"Se pueden arreglar campeonatos enteros, como el de Boca de Ischia." Javier Ruiz árbitro "Ehhehh, eh yo pienso de que ehhehh eeeehh (?)." DAP "No estén cagados." Daniel Passarella

domingo, 14 de diciembre de 2014

Reencuentros y festejos

La fiesta como debe ser...

Este ha sido un fin de año especial y esperemos que todavía nos depare más alegrías. Era muy habitual terminar el año cantando ¨ya se acerca Noche Buena, ya se acerca Navidad; los bosteros están llorando, el campeón es su papá¨. Por alguna extraña razón la mayoría de los títulos por semestre se dieron a fin de año y nos permitía terminar el año festejando.

Así como en el semestre pasado nos fuimos encontrando con la felicidad de ir al Monumental sabiendo que íbamos a ganar, que el equipo volvía a demostrar superioridad y que salía convencido de vencer al rival de turno (convencimiento que nos transmitía a los hinchas y a los rivales); también nos regaló el reencuentro con esas tardes de gloria en que llegábamos al Monumental preparados para festejar un nuevo título. Retomar esos recuerdos, reencontrarnos con esas tardes de felicidad, amigarnos con el River Plate del pasado, ver a una nueva generación de hinchas que podía festejar la grandeza y que no debía sufrir por las derrotas fueron algunas de las cosas que fuimos recuperando con Ramón.
La vuelta olímpica moderna...

En este semestre el Muñeco nos dio algo más importante y que parecía muchísimo más complicado de conseguir (especialmente porque eso depende de la calidad de los jugadores y la dirigencia no quiso comprarlos), nos devolvió el orgullo por el juego que se despliega en la cancha sin ceder por ello el resultado final. La superioridad que demostró durante uno o 2 meses fue tan apabullante y tan placentero de ver que significó el verdadero reencuentro del hincha con su historia, un recuerdo que guardábamos los hinchas maduros (?) y que los más jóvenes escuchaban pero no conocían (casi que nos consideraban un viejos gagas o unos románticos fuera de tiempo).
El gol de Pezzella

El Muñeco pudo haberse equivocado (no muchas veces) pero la mayoría de las decisiones fueron acertadas y muy planificadas, fue claro con el plantel y los jugadores aceptaron el desafío. El sacrificio fue grande, el recorrido fue magnífico y obtener los resultados esperados no era nada fácil. Planificó cada movimiento e intentó ganar todo cuando nadie confiaba en este plantel corto. La realidad es que Ramón nos sacó esa molestia y enojo que teníamos por no vernos campeones y el Muñeco logró ponernos la sonrisa permanente en la cara. Ver la envidia en hinchas de otros equipos o hinchas que nos felicitaban, disfrutar de resultados asombrosos (tanto por goleadas como por dar vuelta resultados) nos fue llenando de alegría.

Así como entregar un campeonato nos molestó, también hay que decir que eliminar a los bosteros tuvo el sabor a revancha y reivindicación, tuvo sabor a dar vuelta la taba; ese es el momento de quiebre, el momento de alegría en el corazón, el cual se sella con el título sudamericano; una alegría que no tiene límites.
El gol de Mercado

Este plantel tiene una ventaja, despierta la misma confiabilidad que despertaba el equipo del 86 y del 96, esa seguridad que tendrán que golpearlo varias veces para derrotarlo. No es casual que se esten haciendo tantas fiestas en el club, el socio vuelve a tener felicidad y se ven las sonrisas en el anillo, vuelve a haber vida. La fiesta del atletismo, la entrega de premios para las 26 actividades deportivas, la carrera de 3 y 10 km (a pesar de ser carísima tuvo 13,5 mil inscriptos), el evento de gimnasia artística, la cena con fines benéficos que hizo la Fundación River... todos han tenido su fiesta. El club, el socio y el hincha vuelven a sonreír e hinchar su pecho.

No es casual que los hinchas batan récords de ventas de camisetas (ya se están pasando con la cantidad de nuevos modelos, a los que se suman las ediciones especiales por los títulos obtenidos), para participar de una carrera (que tenía el incentivo de entrar a la pista de atletismo del Monumental y poder sacarse la foto) o cuando se festeja el día del hincha (obviamente no somos como los bosteros que mediatizan todo, el hincha millonario simplemente se junta en un punto y llega al Monumental para festejar), el hincha está esperando reencontrarse con las fiestas y los festejos. Fue hermoso ver los fuegos artificiales (sería bueno esperar a que terminara el partido y no hacerlo previamente), volver a tener una pantalla (es digna del estadio que tenemos) para ver el partido (acertaron en poner un reloj junto a las imágenes, debería ser un poco más chico que pero al menos ahora nadie tendrá que buscar un reloj), una vuelta olímpica sin intrusos (aunque es alevosa la cantidad de periodistas y seguridad) y con la buena idea de que den la vuelta olímpica sobre un micro y con pantallas a los costados.
La fiesta de la tribuna

Este año quedará en el recuerdo de todos los hinchas (sin saber aún el resultado de esta tarde) y esperemos que los dirigentes no desaprovechen este envión y el haberse encontrado con un montón de respuestas que tal vez no conocían.
El gol...

Salud al gran pueblo millonario!!! Salud en una fecha que está en nuestra memoria y que sellamos una de las páginas más gloriosas.

Por Charro.

2 comentarios:

Agustín Ovejero dijo...

Así es un gran año que renueva un montón de cosas que esperábamos en un mediano a largo plazo. Sin embargo, la rapidez del proceso hace que muchos tiempos se aceleren y para mi el tiempo que quedó medio descolocado es el de la dirigencia, que ahora se las tendrá que ver con mantener este nivel sin discontinuar con la "sanidad económica", así que estos meses serán importantes para afirmar si la gente que acompaña a D'Onofrio está a la altura de las circunstancias.

Por lo demás, contento de tener a River en el más alto escalón, fue un año magnífico en lo personal y lo de River acompañó.

Ojalá esta tarde no haya especulaciones y si Racing no apichona al menos que River se vaya con una victoria.

Anónimo dijo...

Gallardo saco sangre de las piedras con estos jugadores.Si hasta lo queria a Trezeguet....En fin eso solo habla de su capacidad y de que sabe que es lo que quiere hacer y quienes le van a servir o no.Mientras Gallardo y Francescoli armen el equipo para la Libertadores y los dirigentes se muevan para complacerlos, creo todo andara bien.A mi humilde modo de ver tenemos que reforzar con un defensor por la izquierda, un volante por izquierda mas con mayor despliegue que Rojas, un nueve goleador,grandote para pivotear y que vaya bien de arriba, para complementar lo que no tenemos, y de ser posible otro diez o volante creativo.4 jugadores mas.Y que no se vaya nadie.Solo eso.Ahora con que plata y de donde?Imaginacion y conocimiento es la clave muchachos.....

gabriel