato ya pero me parece que ya hay que ir virando el barco un poco más hacia la Copa.

Anónimo dijo...

Las cosas que se afirman sin fundamentos. Passarella dirigió a River en 12 clásicos. Ganó sólo 2, perdió 7 y empató 3. Y con él sufrimos uno de los papelones históricos más grandes contra Boca: la Copa Libertadores de 1991. Con el 3-4 en contra en un partido liquidado a favor nuestro.

Agustín Ovejero dijo...

Y si hablamos de los últimos 20 años, sería desde el '96 hasta la fecha no? Eso pasa por acomodar el discurso a piacere nuestro de acuerdo a los argumentos ad hoc que proponemos a conveniencia. Es más o menos lo mismo que hacen los bosteros en cualquier foro. Passarella dirigió 4 clásicos a nivel local entre 2006-2007, con 2-2-0, y si lo retrotraemos al último campeonato que dirigió como antes de 1996, fue victoria en la Bombonera en el Apertura '94.

Anónimo dijo...

Sr. Ovejero: todos los que no opinamos como Ud somos bosteros? Cansa con sus descalificaciones permanentes a todas las personas que osan contradecirlo. Lamento que acomode su discurso a su subjetiva realidad. Bastante distorsionada, por cierto. Las pruebas aportadas son demasiado contundentes para con su retórica inconsistente. Buenos días y el blog es todo suyo para que siga ilustrando al soberano.

Marcelo (Cole es de RIVER ) dijo...

Hola
como a mi gustan las estadísticas, les paso el detalle a nivel local con Passarella de DT contra la bosta

23/09/1990    River 2 - Boca 0 Passarella
31/03/1991     Boca 1 - River 0 Passarella
10/11/1991    Boca 0 - River 0 Passarella
03/05/1992     River 2 - Boca 2 Passarella
11/10/1992     Boca 1 - River 0 Passarella
11/04/1993     River 0 - Boca 2 Passarella
17/10/1993     River 0 - Boca 1 Passarella
30/04/1994     Boca 0 - River 2 Passarella
26/03/2006     Boca 1 - River 1 Passarella
08/10/2006    River 3 - Boca 1 Passarella
15/04/2007     Boca 1 - River 1 Passarella
07/10/2007     River 2 - Boca 0 Passarella

Local 3-1-2 9-6 Visita 1-3-2 4-4
4-4-4 13-10 Total de pj 12
A esto hay que sumarle los 2 de la copa de 1991

3-4 en la bostanera y 0-2 en el monumental

Marcelo (Cole es de RIVER ) dijo...

Si tomamos de 1996 a hoy son 4 partidos con 2 victorias y 2 empates,
lo que nos puso en su momento a -3 de los de la ribera...

Marcelo (Cole es de RIVER ) dijo...

Como soy aficionado a recopilar información estadística, que chequeo de varias fuentes, les paso el detalle de los últimos 49 partidos contra los bostis desde el 23 de octubre de 1990 cuando les ganamos 2-0 con goles del pipa y el uruguayo traidor I Polillita abierto por DT y ahí vamos a justificar el porque de la desventaja actual que tanto me jode
G E P GF GC DT
4 4 4 13 10 Passarella
1 2 1 5 5 Gallego
0 0 1 2 4 Babington
0 1 2 3 6 Pellegrini
0 0 2 0 2 Simeone
0 1 0 1 1 Gorosito
2 1 2 5 5 Astrada
1 0 1 1 2 JJ Lopez
0 1 0 2 2 Almeyda
3 5 6 19 21 R. Díaz
0 2 2 1 4 Gallardo
11 17 21 52 62

Como verán con ninguno sentado en el banco pudimos obtener ventaja y como bien dijo Agustín el de mejor desempeño y sin ser brillante es el káiser y gracias a que ostenta un invicto de sus últimos 5 partidos.
Espero que llegue alguien que de vuelta esta tendencia a nivel local.
Saludos

Anónimo dijo...

O sea, Sr. Marcelo, que las dos derrotas contra Boca de 1991 por la Copa Libertadores no las computa en su estadística? Porque si las computara, como correspondería hacerlo en función de las afirmaciones del Sr. Ovejero, no serían 4-4-4. Además, y disculpe que insista, la cosa se agrava si sumamos todos los enfrentamientos entre ambos equipos (partidos oficiales, internacionales y amistosos de verano). Passarella perdió en 17 oportunidades contra Boca (más del 50 % de los choques), empató siete y ganó cinco.

Marcelo (Cole es de RIVER ) dijo...

Solo me estoy refiriendo a nivel local, si le sumamos lo internacional el Káiser estaría en desventaja y el mejor sería Gallardo con la sudaca 2014 y libertadores 2015, el otro que caería en desgracia es el Tolo con la serie del 2000.
Saludos.

Para poner algo a favor del millo les paso las eliminaciones directas a todo nivel entre los dos, con 10 series favorables al millo y 5 para los del riachuelo.

1) Copa Competencia 1915: Boca 1 - River 1 / River 4 - Boca 2. Gana River.
2) Copa Competencia 1918: River 1 - Boca 0. Gana River.
3) Campeonato 1937: River 5 - Boca 3 (Desempate). Gana River.
4) Copa Adrián Escobar 1942: River 0 - Boca 0. Definido por tiros de esquina a favor de River (3-2). Avanza River.
5) Copa Competencia 1946: Boca 2 - River 0. Gana Boca.
6) Metropolitano 1969: River 0 - Boca 0. Avanza River.
7) Nacional 1972: River 3 - Boca 2 (Semifinal de campeonato) Gana River.
8) Nacional 1976: Boca 1 - River 0 (Final del campeonato). Gana Boca.
9) Liguilla Pre-Libertadores 1988/1989: River 0 - Boca 0 / Boca 0 - River 0 / Boca 1 - River 2. Gana River.
10) Copa Centenario 1993: Boca 0 - River 0 / River 1 - Boca 0. Gana River.
11) Supercopa 1994: River 0 - Boca 0 / River 1 - Boca 1. Penales: Boca. Avanza Boca.
12) Copa Libertadores 2000: River 2 - Boca 1 / Boca 3 - River 0. Gana Boca.
13) Copa Libertadores 2004: Boca 1 - River 0 / River 2 - Boca 1. Penales: Boca. Avanza Boca.
14) Copa Sudamericana 2014: Boca 0 - River 0 / River 1 - Boca 0. Gana River.
15) Copa Libertadores 2015: River 1 - Boca 0 / Boca - River: suspendido con el resultado 0-0 por agresión de hinchas locales a jugadores de River. Avanza River.

Agustín Ovejero dijo...

Gracias Marcelo, más allá de andar persiguiendo quien tiene razón o no, es válido el conteo que acabás de hacer. La tendencia es clara y de esos 20 años últimos se evidencia que algo cambió en la mentalidad y la preparación frente a este partido al que todavía no se le encontró la clave, o mejor dicho, se le perdió, ya que las estadísticas previas a los '90 quienes teníamos la ventaja éramos nosotros.

camisetas de futbol baratas dijo...

Este es un muy emocionante partido de fútbol.

Boca Juniors y River Plate son muy potente equipo de fútbol, que son una fuerza considerable. Pero personalmente creo que el lecho del río peor.