"Se pueden arreglar campeonatos enteros, como el de Boca de Ischia." Javier Ruiz árbitro "Ehhehh, eh yo pienso de que ehhehh eeeehh (?)." DAP "No estén cagados." Daniel Passarella

domingo, 3 de abril de 2016

Sin ideas... y sin mucho más

El abrazo de gol. D´Alessandro centro y Mora que madrugó al contrario.

Ver a River Plate hoy duele en los ojos pero además te deja muy preocupado. Desde la copa Suruga que preocupa (en realidad desde antes pero siempre que fallaba en el juego salía a flote con personalidad y el toque de buena suerte que necesita un campeón) y no da respuesta más allá de algún partido en el que sale a relucir nuevamente la personalidad. El gran problema de River Plate es que está perdido desde ese momento. Están perdidos los dirigentes (con algunas compras ridículas por precio y elección pero especialmente por haber desarmado el equipo sin dar explicaciones y regalándolo, permiten que dirijan árbitros que nos tienen para el cachetazo dentro de la cancha y otros que se acostumbraron a destrozarnos hasta en los informes posteriores), está perdido el cuerpo técnico (que no encuentra respuestas en muchos jugadores, dejó de confiar en varios de ellos, a otros no quiere darles confianza pero básicamente no logra darles una identidad y un estilo claro de juego; antes los cambios en el partido implicaban solucionar un inconveniente, hoy no dan resultado o terminan empeorando al equipo), están perdidos los jugadores (no tienen idea a lo que juegan y a algunos le queda grande la camiseta). Diagnosticar es bastante fácil porque hace 8 meses que no hay respuestas y se ve que el equipo está a la deriva, a veces los resultados acompañan y pareciera que empieza a encontrarse un camino pero la mayoría de las veces se los vio profundizar lo que en un principio resultó una preocupación y con el tiempo se fue convirtiendo en una costumbre. Cada derrota fue golpeando la confianza de este equipo y la seguridad y convicción que los llevó a ganar tantos títulos se convirtió en desconcierto y a una posible falta de competencia internacional para el último cuatrimestre del año y primer semestre del próximo año.

Es preocupante que ya no haya respuesta de varios jugadores, que algunos jugadores deban jugar en distintos puestos para salvar los errores cometidos en las pretemporadas (Ponzio jugando de central cuando era el puesto mejor cubierto, Mayada de 4 y casi sin chances para ser 8, D´Alessandro por los laterales sin ser el conductor, que no haya pibes para ampliar la competencia interna del plantel...) y que no haya un jugador capaz de aparecer en estos momentos.
El penal inventado (aparentemente a instancias del cuarto árbitro), es convertido por el arquero

Muchos ven este momento similar al campeonato de Simeone (cuando después de ser campeones se obtuvo el último puesto por haber desatendido el torneo local y haber vendido a las figuras) y otros lo ven como el momento complicado de Ramón (puesto 17 después de haber quedado segundos, ese plantel reaccionó recién en la duodécima fecha cuando ganó en la bostanera en los últimos minutos después de no obtener casi puntos de visitantes; ahí nació la rebeldía y la mentalidad de ese equipo, el recambio del plantel llegó desde los pibes de las inferiores). Así como algunos veían el nivel posterior a la copa Suruga como un desastre y otros como un reacomodamiento necesario (que finalmente decantó en una caída de nivel alarmante), habrá que ver hacia donde nos dirige este plantel.
Con poco es la figura pero no logra conducir a este equipo

En Entre Ríos se jugó ante un equipo limitado pero que conoce virtudes y falencias (por eso sacaron tantos puntos de local habiendo enfrentado a los mejores equipos del torneo), saben a que juegan (exactamente lo contrario que River Plate). Jugó el equipo titular (ese que tiene Gallardo en la cabeza) a excepción de Barovero y las respuestas siguen sin aparecer. Batalla debutó oficialmente en el torneo local y tuvo varias salidas imporantes pero se deslució todo en el segundo gol (un tiro a quemarropa dentro del área que se le escapó). La defensa fue un colador, el medio no logró hilvanar el ataque y los atacantes deambularon sin conexión y sin encontrarse con la pelota. Hubo momentos pero básicamente el nivel es tan malo que cuando se recupera la pelota se vuelve a perder. Mercado y especialmente Vangioni fueron superados en velocidad y Balanta y Maidana sufrieron mucho ese pésimo nivel (y ayudaron con su propio bajo nivel).  En el medio Domingo no pudo hacer pie y Ponzio tuvo algunos momentos en los que empujó (su despliegue y visión de juego está permitiendo liberar a Nacho Fernandez que se lo está empezando a ver pisar el área rival) pero fue mayor el tiempo de imprecisión. Nacho Fernandez nunca logró recuperar el nivel del verano y no acompaña a D´Alessandro que pelea por ser el conductor. Le está costando mucho a D´Alessandro encontrar la sinfonía para este equipo, no está siendo determinante y Gallardo lo está sacando (¿por qué no confía en su físico o por su juego?). Así es muy difícil que Alario o Mora consigan hacer algo interesante (salvo alguna patriada o avivada. Ni hablar que los cambios no trajeron ninguna mejoría. Entró Alonso por Alario (¿cuestión física? ¿no pueden jugar juntos?), Pisculichi por D´Alessandro (teniendo en cuenta lo mal que estaba jugando Fernandez y que no se lograba tener un juego asociado, ¿no podía probar jugando con 2 armadores?) y finalmente Lucho por Domingo (tampoco gravitó).
Un debut irregular pero tendrá mucho por aprender (si le dan la oportunidad).

La situación es difícil porque el equipo se acostumbró a perder, a jugar mal y ya no tienen confianza en lo que hacen, el técnico dejó de confiar en sus jugadores, no sabe que sistema emplear, sigue probando jugadores e ideas y los dirigentes se creyeron que podrían vivir de los milagros o ayudando a que los jugadores se sintieron protegidos (cosa que ya no sucede). Hay un técnico que sabe y tuvo una fórmula para ser campeón, hay jugadores que tienen personalidad y tuvieron hambre de gloria, hay dirigentes que supieron acompañar y empujar al plantel pero hay que reconocer que en este año y hasta ahora ninguno hizo estas cosas que supieron demostrar.

Por Charro.

9 comentarios:

Agustín Ovejero dijo...

Che que fea la futurología con las tendencias...

Que feo ver a River así luego de tan buenas campañas. Jodido no ver un cambio a corto o mediano plazo en el plantel, y ahora se viene la ronda definitiva en la Copa que con este nivel... Mamita.

En fin, dependemos de una macumba para llegar a ver otra cosa.

Anónimo dijo...

Falta un mediocampo competitivo, ayer en Paraná se jugó sin volantes por los costados, sin un lugar fijo para Nacho Fernández, con D´Alessandro sin marcar a nadie, y con los delanteros perdidos. De esta forma queda la defensa desprotegida y cualquier ataque los deja mano a mano.

Se fueron los que se fueron y los que los reemplazan no dan la talla, no hay más vueltas. Después del 2do gol de Patronato yo hubiese tirado el equipo atrás unos 20 mts, sacar a un delantero, poner a un volante de contención y aguantar el 1-2, para no comerse otra goleada estúpida como contra Colón. Este equipo debe colgarse del travesaño y ver que pasa en uno o dos partidos, para terminar con el arco en 0 (River es el 2do equipo más goleado de su zona). Recuperar confianza, que termine el vendaval y que los dirigentes hagan su trabajo y que dejen de traer uruguayos qeu les salen 2 mangos.

A este plantel no le cae bien jugar con un enganche, para ellos es más cómodo tener los costados cubiertos.

Ah, y YA hay que reemplazar a los que se van. Ya que se van, que coman banco.

Saludos
Aledb

Marcelo ( Cole es de RIVER ) dijo...

Gente
creo que el ciclo se cerro hace mucho y muchos, me incluyo en cierta medida, creemos que va a volver a florecer...pero ya no es así, el DT esta dando indicios de partir, muchos jugadores están dando lo último que les queda, a otros la banda sangre les queda inmensa y el combo se completa con lo más preocupante a mi entender, no hay jugadores de inferiores "diferentes".
Es inentendible que cada equipito que nos enfrenta nos gane tan fácil, no hay asociación de juego, el estilo ya no existe, el medio esta quebrado, es parejo no defiende ni ataca, el arco es difícil de cubrir aunque le pongo muchas fichas a Batalla, a pesar de sus flojas actuaciones.
Estoy desencantado, ojalá podamos retener la Recopa contra los colombianos y hacer una Libertadores digna cuando nos toquen rivales en etapas más avanzadas.
Lo que queda por saber, es cuando va a aflorar la personalidad de algunos jugadores que no les gusta ni perder a la bolita.
Veo todo complicado, ojalá me equivoque, pero de junio en adelante a darle bola al campeonato local como corresponde.

pelotín dijo...

Completamente de acuerdo, Charro. Lo mismo le decía a un amigo durante el partido. O los jugadores no entienden al DT o el DT no les transmite a los jugadores nada. Hay que sacar conclusiones de esto.

¿Cuánto tardó Gallardo en decir que jugamos demasiado apurados?

La confianza en que los meses entre la Copa y el Mundialito eran de reacomodo se vio, como pensé en su momento, que no fue así. No podés perder y perder para ganar. Si perdés, te hundís. Ahora estamos hundidos en juego y resultados.

No veo salida. Los jugadores no son malos, no tanto para estar donde estamos ahora. Falta un volante por afuera (Nacho puede jugar). Y sobra Ponzio, que volvió a ser él. Domingo puede jugar solo en el medio, si los volantes externos van y vienen. Ponzio confunde, cree que es Toninho Cerezo y no da un pase a tres metros.

Nico dijo...

Charro, ¿cómo va?

No voy agregar nada al análisis ya que más o menos todos coincidimos en algo (más allá de que algunos quieran jugar con un cinco o con dos; con un nueve o con dos; con o sin enganche; etc.): River juega mal. Jueguen los titulares, los suplentes o un “mix”, el equipo juega muy mal. Y sumado a esto (producto de esto) no le sale nada. Como dicen más arriba, nos acostumbramos a perder y eso ayuda a empeorar la situación. A que la confianza amaine y las dudas crezcan.
Por último, muchos twitteros (“importantes” incluso) empezaron a decir “en la Copa vamos a mejorar”; “en los mano a mano River saca chapa”; etc. Hablan de la mística como si fuera algo mágico. Dejemos, por favor, lo mágico para los mediocres. La mística se construye, no es inmanente. Un equipo, aunque juegue mal (como el River 2015 de la fase de grupos), puede tener mística. Este equipo, lamentablemente, no puede ni jugar bien, ni construir mística.
Ojalá mejoremos para toda la alegría de la gente.
¡Salud!
@nicolinov

roberto dijo...

Hace rato que venimos en caída , pero lo del sábado preocupa mas que otras veces pq están los 10 que queremos casi todos , falto Barovero del equipo q creía ideal. Veo que el problema que nunca pudo solucionar es el mediocampo , no hacen las bandas ninguno y por ahí entran todos generando peligro constante.
Me molesta la desidia de algunos jugadores , como restándole importancia al partido , cosa que por suerte hasta ahora no vi en los partidos de Copa , espero que levanten el nivel , pq así hasta peligra l clasificación pese a los 2 partidos que tenemos de local en el Monumental . Espero que reaccionen y en el torneo local es hora de foguear pibes de a pcoo

Anónimo dijo...

Quieren traer a Gallese, el arquero del Aurich...estos tipos no entendieron la que pasamos...a este paso van a pertenecer a la banda Panama Papers.

Saludos
Aledb

pelotín dijo...

roberto, tenés razón que subestiman los partidos locales... Pero encima hoy sale el presidente diciendo que el equipo aparece "en los partidos importantes". ¿Qué partidos no son importantes para River?

Anónimo dijo...

Gracias, alguien que ve a Poncio como lo veo yo. Tuvo su cuarto de hora, pero volvió a su normalidad