"Se pueden arreglar campeonatos enteros, como el de Boca de Ischia." Javier Ruiz árbitro "Ehhehh, eh yo pienso de que ehhehh eeeehh (?)." DAP "No estén cagados." Daniel Passarella

miércoles, 6 de abril de 2016

La pelota atada al pie, la vaca atada...

El famoso y glorioso gol...

6 de abril de 1986, faltan pocas fechas para terminar el torneo y River Plate ya es campeón aplastantdo rivales, solo resta ir a la Bostanera y empieza la discusión si River Plate podía/debía dar la vuelta en esa cancha. El periodismo habla de generar violencia y quieren impedir que se de la vuelta (la frutillita para un gran campeón). Finalmente el Beto Alonso le dice a sus compañeros, a mi me sacan con los pies para adelante pero de acá no me voy sin dar la vuelta... y así fue, salieron a la cancha y dieron la vuelta olimpíca ante el abucheo bostero (y una interminable cantidad de objetos contundentes para herir a los jugadores, otro ejemplo de querer abandonar) y el delirio de los hinchas millonarios. Inolvidable para quienes estuvieron allí y para quienes lo vieron por TV.
El festejo para y junto al hincha

Otra discusión de la previa (temas menores pero para desviar la humillación de los bosteros, cualquier tema era bueno) era si se debía jugar con una pelota naranja. Supuestamente los papelitos tirados antes del partido impedirían ver la pelota blanca... así fue como una nueva imagen quedaría marcada a fuego en la memoria de todos los hinchas de River Plate, el Beto Alonso marcó un gol de cabeza con esa pelota naranja. Es el resumen perfecto. Es el Beto, es el gol en la bostanera, es uno de los equipos campeones por mayor diferencia y de los de mejor porcentaje de puntos, es una victoria, es la muestra de la contundencia (finalmente se ganará el partido 2 a 0 con otro gol del Beto).
El segundo gol...

Una fecha histórica que inteligentemente fue recordada por el club, por los hinchas y por el fabricante de camisetas Adidas. Se supone que hoy se hará algún acto recordatorio en el partido ante los bolivianos por la copa Libertadores (el domingo se hará algo más amplio, espero que esten presentes todos los jugadores de aquel plantel) pero ayer se dio un hecho que debió ser extraordinario y terminó siendo algo bueno y vergonzoso al mismo tiempo.
La vuelta olímpica en la bostanera...

Extrañamente, Adidas decidió prestar atención a los hinchas (o sea sus clientes que pagarán $1150 por la camiseta y otras cifras exageradas por el short y medias) y fabricó una camiseta homenaje. En estos años, el marketing indica que se filtre la imagen de la nueva camiseta y se vaya difundiendo por las redes sociales, así se arma una preventa exitosa y luego se intenta manetener el caudal de venta a través del boca a boca y algo de publicidad. Esta vez se logró mantener el secreto (el año pasado se había visto el modelo pero esta vez llegó en silencio hasta la semana pasada cuando Adidas sacó un mensaje que habría una sorpresa). Ayer se presentó la camiseta en el museo del club con varios jugadores del actual plantel pero... se ¨olvidaron¨ de llamar al Beto Alonso. Hicieron una camiseta en homenaje al gol de Alonso con la pelota naranja y no lo invitaron para presentarla. No solamente debieron invitarlo, parte de las ganancia por la venta de esta camiseta debieran ser enviadas a Alonso y el resto de los jugadores de aquel plantel. 
Inolvidable...

Un acto que debió ser de homenaje termina siendo una presentación comercial con el fin de recaudar y se olvidan de quienes generaron el hecho recordatorio y les importa nada el sentimiento de los hinchas (o sea que no les importa agradecer y enaltecer a quienes les generan las ganancia, no les importa cuidar a sus ¨clientes¨). Un error imperdonable para una empresa de la envergadura de Adidas y para un club como River Plate, una vergüenza hacerle semejante desplante al mayor ídolo vivo del club (y por ende al hincha). Otra demostración clara de una relación desastrosa y casi unilateral, una relación en la cual la empresa deportiva tiene la vaca atada y hace lo que quiere por un par de pesos extras cada tanto, contratos abusivos avalados por dirigencias que van arrodillados a rogar por unos pesos en efectivo para salvar alguna emergencia económica, ampliación de contratos intolerables que ya se hicieron costumbre (Aguilaucha empezó con la costumbre llevando el contrato hasta 2014 cuando su mandato terminaba en 2009; DAP en 2010 decidió ampliar el contrato hasta 2017 y D´onofrio ya lo alargó hasta 2021) y vaya uno a saber en donde podrán terminar. Ya son innumerables los ejemplos de desplante y actitudes absurdas de esta empresa. Hacen lo que quieren porque cualquier acción le reporta ganancias gigantescas; no arriesgan, no innovan ni le dan el gusto al hincha, simplemente facturan y obtienen más ventajas (a pesar de hacer muy mal su trabajo).
La presentación de la camiseta homenaje sin los homenajeados...

La buena idea de hacer una camiseta homenaje, me hace decir que esto debiera ser una constante y así se debería saciar la necesidad de ganancias que tienen este tipo de empresas. Debiera mantenerse un modelo titular (la tradicional blanca con la banda roja), otro suplente (la tradicional tricolor... ¿cuándo volverá?) y finalmente una tercera de homenaje. La primera y segunda deberían durar 2 años (o sea que cada año habría un modelo nuevo) y las camisetas homenaje se deberían usar en amistosos o pretemporada.
Edición limitada...
Imágenes: lamaquinaradio, la tradicional
Por Charro.

4 comentarios:

ML dijo...

Una verguenza que no hayan invitado al Beto.
Adidas hace sus diseños para que se vean las 3 tiras, no para que las camisetas sean lindas. Un ejemplo son las de la selección (aunque la última zafa bastante, para mi gusto).
Otro ejemplo es la camiseta de NOB, a la que le pusieron las 3 tiras blancas, cosa que resalten bien las tiras.

Marcelo (Cole es de RIVER ) dijo...

Esta dirigencia es bastante limitada en cuanto a defender los intereses del club en el tema sponsoreo, el post de Charro lo certifica totalmente, aparte el destrato en este caso al Beto es imperdonable.
Saludos

Anónimo dijo...

Es hermosa esta camiseta para el Dynamo Rapids o la selección de Surinam...como ocurrencia me parece interesante, la tira imitando a la tango, el color naranja...pero para River, para un homenaje al Beto...que se yo...demasiado marketing. Si tuviese efecto en las arcas del club, sería bienvenido, pero como eso es relativo, no me gusta mucho.

Saludos
Aledb

Agustín Ovejero dijo...

Me cerró el ocote el equipo hoy eh!

De todas maneras estoy tan sorprendido que pese a las sospechas de algún vestuario ahí dentro, prefiero que estas cosas se repitan.

No hubo puntos flojos, el equipo rindió al máximo y muchos jugadores estuvieron en un nivel descollante. Nos salió redondo, por la cantidad de goles, por las dudas, por el nivel, por el arco en 0 y por la participación de varios jugadores en el marcador.

Un respiro para Gallardo y varios para el Hincha!