"Se pueden arreglar campeonatos enteros, como el de Boca de Ischia." Javier Ruiz árbitro "Ehhehh, eh yo pienso de que ehhehh eeeehh (?)." DAP "No estén cagados." Daniel Passarella

domingo, 10 de abril de 2016

Regalo naranja para otra siesta preocupante

Gol bajo la lluvia

Otro empate, otro regalo y siguen las preocupaciones. Ya ni siquiera sabemos que es lo más preocupante. ¿Por dónde empezar? Por TLM que permite que haya una cancha vacía (la gente perdió la costumbre de comprar una entrada y quienes pagaron el abono no les interesa avisar que no usarán su lugar), por un campo de juego en pésimo estado (a pesar de que ya no hay recitales y nadie puede pisar el campo de juego salvo los amigos de los dirigentes), por una camiseta que no nos identifica (el color naranja puede ser un homenaje y me alegra que la tercera camiseta del club sea conmemorativa pero siempre deben prevalecer los colores del club), por decir que no te pueden empatar 3 partidos en el tiempo de descuento (y en los 3 partidos fue una consecuencia del trámite del partido, nos cascoteaban porque regalamos la pelota y no supimos defender), por ternas arbitrales que inventan cualquier barbaridad en el Monumental (ayer un defensor frenó una contra de Viudez con una patada de atrás cuando iba a ingresar al área y fue amonestado, Piculichi por una falta así en mitad de cancha fue expulsado; la roja directa a Ponzio fue con la intención de sacarlo del superclásico, ni hablar del penal de Patronato inventado por el cuarto árbitro y que los árbitros en la cancha ni siquiera sabían que estaban cobrando), por dirigentes que se durmieron en los laureles y que no logran que llegue a primera división un juvenil aceptable después de 2 años de gestión, por el cuerpo técnico que no encuentra respuestas y muchas veces se los ve perdidos entre jugadores que no responden desde lo físico, lo ánimico o que no alcanzan un mínimo nivel por no sentirse cómodos en la posición, o empezamos a hablar de jugadores que vuelven a demostrar que no están en la sintonía que pretenden los hinchas, dirigentes y cuerpo técnico.
Una oportunidad para un juvenil... toda una rareza en este año

Ayer, en medio de una lluvia molesta y ante un equipo que demostró ser muy flojo, River Plate empezó jugando bien, demostró entender que debían jugar a otra velocidad (crítica de Gallardo la semana anterior) y que era fundamental la movilidad (como mostraron el miércoles pasado por la copa). Hubo presión y recuperación en el mediocampo, se salía con la pelota al piso y las líneas se adelantaban para armar un equipo compacto, se atacaba con varios toques desarmando la defensa rival y si bien es cierto que muchas veces no lograban terminar bien por errores infantiles en algunos pases, también es cierto que se recuperaba rápido el balón. No extrañó el 2 a 0 cómodo (a pesar de jugar ante un equipo de Caruso) con goles de Alonso y Casco (increíble porque se ubicó en el punto penal en una jugada). De la misma forma tampoco extrañó que rápidamente descontaran porque se estaba bajando la intensidad y permitiendo muchos avances por derecha (desde el mediocampo no bajaba nadie, lo dejaron solo a Carreras y solo Mammana lograba sacar el peligro cuando lo encaraban al pibe entre 2). Dos veces se pusieron 2 jugadores rivales para tirar un corner y no tuvieron marca (en el segundo tiraron un cómodo centro y de arremetida metieron el gol de descuento), una desconcentración imperdonable y absurda para este nivel.

Cada vez queda más claro que si queres jugar con 2 equipos diferentes (uno para la copa y otro para el torneo) cuando te quedas sin chances en un torneo o corres riesgos en algún cruce definitorio en la copa, necesitas tener jugadores acorde y necesitas intercalar algunos pibes que motiven y le pongan espíritu al equipo. No aparecen chicos (hasta ahora solo jugaron algunos minutos Carreras y Palacios) y los profesionales que debieran aprovechar sus oportunidades (Gallardo ayer demostró el cansancio por el nivel de algunos de estos jugadores y les dejó el mensaje que será fundamental su rendimiento hasta el final del torneo si quieren quedarse), demuestran no estar en el nivel necesario. Aún estamos muy lejos pero cada vez nos acercamos más a la situación del 2008 (cuando quedamos últimos por dedicarnos a una copa y luego tuvimos 4 torneos más deambulando en un nivel paupérrimo por falta de categoría de jugadores y cuerpos técnicos).
Casco marcó un gol y jugó bien, otra rareza de la tarde lluviosa

Ayer se armó una defensa digna con lo que quedaba (Mercado y Vangioni con descanso por haber jugado en la selección y copa, Maidana y Vega lesionados), decidió darle una oportunidad a un pibe de inferiores (Mayada había jugado muy bien y pasó a ser un titular y decidió no sacrificar nuevamente a Ponzio en el medio). Carreras jugó un partido aceptable, se lo veía lento, atado, le ganaban en el cuerpo a cuerpo y se cerraba mucho hacia el centro (tal vez para estar más protegido y no quedar en evidencia) pero logró controlar bastante bien la banda (con gran ayuda de Mammana) a pesar de que los rivales llegaban sin ninguna marca hasta su sector. Por alguna razón no lo hacían participar en el ataque pero eso no limitó su búsqueda ofensiva. Por ser un partido de lluvia y complicado, es importante que no haya cometido graves errores. La gran ventaja fue que Mammana y Balanta volvieron a hacer un gran partido y controlaron los avances rivales y cubrieron muy bien los huecos cuando subían los laterales, es más, todo fue cuesta arriba cuando Mammana debió salir por precaución. Por izquierda Casco hizo un muy buen partido (en el primer tiempo participó en ataque y se juntó bien con Martinez o Pisculichi) y por eso parecía todo controlado. El descontrol apareció en el segundo tiempo cuando Ponzio debió dejar el medio. El problema fue doble, Ponzio no jugó como Mammana y Arzura no jugó como Ponzio (que tampoco lo había hecho bien).

En el medio, Lucho tuvo criterio con la pelota pero tuvo poco despliegue (al revés que Ponzio), Pity como siempre alternó las buenas con las malas y Pisculichi no logra terminar lo que empieza (está con una velocidad menos de la necesaria). Arriba Viudez empezó con ímpetu pero se fue borrando y terminó inofensivo mientras que Alonso se dedicó a correr e intentar pero es un 9 de área que necesita tener oportunidades frente al arco.


Con esto poco, el equipo se las había arreglado para hacer un aceptable/buen primer tiempo pero todo se derrumbó en el segundo. Ponzio debilitó el fondo, Arzura el medio, Mayada no logró conectarse con Viudez ni con Driussi (y no confió en Carreras) y así perdimos la pelota muy rápido, nos dejamos empujar y Sarmiento se dedicó a ganar faltas y tirar centros al área. Más allá de la ridícula expulsión y el posterior penal (todo en 20 segundos en el adicional), era un resultado que se buscaron los jugadores al permitir que creciera el rival. El árbitro condiciona cuando se juega mal o no se logra convertir lo que se hace bien (ayer no se hizo nada bien en el segundo tiempo).
Una buena oportunidad del primer tiempo. Valió el esfuerzo del defensor

Todas las cartas están puestas en la copa Libertadores pero no se puede abandonar el campeonato. Se puede jugar mal, puede haber un partido en que el equipo este perdido pero no puede ser que haya jugadores que se escondan (hasta Lucho se daba vuelta para no recibir un lateral en ataque y no quiso cabecear 2 pelotas junto al arco). Ya vivimos la experiencia de jugar campeonatos sin jugadores de categoría para vestir la banda roja.

Por Charro.

7 comentarios:

Agustín Ovejero dijo...

Impecable Charro

"Más allá de la ridícula expulsión y el posterior penal... era un resultado que se buscaron los jugadores al permitir que creciera el rival. El árbitro condiciona cuando se juega mal o no se logra convertir lo que se hace bien (ayer no se hizo nada bien en el segundo tiempo)." Teniendo en cuenta eso, un fallo arbitral tiene incidencia si nuestro nivel le ayuda.

Driussi (lesiones, bajo nivel), Pity Martínez (carísimo pese a unos 10 goles, solo se acopla a un equipo ofensivo, defensivamente no tiene condiciones), Viudez (15 minutos de fama en una semifinal de Libertadores), Bertolo (borradísimo, ya ni concentra), Arzura (pocos partidos, pero una mano que puede condenarlo como lo hizo Adalberto Román). Deberían ser los que tienen chances de rajar.
Casco que está levantando el nivel pero tiene la mala gamba de jugar en las pálidas debería tener una oportunidad (y capaz la tenga teniendo en cuenta que Vangioni se va). Y aceptable lo de Carreras, debería jugar más partidos.

¿Si estamos así de mal y la Reserva está jugando bien? ¿no sería momento para probar?

Mario de Balvanera dijo...


Es difícil pegarle al Muñeco.
Es difícil por todo lo que ganó desde que está en RIVER, pero también es cierto que, de la misma manera en que se le adjudicaron los méritos, es JUSTO pasarle factura cuando es el responsable de los errores.
Gallardo es caprichoso.
Fue caprichoso en 2014 y le fue bien.
Fue caprichoso en 2015 y también.
No va a cambiar en 2016... y por ahora, parece que es la época de las vacas flacas.
Gallardo se encaprichó con Me Agarré Bobéz y no paró hasta que lo trajeron. Ahí está. Nadie sabe para qué lo trajo ni cuál es su virtud.
Lo mismo podemos decir de Bertolo.
¿Cuál se supone que es el punto destacado de Arzura?
Gallardo es caprichoso.
Gallardo "inventa" a Ponzio de central. De 2 o de 6.
Gallardo "inventa" a Mayada de 4.
Gallardo "inventa" un RIVER con "doble cinco", cuando toda la vida le enseñamos al fútbol mundial lo que es un mediocampista-centro: PIPO ROSSI, MERLO, RAIMONDO (que vino del Rojo pero sabía de qué se trataba), ASTRADA, MASCHERANO, KRANEVITTER.
Gallardo es caprichoso: TIENE FAMA DE TÉCNICO "COPERO" y se la creyó.
A mí nadie me saca de la cabeza que parte de la desmotivación del equipo en el torneo local es fruto de Gallardo.
Quizás eso no lo diga explicitamente. Pero lo trasmite.
Esa convicción de que hay "cosas importantes" para jugar y otras que no lo son tanto.
El problema es que el equipo se fue desmantelando (ya lo dije varias veces) y los reemplazos no parecen encajar en los huecos.
Muchos se deslumbran con el resultado contra The Strongest.
Prefiero ser más cauto. Contra un equipo medianamente más sólido o más "maratón" ... el resultado es que nos complican la vida.
A lo mejor, los dioses son de RIVER y desean volver a premiar a los caprichosos.
Es parte de la "dinámica de lo impensado", como decía Dante Panzeri.
Habrá que cruzar los dedos...
Abrazo millonario !!!
...

Anónimo dijo...

Mario, parte del problema de lo "copero" de Gallardo es que D´Onofrio apoya públicamente esa postura diciendo que este plantel responde en los partidos "importantes", como si contra Sarmiento, Colón o Patronato no se pusieran 3 puntos en juego.

Desde mi punto de vista, el principal error de Gallardo es que erró la confección del plantel, por lo menos la última vez, se quedó sin centrales (hasta hace un año atrás teníamos 5 de categoría), se quedó sin mediocampo competitivo (Rojas, Sanchez, Krane) y sumó mucha gente de más de 30, incapaz de mantener el ritmo que River necesita por más de 45 min (Dale Sandro, Lucho, Piscu, Alonso, Ponzio)...a eso hay que sumarle que los refuerzos en "plenitud" no rinden (Viudez, Pity, Bertolo, Casco, Arzura), las cosas se complican mucho. De yapa siempre regalamos 5/6 lesiones musculares en cada comienzo de campeonato.

Gallardo necesita volver a armar algo confiable (lo que hizo contra The Strongest) en el próximo receso, trayendo o buscando de inferiores, un central, un lateral y dos o tres volantes exteriores. Como mínimo, porque se van varios.

Y los que se van a ir ahora, qeu no jueguen más.

Saludos
Aledb

pelotín dijo...

Este partido mostró que el plantel, con suerte, es corto. No hay suplentes de garantías. Es el once que jugó contra los bolivianos y poco más. No hay arquero suplente de garantías. Atrás, quizá Carreras, Mammana y quizá Casco. En el medio, sólo Lucho y no para todo un partido, igual que Piscu. Y arriba Alonso, pero no da para mucho tampoco.

Así que tendrá que hacer limpieza de suplentes. Bien mirado, no está del todo mal. No voy a decir que "la base está", pero...

ML dijo...

Mas allá de volver a ver esta película una y otra vez, me bajonea saber que Adidas, para su beneficio (y quizá del de algunos dirigentes pero NO de los hinchas) haga lo que quiera con tal de promocionar y vender este nuevo invento naranja. Hicieron que Sarmiento cambie su indumentaria para poder ponerle a River su camiseta (para mi es de Adidas, no de River). Encima son terriblemente mufas.

Sigo sin entender cómo nuestros dirigentes le regalan el pase a los jugadores. ¿Con qué guita vamos a reemplazar a Barovero? ¿y Vangioni? Esta dirigencia no hace otra cosa que descuidar el patrimonio de River. En cuanto a Enzo, ¿no era el mismo que trabajaba para Paco Casal?

Coincido con la mano negra de los árbitros: ¿estaban justificados los 5 minutos de adicional?

Un bostero amigo me decía hace hace tiempo que a él ya no le interesaba Boca, sólo quería que River pierda. Espero no parecerme a él y tener como único consuelo que a boquita le vaya mal...

Creo que una medida de lo mal que estamos es que hace mucho que no entra el amigo Gordon...

Espero mejoremos!

Agustín Ovejero dijo...

Es increíble la cantidad de gente en las redes sociales que se comió el discurso copero... Así como también la cantidad que quiere que el Muñeco se las tome.

No sé si es peor ser impaciente o ser desmemoriado. Lo cierto, es que es horrible como pesa eso del "Bueno ahora vamos por la Copa, el campeonato ya fue". Y si el campeonato ya fue, y con él se va la chance de jugar la Copa del año que viene genios!

Y eso que no tengo los años de Mario o de Mario de Formosa como para haber visto a tantos equipos, pero desde que sigo a River, nunca se dió por tirado ni un sólo partido. Si no había chances de mejoría el campeonato era donde el equipo no se descuidaba.

Esperemos llegar lo más lejos que se pueda en la Copa porque sino Gallardo habrá sorteado buena parte de su capital como DT.

Marcelo (COLE es de River) dijo...

Gente
desde que esta el muñeco el campeonato local siempre fue dejado de lado y quiero recordar que RIVER no necesitaba ganar copas para ser grande de verdad, claro que no reniego de ellas pero no a costa de despilfarrar la supremacía histórica que tenemos en el país, algo que me enorgullece desde siempre.