"Se pueden arreglar campeonatos enteros, como el de Boca de Ischia." Javier Ruiz árbitro "Ehhehh, eh yo pienso de que ehhehh eeeehh (?)." DAP "No estén cagados." Daniel Passarella

miércoles, 3 de diciembre de 2014

¿A quién extrañaron?

Nunca se afianzó como titular pero igual festejó algunos goles muy importantes en el primer semestre

Este fue un semestre muy sorpresivo y esto significa que se consiguió muchísimo más de lo que se esperaba. A horas de jugar una nueva final y esperando el último partido del campeonato, es una buena oportunidad para hacer un distendernos y hacer un simple posteo futbolero; para ello voy a aprovechar algo que pasó el domingo pasado en la cancha. Antes de empezar el último partido osé mencionar mi parecer sobre los jugadores que se fueron y casi fui maltratado como los apedreados en plaza pública. El comentario no tenía nada raro pero aparentemente fue muy osado (?) o algo pecaminoso... simplemente dije que el jugador que más estamos extrañando de los que se fueron, termina siendo el Keko Villalba.

Teniendo en cuenta las falencias y rendimientos de quienes reemplazaron a quienes se fueron, pensé que era un comentario que sería rápidamente apoyado pero erré. Teniendo en cuenta que se fueron Chichizola, Ledesma, Lanzini, Carbonero, el Keko y Andrada (casi que podríamos sumar a Balanta que apenas pudo jugar y antes era titular), hubo muchos cambios importantes y podría decirse que hay varios para extrañarse. El problema no fue la opinión sino el nombre elegido (no son muy fanáticos de los pibes del club que no terminan siendo maravillas o minimamente similares a Aimar y Saviola por mencionar a algunos).

En mi opinión, uno de los varios y grandes méritos del Muñeco es haber mantenido el nivel a pesar de las piezas importantes que se le fueron (tan meritorio es que hasta sorprendio a los propios dirigentes). Rapasando un poco podemos decir que Chichizola fue determinante como arquero suplente y en su lugar trajeron a Chiarini, quien atajó en algunos pocos partidos y no tuvo partidos malos ni sufrimos pérdida de puntos por algún error del arquero, por lo cual, puede dolernos más o menos su partida pero no influyó demasiado. El caso de Ledesma es raro; fue pieza fundamental y determinante en el torneo pasado pero al ser reemplazado por otra pieza clave como Kranevitter, su ida tampoco influyó demasiado. Es cierto que tal vez el equipo hubiera vuelto a rendir más con su ingreso al lesionarse Kranevitter pero dificilmente hubiera jugado el pibe si aún estuviera Ledesma. Carbonero es otro caso increíble. Su nivel fue superlativo (especialmente si lo comparamos con lo que había hecho en el semestre anterior) y parecía que sería irreemplazable (especialmente porque las alternativas eran Solari o el Sanchez que habían regalado a México porque era un jugador ¨tonto¨ e intrascendente), parecía que se iba otra pieza clave que sería muy extrañada, sin embargo Sanchez volvió a provocar un milagro (o lo hizo Gallardo) y volvió hecho un jugador diferente. El uruguayo ahora es la pieza más importante del equipo y es ovacionado (el mismo que se fue puteado y que cuando debió volver todos decían que los dirigentes estaban locos). Lanzini iba a ser la pieza más importante e irremplazable para el Muñeco, cuando fue vendido, Gallardo amagó con irse y emitió la única crítica pública contra la dirigencia. Pidió que solo ¨Lanzindane¨ fuera intransferible pero la plata tiene cara de hereje y la dirigencia decidió venderlo porque fue la única oferta aceptable (todos los casos anteriores se fueron por decisión exclusiva del jugador). Lo increíble (especialmente porque fue vendido a días de empezar el nuevo torneo) es que Gallardo volvió a encontrar un excelente reemplazo en Pisculichi y Lanzini tampoco fue extrañado (aunque hubiera sido fundamental contar con 2 jugadores de las características de ellos porque Martinez aún demostró estar muy verde y varios puntos se perdieron por no tener un conductor que pudiera darle al equipo sorpresa y cambio de ritmo). En el caso de Balanta (Gallardo prefirió priorizar los jugadores que hicieron la pretemporada con él y el colombiano perdió el puesto por ello), sorprendió el nivel de FM6 y por eso tampoco fue extraño que Balanta no volviera a ser titular. Solo nos quedan los casos de los delanteros.

En lugar de Villalba y Andrada se promovieron a algunos pibes y regresó Mora. El uruguayo jugó varios aceptables partidos pero cuando faltó ninguno de los pibes pudo hacer algo determinante en el arco rival (salvo en el partido en Paraguay). El nivel de Villalba probablemente aseguraba algunos goles y fundamentalmente tiene una característica que no pudo cumplir ninguno de los jugadores del plantel, es un jugador escurridizo y rápido, tiene cambios de ritmo e inquieta a los defensores. Muchos partidos pedían el ingreso de un jugador rápido y experimentado (el famoso refresco que se aprovecha de los defensores lentos y cansados)  y allí entraron Simeone (que todavía le falta mucho desde lo físico y mental), Boyé (el más chiquilín y que menos capacidad goleadora tiene), Driussi (Gallardo lo ve tan poco goleador que lo intenta reconvertir en mediocampista por derecha o generador de fútbol) o Kaprof (un habilidoso que tampoco es goleador de área). Teniendo en cuenta lo corto que es este plantel y de la imposibilidad de reemplazar a los titulares (digamos que los pocos buenos reemplazos se dan entre los centrales de la defensa, únicos puestos que no se vieron resentidos al faltar el titular) y que veníamos de ser los últimos campeones, me pareció lógico que hubiera jugadores que se extrañen mucho (lo más gracioso de todo es que después de haber sido víctima de todas las bromas existentes, el pobre pibe Boyé recibió una terrible andanada de insultos de parte de mis amigos por la apatía con la que jugó el último partido).

Como siempre se dice, el fútbol es pura opinión y pocas veces hay una única verdad.

Por Charro.

9 comentarios:

Anónimo dijo...

Es probable que coincida con casi todo, con lo que no concuerdo es con el caso Sánchez. El uruguayo no había querido irse en su momento y se comió el garrón de clasificar y no jugar la sudamericana.

El nivel que supo tener en GC fue parecido a éste, lo mismo que Rojas, pero, por razones obvias con mil veces menos de repercusión. A mi me parece que fue el sistema de juego, tanto de Almeyda, como de RAD lo que influyeron en la baja de nivel de Sánchez. Almeyda había contagiado su "ansiedad"(?) a los jugadores y RAD movía al equipo en otra velocidad y por eso quizás no quiso tenerlo en el plantel. A mi no me sorprende tanto el nivel, sí me sorprende lo parejo que ha sido y lo sostenido en el tiempo.

Y si, faltan delanteros, hasta te diría que un Cuqui Silvani no vendría mal.

Off topic, las camisetas usadas entre el 84 y 88, las dos que llevaban el Leoncito de Caloi, alguna de ellas, tuvo la franja en la espalda? Que yo recuerde, la banda era sólo delantera.

Saludos
Aledb

Agustín Ovejero dijo...

Coincido con Charro.

El Keko fue un jugador que yo extrañé justamente por eso del cambio de ritmo y la rapidez. De todos los pibes adelante Boyé (pese a lo seco que está) me parece el mejor. Es el más pibe y si bien ya metió su gol con San Lorenzo a partir de ese momento le agarró un bajón futbolístico importante. Tiene buen aguante con la pelota y pone bien el cuerpo, pero le hace falta mejorar en lo mental para no cometer faltas tontas en ataque y serenarse a la hora de definir. Una buena pretemporada y algún trabajo especial con la Dra. Rossi pueden mejorar su performance. De los otros a excepción de Martínez por cuestiones tácticas, ya dije que es conveniente un préstamo para que tengan roce.

Anónimo dijo...

El Keko, el Keko Villalba jejejejeje! Volvé Bou, te perdonamos!

Riverista dijo...

Coincido en que el puesto peor cubierto es el del Keko, pelearía titularidad con Mora.
Esto nos lleva a los refuerzos que necesita el plantel:
Volante por izquierda: ¿no podrán hacer un sondeo por la vuelta de Ocampos? tan hincha que es por ahí presiona para venir a pelear la Libertadores, aunque sea a préstamo 2015, yo me jugaría unas fichitas ahí Rodolfo D'onofrio...
Lucho Gonzalez, estaba para pegar la vuelta en este receso que viene, hay que tentarlo, sería para varios puestos, incluído de enganche.
Pratto, se dará ahora?
Si no se va ninguno importante y traemos eso o algo por el estilo, me le animo a cualquiera de América y a varios de Europa (?)

Riverista

Hernan Dardes dijo...

Está claro que no hay suplentes para los delanteros. Y que aún si estuvieran un poco mejor, ninguno de ellos (titulares y suplentes) tienen la característica del Keko (tal vez Kaprof, pero hasta ahí).
Pero me quedo con lo de Lanzini. Pisculichi no tuvo reemplazo, Martinez no engranó nunca. Por poco, pero creo que en un partido como Racing, Olimpo, Estudiantes por el torneo, Lanzini hubiese sido importante.

Anónimo dijo...

Para mí, refuerzos "apuesta" el Chino Zelarayán de Belgrano, Albertengo de Rafaela y una buena compra el Chino Romero, de Lanús. Un enganche, dos puntas...otros no se me ocurren.

Saludos
Aledb

Anónimo dijo...

keko! hace cuanto no escuchaba hablar del petiso!
me encantaba como jugaba el keko y entre mis amigos era el unico valiente que lo defendia a muerte! lamentable su salida, tenemos muchos jugadores que tienen un buen nivel pero no los usamos por el esquema, me gustaria que todos tuvieran un buen uso en el equipo pero lo mejor es agarrar lo que necesitemos.

NIcolas Salerno Ercolani dijo...

Lo dije en varios posteos anteriores, la pieza que le faltó a River es un livianito gambeteador, coincido totalmente con lo de Keko. Lanzini no puede compararse con Piscu, este ultimo es un enganche clásico, panorama, cerebral, mientras que Manu era un habilidoso mediapunta con cambio ritmo y gol.
Aprovecho y tiro "mi lista". Reitero hay que buscar un jugador que rompa líneas gambeteando, me gustaría que Rubén Botta venga a préstamo. Sino buscar una compra tipo proyecto, como Rigoni el de Belgrano. Es zurdo, juega por las dos bandas, tiene pegada y gambeta.
el segundo puesto a cubrir es otro enganche, ahí tiene que venir alguien que entienda muy bien lo que es ser 10 de River. Seguir tentando a Aimar (tiene que jugar la Libertadores) y sino a Lucho Gonzáles (en Huracán jugó en ese puesto)
La tercera necesidad es otro delantero (seguramente Teo no siga) Albertengo puede ser, sería otra apuesta. Si no traer un delantero de afuera que quiera "vidriera" con la Copa, por que no Di Santo (a prestamo)

Jisjir dijo...

el Keko "este año exploto" Villalba