"Se pueden arreglar campeonatos enteros, como el de Boca de Ischia." Javier Ruiz árbitro "Ehhehh, eh yo pienso de que ehhehh eeeehh (?)." DAP "No estén cagados." Daniel Passarella

lunes, 1 de diciembre de 2014

Noche de sorpresas y regalos

Una noche especial, otra noche de alegrías

Anoche se vivió otro partido raro pero también se escribió otra página de un gran año y de un plantel que creció muchísimo hasta convertirse en un excelente equipo, un plantel corto que se potenció y que convirtió a jugadores discutidísimos en indiscutidos, a jugadores ¨regalables¨ en indispensables, a jugadores sin alma en jugadores de carácter, un equipo que no ganaba de visitante y se hacía fuerte de local en un equipo todo terreno. De la misma forma se volvió a notar que es un plantel corto y que no encuentra recambio, que se logró dotar a algunos jugadores de una mentalidad ganadora para que rindan al máximo pero no se logró lo mismo de algunos reemplazos. Los jugadores experimentados consiguieron el oportunismo del cambio de ritmo y la inteligencia para saber aplicarlo más el coraje para jugarse al máximo en cada pelota, los pibes volvieron a demostrar que aún están verdes y no logran aprovechar las oportunidades que se le van presentando. Mientras los experimentados saben lo que tienen que hacer, los chicos todavía estan perdidos dentro de la cancha y no consiguen la seguridad y confianza para jugar, a la falta de ¨sopa¨ ya le estan sumando un imperiosa inyección de tranquilidad (fortaleza física y mental, pensar y actuar a la velocidad y fuerza de primera división).

Las tribunas tuvieron varios claros (al margen del hueco por la ubicación de la barra brava que no sabemos si estaban abajo en el playón como el jueves pasado o si directamente no estuvieron en el club, también es cierto que esta vez hubo gente en ese sector), algunos que habrán huido del mal tiempo, otros que habrán preferido esperar y ver por TV una derrota de Racing y otros que habrán dicho que si River Plate le restó importancia al partido anterior y lo regaló, ¿para qué ir a este? Tan claro quedó que faltó gente (las entradas están vendidas), que hasta hubo momentos en que milagrosamente funcionó internet y hasta la policía fue generosa y agilizó el ingreso de la gente.
Un jugador discutido que se convirtió en fundamental y ovacionado

El tiempo no acompañó pero esta dirigencia hizo la presentación que tanto se había demorado y que tanto querían mostrar de la nueva pantalla (el tamaño podría haber sido más grande a pesar de que dicen que es el más grande de América latina pero hay que reconocer que la imagen es buena, esperemos que no lo desaprovechen como hacen con la revista y que con el tiempo pasen mejores cosas, se obtengan buenos ingresos y que sirva para incorporar y unir las actividad del club con el fútbol). Por ahora se vio que estaban haciendo algunas pruebas, se aprovechó para mostrar carteles de los auspiciantes, se mostró el partido (sin repeticiones porque debe estar prohibido), algún video de los ¨logros¨ de somos River y algunas buenas ideas por los 100 goles de Cavenaghi o gritos de gol. Además de la pantalla, también se entregó una merecida plaqueta al Pelado Almeyda (según dijo el Pelado no le habían avisado; una buena sorpresa).

Probablemente muchos habrían dicho que ya estaban hechos en cuanto a sorpresas, incluso diría que los hinchas vimos el partido algo relajados (después de tanta tensión el jueves, parece que queríamos ver ganar al equipo sin poner demasiado gasto emocional (?)), esa relajación que no le permitimos a este equipo, pero también es cierto que este era el último partido de River Plate en el Monumental y valía mucho estar presente.
Se inauguró la nueva pantalla

El partido empezó flojo pero intenso y abierto, River Plate buscaba sin muchas ideas y Banfield presionaba sin llegar demasiado. A River Plate se le hizo complicado porque Ferreyra y Urribarri dan mucha ventaja, Solari no aportaba despliegue, Martinez no se adueñaba del equipo, Cirigliano estaba algo perdido y Driussi no gravitaba; se morían en algunas buenas intenciones pero era imposible doblegar a un equipo intenso y bien parado que salía en velocidad. No pasaba mucho hasta que a pocos minutos del final llegó la sorpresiva jugada de Bertolo que hizo un golazo y dejó a todos preocupados (era importante romper la mala racha que estábamos teniendo en el campeonato).

Para el segundo tiempo el Muñeco leyó que se necesitaba una inyección adelante y se ve que ya tenía decidido hacer unas pruebas. Por un lado ingresó Sanchez (el jugador con más rápida recuperación física según el cuerpo técnico) y probó de 4 a Solari (Mercado jugará recién en 11 días y no tenía muchas necesidades de sacarlo) y por otro lado sacó a Teo (¿para no cansarlo demasiado?) e hizo entrar a Cavenaghi (que necesita minutos de juego). La apuesta le salió bien porque ambos fueron determinantes y llevaron adelante al equipo. El partido se hizo electrizante, mantuvo la intensidad pero se abrió mucho y empezaron a llegar al área rival. El empate fue tan sorpresivo como el gol de Banfield (un tiro de media distancia de Cavenaghi sin demasiada convicción pero que se convirtió en su centésimo gol con la camiseta millonaria) y llegó justo después de una excelente atajada de Barovero en un mano a mano (lo ganó sicológicamente). A los pocos minutos llegó el gol de la victoria con un buen cabezazo de Sanchez (centro pasado de Solari y el uruguayo esperaba por la izquierda) y muchos habrán pensado que ya estaba todo terminado. A partir de ese gol el partido nos dio otra sorpresa, una tonta expulsión de Ferreyra nos dejó con 10 (faltando 30 minutos) y en la siguiente jugada Solari comente un tonto penal. De partido controlado y con el resultado necesario pasamos en un abrir y cerrar de ojos a partido descontrolado, en desventaja y con la necesidad de convertir un gol.
Almeyda recibió una plaqueta y una ovación

Una de las virtudes de este equipo es que no se lo puede dar por muerto nunca. Una buena combinación de Sanchez y Solari terminó en una excelente maniobra del juvenil y el posterior penal (había tenido unos minutos fatales después del penal tonto pero sorpresivamente volvió a resurgir con esta buena jugada individual). Cavenaghi lo convirtió al penal y así permitió que todos festejáramos una victoria y su gol 101.

Era difícil soñar con levantar este partido luego de errores tan tontos, era difícil pronosticar 2 goles de Cavenaghi después de tanto tiempo inactivo y era difícil esperar que el equipo siguiera concentrado y con tanta entrega después de un partido tan complejo como el superclásico del jueves. Ahora el equipo se vuelve a concentrar y habrá que ver que decide el Muñeco para el partido en Colombia. La principal duda será que hace con el lateral derecho (Solari, Mammana o algún invento) y como está Kranevitter.

Por Charro.

5 comentarios:

NIcolas Salerno Ercolani dijo...

Era importante llegar con chances al final del torneo,y justo por lo que hizo River sobre todo en la primera parte.
Evidente que seguimos careciendo de relevos que nos permitan armar un equipo entero. Me gustó mucho el pibe Mammana, tiene jerarquía, sabe con la pelotita, tiempista, tranquliza ver tan buenos centrales en River.
La contracara es Ferreyra (por qué no se fue cuando terminó RAD?)es preferible que juegue Nico Gómez
Me preocupa un poco con Teo llega a la instancia final sin gol, ojalá los haya guardado para la final con sus compatriotas

Anónimo dijo...

No era que nosotros estábamos cansados, que no nos daban más las piernas? Parece que no.

Me gustó este River suplente reforzado, me dió la impresión de jugar mucho más liviano que en otra ocasiones, sin tanta presión y moviendo más la pelota. En eso también influye mucho el planteo de Banfield, o más bien de Almeyda (Gracias Pelado!!!!) que te deja jugar.

River hizo lo que tenía que hacer, ahora supongo que pedirá la suspensión del partido contra Quilmes y si AFA tiene ganas, suspenderá el partido de Racing también.

Vamos a Medellín con el ánimo en alto y los jugadores enteros.

Saludos
Aledb

Agustín Ovejero dijo...

Que semana Deus santo!!! Tremenda la carga de adrenalina del partido de anoche.

Rescato como dicen al pibe Mammanna pero también me pregunto porque de tan buenos centrales no hay delanteros con la misma categoría. En otro foro comenté que no sería mal momento para ciertos préstamos poniendo a Driussi, Simeone y Kaprof en otros equipos para que tengan rodaje y roce. Quedarnos con Boyé porque es pibe y además porque en mi opinión tiene muchas más cualidades pero le falta un trabajo especial y una buena pretemporada, al igual que con Martínez porque no tenemos reemplazante de Piscu por ahora.

Ferreyra es irrepetible, hay que largarlo. Por su bien y el nuestro.

Vamos bastante enteros y con ánimo a jugar esta final de Copa en Medellín, ojalá nos volvamos con un buen resultado. Ah! y gracias a los bosteros por dejar esto para Racing y River y nadie más.

Hernan Dardes dijo...

Por momentos parecía un amistoso en la tribuna (me incluyo)
Alguna conclusiones:

- Cirigliano no se siente cómodo como único 5
- No hay ningún volante por izquierda en inferiores que siguen poniendo a Ferreyra?
- Muy bien Mamanna
- Por el ritmo que impone el equipo y lo desequilibrante que es en velocidad, hoy po hoy Carlos Sanchez es más importante que Teo. Más determinante en el resultado final
- Con Funes Mori dueño de la confianza del técnico y Pezzella adaptándose tan bien a jugar de 6, Balanta no creo que siga (y su ida no será un golpe tan duro)
- Cavenaghi se mostró más movedizo. Es cierto que se puso bastante en offside, pero con la pelota en los pies estuvo incluso mejor que en el cierre del torneo anterior. Y la confianza de los dos goles lo vuelve un arma de cuidado para Atlético Nacional.
- Es obvio por qué Cavenaghi no saludó a Almeyda. Ahora....alguien sabe por qué Gallardo tampoco?


Eso y no mucho más
Saludos

roberto dijo...

Partido emocionante , y como bien dicen arriba , ayuda que Banfield deja jugar, River parecía adormecido en el primer tiempo , la gente fría y el oído en Rosario , el 2do tiempo fue otra cosa e influyeron Sánchez y sobre todo cavenaghi con su polenta. De los pibes Mamanna es un central que va hacer historia en River y en la Selección , Martínez, Driussi y Boyé necesitan rodaje y mas potencia sobre todo Driussi. Llegar al ultimo `partido con chances es un leve consuelo , River debería haber salido campeón el domingo , los partidos con Estudiantes y Olimpo fueron claves , ahora queda cerrar este año con una Copa. Si hay yapa seria milagroso , pero es un año que no vamos a olvidar.